Sushi Bar Hannah – Madrid

Más conocido como el japo del Villamagna, el restaurante japonés Sushi Bar Hannah – Madrid es uno de los sitios que hay que conocer. Escondido en el callejón que separa El Corte Inglés de Serrano y el hotel Villamagna, te vas a encontrar con un local diáfano en el que la barra central tiene todo el protagonismo. Totalmente accesible y con un servicio cercano que hace que la experiencia sea realmente agradable. Les hemos hecho unas tres o cuatro visitas y siempre hemos probado cosas nuevas que nos han recomendado. Y ha sido todo un acierto. En este post os contamos nuestra última visita.

Arrancamos con unas excelentes gyozas. Aquí todo es artesanal y las gyozas se les dan de maravilla. Uno de sus platos estrella geniales para comenzar. Sobre todo si vienes con hambre.

Hannah_gyozas
Sushi Bar Hannah – Gyozas

De aquí pasamos a uno de nuestros favoritos, el sashimi moriawase. Aquí lo preparan siguiendo la doctrina japonesa de que todo lo que sirvan en el plato ha de ser comestible y, por lo tanto, hay que comérselo. Hojas de sisho, jengibre y diferentes hojas y flores que hacen que el plato sea todo un espectáculo. Si os gusta el sashimi, en Hannah Sushi Bar – Madrid no te puedes marchar sin probar el suyo.

Hannah_sashimi
Sushi Bar Hannah – Sashimi Moriawase
Hannah_hierbas
Sushi Bar Hannah – Hierbas aromáticas

Pero toda esta cena giraba respecto al siguiente plato. Desde que entramos por la puerta ya nos avisaron que esta vez teníamos que probar la pieza de atún que tenían ese día. Papanata de atún. Un corte de atún excelente que asaron de forma espectacular. En las fotos podéis ver que tiene buena pinta, pero de verdad que no le hacen justicia. Los trozos magros de atún se desprendían solos del hueso. Se podía comer perfectamente con palillos ya que a poco que presionabas las lascas del atún salían solas. Con una no menos excelente guarnición de nabo rallado al momento. Este plato de por sí merece esta visita y todas las demás. Es un claro ejemplo de que aquí juntan materia prima superior con una cocina que le saca todo el provecho posible.

Hannah_atun2
Sushi Bar Hannah – Papanata de atún
Hannah_papanata
Sushi Bar Hannah – Papanata de atún

Por último, probamos su tarta de queso. Muy buena y ligera. Una muy buena opción para acabar la cena acompañada de uno de sus sakes. Si sois aficionados al sake dejaros guiar por sus recomendaciones. Son unos auténticos expertos.

Hannah_tarta
Hannah Sushi – Tarta de queso

Conclusión: Un restaurante japonés del que poca gente te habrá hablado y que es una maravilla. Por unos 60€ por persona cenas como un samurai con hambre. Y por eso entra en nuestra lista de restaurantes japoneses favoritos. Os prometemos completar esta entrada, con más fotos de nuestras otras visitas. Ah! Y cuando vayáis preguntadles por sus salas de cine. En este sitio todo son sorpresas. Y siempre positivas.

Deja un comentario