Casa Domingo – Almogrote en La Laguna

¿Qué es el restaurante Casa Domingo?

Un restaurante tradicional canario en la carretera que va camino de Las Mercedes. Un comedor amplio, con techos altos, en la que se disfruta de una estupenda cocina tradicional canaria. Un restaurante rural en el que seguramente el único guiri seas tú. El resto de clientes son de la zona lo que siempre es muy buena señal.

Además, tiene unas vistas estupendas de La Laguna, visita obligada si viajas a Tenerife ya que es Patrimonio de la Humanidad. Un sitio con muchísimo encanto, donde se come de maravilla y que te aseguro que vas a disfrutar.

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Carta
¿Qué comimos en Casa Domingo?

Comenzamos con un par de quesos 100% canarios de aperitivo. Por un lado quesillo blanco de cabra. Y por otro uno de los mejores almogrotes que he probado en toda la isla. El almogrote es una mezcla de queso añejo y mojo. Es intenso y a nosotros nos encanta.

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Quesillo

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Almogrote
También pedimos un bacalao que estaba tremendamente bueno. Desalado en su punto y muy jugoso. Acompañado de verdudas cocidas. Un plato muy recomendable.

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Bacalao
El resto de platos principales fueron guisos tradicionales canarios. Mi favorito fueron las garbanzas canarias un guiso de garbanzos y diferentes partes de cerdo (manitas, tocino, costillas, chorizo…). Así que es un platazo contundente y lleno de sabor. Por otro lado, el puchero canario, que es más ligero gracias a que se compone en gran parte de verduras aunque también llevaba sus garbanzos y algo de morcillo de ternera. Podéis ver la variedad de verduras que tiene el plato. Calabaza, maiz, batata, zanahoria, col, etc.

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Garbanzas

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Puchero canario

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Guiso
Y por último, dos postres para quitarse el sombrero y que no podéis dejar de probar. Sobre todo la mejor tarta de café que jamás he probado. De verdad que es una maravilla. Una tarta con un sabor extraordinario que no dejaré de pedir siempre que vaya. Es la versión canaria del tiramisú, y lo supera con creces.
Y para rematar, una papaya con zumo de naranja que era una delicia. La papaya estaba en su punto de maduración y era puro sabor. Y con el zumo de naranja queda un platazo sanísimo y que me lo guardo para casa.

casa domingo tenerife
Casa Domingo – Tarta de café

casa domingo tenerife
Tarta de café

casa domingo tenerife
Papaya con zumo de naranja
Conclusión
Una visita muy recomendable si estás por La Laguna o Tenerife. El restaurante está algo escondido, pero esto le da más encanto. De verdad, dejaros recomendar por los camareros y disfrutad de auténtica cocina canaria en un entorno rural y relajado. La relación calidad precio es muy buena, de ahí que esté lleno de locales, y además venden productos artesanos como queso. Nosotros salimos con un queso con pimentón bajo el brazo.

Restaurante El Rincón de Juan Carlos – Una auténtica joya en Los Gigantes

Antes de nada, Feliz Año 2014! Este es nuestro primer post del año y esperemos que durante el 2014 sigamos disfrutando tanto de la gastronomía y sobre todo de los buenos ratos que pasamos salivando alrededor de la mesa en compañía de familia, amigos y gente de buen vivir. Sólo desearos salud a todos y que este año se nos de también como el anterior.

JC

Y aquí seguimos con reseñas de restaurantes que visitamos en 2013 en nuestra visita a la Isla de Tenerife. Hoy os traemos el Restaurante El Rincón de Juan Carlos en el acantilado de los Gigantes. Nos lo recomendaron mucho nuestros amigos Évora e Imanol, que tienen la suerte de disfrutar de la comida como nosotros pero además, viven en Santa Cruz de Tenerife así que no se pueden imaginar lo que les envidio. Y lo bueno de conocerse es que sabían que nos iba a encantar y… dieron en el clavo. El Rincón de Juan Carlos es Un restaurante en el que disfrutas de una cocina de autor de muy alta categoría, basada en los productos de la zona. Es muy recomendable reservar con antelación porque el restaurante tiene apenas 10 mesas y abre sólo por la noche.

El Rincón de Juan Carlos - Fachada
El Rincón de Juan Carlos – Fachada
El Rincón de Juan Carlos - Sala Interior
El Rincón de Juan Carlos – Sala Interior

Tiene diferentes menús degustación y una carta sencilla pero realmente apetecible. El servicio es estupendo. Gente muy agradable, atenta y sobre todo profesional.

