Restaurante TreZe – Cocina de mercado tan buena como cuentan

descarga

Tras todas las recomendaciones que se han realizado del restaurante TreZe, incluída la que ya hizo aquí Gallego, teníamos que ir a probarlo. Y fuimos por el cumple de mi padre, que es todo un gourmet y no le puedo llevar a cualquier sitio. Y como os cuento en este post, salimos encantadisimos!

El sitio es de ambiente íntimo y familiar, por lo que si vais a ser un grupo grande reservar con antelación. En este caso elegimos a la carta con varios entrantes, cinco principales, postres y copas. Vamos que no nos privamos de nada! 😉

Como aperitivo de la casa, nos pusieron pez mantequilla con caviar de wasabi. Muy rico el aperitivo y sorprendente el toque explosivo y adictivo del wasabi, que acompaña perfectamente al pescado.
IMG_4086

TreZe – Pez Mantequilla

El servicio de pan muy rico y con variedad.
IMG_4085

Como entrantes, pedimos al centro para compartir entre todos los siguientes platos.

Alcachofas: Excelente sabor y textura original. Estaban ahumadas y consiguen darle el equilibrio perfecto al sabor del ahumado y el de las alcachofas. La verdad que este es uno de los platos que hay que probar si visitas el Restaurante TreZe.

IMG_4088

Restaurante TreZe – Alcachofas

Lasaña de liebre: Aunque a priori no te guste la caza… te aconsejaría que la probases. De verdad. La textura es suave y fina, nada que ver con algún sabor más violento que se suele asociar a la caza. Un bocado extraordinario.
IMG_4089

Restaurante TreZe – Lasaña de Liebre

Foie: Emplatado sobre una cama de pan de naranja amarga. El foie estaba muy bueno y el acompañamiento me pareció muy original y sabroso.
IMG_4087

Restaurante TreZe – Foie

Huevo a baja temperatura (plato solidario): Fue todo un espectáculo que vamos a intentar mostraros con tres imágenes diferentes. Venía en un plato con una cúpula de cristal que estaba llena de humo blanco, al abrirlo salió un olor ahumado muy rico y en el centro un huevo como escalfado con setas. Muy vistoso pero sobre todo rico rico rico.
IMG_4090

IMG_4092

IMG_4093

Restaurante TreZe – Huevo a baja temperatura

Los principales fueron, uno para cada uno 😉

Pluma de Ibérico: La presentación me sorprendió gratamente. Muy chula y original. La carne estaba en su punto, jugosa, tierna y rosita por dentro pero sin soltar ni una pizca de sangre. La salsa BBQ que la acompañaba, una de las mejores que he probado en mucho tiempo. Picantita y dulce. Grandiosa.

IMG_4098

Restaurante TreZe – Pluma de Ibérico

Albóndigas de Ciervo: Tiernas, ricas y en una ración razonable. El sabor suave pero definido. Al igual que la lasaña de liebre.

IMG_4094

Restaurante TreZe – Albóndigas de Ciervo

Bacalao: Desalado en su punto, tierno y jugoso.
IMG_4097

Restaurante TreZe – Bacalao

Rape: Una pieza de lomo muy muy buena y un gran acierto a la hora de combinar los sabores de la guarnición y el pescado. Plato muy recomendable.

IMG_4095

Restaurante TreZe – Rape

Y por último, los postres.

Créme brulée: Suave y con mucha azúcar quemada por encima. Presentación diferente y curiosa.

IMG_4100

TreZe – Créme brulée

Mousse de coco y helado de mango: El helado nos resultó más sabroso que la mousse. Pero vamos, que estaban muy ricos y la combinación era muy buena.

IMG_4103

Restaurante TreZe – Mousse de coco

Respecto a las copas, lo más sorprendente fue el hielo aromatizado. Como observareis en la foto, es un señor hielo redondo con cáscara de limón o naranja. Le aporta un montón de aroma a la copa.

