Kilómetros de Pizza, enorme y estupenda

Este fin de semana he estado en una nueva pizzería en Avenida de Brasil que promete convertirse en un local muy visitado, tanto por la calidad de las pizzas, como por su formato original.

pala_menuEl local es muy atractivo, con un comedor grande y mesas corridas, con grandes ventanales al exterior, y una terraza de buen tamaño que da directamente a Avenida de Brasil. Parece que está decorado Luis Galiussi, por lo que el buen gusto está asegurado, pero lo cierto es que la acústica interior es terrible, al ser todo materiales reflectantes. Nosotros cenamos en la terraza, que hacía buen tiempo y fue mucho más agradable.

Lo primero que has de saber cuando vas a este restaurante es que la gracia es que tiene unas pizzas enormes, en formato alargado, y de varias longitudes: 25cm, 50cm, 1m y 2m. La ración estándar es de 25cm por persona, y tienen una oferta-reto de que si una persona se toma un metro entero, no tiene que pagarlo. Nosotros fuimos con esa idea, pero los camareros nos disuadieron, porque es prácticamente imposible, a no ser que tengas un estómago fuerte y entrenado y vayas sin haber comida casi nada en el día previo. Otro asunto es que tienen un contador de metros de pizza en una pantalla. Cada vez que llega a un 1km nos dijeron que “pasan cosas”, pero no nos dijeron qué. Yo espero que como mínimo te inviten a la pizza y una copa, o algo así.

Según nos explicaron, las pizzas son responsabilidad de Jesús Marquina, tetracampeón del mundo de pizzas. Según he visto es famoso por crear pizzas extrañas y atrevidas, pero al mismo tiempo deliciosas. Cuando ves una pizza de aquí, ves que hay una mano experta detrás. Según nos contaron la harina viene de italia, y la masa de las pizzas es diferente en función del tamaño y el uso. Para las pequeñas, muy fina y un 40% de hidratación. Para las grandes, algo más gruesa, pero con un 70% de hidratación para que no sea pesada, y para las de llevarse a casa, un 77% de hidratación para que si necesitas recalentarla, no se quede seca. Todo muy pensado!

Pues bien, nosotros pedimos las bebidas y una pizza de un metro para los cuatro. Al final la verdad es que fuimos comedidos. La pedimos de dos combinaciones: trigueros con panceta, y pepperoni con aceitunas negras. Cuando llega la pizza, se te pone la carne de gallina!

Pizza de 1m
Pizza de 1m

Podéis ver que la pizza es de dimensiones colosales. La foto puede engañar y parece que la masa es gordita, pero no es así. La masa de las pizzas de 1 y 2 metros no es tan fina como la de las pizzas pequeñas, o la de la gran pizzería Don Lisaner, pero sigue siendo más fina que la de la mayoría de pizzas que te encuentras. En cualquier caso es cierto que resulta bastante ligera. Otra cosa es la calidad de los ingredientes, que me encantó, Unos trigueros sabrosímimos, una panceta suavísima, y un pepperoni delicioso, de los mejores que he probado. Lo cierto es que se coloca en mi top 3 de pizzas de Madrid, junto a Don Lisander o Don Giovanni… La cuenta aproximada de 25cm por persona está bastante bien, aunque si eres de buen comer es recomendable pedir antes algún entrante. Nuestra próxima idea es pedir una de 2m entre seis, que yo creo que puede ser un buen festín.

20130922-191832.jpg
Pizza de 1m

Para no quedarnos con la sensación de haber comido solo un plato, pedimos el tiramisú de postre, para compartir, y nos encantó. No es muy grande, pero sí muy bueno. Muy esponjoso y jugoso, y con el sabor que a mí me gusta, no muy fuerte.

20130922-191854.jpg
Tiramisú

En resumen, un nuevo sitio para tener en cuenta en Madrid. Pizzas muy por encima del nivel normal, con un formato muy divertido para cenas de todo tipo: parejas, grupos, amigos… Los precios no son muy elevados y puedes pedir tanto vinos como copas para acompañar la velada. La zona luego invita a seguir de copeteo tras la cena, y eso también es un aliciente. Como peros están la acústica del interior y el servicio, que me pareció muy nuevo: bastante acelerado, despistado y con poca mano izquierda. Entiendo que son cosas que deben pulir cuanto antes, pero aún así os recomiendo acercaros cuando podáis.

Precio: 14€

Ficha Google+: N/A

Web: kilometrosdepizza.com

Localización:

Don Lisander, pizzas increíbles

El sábado pasado estuvimos en Don Lisander, un italiano discreto situado en Infanta Mercedes 17.

Fui por recomendación del blog de Matoses en un artículo sobre los mejores italianos de Madrid, de los cuales conocía varios, y la verdad es que este hace honor a su fama de unas de las mejores (si no directamente las mejores) pizzas de Madrid.

