Saddle Madrid – Un auténtico lujo

Saddle Madrid es el último restaurante de verdadero lujo que ha abierto en Madrid. Sobre los cimientos del antiguo Jockey te vas a encontrar lo que va a pasar a ser un referente en la gastronomía madrileña.

En Saddle Madrid todo va al máximo nivel. Ubicación privilegiada, una sala increible y un servicio excepcional. No han escatimado en nada y les ha salido redondo. Por favor, entrad en su web para que os hagáis una idea.

Pasamos a comentaros nuestra priemra experiencia. Fue una celebración importante en pareja que no pudo ir mejor. A día de hoy no se me ocurre mejor sitio en Madrid para este tipo de eventos.

Comenzamos con una foto de la cocina vista y del aperitivo. Tienen una variedad de cócteles excelente. Te va a costar elegir. Nosotros nos dejamos recomendar y probamos su Whisky Sour. Un coctel en el mezclan whisky con oloroso y es una auténtica joya.

Saddle Madrid - Cocina vista
Saddle Madrid – Cocina vista
Saddle Madrid - Whisky Sour y Aperitivos
Saddle Madrid – Whisky Sour y Aperitivos

Mientras nos decidíamos con la carta llegó el servicio de pan. Expectacular principalmente por el cilindro de mantequilla y la presentación del pan. Además de la mantequilla sirven un aceite de oliva virgen de primera que hacen que tengas que controlarte para no devorar el pan en el minuto cero.

Saddle Madrid - Pan y mantequilla
Saddle Madrid – Pan y mantequilla

En esta visita teníamos como objetivo probar su Jarrete de ternera – homenaje a Santi Santamaría. Y lo acompañamos de tres medias raciones. Comenzamos con el Caviar Caspian Pearl. Sobre blini y acompañado de crema. Si os gusta el caviar, hay que pedirlo. No tenéis más que ver la foto.

Saddle Madrid – Caviar Caspian Pearl

El siguiente entrante fue la gamba roja de Garrucha. Un excelente tartar. Muy meloso, fresco y sabroso.

Saddle Madrid - Gamba roja de Garrucha2
Saddle Madrid – Gamba roja de Garrucha

Y por último la ensaladilla de bogavante. Otro plato de mar espectacular que viene a cerrar un trío más que recomendable. Os recomendamos pedid medías raciones para no dejar de probar cualquier de estos tres platazos.

Saddle Madrid - Ensalada de Bogavante
Saddle Madrid – Ensalada de Bogavante

Estos tres platos ya los estábamos acompañando de un vinazo digno de la ocasión. Numanthia. Un excelente vino tinto de toro intenso y potente.

Saddle Madrid - Numanthia
Saddle Madrid – Numanthia

El plato principal de nuestra cena fue el Jarrete de ternera. En Madrid tenemos platos emblemáticos que hay que probar. La tortilla de Sylkar, los huevos rotos de Lucio, los boquerones del Doble, la ensaladilla de Laredo, los callos de La Tasquería… y el jarrete de Saddle! Excelente plato con el que indudablemente saldrás satisfecho. Os dejamos varias fotos para que lo disfrutéis.

  • Saddle Madrid - Jarrete de ternera
  • Saddle Madrid - Jarrete de ternera

Por si fuera poco, antes de los postres te traen la mesa de quesos. Como os podéis imaginar a cuál con mejor pinta. Nosotros optamos por medía ración de queso con la que pruebas tres quesos diferentes. Con esto y un excelente Glenmorangine Nectar D’Or dimos por concluida una fabulosa cena. Prometimos volver y lo haremos en breve.

Saddle Madrid - Quesos
Saddle Madrid – Quesos

Conclusión: Nuevo restaurante de lujo en Madrid que hay que ir a conocer. Genial para cenas en pareja o de negocios. Pero negocios importantes de verdad.

Quique Dacosta – de Denia al cielo!

images

Lo malo de ir a un sitio con las expectativas muy altas es que rara vez suelen cumplirse. Pues el restaurante Quique Dacosta es uno de esos sitios raros. Por mucho que te cuenten… ni te imaginas lo que te vas a encontrar.

