Restaurante Hispano (Murcia)

El Restaurante Hispano es uno de los clásicos de Murcia. Y lo será siendo durante muchísimo tiempo gracias a que saben renovarse sin prisa pero sin pausa. Y es lo que te vas a encontrar nada más entrar por la puerta. Un local renovado hace un par de años y una carta en la que no falta ni un clasicazo de la gran cocina murciana.

Así que arrancamos con lo que disfrutamos en nuestra última visita.

Marineras y aperitivos. Donde vayas en Murcia, no se puede empezar de otra manera que no sea con una marinera.

hispano murcia marineras
Restaurante Hispano – Marineras y aperitivos

Buñuelos de bacalao. Riquísimo. Un bocado sabroso que no puedes dejar de probar.

hispano murcia bocaitos de bacalao
Restaurante Hispano – Buñuelos de bacalao

Sashimi de salmón. Con soja y sal de San Pedro del Pinatar. Un plato que se sale de lo tradicional pero que también está muy bueno. Aquí la materia prima se cuida muchísimo.

hispano murcia salmon
Restaurante Hispano – Sashimi de salmón con soja y sal de San Pedro del Pinatar

Ensalada murciana. Ésta es una ensalada murciana un pelín diferente a las más tradicionales. Está buenísima. Con un aceite y un tomate de categoría.

hispano murcia ensalada murciana
El Hispano – Ensalada murciana

Mero con pisto. Sensacional. Aquí ya nos ponemos más serios. Un platazo estupendo. El mero jugoso y sabroso. Acompañado de un pisto que es una pasada.

hispano murcia mero
Restaurante Hispano – Mero

Manitas de cerdo gratinadas con jamón de Jabugo. Todavía se me saltan las lagrimas. Qué cosa más rica. Me lo recomendó expresamente el cocinero y fue todo un acierto. Plato contundente que te va a dejar satisfecho para un par de días.

hispano murcia manitas
Restaurante Hispano – Manitas de cerdo gratinadas con Jabugo

Carro de postres. Fieles a la tradición, los postres se presentan en carro. Nosotros probamos un merengue de 10.

hispano murcia postres
Restaurante Hispano – Carro de postres
hispano murcia merengue
Restaurante Hispano – Soufflé

Precio: Unos 45€ por persona. Muy bien pagados.

Accesible: Totalmente accesible. Rampa en la entrada, ni un escalón en el local y baño habilitado. Chapó.

Lakasa – El restaurante de César Martín

El restaurante Lakasa, del cocinero César Martín, es lo que se viene a conocer como… un triunfazo de sitio. Es una apuesta segura que además tiene una excelente relación calidad precio. En su web ya te avisan “El lugar donde quieres volver”. Y ya os digo yo que sí.

Un local elegante y muy práctico. Techos altos, muy buena decoración, zona de barra, terraza tanto de barra como de restaurante. Ubicada en un pleno Cahmberí pero aislada de todo el bullicio de la calle Ponzano. Totalmente adaptado para personas con movilidad reducida.

lakasa carta
Lakasa – Carta

Servicio supercercano y profesional empezando por el propio César. Con una carta variada que acompañan con sugerencias de temporada. Como dicen ellos… “siempre atendiendo la oferta del mercado”. Mantienen su formato de Lakasa original de ofrecer casi todo por medias raciones. Con steak tartare sólo viernes y sábados comida y solomillo Wellington sólo los sábados al mediodía.

No me enrollo más. Queda claro que aquí se viene a sentarse y disfrutar. Nosotros es lo que hicimos y salimos encantados. Ahora os muestro lo que comimos. Todos los platos son medias raciones.

Comenzamos con un aperitivo con el que acompañamos las cervezas de recién llegar. Salmón ahumado. Cojonudo.

lakasa aperitivo salmon
Lakasa – Salmón ahumado

Fiambre de callos con pipas de calabaza. Ojo. Este plato fue un capricho mío, que acabó devorando mi mujer. Hay que probarlos.

lakasa fiambre callos
Lakasa – Fiambre de callos

Valtosca V’15. Vinazo de Jumilla. Viva Murcia. Muy recomendable.

lakasa valtosca
Lakasa – Valtosca Jumilla

Tantaratelo de bonito con tomate y cherry. El cherry bueno, el tarantelo de bonito jugoso y rico, pero el tomate frito que acompaña al tantarelo… excepcional. Platazo de temporada que no podéis dejar escapar.