Probamos la pizza de tartufo (trufa y huevo), la diavola (pepperoni) y la de prosciuto e funghi (jamón y champiñones). Estaban todas buenísimas, con el punto perfecto y la masa es una pasada, finísima y suavísima. Creo que la que más me gustó fue la de prosciuto e funghi, lo cual es muy sorprendente porque nunca la pido por ser muy sosa, pero os aseguro que el jamón que le ponen aquí es fantástico.

De entrante pedimos una burrata (con tomate seco y salsa picante) que estaba también estupenda, aunque a diferencia de las pizzas, puedes encontrar otras igual de buenas por ahí.

El servicio bien, aunque tampoco nada del otro mundo. Algo raro fue que nos trajeron una de las pizzas antes de la burrata y la otra después.

En total nos salió por 30€/cabeza, aunque la verdad es que pedimos demasiado y la pizza de trufa es cara. También tomamos una botella de rosado para dos. Yo creo que puedes cenar por 15€ si no buscas darte un banquete sin mucho problema.

Actualización: Hoy he vuelto con mi padre y hemos compartido dos pizzas, increíbles como siempre, pero hemos probado también la pasta (tagliatelle bolognesa y ravioli de patate y speck con curri), que está muy buena y con muy buen punto, pero no llegan al nivel de las pizzas. También probamos para picar la mortadella italiana, que me encanta.

Actualización 26 de junio de 2012 by Gallego: fuimos el otro día y Carol se ha quedado enamorada de las pizzas y eso que tampoco es que sea la fan nº 1 de la pasta. Probamos la tartufo que es para volverse chalado (os dejo una foto) y la de prosciuto con funghi, más estándar pero también buena. La masa es fina y crujiente y las pizzas no son nada pesadas. Muy buena. Os dejo una foto y tened en cuenta que se puede pedir media pizza de un tipo y media de otro. Nosotros no lo sabíamos y la verdad que tienen una gran variedad y es la mejor manera de probarlas. De entrante pedimos el carpaccio de carne y también estaba bueno pero… las pizzas están sencillamente genial.

La PIZZA TARTUFO de Don Lisander – Única y Verdadera

Nueva actualización julio 2013:

Hemos pedido pizza para todos, yo una calzone y mi hermano 4 formaggi y fragola (cebolla caramelizada y bacon). Mi padre y mi hermana fragola y prosciutto y funghi.

De entrante cayó un carpaccio de bresaola, que a mí me ha gustado mucho. Realmente no es carpaccio, sino bresaola cortada muy fina con rúcula y parmesano. Le hemos echado un poco de aceite por encima y de lujo. Más barato además que el carpaccio normal.

20130724-230848.jpg

20130724-230859.jpg

La calzone farcito (rellena) es una pasada, creo que mi calzone favorita, porque la masa está en su punto justo y el interior tremendamente jugoso, con huevo y su jamón que es un escándalo de bueno en este sitio.

20130724-230913.jpg

El resto de pizzas buenísimas como siempre, aunque la de 4 quesos es muy pesada si no eres un gran enamorado. La fragola siempre triunfa porque el bacon le da un sabor súper rico a la cebolla caramelizada.

De postres tiramisu y cannolosiciliano. Yo he tomado el cannolo y me ha parecido riquísimo. Es una crema con ricotta dentro de un tubo de hojaldre durito, espolvoreado en azúcar. Un éxito.

20130724-235050.jpg

20130724-235058.jpg

Don Lisaner siempre triunfa, y sus pizzas no bajan el nivel. Lo único malo es que el servicio estos días de verano se queda un poco corto y si estás en la terraza te encuentras un poco abandonado. Además han tenido algún fallo como quedarse sin agua fría (nos pusieron hielos a cambio), pero bueno, todo sea por la pizzas. Ya por quejarnos, me parece un poco alto el sobrecoste (12%) que le meten a la terraza, ya que es calurosa y nada glamurosa en realidad.

Precio: 25€

Según nos comentan, han abierto una nueva trattoria en Bretón de los Herreros llamada Manzoni… Hay que probarla!

Alduccio, déjate seducir por un italiano con historia

Hace una semanillas volví con mi padre y mis hermanos al restaurante italiano Alduccio, que es uno de los mayores referentes en cocina italiana de Madrid, tanto por su calidad como por su solera, ya que lleva varias décadas frente al Bernabeu, con su estupenda terraza de verano y su interior un poco recargado de fotos con todos los famosos que han pasado por allí durante estos años. Su carta, además, no atiende a modas pasajeras y lleva ofreciendo la misma calidad desde siempre. Tiene además una sección de recomendaciones del chef que sí va cambiando de vez en cuando, con lo que sí encontraréis cierta variación que también es buena.

alduccio_pxl_9ce3d416394a5c9a29756027ff8cb37a
foto de 11870

El servicio es magnífico, con camareros expertos y mesas cómodas con manteles y servilletas de tela. Es un poco más caro que el italiano medio, pero se entiende porque ofrecen calidad. Empezamos con unas cervezas y unas aceitunas y parmesano en lascas como aperitivo. Cómo me gusta ese queso! Tras eso pedimos un Viña Salceda de 2008 para acompañar la comida, y cayeron dos botellas.

