Taberna del Capitán Alatriste

Una entrada breve sobre la Taberna del Capitán Alatriste, a la que entramos un día de agosto que estábamos por la Cava Baja, había muchos sitios cerrados y vimos este abierto y al ver que las críticas de Google+ eran bastante buenas. Así que entramos con un poco de miedo por si era un sitio muy para guiris, pero nos fuimos contentos porque está bastante bien.

Más tarde nos comentaron que es de los mismos dueños que la Posada de la Villa y la verdad es que guarda bastantes similitudes en platos y precios.

El sitio está bien cuidado y puede ser muy buena opción si vienes con amigos extranjeros porque de entrantes y de principales tienes bastantes platos típicos. Os dejo parte de la carta. La de entrantes donde van desde el gazpacho, a los pimientos de padrón, a la tortilla de bacalao, a unas migas… vamos que tocan platos típicos de cada zona.

Carta un poquito typical spanish

De entrantes pedimos la cebolla frita y una tortilla de bacalao. La cebolla muy buena y la tortilla normalita. No está mal pero no creo que vuelva a pedirla.

Cebolla frita del Turco. Aritos de cebolla deluxe!

Y de principal, nos recomendaron el lomo de buey y ahí que le dimos. Pedimos carne para dos acompañada de pimientos de piquillo. Oye, la carne estaba muy buena y bien preparada. Muy buen sabor.

De eso que cuando ya te has comido la mitad del plato… te acuerdas de echar la foto.

Lo que si es que en la bebida, El Capitán saca la espada y te sablean un poquillo. Las cervezas a 3€ y el vino de la casa a 16,5€. Mejor pedir uno de carta por algo más de precio.

El servicio muy bueno. Un chaval ágil y bastante majete. Y el encargado que nos atendió al principio también majete.

La Posada de la Villa – Dos cuartos delanteros por favor

Hay que ver las sorpresas que te llevas en esta vida. La de veces que había oido que este sitio estaba muy bien, pero yo hacía oídos sordos porque lo consideraba para guiris y para de contar. Pero la cuestión es que me sorprendió para bien y la vista es totalmente recomendable.

El sitio esta en la cava baja en un edificio antiguo cn varias plantas. Nosotros estuvimos en la segunda y esta bastante agradable. Esta claro que el restaurante es una antigua posada con horno de asar por lo que esta claro q es de corte tradicional. Pero las mesas son espaciosas y no hay aglomeraciones.

La comida sencillamente genial. Ibamos buscando cordero y vaya si lo encontramos. Fuimos 4 personas y encargamos dos cuartos de cordero. Ademas pedimos la cebolla del posadero y morcilla de burgos. La cebello es rebozada y frita. Estaba buena pero creo q la proxima vez probaremos otra cosa. La morcilla tambien biena pero vamos q es morcilla d burgos simplemente. Buena pero simplemente morcilla. Eso si, nos sacaron unas croquetas para para probarlas y estaban realmente buenas.

Pero vamos q ahi llego el cordero y cn una pinta estupenda. Y yo creo q mejor intentar q te den cuarto delantero em vez de trasero. Y es que las costillas y la paletilla estan exquisitas. No tiene ni q decir q el cordero es suave y sabroso. Nada de sabor a cordero viejo y bueno de verdad. La cosa q dimos buena cuebta del cordero y de la ensalada y de un par de botellas del vino de la casa. El cual era un poco duro para mi gusto, aunq cn el cordero entraba de maravilla.

Y por ultimo, pedimos un variado de postres. La tarta de queso y la leche frita estaban estupendas.

En resumen nos dimos un buen homenaje para celebrar el cumple d Carol y el sitio estuvo a la altura. Y ademas no nos pareció del todo caro para ser, sin lugar a dudas, uno dlos mejores corderos que hemos comido. Habra q volver y probar el cocido.