2013-10-29 23.34.19

TreZe – copas

La Cesta de Recoletos, carta joven pero muy grande

No hace mucho, un domingo a mediodía, nos levantamos y nos fuimos a la zona de Cibeles a dar un paseo, y aprovechamos para comer en la Cesta de Recoletos, sitio al que le tenía ganas desde hacía tiempo porque me han hablado muy bien de él. Es un sitio nuevo y joven, pero tiene un gran respaldo por detrás, ya que está asesorado por el equipo del Santceloni al completo: el chef Oscar Velasco, el sumiller David Robledo y el maitre Abel Valverde. El chef de la Cesta es Adolfo Santos, que hace un trabajo excelente.

lacesta_top-345x153

La idea de la cesta, quizá sorprendente para su categoría, es que en su carta no hay primeros ni segundos, únicamente platos que puedes pedir en el orden que tú quieras, para uno solo, para compartir… Yo creo que la mejor opción es pedir todo para compartir entre dos, y así pruebas de todo. Tienen también un menú degustación de 39€ y otro de mediodía para la barra de 2 platos y postre por 24€.

La decoración del sitio podéis ver que es muy graciosa.

comedor
comedor

Al llegar nos pusieron un aperitivo de pasta de pescado para mojar, magnífica. De beber empezamos con un albariño Leira 2011. A destacar su carta de vinos, genial y además tienen muchas opciones para pedir por copas.

Entrante
Aperitivo

Otra cosa que nos encantó desde el primer momento fueron sus panes, variados y excelentes. De comer elegimos 5 platos para compartir entre los dos, más luego postres y café.

Panes
Panes

El primer platito fueron dos tostas de burrata ahumada (12€), sobre tomate picado y bajo un manto de rúcula y un poco de sal. Me encanta la burrata, me chifla, y esta tosta tan sencilla me pareció un manjar de dioses, con sus sabores frescos e intensos.

Tostada de burrata ahumada
Tostada de burrata ahumada

Después algo más calentito, que también se agradece. Un buen plato de crema de zanahoria con trufa. Nos pareció una pasada, totalmente deliciosa, con el sabor dulzón de la zanahoria complementado por la trufa. La trufa veréis que es un plato que les encanta en la Cesta, y en temporada hacen menús especiales de trufa y podéis añadirla trufa a cualquier plato por 10€ extra.

Crema de zanahoria con trufa
Crema de zanahoria con trufa

El siguiente plato también llevaba trufa rallada, sobre dos raviolis gigantes rellenos de rabo de toro. La carne en su punto, y la mezcla de la salsita con la trufa, de lo mejor.

Ravioli de ternera
Ravioli de rabo con trufa

Ahora ya entramos en los platos más contundentes. Primero un poco de pescado, en forma de taco de bacalao confitado, sobre una salsa vizcaína (19€) con la que por supuesto tuvimos que hacer barcos más tarde porque estaba de chuparse los dedos. Creo que en la foto se ve qué espectáculo de bacalao, con unas lascas gordas gordas y perfecto de punto. Con los segundos probamos a cambiar de vino, y yo pedí un Juan Gil 12 meses de 2010 y Carmen un White Guerrilla 2011, un Riesling muy rico.

Taco de bacalao
Taco de bacalao

El colofón final fue la pluma de ibérico (21€). Según lo recuerdo me dan más ganas de ir. En casi ningún otro sitio probaréis una carne de cerdo así, rojita, que parecía buey, pero a la vez untuosa y extremadamente sabrosa. Imprescindible.

Pluma de ibérico
Pluma de ibérico

Con estos platos nos quedamos perfectos, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de probar el postre. Nos dencantamos por una tarta de queso, que la hacen como a mí me gusta: tostadita y con bastante galleta. Para el que la prefiera con mermelada, la ponen aparte con un toque de chocolate.

Tarta de queso
Tarta de queso

Para rematar un café riquísimo en unas tazas que nos encantaron a los dos, muy orientales.

Café con leche
Café con leche

Creo que la cesta ha sido uno de mis mayores descubrimientos de lo que llevo de año, ya que es una comida de primera calidad pero nada cara en comparación. Además la carta es divertida y permite probar muchas cosas. El servicio muy magnífico y el local súper agradable.

Web: lacesta.eu/

Precio: 45€