Perkin Reveller – Roast beef a los pies del Puente de Londres

Londres

Hola a tod@s!

El sitio que os presento hoy está en una gran ciudad europea, en la que he estado este veranito. Estamos hablando del gran Londres.

El sitio se encuentra a los pies del Puente de Londres. Una zona idílica y en la que tuvimos la suerte de disfrutar de un gran día de sol. No íbamos a este restaurante adrede, simplemente estábamos paseando, teníamos hambre y apareció ante nosotros. Por la buena pinta que tiene el sitio y su ubicación pensamos… Menuda clavada nos van a dar.  Menos mal que en alguna que otra ocasión te llevas sorpresas agradables y la primera impresión no es la buena.

2013-06-30 15.01.36

Vistas desde el interior

2013-06-30 15.22.39

Exterior del restaurante

Además, nos animamos a entrar porque en la carta ofrecían Roast Beef. Uno de los pocos platos que se pueden etiquetar como típico plato inglés. Entramos expectantes, puesto que los ingleses no son muy reconocidos por su comida, pero era una muy buena oportunidad de probar algo de comida tradicional inglesa y no la podíamos dejar pasar. Así que nos armamos de valor y para dentro que fuimos.

El restaurante estaba bastante chulo y tenía diferentes espacios. Mesas corridas, mesas individuales, una gran barra y una zona más privada para tomar copas. Todo lo que estaba a nuestro alrededor tenía el logo del restaurante. Un branding muy currado!

De bebidas pedimos cerveza. Como podéis ver en la foto… Qué bonita la jarra! La cerveza fresca y muy rica. Era rubia y con sabor suave.

2013-06-30 14.03.50

Cerveza

Nos pusieron un servicio de pan con mantequilla. El pan calentito, RECIÉN HECHO!

2013-06-30 14.16.22

Pan y mantequilla

De plato principal, sólo pedimos el plato típico inglés puesto que como no sabíamos cómo sería de grande, no quisimos arriesgar. El plato tenía tres variantes de carne: ternera, cerdo y pollo. Cada una con diferente preparación y guarnición. Dos se decantaron por el típico roast beef de ternera y yo me decanté por el cerdo.

El plato de ternera era el roast beef with red wine gravy. La ternera estaba jugosa y tierna. La verdura que lo acompañaba, para mi gusto un poco durita. Pero vamos que en Inglaterra siempre la ponen así en todos los sitios. En la parte superior del plato, tenemos una especie de buñuelo u hojaldre. Era para acompañar el resto del plato y realmente daba buen sabor. Este plato estaba acompañado por unas patatas gajo muy ricas.

2013-06-30 14.26.56       2013-06-30 14.26.44

Roast Beef with red wine gravy

El plato de cerdo es el loin of pork with apple sauce. Pusieron unos trocitos de corteza crujiente por encima que estaban muy buenas. Este plato no tenía patatas como acompañamiento y la verdad que era una pena.

2013-06-30 14.26.39

Loin of Pork with Apple sauce

De postre pedimos tarta de zanahoria. El bizcocho era bastante seco y conseguía algo más de jugosidad gracias a la crema blanca.

2013-06-30 15.05.40

Tarta de zanahoria

Conclusión: Una muy buena opción para probar la cocina inglesa cuando estás de turismo por Londrés. Sitio chulo y muy cómodo.

Sitio Web: http://www.perkinreveller.co.uk/

Ubicación:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

Hakkasan (Londres), el chino más trendy del mundo (+ Wagamama y Cha Cha Moon)

Hace un par de meses, aprovechando una visita de negocios a Londres nos atrevimos a probar el Hakkasan, uno de los restaurantes chinos que más tendencia ha marcado esta década tanto en Londres como en todo el mundo. El sitio es creación del famoso Alan Yau, un chef empresario que tiene un emporio montado en Londres y que alcanza ya medio mundo. Ya os hablé un poco de él en junio cuando fui al Yauatcha.

hakkasan_logo

Pues el Hakkasan es su buque estrella, con el que empezó todo en 2001, y fue su primera estrella Michelín (tiene otra por Yauatcha) y con el que ha conseguido estar muchos años en el Top 50 mundial. Nosotros estuvimos en el original de Londres, en Hanway Place, un callejoncillo con un fondo de saco en el que los coches las pasan canutas para entrar. Actualmente tiene hay otro Hakkasan en Londres y otros en Bombay, Miami, San Francisco, NY, Las Vegas, Abu Dabhi, Dubai y Doha. Es decir, where the money is. En Madrid, por cierto, había un Hakkasan en La Moraleja hasta hace poco, pero no estaba montado por Alan Yau, sino por María Li Bau del China Crown, aunque con permiso del chef honkonés.

Comedor (foto de la web)
Comedor (foto de The Word of Ward)

Los sitios de Alan Yau se caracterizan, entre otras cosas, por un diseño espectacular, una cocina moderna y una buena carta de cócteles que anime la noche. Cuando llegas a Hakkasan, en ese callejón y bajas las escaleras, parece que estés entrando en un fumadero clandestino de opio, y cuando llegas a la sala principal, la sensación es justo esa mezclada con ese estilo cool de Londres que te deja encantado. Como veis el ambiente es súper oscuro con pequeñas lámparas colgantes sobre las mesas que iluminan lo justo. El comedor está dividido en muchas pequeñas estancias mediante pantallas de filigrana de madera, que manteniendo la sensación de amplitud, permite meter a mucha gente en menos espacio sin restar intimidad. Tras el comer está la barra, donde al llegar nos tomamos un cóctel mientras esperábamos nuestra mesa.

The Hakka
The Hakka

Para comer tienes menú de mediodía desde 30 libras, más otros de 40 y 45 para la noche, aunque nosotros pedimos a la carta. En el otro extremo tienes una serie de platos especiales del chef que son famosos, pero necesitas mucho valor para pedir, por el precio. Uno de los platos estrella es el pato de Pekín con caviar Beluga, que sale a 235 libras por pato. Entiendo yo que da para que coman al menos 4 personas. De este estilo hay más si os sentís despegados de vuestra fortuna.

Para beber pedimos una botella de Planeta Santa Cecilia 2008, un vino siciliano muy bueno de uva Nero d’Avola. Salió a cerca de 60€ la botella, pero es que en Londres a nada que pides algo medio palatable los precios se van de madre.

Empezamos la comida con un plato de dim sum variado. Vienen ocho, dos de cada tipo: shumai de vieira, har gau, dumpling de cebollino chino y dumpling de shimeji (un hongo asiático). Estaban todos tremendamente buenos, quizá el de vieira y el de hongos los mejores. La verdad es que se te quedan ganas de pedir más.

Dim sum platter
Dim sum platter

Tras los dimsum unos rollitos de primavera, para que no se diga que no estamos en un chino. Sin dejar de ser unos rollitos de primeavera, pero estaban muy muy buenos.

Spring rolls
Spring rolls

Después, una ensalada de pollo crujiente. Creo que lo que más me gustó. Tenía también un punto picantito súper súper rico.

Crispy chicken salad
Crispy chicken salad

Para terminar los entrantes, unas setas salteadas con castañas acuáticas. Esto también estaba riquísimo, la verdad. Las castañas me encantaron, crujientes!

Stir-fry wild mushroom and water chestnut lettuce wrap
Stir-fry wild mushroom and water chestnut lettuce wrap

Luego de segundo pedimos un poco de arroz salteado, cerdo agridulce con granada, y lubina chilena salteada con apio chino. El cerdo la verdad es que es el mejor que he comido nunca, mucho más tierno a la vez que crujiente por fuera de lo normal, aunque reconozco que no es mi plato favorito. La lubina sí estaba impresionante, de sabor y de textura. Llevaba también una especie de setas muy ricas.

Sweet and sour Duke of Berkshire porkwith pomegranate
Sweet and sour Duke of Berkshire pork
with pomegranate
Stir-fry Chilean seabass with Chinese celery
Stir-fry Chilean seabass with Chinese celery

Siento mucho la calidad de las fotos, pero es que el móvil da para lo que da, y la iluminación del lugar es muy escasa. De postre no pedimos nada, porque como veis éramos tres y pedimos un montón de comida. El servicio hay que decir que no es muy bueno. En general son chicas muy peripuestas y arregladas, pero te sirven con el mismo encanto que en un chino de barrio, ya que traen los platos sin mucho orden ni concierto y entre los primeros y los segundos estuvimos esperando fácil 30 minutos.

En resumen, Hakkasan es un sitio espectacular y muy divertido, para ir de cena de negocios o en grupo. La verdad es que aunque se come muy muy bien, no sé si merece la estrella Michelín, comparando con muchos sitios en España que no la tienen, y el precio es, aún para Londres, muy elevado.

Web y twitter: hakkasan.com – @Hakkasan

Precio: 110€

Aprovechando este artículo os hago unos breves comentarios sobre otros dos sitios londinenses bajo la dirección o creados por Alan Yau, que sumados a los del artículo de junio son ya unos cuantos.

Wagamama

logo_wm

Si habéis ido a Londres supongo que habréis visto unos cuantos, ya que actualmente se ha convertido en una franquicia muy extendida. Es un restaurante japonés informal, especializado en noodles, curry y ramen.

Comedor Wagamama T5 (foto de pickyglutton)
Comedor Wagamama T5 (foto de pickyglutton)
Duck gyozas
Duck gyozas

El servicio es muy rápido y práctico. Es muy habitual ver gente comiendo sola aunque las mesas corridas permiten comer en parejas o grupos grandes. La cocina es vista y el ambiente movidito y animado. Yo me pedí para beber una cerveza Asahi de 500ml y para comer unas gyozas de pato y un Wagamama ramen. Las gyozas estaban ricas, un poquito secas, pero sabrosas.

Wagamama ramen
Wagamama ramen

El ramen por otro lado me encantó. Soy un empedernido de las sopas y los fideos y este plato era descomunal! Y como podéis ver llevaba de todo. El ramen, si no lo conocéis es un plato de sopa (con carne o pescado) de fideos japoneses de trigo, y otros ingredientes añadidos. Este ramen en concreto llevaba caldo de  miso, genjibre y pollo con pollo braseado, cerdo a la parrilla, gambas, mejillones, huevo al té, algas y otras verduras. Una auténtica explosión de sabor, dominada sobre todo por el sabor a mar, y me encanta lo de ir combinando carne, una gamba, un poco de fideos, un sorbito de caldo… Muy entretenido.

Web: wagamama.com

Precio: 20€

Cha Cha Moon

chachamoon

Cha Cha Moon es parecido al Wagamama en cuanto a que está especializado en noodles y va de mesas corridas y servicio informal, aunque tiene una variedad de platos mayor y en general más calidad. Está situado cerca de Carnaby Street y las dos veces que he ido he salido contento.

Comedor (foto de eatlikeagirl)
Comedor (foto de eatlikeagirl)

Ambas veces que he ido tomé un Cha Cha Moon platter, que es un plato variado por 17 libras que tiene todo tipo de dimsum y similares. Para comer uno es sobrado, pero es casi mejor pedirlo para compartir y pedir luego un arroz o unos noodles, ya sea en sopa, wok o lao mian.

Cha Cha Moon platter
Cha Cha Moon platter

Recomiendo además probar los cócteles y los mócteles y zumos, tienen muchos y todos muy buenos, sin ser caros. De postre no hay mucho: un par de helados y otros dos postres de fruta con buena pinta, por 5 libras.

Web: chachamoon.com

Precio: 25-30€

Lima London, de Perú a Fitzrovia

Hace unas semanas decidí probar un nuevo restaurante peruano que han abierto cerca del Soho londinense y que se ha puesto muy de moda. Se llama Lima (a veces Lima London) y está bajo el timón del chef Virgilio Martínez (experiencia en Astrid y Gastón o Can Fabes), que anteriormente tenía su restaurante en la capital peruana. El sitio está en el barrio de Fitzrovia, cerca del Soho al norte de Oxford Street, entre pubs, viviendas y oficinas. Es un barrio muy atractivo para salir por la noche.

Fachada (foto de eGForums)
Fachada (foto de eGForums)

Íbamos seis y pedimos casi todos los entrantes que había para compartir, y luego algún segundo, también para compartir. Para empezar la velada nada mejor que unos pisco sours (7£), que los hace riquísimos y rápidamente animan la velada. Para los que les guste probar cosas nuevas, también los hacen de maracuyá (8£), o puedes elegir en su variada carta de cócteles. Después con la comida pedimos un tinto Clos des Andes Reserva 2006 de uva malbec (41£), muy bueno.

El servicio es joven y simpático, sobre todo para nosotros hispanohablantes. Tienden a meterte un poco de prisa en pedir ya que el local está muy solicitado e intentan doblar las mesas, pero basta con no dejarte llevar.

De primero pedimos tiradito de vieira con ají amarillo, ceviche de besugo con maíz, pato con foie, pulpo braseado y espárragos. No tengo foto de todo.

qqq
SCALLOP TIRADITO
SEA BREAM CEVICHE
SEA BREAM CEVICHE
OCTOPUS OLIVO
OCTOPUS OLIVO
DUCK CRUDO
DUCK CRUDO

De segundo lo mejor fue el cochinillo crujiente con lentejas, pero también recomiendo pedir alguno de los platos de pescado.

SUCKLING PIG “andes”
SUCKLING PIG “andes”

De postre probamos el cacao porcelana, que era unos cubos de chocolate de perú con un 75% de cacao estupendo, una crema de canela y patata azul cristalizada. No apta para no amantes de lo dulce!

cacao porcelana
cacao porcelana

En conclusión, un sitio divertido, para ir con pareja o amigos, y un poco diferente de la oferta actual de Londres. Lo cierto es que los platos no son muy amplios así que hay que pedir con alegría.

Web y twitter: http://www.limalondon.com/ – @Lima_London

Precio: 63 £ (con cócteles y mucho vino)

Coq d’Argent (Londres), banqueros ingleses y comida francesa

La semana pasada volví a Londres, y me llevaron a uno de los clásicos de la City londinense, el Coq d’Argent, que se traduce como el gallo de plata y que está convenientemente situado en Poultry Street, en la cubierta de un edificio con impresionantes vistas de St Paul’s y toda la City. Tiene un jardín brutal para eventos y terraza exterior todo el año (con sus estufas y mantitas en invierno), una barra para hacer tiempo y un elegante comedor.

Jardín con vistas
Jardín con vistas

Yo empecé la sesión con un Red Snapper (de Hendrick’s) para relajar los músculos tras el viaje, y una cerveza para quitar la sed. Con la comida nos sirvieron con total desmesura Piemonte Barbiera, un tinto italiano que estaba rico, pero ninguna maravilla.

Terraza de invierno
Terraza de invierno

El menú festivo (43 libras) tiene tres primeros, tres segundos y tres postres para elegir, además del pan con una mantequilla salada adictiva, agua y café. Yo pedí de primero foie, y de segundo pollo, intentando ser coherente con esta cena plumífera.

El foie era un buen trozo, acompañado de una tostada de pan blanco de buen grosor, y una compota agridulce de pera. Me pareció excelente, sobre todo con el toque extraño de la compota, pero reconozco que con la mitad me habría conformado, ya que el foie me empalaga rápido.

Foie con agridulce de pera
Foie con agridulce de pera

El segundo plato lo disfruté muchísimo más. Eran dos porciones de pollo asado, con su piel crujiente, y una salsa e vino blanco impresionante. Lo acompañaban algunos picatostes, colmenillas, cebollitas, zanahoria y panceta. Reconozco que solo dejé los huesos y creo que hasta rebañé el plato.

Pollo braseado con colmenillas
Pollo braseado con colmenillas

De postre (ojo que hay que elegirlo al mismo tiempo que los platos) pedí la pera al vino. Dios mío qué cosa tan buena. La mejor pera de la historia. Veis que la pera viene completa, sin cortar y con rabo y todo. Al lado una bolita de vainilla y clavo y un barquillo caramelizado crujiente. La maestría repostera de Francia e Inglaterra se juntan en este postre que recordaré durante mucho tiempo.

Pera al vino tibio y helado de vainilla y clavo
Pera al vino tibio y helado de vainilla y clavo

En conclusión, este es un restaurante muy elegante y bastante caro, pensado sobre todo para comidas y cenas de negocios, aunque también es una buena opción para cenas románticas en pareja, especialmente las noches de verano en la terraza. Por otro lado reconozco que cuando voy a Londres prefiero evitar los sitios franceses, ya que son bastante caros de media y en París los puedes disfrutar por precios relativamente comedidos. No obstante, si buscáis un menú tradicional y elegante, este es vuestro sitio, ya que la gastronomía tradicional inglesa suele quedarse un poco limitada.

Web: http://www.coqdargent.co.uk/

Precio: 70 libras

Alan Yau, un hongkonés conquistando Londres y el mundo (Yauatcha, Sake no Hana, Busaba Eathai)

Este post va sobre sitios de Londres que probado recientemente y que me han gustado mucho, todos ellos del chef Alan Yau, un referente en Londres en plena expansión mundial. Tiene dos restaurantes en Londres con estrella Michelin (Hakkasan y Yauatcha), y ha abierto sitios homólogos en varias ciudades del Mundo; ha creado también varias cadenas de comida asiática con mucho éxito (Wagamama, Cha Cha Moon, Busaba Eathai).

Yauatcha. Situado en Soho, este es uno de los dos sitios por los que Alan Yau ha recibido una estrella y donde cené hace un par de semanas. Es de comida cantonesa, especializada en dim sum, combinado con una genial repostería y magníficos cócteles. Está creado como un mega salón de té. Nosotros éramos dos y pedimos el menú de 40 libras, el intermedio, que se componía de 10 platos.

El primer grupo fue ensalada de cangrejo nadador azul, dumpling de marisco en sopa y el hojaldre de venado. El hojaldre es uno de los platos más famosos y tiene un sabor maravilloso. También me gustó mucho el dumpling que rompías para tomarte el contenido con la sopa.

El segundo grupo era todo dim sum: de pollo, de gambas (har gau), de cerdo (shui mai) y un rollito cheung fun de setas. Estaban todos buenísimos, sobre todo el har gau. El cheung fun no lo había comido antes nunca; es como un rollito grande pero hecho de la masa de blandita de los tallarines.

El tercer grupo fueron los platos principales: verduras asiáticas, cuarto de pato asado y calamar frito con avena y chili. Las verduras eran una especie de acelgas, muy buenas. El pato fue lo mejor de los segundos, se preparaba en crepes con salsa de ciruela, cebollino y calabacín, como el pato laqueado y es uno de los mejores que he probado y una buena ración; y por último el calamar, que mucha gente lo pone como excelente, pero quizá porque lo he tomado mejor en España no me pareció extraordinario. El sabor me encantó, picantito y algo dulzón, pero podría estar mucho más jugoso.

De postre me dejé llevar por las recomendaciones y elegí cuatro macarons (1,5 L/ud), cada cual más jugoso y de sabores explosivos. El que todo el mundo recomienda es el del té verde matcha, pero a mí no me gustó porque odio ese té.

De bebida tomamos cerveza y cócteles, los cuales no te puedes ir sin probar.

web: http://www.yauatcha.com/

precio: 70 libras con postre, bebida y cóctel.

Sake no Hana, by Hakkasan. Este es el hermano japonés del Hakkasan, que es de comida china. Su situación es fantástica, en la calle St James y lo primero que llama la atención al entrar es su decoración, enrevesada y simple al mismo tiempo, mediante un entramado de listones de madera. Al comedor en la primera planta se llega en escalera mecánica, y desde ahí al aseo hay que bajar en ascensor directo al sótano.

Fuimos cuatro a cenar y pedimos platos variados para compartir. Hace ya varias semanas, pero desde luego lo mejor fue el sushi y sashimi y el sukiyaki. De beber pedimos sake templado y el postre también fue impresionante. Merece la pena conocerlo.

web: http://sakenohana.com/london/

precio: 65 libras

Busaba Eathai. Este restaurante es ahora una cadena y está muy por debajo en nivel que los anteriores, pero no por ello menos recomendable. Está pensado como un tailandés informal, con grandes mesas cuadradas compartidas.

El primero que conocí está en Soho, en una zona muy divertida, igual que el propio restaurante. Cualquiera de los platos al wok o curries que he probado estaban buenos, y se pueden pedir para compartir rollitos nem que son de buen tamaño.

Como curiosidad sabed que tienen Beerlao además de cervezas tailandesas, aunque recomiendo encarecidamente cualquier de las bebidas y zumos sin alcohol. Estupendo para una cena informal con amigos.

web: http://busaba.com/

precio: 25 libras.

Roka, apuesta segura en Londres

Buenas, me llamo Borja Eugui (Bugui) y voy a ayudar a Gallego con este blog suyo de restaurantes y comida, que espero que os sirva para conocer los mejores sitios.

Hoy hablaré de ROKA, uno de los japoneses de moda en Londres que se ha convertido en un clásico. He ido las últimas tres veces que estado en Londres este año y cada vez he salido más contento.

Está muy bien situado en el barrio de Fitzrovia, juto al norte del Soho, en 37 Charlotte St. Si os quedáis a dormir en el Meliá White House, que por otro lado recomiendo, está a 10 minutos andando. Otra de las grandes ventajas de este restaurante es que os dejarán sentaros hasta las 23h, que para Londres es muy tarde y en casi ningún lugar te aceptan. El ambiente es impecable, lleno de gente guapa y es recomendable tanto para comer solo en la barra, con pareja o en grupo.

El restaurante es japonés fusión y está basado en cocina robatayaki (parrilla) pero tiene también delicioso sushi y sashimi, magníficos postres y una buena carta de bebidas. La decoración es muy agradable, destacando su cocina abierta al público con una enorme parrilla en el centro y una impresionante barra de sushi hecha de madera artesanal rodeándola. Tiene también mesas para dos personas y otras redondas para grupos medianos.

Lo mejor es empezar la cena con uno de los cócteles de la carta. Yo tomé la última vez un Pear Suppai buenísimo, aunque el mojito también es a destacar. Para continuar os recomiendo una cerveza Kirin o vino blanco.

Lo mejor de este sitio es pedir muchos platos para compartir. Sirven rapidísimo y probaréis gran variedad de cosas. En mi última visita éramos 5 y pedimos en torno a 12 platos más postre.

Empezamos con dos variedades de tempura: verduras y anguila. La verdura impecable pero normal. La de anguila, con una salsa naranja para mojar estaba estupenda. Seguimos con un bacalao en carpaccio marinado con miso de yuzu, y unas gyozas de ternera y gengibre que pido siempre y son exquisitas.

Después llegaron tres variedades de maki, cada cual mejor. Una era de salmón y espárrago, otra de atún picante y la mejor es la de cangrejo de caparazón blando. Delicioso y muy sabroso!

Para terminar, los platos fuertes de robata: Berenjena asada con soja y gengibre, Costillas glaseadas con anacardos, y Solomillo loncheado, todo ello acompañado con un poco gohan (arroz blanco). El mejor plato sin duda es el solomillo, uno de los mejores que tomaréis en vuestra vida. Es pequeño y viene poco hecho y loncheado muy fino, con una salsa agridulce-picante para mojar; brutal. Las costillas también están buenísimas. La carne muy jugosa, mucho mejores que las que tomaréis en los típicos sitios americanos de España.

Por último los postres. He probado casi todos y no hay ninguno que no merezca la pena. El último fue un helado de sésamo verde con mini-macaroons de cereza muy sorprendente. En la carta de postres encontraréis con qué bebida acompañar cada uno de ellos. Yo opté por un shochu de cereza, un licor japonés hecho con patata, tipo schnapps. Como curiosidad hay una de las paredes del restaurante que está decorada con tarros de shochu.

El precio de una cena de este calibre ronda las 55 libras, entre comida, bebida y un 12,5% de propina. Creedme que merece la pena.

Si después de la cena os quedáis con ganas os recomiendo bajar al Shochu Lounge, un bar de copas que hay debajo del restaurante muy divertido. A destacar también el ROKA Canary Wharf, abierto en la zona de rascacielos de londres que se llena a diario de ejecutivos y financieros.

Página web: http://bit.ly/xIYC2A