lakasa tantarelo de bonito
Lakasa – Tantarelo de bonito

Coca de verduras. Recomendación muy acertada de César para tocar todos los palos en nuestra cena. Verduras en su punto, sabrosas acompañadas de una masa fina y crujiente.

lakasa coca de verduras
Lakasa – Coca de verduras

Raya velouté con miso. De cabeza. Si os gusta la raya, sabréis apreciar lo que es un buen producto y bien preparado. La raya, a la mantequilla negra está muy buena pero de las cosas buenas que tienes en Lakasa son preparaciones diferentes bordadas como si llevasen toda la vida haciéndolas.

lakasa raya
Lakasa – Raya Velouté

Revolconas Adolfo con mollejas, setas y papada. Visitad Lakasa aunque sólo sea para probar este plato. Revolconas nivel Marathon. Y las mollejas están para hacerse un bocata con ellas. Os dejo tres fotos para que las admiréis desde todos los perfiles.

lakasa herramienta
Lakasa – Herramienta
lakasa mollejas
Lakasa – Revolconas Adolfo con Mollejas
lakasa revolconas
Lakasa – Revolconas y mollejas
lakasa mollejitas
Lakasa – Mollejas Stand Alone

Tarta de queso. Colofón perfecto. Una tarta de queso que sorprendentemente… sabe a queso.

lakasa tarta de queso
Lakasa – Tarta de queso
lakasa queso
Lakasa – Tarta de queso
lakasa tarta
Lakasa – Tarta de queso

Precio: Lo que sí que es sorprendente es que te metas una cena de primerísimo orden, con vino, por 45€. Que está claro que es dinero, pero es de lejos de los mejores sitios por relación calidad precio. Y más por esta zona.

Accesible: Totalmente accesible. Rampa para acceder al local y después todo en una planta.

Si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Manguita Sancti Petri – Marisco y fritura

Cada vez que me acuerdo de Sancti Petri, lo primero que se me viene a la cabeza no son ni sus playas, ni su gente, ni sus puestas de sol. Aparece un cigalón de tamaño descomunal que me comí en el Manguita. Qué cosa más rica. Así que no nos queda otra que contaros lo bien que se come en este sitio y recomendaros que la hagáis una visita.

El Manguita es un restaurante/cervecería típico andaluz que lleva desde los años 80 poniendo cañas y sirviendo marisco y pescado de calidad. Ya tiene abiertos tres establecimientos del éxito que se han ganado a base de dejar al cliente muy satisfecho.

La carta es muy amplía y aquí os mostramos lo que más nos gusto en las dos o tres visitas que ya les hemos hecho.

Empezamos por una tapita de atún que nunca falla y entra de maravilla con una cerveza bien fría.

manguita sancti petri atun
Manguita – Tapita de atún

Otro de sus básicos son sus gambas cocidas. Verás que esta ración está en casi todas las mesas a tu alrededor.

manguita sancti petri gamba plancha
Manguita – Gamba cocida

También de obligado cumplimiento, su tortillita de camarones.

manguita sancti petri tortillita de camarones
Manguita – Tortillita de camarones

Y uno de los básicos de la cocina que es su fritura de pescado. Muy muy buena. Un pescado fresco y sabroso cocinado en su punto.

manguita fritura pescado sancti petri
Manguita – Fritura de pescado

Aquí ya comenzamos con algunas propuestas y caprichos. Comenzamos con la hueva frita. Tenemos auténtica devoción por la hueva y ésta estaba excelente.

manguita sancti petri hueva frita
Manguita – Hueva frita

Otro plato muy bueno son sus almejas a la marinera. Nos las sugirió el camarero y la verdad es que fueron todo un acierto.

manguita sancti petri almejas
Manguita – Almejas a la marinera

Por último, el capricho de los caprichos. Esta cigala cocida que está más buena de lo que parece. Una auténtica delicia a la que hay que sacarle toooodo su jugo.

manguita cigala sancti petri
Manguita – Cigala

Precio: Este sitio tiene un abanico muy grande de precios. Puedes tapear desde 20€ hasta lo que te quieras gastar en marisco. Con cigala incluida salimos por unos 40€ por persona.

