HAKA HONU – Un día cualquiera en la Isla de Pascua

haka hono

Hola a todos! Primero permitidme que me presente porque soy una nueva autora en Salivando. Soy Laura y comparto con mi primo Miguel Ángel la afición por la gastronomía y los buenos restaurantes. Me ha animado a que escriba con él y con Borja y aquí estoy con mi primera entrada. Espero que os gusté!!

Este año a mi padre le apetecía pasar el fin de año en un lugar cálido… y el lugar más cercano, que sea cálido, a Madrid es ISLA DE PASCUA (CHILE), bueno este no es el caso. Como ya sabéis este blog es de lugares para ir a visitar por lo que vamos a ponernos con ello.

Entrada al restaurante
Entrada al restaurante

Es como un “chiringuito de playa” pero no está en la playa, está enfrente de la bahía y las puestas de sol desde el restaurante son espectaculares, por lo que más merece la pena es ir a cenar. El sitio se llama HAKA HONU es muy bueno el ambiente, el servicio excelente, el sitio como ya he comentado es una maravilla pero lo que hay que tener en cuenta y cabe destacar es que ellos viven a otro ritmo y hay que tomárselo con tranquilidad, no es un sitio que se pueda decir que te tiran los platos ni que te echen para dar dos vueltas a las mesas.

VIstas desde el restaurante
VIstas desde el restaurante

Nosotros fuimos un grupo de seis personas, pedimos unos entrantes para compartir, un segundo para cada uno, algunos postres a compartir y bebidas.

Bebidas

Hay una bebida que es típica de algunos países del Sur de América que se llama “PSICO” nosotros ya lo conocíamos pero el resto del grupo no, puesto fue lo primero que se pidió junto con un Mojito y una cerveza negra de la zona.
El “PSICO” es una bebida que está compuesta de PISCO (aguardiente de la zona), azúcar blanca, claras de huevo, zumo de limones, hielo picado, angostura y canela en polvo. Como esta tan fresquito de los tres primeros no te enteras… pero al cuarto te acuerdas, bien, bien.

Cerveza Mahina Pia (Rapa Nui), mojito y pisco.
Cerveza Mahina Pia (Rapa Nui), mojito y pisco.

Entrantes

Nos pusieron como entrante de la casa, nos pusieron un platito con una especie de pan frito (calentito) de la zona con una sala parecida a una vinagreta. A continuación nos trajeron los 3 paltos que pedimos para compartir.

Pan frito de aperitivo
Pan frito de aperitivo

Carpacho de atún con parmesano: muy rico pero las láminas algo gruesas, por el resto un sabor muy rico.

Carpaccio de atún con prmesano
Carpaccio de atún con prmesano

Ensalada de marisco: Lo curioso de este plato es que venía parte caliente (el marisco) y parte frío (la ensalada) la mezcla era muy buena.

Ensalada de marisco
Ensalada de marisco

Camarones rebozados: A pesar de llamarles camarones como se puede observar son unas gambas en toda regla, lo más destacable el rebozado simplemente ESPECTACULAR, no era pesado y estaba muy crujiente, la salsa creo recordar que era tipo barbacoa… por lo que creo que no pegaba mucho con el plato pero también estaba muy rica.

Camarones rebozados espectaculares
Camarones rebozados espectaculares

Principales
Como platos principales que se pidieron no fueron distintos por lo que solo voy a nombrar tres, los cuales eran diferentes.

Ceviche: al igual que el Pisco es un plato típico de la zona, es una mezcla de pescados de la zona marinada. El marinado del ceviche es a base de zumo de lima y una mezcla de diferentes verduras (pimiento rojo, cebolla y ají). En este caso se sirvió con arroz blanco y salsa de coco.

Ceviche
Ceviche

Solomillo de Atún: En este caso el atún (Anécdota: es el “único” pescado que se como en la zona) esta servido con un tatín de patata gratinado y salsa de tomate natural.

