La Cuadrilla Montecarmelo – Un Asturiano muy bien puesto

Qué tal llévais este caluroso mes de julio? Nosotros bastante bien gracias a restaurantes como La Cuadrilla en Montecarmelo. Un restaurante asturiano en el que se come de maravilla. Platos tradicionales y alguno más actual que están realmente buenos. Y todo en un local muy cómodo, accesible y bien decorado. Echad un ojo a su web para que os hagáis una idea.

En este artíclo os mostramos alguno de los platos que hemos probado en nuestras visitas a La Cuadrilla, que en el último mes pueden haber sido tres o cuatro fácilmente. La carta es muy variada y todo lo que hemos probado nos ha estado de muy bueno en adelante. Pero aquí se viene a comer cachopo y algo más. Porque su plato estrella es de los mejores que he probado en Madrid.

Pero para ir de menos a más, comenzamos con un entrante que siempre pedimos. La ensalada de tomate con burrata, rúcula y pesto. Muy fresco, sabroso y ligero.

La Cuadrilla Montecarmelo - Ensalada de tomate, burrata, rucula y pesto
La Cuadrilla Montecarmelo – Ensalada de tomate, burrata, rucula y pesto

Otro entrante que nunca falla son las croquetas. Las tienen variadas: jamón, compango y cabrales. Y están todas igual de buenas. Si queréis algo más ligero, os recomiendo los espárragos trigueros con parmesano. Bien aliañados con aceite de oliva, pimienta y sal gorda. Sabroso y digestivo.

La Cuadrilla Montecarmelo - Espárragos con parmesano
La Cuadrilla Montecarmelo – Espárragos con parmesano

Para estos días calurosos, antes del entrar a por el cachopo solemos pedir un tartar. Tienes tartar de atún rojo aderezado con soja y un toque de wasabi. Muy sabroso y uno de los platos favoritos de mi mujer.

La Cuadrilla Montecarmelo - Tartar de atun
La Cuadrilla Montecarmelo – Tartar de atún

O también os podéis decantar por el steak tartare, que a mí sinceramente me gusta mucho más. Muy bien preparado y aliñado. Con pan de cristal. Una delicia. Las cantidades son moderadas. Que se agradece porque son platos contundentes y si no… serían incomplatibles con su cachopo.

La Cuadrilla Montecarmelo - Steak Tartare
La Cuadrilla Montecarmelo – Steak Tartare

Y llegamos a la joya de la corona. Su CACHOPO. Tenéis el tradicional, que es el que nosotros solemos pedir, o el de cecina y queso de La Peral. El de cecina os lo recomiendo mucho, pero para la segunda visita. El cachopo tradicional está realmente bueno. Una carne estupenda, con jamón y queso en abundancia. Bien hecho y sin exceso de empanado ni aceite. Eso sí, son bastante grandes. Para compartir entre tres personas normales o dos como nosotros.

La Cuadrilla Montecarmelo - Cachopo
La Cuadrilla Montecarmelo – Cachopo

Y la verdad es que nosotros no solemos llegar a los postres. Pero sí a las copas. El ambiente del local dentro y en su terraza de fuera da pie a una buena sobremesa.

Conclusión: Uno de los mejores sitios de la zona norte para cenar con amigos. Por el local, servicio y su carta variada. Probar el cachopo es obligatorio. Y os recomendamos acompañarlo de la ensalada de tomate y el steak tartare.

Precio: unos 35€ por persona.

El Urogallo Principe Pio

Hola de nuevo, hoy os hablamos del restaurante El Urogallo – Principe Pio. Una de las terrazas más concurridas en cualquiera de sus restaurantes. Es uno de esos sitios en los que comes de maravilla, a buen precio y con muy buen servicio. De ahí que siempre estén hasta arriba.

Nuestra última visita fue a la terraza del local que tienen en Principe Pio. Tienen una terraza estupenda en la que las mesas están separadas en pequeños reservados. Está genial. Eso sí, no están habilitadas para minusválidos.

Os cuento lo que comimos en una cena ligera. Esta vez descartamos el cachopo, que es uno de sus platos estrella y os aseguro que está buenísimo. Pero la ración es realmente contundente y preferimos probar otras cosas.

