Casa Solla (Pontevedra), sin duda un nuevo favorito

El restaurante Casa Solla está en un pequeño caserío muy bonito al que se llega desde un patio de piedra con vides donde pueden aparcar algunos coches (hay otro aparcamiento detrás del restaurante). Cuando entras el panorama te sorprende.