Restaurante Kappo – Sushi a raudales

Pues sí! Yo también confirmo que el restaurante Kappo de Mario Payán es un sitiazo en toda regla. Restaurante pequeño y con una decoración minimalista donde destaca la gran barra tras la que trabaja este fenómeno de cocinero.

Aquí se viene a disfrutar de su menú degustación Super Mario. Un menú con dos fases muy marcadas. Una primera con varios platos de cocina kaikesi (pequeñas raciones de platos variados) y una segunda parte en la que se centra 100% en el sushi. El precio es 65€ por persona y ya os digo que merece la pena pagarlos.  La carta de vinos es variada y asequible. Con botellas desde 16€.

Sin más, os mostramos el menú degustación. Comenzamos un aperitivo de mantequilla de té verde.

kappo aperitivo mantequilla verde
Restaurante Kappo – Mantequilla verde

Aquí tardan poco en ponerse serios. Sin más dilación, nos sacaron este tartar de tarantelo con cebolleta y ponzu.

kappo tartar de atun
Restaurante Kappo – Tartar de atún

El siguiente plato fue un dumpling de pollo. Muy muy bueno. Un dumpling tierno y sabroso.

kappo dumpling pollo
Restaurante Kappo – Dumpling de pollo

Llegamos a uno de los platos que más nos gustaron. La kokotxa de bacalao cocinada con miso blanco. Excelente sabor y textura.

kappo kokotxa miso
Restaurante Kappo – Kokotxa de bacalao con miso blanco

Como podéis ver, son pequeños platos muy jugosos y que sorprenden. El siguiente es el Daikon, nabo asado japonés, con carne y salsa ponzu. Super sabroso.

kappo nabo asado
Restaurante Kappo – Nabo Asado

Pero todo llega a su fin. El siguiente plato es una brocheta de pintada con pepino y shisho. Muy buena. Refrescante y ligera.

kappo pintada brocheta
Restaurante Kappo – Brocheta de pintada

Y aquí os traemos un carrusel con todos los platos de sushi. Una maravilla de cortes que Marío va sacando midiendo los tiempos. Todos son geniales. Por destacar alguno me quedaría con el de melva o con el de pez lorito. O el de vieira con ventresca flambeada. Ah y el de erizo. Cosa fina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después del sushi, un plato de soba que entra solo. Sabroso y superfino.

kappo tempura
Restaurante Kappo – Tempura y noodles

Acabamos el menú con un postre cítrico fresco y digestivo. Perfecto para ayudar con este espectacular menú!

kappo citricos
Restaurante Kappo – Cítricos

Gastroplan – Ruta básica de cañas por Ponzano

ponzanoFLYER
Hola de nuevo a todos,

En esta ocasión desde Gastroplan os queremos hacer la crónica de la ruta #SalvaTabernas que hicimos recientemente con Google Plus Local Madrid. Ésta es la segunda ruta que hacemos por tabernas antiguas de Madrid. Visitando sus locales con solera y probando la especialidad de cada casa.

La primera ruta #SalvaTabernas la hicimos por La Cara B de La Latina. Es decir, los alrededores de la calle Toledo y de la calle Calatrava. Nos lo pasamos genial y fue todo un éxito como podéis ver en las crónicas que escribieron Luisete en profundidad.net y Magdalena en Gastronomia y una pizca de algo más. De nuevo, muchísimas gracias a los dos!!

En esta segunda ruta, visitamos los 4 establecimientos que para nosotros son más representativos de la zona de la calle Ponzano, en el madrileño barrio de Chamberí. Estos bares son La Ardosa, El Doble, Fide y Sylkar y clicando sobre cada uno accedéis a su página de Google Plus, dónde tenéis toda la información y las valoraciones de los usuarios. A continuación os contamos lo que tomamos en cada uno de ellos y la historia de los sitios y curiosidades que nos contaron los camareros.

Y antes de nada, queremos dar las gracias a las autoras de las fotos que vamos a utilizar en esta entrada. Son cuatro #SalvaTabernas incondicionales que hacen fotazos de lujo. Son Claudia, Lili, Magdalena y Patricia. Os dejamos sus perfiles de Google Plus para que las sigáis. Muuuchas gracias chicas!!