Solomillo de atún
Solomillo de atún

Lomo con champiñones: el lomo era el plato más sencillo, carne jugosa y tierna con la salsa de champiñones muy acertada.

Lomo con champiñones
Lomo con champiñones

Postres
De los postres no puedo mostrar imágenes puesto que no tengo… pero si puedo comentar lo que pedimos.

  • Crème brûlée de Bayleis
  • Copa de helado

Los precios y la factura final con precios concretos no lo recuerdo pero la relación calidad-precio era excelente.

Restaurante Rafa – Un clásico de lujo

Uno de los propósitos culinarios para lo que nos queda de 2012 y el 2013 es explorar una de las zonas más castizas de Madrid. Es la zona de Ibiza (desde O’Donell hasta Alcalde Sainz de Baranda). Tenemos una serie de restaurantes localizados, todos con valoraciones muy buenas, y ya nos hemos puesto manos a la obra. Empezamos por el restaurante Rafa y me temo que el listón lo ha dejado muy muy alto.

El Restaurante Rafa es de estos restaurantes tradicionales que desde que entras por la puerta ya sabes que te van a tratar genial y vas a comer mejor. Desde el aparcacoches hasta el maitre te atienden de maravilla. Al entrar, te encuentras con una zona de barra que tiene muy buena pinta. La verdad que nos habíamos tomado un par de cañas antes de llegar. La próxima vez me reservaré para tomarme la primera allí y tantear las tapas que se marchan.

Una vez sentados, una cervecita con unas aceitunas y a decidir. La carta es muy extensa. Alrededor de 10 entrantes diferentes, más 7 u 8 carnes y otros tantos pescados. Más las sugerencias del día y los mariscos. Así que hay variedad para todos los gustos. Respecto a la carta de vinos, pues también con bastantes referencias y con medias botellas. Nosotros nos decantamos por algo clásico. una botellita de Arzuaga.

Empezamos con unos Camarones de O’Grove realmente exquisitos. La verdad es que nos gustan mucho y estos estaban de maravilla. Muy sabrosos.

Camarones de O’Grove de lujo

De ahí a un plato que me encantó: El salpicón de bogavante. si mi familia se porta bien, me lo curro para Navidad. Muy muy bueno. El salpicón con buen aceite, cebolla, pimiento y generoso de crustáceo. Vamos que me encantó.

Salpicón de bogavante

Ya pasando a los principales, probamos la raya a la mantequilla negra y, por sugerencia expresa del camarero, la costilla de ternera con salsa agridulce. La raya me pareció realmente buena. Acompañada con unas alcaparras secas. Un plato muy recomendable y para repetir la próxima vez que vayamos.

Raya a la mantequilla. Muy recomendable.

Y después la costilla de ternera. Como es lógico, la sala agridulce es la antítesis total a la del chino. Una salsa de carne bien buena con un toque dulce que la hace más suave. La costilla muy buena aunque me faltó un poco más de carne en la ración, para quedarme satisfecho al 100%. Menos mal que tuve que ayudar a Carol con su raya. La carne la acompañan con unas patatas panadera muy buenas y que con la salsa ligan fenomenal. Pero no me gustó que me las cobraran a parte. Eran 2€ pero siempre mejor incluirlas en el precio del plato en carta.

Costilla de ternera en salsa agridulce

Y por último pedimos la tarta de manzana con crocanti. Estaba muy buena pero es dispensable y la próximavez probaremos otro postre… o pasaremos a las copas directamente.

Conclusión, uno de los clásicos que hay que conocer si o si. Servicio correctísimo y mucha variedad en la carta. No es barato pero la relación calidad precio es positiva y merece mucho la pena. El salpicón de bogavante y la raya platos muy recomendables.

Recomendable, o mejor dicho sitio perfecto, si vas con personas que valoren lo tradicional tanto en servicio como en la cocina. Y si les gusta el marisco y el pescado mejor. Y con el Retiro al lado para dar después una vuelta.