Accesibilidad: Nosotros visitamos siempre el Manguita de Novo Sancti Petri y NO ES ACCESIBLE. Tiene varios escalones para entrar y el baño se encuentra en la planta de abajo.

Encuesta:

Formulario::

Restaurante Gele – Visita obligada en Santander

Cuando empezamos a pedir referencias de restaurantes buenos en Santander, uno de los primeros que nos dijeron fue el Restaurante Gele. Nos lo presentaron como todo un clasicazo en el que se come de maravilla y, sobre todo, que nunca falla. Tras nuestra visita no podemos estar más de acuerdo.

El local es amplio, con una gran zona de barra por lo que siempre está muy animado. El servicio es muy bueno y os recomendamos que os dejéis recomendar totalmente por ellos. En platos del día y sobre todo en cantidades. Aquí sus medías raciones son más que generosas.

Todo lo que pedimos fueron sugerencias del camarero. Nos dijeron que eran las especialidades de la casa y no lo pensamos dos veces.

Arrancamos con una ensalada de bonito y cebolla confitada. Media ración. Realmente buena.

restaurante gele ensalda de bonito
Restaurante Gele – Ensalada de bonito

Pero si hay un entrante de obligado cumplimiento, ese es el pudding templado de centollo. Rico rico rico hasta decir basta. Muy sabroso. No confundir con un pastel de cabracho. Éste, como os decía, es templado y tiene una textura diferente. Además de su sabor claro. Ah, esto también es media ración.

restaurante gele pudding centollo
Restaurante Gele – Pudding de centollo

Pasamos al siguiente plato. Bonito a la calabresa. De órdago. Un bonito jugoso y un acompañamiento de fritada de tomate y pimientos. Platazo.

restaurante gele bonito
Restaurante Gele – Bonito a la calabresa

Por último, el machote al horno con patatas panadera. El machote es como llaman en Cantabria al pargo. Así que no os digo nada. Un pescado de diez. Aquí lo preparan de maravilla. Al horno para que quede jugoso y te lo presentan en lomos. Una auténtica delicia. Lo que veis también es media ración emplatada.

restaurante gele machote pargo
Restaurante Gele – Machote al horno

Todo fue tan bien, que de postre volvimos a preguntarle al camarero por su favorito. Nos dió una alegría con la tarta de queso que veis a continuación.

restaurante gele tarta de queso
Restaurante Gele – Tarta de queso

Ah! Y respecto a la bebida. Empezamos con cervezas y continuamos con vinos por copas que nos fueron sugiriendo ellos. Lo dicho, hay que dejarse llevar que se disfruta el doble.

Precio: Unos 30€ por persona. Muy muy recomendable.

Accesibilidad: Casi perfecto. Para entrar a la zona de barra tienes un par de escalones que es el único escollo que vas a tener que salvar. Como te puedes imaginar, te van a ayudar en todo lo que necesitas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Mama Rosa – Sitiazo en Matadero Madrid

Ojo al sitiazo! El restaurante Mama Rosa es un restaurante genial de influencia italo-argentina. Tienen una carta bastante variada en la que no faltan platos de pasta, carnes a la brasa y un tiramisú para llorar de bueno.

Está ubicado muy cerca del Matadero de Madrid y es un local relativamente pequeño, por lo que es necesario reservar si te quieres asegurar un hueco. Al entrar por la puerta te vas a encontrar un local sencillo y acogedor, en el que destaca su gran barra, mucha luz natural y muy buen ambiente.

mama rosa barra
Mama Rosa – Barra

La carta es variada, tanto en comida como en vinos y cerveza. Tienen una marca de cervezas manchegas, de Alcázar de San Juan ni más ni menos, que se llaman Salvaje y que están realmente buenas. La carta de vinos es corta pero con diferentes Denominaciones de Origen y con muy buena relación calidad precio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasemos a la comida. Fuimos seis personas y pedimos todo a compartir. Muy recomendable para vuestra primera visita. Vais a ver el festín que nos dimos por menos de 25€ por persona.

Comenzamos con un pan recién horneado con su dip de queso y cebollino. Cuidado que te vas a comer el pan sin darte cuenta.

mama rosa dip de cebollino
Mama Rosa – Dip de cebollino

 

Como entrantes pedimos una provolone, verduras asadas y una quiché de salmón. Vais a ver la pintaza que tienen los tres platos. Estaban realmente buenos. No dejéis de probarlos.

mama rosa provoleta
Mama Rosa – Provolone
mama rosa quiche salmon
Mamá Rosa – Quiché de Salmón
mama rosa verduras asadas
Mamá Rosa – Verduras asadas

Pasamos a dos platazos de carne. El entrecote y su excelente milanesa. El entrecote en su punto acompañado de unas patatas con su aliño de ajo y perejil buenísimas. No vas a compartir. Y la milanesa, que fue de los platos que más nos gustó. Una base de milanesa con queso, tomate, jamón y rúcula por encima. Lo dicho, una delicia.

mama rosa Entrecote
Mamá Rosa – Entrecote
mama rosa milanesa
Mama Rosa – Milanesa

Y por último sus postres. No podéis dejar de pedir su tiramisú. Un maravilla. Las tarta de queso y el bombón helado con frambuesa también estaban buenísimos. Pero irse de Mama Rosa sin probar su tiramisú, es un delito.

mama rosa tiramisu
Mamá Rosa – Tiramisú
mama rosa bombón frambuesa
Mamá Rosa – Bombón de frambuesa
mama rosa tarta de queso
Mamá Rosa – Tarta de queso

Surtopía – Excelente cocina andaluza en el barrio de Salamanca

Menudo crack que está hecho José Calleja. Lleva más de 5 años comandando el restaurante Surtopía y va a toda vela. Con un equipo jovén se ha hecho un huecazo en el barrio de Salamanca a base de mucho trabajo y, sobre todo, mucho arte.

En nuestra última visita disfrutamos de lo lindo con un menú degustación con muy buena relación calidad precio. Déjense aconsejar por José y prepárense para disfrutar de lo lindo.

Comenzamos con tres aperitivos de la casa. Bloody Mary, croqueta y manteca colorá. Para mojar pan. Tres cositas muy breves y buenas para empezar a abrir boca.

Continuamos el paseo con su sardina marinada en fino, con tartar de tomate y espinaca. Un entrante que se merece un premio.

Seguimos con un plato que mezcla tradición andaluza con un toque diferente. La carne mechá con helado de tres pimientos. Rico rico rico.

Y aquí no se para. Lo siguiente fueron sus calamarcitos sucios en aceite de manzanilla. Con esa cebolla cruda que le aporta sabor. Como podéis ver, son medias raciones, muy diferentes y realmente buenas.

El siguiente platazo fue un tataki de tiburón en adobo con piriñaca de zanahoria, también adobada. Una delicia. Fresco, con sabor más ligero que los anteriores. El aliño de zanahoria le va como anillo al dedo.

Ahora viene el que más me gustó de la cena. Corvina de caña con pil pil de manzanilla. Pura delicia. Un pilpil trabado y sabrosísimo. Y la corvina en su punto. Muy jugosa.

El ultimo plato del menú fue un platazo como la copa de un pino. Un taco de rabo de toro guisado que también es un todo un triunfo. Textura tierna y sabor muy muy potente.

Y aquí os dejamos el postrazo con el que acabamos el menú.

Por último, os dejamos la carta completa por si le queréis echar un ojo. Podéis ver que hay medias raciones de casi todo. no obstante, como os decía al principio, os recomiendo que os dejéis aconsejar, que lo hacen de maravilla, y a disfrutar.

 

Piscomar – Un peruano de barrio “superapañao”

Cuando vi que abrían un restaurante peruano (Piscomar by Jhosef Arias) en una calle estrecha entre la Puerta de Toledo y Pirámides, me dije… no dura seis meses ni de coña. Y de esto hace casi dos años. Así que el otro día fui con mis padres a conocerlo, y después de lo bien que comimos todo me empezó a encajar.

De primeras tienen un local pequeño pero muy bien atendido. Es necesario que hagáis reserva incluso para comer entre semana. Con un menú del mediodía a buen precio, diferente y con platos generosos.

Nosotros pedimos a la carta, por ser la primera vez, pero en breve vamos a probar ese menú del día. Comenzamos con Cusqueña rubia y larger. Es la Mahou peruana que no debéis dejar de probar.

El primero de los platos fue una pulpo braseado riquísimo. Fuimos con hambre y lo cogimos con mucha gana, pero de veras que merece la pena. Mirad qué pinta!