Primera Parada – Bodega de la Ardosa

Fachada de Bodegas La Ardosa (foto de Paty Criter)
Fachada de Bodegas La Ardosa (foto de Patricia)

Pues comenzamos con todo un clásico que hay que visitar. La Bodega de la Ardosa se encuentra en la calle Santa Engracia 70. Es una de las muchas bodegas La Ardosa que se abrieron desde finales del siglo XIX en Madrid. Actualmente las más conocidas son la de la calle Colón en Malasaña y ésta, pero su gestión es totalmente independiente.

El establecimiento de la calle Santa Engracia, sigue siendo una bodega de las de toda la vida, en las que se vende la bebida a granel y se pueden probar las tapas más castizas como las bravas, la oreja o los zarajos. Acompañan las cañas con la banderilla tradicional y unas buenas patatas fritas.

Interior de La Ardosa
Interior de La Ardosa (foto de Lili)

Además, os recomendamos mucho visitar la web del establecimiento de la calle Colón www.laardosa.com, porque cuentan la historia de esta cadena de bodegas con mucho detalle. Os dejo la introducción para que os animéis a seguir leyendo.

“En 1892, D. Rafael Fernández Bagena creó y fundó la famosa Cadena de Bodegas LA ARDOSA de Madrid. Propietario de la comarca vitivinícola llamada “La Ardosa” y ubicada en tierras de Toledo, D. Rafael decidió comercializar sus vinos en Madrid creando esta popular cadena que llegaría a pasar de la treintena.”

En esta primera parada empezamos probando sus archiconocidas patatas bravas. Muy buena salsa, potente de sabor sin ser picante. Como nos decía Juanjo, otro #SalvaTabernas, La Ardosa de Santa Engracia siempre ha sido el sitio estratégico para tomarse la primera caña con los amigos. Es económico y picas algo para no ir con el estómago vacío.

Patatas Bravas (foto de Patricia)
Patatas Bravas (foto de Patricia)
Bravas en La Ardosa
Bravas en La Ardosa

Es importante destacar que si eres un aficionado al vermú, en esta ruta te recomendamos que lo pides en cada uno de los sitios. Son unos expertos y sirven un vermú de calidad.

Vermú con banderillas (foto de Patricia)
Vermú con banderillas (foto de Patricia)

Segunda Parada El Doble

Desde la calle Santa Engracia, ya nos metemos en la calle Ponzano. Y en el número 17, esquina con José Abascal, encontramos una de las sucursales de El Doble.

Fachada de El Doble (foto de Lili)
Fachada de El Doble (foto de Lili)
Fachada de El Doble (foto de Magda)
Fachada de El Doble (foto de Magdalena). Lo dicen bien claro: Cerveza Tirada con Sistema Antiguo
Porcelana (foto de Lili)
Porcelana (foto de Lili)

Respecto a la historia del establecimiento, en el blog Mis Tabernas Favoritas nos cuentan los siguiente:

“La familia Puerto tenía una marisquería en el barrio del Pilar pero su ilusión era dirigir una taberna clásica y eligieron el barrio de Chamberí. Fundaron su primer establecimiento en la calle Ponzano, 58 en 1987 y el de Ponzano esq. José Abascal en 1990. La fachada es de cerámica de Talavera pintada a mano. El nombre de El Doble se debe al tamaño del vaso, que recomiendan porque la cerveza coge mejor cuerpo.”

En esta cervecería puedes tomar conservas, mariscos, embutidos, encurtidos, canapés y sobre todo… boquerones en vinagre. En nuestra ruta nos decantamos por ellos. De buen calibre y aliñados en su justa medida. Realmente buenos.

Interior de El Doble (foto de Patricia)
Interior de El Doble (foto de Patricia)
Boquerones con vermú
Boquerones con vermú (foto de Patricia)

Tercera parada – FIDE

Fachada de Fide (foto de Claudia)
Fachada de Fide (foto de Claudia)

Y de clásico en clásico, llegamos al FIDE que está en la calle Ponzano esquina Bretón de los Herreros. Este establecimiento tiene una antigüedad de unos 15 años, pero debido a su éxito, se podría decir que es el centro neurálgico de la calle Ponzano. Una marisquería en la que siempre encontrarás marisco fresco y de calidad. Además de embutidos de primera.

Alacena de conservas en Fide (foto de Claudia)
Alacena de conservas en Fide (foto de Claudia)

En nuestra ruta tomamos su espectacular ensaladilla con pulpo y gambas. A mi me encanta. Una ensaladilla nada pesada y de un sabor extraordinario.

