La Charca Taberna – Cachopo Power

DSCF2844

Muy buenas a todos,

el otro día tuvimos la oportunidad de ir a conocer La Charca Taberna. El nuevo local que han abierto los mismos dueños del gran Asgaya y el “siempre hasta la bola” Horreo Asturiano. En este caso han cambiado de zona y esta taberna está situada muy cerca de la Plaza de España, exactamente en Juan Álvarez Mendizaval 7. Es una opción estupenda si tras un paseo por el Templo de Debod te apetecen unas buenas cañas y sobre todo, una buena ración de comida de primera. También tenéis cerca todos los cines de la Plaza de los Cubos así que si tenéis alguna película pendiente, podéis matar dos pájaros de un tiro.

En La Charca os vais a encontrar con una cocina de verdad. Platos tradicionales con materias primas estupendas y preparados con mucho mucho oficio. Y como vais a poder ver, generosos en cantidad. Es uno de esos sitios a los que vas a poner cualquier excusa para pasarte a tomar algo. Y es que es muy bueno para ir con amigos, con la familia, con tu pareja… ya sea a tomarte algo en la barra o a darte un buen homenaje. En la visita que les hicimos Borja y yo, salimos enamorados de los callos y el cachopo, y también nos gustó mucho el bacalao y las patatas con foie, trufa y huevo. Pero vamos que os animamos a que le echéis un ojo a los fotos para que juzguéis por vosotros mismos.

La Charca Taberna - Fachada
La Charca Taberna – Fachada

Al entrar en La Charca, nos encontramos con una zona de barra amplia y bastante chula. Tienes 3 ó 4 mesas altas que son perfectas si vas en pareja. Dentro de la zona de barra, destacan los mostradores con raciones con tan buena pinta como los boquerones y el bacalao. La verdad es que si no hubiésemos quedado en sentarnos a comer en serio, nos habríamos quedado en la barra tan ricamente.

La Charca Taberna - Mesas altas en la zona de barra
La Charca Taberna – Mesas altas en la zona de barra

La Charca Taberna - Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca Taberna – Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca - Bandeja sublime de bacalao al pil pil
La Charca – Bandeja sublime de bacalao al pil pil

Tras una primera caña en la barra, pasamos al salón interior que aunque tiene unas 10-12 mesas, os avisamos que se llena en poco tiempo. Y es que su oferta es realmente buena. Nosotros fuimos a comer un día entre semana y tienen un menú por unos 13€ que tiene un pinta estupenda y que triunfa entre los currantes del barrio.

La carta del restaurante es una auténtica joya. Tienes entrantes muy variados y apetecibles pero también tienes arroces, ensaladas, pescados, carnes, cuchara, sartenes… de todo y bien de precio. Y la misma sensación tuvimos con la carta de vinos. Bastante variada y con precios un par de euros más baratos en algunas referencias que conocemos bien. Nosotros tomamos un Luis Cañas crianza 2010 para no arriesgar.

La Charca Taberna  - Vino Luis Cañas Crianza 2010
La Charca Taberna – Vino Luis Cañas Crianza 2010

Además, mientras nos decidíamos qué narices íbamos a pedir de todos esos manjares, nos trajeron un platito generoso del salpicón de langostinos y pulpo que habíamos visto en la barra. Se ve que nos habían visto ponerle ojitos a la bandeja y tuvieron el detalle de satisfacer los deseos de nuestra gula. El salpicón estaba estupendo.

La Charca Taberna - Salpicón de mariscos
La Charca Taberna – Salpicón de mariscos

Bueno, y tras un buen rato de deliberación, decidimos qué comer. Ya os aviso que nos calentamos bastante y pedimos comida de sobra. Con la mitad de raciones comen dos personas normales.
Empezamos con unas croquetas de jamón y de pescado. Estaban buenas pero soy más fan de las croquetas con más bechamel y menos rebozado. Las dos croquetas estaban muy buenas pero me quedo con las de jamón.

La Charca Taberna - Croquetas de jamón y pescado
La Charca Taberna – Croquetas de jamón y pescado

El siguiente plato fueron las patatas con foie, trufa negra y huevo escalfado. Un 10 de plato. Las patatas estaban excelentes. Para mí, lo mejor del plato. Y es que si el resto de ingredientes le aporta mucho sabor, ya os digo yo que las patatas, con la yema de huevo y el buen aceite con el que las riegan, merecen la pena por sí solas. Y cuando enganchas un trozo de foie, pues ya ni te digo.

