Tanta y Tampu, Perú de moda

La reseña de hoy va dedicada a la cocina peruana, que no cabe duda de que está de una moda terrible en Madrid y en todo el mundo. Hace unos años las únicas opciones disponibles eran sitios de alta gama como Astrid y Gastón o Virú, pero ahora mismo existen en Madrid varias opciones para conocer la gastronomía peruana a buenos precios y con muy buena calidad.

Tanta

El primero es el Tanta, que es la franquicia a nivel internacional del conocido chef Gastón Acurio, y puede considerarse algo así como la versión asequible de su Astrid y Gastón.

20130808-001329.jpg

Pan de papa

Mi padre no había estado nunca en un peruano, así que elegimos rápido. Un entrante variado, un par de ceviches y un segundo de chifa para completar. Antes de todo eso nos trajeron, para no aburrirnos esperando, un pan de papa, que está muy rico y sabroso, denso, con una salsa para mojarlo.  Y de vino un blanco Gran Feudo. Como hemos dicho, pedimos un par de ceviches. Uno más clásico, de corvina, y otro estilo japonés, de atún rojo, con wasabi, soja y aguacate. Ambos estaban buenísimos, muy sabrosos, aunque tampoco demasiado abundantes. Si vais y ya habéis probado el clásico alguna vez, pedid el japo, que os sorprenderá.

20130808-001336.jpg
Cebiche clásico
20130808-001345.jpg
Cebiche de atún rojo

Tras los ceviches llegó el piqueo criollo, que es una tabla para probar varios entrantes típicos peruanos a buen precio (22€). Llevaba anticucho de ternera, papa rellena, causa, chicharrón y yuca. Lo mejor sin duda la papa rellena, que estaba espectacular, aunque la causa también me encantó. La causa es muy típica del perú y es un perú frío y aliñado que puede recordar un poco a la ensaladilla rusa… Los anticuchos son unas brochetas y el chicharrón en este caso venía dentro de una empanadilla. La tabla fue un acierto.

20130808-001354.jpg
Piqueo criollo

Para rematar la jugada llegó el arroz chaufa, con pollo, tortilla y verduras… riquísimo!! Y muy contundente. La verdad es que la experiencia estuvo genial y decidimos terminar la jugada con un pisco sour!

20130808-001412.jpg
Arroz chaufa
20130808-001418.jpg
Pisco Sour

En conclusión, un peruano para adentrarte en el mundillo, con calidad y variedad, a un precio normal. Lo único que me dio rabia es que la decoración y ambiente es como la de un bufé libre de carne o sushi que tanto se llevan ahora, todo muy pelao y sin fuste, demasiado aspecto barato cuando tampoco lo es tanto.

Precio: 50€ con copita.

Web: tantamadrid.com

Ficha Google+

Localización:

Tampu

El segundo sitio es otro Peruano reciente de Madrid, situado en el barrio de Prosperidad y a mí me gustó aún más y es más barato. Realmente la mejor opción yo creo para probar Perú sin pasarte de precio. Ese día fuimos con el tenedor y probamos unos el menú degustación que incluye y otros pidieron a la carta, por lo que hay variedad de platos.

En este caso empecé con el pisco sour del menú, aunque otro pidieron vino directamente: un Ramón Bilbao de 2010. Más que aceptable. Y de aperitivo llegó una cremita de rocoto para untar muy sabrosa.

20130823-164012.jpg
Crema de rocoto

Mi madre pidió para probar el mejillón Ñay Lamp, difícil de pronunciar pero fácil de comer. Van cocidos con crema de vieiras y calamares, granizado de menta, ají limo e hilos de camote (batata) crujiente. Todo de un bocado!!

20130823-164032.jpg
Mejillón

Por mi parte llegó el triple plato de entrantes del menú:

-Chicharrón de calamares con leche serrana de huacatay

-Causa de habas con pulpo al olivo

-Cauche de queso arequipeño

20130823-164044.jpg
Entrantes

Las tres cosas muy muy ricas, pero yo me quedaría con la causa con pulpo… El cauche de queso es un guisito que lleva queso, cebolla, tomate y ají. Muy sabroso.

Lo otro que probaron fue el bocadito dominguero (chicharrón de cerdo envuelto y con puré de camote y salsa de cebolla, cilantro y ají) y la croqueta líquida de ají de pollo (con queso serrano y coulis de aceituna). Dos bocados pero mil sabores!

20130823-164056.jpg
Más entrantes

Mis segundos platos llegaron también todos a la vez, en un platito triple:

-Pepián de choclo con chicharrón de cerdo y salsa criolla

-Seco de carrillera con muselina de pallares y chifle

-Escabeche de Jurel con patata y lechuga

20130823-164107.jpg
Principales

De esta tanda lo que más me gustó fue la carrillera (el chifle es una rodaja de plátano seco) y luego el pepián de choclo, que es el maíz gordo que utilizan mucho y suelen poner junto con el cebiche. En general todo estaba excelente y la opción de probar muchos platos es estupenda para la primera vez.

