Restaurante Alabaster – Un sitiazo elegante y válido para todos los públicos

Hola a todos,

El otro día fuimos a probar el nuevo restaurante Alabaster y es una auténtica pasada. Estuvimos en la zona de barra y todo los que probamos nos encantó. El sitio está a estrenar y lo han decorado con mucho gusto. Y es apto para todos los públicos porque vais a ver que podéis disfrutar de platos sofisticados y de cocina tradicional que clavan con la perfección de una abuela gallega. Eso da mucho juego y hace que sea un sitio perfecto para ir con amigos, con tu pareja, con la familia y hasta con los suegros. Hay variedad, el servicio es estupendo y todo está de cojonudo para arriba.

Restaurante Alabaster - Zona de barra y mesas altas
Restaurante Alabaster – Zona de barra y mesas altas

Y al ser gallego, empezamos con una Estrella de Galicia bien fría acompañada de una buenas patatas fritas.

Restaurante Alabaster . Estrella de Galicia
Restaurante Alabaster . Estrella de Galicia

La carta de la zona de barra es bastante variada y la completan con 3 o 4 platos del día que sirven por medias raciones a unos 8-10 euros.

Restaurante Alabaster - Carta de la zona de barra
Restaurante Alabaster – Carta de la zona de barra

Y empezamos con la tosta de sardina ahumada con crema de queso de arzua y tomate confitado. Un mal comienzo porque creo que fue de lo que más nos gustó de la comida. Una pasada de tosta. La sardina está deliciosa y el acompañamiento es perfecto. Cuando vayáis al restaurante Alabaster no dejéis de pedirla. Una por cabeza mínimo. Han entrado a mi lista de sardinas favoritas junto con las del restaurante Viavelez.

Restaurante Alabaster - Tosta de sardina ahumada con crema de queso de arzua y tomate confitado.
Restaurante Alabaster – Tosta de sardina ahumada con crema de queso de arzua y tomate confitado.

Continuamos con un par de platos un pelín sofisticados pero que respetan al máximo las materias primas. El primero es el carpaccio de gambón con erizo y el segundo la cigala con rebozado japonés y mayo de soja. El carpaccio está muy sabroso, el gambón muy meloso y bueno, con el toque del erizo que le da mucha personalidad al plato. Sobre las cigalas, pues un producto de primera calidad, sabroso y fresco, el rebozado es muy ligero y la salsa suave. Ninguno de ellos le quita protagonismo a la cigala que está estupenda.

Restaurante Alabaster - Carpaccio de gambón y erizo
Restaurante Alabaster – Carpaccio de gambón y erizo

Restaurante Alabaster - Cigalas con rebozado japonés y mayo de soja
Restaurante Alabaster – Cigalas con rebozado japonés y mayo de soja

Y tras estos entrantes nos fuimos a dos clásicos. Pedimos medias raciones y la verdad es que la cantidad es perfecta. Las presentan en unas tarteras molonas que, por suerte, son más hondas de lo que parecen a simple vista. Empezamos con unas verdinas con almejas de caldo trabado y potentes de sabor. Y las almejas eran estupendas. Por supuesto que nada de tierra, cocinadas en su punto y bien de tamaño. Muy jugosas. Un plato estupendo.

Restaurante Alabaster - Media ración de verdinas con almejas.
Restaurante Alabaster – Media ración de verdinas con almejas.

Y, como no, una de callos. También de sabor intenso. Un guisazo clásico que hacen de maravilla. Me gustaron muchísimo y los acompañamos con un par de copas del Rioja Sierra de Cantabria. Muy buen vino que cada vez veo en más sitios.

Restaurante Alabaster - Media ración de callos
Restaurante Alabaster – Media ración de callos

Y de postre, el arroz con leche. Un plato totalmente renovado. Un arroz con leche muy líquido y al que le añaden helado, frambuesas secas, chocolate blanco. Un arroz con leche diferente que estaba bueno pero no me convenció al 100%.

Restaurante Alabaster - Arroz con leche
Restaurante Alabaster – Arroz con leche

Conclusión: Un sitiazo que os tenéis que apuntar en vuestra lista de visitas pendientes con prioridad alta. Yo tengo pendiente sentarme en el restaurante y probar su carta. Si tengo la oprotunidad de ir, ya os contaré.

Ficha de Google

Precio: 25€ por persona

Ubicación:

Casa Hortensia, un asturiano que te devuelve la fe (en la buena cocina).

