El Landó – Desde 1977 en Las Vistillas

Uno de los restaurantes que más me sorprende que poca gente conozca es El Landó. Un clasicazo de la cocina tradicional madrileña que lleva muchísimos años apostando siempre a la misma carta. Platos clásicos que sólo la experiencia de todos los años que llevan pueden hacer que estén tan buenos. Perfecto para cuando quieras comer de verdad sin arriesgar. Aquí se viene a comer cosas tan sofisticadas como jamón, tomate, huevos fritos, callos… os contamos en este post nuestra última visita.

Comencemos con el local. Situado en la Plaza de las Vistillas tienes un local con unas pocas mesas de terraza. Si tienes problemas de movilidad lo mejor es que reserves mesa en la terraza o en una de las dos mesas que tienen en la zona de barra. Para acceder al resto de mesas, hay que bajar escaleras.

Arrancamos con dos platos que no pueden faltar. El tomate y el jamón. Un tomate sensacional loncheado y aliñado en su justa medida. Y del jamón hay poco que decir. Un manjar que nunca está de más.

El Landó - Jamón ibérico de bellota
El Landó – Jamón ibérico de bellota
El Landó - Ensalada de tomate
El Landó – Ensalada de tomate

Otro de sus platos más conocidos es el salmón ahumado. 100% casero. “Lingotes” de salmón muy buenos que te van a encantar.

El Landó - Salmón ahumado casero
El Landó – Salmón ahumado casero

Nuestra última visita fue para cenar y con los platos anteriores y el siguiente lomo alto al punto íbamos más que de sobra. Estupenda carne para rematar la faena. Todo esto acompañado de su vino de la casa: Contino Reserva. Todo un vinazo.

El Landó - Lomo alto al punto
El Landó – Lomo alto al punto

Por último, probamos unos de sus postres. Una especie de torrija bien empapada en leche que estaba estupenda. Muy muy recomendable.

El Landó - Postre
El Landó – Postre

Conclusión: Uno de los restaurantes de Madrid que tienes que conocer. Para cuando no quieras arriesgar y te apetezca comer bien. Cocina 100% tradicional sin florituras. El precio ronda los 60€ pero están más que bien pagados pero la calidad y el servicio. Y un 4,6 en Google Maps los corroboran.

Taberna del Capitán Alatriste

Una entrada breve sobre la Taberna del Capitán Alatriste, a la que entramos un día de agosto que estábamos por la Cava Baja, había muchos sitios cerrados y vimos este abierto y al ver que las críticas de Google+ eran bastante buenas. Así que entramos con un poco de miedo por si era un sitio muy para guiris, pero nos fuimos contentos porque está bastante bien.

Más tarde nos comentaron que es de los mismos dueños que la Posada de la Villa y la verdad es que guarda bastantes similitudes en platos y precios.

El sitio está bien cuidado y puede ser muy buena opción si vienes con amigos extranjeros porque de entrantes y de principales tienes bastantes platos típicos. Os dejo parte de la carta. La de entrantes donde van desde el gazpacho, a los pimientos de padrón, a la tortilla de bacalao, a unas migas… vamos que tocan platos típicos de cada zona.

Carta un poquito typical spanish

De entrantes pedimos la cebolla frita y una tortilla de bacalao. La cebolla muy buena y la tortilla normalita. No está mal pero no creo que vuelva a pedirla.

Cebolla frita del Turco. Aritos de cebolla deluxe!

Y de principal, nos recomendaron el lomo de buey y ahí que le dimos. Pedimos carne para dos acompañada de pimientos de piquillo. Oye, la carne estaba muy buena y bien preparada. Muy buen sabor.

De eso que cuando ya te has comido la mitad del plato… te acuerdas de echar la foto.

Lo que si es que en la bebida, El Capitán saca la espada y te sablean un poquillo. Las cervezas a 3€ y el vino de la casa a 16,5€. Mejor pedir uno de carta por algo más de precio.

El servicio muy bueno. Un chaval ágil y bastante majete. Y el encargado que nos atendió al principio también majete.