También pedimos el ceviche, que a mí me pareció el mejor que he probado, porque de sabor estaba tremendo y los trozos eran enormes! Muy generoso por 14,5€ y viene acompañado de canchita, camote y choclo (maíz, batata y maíz…).

20130823-164113.jpg
Ceviche

Mi madre pidió el cochinillo con piel crujiente y base de quinua cocida, que parece una especie de sémola. Estaba rico, pero quizá lo que menos merecía la pena de todo, podría estar algo más jugoso.

20130823-164119.jpg
Cochinillo

Finalmente le postre del menú: Mousse de machica (harina de maíz tostado) y Helado de lúcuma (fruta parecida al mango). Los dos bastante ricos pero no espectaculares. Quizá es un sitio más para centrarse en los salados, aunque ojo, que estaban buenos.

20130823-164127.jpg
Postres

En general, sitio recomendable 100%, para ir con amigos, niños o pareja. Es una comida todavía desconocida para muchos de nuestros paladares, pero son sabores ricos y si lo pruebas aunque no sepas qué es, te sorprenderá. En Tampu los precios son bastante ajustados y el producto de primera, y el servicio genial. Os animo a probarlo!

Precio: 44€ con vino y pisco

Web: tampu.eu

Ficha Google+

Localización:

Chifa, chinoperuano a escena

En navidades por fin pude probar el Chifa, uno de los nuevos restaurantes de 2012 que más ha dado que hablar en la escena gastronómica. Es una nueva propuesta de los argentinos Estanis Carenzo y Pablo Giudice que trajeron Sudestada a Madrid hace unos años. Tal como el propio nombre indica, es una cocina fusión chino-peruana. En Perú hay una importante población inmigrante de China y ha establecido allí una comida propia china con ingredientes peruanos, que llaman chifa.

chifa

Lo han abierto en el antiguo local de Modesto Lafuente, ligeramente reformado, aunque sigue siendo tan diminuto como cuando estaba allí Sudestada. Caben aproximadamente 20 personas, en unas cuantas mesas pequeñas de 2 y 4 personas. El local es sobrio y moderno, pero a la vez acogedor por el uso extensivo de madera en todos sus acabados. Para comer ponen únicamente tenedores y palillos, y lo que sí echamos de menos fue un mantelillo, aunque fuera de papel, para no tener que apoyar pan, cubiertos, etc. en la propia mesa.

Interior del local
Interior del local

Al igual que en Sudestada, la carta de bebidas está muy cuidada, con una breve pero estupenda selección de vinos, unas cervezas muy especiales que ellos mismos producen en Las Rozas (4€), y EL cóctel de la casa: batida mojitada (9€) – cachaça, lima, maracuyá y menta. Nosotros pedimos las cervezas, y aunque son bien caras, merecen la pena porque son tremendamente ricas. Creo que ya os hablaré de ellas en un post dedicado.

Para compartir pedimos un escabeche filipino de bonito, que fue probablemente lo mejor de la comida. Es un escabeche con un bonito blanquísimo en vinagre de frutas, con verduras y tomate. Estuvimos dudando si pedir esto o el cebiche y no nos equivocamos. Viene además con un bollito de pan de sal, que es una delicia solo y mojado en el escabeche. Ojo que en la foto el plato ya estaba a medias, no es escaso.

Escabeche filipino de bonito
Escabeche filipino de bonito

De segundo Carmen pidió un arroz chaufa pekinés, que viene con huevo, cebolla frita, mucho cilantro y bastantes lonchas de pato. Chaufa es una variación de la palabra china para arroz frito, y es como lo llaman en la cocina chifa de perú. El arroz estaba súper rico, genialmente hecho y además abundante.

Arroz chaufa pekinés
Arroz chaufa pekinés

Por mi lado pedí un cuadril saltado, que es carne de cadera madurada 60 días, cortada en tiras muy gorditas y salteado, con sillau (soja) y vinagre. Viene además con unas papas fritas riquísimas que recomiendo mojar un poco en la salsita antes de comerlas. La carne, que como viene debajo no se ve mucho, es también bastante en cantidad y está riquísima. Las tiras, al ser gorditas, permiten que la carne no se haga demasiado y conserve un sabor estupendo.

Cuadril saltado
Cuadril saltado

De postre nos intentaron convencer para que tomáramos un postre combinado de crema de vainilla quemada con una cerveza artesanal negra, pero nos decantamos mejor por la mousse de chocolate con orejitas de chancho, que son un par de galletas cubiertas de azúcar glas. Chancho es cerdo en sudamérica, por cierto. La mousse súper buena y al tener debajo una capa de dulce de leche, el sabor es sublime. Cuidado con el azúcar de la orejita porque mancha cantidad. Luego un café y a correr.

Mousse de chocolate y orejitas de chancho
Mousse de chocolate y orejitas de chancho

Nos pareció un sitio magnífico, muy moderno y cómodo para comer, con los posibles peros del precio de la bebida, que me pareció cara, y el del local, que no permite grandes mesas y hace un poco difícil conseguir sitio. El servicio muy atento.

Web: N/A

Precio: 30€