Salón (foto 11870)
Salón (foto 11870)

Como primeros pedimos dos pizzas para compartir. Como podéis ver la masa no es de las más finas, pero está estupenda, muy crujiente y sabrosa.

Pizza
Pizza capricciosa

La segunda pizza fue una calzone,  muy sencilla, solo con huevo y jamón de york, pero a la vez mi calzone favorita de Madrid, súper suave.

Pizza calzone
Pizza calzone

De segundo mi hermano pidió unos tortelloni rellenos de calabaza, estupendos y la pasta de la mejor calidad. Mi padre también pidió pasta, unos fetuccine Alduccio, con mantequilla, crema y parmesano. Tan simples como exquisitos.

Tortelloni rellenos
Tortelloni rellenos

Yo ese día quería probar algo nuevo, y me pedí el ossobucco, que me pareció espectacular. Uno de los mejores aciertos de los últimos tiempos. El ossobucco (hueso hueco) es un corte transversal del jarrete de ternera, asado hasta que la carne se queda tiernísima. Cubierto de salsa de tomate, una delicia.

Osobucco
Ossobucco

Mi hermana probó la lasagna napolitana, con salsa de carne, bechamel y mucho parmesano. Estaba muy rica, pero no me parece el fuerte del sitio.

Lasagna
Lasagna

Al llegar al postre estábamos llenísimos, así que nos conformamos con compartir una panna cotta cubierta de chocolate y tras eso un gintonic rico. La panna cotta me gustó mucho, pero no está tan buena como el tiramisú que tienen.

Pana cotta
Panna cotta

En resumen, si buscas un sitio nuevo y fashion, el Alduccio no es para ti, pero si buscas la mejor cocina italiana tradicional y buen servicio, no puedes pasar sin cenar una noche en Alduccio, sobre todo en su terraza cuando hace bueno.

Precio: 38€

Restaurante Da Vinci – Cocina 100% italiana con su horno de leña

logo

Si buscas un restaurante italiano en la zona norte de Madrid, esta es una de las mejores opciones que conocemos. El restaurante Da Vinci es un restaurante que se encuentra muy próximo a La Vaguada y donde puedes disfrutar de una cocina italiana genuina a más no poder. Tienen horno de leña y su cocinero italiano le saca todo el provecho sin parar. Vamos, que no se enfrían los ladrillos.

Este restaurante nos lo ha recomendado un amigo que vive cerca y es su opción preferida para ir a cenar en un ambiente tranquilo. Mesas con espacio suficiente y a la distancia adecuada para no estar compartiendo conversación con desconocidos. Además, el local es diáfano y también está muy bien para cenas de grupo o comidas de empresa al mediodía. Ahora que ya empezamos con las cenas de navidad, también disponen de menús cerrados para grupos a diferentes precios.

En su página web, tienen bastante agilizado el proceso de reserva y también podéis consultar la carta y los menús.

Eso sí, es importante tener en cuenta que a este restaurante se accede desde la calle de Pedro Rico. La dirección oficial del local, Calle Antonio López Aguado, es la calle paralela. Aquí os dejamos una foto de la fachada y la verdad que es un acceso más cómodo ya que siempre hay hueco para aparcar delante del restaurante.

Facha del Restaurante Da Vinci
Fachada Pedro Rico del Restaurante Da Vinci

La decoración del sitio es muy muy de opereta italiana. Colores muy vivos en mantelería y paredes e iluminación tenue en mesas y local.

Sala Restaurante Da Vinci
Sala Restaurante Da Vinci

Pues comenzando con lo que tomamos, abrimos boca de forma extraordinaria con una melanzane con tomate, mozzarella y albahaca y con láminas de parmesano. Muy muy buena. La berenjena y el tomate muy sabrosos y con el golpe justo de albahaca. Y las láminas de parmesano por encima que le añade un golpe más de sabor. Uno de los mejores platos de la cena.

Melanzane bajo capas de parmesano.
Melanzane bajo capas de parmesano.

Y para acompañar, pan con romero hecho en su horno de leña. Realmente bueno. No soy nada panero, pero con este hay que tener cuidado porque te lo comes sólo.