El Urogallo Principe Pio - Vinoteca
El Urogallo Principe Pio – Vinoteca
El Urogallo Principe Pio - Aperitivo
El Urogallo Principe Pio – Aperitivo

Pues arrancamos con unas croquetas. La ración son 10 croquetazas y nosotros pedimos 5 de jamón y 5 de Cabrales. Las de jamón muy buenas, pero las de Cabrales las tenéis que probar si o si. Nos encantaron. Las alargadas son las de jamón. Las bolonchas las de Cabrales.

El Urogallo Principe Pio - Croquetas de Jamón y Cabrales
El Urogallo Principe Pio – Croquetas de Jamón y Cabrales

Seguimos con su ensaladilla con “carabineros”. Está muy buena pero no es de los platos que considero tan tan indispensables como el pulpo.

El Urogallo Principe Pio - Pulpo a la brasa
El Urogallo Principe Pio – Pulpo a la brasa

Como os decía, nos dejamos el cachopo porque queríamos probar el rape con langostinos. Podéis ver que en la foto que tiene una pinta estupenda. Pues mejor sabe. Nos gustó mucho a todos, incluyendo los enanos.

El Urogallo Principe Pio - Rape con langostinos
El Urogallo Principe Pio – Rape con langostinos

De postre, su tarta de queso. Es un clásico que no falla. Pedimos también torrijas y merecen la pena. Generosas de ron y con helado de queso Philadelphia. Las raciones de ambos postres son muy generosas. Creo que lo ideal es compartirlos entre dos o tres personas.

El Urogallo Principe Pio - Tarta de Queso
El Urogallo Principe Pio – Tarta de Queso

Conclusión: Un sitios genial para ir con amigos o familia. Raciones generosas perfectas para compartir. Vas a comer de maravilla, a buen precio y con una variedad que te asegura que todo el mundo va a encontrar algo que le encante.

Ronda 14 – Japón, Perú y Asturias en uno

El restaurante Ronda 14 es un sitiazo informal que tienes que conocer si o si. Todo el mundo habla maravillas de él y no es para menos. Nosotros nos decidimos tras la reseña de Food Storming y para allá que fuimos una noche de verano.

Ahora os enseño lo que comimos, pero ya os anticipo que todo lo que probamos estaba realmente bueno. Destacando el tiradito sobre crema de ají amarillo y las gyozas de anticucho. Raciones para compartir con la cantidad perfecta para probar varias cosas y que las cenas sean muy entretenidas.

Y también un pequeño impedimento. En fines de semana las cenas, por lo menos, van por turnos. Una pena porque de no ser así habría probado dos o tres platos más sin problema. Ah! Local muy bien decorado pero NO ACCESIBLE para minusválidos (dos escalones en la puerta y baño en la planta de abajo). Servicio muy joven y con muchas ganas de agradar. Intentarán ayudarte en todo lo que puedan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y comenzamos con los platos que probamos. El primero fue el tiradito con crema de ají amarillo. Estupendo. Con este plato arrancas bien sobre seguro. Es uno de los de obligado cumplimiento.

ronda14 tiradito
Ronda 14 – Tiradito a la cremá de ají amarillo

Continuamos con un par de rolls y niguiris. El mejor fue el niguiri de hamburguesa. Seguido del roll de mar y montaña, el gunkan de huevo trufado y el roll de salmón acevichado.

ronda14 roll
Ronda 14 – Roll de mar y montaña

ronda14 hamburguesa
Ronda 14 – Niguiri de hamburguesa

ronda14 gunkan
Ronda 14 – Gunkan de huevo trufado

ronda14 salmon
Ronda 14 – Roll de salmón acevichado

Y todo esto acompañado de un vino de garnacha pura. El Pispa de la bodega de Codorniú & Raventós (D.O. Montsant).

ronda14 vino
Ronda 14 – El Pispa Montsant

De aquí pasamos al mejor plato de toda la noche. Las gyozas de anticucho. Una auténtica delicia muy potente y que no os podéis perder. Además, un plato muy colorido que se merece dos fotazos.

ronda14 gyozas
Ronda 14 – Gyozas de anticucho

ronda14 anticucho
Ronda 14 – Gyozas de anticucho

Como último plato, pedimos el bao de chicharrón con crema de rocoto. También muy potente y bueno.

ronda14 chicharron
Ronda 14 – Bao de chicharrón

ronda14 bao bao
Ronda 14 – Bao Bao de chicharrón

De postre, un helado de castaña muy bueno. Merece la pena dejar hueco.

ronda14 helado
Ronda 14 – Helado de castaña

Precio: Pues pagamos unos 45€ por persona. Pero podéis ver que no nos privamos de nada. Sólo nos faltarón un par de copas para rematar. Pero es lo malo de los turnos. Eso sí, por la zona tenéis un montón de alternativas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Casa Hortensia – El mejor asturiano de Madrid para comidas en grupo

¿Qué es el restaurante Casa Hortensia?

