Restaurante Kappo – Sushi a raudales

Pues sí! Yo también confirmo que el restaurante Kappo de Mario Payán es un sitiazo en toda regla. Restaurante pequeño y con una decoración minimalista donde destaca la gran barra tras la que trabaja este fenómeno de cocinero.

Aquí se viene a disfrutar de su menú degustación Super Mario. Un menú con dos fases muy marcadas. Una primera con varios platos de cocina kaikesi (pequeñas raciones de platos variados) y una segunda parte en la que se centra 100% en el sushi. El precio es 65€ por persona y ya os digo que merece la pena pagarlos.  La carta de vinos es variada y asequible. Con botellas desde 16€.

Sin más, os mostramos el menú degustación. Comenzamos un aperitivo de mantequilla de té verde.

kappo aperitivo mantequilla verde
Restaurante Kappo – Mantequilla verde

Aquí tardan poco en ponerse serios. Sin más dilación, nos sacaron este tartar de tarantelo con cebolleta y ponzu.

kappo tartar de atun
Restaurante Kappo – Tartar de atún

El siguiente plato fue un dumpling de pollo. Muy muy bueno. Un dumpling tierno y sabroso.

kappo dumpling pollo
Restaurante Kappo – Dumpling de pollo

Llegamos a uno de los platos que más nos gustaron. La kokotxa de bacalao cocinada con miso blanco. Excelente sabor y textura.

kappo kokotxa miso
Restaurante Kappo – Kokotxa de bacalao con miso blanco

Como podéis ver, son pequeños platos muy jugosos y que sorprenden. El siguiente es el Daikon, nabo asado japonés, con carne y salsa ponzu. Super sabroso.

kappo nabo asado
Restaurante Kappo – Nabo Asado

Pero todo llega a su fin. El siguiente plato es una brocheta de pintada con pepino y shisho. Muy buena. Refrescante y ligera.

kappo pintada brocheta
Restaurante Kappo – Brocheta de pintada

Y aquí os traemos un carrusel con todos los platos de sushi. Una maravilla de cortes que Marío va sacando midiendo los tiempos. Todos son geniales. Por destacar alguno me quedaría con el de melva o con el de pez lorito. O el de vieira con ventresca flambeada. Ah y el de erizo. Cosa fina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después del sushi, un plato de soba que entra solo. Sabroso y superfino.

kappo tempura
Restaurante Kappo – Tempura y noodles

Acabamos el menú con un postre cítrico fresco y digestivo. Perfecto para ayudar con este espectacular menú!

kappo citricos
Restaurante Kappo – Cítricos

Roka, apuesta segura en Londres

Buenas, me llamo Borja Eugui (Bugui) y voy a ayudar a Gallego con este blog suyo de restaurantes y comida, que espero que os sirva para conocer los mejores sitios.

Hoy hablaré de ROKA, uno de los japoneses de moda en Londres que se ha convertido en un clásico. He ido las últimas tres veces que estado en Londres este año y cada vez he salido más contento.

Está muy bien situado en el barrio de Fitzrovia, juto al norte del Soho, en 37 Charlotte St. Si os quedáis a dormir en el Meliá White House, que por otro lado recomiendo, está a 10 minutos andando. Otra de las grandes ventajas de este restaurante es que os dejarán sentaros hasta las 23h, que para Londres es muy tarde y en casi ningún lugar te aceptan. El ambiente es impecable, lleno de gente guapa y es recomendable tanto para comer solo en la barra, con pareja o en grupo.

El restaurante es japonés fusión y está basado en cocina robatayaki (parrilla) pero tiene también delicioso sushi y sashimi, magníficos postres y una buena carta de bebidas. La decoración es muy agradable, destacando su cocina abierta al público con una enorme parrilla en el centro y una impresionante barra de sushi hecha de madera artesanal rodeándola. Tiene también mesas para dos personas y otras redondas para grupos medianos.

Lo mejor es empezar la cena con uno de los cócteles de la carta. Yo tomé la última vez un Pear Suppai buenísimo, aunque el mojito también es a destacar. Para continuar os recomiendo una cerveza Kirin o vino blanco.

Lo mejor de este sitio es pedir muchos platos para compartir. Sirven rapidísimo y probaréis gran variedad de cosas. En mi última visita éramos 5 y pedimos en torno a 12 platos más postre.

Empezamos con dos variedades de tempura: verduras y anguila. La verdura impecable pero normal. La de anguila, con una salsa naranja para mojar estaba estupenda. Seguimos con un bacalao en carpaccio marinado con miso de yuzu, y unas gyozas de ternera y gengibre que pido siempre y son exquisitas.

Después llegaron tres variedades de maki, cada cual mejor. Una era de salmón y espárrago, otra de atún picante y la mejor es la de cangrejo de caparazón blando. Delicioso y muy sabroso!

Para terminar, los platos fuertes de robata: Berenjena asada con soja y gengibre, Costillas glaseadas con anacardos, y Solomillo loncheado, todo ello acompañado con un poco gohan (arroz blanco). El mejor plato sin duda es el solomillo, uno de los mejores que tomaréis en vuestra vida. Es pequeño y viene poco hecho y loncheado muy fino, con una salsa agridulce-picante para mojar; brutal. Las costillas también están buenísimas. La carne muy jugosa, mucho mejores que las que tomaréis en los típicos sitios americanos de España.

Por último los postres. He probado casi todos y no hay ninguno que no merezca la pena. El último fue un helado de sésamo verde con mini-macaroons de cereza muy sorprendente. En la carta de postres encontraréis con qué bebida acompañar cada uno de ellos. Yo opté por un shochu de cereza, un licor japonés hecho con patata, tipo schnapps. Como curiosidad hay una de las paredes del restaurante que está decorada con tarros de shochu.

El precio de una cena de este calibre ronda las 55 libras, entre comida, bebida y un 12,5% de propina. Creedme que merece la pena.

Si después de la cena os quedáis con ganas os recomiendo bajar al Shochu Lounge, un bar de copas que hay debajo del restaurante muy divertido. A destacar también el ROKA Canary Wharf, abierto en la zona de rascacielos de londres que se llena a diario de ejecutivos y financieros.

Página web: http://bit.ly/xIYC2A