Hace dos domingos pude disfrutar de una comida de esas memorables, tanto por la calidad de ella como por la compañía. Fuimos cuatro: Carol y Gallego, Carmen y yo, a Casa Hortensia, situada en una segunda planta de la calle Farmacia en la zona de Fuencarral. En el mismo edificio está el Centro Asturiano de Madrid, con una sidrería de la misma casa del restaurante en la planta tercera. Ir en coche es complicado en fin de semana, por lo que os recomiendo el transporte público o un paseíto. Nosotros íbamos después al teatro a Embajadores, por lo que nos pillaba mal.

salón
salón y barra

Al llegar hicimos un poco de tiempo en la barra, con unas cañitas que nos acompañaron con un platito de un buen chorizo picante y pan. Cuando pasamos a la mesa nos encontramos con una ración de cabrales y dos roscas de pan. Tanto el pan como el cabrales están buenos a rabiar y te darán ganas de rebañar (excelente complemento uno de otro), pero ojo porque no son invitación (10€ el cabrales y 5,5€ la rosca).

plato de cabrales
plato de cabrales

La carta es bastante sencilla, con sus entrantes, carnes pescados y especialidades asturianas. Teníamos claro que una fabada tenía que caer, y después no nos decidíamos del todo si optar por carne o pescado. De forma que pedimos un poco de cada. Es importante dejarse aconsejar por los camareros en cuanto a la cantidad, ya que de lo contrario hay gran peligro de pasarse de calle. Nosotros pedimos de cada plato una sola ración para compartir los cuatro, ya os digo que nos sobró comida.

Empezamos la comida con un poco de verdurita, unas alcachofitas con jamón en taquitos. Estaban súper buenas y el jamón les daba el toque perfecto. Yo soy más de las alcachofas un poco más grandes (Siempre me acuerdo las del magnífico Pimiento Verde), pero estas me parecieron magníficas.

alcachofitas con jamón
alcachofitas con jamón

Tras los entrantes, llegó la ración de fabes con almejas. Como veis la ración es un buen perolo bien cargado de fabes y abundancia en almejas. Pudimos servirnos los cuatro y repetir un poco. Me parecieron exquisitas y muy muy suaves, como debe ser.

toma fabes con almejas
toma fabes con almejas

Como primer segundo llegó la ración de merluza a la romana. Podéis ver en la foto que hay pescado para aburrir, acompañado con unas patatitas fritas. Si os gusta la merluza no dejéis de pedirla porque estaba fresca fresca y con las lascas enteritas y esponjosas. Todo un acierto.

merluza abundante y deliciosa
merluza abundante y deliciosa

Por último llegó el chuletón. Un kilo de carne limpia y fileteada, junto con un plato caliente para hacerla y otro lleno de más patatas para acompañarla. Yo siempre digo que la carne como está buena de verdad es hecha en la propia parrilla, de forma que quede caliente pero poco hecha. Cuando la haces a la piedra, o al plato caliente, tiende a quedar hecha por fuera y cruda por dentro (y lo que es peor, fría), si no tienes cuidado. En cualquier caso la carne estaba de primera, y me gustó que la filetearan un poco gordita, de forma que podías controlar que la carne no se hiciera demasiado en el plato. Al final, a pesar de que lo intentamos con todo nuestro hambre y voluntad, nos sobraron unos filetes, que amablemente nos prepararon para llevar.

chuleta buena, bien roja
chuleta buena, bien roja

De postre pedí yo unas natillas, que devoramos aún sin hambre, porque no te puedes ir de un asturiano sin probar los postres de leche. Como digo, las natillas eran una ración enorme y estaban deliciosas, con un toquecito muy leve de canela dentro (no el típico mogollón espolvoreado por encima). Junto con el postre, los respectivos cafés y chupitos de la casa (pacharán, orujo blanco y hierbas a discreción).

natillas de ración doble
natillas de ración doble

La comida fue un disfrute total. Primero por la calidad de la comida. Segundo por la cantidad de la comida. Tercero por el servicio, amable, simpático y atento. Y por último, por la grata sorpresa de la cuenta que fue menor de los esperado.

Es un sitio recomendado para ir sobre todo a comer, o a cenar si dispones luego de tiempo para hacer la digestión. Ideal para comidas de grupo o para celebraciones familiares.

Web: http://www.casahortensia.com/

Precio: 33€ por persona

Restaurante La Copita Asturiana

Hola de nuevo,

Ene esta entrada os presento un restaurante perfecto para estos días de frío polar. Como el nombre indica es asturiano y está especializado en guisos como las fabes con almejas y por supuesto la fabada. El stio es tradicional a más no poder porque los dueños son un matrimonio mayor y el sitio lleva abierto más de 50 años.

Además, está muy cerca de La Latina y justo al lado del bar de copas NdT, que está bastante bien.

Eso si, en fin de semana es necesario reservar y tienen dos turnos de comida. Uno a las 14 y el otro… pues cuando acaben los del primero. Si vais un grupo grande… a lo mejor hasta las 16 no empezáis a comer. Pero vamos que os podéis tomar unas cañas mientras tanto.

Os dejo una foto de los platos que comimos la última vez que me di un homenaje con mis padres. El plato más cercano es una fabada bien aliñada con su tronchaco de tocino. Detrás a la izquierda le acompañan unas fabes con almejas y a la derecha unas manitas de cerdo. Al fondo, con cara de “niño tú echa fotos que al final te vas a quedar sin nada” está mi madre. Es bastante buena señal que casi no habíamos empezado a comer y la botella de vino ya está más vacía que llena. A continuación, os dejo la factura de ese día escaneada para que os hagáis una idea del precio.

Aquí os dejo el link de google en el que podéis ver la situación y más fotos y opiniones.