La Charca Taberna  - Patatas con foie, trufa y huevo escalfado
La Charca Taberna – Patatas con foie, trufa y huevo escalfado

De este par de buenos entrantes, pasamos a dos platos de cuchara que pedimos por medias raciones. Y menos mal porque las cantidades son generosas. El primero de ellos unos callos que fueron de lo mejor de la comida. Muy buenos y se ve que los hacen con toda la paciencia del mundo, porque callos, compango y guiso están ligados a la perfección. Realmente buenos y si vais a la barra no dejéis de pedir una cazuela para probarlos.

La Charca Taberna - Callos
La Charca Taberna – Callos

El otro guiso fueron las verdinas con almejas y mejillones. También muy buenas pero yo me quedo con los callos. Eso sí, es un guiso más suave y de muy buen sabor. Además de los mejillones y almejas incluyen trozos de atún que están muy buenos. Si no os atrevéis con los callos, esta es una alternativa estupenda.

La Charca Taberna - Verdinas con almejas y mejillones
La Charca Taberna – Verdinas con almejas y mejillones

Hasta aquí, la cosa iba de maravilla pero lo mejor estaba por llegar. Pedimos un pescado y una carne a compartir y la elección no pudo ser mejor. Comenzamos con un bacalao al pil pil de esos que gustan a los mayores. Perfectamente desalado pero sabroso e intenso. Acompañado de pimientos asados estupendos que junto con el sabor del pil pil hacen que este plato sea de primera división. Los amantes del bacalao, no deben dejar pasar esta oportunidad y tenéis que ir a probarlo.

La Charca Taberna - Bacalao al pil pil con pimientos
La Charca Taberna – Bacalao al pil pil con pimientos

Y para rematar la faena, la joya de la corona asturiana, el cachopo. Brutal. Jugoso a más no poder y con un sabor buenísimo. Sólo de acordarme se me hace la boca agua. Finas capas de ternera y jamón con un relleno de queso estupendo. Es de esos platos que si lo pillas con hambre lo devoras de lo bueno que está, pero es que aunque estés medio lleno también te lo vas a acabar. Una delicia que además es de grandes dimensiones. Con un cachopo comes de sobra. Creo que lo mejor es pedirlo para compartir y así probáis el resto de cosas.

La Charca Taberna - Cachopo Power
La Charca Taberna – Cachopo Power

La Charca Taberna  - Cachopo Power en detalle
La Charca Taberna – Cachopo Power en detalle

Y tras este atracón, no podíamos irnos sin probar algo dulce. El arroz con leche es de obligado cumplimiento. Muy bueno y con su buena costra quemada. El arroz para los más convencionales. Pero si quieres probar algo diferente y muy muy bueno, no te pierdas su flan de naranja. Está estupendo. De ambos postres pedimos media ración.

La Charca Taberna - Arroz con leche
La Charca Taberna – Arroz con leche

La Charca Taberna - Flan de naranja
La Charca Taberna – Flan de naranja

Como habéis podido ver, aquí se come de verdad. En La Charca se preocupan porque comas platos de calidad y muy cuidados. Y eso se nota de principio a fin. Y es que cuando ya te crees que todo ha acabado, se presentan con un orujo con orejones y nueces que está de vicio. Vamos, para echar la tarde entera.

La Charca Taberna - Orujo de melocotones
La Charca Taberna – Orujo de melocotones

Por desgracia íbamos con un poco de prisa y no nos pudimos parar a tomar una copa, pero como podéis ver, el mueble bar lo tienen bien surtido.

La Charca Taberna - Mueble bar
La Charca Taberna – Mueble bar

Ubicación:


Ver

Casa Adriano – Santiaguiños y lamprea en el barrio de Tetuán

(Entrada actualizada con segunda visita)

 

2ª visita octubre 2013 – Borja

Yo estuve comiendo el otro día con mi madre y hermano y la verdad es que nos encantó desde el primer momento hasta el fin. La comida es de una calidad impresionante, la carta completa y variada, y el servicio lo mejor de todo: muy simpático, muy profesional y muy atento. Paso a poneros la galería de fotos y luego comento un poco las novedades.

Bígaros de aperitivo
Bígaros de aperitivo
Percebes de los gordos
Percebes de los gordos
Navajas
Navajas
Empanada de vieiras
Empanada de vieiras
Buey de mar
Buey de mar
Callos con garbanzos
Callos con garbanzos
Postres
Postres

Bueno, pues como podéis ver empezamos con los bígaros que nos pusieron junto con la cerveza como aperitivo. También de la casa nos pusieron un salpicón pequeñito y una tacita de caldo caliente por cabeza ya que hacía frío. De beber primero Estrella Galicia y de vino dos botellas de albariño Villa del Corpus (17€) que estaba muy muy bueno.

Pedimos un poco precipitadamente, pensando en completar con algo más pero finalmente dado el tamaño de las raciones fue más que suficiente. De marisco tomamos percebes de los gordos (120€/kg, los normales salen a la mitad), navajas plancha y un buey de mar. Para completar un poco de empanada de vieiras y los callos.

Los percebes, como se pueden ver, de los mejores que he probado, recién cocidos y jugosos y sabrosos como no los hay igual. Las navajas igualmente estaban en su punto perfecto, con todo el sabor del mundo y jugosas pero para nada crudas. El buey, de buen tamaño también estaba de muerte. La empanada me flipó, muy muy suelta y repleta de relleno. Y los callos tremendos, abuela, nos pusimos las botas y de un tamaño estupendo para el precio.

De postre pedimos la fillora, que estaba brutal, un poco crujiente por fuera, la leche frita, que también me gustó mucho, aunque también las he probado mejores, y la tarta de orujo que realmente no me gustó mucho, pero porque sabía úinicamente a orujo, que no me gusta… De todos ellos yo me quedaba con la filloa sin duda.

Luego de la casa nos pusieron los consabidos licores de la casa y a correr.

Precio: 63€

Ficha Google+

Localización:

1ª visita marzo 2013 – Gallego

Qué alegría te da cuando descubres un sitio de estos en los que la comida se disfruta de verdad. Nadie me había hablado de él pero lo había visto un par de veces en Google Local, donde las valoraciones son realmente buenas. Y ahora ya tienen la mía como una más.

El restaurante Casa Adriano es un restaurante gallego en el que los mariscos son de muy buena calidad. Tres veces por semana los compran en Galicia y se los traen para Madrid. Y como buenos gallegos, en temporada preparan la lamprea del río Arbo y no nos resistimos a probarla.

Lo primero de todo es avisar de dos aspectos a tener en cuenta. El primero que si vais en fin de semana hay que reservar. Y es que se pone hasta arriba. Y el segundo es que no tienen pago con tarjeta. Así que hay que ir con dinero en metálico. Disponen de aparcacoches.

Y tras la información de servicio vayamos a lo importante. Empezamos con un par de fotos de la zona de barra. Donde de tapa nos sacaron unos bígaros realmente buenos. Eso es una tapa de lujo y lo demás es tontería.

Vitrina de la fachada
Vitrina de la fachada
Bígaros de tapa
Bígaros de tapa
Primer plano de los bígaros
Primer plano de los bígaros

La comida fue muy sencilla. Empezamos con un poquito de marisco y después pasamos a la lamprea. De marisco estaban muy buenas las nécoras y los percebes. De lujo las cigalas y realmente excelentes los santiaguiños. Una delicia.

All together
All together
Primer plano de los Santiaguiños
Primer plano de los Santiaguiños
Nécoras y Santiaguiños
Nécoras y Santiaguiños
Percebes y cigalas
Percebes y cigalas
Cigalas y Santiaguiños
Cigalas y Santiaguiños

Y de ahí pasamos a la lamprea. Este “parásito” es toda una joya. La carne es de una textura excelente y por supuesto de un sabor que a nosotros nos encanta. La preparan en su jugo y la sirven junto a la manzana asada. Y todo esto regado de un buen ribeiro que entraba sólo pese al frío de la calle.

Lamprea en su jugo
Lamprea en su jugo
Manazana asada de acompañamiento
Manazana asada para acompañar la lamprea

Y de postre… pues no podía seer otro cosa que una filloa. Canutillo fino relleno de buena crema. Muy recomendable. La tarta de queso nos convenció menos.

Filloa y tarta de queso
Filloa y tarta de queso

Conclusión: Si eres un gallego en Madrid y sientes la necesidad de darte un homenaje y rememorar la gastronomía y los buenos productos de tu tierra no dudes en ir a Casa Adriano. Y si no eres gallego… pues tienes que ir con más razón a probar las delicias de estas tierras como los santiaguiños y la lamprea.

Precio: 50 € por persona