Cenador de Amós – Santander

El https://www.cenadordeamos.com/iniciorestaurante Cenador de Amós es el sitio de más categoría que tienes en todo Cantabria. Dos estrellas Michelín lo certifican. Como os podéis imaginar aquí se come de maravilla, en un sitio precioso y con un servicio muy profesional.

Pero además, a nosotros nos sorprendió porque puedes ir con tus hijos y el trato es lo más cercano y cariñoso que te puedas imaginar. Éste creo que es el punto que los diferencia y que hace que os recomendemos encarecidamente que les hagáis una visita. Con la familia al completo se disfruta el doble.

El restaurante se ubica Villaverde de Pontones en una casona cántabra del siglo XVIII. Techos altos, muchísima luz y decoración sencilla con muebles rústicos. Mesas espaciosas y bien separadas.

Arrancamos con el menú Esencia.

Snack de anchoa. Comenzamos con un estupendo snack para abrir boca.

cenador de amos anchoa
Cenador de Amós – Snack de anchoa

Snack de tortilla de patatas. Increíblemente bueno. Crujiente y con la tortilla melosa. No he probado algo que partiendo de algo tan tradicional como nuestra tortilla, consiga un snack tan original y sabroso.

cenador de amos tortilla
Cenador de Amós – Snack de tortilla de patatas

Buñuelo de bacalao. Mi hijo se comió el suyo y cuando me descuidé el mío. Le encantaron. Esponjosos y suaves. Realmente buenos.

cenador de amos bacalao
Cenador de Amós – Buñuelo de bacalao

Snack de foie y manzana. Buenísimo. Crujiente y ligero.

cenador de amos snack
Cenador de Amós – Snack

Ensalada César. Muy original y fresca. Para comer con las manos.

cenador de amos ensalada cesar
Cenador de Amós – Ensalada de César

Durante toda la comida estuvimos disfrutando de un txacolí de Bodegas Itsasmendi. Concretamente Itsasmendi Nº7. Buenísimo.

Perfecto de foie sobre bizcocho de aceituna negra. Este plato es la portada de nuestro post. Exquisito. Para nosotros, entre los 3 mejores platos del menú.

cenador de amos foie
Cenador de Amós – Perfecto de foie

Anchoa del Cantábrico, panacota y achicoria. Os dejamos una galeriad e fotos porque es imposible retratarlo con una instantánea. Un gustazo de plato con una materia prima muy top

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Timbal de huevo y magano. El magano es un pequeño calamar de temporada que aparece en las bahías cántabras. En este link del Diario Montañés os lo explican de maravilla. Un platazo lleno de sabor y con productos tradicionales.

cenador de amos magano
Cenador de Amós – Timbal de huevo y magamo

Machote y vinagreta de tomate. Otro de los platazos de la comida. Un espectáculo de pescado preparado en su punto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lomo de vaca y salsifi asado. Pero si nos tenemos que quedar con un plato… el lomo de vaca es el elegido. Realmente bueno.

cenador de amos vaca
Cenador de Amós – Lomo de vaca

Cítrico, yogur y eucalipto. Ya comenzamos con los postres. Primero uno cítrico para resetear el paladar y después una batalla de chocolate que es una pasada.

cenador de amos citricos
Cenador de Amós – Postre cítricos

Texturas de chocolate y helado de café. El plato más completo de chocolate que he visto jamás. Diferentes texturas. Mucha cantidad pero a poco goloso que seas te lo vas a acabar.

cenador de amos chocolate
Cenador de Amós – Texturas de chocolate con helado de café

Menú infantil. Como os podéis imaginar, para los niños hay un menú más adecuado. De los primeros snacks sí que les sirven pero llegado el momento les traen un estupendo plato con croquetas, solomillo de ternera y patatas. Con las corquetas de jamón se te saltan las lágrimas de lo buenas que están. El solomillo en su punto.

cenador de amos infantil
Cenador de Amós – Menú infantil

Precio. El menú que nosotros disfrutamos es el Menú Esencia. Su precio es de 92€ por persona. El menú infantil del enano fueron 35€. Una relación calidad precio estupenda.

Accesible: Excepto por un escalón que hay para subir al baño, el resto sin problemas.

Pericote de Tanos – Carne de machorra

Uno de los atractivos de muchos restaurantes en Cantabria son sus excelentes vistas. A verdes praderas, a la costa, en casonas de varios siglos… Pero también hay sitios como el Pericote. Pegado a la carretera en un pueblo de interior Tanos, cerca de Torrelavega. Pero como será de bueno que todo el mundo lo recomienda y es una de las visitas obligadas que téneis que hacer si andáis por la zona. Están especializados en carne, vinos y gintonics. Así que lo tienen todo para que disfrutes de principio a fin.

