Restaurante Piñera, cocina de mercado y honesta

Bueno, pues por fin he conocido el Piñera, y ya me tocaba porque vivo muy cerca y estoy harto de pasar por delante… La verdad es que desde fuera no te esperas la calidad que contiene.

Piñera nace hace cinco años de la mano de dos hermanos Marrón, naturales de Piñera (Asturias) con la colaboración del gran Benjamín Urdiaín, el chef navarro que consiguió en 1987 la tercera estrella michelín para Zalacaín, el primero en conseguirlo de España. Hasta hace poco también destacaba su servicio gracias a Jorge Dávila, que fue premiado michas veces como mejor jefe de sala en Piñera. El restaurante Piñera fue según los premios Metrópoli el mejor restaurante de 2009, que fue cuando abrió sus puertas.

Pero basta de nombres y reconocimientos, vayamos a lo importante. Piñera tiene un par de comedores amplios y luminosos. Su decoración es algo extraña y para mí un poco fea, pero tampoco es intrusiva. Su cocina es de mercado, con el mejor producto que encuentran y según ellos, una cocina honesta, sin subterfugios, e intentando destacar siempre la materia prima.

comedor
comedor

De aperitivo pedimos una cervecita y nos trajeron unas aceitunas gordales aliñadas que cayeron en breves instantes de lo buenas que estaban, de modo que tuvieron que traernos una segunda ración. Empezar así, sin lugar a tiempo ocioso es de buena mesa. También nos trajeron el pan que luego fueron reponiendo durante toda la comida, ya que había cuatro diferentes (aceitunas, tomate, blanco e integral) y fuimos probando todos. De vino nos trajeron la carta que es extensísima, y a destacar la parte de champagnes. Pedimos un Artadi 2010 (28€) que resultó perfecto para la ocasión.

Aceitunas
Aceitunas

Como digo, es importante que te tengan entretenido mientras esperas la comida, porque si no la gente se desespera. En Piñera se portaron bien y nos trajeron dos miniaperitivos para ir calentando. Uno fue un vasito de crema de boletus, muy sabroso, y el otro una cucharita de salmón marinado. Gracias!

Aperitivos
Aperitivos

De comer, aprovechando que las raciones no son pequeñas, pedimos todo para compartir entre dos: dos primeros y dos segundos. Amablemente se ofrecieron a traernos todo ya dividido en dos y emplatado, para no tener que andar peleándonos por la comida, que queda feo. Por eso tened en cuenta en las fotos que son todas de medias raciones.

El primer primero fueron las alcachofas con almejas y porrusalda ligera… Ahí ya nos dimos cuenta de que la calidad de la cocina era algo espectacular. Las alcachofas en su punto perfecto, consistentes pero no duras, sin hebra ninguna; las almejas sabrosas, frescas, de buen tamaño, y todo ligado con una crema ligerita de puerro exquisita.

Alcachofas con almejas
Alcachofas con almejas

El segundo primero fueron chipirones encebollados y tuétano. Sencillo, delicioso, perfecto. Creo que podéis ver en la foto que el punto del chipirón es perfecto, la fritura del calamar igual, finísima, y lo que nos remató en este caso fue el tuétano, que está debajo pero hay bastante, y según lo más juntando con lo demás, hace que el sabor general del plato sea sublime.

Chipirones encebollados
Chipirones encebollados

Llegamos a los segundos. El primero de ellos fue merluza de pincho, con calabacín, aceituna negra y salsa de lima. Para mí este fue el plato rey de la noche, porque la merluza estaba que se salía, de fresca, de blanca, de bien hecha, de todo. Además el contrapunto de la aceituna (que parecía soja) y la lima, un poco ácida nos sorprendió y nos encantó.

Merluza a la lima
Merluza a la lima

Y finalmente el plato que todo el mundo alaba de esta casa, y no es para menos: Steak Tartare al gusto, con patatas soufflé. Lo pedimos picantito, que nos gusta a los dos y la verdad es que lo bordaron. Para mí lo mejor es la carne, que se puede ver en el color y en el corte que es de primerísima calidad; y desde luego el aliño también es buenísimo, porque es abundante y liga fenomenal. De acompañamiento unas tostadas de pan y las patatas, que te las comes sin enterarte de ser tan ligeras.

Steak tartare
Steak tartare

Terminamos muy bien de cantidad, pero un postre no hace daño a nadie, así que decidimos probar algo. Las recomendaciones de la casa fueron las crepes suzette y la tarta de manzana, que llevan en la carta cinco años sin cambiarlas, pero por llevar la contraria pedí la creme brulée con frambuesas. He de decir que estaba muy rica, pero que no era la mejor que he probado (como las de Francia no estaba, lo siento) y por tanto no me pareció tan especial como el resto de la cena. Quizá para otra vez les hago caso y pido las crepes!