Después, causita limeña. Es un clásico de la cocina peruana que no podíamos dejar de probar. Muy buena. Para el que no la conozca, mi padre la definió como una ensaladilla sin mezclar. Y es lo que es! Eso sí, con su ají amarillo y acompañado de la sala de aceituna peruana Botija. Una delicia.


Todo estaba estupendo pero quedaba por llevar el mejor plato de la comida. Su seco de cordero a la norteña. Una maravilla. Un plato criollo que es puro sabor. Un guisazo sabroso en el que el cordero está tan bueno como el acompañamiento. En definitiva, un platazo que por 14€ merece muchísimo la pena.

Por último un postrecito original y muy rico. Su cheesecake. Muy muy buena y recomendable.

Conclusión

Si te gusta la cocina peruana, no dejes de visitar este coqueto restaurante porque merece mucho la pena. Lo que desde fuera parece poca cosa, te sorprende muy gratamente por su cocina. Con un servicio atento y con muchísimas ganas de agradar.

Restaurante Cuenllas – Excelente barra de canapés

El restaurante Cuenllas es todo un clásico del barrio de Argüelles. Situado al principio de la calle Ferraz, justo pegado al Templo de Debod, llevan desde 1939 sirviendo delicatessen en mesa y en tienda.

Pero no os creáis que es un sitio anclado en la cocina tradicional. Todo lo contrarío. En su barra puedes disfrutar de unos canapés de mercado realmente sorprendentes.

Comenzamos por la ensaladilla rusa. Aquí si que respetan los cánones más ortodoxos de la ensaladilla rusa a la madrileña. Guisantes, zanahoria y unas gambas excelentes.

cuenllas ensaladilla rusa
Restaurante Cuenllas – Ensaladilla Rusa

Pasamos a una ensalada de arenque ahumado con remolacha, queso, manzana… aderezada con una salsa de miel y mostaza. Muy muy potente, sabrosa y original.
cuenllas arenque

Restaurante Cuenllas – Ensalada de arenque

A continuación, la sorpresa más grata de nuestra visita. Sus canapés. El primero es el de pez mantequilla con huevo revuelto. Una pasada. El segundo es de tuétano asado con alcaparras. También excelente.

cuenllas pez mantequilla
Restaurante Cuenllas – Canapé de pez mantequilla sobre huevo revuelto
cuenllas canapés
Restaurante Cuenllas – Canapés

Por último, algo caliente para acabar con un almuerzo extraordinario. Pedimos media ración de callos y nos supieron a gloria.

cuenllas callos
Restaurante Cuenllas – Callos a la madrileña

Conclusión: Una de las mejores barras de Madrid y de las menos conocidas. Nosotros volveremos pronto para seguir probando sus canapés y el resto de la carta. Aquí os dejamos su web para que vayáis viendo su carta.

Restaurante De la Riva – Gastronomía y servicio de toda la vida

¿Qué es el restaurante De la Riva?
Si eres madrileño y todavía no sabes responder a esta pregunta, sólo te recomiendo una cosa. Que te dejes de buscar la última novedad foodie de nuestra ciudad y te pares a conocer los estaurantes que llevan más de 30 años trabajando en nuestra ciudad. Que si han sobrevivido será por algo. Y un gran ejemplo es el restaurante De la Riva. La falta de posicionamiento Seo la suplen con producto, arte y servicio.

¿Qué se come en De la Riva?
Recetas de toda la vida. Preparadas a la perfección y con materías primas de primera. Os cuento lo que comimos, pero ya os anticipo que os traigo un zancarrón de los que hacen época.

Comenzamos con su ensaladilla rusa. Tradicional y estupenda.

de la riva ensaldilla
Restaurante De La Riva – Ensaladilla Rusa

Después unos mejillones con una salsa picante. Mejillones muy sabrosos y de buen tamaño.

de la riva emjillones
Restaurante De La Riva –

También muy buenas las almejas. En su punto. Nada secas. Acompañadas de una arroz blanco con cayena que le iba muy bien.

de la riva almejas
Restaurante De La Riva – Almejas

En De la Riva suelen tener un guiso del día. Y lo puedes pedir como entrante a compartir. En nuestro caso fueron unas patatas con costillas adobadas.

de la riva patatas con costillas
Restaurante De La Riva – Patatas con costillas

Y ahora ya pasamos a cosas más serias. El siguiente entrante es un verdadero lujo. Sesos de cordero rebozados. Un manjar que en De la Riva preparan a la perfección. Muy muy recomendable.