Este restaurante es nuestra primera opción cuando se trata de recomendar un sitio de cocina tradicional para una comida de grupo. Un local amplio, ubicado entre Malasaña y Chueca, con buena relación calidad precio y del que todo el mundo va a salir contento.

¿Qué se bebe?
Sidra, sidra, sidra y sidra. Y después barra libre de chupitos y buenos copazos. Bueno también tenéis carta de vinos pero vamos que aquí se viene a disfrutar del zumo de manzana.

¿Qué se come?
Pues aquí llegamos a lo importante. Casa Hortensia es un sitio excelente para tomar comida tradicional. La carta es bastante extensa y tenéis gran variedad para elegir. Tened cuidado con las cantidades porque aquí son realmente generosos. Yo os recomiendo el siguiente menú para cuatro personas.

Al sentaros en la mesa os vais a encontrar con un plato de un queso azul excelente. Comer en este sitio es una carrera de fondo así que comenzad tranquilos y no os cebéis con el aperitivo.

Un plato fundamental es el pulpo a la gallega. Para mi, uno de los mejores pulpos de Madrid. Siempre tierno y preparado en su punto.

casa hortensia pulpo
Casa Hortensia – Pulpo a la gallega

Os recomiendo que si vais a comer, después del pulpo os pidáis algún guiso de la casa. Unas fabes con almejas o directamente una fabada. Pedir ración para uno y tomadla para compartir. Con eso tenéis de sobra.

Después pasamos a los dos platos obligatorios que tenéis que pedir. La merluza a la romana y la carne fileteada. Y si tenéis que elegir entre uno de ellos. Priorizad la merluza. De verdad que es una gozada por jugosa y saborsa. De las mejores que he probado.

casa hortensia merluza
Casa Hortensia – Merluza a la romana

La carne también es de categoría. Muy buena. Carne roja de ternera filteada para que te la calientes en una plancha de barro que te van cambiando según se enfría. Tengo que reconocer que se lía parda cuando se juntan un par de mesas calentando carne a la vez. Por eso, como os comentaba, este es un sitio realmente bueno para cenas o comidas informales.

casa hortensia carne
Casa Hortensia – Carne roja

Por último, los postres. Las natillas son de obligado cumplimiento. Por delante del arroz con leche. Eso sí, si os atrevéis con los dos, no os van a defraudar.

casa hortensia arroz con leche
Casa Hortensia – Arroz con leche

¿Qué tal la relación calidad precio?
Todas las veces que he ido he pagado entre 30-35€. La verdad que para el homenaje que te metes está de maravilla.

Entrada original de Diciembre de 2012

Hace dos domingos pude disfrutar de una comida de esas memorables, tanto por la calidad de ella como por la compañía. Fuimos cuatro: Carol y Gallego, Carmen y yo, a Casa Hortensia, situada en una segunda planta de la calle Farmacia en la zona de Fuencarral. En el mismo edificio está el Centro Asturiano de Madrid, con una sidrería de la misma casa del restaurante en la planta tercera. Ir en coche es complicado en fin de semana, por lo que os recomiendo el transporte público o un paseíto. Nosotros íbamos después al teatro a Embajadores, por lo que nos pillaba mal.

salón
salón y barra

Al llegar hicimos un poco de tiempo en la barra, con unas cañitas que nos acompañaron con un platito de un buen chorizo picante y pan. Cuando pasamos a la mesa nos encontramos con una ración de cabrales y dos roscas de pan. Tanto el pan como el cabrales están buenos a rabiar y te darán ganas de rebañar (excelente complemento uno de otro), pero ojo porque no son invitación (10€ el cabrales y 5,5€ la rosca).

plato de cabrales
plato de cabrales

La carta es bastante sencilla, con sus entrantes, carnes pescados y especialidades asturianas. Teníamos claro que una fabada tenía que caer, y después no nos decidíamos del todo si optar por carne o pescado. De forma que pedimos un poco de cada. Es importante dejarse aconsejar por los camareros en cuanto a la cantidad, ya que de lo contrario hay gran peligro de pasarse de calle. Nosotros pedimos de cada plato una sola ración para compartir los cuatro, ya os digo que nos sobró comida.