Ensaladilla con gambas y pulpo en FIDE
Ensaladilla con gambas y pulpo en FIDE

Y para la próxima visita tenemos pendiente probar las sardinas en salazón. Hará 3 ó 4 años ganaron un concurso de tapas con esta sardina por lo que seguro que es una maravilla.

Cuarta parada – Sylkar

Fachada de Sylkar (foto de Claudia)
Fachada de Sylkar (foto de Claudia)

Y para terminar esta ruta de clásicos, fuimos a probar la tortilla de patatas de Sylkar. Es toda una delicia y, para los que nos pirra la tortilla poco cuajada, es una de las mejores de Madrid. Este local se encuentra en la calle Espronceda 17.

En la foto podéis ver un pincho de tortilla en todo su esplendor. La puedes pedir con o sin cebolla. Yo soy de CON cebolla pero que cada uno pida la que más le convenza. En la segunda foto, podéis ver que a veces el pincho viene… “deconstruido”.

Pincho de tortilla de Sylkar (foto de Claudia)
Pincho de tortilla de Sylkar (foto de Claudia)
Pincho de tortilla en Sylkar
Pincho de tortilla en Sylkar

El local es relativamente nuevo y desde que abrió ha sido una referencia en la zona, no sólo por su tortilla sino también por sus callos, su ensaladilla y sus extraordinarias torrijas.

Torrijas increibles de Sylkar (foto de Magdalena)
Torrijas increibles de Sylkar (foto de Magdalena)

Y también es muy destacable su oferta de vinos. Muy variada y de buena relación calidad / precio. Aquí recomendamos pasar del vermut al vino… o directamente a algún combinado.

Y en Sylkar nos despedimos de esta ruta básica por la zona de Ponzano. Desde Gastroplan, ya estamos preparando una ruta más especializada por la zona para los #SalvaTabernas pro.

Por último agradeceros sincerente a todo el grupo #SalvaTabernas el buen rato que pasamos. Aquí os dejamos una foto del equipo en la puerta de Fide. La foto es para enmarcarla!!

#SalvaTabernas Power
#SalvaTabernas Power

Si os queréis animar a próximas rutas que organicen Google Plus Local Madrid sólo tenéis que crearos el usuario en esta red social en este enlace y seguirles clicando en este otro link.

GastroPlan 1 – Cañas por la calle Ponzano

gastroplan_logo_3

Empezamos con el primer GastroPlan por una zona muy castiza de Madrid: La calle Ponzano en el barrio de Chamberí. La ruta que aquí os presentamos es fundamentalmente de cañas, tapas y raciones mezclando establecimientos históricos que todo madrileño debe conocer, con nuevos bares abiertos recientemente. Primero os presentamos cada una de las paradas propuestas y después os resumimos la información en la ficha del GastroPlan. En esta entrada describimos la ruta completa pero también hemos hecho un pdf por si queréis descargároslo. Éste es el enlace: GastroPlan_Ponzano.

Antes de nada… por favor si os decidís a hacer este Gastroplan no dudéis en tuitear vuestras impresiones utilizado el hastag #Gastroplan o hacednos referencia en vuestros tuits con @Gastroplan .Habrá merchandising molón y rutas gratis para los más activos.

Primero un poquito de historia. En este link a wikipedia podéis leer una extensa biografía del barrio de Chamberí.

Primera parada: Bodega de La Ardosa (Santa Engracia 70). Fundada en 1892 es una reliquia que hay que visitar. En su página web http://www.laardosa.com tenéis un montón de información acerca de sus orígenes y los diferentes dueños y familias que la han regentado, así como su oferta actual y especialidades. La fachada de azulejo es realmente bonita. Tenéis raciones variadas pero yo recomiendo probar la ración de bravas (3€) y una copa de vino (1,2€) o ración de bravas y mini de cerveza (5€). El botellín de Águila (1,5€) sale caro.

Bravas en La Ardosa
Bravas en La Ardosa

Segunda parada: Y ya entrando en Ponzano, encontramos el un restaurante con el mismo nombre. El bar – restaurante Ponzano (Ponzano 12) es una casa de comidas espectacular, con una barra en la que puedes degustar guisos y escabeches de lujo. Aquí vais a probar unos callos estupendos para entrar en calor. Con un par de copas de vino o cañas. Lo que prefiráis. Y será difícil que os resistáis a los pinchos que tienen en su barra o, como decíamos, a sus escabeches. Si no conocíais antes este sitio… esperamos que pase a ser una visita fija cada vez que vayáis a la calle Ponzano.