Como intro, pues sólo decir que al restaurante de Quique Dacosta este año le han dado la tercera estrella Michelín. Actualmente en España, sólo hay siete restaurantes con tres estrellas Michelín. Así que está en lo más alto. Para quien quiera conocer más sobre la trayectoria de Quique Dacosta, en wikipedia tenéis una breve biografía. Además, en la red podéis encontrar infinidad de buenas recomendaciones y artículos en blogs nacionales e internacionales. Para no aburriros con enlaces y referencias, vamos a remangarnos y a entrar poco a poco en materia.

Comenzamos describiendo el local del restaurante. Tiene mucha luz y transmite sencillez a la vez que elegancia. Es un sitio elegante y sofisticado, como corresponde a su categoría, con ciertos aspectos rústicos como el techo de viga vista o el edificio de cal blanca que le dan un toque sencillo y campechano que te da muy buen rollo y relaja.

Foto de Ignorancia Gastronómica
Foto de Ignorancia Gastronómica

Fotos de la terraza
Fotos de la terraza

Al llegar, comienzas con los snacks en la zona de terraza. Eliges el sitio disponible que más te plazca y te acomodas antes de que te traigan el welcome pack. Es la primera vez que veo algo así y me parece una idea de 10. Consiste en una carpeta con los menús en un sobre, una intro curradísima del restaurante y su equipo, y tu libreta para tomar notas. Vamos que no te vas a aburrir. Chapó!!

Welcome pack - Foto 1 de 4
Welcome pack – Foto 1 de 4

Welcome pack - Foto 2 de 4
Welcome pack – Foto 2 de 4

Welcome pack - Foto 3 de 4
Welcome pack – Foto 3 de 4

Welcome pack - Foto 4 de 4
Welcome pack – Foto 4 de 4

Y aproximándonos ya al momento de la verdad, sólo mencionar que en el restaurante de Quique Dacosta, hay dos menús degustación. El primero es Universo Local donde vas a encontrar los platos más representativos de la trayectoria del restaurante. El segundo es Made in the Moon y está confeccionado con las novedades del 2013. Al ser nuestra primera visita, nos decantamos por el primero y ahora os vamos a intentar contar las sensaciones irrepetibles que nos dejó a lo largo de sus 6 actos (Snacks, Mesa de Salazones, Tapas, Nuestra mesa, Postres, y La Caja Mágica).

Así que tras los preliminares, ataros los machos porque aquí comenzamos con el carrusel. Son muuuuuchos platos y muchas fotos por lo que voy a intentar ser breve para que esto no se haga eterno. Vaya por delante que el nivel medio de los platos nos pareció de la leche.  Brutal. Sin lugar a dudas es uno de los mejores restaurantes que conocemos, si no el mejor. Aunque está claro que  algunos platos nos dejaron con la boca más abierta que otros.

1º Acto: Snacks

Comenzamos los snacks con el gin tonic de manzana acompañado de la rosa de pétalos comestibles.  El gin tonic es una auténtica maravilla. Fresco y con mucho sabor para resetear y preparar el paladar para lo que se te viene encima. Visualmente, la rosa estaba perfectamente conseguida y es realmente una pena “deshojarla” pero al probarla se te van los remordimientos. Fresca y de sabor neutro, que complementa genial al gin tonic.

Copa de cava y gin tonic de manzana
Copa de cava y gin tonic de manzana

Tras romper el hielo, pasamos a un plato basado en las hojas y ceps de plantas del lugar. Lleva raíces de ceps (marrón en el centro), hoja seca de maiz, hoja de hierbas en escabeche (hoja verde central), hoja de kalachoe con perlas de maracuyá (hojas verdes de los laterales) y hoja de endivia con muselina de naranja (en la parte anterior y posterior del conjunto central). Sí, todo eso viene en el plato y es una mezcla de sabores y texturas divertida y sorprendente.

Raices de ceps, hoja seca de maíz, endivia con muselina de naranja, hoja de kalanchoe con perlas de maracuyá
Raices de ceps, hoja seca de maíz, endivia con muselina de naranja, hoja de kalachoe con perlas de maracuyá

El plato anterior era curioso y servía como anticipo a los siguientes snacks que eran a cada cual más espectacular y extraordinario.

Conjunto de Snacks Extraordinarios
Conjunto de Snacks de Órdago

Empezamos con el Raïm del Pastor. Una raíz autóctona con muy buen sabor y realmente curiosa.

Raïm del pastor
Raïm del pastor

El segundo de los tres snacks es el tomate encurtido y el tomate seco encurtido. Presentación chulísima y realmente buenos.

Tomate encurtido en seco
Tomate encurtido

Y dejamos para el final el que más nos gustó de los tres. Las piedras de parmesano. Y es que nos pareció genial por la originalidad, la presentación y sobre todo el sabor. Este snack lo tenéis que probar obligatoriamente. De las piedras que veis sólo son comestibles dos de ellas. Hay que andarse con ojo antes de hincar el diente.

Piedras de parmesano
Piedras de parmesano

Y como colofón del primer acto, otro snack para quitarse el sombrero. El liquen. Delicioso y ante sala perfecta para pasar al salón con ganas, incluso ansia, e ilusión por continuar con más dentro.

Liquen
Liquen

Antes de comenzar con el segundo acto, os comentamos nuestra impresión del salón. Éste no destaca por sus dimensiones. Techos bajos y mesas relativamente pequeñas y sin mantel. Con un aire informal que se completa con mobiliario minimalista y figuras modernas de Lladró por todo el salón. Una en cada mesa y más grandes por diferentes espacios de la sala.

Techos de viga vista
Techos de viga vista

Bodega vista
Bodega vista

Figuras de Lladró en cada mesa
Figuras de Lladró en cada mesa

2º Acto: Mesa de Salazones
Comenzamos con una foto del conjunto de platos que componen la mesa de salazones y después entramos más en detalle.

Mesa de salazones
Mesa de salazones

Empezamos con los salazones de bonito, mujol y pulpo seco. Muy buenos. En especial el pulpo seco.

Salazones (bonito, mujol y pulpo seco)
Salazones (bonito, mujol y pulpo seco)

Venían acompañados por unas cebolletas frescas encurtidas, me encantaron, y por un papel de salvado de cereales. Una lámina fina pero realmente sabrosa. Estupendos ambos acompañamientos y sobre todo el contraste entre los dos.

Cebolletas frescas encurtidas
Cebolletas frescas encurtidas

Papel de salvado de cereales
Papel de salvado de cereales

Y por último, el sobrecito de higo. Te metes el sobre tal cual en la boca y es puro higo. Supongo que estará deshidratado. Sabor muy definido para cerrar los salazones y la cebolleta encurtida.

Higo
Higo

A todo esto, ya habíamos comenzado con un vinazo en toda regla. Una botella de Abel Mendoza selección especial que el sumiller nos dijo que cuadraba perfectamente con el menú que habíamos pedido. La verdad es que el vino estaba estupendo y el servicio fue impecable. Midiendo perfectamente los tiempos. Cosa que en una comida tan larga es muy difícil y muy importante.

Y antes de comenzar con el tercer acto, nos trajeron tres aperitivos de parte de la casa que no entraban en el menú Universo Local y sí en el Made in the Moon. Y es muy de agradecer porque el pesto fue uno de los bocados que más nos gustaron de toda la comida. Este conjunto lo completaban unas navajas de órdago y un aperitivo de fresa con vinagre.

Aperitivo fuera de la carta - Pesto
Aperitivo fuera de la carta – Pesto

Aperitivo fuera del menú - Navajas
Aperitivo fuera del menú – Navajas

Aperitivo fuera del menú - Turrón de fresas vinagre y rosas
Aperitivo fuera del menú – Turrón de fresas vinagre y rosas

3º Acto: Tapas
La cosa iba de maravilla y cada vez más y más seria. Ahora venían las tapas. Ya con la primera, María 2012, me dieron en la línea de flotación. Y es que me encantan los bloody maries y la versión Quique Dacosta no se me va a olvidar. Es una especie de “cápsula” que te metes de una en la boca y que una vez dentro se deshace. Una auténtica delicia acompañada de su trozo de apio fresco.

María 2012
María 2012

A la par que el Bloody Mary sirven la Rocapedra. Un filete de pescado de la zona en plan sashimi. Fresco y muy sabroso. Además la hoja verde, que es autóctona, también se come y es lo más parecido al wasabi que me he echado a la boca.

Rompepedra 2012
Rompepedra 2012

Y en esta mano también tenemos el nido de golodrina. Una esfera de huevo con trufa deliciosa. Para comerse uno detrás de otro.

Nido de golondrinas 2010
Nido de golondrinas 2010

Y en otro vuelco diferente, nos sirvieron esta sofisticadísima tarta de manzana. Sabor ácido y bocado muy refrescante. Se agradece a estas alturas de los entrantes.

Tarta de manzana 2012
Tarta de manzana 2012

Y a la tarta la acompaña una empanadilla de remolacha y cangrejo. Muy buena. Suave sabor a remolacha. Y otra presentación realmente lograda. Como podéis ver, muchos plato vienen casi que en equilibrio sobre piedras. Los camareros podrían valer de equilibristas en el Circo del Sol porque todo llega en su sitio a la mesa.

Empanadilla de remolacha y cangrejo 2012
Empanadilla de remolacha y cangrejo 2012

Y la última entrega de este acto, consistía en una de las novedades de 2013, el taco mediterráneo. Parece simplote, pero es uno de los platos que más nos gustaron. Un taco sabrosísimo. Acompañado de una coca de dacsa que también estaba de maravilla. Con esto acaban el tercer acto con el nivel ya por las nubes. Y queda lo mejor.

Taco Mediterráneo 2013
Taco Mediterráneo 2013

Coca de Dacsa 2011
Coca de Dacsa 2011

4º Acto: Nuestra Mesa
Este acto es el principal y comienza con un plato que te deja boquiabierto. El agua de los tomates secos. Y es que cómo podéis ver, así de primeras, el contenido del plato es blanco. Pero el sabor a tomate es de lo más intenso que os podáis imaginar. Y la textura, totalmente diferente. Nunca has comido tomate de esta manera y por cosas como ésta son por las que merece la pena la visita.

El agua de los tomates secos 2011
El agua de los tomates secos 2011

El siguiente, pues otro platazo de palabras mayores. El cubalibre de foie gras con escarcha de limón y rúcula. Una pasada. Mezcla la potencia del foie con el dulzor de la capa de arriba de cubalibre. Y acompañado de un brioche excepcional.

Cubalibre de foie gras 2001
Cubalibre de foie gras 2001

Pero llegados a este punto, sirven el que sin duda es el plato más espectacular del menú: Bruma. Y lo llevan preparando desde 2003. Un plato de verduras preparadas con hidrógeno que crea la bruma que da nombre al plato. Os dejo la secuencia porque lo mejor del plato es cómo vas descubriendo el contenido poco a poco. A parte de que las verduras están en su punto y realmente buenas. Todo un espectáculo.

Bruma 2003 - Foto 1 de 6
Bruma 2003 – Foto 1 de 6

Bruma 2003 - Foto 2 de 6
Bruma 2003 – Foto 2 de 6

Bruma 2003 - Foto 3 de 6
Bruma 2003 – Foto 3 de 6

Bruma 2003 - Foto 4 de 6
Bruma 2003 – Foto 4 de 6

Bruma 2003 - Foto 5 de 6
Bruma 2003 – Foto 5 de 6

Bruma 2003 - Foto 6 de 6
Bruma 2003 – Foto 6 de 6

Y ya metidos en la traca final, es el turno de la gamba roja de Dénia hervida acompañada del Té de bledas. La presentación en plan regalo de alta joyería es tremenda. Y el té de bledas es una infusión de los liquídos del marisco realmente bueno. De un sabor muy definido y potente. Las gambas rojas están sencillamente de lujo.

Presentación - Gamba roja de Dénia
Presentación – Gamba roja de Dénia

Gamba roja de Dénia hervida
Gamba roja de Dénia hervida

Té de bledas
Té de bledas

El siguiente platazo fue los Salmonetes con incrustaciones de sus interiores al eucalipto. Lomos de salmonete jugosos a más no poder, sobre una hoja de eucalipto que le da una aroma extraordinario. Presentados en un papel, que los mantiene en su punto perfecto.

Presentación - Salmoneta al eucalipto 2011
Presentación – Salmoneta al eucalipto 2011

Salmonete al eucalipto 2011
Salmonete al eucalipto 2011

Y por último, para dar estocazo al acto, al menú y a nosotros mismos, el arroz sénia cenizas. Brutal. Otro plato para no olvidar y totalmente indescriptible, irrepetible e imposible de mejorar.

Arroz sénia cenizas 2008
Arroz sénia cenizas 2008

5º Acto: Postres
Bueno pues el primero de los postres era el Campo de cítricos. Plato chulo chulo y muy bueno. Ácido y fresco para rebajar lo que llevas hasta el momento.

Campo de cítricos 2005
Campo de cítricos 2005

Detalle - Campo de cítricos
Detalle – Campo de cítricos

Y el segundo y último, Leche es un postre ligero con leche en diferentes texturas. Sabroso y nada empalagoso.

Leche 2009
Leche 2009

Y sí, aquí acaban los postres. Y no os podéis imaginar de que manera agradecí que este acto fuese relativamente corto. La cantidad del menú es realmente generosa y con lo tomado hasta el momento era más que suficiente.

6º Acto: La Caja Mágica
Y como última sorpresa, la Caja Mágica. Una caja chula de madera rellena con virutas comestibles, creo, y que esconde tres delicias. Crocante de almendra, trufa al ron y la pepita de oro.

La Caja Mágica
La Caja Mágica

Conclusión: Pues yo creo que ya está todo dicho! Un restaurante que bien merece la pena planificar un viaje a Dénia o unas vacaciones enteras. Y si estás por la zona, y tienes posibilidad de acercarte… pues no te lo pienses dos veces. Eso sí, intentad reservar con tiempo que estaba hasta arriba.

Web: www.quiquedacosta.es

Perfil de Google Local

Ubicación:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

Restaurante Arce – Iñaki Camba es el genio de la lámpara

restaurante_arce

El restaurante Arce es uno de esos sitios que si no has visitado, te lo tienes que apuntar en tu lista de sitios a conocer y darle prioridad máxima. Un restaurante en el que al sentarte a comer, te vas a sentir como debió hacerlo Aladino al frotar la lámpara. Y es que cuando estés tomándote el aparitivo, va a aparecer Iñaki Camba, el genio de la lámpara, para concederte los deseos gastronómicos que te plazcan.

Iñaki Camba te recibe en la puerta del local vestido de faena y te lleva a tu mesa. Más tarde se pasará y empezará con su primera pregunta para confeccionarte el menú a medida. “¿Venimos con gana, apetito o hambre?”. El objetivo, como es lógico, es medir la longitud del menú. Además en sus preguntas imprime una pausa sosegadora que te va tranquilizando, después del estrés que supone aparcar por la zona. La siguiente pregunta ya va orientada a elegir el plato principal. A base de preguntas sobre la materia, la guarnición y la preparación confeccionas el plato que te vas a tomar. Y del principal a los entrantes, y de los entrantes a los aperitivos. Pero por mucho que os cuente, es imposible reproducir este proceso de elaboración del menú y si no lo conocéis… pues como os decía, lo tenéis que poner en los primeros puestos de vuestra lista de deberes culinarios.

Antes de nada os dejo unas fotos de la fachada del local, que si vas por Augusto Figueroa te lo puedes pasar por alto. Y de la sala, que tiene diferentes alturas, decoración clásica y la verdad es que es muy agradable.

Fachada (foto de minube.com)
Fachada (foto de minube.com)

Sala (foto de restaurantearce.com)
Sala (foto de restaurantearce.com)

Pasando a lo que tomamos de menú, empezamos con unos ahumados caseros de mar y monte. Podéis diferenciar el salmón, el pulpo, el bacalao y también el carpaccio de carnes. Todo con un aceite excepcional. Un entrante fresco y ligero para empezar a salivar.

Ahumados caseros de Mar y Monte
Ahumados caseros de Mar y Monte

De ahí, a la gamba roja espalmada sobre corugas. Bueno espalmada, esparracada o esparruchada, como queráis decirlo. La cuestión es que la gamba roja está aplastada y la hacen estilo tortillita de camarones. Está realmente buena y con las corugas es un aperitivo excepcional.
2013-04-13 15.55.13

Tortillita de gamba roja espalmada con corugas
Tortillita de gamba roja espalmada con corugas

El siguiente entrante también fue fabuloso, la ensalada de habitas con carne de cangrejo. También con alguna coruga que se había escapado del plato anterior. Las habas tiernas y sabrosas, y la carne de cangrejo que le da un toque diferente pero sin quitar sabor ni relevancia a las habas. El aliño llevaba un toque cítrico suave que contrastaba genial con el resto.

Habas tiernas con carne de cangrejo
Habas tiernas con carne de cangrejo

Y el siguiente entrante, lo pedimos por separado. Por un lado unos perrechicos realmente deliciosos. De pequeño tamaño pero sabrosos. Y por otro lado uno de los platos que más me gustaron, el arroz con caracoles. Un arroz de sabor excelente, potenciado por los caracoles. Nos encantó y seguramente lo vuelva a pedir en mi próxima visita.

Perrechicos
Perrechicos

Arroz con caracoles
Arroz con caracoles

Y de aquí pasamos al plato principal. Nos decantamos por un ceviche de pescados azules y por un ragut de corzo. El ceviche de caballa muy bueno. Con generosa verdura y el toque ácido justo que permite saborear todos los ingredientes del plato.

Ceviche de pescados azules
Ceviche de pescados azules

El ragut de corzo es una joya. Un estofado de sabor estupendo y el corzo sabroso y tierno.

Ragout de Corzo
Ragut de Corzo

Después de una comida como la anterior, no solemos pedir postres, pero de verdad que esta vez estábamos tan a gusto y nos estaba gustando tanto lo que estábamos probando que optamos por probar un par. El primero, el arroz con leche. No es la preparación tradicional. Es una variante sólida que se presenta en forma de tarta. Muy bueno aunque soy más fan del original.

Arroz con leche
Arroz con leche

Y después, la torrija de pan de roscón de reyes. Una maravilla. Una torrija diferente pero realmente de lujo que os recomiendo pedir para acompañar el café. En este caso sí que me gusta más la torrija de Iñaki Camba que la torrija tradicional.

Torrija de pan de roscón de reyes
Torrija de pan de roscón de reyes

Y por último, el café y los minardises caseros. También muy buenos.
2013-04-13 17.11.13

Café y minardises caseros
Café y minardises caseros

Conclusión, ahora tengo hasta remordimientos porque este restaurante es un sitiazo que hay que conocer y hemos tardado demasiado en tener una reseña en Salivando. Una comida enfocada totalmente en el producto, con elaboraciones tradicionales y alguna variante con el toque personal de Iñaki. Es altamente recomendable este restaurante por su cocina, pero la atención de Iñaki y de su equipo, hace que la experiencia sea totalmente única y que la visita pase a ser obligada. De lo que tomamos, tenéis que probar el arroz con caracoles y la torrija. Pero vamos que habéis podido ver que el resto también es de categoría.

Web: http://www.restaurantearce.com

Precio: 58€ por persona con el club kviar

Ubicación:

La Terraza del Casino – Mejor Imposible

La Terraza del Casino es uno de los restaurantes de alta cocina de los que puedes disfrutar en Madrid. Este restaurante ofrece un menú gastronómico de auténtico lujo en un emplazamiento histórico como es El Casino de Madrid. Desde que entras, te deslumbras primero con la escalinata, después con el ascensor y por último accedes al salón comedor, de techos altos y decoración elegante.

Sala del Comedor (blog pescaderías coruñesas)
Sala del Comedor (blog pescaderías coruñesas)

El menú degustación esta compuesto de snacks, tapiplatos, postres y pequeñas locuras. Muy completo, equilibrado y con una cantidad generosa, pero sin ser excesiva. Y, por supuesto, servida al ritmo perfecto.

Empezamos con un cóctel de daiquiry frozzen que mezclaba diferentes temperaturas. Un buen punto de acidez que limpiaba el paladar preparándolo para el carrusel que viene a continuación.

Daiquiri Frozen
Daiquiry Frozzen

Primer round: los snacks. Una sucesión de bocados curiosos y realmente buenos. Sorprenden tanto a la vista como al paladar. Como podréis ver, algunos snacks son su interpretación de recetas tradicionales. Al presentarte el plato, tu paladar se va directamente a sabores que ya conoces, y cuando los pruebas, identificas ese sabor y valoras el toque adicional de innovación que le han añadido.

El primero de los snacks era la mantequilla de aceite. Un tubo con la mantequilla con un snack y unos berros. Esto es el pan con mantequilla 2.0. Muy bueno y original.

Mantequilla de aceite con berros
Mantequilla de aceite con berros

Después pasamos a las fresas heladas rellenas con parmesano y a los filipinos de foie. Empezamos con una par de fotos de los filipinos, que nos parecieron realmente buenos y disfrutamos junto con una copa de cava. Aquí es donde empiezas a jugar. El primer gusto es el de los filipinos de toda la vida, que te lleva directamente al recreo en el colegio, pero de ahí pasas al foie que está realmente potenciado por el sabor dulce anterior. Y las fresas también muy buenas. Frescor dulce acompañado de un queso potente. Este conjunto de snacks los sirven a la vez y es todo un acierto porque se complementan de maravilla.
2013-04-20 22.16.55

Filipinos rellenos de foie
Filipinos rellenos de foie

 

Fresas heladas rellenas de parmesano
Fresas heladas rellenas de parmesano

El siguiente snack fue su pizza de atún y cítricos eran unas láminas de algas con atún marinado. Una delicia. Mezcla de sabores cítricos y salados muy buena.