de la riva sesos de cordero
Restaurante De La Riva – Sesos de cordero

Por último, sus callos. Como os podéis imaginar, en un restaurante con este señorío, los callos no se descuidan. Unos callos de órdago que tenéis que pedir para compartir.

de la riva callos
Callos

Pasamos a los segundos, os presento dos pescados muy buenos. Congrio en salsa verde, que es una de sus recetas más clásiscas, y la ventresca. Muy buena materia prima preparada de forma tradicional.

de la riva congrio
Restaurante De La Riva – Congrio
de la riva ventresca
Restaurante De La Riva – Ventresca

Pero si hay que quedarse con un pescado, yo os recomendaría sus excelentes sardinas asadas. Las presentan limpias con sus lomos. La sardina es una delicia y aquí se disfrutan al máximo.

de la riva
Sardinas asadas

Por último, la estrella de esta casa. El zancarrón. Guiso de morcillo de ternera. Hecho con calma. Gracias a la paciencia, consiguen una carne extremadamente tierna y sabrosa. Buscando información, acabo de ver que es una receta típica del País Vasco. Aupa! Un plato que justifica la visita.

de la riva zancarron
Restaurante De La Riva – Zancarrón

El Faro de Cadiz – Almejas guisadas

¿Por qué tienes que visitar El Faro de Cadiz?
Es uno de los restaurantes de referencia en toda la provincia de Cádiz. Con más de cincuenta años de tradición, es uno de los sitios de bandera que no puedes dejar de visitar. Ya sea en la barra o en el restaurante. Un restaurante elegante con un servicio cercano y muy profesional. Os dejo un enlace a un artículo con más info. Yo paso a contaros lo que disfrutamos en la última cena.

¿Qué comimos en El Faro de Cádiz?
Nos dimos una cena a base de picoteo variado estupenda. Acabando con un platazo como las almejas guisadas con espinacas. Ellas solas justifican la visita.

Para abrir boca un par de aperitivos de la casa. Unas patatas aliñadas de categoría. Aceite y aliño extraordinario. Y una tapida de solomillo aliñado que era cosa fina.

el faro patatas aliñadas
El Faro de Cadiz – Patatas aliñadas
el faro aperitivo
El Faro de Cadiz – Aperitivo de la casa

Comenzamos con un tartar de atún rojo de almadraba con huevas de trucha. Buenísimo. Muy sabroso y una carne melosa estupenda.

el faro de cadiz tartar de atun
El Faro de Cadiz – Tartar de atún con huevas de trucha

El siguiente plato fue una tosta de sardina ahumada con cebolla roja caramelizada y aguacate. Rico, rico, rico. Contraste de sabores potentes de los que se disfruta.

el faro tosta de sardina
El Faro de Cadiz – Media tosta de sardina ahumada con cebolla roja confitada y aguacate

Después pasamos a las pavías de bacalao. Un bocado muy bueno. Un bacalao sabroso con un rebozado de primera. Lo acompañan con una mostaza que está bien probarla por curiosear, pero que en mi opinión es redundante. Las pavías están estupendas por sí solas.

el faro pavias
El Faro de Cadiz – Pavías de bacalao con mostaza

Y seguimos con dos platillos que también son de obligado cumplimiento. Sus archiconocidas tortillitas de camarones. Generosas en camarones y con la harina justa y necesaria. Son toda una obra de arte que hay que pedir. Por otro lado, unas ortiguillas (o Anemonia Sulcata) rebozadas. Esencia de mar pura y dura que en mi opinión es toda una delicia. Hay que pedirlas en sitios de confianza y este, sin duda, es uno de ellos.

el faro tortillita de camarones
El Faro de Cadiz – Tortillita de camarones

Llegamos al plato principal. Al pedir la comanda, nos avisaron que tenían unas almejas espectaculares. Y que nos las podían preparar en un guiso tradicional suyo con espinacas y generoso de azafrán. No os podéis imaginar que cosa más buena. Unas almejas de primera en un guiso espectacular. Todo un acierto que no podíamos dejar de compartir.

el faro almejas
El Faro de Cadiz – Guiso de almejas con espinacas

De postre, unas natillas caseras tan buenas como todo lo anterior. Todo un espectáculo para acabar una cena de 10.

el faro natillas
El faro de Cadiz – Natillas