Fachada del restaurante Ponzano
Fachada del restaurante Ponzano

Tercera parada: Siguiendo en la calle Ponzano, el primero es un clásico. El Doble (Ponzano 17-19). Cerveza bien tirada (1,5€ la caña y 2,5€ el doble) y con su tapa. La especialidad son los boquerones en vinagre con unas buenas patatas fritas (9€ entera y 5€ media) y los canapés también están bien buenos (3,3€). El de salmón ahumado, el de sardina ahumada, el de atún en escabeche.

El doble - Media de boquerones en vinagre
El doble – Media de boquerones en vinagre
Canapé de Salmón. El Doble
Canapé de Salmón. El Doble

Cuarta parada: cruzando la calle José Abascal llegamos a la parte de la calle que es propiedad de Alipio Ramos. Tiene varios bares como El Rincón de Alipio o el Vagalume pero recomendamos ir a la Taberna de Alipio Ramos (Ponzano 30), que es la original. Con la consumición os sirven una buena tapa. La atención es muy buena y las raciones están bien de precio. Recomiendo tomarse unos huevos rotos.

Quinta parada: En la siguiente manzana nos encontramos un par de sitios muy buenos. Por un lado está la cervecería marisquería Fide (esquina de Ponzano con Bretón de los Herreros). Todo un lujo. Las cañas bien frías (1,5€ la caña, 2.5€ el doble y 3€ la jarra) y buenos vinos desde 2,4€ la copa. Siempre acompañado de su tapa. Recomendamos acompañarlas con una media ración de ensaladilla rusa con gambas y pulpo (8€) o la ración entera (15€). A 15€ tienes raciones buenísimas de salpicón, berberechos al vapor, cigalas, gambas al ajillo, etc. También tienen buena variedad de conservas, raciones, canapés (3€) y embutidos ibéricos.

Media ración de ensaladilla con gambas y pulpo en FIDE
Media ración de ensaladilla con gambas y pulpo en FIDE

Sexta parada: Continuando por Ponzano y a escasos metros del FIDE, llegamos a La máquina de Chamberí (Ponzano 39), un sitio muy bueno. Éste es el sitio nuevo que ha abierto el Grupo La Máquina donde antes estaba Alborán. Está más orientado a cocina de mercado en pequeñas raciones. Tienes tapas, pinchos, mariscos, carnes… una variedad muy extensa. Todo con la garantía en la materia prima del Grupo La Máquina. Muy recomendable el pincho de steak tartare y el de ensaladilla (ambos a 2,9€). La caña cuesta 1,7€ y tienes copas de vino desde 2,5€. Además, en este sitio ya podéis empezar con la primera copa, para bajar tooooodo lo que habéis comido.

Pincho de Steak Tartare en La Máquina de La Moraleja
Pincho de Steak Tartare en La Máquina de Chamberí

Séptima parada: Y una de las mejoras paradas para el final. Bajando por la calle Espronceda se llega a Sylkar (Espronceda 17) uno de los mayores referentes de la zona. Es obligado probar la tortilla de patatas por ser una de las más valoradas de Madrid (pincho a 2,9€). También muy recomendables la ensaladilla y los callos (eso sí 10 € media ración pero bien generosa). Todo bien acompañado de buenos vinos (copa Ribera joven 2,6€). Es importante destacar que cierra sábados noche y domingos.

Pincho de tortilla en Sylkar
Pincho de tortilla en Sylkar

… y si la cosa se anima: Un sitio de copas baratas y buen ambiente es Elcano Tavern (Alonso Cano 57) que queda muy cerca de ambos sitios de la última parada. Gran variedad de ginebras. Poca de vodkas.

A continuación, os presentamos la ficha de la ruta:

ponza

Y por si os interesa, os montamos un pack en plan experiencia gourmet canalla con los vales para que toméis estas delicias en cada uno de los establecimientos. Eso sí, no es necesario que hagáis la ruta en un sólo día ya que los vales los podéis gastar cuando queráis. Os lo montamos todo en un estuche chulísimo que nos han montado nuestros amigos de Krisalyum. Si estáis interesados, rellenad el siguiente formulario y os pasamos un presupuesto y más detalle de su funcionamiento.