Y dentro de las carnes que tienen. En el Pericote de Tanos es de los pocos sitios en los que puedes encontrar carne de vaca MACHORRA. En este link podéis ver que la vaca machorra está buenísima porque nunca ha sido fecundada. Esto hace que tenga mayor infiltración de grasa que es lo que le da gracia a la carnaza.

Respecto al local, aunque os haya dicho que está pegado a una carretera, está bien decorado. Los dueños son gente jovén que llevan el negocio con alegría y arte.

En nuestra visita comenzamos por un aperitivo que ya empezamos a acompañar con un buen vino de la tierra. Picos de Cabariezo. Las bódegas están en Liébana y lo elaboran con mencía y un poco de sirac. Nos lo recomendaron ellos y fue todo un acierto.

pericote tanos vino
Pericote – Picos de Cabariezo

Seguimos con un steak tartare para compartir. Un entrante genial. Muy muy bueno, fresco y bien aderezado.

pericote tanos steak tartare
Pericote – Steak Tartare

Y con esto nos fuimos al plato fuerte de la comida. Un par de entrecotes de nuestra recién conocida vaca machorra. Treméndamente buenos. Un delicia gracias a ese extra de grasa que se nota desde que metes cuchillo.

pericote tanos entrecote machorra
Pericote – Entrecote de Machorra

Por último, una tarta de queso también estupenda y que os recomendamos muchísimo.

pericote tarta queso
Pericote – Tarta de queso

Accesible: Totalmente. Puedes acceder tanto a la terraza como al salón. El baño está en la misma planta.

Precio: Unos 40€ por persona

Restaurante Gele – Visita obligada en Santander

Cuando empezamos a pedir referencias de restaurantes buenos en Santander, uno de los primeros que nos dijeron fue el Restaurante Gele. Nos lo presentaron como todo un clasicazo en el que se come de maravilla y, sobre todo, que nunca falla. Tras nuestra visita no podemos estar más de acuerdo.

El local es amplio, con una gran zona de barra por lo que siempre está muy animado. El servicio es muy bueno y os recomendamos que os dejéis recomendar totalmente por ellos. En platos del día y sobre todo en cantidades. Aquí sus medías raciones son más que generosas.

Todo lo que pedimos fueron sugerencias del camarero. Nos dijeron que eran las especialidades de la casa y no lo pensamos dos veces.

Arrancamos con una ensalada de bonito y cebolla confitada. Media ración. Realmente buena.

restaurante gele ensalda de bonito
Restaurante Gele – Ensalada de bonito

Pero si hay un entrante de obligado cumplimiento, ese es el pudding templado de centollo. Rico rico rico hasta decir basta. Muy sabroso. No confundir con un pastel de cabracho. Éste, como os decía, es templado y tiene una textura diferente. Además de su sabor claro. Ah, esto también es media ración.

restaurante gele pudding centollo
Restaurante Gele – Pudding de centollo

Pasamos al siguiente plato. Bonito a la calabresa. De órdago. Un bonito jugoso y un acompañamiento de fritada de tomate y pimientos. Platazo.

restaurante gele bonito
Restaurante Gele – Bonito a la calabresa

Por último, el machote al horno con patatas panadera. El machote es como llaman en Cantabria al pargo. Así que no os digo nada. Un pescado de diez. Aquí lo preparan de maravilla. Al horno para que quede jugoso y te lo presentan en lomos. Una auténtica delicia. Lo que veis también es media ración emplatada.

restaurante gele machote pargo
Restaurante Gele – Machote al horno

Todo fue tan bien, que de postre volvimos a preguntarle al camarero por su favorito. Nos dió una alegría con la tarta de queso que veis a continuación.

restaurante gele tarta de queso
Restaurante Gele – Tarta de queso

Ah! Y respecto a la bebida. Empezamos con cervezas y continuamos con vinos por copas que nos fueron sugiriendo ellos. Lo dicho, hay que dejarse llevar que se disfruta el doble.

Precio: Unos 30€ por persona. Muy muy recomendable.

Accesibilidad: Casi perfecto. Para entrar a la zona de barra tienes un par de escalones que es el único escollo que vas a tener que salvar. Como te puedes imaginar, te van a ayudar en todo lo que necesitas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.