Pan artesanal con romero
Pan artesanal con romero

El siguiente plato, la pizza Al Crudo para compartir. Los ingredientes son rúcula, alcaparras, jamón y aceite de ajo sobre base margarita. Muy buenos los ingredientes, cada día me gustan más las pizzas con rúcula, pero sobre todo muy buena la masa. Fina fina pero lo suficientemente gruesa para dar consistencia.

Pizza Al Crudo
Pizza Al Crudo

Tras devorar literalmente la pizza, pasamos a probar un poco de pasta fresca y de risotto, para tocar todos los palos. Pedimos el risotto mar y monte, con espárragos y gambas. Muy meloso y jugosísimo. De los platos que más me gustaron. Y muy ligero. La pasta que pedimos fue el Troffie de Cacciatore, con carne de ciervo y setas. Muy buena también. La carne tierna y las setas sabrosas.

Un poquito de pasta y risotto.
Un poquito de pasta y risotto.

Y ya por último, que no es poco, probamos la Tagliata al Mosto D’Uva. Finas láminas de carne de ternera con un toquecito de vinagre de Módena. Estaban hechas por fuera y cruda por dentro. Con guarnición de lombarda en juliana.

Tagliata excelente
Tagliata excelente

Tooodo lo anterior, lo acompañamos con un vino italiano rico rico. Yo soy más de los nacionales pero este nos sentó de maravilla y merece muchísimo la pena probarlo!! Es el Quota 29 Primitivo 2010. Como podéis ver en el enlace la valoración del vino es excelente.

Para acabar lo que fue una gran cena, pues un surtido de postres con las especialidades de la casa. Probamos los profiteroles, de buen tamaño, el semifreddo de pistacho y el tiramisú. Buenísimos los tres, pero si tuviese que elegir me quedaría con el semifreddo de pistacho. Muy bueno y digestivo. Y con esto y una copita nos fuimos para casa contentos de verdad.

Surtido de postres Da Vinci
Surtido de postres Da Vinci

Conclusión, uno de los restaurantes italianos más “autóctonos” que he ido últimamente. Como decíamos anteriormente, la carta es muy variada y todo lo que probamos estaba realmente bueno. Tras la primera visita, te quedarás con ganas de volver a probar más. La relación calidad precio del restaurante me pareció muy buena.

Recomendable, para italianos y amantes de la cocina italiana en general. Y tanto para ir en pareja, como con amigos o incluso con niños. A mediodía tienen un menú por 14 euros que tiene bastante éxito entre los trabajadores de la zona.

Brucculino, lo mejor de Brooklyn junto a Olavide

Ayer al salir del cine Proyecciones decidimos ir a conocer este restaurante italoamericano que abrió el año pasado junto a Olavide. Su nombre dicen que es una italianización del nombre de Brooklyn. Cuando llegamos el comedor estaba completamente vacío,  a excepción de la camarera y el que parecía ser Ignazio, el chef y dueño (conocido por Boccondivino, entre otros), que estaba viendo el fútbol en la TV. Es un poco incómodo estar solo en un local, pero era quizá un mal día.

El sitio tiene una decoración simple, pero agradable, con un montón de fotos de actores americanos e italoamericanos en B/N y manteles de cuadros de tela. La pena es que están cubiertos por un plástico transparente nada agradable.

El restaurante tiene un menú de fines de semana por 18€ que no está nada mal, aunque nosotros pedimos de carta. Tienes para elegir bastantes entrantes para elegir, pastas, pizzas y varias carnes y hamburguesas, que según he podido leer están muy bien. Nosotros nos decidimos mejor por la pasta.

Como aperitivo nos trajeron unos arancini (croquetas de arroz sicilianas), pan (bollitos calentitos y suaves!) y las cervezas que pedimos, muy frías (Mahou, Peroni). El aperitivo lo cobran, pero solo a 1 €.

Después compartimos una melanzane (berenjena) con queso y tomate. Muy buena, nada que reprocharles.

Y por último llegó lo que realmente mereció la pena de la cena. Mi amigo Sergio pidió unos fetuccini de setas y trufa que estaban espectaculares. Mucha trufa y grandes trozos de setas. Me encantaron.

Y yo pedí unos míticos spaguetti con albóndigas, que me encantan. Ya sé que es un plato sencillo, pero estos son con diferencia los mejores que he probado. Albóndigas grandes, de buena carne, la pasta al dente y una salsa de tomate impresionante, súper sabrosa, excelente. El plato además era muy muy contundente, quedé totalmente satisfecho, por lo que no pudimos pedir postre. Sí miré la carta de postres y es bastante sencilla, con platos típicos italianos, y que no me cabe duda de que estarán muy buenos.

Para la próxima vez me he quedado con ganas de pedir los Fetuccini Alfredo y las hamburguesas.

precio: 23€ (la mitad a mediodía de menú)