Creme brulee
Creme brulee

Tras el postre nos trajeron unos petit fours ricos y nos fuimos a tomar la copa a otro sitio de la zona, pero si os apetece tomarla con la sobremesa os lo recomiendo también, pues tienen un buen carro, bien surtido.

En conclusión, Piñera hace honor a su fama conseguida en poco tiempo, aunque también es cierto que no ha conseguido todavía hacerse un nombre entre los que no siguen el mundillo gastronómico, y desde luego no tiene nada que envidiar a sus vascos vecinos con los que compite.

Lo que sí noté y es algo que deberían mejorar, es que el nuevo servicio no me resultó nada acogedor. Fue correcto, sin nada raro pero para un sitio como este, con sus precios y calidad, entiendes que por parte del maitre y el sumiller, hace falta algo más que te haga sentir como en casa, no como un extraño… Quizá al haberme hecho expectativas de que la fama de Jorge Dávila hubiera dejado rastro por eso me decepcionó un poco este aspecto. En cualquier caso los camareros fueron atentos, precisos y rápidos, por lo que de su función no me puedo quejar.

Precio: 50€ (incluido 30% de descuento clubkviar)

Web: restaurantepinera.com

Ficha Google+

Localización:

 

 

 

Surtopia – Cocina sanluqueña de categoría en Madrid

El restaurante Surtopia es uno de los galardonados en la edición de los premios Salsa de Chiles 2012. Y no cualquier premio sino que se ha llevado el que otorgan los clientes al restaurante del año. Y nada más entrar, ya te das cuenta de cual es una de las razones de su éxito: el servicio. Fuimos a comer tarde y mientras esperábamos en la barra comprobamos como todos los clientes se despedían como si fueran de toda la vida. Todos muy agradecidos y con una confianza que es difícil de conseguir. Sobre todo si llevas abierto el poco tiempo que llevan ellos. Pero claro, cuando ves a Jose Calleja interesándose por la opinión de cada cliente te das cuenta que si te lo trabajas creas vínculo rápido y fidelizas que es lo importante.

Y pasando a la comida, pues en la web podeis consultar la carta completa. A nosotros ese día nos apetecía más picar y optamos por pedir varios entrantes al centro.

Empezamos con la ensaladilla sanluqueña con langostinos marinados y con carne mechada acompañada con rucula y helado de mostaza. La ensaladilla suave y los langostinos de buen tamaño y sabrosos. La carne mechada esta buena y el toque del helado de mostaza es un acierto. Eso sí,  yo soy más de chicharrón gaditano y estaría genial que lo incluyeran en la carta.

Ensaladilla sanluqueña con langostinos
Ensaladilla sanluqueña con langostinos

 

Carne mechá con helado de mostaza
Carne mechá con helado de mostaza

El siguiente plato fueron las tortillitas de camarones. Cinco tortillitas que suponen una ración generosa para dos personas. Las tortillitas están realmente buenas. Abundan más los camarones que otra cosa y van tostadas pero nada quemadas. Muy buenas.

Tortillita de camarones
Tortillita de camarones

Después pasamos al cazón sin adobo. Tierno, jugoso y muy fino de sabor. Acompañado de una mayonesa tambien muy ligera. Un plato bueno y en el que disfrutas del sabor delicioso del cazón sin aditivos que le resten importancia.

Cazón sin adobo
Cazón sin adobo

Y para rematar la faena, unos chipirones encebollados realmente buenos. Jose nos comentó que el truquillo está en no separar la piel del chipirón al lavarlo. Y es que esto le quita sabor al plato. La verdad que éstos estaban excelentes y habrá que hacerle caso al experto.

Chipirones encebollados
Chipirones encebollados

De postre nos recomendaron el tartín de manzana con helado. Muy bueno y suficiente para compartir entre dos o tres.

Tartín de manzana con helado de nuez garrapiñada
Tartín de manzana con helado de nuez garrapiñada

Conclusión, un gran sitio y con mucha proyección por las ganas con que hacen su trabajo y el trato excelente que dan al cliente. Además tiene una carta variada, los platos están realmete buenos y la relación calidad precio es de las mejores de la zona.

Recomendable para ir con amigos, familia o pareja. Incluso de negocios. Vas a estar muy a gusto con quien vayas y es de total garantia.

Web: http://www.surtopia.es/restaurante/
Twitter: @surtopia
Carta: http://bit.ly/Vidsv8
Precio: 30-40 €