Don Lisander, pizzas increíbles

El sábado pasado estuvimos en Don Lisander, un italiano discreto situado en Infanta Mercedes 17.

Fui por recomendación del blog de Matoses en un artículo sobre los mejores italianos de Madrid, de los cuales conocía varios, y la verdad es que este hace honor a su fama de unas de las mejores (si no directamente las mejores) pizzas de Madrid.

Probamos la pizza de tartufo (trufa y huevo), la diavola (pepperoni) y la de prosciuto e funghi (jamón y champiñones). Estaban todas buenísimas, con el punto perfecto y la masa es una pasada, finísima y suavísima. Creo que la que más me gustó fue la de prosciuto e funghi, lo cual es muy sorprendente porque nunca la pido por ser muy sosa, pero os aseguro que el jamón que le ponen aquí es fantástico.

De entrante pedimos una burrata (con tomate seco y salsa picante) que estaba también estupenda, aunque a diferencia de las pizzas, puedes encontrar otras igual de buenas por ahí.

El servicio bien, aunque tampoco nada del otro mundo. Algo raro fue que nos trajeron una de las pizzas antes de la burrata y la otra después.

En total nos salió por 30€/cabeza, aunque la verdad es que pedimos demasiado y la pizza de trufa es cara. También tomamos una botella de rosado para dos. Yo creo que puedes cenar por 15€ si no buscas darte un banquete sin mucho problema.

Actualización: Hoy he vuelto con mi padre y hemos compartido dos pizzas, increíbles como siempre, pero hemos probado también la pasta (tagliatelle bolognesa y ravioli de patate y speck con curri), que está muy buena y con muy buen punto, pero no llegan al nivel de las pizzas. También probamos para picar la mortadella italiana, que me encanta.

Actualización 26 de junio de 2012 by Gallego: fuimos el otro día y Carol se ha quedado enamorada de las pizzas y eso que tampoco es que sea la fan nº 1 de la pasta. Probamos la tartufo que es para volverse chalado (os dejo una foto) y la de prosciuto con funghi, más estándar pero también buena. La masa es fina y crujiente y las pizzas no son nada pesadas. Muy buena. Os dejo una foto y tened en cuenta que se puede pedir media pizza de un tipo y media de otro. Nosotros no lo sabíamos y la verdad que tienen una gran variedad y es la mejor manera de probarlas. De entrante pedimos el carpaccio de carne y también estaba bueno pero… las pizzas están sencillamente genial.

La PIZZA TARTUFO de Don Lisander – Única y Verdadera

Nueva actualización julio 2013:

Hemos pedido pizza para todos, yo una calzone y mi hermano 4 formaggi y fragola (cebolla caramelizada y bacon). Mi padre y mi hermana fragola y prosciutto y funghi.

De entrante cayó un carpaccio de bresaola, que a mí me ha gustado mucho. Realmente no es carpaccio, sino bresaola cortada muy fina con rúcula y parmesano. Le hemos echado un poco de aceite por encima y de lujo. Más barato además que el carpaccio normal.

20130724-230848.jpg

20130724-230859.jpg

La calzone farcito (rellena) es una pasada, creo que mi calzone favorita, porque la masa está en su punto justo y el interior tremendamente jugoso, con huevo y su jamón que es un escándalo de bueno en este sitio.

20130724-230913.jpg

El resto de pizzas buenísimas como siempre, aunque la de 4 quesos es muy pesada si no eres un gran enamorado. La fragola siempre triunfa porque el bacon le da un sabor súper rico a la cebolla caramelizada.

De postres tiramisu y cannolosiciliano. Yo he tomado el cannolo y me ha parecido riquísimo. Es una crema con ricotta dentro de un tubo de hojaldre durito, espolvoreado en azúcar. Un éxito.

20130724-235050.jpg

20130724-235058.jpg

Don Lisaner siempre triunfa, y sus pizzas no bajan el nivel. Lo único malo es que el servicio estos días de verano se queda un poco corto y si estás en la terraza te encuentras un poco abandonado. Además han tenido algún fallo como quedarse sin agua fría (nos pusieron hielos a cambio), pero bueno, todo sea por la pizzas. Ya por quejarnos, me parece un poco alto el sobrecoste (12%) que le meten a la terraza, ya que es calurosa y nada glamurosa en realidad.

Precio: 25€

Según nos comentan, han abierto una nueva trattoria en Bretón de los Herreros llamada Manzoni… Hay que probarla!

La Cesta de Recoletos, carta joven pero muy grande

No hace mucho, un domingo a mediodía, nos levantamos y nos fuimos a la zona de Cibeles a dar un paseo, y aprovechamos para comer en la Cesta de Recoletos, sitio al que le tenía ganas desde hacía tiempo porque me han hablado muy bien de él. Es un sitio nuevo y joven, pero tiene un gran respaldo por detrás, ya que está asesorado por el equipo del Santceloni al completo: el chef Oscar Velasco, el sumiller David Robledo y el maitre Abel Valverde. El chef de la Cesta es Adolfo Santos, que hace un trabajo excelente.

lacesta_top-345x153

La idea de la cesta, quizá sorprendente para su categoría, es que en su carta no hay primeros ni segundos, únicamente platos que puedes pedir en el orden que tú quieras, para uno solo, para compartir… Yo creo que la mejor opción es pedir todo para compartir entre dos, y así pruebas de todo. Tienen también un menú degustación de 39€ y otro de mediodía para la barra de 2 platos y postre por 24€.

La decoración del sitio podéis ver que es muy graciosa.

comedor
comedor

Al llegar nos pusieron un aperitivo de pasta de pescado para mojar, magnífica. De beber empezamos con un albariño Leira 2011. A destacar su carta de vinos, genial y además tienen muchas opciones para pedir por copas.

Entrante
Aperitivo

Otra cosa que nos encantó desde el primer momento fueron sus panes, variados y excelentes. De comer elegimos 5 platos para compartir entre los dos, más luego postres y café.

Panes
Panes

El primer platito fueron dos tostas de burrata ahumada (12€), sobre tomate picado y bajo un manto de rúcula y un poco de sal. Me encanta la burrata, me chifla, y esta tosta tan sencilla me pareció un manjar de dioses, con sus sabores frescos e intensos.

Tostada de burrata ahumada
Tostada de burrata ahumada

Después algo más calentito, que también se agradece. Un buen plato de crema de zanahoria con trufa. Nos pareció una pasada, totalmente deliciosa, con el sabor dulzón de la zanahoria complementado por la trufa. La trufa veréis que es un plato que les encanta en la Cesta, y en temporada hacen menús especiales de trufa y podéis añadirla trufa a cualquier plato por 10€ extra.

Crema de zanahoria con trufa
Crema de zanahoria con trufa

El siguiente plato también llevaba trufa rallada, sobre dos raviolis gigantes rellenos de rabo de toro. La carne en su punto, y la mezcla de la salsita con la trufa, de lo mejor.

Ravioli de ternera
Ravioli de rabo con trufa

Ahora ya entramos en los platos más contundentes. Primero un poco de pescado, en forma de taco de bacalao confitado, sobre una salsa vizcaína (19€) con la que por supuesto tuvimos que hacer barcos más tarde porque estaba de chuparse los dedos. Creo que en la foto se ve qué espectáculo de bacalao, con unas lascas gordas gordas y perfecto de punto. Con los segundos probamos a cambiar de vino, y yo pedí un Juan Gil 12 meses de 2010 y Carmen un White Guerrilla 2011, un Riesling muy rico.

Taco de bacalao
Taco de bacalao

El colofón final fue la pluma de ibérico (21€). Según lo recuerdo me dan más ganas de ir. En casi ningún otro sitio probaréis una carne de cerdo así, rojita, que parecía buey, pero a la vez untuosa y extremadamente sabrosa. Imprescindible.

Pluma de ibérico
Pluma de ibérico

Con estos platos nos quedamos perfectos, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de probar el postre. Nos dencantamos por una tarta de queso, que la hacen como a mí me gusta: tostadita y con bastante galleta. Para el que la prefiera con mermelada, la ponen aparte con un toque de chocolate.

Tarta de queso
Tarta de queso

Para rematar un café riquísimo en unas tazas que nos encantaron a los dos, muy orientales.

Café con leche
Café con leche

Creo que la cesta ha sido uno de mis mayores descubrimientos de lo que llevo de año, ya que es una comida de primera calidad pero nada cara en comparación. Además la carta es divertida y permite probar muchas cosas. El servicio muy magnífico y el local súper agradable.

Web: lacesta.eu/

Precio: 45€