Sin mas, comenzamos a contaros lo que tomamos. Empezamos con una crema tibia de calabaza y naranja. Era el aperitivo de la casa y estaba realmente bueno. Suave y apetecible. Además, a estas alturas estábamos también disfrutando de su servicio de pan y aceite que era de auténtico lujo. Yo tomé un pan de cebolla como no he probado otro igual.

El Rincón de Juan Carlos - Crema de calabaza y naranja
El Rincón de Juan Carlos – Crema de calabaza y naranja

El Rincón de Juan Carlos - Pan de cebolla
El Rincón de Juan Carlos – Pan de cebolla

Continuamos con los raviolis de morcilla dulce canaria y huevo escalfado. La morcilla dulce es algo que sólo disfrutarás en Canarias y este plato es la mejor ocasión que vas a tener de probarla con un acompañamiento de lujo.

El rincón de Juan Carlos - raviolis de morcilla con huevo escalfado
El rincón de Juan Carlos – raviolis de morcilla con huevo escalfado

Después pasamos a unos dumplins de rabo de toro que eran una maravilla. De lo que más me gustó de la cena. Jugosos, muy sabrosos y el tamaño perfecto para un bocado extraordinario.

El rincón de Juan Carlos - Dumplins de Rabo de Toro
El rincón de Juan Carlos – Dumplins de Rabo de Toro

Como último entrante, vino una verdadera joya. La anguila ahumada con berros y frambuesas. Una delicia que mezclaba el sabor ahumado de los lomos de anguila perfectamente trabajados, con un polvo de frambuesas y unos berros tan típicos de la zona. Lo dicho, una virguería que os recomiendo degustar.

El Rincón de Juan Carlos - Ánguila ahumada con berros y frambuesas
El Rincón de Juan Carlos – Ánguila ahumada con berros y frambuesas

El plato principal fue el pescado del día que era una merluza exquisita. Sobre un jugo estupendo y un poco más de berro. Un platazo que venía acompañado de unas papas arrugás también muy buenas. Os dejamos una secuencia de tres fotos para que lo disfrutéis más.

El Rincón de Juan Carlos - Merluza sobre berros
El Rincón de Juan Carlos – Merluza sobre berros

El Rincón de Juan Carlos - Merluza sobre berros
El Rincón de Juan Carlos – Merluza sobre berros

El Rincón de Juan Carlos - Papas de la Merluza sobre berros
El Rincón de Juan Carlos – Papas de la Merluza sobre berros

El postre del menú que elegimos fue una creme brulée con helado de auténtico órdago. Era demasiada cantidad y con una ración para dos personas tendríamos suficiente. Pero de verdad que hay que probarla porque está de maravilla. Y con el café unas gominolas de autor que te dan pié a pedirte una copa y pasar una sobremesa estupenda.

El Rincón de Juan Carlos - Creme Bruleé
El Rincón de Juan Carlos – Creme Bruleé

El Rincón de Juan Carlos - Golosinas
El Rincón de Juan Carlos – Golosinas

Conclusión: Sí estás de turismo por la zona del Sur de Tenerife, el restaurante El Rincón de Juan Carlos en los Gigantes es la mejor opción que tienes si quieres disfrutar de alta gastronomía local. Platos perfectamente elaborados y realmente buenos. En una sala muy cuidada y un servicio muy profesional y cercano. De los que probamos, los dumplins de rabo y los lomos de ánguila me encantaron. Junto con la creme buleé de postre. Y el servicio de pan también es para destacar. Si habéis probado un pan de cebolla mejor que el de este sitio, por favor decídmelo.

Precio: 50€ por persona con vino blanco de la zona.

Ubicación:

Restaurante Malela – Excelente comida casera en La Laguna

Restaurante Malela - Fachada
Restaurante Malela – Fachada

Bueno pues seguimos con la isla de Tenerife, pero en este caso os traemos un restaurante de La Laguna.
Ya veréis que el restaurante es la leche pero antes dejadme que os diga que si tenéis la suerte de ir a Tenerife, visitar La Laguna es algo obligatorio. Su centro histórico es una maravilla y, lo que a nosotros más nos interesa, su oferta gastronómica es estupenda. En nuestra última visita volvimos al restaurante Malela. Nos encantá. Fuimos por primera vez hará un par de años y ya nos prometimos que siempre que visitásemos La Laguna, iríamos a comer, cenar o lo que se terciase. Es un restaurante coqueto, con apenas 6 o 7 mesas, una decoración genial y una comida de las que no olvidas.
Restaurante Malela - Interior
Restaurante Malela – Interior
Restaurante Malela - Interior
Restaurante Malela – Interior

El nombre del restaurante, Malela, es en honor a la abuela de la dueña. Dejó un buen legado documentado de recetas y algunas de ellas las puedes disfrutar en Malela. En la pared principal encontramos una foto suya de cuando tenía 24 años.
Restaurante Malela - Malela
Restaurante Malela – Malela

Empezamos con una buena Dorada y un aperitivo de queso con aceite muy adictivo. Lo devoramos mientras leíamos la carta, en la que tienes muy buena variedad. Mezclando recetas de comida casera con platos cuya preparación es más sofisticada. Y ya desde el primer vistazo, sus precios económicos te llaman la atención. Tras ver la calidad de los platos y las cantidades, nos parecen que están realmente ajustados. Pero bueno, mejor os contamos lo que comimos y lo que pagamos para que lo valoréis por vosotros mismos.
Restaurante Malela - Aperitivo
Restaurante Malela – Aperitivo

Continuamos con varios entrantes a compartir entre 5. Primero un hummus estupendo. Sabroso, con aceite potente y un pan de pita también muy bueno.
Restaurante Malela - Hummus
Restaurante Malela – Hummus

Otro de los entrantes fueron una lentejas estofadas. Buenísimas. Da gusto pedirse estos platos a compartir. Muy buen sabor y acompañadas de picatostes y huevo duro.

Restaurante Malela - Lentejas estofadas
Restaurante Malela – Lentejas estofadas

Y como último entrante, el pan relleno. Un bollo de pan que es a su vez cuenco de una especie de vichyssoisse templada buenísima. Este es uno de los platos que llevan preparando de toda la vida y que os recomendamos que no dejéis escapar.

Restaurante Malela - Pan Relleno
Restaurante Malela – Pan Relleno

Pasamos ya a los principales para que veáis que espectáculo. Nos parecieron platos muy trabajados y realmente bien preparados. Abundantes de cantidad, pero tan buenos que acabas no dejando nada en el plato. El primero es un bacalao con tomate que era cosa fina. Un timbal de láminas de bacalao y tomate.

Restaurante Malela - Bacalao con tomate
Restaurante Malela – Bacalao con tomate

El siguiente es un estofado de carne. Especial para un día frío. Para nada un guisazo pesado. Sabor suave y salsa trabada. Buen plato pero la verdad es que nos gustaron más el resto de principales.

Restaurante Malela - Estofado de carne
Restaurante Malela – Estofado de carne

Y como último entrante, el solomillo de ternera con salsa de manzana confitada y mostaza y con unos dados de bacon. Para mí, este fue el platazo de la comida. El solomillo estaba espectacular pero es que el acompañamiento es una delicia. Original, sabroso y te hace acabar totalmente satisfecho. Ah! Y con unas patatas fritas también estupendas.

Restaurante Malela - Solomillo de ternera con salsa de mostaza y manzana y dados de bacon
Restaurante Malela – Solomillo de ternera con salsa de mostaza y manzana y dados de bacon

Como podéis ver, la comida estaba siendo estupenda y además, porque la acompañamos con vinitos blancos de la zona. Pero todavía nos faltaban los postres. Empezamos por una tarta de chocolate buenísima y unas natillas de esas que te devuelven a la niñez. Casero al 100% y sobre todo muy muy buenos.

Restaurante Malela - Tarta de chocolate
Restaurante Malela – Tarta de chocolate

Restaurante Malela - Natillas
Restaurante Malela – Natillas

Y una pena que después tuviese que coger el coche y no pudiésemos echar una sobremesa como Dios manda. La vez anterior, hacíamos noche en La Laguna y pedimos ron miel. Nos trajeron cuatro vasos fríos y dejaron la botella en la mesa. Para acabar la comida con tranquilidad y disfrutando, que es de lo que se trata.

Precio: Fuimos 5 y pagamos 110€. No bebimos mucho pero la verdad es que la relación calidad precio me parece sencillamente inmejorable.

Conclusión: Para nosotros, una visita obligada cada vez que visitamos La Laguna. La relación calidad precio es estupenda pero sobre todo es que disfrutas de una comida genial en un entorno muy muy cuidado. Los platos que más nos gustaron fueron el pan relleno, las lentejas, el bacalao con tomate y el solomillo con mostaza y manzana confitada. Y tanto las natillas como la tarta de chocolate son muy buena opción si te animas con los postres.

Ubicación:

Casa Mon – Pescado fresco y el mejor mojo canario del mundo

DSCF2083

Para ver a la familia y quitarnos un poco el frío peninsular, nos hemos ido al sur de Tenerife a pasar unos días. Y como podréis ver, no hemos perdido el tiempo. Éste es el primero de una serie de artículos que vamos a escribir tanto del sur de Tenerife como de La Laguna. Y con estos artículos, espero quitarme el peso de encima que tenía por no haber escrito ninguna reseña en Salivando de las Islas Canarias. Con lo que hemos disfrutado comiendo tanto en Tenerife, como en La Gomera, La Palma, Lanzarote… Si eres como nosotros y te encanta comer, disfrutarás no sólo de su pescado fresco, sino también de sus quesos internacionalmente premiados, sus vinos, sus guisos tradicionales y sus frutas y verduras. Y todo esto sin olvidar el mojo picón claro. En las Canarias, se disfruta de la gastronomía de lo lindo. Y esto, junto con su clima y cultura, hace que sea uno de nuestros destinos favoritos.

Así que comenzamos con el restaurante Casa Mon, en Alcalá (Guía de Isora). Para nosotros ha sido como un oasis. Y es que estábamos en un hotel que está a escasos metros y en el que las instalaciones son increibles, pero respecto a lo que es su oferta en cocina tradicional y de calidad tiene muuucho que mejorar. Es casi obligatorio salir del hotel para comer algo decente.

El restaurante Casa Mon es un restaurante autóctono al 100% que visitamos dos veces en la semana que nos hemos pegado por allí. Y es que en la primera visita nos encantó y el último día fuimos para allá en plan despedida. En esta reseña os voy a ir presentando los platos de ambas visitas. Pero vamos que como podéis ver, en este restaurante hay que comer el pescado que más te guste de los que tengan frescos del día y que te ofrezca Mon, su dueño.

Restaurante Casa Mon - Bandeja de pescados frescos
Restaurante Casa Mon – Bandeja de pescados frescos

El primer día comenzamos con un salpicón de pulpo estupendo. Ideal para acompañar la primera Dorada Especial.

Restaurante Casa Mon - Salpicón de Pulpo
Restaurante Casa Mon – Salpicón de Pulpo

El segundo día, tomamos unos mejillones al vapor. El primer día Mon nos había puestos unos cuantos mejillones acompañando el pescado y estaban de muerte. Muy sabrosos, de tamaño medio pero con buen cuerpo. Además, también probamos las croquetas de pescado. Realmente buenas. De masa compacta y bien cargadas de pescado.

Restaurante Casa Mon - Mejillones al vapor
Restaurante Casa Mon – Mejillones al vapor

Y ya con los entrantes te sacan el duo de mojos caseros. El mojo picón y el de cilantro. De verdad que son de los mejores mojos que he probado en mi vida. Están sabrosísimos pero suaves. Puro vicio.

Restaurante Casa Mon - Mojos canarios
Restaurante Casa Mon – Mojos canarios
Restaurante Casa Mon - Mojo canario
Restaurante Casa Mon – Mojo canario

Y vayamos a los pescados. En nuestra primera visita probamos un cherne extraordinario. Y en la segunda, el albaladejo, una especie de bacalao pequeño. Ambos a la plancha y preparados en su punto. El primer día, además de con papas lo acompañamos con unos mejillones y unos langostinos. Si tengo que elegir, me quedo con el cherne.

Restaurante Casa Mon - Cherne
Restaurante Casa Mon – Cherne

Restaurante Casa Mon - Mojo y cherne
Restaurante Casa Mon – Mojo y cherne
Restuarante Casa Mon - Cherne
Restuarante Casa Mon – Cherne

Restaurante Casa Mon - Albaladejo
Restaurante Casa Mon – Albaladejo

Restaurante Casa Mon - Papas arrugás
Restaurante Casa Mon – Papas arrugás

Para beber, pues además de las Doradas de rigor, probamos el vino blanco Testamento. Realmente bueno. Seco y genial para acompañar los pescados.

Y de postre, pues tu café bien apretado y un poco de quesillo canario.

Restaurante Casa Mon - Quesillo canario
Restaurante Casa Mon – Quesillo canario

Conclusión: Una visita obligada si estás por la zona y quieres comer pescado fresco y comida tradicional, en un sitio bien puesto. Con una atención genial de toda la familia que regenta el local. Todo lo que probamos nos gustó, y será de los sitios que visitemos cuando estemos por la zona. Que esperamos que sean muchas veces.

Precio: 30€ por persona

Ficha de Google Local: Casa Mon

Ubicación: