Kokoro Murcia

Hola de nuevo. Hoy os hablamos de nuestra visita a Kokoro Murcia y además os traemos un nuevo formato de reseña.

Kokoro Murcia es un todo un sitiazo. La comida nos encantó pero en lo que lo bordan es en la atención y servicio. Gente realmente maja que hace que la experiencia sea aún mejor. Y todo esto con una relación calidad precio que te dan ganas de no salir de Murcia.

Como podéis ver es un pequeño video de un minuto de duración en el que os mostramos los platos de los que disfrutamos. De todas maneras, os dejamos también una galería con las fotos por si os es más cómodo el formato clásico de nuestro blog.

Resumidamente, nos dejamos aconsejar por ellos y fue todo un acierto. Sashimi, gyozas, excelentes rolls y piezas de sashimi. Para rematar un plato caliente de cerdo asado que estaba de muerte.

Precio: Unos 50€ por persona. Incluyendo un txacolí de 30€. Disfrute total.

Video de nuestra visita a Kokoro Murcia

Local Totalmente Accesible

Puntuación: 1 de 5.

Restaurante Casa Pedro – Guisos y asados. La mejor receta para entrar en calor

2011022195img-casa-pedro_i300

Segunda reseña – Diciembre 2012

Madre mía, ya era hora de actualizar la reseña de este gran sitio. Casi dos años después de la primera. La verdad es que desde entonces hemos ido varias veces y siempre salimos muy contentos.

El restaurante Casa Pedro es de esos restaurantes que son lo primero que te viene a la cabeza el día que hace un frío pelón y te apetece un buen guiso acompañado de un buen asado.

Se encuentra en el camino de Nuestra Señora de Valverde, así que a los que vivimos en la zona norte nos viene genial. Y es una suerte porque es algo totalmente diferente a la oferta de bares nuevos que tenemos en Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro… que no están mal pero no es lo mismo!! La profesionalidad y experiencia que tienen es totalmente incuestionable. Sólo hay que ver el horno antiguo que tienen a la entrada para dar por buena la visita.

Horno antiguo en Casa Pedro
Horno antiguo en Casa Pedro

En esta reseña os voy a mostrar lo que comimos en nuestra última visita. Pero tengo que decir que esta vez nos quedamos sin cochinillo asado. Que a mí es lo que más me gusta. Os recomiendo que si vais con idea de cordero o cochinillo asado llaméis con antelación para reservar el asado porque si vais a última hora no suele quedar nada.

Empezamos con una foto de la buena rosca de pan que te sirven.

Roscaza de pan
Roscaza de pan

De entrantes pedimos unas alcachofas que cultivan ellos con unos boletus recién cogidos. Un plato realmente espectacular. Sabor intenso en la alcachofa y aun más en los boletus.

Alcachofas y boletus deliciosos!!
Alcachofas y boletus deliciosos!!

Otro entrante que pedimos fue una sopa de cocido. Esto sí que es especial para días de frío. La sopa está sabrosa pero muy suave. Supongo que le darán un par de colados. Realmente buena.

Sopa de cocido
Sopa de cocido

Y ya pasando a los segundos, Carol se pidió su paletilla de cordero asado. Buenísima. En la foto sale bien, pero al natural gana muchísimo.

Paletilla de cordero asado. La especialidad de Casa Pedro
Paletilla de cordero asado. La especialidad de Casa Pedro

Y yo como no había cochinillo pues, ohh pobre de mí, tuve que pedirme unos callitos. Muy buenos aunque tengo que reconocer que para un persona… la ración es demasiada cantidad!! El guiso es de sabor contundente. Los callos, del tamaño perfecto. Y el compango muy bueno aunque la morcilla era durilla.

Callazos tradicionales
Callazos tradicionales

Y para acabar, la tarta de queso. Con su nata montada artesanal. Jugosa y rica. Se me olvidó la foto pero… algo hay que dejar para la sorpresa!!

Conclusión, de las mejores opciones para comer asado en la zona norte. Junto con el Asador El Molino es de los sitios que más garantía me dan de comida tradicional. La ventaja de Casa Pedro es que está a 5 minutos en coche.