Pack Ruta de Cañas por Ponzano - Portada
Pack Ruta de Cañas por Ponzano – Portada
Pack Ruta de Cañas por Ponzano - Interior 1
Pack Ruta de Cañas por Ponzano – Interior 1
Pack Ruta de Cañas por Ponzano - Interior 2
Pack Ruta de Cañas por Ponzano – Interior 2
Pack Ruta de Cañas por Ponzano - Certificado Krisalyum
Pack Ruta de Cañas por Ponzano – Certificado Krisalyum

Esperamos que os parezca interesante y que nos mandéis vuestras opiniones, alternativas, información… todo lo que consideréis relevante. Os dejamos también el mapa de Google por si os es útil.

Mapa de Google:

Chifa, chinoperuano a escena

En navidades por fin pude probar el Chifa, uno de los nuevos restaurantes de 2012 que más ha dado que hablar en la escena gastronómica. Es una nueva propuesta de los argentinos Estanis Carenzo y Pablo Giudice que trajeron Sudestada a Madrid hace unos años. Tal como el propio nombre indica, es una cocina fusión chino-peruana. En Perú hay una importante población inmigrante de China y ha establecido allí una comida propia china con ingredientes peruanos, que llaman chifa.

chifa

Lo han abierto en el antiguo local de Modesto Lafuente, ligeramente reformado, aunque sigue siendo tan diminuto como cuando estaba allí Sudestada. Caben aproximadamente 20 personas, en unas cuantas mesas pequeñas de 2 y 4 personas. El local es sobrio y moderno, pero a la vez acogedor por el uso extensivo de madera en todos sus acabados. Para comer ponen únicamente tenedores y palillos, y lo que sí echamos de menos fue un mantelillo, aunque fuera de papel, para no tener que apoyar pan, cubiertos, etc. en la propia mesa.

Interior del local
Interior del local

Al igual que en Sudestada, la carta de bebidas está muy cuidada, con una breve pero estupenda selección de vinos, unas cervezas muy especiales que ellos mismos producen en Las Rozas (4€), y EL cóctel de la casa: batida mojitada (9€) – cachaça, lima, maracuyá y menta. Nosotros pedimos las cervezas, y aunque son bien caras, merecen la pena porque son tremendamente ricas. Creo que ya os hablaré de ellas en un post dedicado.

Para compartir pedimos un escabeche filipino de bonito, que fue probablemente lo mejor de la comida. Es un escabeche con un bonito blanquísimo en vinagre de frutas, con verduras y tomate. Estuvimos dudando si pedir esto o el cebiche y no nos equivocamos. Viene además con un bollito de pan de sal, que es una delicia solo y mojado en el escabeche. Ojo que en la foto el plato ya estaba a medias, no es escaso.

Escabeche filipino de bonito
Escabeche filipino de bonito

De segundo Carmen pidió un arroz chaufa pekinés, que viene con huevo, cebolla frita, mucho cilantro y bastantes lonchas de pato. Chaufa es una variación de la palabra china para arroz frito, y es como lo llaman en la cocina chifa de perú. El arroz estaba súper rico, genialmente hecho y además abundante.

Arroz chaufa pekinés
Arroz chaufa pekinés

Por mi lado pedí un cuadril saltado, que es carne de cadera madurada 60 días, cortada en tiras muy gorditas y salteado, con sillau (soja) y vinagre. Viene además con unas papas fritas riquísimas que recomiendo mojar un poco en la salsita antes de comerlas. La carne, que como viene debajo no se ve mucho, es también bastante en cantidad y está riquísima. Las tiras, al ser gorditas, permiten que la carne no se haga demasiado y conserve un sabor estupendo.

Cuadril saltado
Cuadril saltado

De postre nos intentaron convencer para que tomáramos un postre combinado de crema de vainilla quemada con una cerveza artesanal negra, pero nos decantamos mejor por la mousse de chocolate con orejitas de chancho, que son un par de galletas cubiertas de azúcar glas. Chancho es cerdo en sudamérica, por cierto. La mousse súper buena y al tener debajo una capa de dulce de leche, el sabor es sublime. Cuidado con el azúcar de la orejita porque mancha cantidad. Luego un café y a correr.