Empezamos la comida con un poco de verdurita, unas alcachofitas con jamón en taquitos. Estaban súper buenas y el jamón les daba el toque perfecto. Yo soy más de las alcachofas un poco más grandes (Siempre me acuerdo las del magnífico Pimiento Verde), pero estas me parecieron magníficas.

alcachofitas con jamón
alcachofitas con jamón

Tras los entrantes, llegó la ración de fabes con almejas. Como veis la ración es un buen perolo bien cargado de fabes y abundancia en almejas. Pudimos servirnos los cuatro y repetir un poco. Me parecieron exquisitas y muy muy suaves, como debe ser.

toma fabes con almejas
toma fabes con almejas

Como primer segundo llegó la ración de merluza a la romana. Podéis ver en la foto que hay pescado para aburrir, acompañado con unas patatitas fritas. Si os gusta la merluza no dejéis de pedirla porque estaba fresca fresca y con las lascas enteritas y esponjosas. Todo un acierto.

merluza abundante y deliciosa
merluza abundante y deliciosa

Por último llegó el chuletón. Un kilo de carne limpia y fileteada, junto con un plato caliente para hacerla y otro lleno de más patatas para acompañarla. Yo siempre digo que la carne como está buena de verdad es hecha en la propia parrilla, de forma que quede caliente pero poco hecha. Cuando la haces a la piedra, o al plato caliente, tiende a quedar hecha por fuera y cruda por dentro (y lo que es peor, fría), si no tienes cuidado. En cualquier caso la carne estaba de primera, y me gustó que la filetearan un poco gordita, de forma que podías controlar que la carne no se hiciera demasiado en el plato. Al final, a pesar de que lo intentamos con todo nuestro hambre y voluntad, nos sobraron unos filetes, que amablemente nos prepararon para llevar.

chuleta buena, bien roja
chuleta buena, bien roja

De postre pedí yo unas natillas, que devoramos aún sin hambre, porque no te puedes ir de un asturiano sin probar los postres de leche. Como digo, las natillas eran una ración enorme y estaban deliciosas, con un toquecito muy leve de canela dentro (no el típico mogollón espolvoreado por encima). Junto con el postre, los respectivos cafés y chupitos de la casa (pacharán, orujo blanco y hierbas a discreción).

natillas de ración doble
natillas de ración doble

La comida fue un disfrute total. Primero por la calidad de la comida. Segundo por la cantidad de la comida. Tercero por el servicio, amable, simpático y atento. Y por último, por la grata sorpresa de la cuenta que fue menor de los esperado.

Es un sitio recomendado para ir sobre todo a comer, o a cenar si dispones luego de tiempo para hacer la digestión. Ideal para comidas de grupo o para celebraciones familiares.

Web: http://www.casahortensia.com/

Precio: 33€ por persona

La Charca Taberna – Cachopo Power

DSCF2844

Muy buenas a todos,

el otro día tuvimos la oportunidad de ir a conocer La Charca Taberna. El nuevo local que han abierto los mismos dueños del gran Asgaya y el “siempre hasta la bola” Horreo Asturiano. En este caso han cambiado de zona y esta taberna está situada muy cerca de la Plaza de España, exactamente en Juan Álvarez Mendizaval 7. Es una opción estupenda si tras un paseo por el Templo de Debod te apetecen unas buenas cañas y sobre todo, una buena ración de comida de primera. También tenéis cerca todos los cines de la Plaza de los Cubos así que si tenéis alguna película pendiente, podéis matar dos pájaros de un tiro.

En La Charca os vais a encontrar con una cocina de verdad. Platos tradicionales con materias primas estupendas y preparados con mucho mucho oficio. Y como vais a poder ver, generosos en cantidad. Es uno de esos sitios a los que vas a poner cualquier excusa para pasarte a tomar algo. Y es que es muy bueno para ir con amigos, con la familia, con tu pareja… ya sea a tomarte algo en la barra o a darte un buen homenaje. En la visita que les hicimos Borja y yo, salimos enamorados de los callos y el cachopo, y también nos gustó mucho el bacalao y las patatas con foie, trufa y huevo. Pero vamos que os animamos a que le echéis un ojo a los fotos para que juzguéis por vosotros mismos.

La Charca Taberna - Fachada
La Charca Taberna – Fachada

Al entrar en La Charca, nos encontramos con una zona de barra amplia y bastante chula. Tienes 3 ó 4 mesas altas que son perfectas si vas en pareja. Dentro de la zona de barra, destacan los mostradores con raciones con tan buena pinta como los boquerones y el bacalao. La verdad es que si no hubiésemos quedado en sentarnos a comer en serio, nos habríamos quedado en la barra tan ricamente.

La Charca Taberna - Mesas altas en la zona de barra
La Charca Taberna – Mesas altas en la zona de barra

La Charca Taberna - Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca Taberna – Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca - Bandeja sublime de bacalao al pil pil
La Charca – Bandeja sublime de bacalao al pil pil

Tras una primera caña en la barra, pasamos al salón interior que aunque tiene unas 10-12 mesas, os avisamos que se llena en poco tiempo. Y es que su oferta es realmente buena. Nosotros fuimos a comer un día entre semana y tienen un menú por unos 13€ que tiene un pinta estupenda y que triunfa entre los currantes del barrio.

La carta del restaurante es una auténtica joya. Tienes entrantes muy variados y apetecibles pero también tienes arroces, ensaladas, pescados, carnes, cuchara, sartenes… de todo y bien de precio. Y la misma sensación tuvimos con la carta de vinos. Bastante variada y con precios un par de euros más baratos en algunas referencias que conocemos bien. Nosotros tomamos un Luis Cañas crianza 2010 para no arriesgar.

La Charca Taberna  - Vino Luis Cañas Crianza 2010
La Charca Taberna – Vino Luis Cañas Crianza 2010

Además, mientras nos decidíamos qué narices íbamos a pedir de todos esos manjares, nos trajeron un platito generoso del salpicón de langostinos y pulpo que habíamos visto en la barra. Se ve que nos habían visto ponerle ojitos a la bandeja y tuvieron el detalle de satisfacer los deseos de nuestra gula. El salpicón estaba estupendo.

La Charca Taberna - Salpicón de mariscos
La Charca Taberna – Salpicón de mariscos

Bueno, y tras un buen rato de deliberación, decidimos qué comer. Ya os aviso que nos calentamos bastante y pedimos comida de sobra. Con la mitad de raciones comen dos personas normales.
Empezamos con unas croquetas de jamón y de pescado. Estaban buenas pero soy más fan de las croquetas con más bechamel y menos rebozado. Las dos croquetas estaban muy buenas pero me quedo con las de jamón.

La Charca Taberna - Croquetas de jamón y pescado
La Charca Taberna – Croquetas de jamón y pescado

El siguiente plato fueron las patatas con foie, trufa negra y huevo escalfado. Un 10 de plato. Las patatas estaban excelentes. Para mí, lo mejor del plato. Y es que si el resto de ingredientes le aporta mucho sabor, ya os digo yo que las patatas, con la yema de huevo y el buen aceite con el que las riegan, merecen la pena por sí solas. Y cuando enganchas un trozo de foie, pues ya ni te digo.

La Charca Taberna  - Patatas con foie, trufa y huevo escalfado
La Charca Taberna – Patatas con foie, trufa y huevo escalfado

De este par de buenos entrantes, pasamos a dos platos de cuchara que pedimos por medias raciones. Y menos mal porque las cantidades son generosas. El primero de ellos unos callos que fueron de lo mejor de la comida. Muy buenos y se ve que los hacen con toda la paciencia del mundo, porque callos, compango y guiso están ligados a la perfección. Realmente buenos y si vais a la barra no dejéis de pedir una cazuela para probarlos.

La Charca Taberna - Callos
La Charca Taberna – Callos

El otro guiso fueron las verdinas con almejas y mejillones. También muy buenas pero yo me quedo con los callos. Eso sí, es un guiso más suave y de muy buen sabor. Además de los mejillones y almejas incluyen trozos de atún que están muy buenos. Si no os atrevéis con los callos, esta es una alternativa estupenda.