Láminas de alga con atún marinado
Láminas de alga con atún marinado

Y siguiendo con la primera tanda, otra delicia de que parte de una receta tradicional pero que acaba siendo un bocado novedoso. Es su interpretación del pulpo a la gallega. Un pulpo deshidratado en forma y textura de corteza frita. Generoso de pimentón. Acompañada con un puré de patata. Original y diferente.

Pulpo a la gallega
Pulpo a la gallega

La verdad es que los snacks son realmente para quitarse el sombrero. Empiezas poco a poco y vas disfrutando cada uno de los platos. El siguiente bocado era una tortillita (dentelle) de camarones. Un lujo. Cuidan hasta la disposición de los camarones.

Tortitas de camarones
Tortillitas de camarones

El siguiente aporta el toque oriental a esta primera ronda. El snack de pato pekinés. Exquisito. Una fina lámina de jengibre, con manzana en juliana, el pato con la salsa pekinesa y los brotes. Lo dicho, todo un gustazo.

Snack de pato a la pekinesa
Snack de pato a la pekinesa

Y ahora sí que sí, os presentamos el último snack. El buñuelo de caza. Para mi gusto, el mejor de los snacks. Realmente impresionante por la textura que parece una croqueta líquida y el sabor. Uno de los snacks obligados si visitas La Terraza del Casino.

Croqueta líquida o Buñuelo de caza
Croqueta líquida de caza

Y de ahí pasamos a la segundo round: los tapiplatos. Fueron otra sucesión de platazos. A un ritmo perfectamente llevado por los profesionales de la sala, los cuales lo bordaron de principio a fin. Sobradamante preparados desde el punto de vista profesional y con un servicio y una atención realmente de lujo. Te explican los platos de forma que parece sencillo. Son uno de los ingredientes fundamentales que hacen de este sitio lo que es. Todo un referente que hay que conocer alguna vez en la vida.

Pues empezamos con unos lomos de sardina acompañados de pescaito frito y mayonesa de mojito. Muy bueno, pero los lomos de sardinas me parecieron un poco pequeños. Un poco más de calibre para potenciar el sabor del pescado azul habría estado bien. Eso sí, la mayonesa de mojito, realmente buena y original.
2013-04-20 22.53.42
2013-04-20 22.54.01

Sardinas con mayonesa de mojito y pescaito frito
Sardinas con mayonesa de mojito y pescaito frito

Y volvemos otra vez a los platos tradicionales. El primero fue sus macarrones a la boloñesa. Al servirte el plato ya te avisan que los macarrones no están hechos de pasta, sería demasiado convencional claro. Así que ya te crean la expectativa y te obligan a degustar con atención el plato. Para que intentes descubrir en qué consisten sus macarrones. No os voy a desvelar el misterio, pero vamos que está realmente bueno.

Macarrones a la boloñesa
Macarrones a la boloñesa

El siguiente tapiplato es uno de los clásicos de La Terraza por lo que nos comentó el camarero. Es el falso risotto de chipirón con toques thai. Muy bueno y todo un trabajazo. Y es que los chipirones los cortan a cuchillo en porciones realmente pequeñas y consiguen que la sensación sea de un risotto muy cremoso pero con un sabor extraordinario. El toque thai es suave, cosa que personalmente agradezco.

Falso risotto de chipirón
Falso risotto de chipirón

Y del risotto… a uno de mis platos preferidos de la noche, la gamba roja con guisantes en diferentes texturas. Un plato realmente bueno. La gamba de Palamós de gran sabor. Por la parte de los guisantes, los tenías en mousse, en brote, solidificados, en crema… vamos que faltaba el helado de guisantes y para de contar.
2013-04-20 23.22.11

Gamba roja con guisantes en diferentes texturas
Gamba roja con guisantes en diferentes texturas

Y pasamos a otra maravilla, las borrajas con castañas asadas y trufa. Un plato muy invernal para las fechas en las que fuimos (finales de abril) pero realmente bueno. Los tres sabores muy definidos y muy bien ligados. Otro de los platos que nos encantaron.

Borrajas con castañas y trufa
Borrajas con castañas y trufa

El siguiente plato era una novedad respecto al menú degustación de cata. Fue una royal de pichón que sustituía al ramen de ternera y anguila ahumada. La royal estaba estupenda. Con la densidad perfecta y potente de sabor. El pichón también jugoso y sabroso. El pichón venía acompañado de una trufa negra, que daba aún más sabor al plato. Un plato potente que cambia el tercio para empezar con tapiplatos más contundentes.

Royal de pichón
Royal de pichón

Otro plato que nos dejó con la boca abierta, su lenguado a la meunière. La foto habla por sí sola. Materia prima excelente y preparación sensacional. Es de esos platos que justifica lo que cuesta el menú degustación.

Lenguado a la meunière
Lenguado a la meunière

El siguiente plato tenía muy difícil superar el anterior. Pasamos a un buns de liebre con chocolate y con su consomé. Un plato totalmente diferente. Muy bueno pero todavía seguíamos hablando del lenguado cuando nos lo terminamos.
2013-04-21 00.12.25

Bund de liebre con su consomé
Buns de liebre con su consomé

Y para terminar con los tapiplatos, el confit de pato azulón acompañado de una crema de trufa. Un final feliz de los de verdad. Da pena acabar con los tapiplatos y este último le disfrutamos tomándonos nuestro tiempo.
2013-04-21 00.15.34

Confit de pato azulón con crema de trufa
Confit de pato azulón con crema de trufa

Y a todo esto todavía no os he comentado nada de los vinos. Nos dejamos aconsejar por el sumiller que nos fue maridando durante todo el menú. Como os podéis imaginar la atención fue exquisita y en ningún momento faltó vino en la copa. Cosa peligrosa. El menú lo comenzamos con un cava de Raventós L’Hereu 2010 y lo continuamos con una sucesión de vinos argentinos y de la Rioja. A mitad de los snacks, nos pasamos a un Bobó 2009 que nos gustó muchísimo. Una gran sorpresa llegada de Mendoza (Argentina). Ya me estoy buscando unas cuantas botellas. Al comenzar los tapiplatos pasamos a un Gómez de Segura 2004. También estupendo maridaba perfectamente. Y para terminar con los tapiplatos volvimos a Argentina para tomar un Trapezio 2009 (de la mismo bodega que el Bobó). Y con los postres, un Pedro Ximenez Noe que era toda una delicia.

Y sin darnos cuenta ya estamos en el tercer round: Los Postres. Cada uno totalmente diferente y los tres espectaculares. Muy buena secuencia de postres. Aportando cada uno una distribución diferente entre lo dulce y lo ácido.

El primero fue la piña colada. Una maravilla que hacen al momento. Le añaden un toque de Zacapa y entra de sola. La acompañan de helado y hay que darse prisa porque empieza a deshacerse rápido. Un postre fresco que sirve para “resetear” el paladar para los dulces.

El siguiente fueron las manzanas y yuzu. Y postre con un equilibrio entre el toque cítrico y el dulce.

Manzanas y Yuzu
Manzanas y Yuzu

Y por último el chocolate con menta y limón. Y aquí ya la balanza se decanta más a lo dulce, aunque sigue teniendo ese pelín ácido y el toque fresco de la menta.

Chocolate con menta y limón
Chocolate con menta y limón

Acabamos el menú con lo que llaman las Pequeñas Locuras. Sus bombones de moras con chocolate negro, fruta de la pasión y trufas. Una maravilla.

Pequeñas Locuras
Pequeñas Locuras

Conclusión, pues como decíamos en el título “Mejor Imposible”. Y es que el emplazamiento, sala y servicio son excelentes. Y como podéis haber observado, el menú degustación es de los más completos y divertidos que puedes encontrar en Madrid. Uno de los sitios que más recomiendo para una celebración especial. Al final, nos dieron el menú impreso que guardaremos con mucho cariño de recuerdo de nuestra visita. Este detalle está genial pero… tenía algunas erratas respecto de los platos que tomamos. Siempre nos quedará esta crónica en Salivando.com para recordar!

(Para ver la primera incursión de Borja en la Terraza del casino hace casi un añito, haced clic aquí)

Ubicación: