Gastroplan 5 #SalvaTabernas 3 – Conociendo los mejores bares de Prosperidad y Cruz del Rayo

gastroplan_logo_3

Hola de nuevo a todos,

Aquí venimos con la crónica de la última ruta #SalvaTabernas que organizamos desde Gastroplan con Google Local Madrid. Como siempre, lo pasamos de maravilla. Pero eso es fácil cuando se está en buena compañía y visitando los mejores bares y tabernas de Madrid.

Lo primero que queremos hacer es dar las gracias a Luisete de profundidad.net y a Patricia de Google Local Madrid por las fotazos que nos han pasado para que las utilicemos en la entrada. Son todo un lujo. Chicos, muchísimas gracias de verdad!

Y comenzamos con la ruta #SalvaTabernas. En este caso, el punto de encuentro fue la Plaza de Prosperidad, y desde allí bajamos por la calle Lopez de Hoyos hasta el número 98 donde encontramos la ilustre Casa Emilio. Abierto en la década de 1940. Está perfectamente conservada. Con un montón de detalles antiguos como un dispensador de bicarbonato arcaico, la bomba para dar presión al sel del vermú e infinidad de recuerdos que se nota que han ido formando parte poco a poco del local. Y ante todo, está la figura de Don Emilio. Hijo del fundador y regente actual de la taberna.

Aquí disfrutamos de unas cañas bien tiradas y un vermú con sel de reglamento. De picar, probamos un chorizo de Boñar que era cosa fina. Y como plato estrella, unas raciones de matrimonio. Su boquerón en vinagre con su buena anchoa. En Casa Emilio también podéis disfrutar de una muy buena variedad de conservas.

Casa Emilio - Barra Interior
Casa Emilio – Barra Interior
Casa Emilio - Chorizo de Boñar
Casa Emilio – Chorizo de Boñar
Casa Emilio - Canapé de Matrimonio (boquerón y anchoa)
Casa Emilio – Canapé de Matrimonio (boquerón y anchoa)

Y de Casa Emilio a Joyma (Suero de Quiñones 7) uno de los descubrimientos de la ruta. El bar que Jose y María inaguraron hace casi 30 años es el bar de barrio por definición. María, asturiana, está al mando de la cocina y hace una Tortilla de Patatas que para mi es de las mejores que he probado en Madrid. Y si con la tortilla no te ha convencido, pues espérate al lacón que también es espectacular. Lo compra crudo y ella lo asa y lo deja jugoso a más no poder. Un manjar. Está abierto todo el día y es el refugio de los vecinos y currantes del barrio. Te recomendamos encarecidamente que lo visites. Cerveza siempre fría y tintos de verano con su chispazo de vermú, que fue la sensación de la ruta.

Bar Joyma - Fachada
Bar Joyma – Fachada
Bar Joyma - Tortilla de patatas
Bar Joyma – Tortilla de patatas
Bar Joyma - Lacón casero
Bar Joyma – Lacón casero
Joyma - Tinto de verano con vermú
Joyma – Tinto de verano con vermú – Foto de Patricia
Bar Joyma - Disfrutando de  sus croquetas
Bar Joyma – Disfrutando de sus croquetas
Joyma - Croquetas de jamón
Joyma – Croquetas de jamón – Foto de Patricia

En nuestra tercera parada ya nos adentramos en la calle Gabriel Lobo, perteneciente a Cruz del Rayo. El primer sitio que visitamos en esta calle fue Bienmesabe. Como os podéis imaginar es un sitio de comida andaluza en el que probamos su extraordinario salmorejo y, como no, el bienmesabe. Bienmesabe es un sitio bien montado. La verdad es que se sale bastante de nuestro concepto de taberna, lleva abierto poco más de cuatro años, pero de verdad que merece la pena hacerle una visita. Una buena zona de barra, con mesitas altas al fondo. Además de un salón, aislado de la zona de barra para eventos más formales. El servicio es muy bueno y sobre todo generoso, ya que no pararon de sacar tapas de categoría el tiempo que estuvimos allí.

Bienmesabe - Salmorejo
Bienmesabe – Salmorejo
Bienmesabe - Patatas Alioli
Bienmesabe – Patatas Alioli
Bienmesabe - Bienmesabe
Bienmesabe – Bienmesabe
Bienmesabe - Salmorejo
Bienmesabe – Salmorejo – Foto de Patricia

Y por último, todo un sitiazo como el Bar Alonso. En Salivando, Borja ya escribió este artículo tras su primera visita. Lo recomendaba encarecidamente y podemos dar fe de que no exageraba para nada. El bar Alonso es de esos sitios en los que se disfruta de una buena cerveza, una excelente comida y buena conversación con quien vayas o con cualquiera de los camareros. Buena gente. Muy simpáticos pero sobre todo grandísimos profesionales. Hacen unas bravas, unos callos y unos calamares que son una maravilla.

Bar Alonso - Fachada
Bar Alonso – Fachada
Bar Alonso - Las mejores Bravas de Madrid
Bar Alonso – Las mejores Bravas de Madrid
Bar Alonso - Unos callos de muerte
Bar Alonso – Unos callos de muerte
Bar Alonso - Calamares tiernísimos
Bar Alonso – Calamares tiernísimos
Bar Alonso
Bar Alonso – Foto de Patricia
Bar Alonso - Tapas variadas
Bar Alonso – Tapas variadas – Foto de Patricia

Y por último, una foto que es toda una joya. Las reglas del cañeo en Bar Alonso. Esto es para tatuarselo en el pecho.

Bar Alonso - Reglas del tapeo
Bar Alonso – Reglas del tapeo

Pues esta fue nuestra tercera ruta #SalvaTabernas por Madrid de la mano de los amigos de Google Local Madrid. Como siempre, os recomendamos que les sigáis ya sea en su cuenta de Google Plus o en Twitter. Y es que los eventos públicos que montan son siempre originales, didácticos y muy muy profesionales.

Un abrazo a todos y no dudéis en visitar las tabernas de la ruta que son patrimonio cañí y no podemos perderlas. Y si os gustan, valorarlas en los links que os hemos dejado de Google Local para que ganen relevancia y estén por delante de Sureñas, Montaditos y Gambrinus varios.

Ruta:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

El Mesón de Cabañas – Asados y Embutidos de Jabugo

Hola a todos!

logoCabañas

El restaurante que os traigo hoy, está a unos 30 minutitos de Madrid. Está ubicado en la antigua nacional de Madrid-Toledo en la pedanía de Cabañas de la Sagra. El restaurante se llama Mesón Cabañas y está especializado en asados y en embutidos de Jabugo. Por si os viene más a mano, tienen otro restaurante en Illescas, pero hoy os hablamos del de Cabañas de la Sagra.

 exterior

exterior del restaurante

En el restaurante dan varias opciones a la hora de elegir que comer. Ofrecen tres tipos de menús diferentes: El del día (16€/persona), el de degustación (45€/persona) y el de la casa (30€/persona).

Fuera de menú pedimos la ración de jamón y la media ración de lomo. Son dos opciones indispensables que hay que pedir. Cortado con cuchillo y a temperatura ambiente. La verdad es que el jamoncito recién cortado está mucho más rico. Y el lomo insuperable.

2013-08-24 15.28.14

Ración de Jamón

Como aperitivo de la casa, nos pusieron un salmorejo cordobés, muy rico y refrescante. En Toledo a las 3:30 de la tarde hace un calorcito rico, rico y el salmorejo entraba sólo.

2013-08-24 15.19.45

Salmorejo

El menú estaba compuesto por un entrante, un principal y un postre.
Como entrantes se podía elegir entre dos tipos de ensalada: mixta y escarola con tomate. En este caso al pedir dos menús, el metre muy amable, nos recomendó que probáramos una ensalada de cada tipo. Para empezar con el menú, siempre está bien algo bajo en calorías. La ensalada de escarola era sencilla pero con mucho sabor: tomate triturado natural, escarola y mucho comino, una pena que solo pusieran una rosca de pan… 🙂

 2013-08-24 15.23.31

Ensalada mixta

2013-08-24 15.22.10

Ensalada de escarola con tomate

Como principal elegimos cordero de lechal asado. El metre preguntó que parte nos gustaría, puestos a pedir…” Cuarto delantero, ¡Por favor! “ , lo mejor de todo que lo habían asado esa misma mañana. El lechal estaba en su punto suave, jugoso, tierno… puff ESPECTACULAR. Para acompañar nos trajeron unas patatas a lo pobre con pimientos del padrón, estupendos.

2013-08-24 15.50.06

Patatas con pimientos del padrón

2013-08-24 15.57.04

Cordero lechal

Como postre elegimos fresas con nata. Nada que ver con las tradicionales. Platito con nata NATURAL, bombones helados, nueces garrapiñadas y bolitas de cereales con chocolate, vamos lo idóneo para un diabético.

2013-08-24 16.20.53

Fresas con nata

Todo esto acompañado por dos copitas de vino tino (incluidas en el menú), una de vino blanco, un Martini y una botella de agua de 1 litro (incluido en el menú).

Precio: 45€ /persona

Dirección: Carretera de Madrid, 2, 45592 Cabañas de la Sagra, Toledo, España
Teléfono: +34 925 35 50 73

Ubicación:

Ver Salivand

Pepa, sin qüenco


pepa

Hace unos días estuve cenando en Pepa, el nuevo restaurante de Pepa Muñoz, que hasta ahora conocíamos por su restaurante El Qüenco de Pepa, en la cercana Henri Dunant. Pepa creó su propio Qüenco hace años, escindiéndose del original de su madre (El Qüenco, Alberto Alcocer). Otros hermanos Muñoz han hechos sus propios pinitos (Menta y Canela de Aurora y su marido; Por fin de Pepe) y los que no, han pasado todos por la cocina del Qüenco. Pepa es un restaurante en la tranquila calle de Juan Ramón Jiménez, zona que esconde muchos otros restaurantes de calidad. El local es amplio y moderno, con una terraza aceptable. Nosotros fuimos una noche calurosa por lo que optamos mejor por una mesa alta del interior.

20130802-163353.jpg
Interior del local, bodega

La cocina de Pepa se caracteriza en ambos restaurantes por su buena verdura, de las huertas que tienen en Ávila y las mejores carnes y pescados, siempre compradas en origen y traidas desde Cantabria, Ávila o Galicia. En el caso del nuevo “Pepa”, la estrella de la carta son sus extraordinarios tomates, de su propia huerta y utilizando semillas recuperadas de una generación a otra durante 50 años. Esto hace que los tomates sean de los de calidad, enormes, sabrosos y todo pulpa, de los que no verás en casi ninguna otra parte de España o del mundo. En la foto podéis ver unos pintones que tenían expuestos en una mesa mientras que se ponían maduros como para servirlos.

20130802-163404.jpg
Tomates pintones

Empezamos por un ligero aperitivo, sencillo pero excelente: una cañita bien tirada, taquitos de queso con picos y una coca suave de queso, y un platito de aceitunas, aparentemente picual,  tan bien aliñadas que repetimos del mismo tres veces.

20130802-163257.jpg
Aperitivo

De vino ordenamos una botella de blanco: Gran Feudo chardonnay. Un gran acierto a muy buen precio, bien frío y en cubitera.

Como primer entrante, el plato fuerte de la casa: tomate en rodajas. Creo que se aprecia en la foto que el tomate es espectacular. Todo carne y sabor y descomunal de tamaño. Nosotros pedimos una ración únicamente con flor de sal y aceite picual (11€), porque no necesita más, pero ofrecen otras raciones con cebolleta y ventresca o anchoas, o bien con burrata fresca del día, por 16-20€, según.

20130802-163305.jpg
Tomate con sal y aceite

El segundo entrante fue un antojo, porque para dos el tomate ya casi nos dejó listo de papeles, del tamaño que tienen las buenas raciones aquí. A mí es que me encanta pedir ensaladilla rusa, sobre todo en verano y me cuesta privarme. Pedí media ración (8€) pero ya veis que el tamaño  es sobrado. Una de las mejores que he probado, con todo el sabor del mundo, su huevo y su gamba troceada, y la proporción perfecta de mayonesa.

20130802-163313.jpg
Ensaladilla

Otros entrantes con buena pinta que vimos en la carta: jamón ibérico con tomate y pan de cristal, callos de Ávila, anchoa frita o croquetas caseras.

De segundos la carta se divide en verduras, concha, pescados y carne. La verdad es que hay mucho donde elegir y creo que no hay nada malo. Mi padre pidió media ración de acelgas rellenas de chipirones al ajillo. Un gran triunfo de Pepa es la de apuntarse a la nueva moda de ofrecer en casi todos sus platos tanto raciones como medias raciones, lo que permite acomodarse, al hambre, al bolsillo o a las flexibilidad. Estas acelgas estaban estupendas y el chipirón de dentro picadito y muy rico.

20130802-163320.jpg
Acelgas con chipirones (a la familia)

Yo tomé el atún rojo a la plancha, en su punto, con salmorejo. Qué buenísimo el atún. Tamaño generoso y perfectamente hecho. El sabor del salmorejo le da un toque interesante, aunque como viene en un recipiente aparte, no estás obligado a tomarlo si no quieres. Te ponen también soja que le va también muy bien. Yo probé incluso a mojarlo en ambas salsas, logrando un sabor interesante. Aunque yo creo que como mejor estaba era solo!

20130802-163331.jpg
Atún con salmorejo

Y como colofón final, un requesón con nata y miel para chuparse los dedos. El requesón nada pesado, casi como mousse. Magnífica preparación que nos encantó.

20130802-163342.jpg
Requesón con nata y miel

La cena la terminamos con un par de gintonics de Beefeater con tónica, preparados con el mejor esmero y en una copa de balón de calidad y con una rodaja de corteza de limón verde. Un aroma que alimentaba. Me encantó, uno de los mejores gintonics del verano.

Como resumen: Pepa lleva ya bastantes años triunfando en la mesa y en la cocina, y este nuevo local no es sino otro pequeño trampolín hacia el éxito. No me cabe duda de que se puede convertir en uno de los clásicos de la zona. Quiero resaltar el servicio, que es educado a más no poder y sabe muy bien lo que hace: chapó.

Precio: 50€ más copa

Ficha Google+ (antiguo local del Olivo)

Web: pepa.com.es

Vaca Nostra – Hacía falta un sitio así en Madrid

images

El otro día visitamos el restaurante Vaca Nostra. Yo lo había visto al pasar por delante y me llamó la atención, pero no fue hasta que vimos el post de Profundidad de Campo que me decidí a ir, y con las expectativas muy altas.

Vaca Nostra es el nuevo restaurante de Juan Pozuelo, el rey de la carne. Comenzó sus andadas con la magnífica carnicería Raza Nostra, aunque luego se ha hecho famoso gracias a sus Hamburguesa Nostra, que ya se venden en muchos mercados de calidad, algunas grandes superficies y cada vez tiene abiertos más restaurantes Hamburguesa Nostra con el formato de barra alrededor de la plancha.

Vaca Nostra se aleja bastante de lo que conocemos en Hamburguesa Nostra, ya que aunque el atractivo se basa en carne de buenísima calidad, el nivel del restaurante es cien veces mayor, y el precio también está en otro nivel.

Lo primero que llama la atención del restaurante es la exposición de carnes que tienen ante la cocina. Además la cámara de maduración de la carne tiene paredes transparentes, por lo que puedes ver todo el producto de golpe, e impresiona, de cantidad y calidad.

foto de madridalacarta
foto de madridalacarta

A cenar fuimos tres personas con buen apetito: Miguel, Sergio y yo. Empezamos la sesión con una buena Alhambra 1925, una de mis cervezas favoritas. Ahora ya se encuentra fácilmente en Madrid, pero “antiguamente” no perdía una oportunidad de cuando iba a Granada para pedirla. Como veis vino con un aperitivito de pan (del obrador Madre Hizo Pan) y cazuelita de albóndigas a la madriñeña. Ricas!

Aperitivo de albóndigas madrileña, pan
Aperitivo de albóndigas madrileña, pan

De entrantes había bastante donde elegir, y todo con buena pinta (mucha verdura, burrata, foie a la brasa, ensalada…). Tienen también una sección de chacinas varias, con butifarras, chistorras, morcilla y otros embutidos de ibérico de bellota que nos llamaron mucho también. Nos decantamos por una butifarra de trufa que nos pareció muy rica, de las mejores que he probado. A mis acompañantes no les conquistó, quizá en comparación con lo que vino después, pero a mí la butifarra siempre me ha gustado mucho. Ahora en Raza Nostra han sacado una verdera variedad de butifarras con diferentes sabores.

Butifarra de trufa
Butifarra de trufa

El otro entrante fue el huevo a baja temperatura con parmentier de trufa. Fue una triunfada de plato. Quizá para tres supo a poco, pero lo disfrutamos muchísimo. Va el huevo sobre la crema de patata y trufa, y con ese pan magnífico que nos pusieron nos liamos a untar como descosidos hasta que no quedó nada.

Huevo pochado en parmentier
Huevo pochado en parmentier

Y ahora viene lo importante. Vaca Nostra es un restaurante de carne, y allí se va a comer carne, a menos que tengas una razón muy justificada para lo contrario. De la vaca puedes elegir bastantes cortes: chuletón, solomillo y entrecot principalmente; pero luego también puedes probar el T-bone, el rib-eye, presa, carrillera, hamburguesa o tartare. Para los tres primeros platos también puedes elegir la raza de la carne: Fleckvieh-Simmental (raza suiza), Rubia Gallega y buey de Parda Alpina, de precios ascendentes.

Nosotros nos dejamos aconsejar por el camarero, muy servicial, y nos pedimos un chuletón de buen tamaño para los tres (1670g) de la intermedia, una Rubia Gallega. Antes de nada ved la imagen y llorad.

1670g de chuletón gallego
1670g de chuletón gallego

He comido mucha chuleta en mi vida y creo que nunca había visto nada igual. Un espectáculo de color y sabor, perfectamente en su punto. Realmente para llorar del gusto. Todas las carnes vienen acompañadas de patatas fritas y cebolletas, y una ensalada muy rica y bien aliñada. La carne sola está exquisita, pero bien acompañada es un manjar de dioses.

Patatas fritas
Patatas fritas y cebolletas a la brasa
Ensalada fresca
Ensalada de hojas

No quiero dejar de comentar que además de estas vacas se puede probar carne de Waygu y de Angus Black, así como lomo de cerdo y varios cortes de cordero, y algún pescado para el que lo eche de menos.

De postre, un par de cosas para compartir: arroz con leche (con coco y piña caramelizada) y la torrija de brioche (sobre toffee de vainilla y café).

Arroz con leche y piña
Arroz con leche con coco y piña

Ambas cosas muy recomendables y muy cuidadas, pero al lado del platazo de carne que tomamos, cualquier cosa palidece.

Torrija
Torrija de brioche

De vino pedimos para Sergio y para mí una botellita de 50cl de Arrocal 2011 Ribera del Duero, que nos pareció muy correcta y bien de precio.

Conclusión: Si os gusta la carne no dejéis de venir. Ahorrad si hace falta, pero tenéis que conocer la carne de este sitio, porque dudo mucho que haya muchos sitios parecidos a este en España. Yo ya estoy deseando volver.

Precio: 60€ con vino y copa

Ficha Google+

Web: vacanostra.com

Apuntes de la visita de Gallego

Después del reseñón que ha hecho Borja, poco tengo que decir. Coincido en todo lo que os ha contado. Es un sitiazo y merece la pena ahorrar para ir a disfrutar de su carne. Tened por seguro que la relación calidad precio es muy buena. Con un servicio muy atento y que te asesoran perfectamente para elegir el corte y cantidad de carne.

El local está muy bien, pero el espacio entre mesas es reducido. Un poco más de holgura se agradecería. Aunque bueno, con el exitazo que están teniendo o meten las mesas con calzador o tendrían una lista de espera de meses.

Brevemente, os cuento lo que tomamos Carol y yo en nuestra visita. Empezamos también con el aperitivo de albóndigas a la madrileña de parte de la casa. Muy muy buenas. Suaves y muy buen plato para niños.

Aperitivo de albóndigas a la madrileña
Aperitivo de albóndigas a la madrileña

El primer entrante que tomamos fue el salmorejo. Como habéis podido apreciar, en Vaca Nostra el principal handicap es una materia prima excelente y preparada de forma sencilla. En el caso del salmorejo, además se permiten un punto de innovación, con un suero cristalino, que acompaña al salmorejo, a modo de cóctel. Muy original y muy muy bueno.

Suero de salmorejo
Suero de salmorejo

Pero lo importante es que el salmorejo lo hacen con tomates de huerta y es realmente sabroso. El servicio es tal que primero te presentan la guarnición con huevo, patata, jamón y cebollino, y después te sirven el salmorejo. Muy suave. Un entrante muy recomendable por ser diferente y muy bueno.

2013-05-11 15.42.31

Guarnición y salmorejo
Guarnición y salmorejo

Después tomamos media ración de jamón ibérico de bellota. Jamón en su punto y plato bien vestido.

Media ración de jamón ibérico
Media ración de jamón ibérico

Y de ahí a “nuestra carne”. Nosotros no optamos por el chuletón, sino por un par de entrecotes de ternera rubia gallega. Carne limpia de unos 450 gr cada pieza. Primero, te presentan las piezas en crudo para que des tu visto bueno. La foto no es una maravilla pero aquí tenéis el antes. Escasísima grasa y un color sobresaliente.

Entrecotes de rubia gallega en crudo
Entrecotes de rubia gallega en crudo

Y si el antes era prometedor, el resultado es aún mejor. Un maravilla de carne. Así que cogimos la herramienta y a disfrutar al 100%. La guarnición de patatas con cebolleta y ensalada de brotes verdes, es muy buena y no es justo prestarle tan poca atención. Pero es que el principal protagonista es toda una estrella que eclipsa al resto.

La herramienta
La herramienta
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes

Y todo esto acompañado con un buen vino del Priorat que nos recomendó la sumiller. Realmente agradable y atenta. Como todo el equipo.