Recomendable, para sorprender a tu familia o a tu pareja con una comida buena buena de verdad en un día de invierno. Aunque tengo que visitar su terraza en verano!

Primera reseña – Enero de 2011

Hola de nuevo y feliz año,

Mucho tiempo después del último post os presento un restaurante ideal para todos los que somos vecinos de los nuevos PAU’s de la zona norte (Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, etc) y diferente a los nuevos restaurantes que están abriendo por nuestros barrios.

Según ellos es el restaurante más antiguo de Madrid ya que data del 1702 y forma parte de los restaurantes centenarios de Madrid, los cuales tienen una web bastante chula y son sitios que están bien para llevar a algún colega Guiri (www.restaurantescentenarios.es).

Centrándonos en el Casa Pedro, es restaurante que tiene unos guisos y unos asados estupendos. Carol y yo siempre que vamos pedimos cordero o cochinillo según nos recomienden y algo de entrante en plan judias con jabalí (la foto de abajo), o verdinas con pulpo, etc. También hemos probado los boquerones en vinagre que están cojonudos.

El precio medio ronda los 45-50 € por cabeza comiendo a tutiplen. Como podéis ver en el link de google, las opiniones en general son muy buenas.

Restaurante Raíces – Tradición profunda en Chamberí – Otra de callos

Qué buen descubrimiento el Restaurante Raices, la curiosidad gastronómica se ha visto recompensada. Y es que este restaurante está escondido en el barrio de Chamberí y nadie, nos había hablado de él. Un día vimos que tenían recetas tradicionales y para allá que fuimos un día de diario a comer. Y la verdad es que nos trataron de maravilla.

Empezamos con una cervecita y de aperitivo nos sacaron nos boquerones en vinagre con un toque de limón muy buenos y unas croquetas pequeñas que calmaron un poco el hambre. Mientras tanto, el dueño nos iba comentando las especialidades y los platos del día. Son todo platos de mercado y de temporada y destaca la amplia variedad que tienen. Es de estos sitios en los que sólo hay que abrir la carta para tener una referencia de precios porque hay que elegir algo de lo que te comenta el dueño que tienen bueno ese día.

Optamos por pedir unos callos para compartir y después un segundo cada uno. Los callos, cómo podéis ver en la foto, son una ración generosa y están contundentes. Mejor a repartir entre 4 que entre 3 y si vais 2 os recomiendo pedir sólo media. Pero eso sí estaban para resucitar a un muerto.

Pero es que en este sitio las cosas las hacen bien hechas y se ve que desde hace tiempo. Sólo hay que ver las cuadrillas de gente del barrio que se juntan a comer que rondarán los 70 años. Esta gente no se anda con chiquitas y si ves que son asiduos al sitio es porque la relación calidad precio y el servicio es muy bueno. Como es lógico el dueño conocía a cada cliente por su nombre.

Callazos a discrección

Ummm… sí, la foto es amarilla pero es que la luz del lugar es así. No le he pasado ningún filtro ni nada! Local tradicional que tiene una pequeña barra al entrar y con las paredes a rebosar de fotos antiguas con gente conocida.

De segundo yo probé el cogote de merluza y estaba buenísimo. Ración con buena cantidad y el pescado de primera. Sabroso y bien preparado. Miguel, mi compañero pidió cabrito asado y la verdad que también estaba de categoría.

Cogote deluxe

De postre no pedimos nada, bueno aunque nos invitaron a unos buenos chupitos, pero habrá que dejarse aconsejar la próxima vez. Así que nos tomamos un café, medio chupito y nos fuimos a trabajar con muy poquitas ganas.

Conclusión, volveremos y espero que pronto. En cuanto se metan los fríos apetecerá más y más hacerles una visita. Tienen un menú por 30 euros que incluyen dos platos, bebida y postre que habrá que pedir.

Recomendado para comer con gente mayor que le gusten la buena materia prima y las elaboraciones tradicionales. Local anticuado pero eso también tiene su encanto. También puedes ir con amigos que les guste beber y comer como Dios manda y que valoren un buen servicio y atención. Está claro que después se puede echar una partida de mus en el local.