Café Tres Olivos – Escondite para Gourmets al Norte Madrid

Hola a todos,

Una de las alegrías que me ha dado la Guía Metropoli 2014 ha sido este sitio. Desconocía totalmente el Café Tres Olivos y ha sido todo un descubrimiento. Un café escondido en el barrio residencial de Tres Olivos en el que ni de lejos te imaginas lo que te vas a encontrar.

El Café Tres Olivos es un sitio en el que ponen todo su empeño para que todo lo que saquen esté realmente bueno. Además, el ambiente es siempre de lo más tranquilo y cuidado, con música clásica e iluminación tenue, con lo que crean la atmósfera perfecta para que disfrutes totalmente de sus canapés. He estado dos veces y en las dos he salido más que satisfecho. En la primera, un día de diario a mediodía, probé cuatro de sus canapés y el postre estrella. Me sorprendió muy gratamente, pero una vez allí me enteré que los sábados llenan la barra de pinchos. Me apunté la vista con prioridad muy muy alta.

Así que en cuanto he tenido hueco he ido un sábado a mediodía y os aseguro que la barra es verdaderamente espectacular. Pinchos de calidad y para todos los gustos con precios que rondan los 2,5-3€. Desde guisos convencionales (potaje, lentejas, cocido…) a pinchos más sorprendentes como el Miguelito (dátil, albahaca, granada y anchoa), pasando por pinchos de toda la vida como la excelente tortilla de patatas, cóctel de gambas, ensaladilla rusa, salmorejo, etc. Aproximadamente, yo creo que habrá unos 25-30 pinchos diferentes.

Así que en esta reseña, os voy a contar brevemente mis dos visitas con unas cuantas fotos que seguro que os van a hacer salivar.

La primera vez que les visité, me senté en la barra, justo enfrente de la lista de canapés y sin dudarlo empecé con una buena caña de Estrella Damn y por un clásico, la tortilla de patatas. Una tortilla espectacular. Hecha con tiempo para que quede jugosa y medio cuajada. Podrías decir que es la tortilla más elegante que me he comido.

Café Tres Olivos - Pincho de tortilla
Café Tres Olivos – Pincho de tortilla

De ahí pasé al pincho de salmón ahumado. Muy bueno. Un salmón de categoría con un poco de queso. Una tosta ligera y realmente buena.

Café TRes Olivos - Canapé de salmón
Café TRes Olivos – Canapé de salmón

Los primeros los acompañé con una buena cerveza pero con el siguiente ya comenzamos con algo más serio, la morcilla de León, así que me pasé al vino. Tienen vinos por copas así que puedes variar según el canapé que estés tomando.

Café Tres Olivos - Morcilla de León
Café Tres Olivos – Morcilla de León

El siguiente y último fue el canapé de cabrales a la sidra. Una pasada. Si os gusta el cabrales tenéis que ir a probarlo y ya me contaréis.

Café Tres Olivos - Canapé de cabrales a la sidra
Café Tres Olivos – Canapé de cabrales a la sidra

Y viendo que las tostas eran todas artesanas, pregunté si tenían algún postre casero. Me dijeron que una de sus especialidades era lo que llaman, el Secreto de la Abuela. Una receta que heredó el dueño, Jesús, de su abuela y que es una maravilla. Es una especie de flan de queso pero que no os podéis imaginar lo bueno que está.

Café Tres Olivos - Secreto de la Abuela
Café Tres Olivos – Secreto de la Abuela

Y hasta aquí mi primera visita. Si os ha gustado lo que habéis leído hasta ahora… agarraros fuerte porque ahora llega el Sábado de Pinchos! Primero os pongo unas cuantas fotos de la barra y después os cuento algunos de los que probamos. Pero vamos que son una pequeña cata de todas las opciones que tienes.

Café Tres Olivos - Sábado de Pinchos
Café Tres Olivos – Sábado de Pinchos

Café Tres Olivos - Sábado de Pinchos
Café Tres Olivos – Sábado de Pinchos

Café Tres Olivos - Sábado de Pinchos
Café Tres Olivos – Sábado de Pinchos

Café Tres Olivos - Barra de Pinchos
Café Tres Olivos – Barra de Pinchos

Y os he mostrado sólo una parte de la barra. Y es que el sitio es relativamente pequeño y era difícil encuadrar la barra por completo. Empezamos con un pincho de tortilla, otro Vizcaino (queso con cebollino, limón, alcaparras y salmón marinado con eneldo por encima) y el Miguelito que os comentaba al principio.

Café Tres Olivos - Varios pinchos
Café Tres Olivos – Varios pinchos

Los siguientes son un gordales (masa de aceituna gordales, bonito, queso y huevo) y un JC (pan frito con pimiento de piquillo, chistorra y huevo de codorniz).

Café Tres Olivos - Gordales y JC
Café Tres Olivos – Gordales y JC

Y aquí tenéis otro Gordales (al fondo) y un Txapalana (mantequilla salada con huevas y salmón).

Café Tres Olivos - Pinchos del Sábado
Café Tres Olivos – Txapalana

También probamos las lentejas, el salmorejo y pedimos el cabrales a la sidra. Con 6 ó 7 pinchos por cabeza más el obligado Secreto de la Abuela nos fuimos hasta arriba.

Precio: 20-25€ por persona con cervezas, vinos, postre y café.

Ubicación:

La Penela – Gallego de primer nivel

(artículo de octubre 2012. Segunda visita: mayo 2013 al final)

Desde hace unos meses La Penela se ha mudado a la plaza de la Estafeta. En un local amplio y espectacular. Perfecto para ir con familia o amigos.

Fuimos animados por la buenas valoraciones que podéis ve en Google Local y éstas nos sirvieron para saber, ya de antemano, que teníamos que probar la tortilla y la ternera asada. Bueno, pues después de nuestra visita ratificamos que estos platos son espectaculares y no se puede ir uno sin probarlos.

Es un sitio excelente no sólo por la calidad de la comida, sino que también lo es por lo atento del servicio y por un local amplio y elegante. Con espacio entre mesas, bien situado y con servicio de aparcacoches. El único inconveniente es que el baño está en el piso de abajo y para personas con problemas de movilidad es más incómodo.

Respecto a la comida, pues fuimos tres personas y de aperitivo con la cerveza nos sacaron un salpicón de pulpo muy bueno y que se agradeció mucho porque llegamos hambrientos.

Aperitivo de salpicón de pulpo

Como entrantes, pues marchamos una tortilla de patatas de dos raciones y una de almejas a la marinera especialmente recomendadas por el encargado. Las fotos hablan por si solas. Si tiene buena pinta, pues mejor sabe. Y ya el golpe de aliñar la tortilla con un poco de la salsa de las almejas. Pues la bomba.

2012-10-12-15-50-32.jpg
Tortilla de patatas gallegas. El cuaje perfecto!
Almejas marinera

Ya con los segundos, los platos siguen siendo una delicia y además en cantidades perfectas. Generosos pero sin pasarse. Comenzando de menos a más, empezamos con los callos con garbanzos, que estaban buenos pero con un pelín de pimentón de más para mi gusto.

Callos con garbanzos… y pimentón

Después las costillas de cordero, que estaban muy buenas. Con muy buen sabor y hechas en su punto. Jugosas y para nada secas. Las patatas fritas también son dignas de mención. Sí, son simples patatas fritas pero es que están realmente buenas.

Chuletillas de cordero. Muy buenas

Y por último el plato estrella de la casa, la ternera asada. Como se puede ver, es un buen taco de ternera y se pueden imaginar que la carne está jugosa y casi se deshace al partirla. Seguro que se toman su tiempo para que les quedé así. Muy buena. Muy recomendable.

Ternera asada. Plato estrella.

Todo esto lo acompañamos con una botella de La Montesa 2008 que acompañaba a la perfección.

Conclusión, un restaurante gallego estupendo por la calidad de la comida y el servicio y donde vas con todas las garantías de disfrutar. La primera visita nos gustó mucho y volveremos para probar los pescados.

Recomendable para ir con amigos gallegos que residan en Madrid y tengan morriña de sua terra galega. Eso sí, les tiene que gustar comer y no tener problema en gastarse unos 45-50€ por cabeza.

Segunda Visita (marzo de 2013) – Borja Eugui.

Hace un par de mesecillos estuve con Carmen y una amiga cenando algo rápido en la Penela, y lo que pensaba ser un picoteo se volvió a convertir en un banquete magnífico. Para empezar, lo de siempre, una buena caña. En este caso yo pedí el bock, que es como le llaman a la copa grande, yo creo que de 50 cl. Con ella nos trajeron un mejillón tigre a cada uno.

Bock de cerveza y tapita
Bock de cerveza y tapita

Empezamos el picoteo con una ración de salicón de rape (19€). La ración es gigante, y para las chicas fue lo mejor que cenamos esa noche. La verdad es que es una pasada. Tiene pescado a rebosar y fresquísimo, de la mejor calidad. Nos pusimos las botas.

Salpicón de rape
Salpicón de rape

Después de eso la sempiterna tortilla de Betanzos. Siempre que voy la pido, pero es que es muy difícil resistirse! Para mí la mejor tortilla de Madrid, aunque te tiene que gustar muy poco hecha. Los huevos son un lujo, de corral y amarillo intenso.

Tortilla
Tortilla

Para terminar, lo que a mí más me gustó de esa noche: los chipirones fritos. Veis en la foto que eran enorme, pero lo mejor de todo era su sabor, perfecto. Y además tiernos tiernos , se partían con el tenedor. Cuando crees que conoces lo mejor de la Penala, te vuelve a sorprender.

Chipirones fritos
Chipirones fritos

Y de postre probamos las cañitas rellenas, que son un hojaldre relleno de crema muy ricas, aunque vienen frías de nevera y creo que nos hubieran gustado más templaditas. El colofón final fue un chupito de pacharán de la casa.

Cañitas rellenas
Cañitas rellenas

Conclusión: volveremos.

 

Precio: 24€

Ficha Google+

Web: lapenela.com