La Charca Taberna - Verdinas con almejas y mejillones
La Charca Taberna – Verdinas con almejas y mejillones

Hasta aquí, la cosa iba de maravilla pero lo mejor estaba por llegar. Pedimos un pescado y una carne a compartir y la elección no pudo ser mejor. Comenzamos con un bacalao al pil pil de esos que gustan a los mayores. Perfectamente desalado pero sabroso e intenso. Acompañado de pimientos asados estupendos que junto con el sabor del pil pil hacen que este plato sea de primera división. Los amantes del bacalao, no deben dejar pasar esta oportunidad y tenéis que ir a probarlo.

La Charca Taberna - Bacalao al pil pil con pimientos
La Charca Taberna – Bacalao al pil pil con pimientos

Y para rematar la faena, la joya de la corona asturiana, el cachopo. Brutal. Jugoso a más no poder y con un sabor buenísimo. Sólo de acordarme se me hace la boca agua. Finas capas de ternera y jamón con un relleno de queso estupendo. Es de esos platos que si lo pillas con hambre lo devoras de lo bueno que está, pero es que aunque estés medio lleno también te lo vas a acabar. Una delicia que además es de grandes dimensiones. Con un cachopo comes de sobra. Creo que lo mejor es pedirlo para compartir y así probáis el resto de cosas.

La Charca Taberna - Cachopo Power
La Charca Taberna – Cachopo Power

La Charca Taberna  - Cachopo Power en detalle
La Charca Taberna – Cachopo Power en detalle

Y tras este atracón, no podíamos irnos sin probar algo dulce. El arroz con leche es de obligado cumplimiento. Muy bueno y con su buena costra quemada. El arroz para los más convencionales. Pero si quieres probar algo diferente y muy muy bueno, no te pierdas su flan de naranja. Está estupendo. De ambos postres pedimos media ración.

La Charca Taberna - Arroz con leche
La Charca Taberna – Arroz con leche

La Charca Taberna - Flan de naranja
La Charca Taberna – Flan de naranja

Como habéis podido ver, aquí se come de verdad. En La Charca se preocupan porque comas platos de calidad y muy cuidados. Y eso se nota de principio a fin. Y es que cuando ya te crees que todo ha acabado, se presentan con un orujo con orejones y nueces que está de vicio. Vamos, para echar la tarde entera.

La Charca Taberna - Orujo de melocotones
La Charca Taberna – Orujo de melocotones

Por desgracia íbamos con un poco de prisa y no nos pudimos parar a tomar una copa, pero como podéis ver, el mueble bar lo tienen bien surtido.

La Charca Taberna - Mueble bar
La Charca Taberna – Mueble bar

Ubicación:


Ver

Restaurante Viavelez – qué CALLOS y qué CARRILLERA

Últimamente cuando quedo con los colegas a los que les gusta comer de verdad, no se me ocurre otro sitio mejor para quedar que en Viavelez.

La principal razón es lo buenas que están las raciones pero también que el vino tiene buenos precios.

Respecto a la comida, yo destaria los callos y las carrilleras de ternera. No se donde lei que los callos eran de los mejores de Madrid y, por lo menos a mi son de los que más me gustan. Y sólo por estos merece una visita.

Y las carrilleras estofadas… pues tres cuartos de lo mismo! Tiernas y jugosas y sobre um parmentier buenísimo de patata que le va como anillo al dedo.

Además de los dos platos obligatorios también es muy recomendable la cebolla rellena de bonito, la patata con tuetano y los chipirones. Y por supuesto, puedes pedir también cualquier plato del restaurante. Como la última vez que fui que pedimos las patatas a la importancia. Muy buenas también.

La bodega es amplia y siempre tienen una buena selección de vinos por copas. La última vez pedimos el tres picos de Borsao (22 €). Muy bueno. Y el verdejo bueno de José Pariente a 19€.

Actualización julio 2012. Tras las últimas visitas que hemos echo a este gran sitio os dejo un par de fotillos más.

viavelez_sard.jpg
Ensalada de sardinas con pimientos rojos asados

Steak tartar en Viavelez con diferentes mantequillas

Carrillera con parmentier. La especialidad de la casa