Mousse de chocolate y orejitas de chancho
Mousse de chocolate y orejitas de chancho

Nos pareció un sitio magnífico, muy moderno y cómodo para comer, con los posibles peros del precio de la bebida, que me pareció cara, y el del local, que no permite grandes mesas y hace un poco difícil conseguir sitio. El servicio muy atento.

Web: N/A

Precio: 30€

La Gabinoteca – Un disfrute total… una vez que consigues una mesa para cenar

Desde que abrieron La Gabinoteca, allá por principios de 2009, no creo que hayan cerrado una noche de fin de semana sin haberle dado dos vueltas a las mesas. Siempre está hasta arriba y eso es muy buena señal.

El restaurante está en la plazoleta que hace esquina entre Bretón de los Herreros y Fernández de la Hoz. Así que está muy bien situado para empezar la noche con una cena muy buena, tomarte incluso la primera copa allí, y después continuar por la zona de José Abascal. Y como podéis ver aquí las valoraciones son muy buenas. Y de gente que sabe. Como @LazyBlog.

El local está muy bien decorado. Ambiente desenfadado con mobiliario original. Muy chulo. Aunque a veces no es el más cómodo. Por ejemplo hay un par de pupitres o de sofás que son un poco bajos. En la web podéis ver la pintaza que tiene el sitio. Eso sí, es importante tener en cuenta que no hacen reservas para cenas. Así que o estas a primera hora o mejor que vayas con ración doble de paciencia. Puedes esperar tomando algo en la barra, pero la última vez que fuimos también estaba hasta arriba así que nos fuimos al bar de al lado a tomar algo. Porque teníamos unos 45 minutos de espera por delante. Desconozco las razones por las que no reservan pero la verdad es que iría más veces si tuviese la certeza de a qué hora voy a cenar.

Pero bueno dejémonos de quejas y vamos a lo importante. El sitio tiene tanta afluencia porque realmente está genial. La relación precio es muy muy buena. Desde que comienzas a leer la carta ya te vas dando cuenta que vas a pasar un buen rato. Los platos son muy originales y están realmente buenos. Lo estándar es pedir uno de cada sección (empezar, continuar y terminar) y la verdad es que uno de cada la cantidad es adecuada.

De los entrantes que hemos probado, el que sin duda más me ha gustado ha sido la tortilla con brandada de bacalao. Realmente bueno. Un clásico que no lo cambian y que algún amiguete que lleve expresamente me sigue recordando. En nuestra última visita pedimos las alitas de pollo infiltradas. Muy buenas, y con el detalle de que las deshuesan y las infiltran con yo que sé qué, pero que está buenísimo.

Alitas infiltradas!!

También pedimos el foie servido como crema catalana. Muy bueno pero nos gustó menos. El foie está suave pero lo recubren con piña y no me convenció mucho. Pero eso sí, merece la pena probarlo porque cómo os decía es muy original y no vais a probar nada parecido.

Foie servido como crema catalana

De ahí pasamos a los platos intermedios. En esta ocasión probamos El Potito (huevo, patata y trufa) y la GabinoPizza. Me gustó más la segunda que el potito. Una pequeña pizza con jamón de pato, rúcula y algo de trufa blanca que está realmente buena.

GabinoPizza de lo mejor que probamos en la última visita.

Para los principales sí que repetimos la hamburguesa de rape. Y es que sigue estando buenísima. También probamos el perrito con pedigrí. Bueno y original pero me quedo con la hamburguesa de rape.

Hamburguesa de rape. De lo mejorcito.
Perrito con pedigrí

Esta vez no pedimos postre pero vamos que tomarse una copa es casi una obligación. Como podéis ver, el bar está bien bien servido. Hasta en la carta de vinos son originales y es en formato quiz para que te sea más fácil decidir. Eso sí, si en alguna respuestavas de sobrado ydices, por ejemplo, que te gusta el golf… la botella que te toca vale 6€ más que el resto.

Bien aprovisionado

Conclusión, un sitio al que hay que ir a cenar al menos una vez. Por lo espectacular del local y de la relación calidad precio. Un día que o bien quieras cenar temprano o que vayas sin prisa ninguna. Obligadísimo pedir la tortilla con brandada de bacalao y la hamburguesa de rape.

Recomendable, sobre todo para cenas en pareja o con grupo reducido de amigos antes de salir. Por unos 25€ cenas de maravilla. Copas a parte. La carta se renueva con cierta frecuencia así que se puede ir a menudo sin problemas. Ya verán como una vez que vayan, repetirán.