Restaurante Montepiedra Jardines del Mar – Disfrutando del Verano en Campoamor (III)

Si estás en la playa y buscas un sitio pijillo donde cenar algo y después tomarte una copa, el Montepiedra es el sitio perfecto. La comida en sí, no es una maravilla pero el sitio está muy bien decorado y hace que la cena sea muy agradable.
Eso sí, este sitio sólo abre en verano, creo que desde mediados de julio y no se cuando cierra. Por lo que si quieres ir, llama primero para asegurarte que sigue abierto. Creo que por eso de que no está abierto todo el año, no aparece en google. Aquí os dejo en enlace de Google Streetview para que lo localicéis lo mejor posible.

La carta es bastante extensa con entrantes, ensaladas, tostas, pescados y carnes. Este veranos cenamos a base de entrantes. Empezamos por un salmorejo con jamón ibérico. El salmorejo no estaba ligado y era más una sopa que no un salmorejo cremoso. Y un pelín de vinagre de más para mi gusto.

Salmorejo

De ahí pasamos a un tartar de atún con aguacate. Lo dicho, el tartar lo presentan en un lpato alargado muy resultón con el tartar (mini tartar) en un lado y un poco de ensalada en el otro. El tartar estaba sosete y no tenía ningún tipo de aliño o aderezo. Me dio la sensación de que sólo era carne de atún machacada, con un poco de aguacate encima y punto.

Tartar de atún

La carta de vinos que tienen es corta pero muy bien apañada. Tienes tu omnipresente Jesús Gil de Jumilla y también un Rioja que me gusta bastante que es el Sierra de Cantabria. Y los precios son moderados.

El siguiente plato fue a sugerencia del camarero que nos tomó nota, la tempura de espárragos. Tampoco nada del otro mundo. Espárragos verdes normalitos con un tempura fina bien hecha y una salsa romescu. Están buenos pero lo cobran bien caro para lo que es.

Y por último el único plato que me gustó y que me pareció original: la terrina de pulpo. El pulpo tierno y con muy buen sabor. Éste si que me pareció algo destacable y por lo que merece la pena sentarte, junto con el postre.

Terrina de Pulpo bien buena

De postre pedimos unas brevas con natillas que estaban muy buenas. La mezcla de las natillas con el dulzón de las brevas me pareció muy acertada. Empalaga a muerte pero muy buena.

Natillas y brevas. Doble ración de azucar!

 

Y después a tomar una copa a la terraza que pertenece al mismo dueño y está al lado. Que está muy bien montada con piscina, camas balinesas y todo eso. Las copas no son excesivamente caras y también te puedes pedir cockteles.

En conclusión, el Montepiedra es un restaurante chulo y muy bien situado. Y merece la pena ir una noche de forma relajada. Que tiene una carta que te entra por los ojos pero creo que es demasiado ambiciosa para un restaurante que está abierto muy poco tiempo al año. Por eso que hay algunos platos que fallan. Pero la verdad es que se agradece un sitio más pintón en Campoamor aunque sólo sea en verano. Y es que no es viable tener abierto ese local y con ese servicio el resto de meses del año en una zona como esta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s