Restaurante El Brote – Las setas más cuidadas y mejor maridadas de Madrid

¿Qué es el Restaurante El Brote?
Sencillamente, el templo micológico de Madrid! Si eres amantes de las setas, es una de las visitas obligadas que tienes que hacer en nuestra ciudad. Está escondido en el barrio de Prosperidad, con un local elegante y muy muy bien atendido.

el brote sala
El Brote – Sala

¿Qué se come en El Brote?
Su oferta se limita a un menú degustación de setas en el que puedes elegir si de 3 o de 5 platos. No tienen ningún problema en cambiarte el plato que sea si tienes cualquier alergia o intolerancia.

Nosotros optamos por el menú de 5 platos más postre. No me enrollo más y paso a contaros todo lo que disfrutamos en este gran sitio. Comenzamos con una cerveza potente para entrar en calor.

el brote cerveza
El Brote – Cerveza artesana
el brote aperitivos
El Brote – Aperitivo

El primer asalto de este menú degustación elaborado alrededor de las setas fue el rebozuelo con fresas, granada, guisante, nueces y lombarda. Un entrante ligero y fresco para abrir boca poco a poco.

el brote rebozuelo
El Brote – Rebozuelo

En el siguiente plato ya van metiendo más intensidad. Mezclando la seta de cardo con ingredientes tan sabrosos como habitas, cecina y pimientos asados. Un platazo con el que se acaban las contemplaciones.

el brote seta de cardo
El Brote – Seta de cardo con habitas, cecina y pimientos asados

En el siguiente plato ya pasamos a setas más serias. Es el turno de la angula de monte salteada con brócoli, anacardos, remolacha y acompañada de alga y un corte suculento de pez mantequilla. Creo que este fue el plato con más contraste de los que probamos. Pasar de sabores tan terrícolas como las setas y frutos secos a la salinidad marina de las algas y las frescura del pez mantequilla es arriesgado y mola. Estos chicos de El Brote se atreven con todo y encima lo bordan.

el brote angula de monte
El Brote – Angula de monte con algas y pez mantequilla

Del mar al corral. Todo siempre de la mano de excelentes setas. El siguiente plato parte de un boletus asado que, en mi opinión fue el momentazo micológico de la cena. Es decir, que de todas las setas que probamos, ésta fue la que más me gusto. En este caso, los boletus vienen acompañados de verduras a la plancha alcachofas, espárragos trigueros y cebollas, y excelente pollo de corral. Un maridaje sabrosón pero que no quita protagonista a los boletus.

el brote boletus
El Brote – Boletus asado con pollo de corral

Por último, un plato de carne para redondear el menú. Una exquisita trompeta negra acompañada de berros, boniatos y tirabeques que le apuntan un toque dulce, presa ibérica poco hecha y una vinagreta de kimuchi. Un platazo en toda regla.

Por último, llegan los postres. Todos muy buenos y en cantidades moderadas que el menú ya se va poniendo cuesta arriba. Probamos los quesos, la mousse, el helado y el milhojas. Todos muy muy buenos.

el brote mousse de queso
El Brote – Mousse de queso
el brote helado
El Brote – Helado
el brote milhoja
El Brote – Milhoja

¿Qué tal el precio?
Pues el menú completo son 42€ por persona incluyendo los 5 platos y el postre. Me parece un precio estupendo y os remiendo que les hagáis una visita sin dudarlo.

El Brote, amor por las setas

La semana pasada, aprovechando una comida periódica que organizamos un grupo de amigos, salió como propuesta El Brote, de la calle Chile. Es un sitio relativamente reciente y que rápidamente se ha hecho con un pequeño sitio en Madrid, e incluso con la mención de honor a mejor restaurante de comida tradicional de Madrid de los premios Metrópoli 2012.

El Brote
Portada (foto de G+)

El brote es un sitio especializado en setas. Es una cosa que hay que saber cuando vas porque realmente no vas a comer otra cosa. Dado que las setas son un alimento de temporada, no hay carta fija y van teniendo unas u otras setas en función de las setas que tengan. Hay setas todo el año, traídas de todas partes de la península, pero cada mes suele cambiar la oferta, por lo que depende de cuándo vayas a El Brote probarás unas cosas u otras. Lo que está claro es que tienen una pasión tremenda y muy atractiva. Al sentarte el encargado te lee la comanda que tiene apuntada en un papel, y te recomienda lo mejor del día, que suele ser todo. Nosotros elegimos unas ensaladas seguidas de varios platos de setas y una carne para terminar.

Carpaccio de champiñones
Carpaccio de champiñones

En la barra, esperando a la gente tomamos unas copas de Viñas del Vero Gewürztraminer, que es un vino blanco que conocí hace poco en su propia bodega y no me canso de pedir. Realmente bueno, sobre todo si te gusta el sabor un poco afrutado. Con la comida, nos recomendaron el vino de la casa, un crianza Torrederos 2009 estupendo (16€). De aperitivo el carpaccio de champiñones con un poco de aceite y un parmesano buenísimo.

Tras eso, empezamos con lo sano. Tomate del mejor que puedas probar y unas pamplinas, que son unos berros chiquititos un poco crujientes y tremendamente sabrosos. Solo los había probado en otro sitio y me flipan.

Tomates y pamplinas
Tomates y pamplinas

Después llegaron las flores de calabacín (4,5/ud) rellenas de rebozuelo. Un auténtico manjar acompañado de los propios pistilos de la flor, una compota y frutos.

Flore de calabacín rellena de
Flores de calabacín rellenas de rebozuelo

Luego las alcachofas rellenas de boletus (3,5€/ud). Otro plato tremendamente rico lleno de sabor y que enlaza genial con la alcachofa, entre dulce y amargo. Tendríamos que haber pedido al menos un par por cabeza.

Alcachofas rellenas de
Alcachofas rellenas de boletus

Entrando ya  en la materia auténtica, llegó el marzuelo al pedro ximénez, salteado con espárragos verdes y otras verduras, y con un langostino estupendo que remata el plato. Esto fue la bomba. El marzuelo me pareció de levantarte el sombrero.

Solomillo con rebozuelo
Marzuelos al PX

Para no quedarnos con hambre pedimos unos solomillitos, que decidieron ponernos con un rebozuelos exquisitos. La carne muy bien hecha y tiernísima. En esta casa lo importante es el producto. El mejor.

Solomillo con rebozuelo
Solomillo con rebozuelo

Para finalizar la comida pedimos un par de postres para compartir, pero siento decir que no nos parecieron a la altura. Era un helado de trufa (la seta) y una mousse de rebozuelos (2,2 y 3€). que tenían el sabor realmente conseguidos pero no nos pareció que supiera bueno para un postre. Es quizá rizar el rizo.

Postres de trufas y boletus
Postres de trufas y rebozuelo

En resumen, salimos muy contentos, con dos pequeños peros. El primero los postres, que no están a la altura del resto de carta. El segundo fue el precio de las ensaladas (24€en total). Si bien, como habéis visto, los precios de los platos no están mal, son ajustados, 12€ por un plato de tomate nos pareció excesivo. Lo demás estupendo: la comida, la experiencia, el servicio, el local muy agradable, sencillo. Espero volver para probar nuevos platos.

Precio: 35€

Restaurante Lakasa de Cesar Martín – Cocina de mercado con una relación calidad precio excelente

Segunda Visita – Noviembre 2012

Esta es la segunda visita al Restaurante Lakasa. Esta vez fuimos un día de diario al mediodía y daba gusto ver que el local, que no es pequeño, estaba hasta arriba. Y es que realmente lo que Cesar Martín prepara está genial. Y a todo el mundo le gusta. La variedad de la karta es realmente amplia. Tienen medias raciones de casi todos sus platos, lo que permite compartir varios platos y probar toooooodo lo que puedas. Y es que la verdad que de lo que hemos probado hasta el momento todo nos ha gustado mucho. Además de la carta, también tienen platos del día, en función del mercado, y estos suelen ser los más recomendables.

Y por encima de todo, es muy destacable el servicio. Muy atentos y sobre todo muy entusiastas. Esto se contagia y hace que la experiencia tenga más probabilidad de ser muy satisfactoria. Además, se cuidan todos los detalles. Por ejemplo el pan con mantequilla.

Pan con mantequilla

En nuestra última visita, pedimos cuatro medias raciones diferentes. Empezamos con unas setas variadas con queso. Las setas eran trompetillas de la muerte, boletus y alguna variedad más. La verdad es que estaban realmente buenas.

Setas con láminas de queso

Después pasamos a los mejillones de Bouchot encebollados. Nos comentaron que estos mejillones crecen alrededor de un palo. Como os decía anteriormente la atención es un punto destacable y siempre están dispuestos a darte explicaciones sobre el plato, origen de ingredientes, etc. Los mejillones son pequeños, te los comes como pipas, y realmente sabrosos. Y el caldo de vino con la cebolla está para mojar pan.

Mejillones Bouchot encebollados

El siguiente plato fue el buey bourguignon. Guisazo de carne de buey con zanahorias y vino que lo dejan haciendo a fuego lento durante toda la noche. Jugos y la carne tierna. De lujo.

Boeuf bourguignon – realmente bueno

Por último, otro guiso bueno, el de liebre con níscalos. También muy bueno y servido en una mini cazuela muuuuy chula.

Guiso de liebre y níscalos

Conclusión, un sitio en el que me van a ver bastante. Excelente en su conjunto. Decoración, atención, comida y sobre todo variedad en su oferta gastronómica.Y con una relación calidad precio muy buena. Recomendable para todos los públicos. Y no excluyo a nadie. De niños a abuelos.

Primera Visita – Mayo 2012

Hoy la entrada es sobre un sitio relativamente nuevo y lo comentaremos por duplicado, ya que tanto Gallego como yo (BorjaEugui) estuvimos este fin de semana.

Lakasa abrió el enero en Raimundo Fernández Villaverde y su creador se llama César Martín (aquí os dejamos un link a su biografía), que os recibirá y os atenderá estupendamente con su delantal de guerra. El local está decorado en tonos oscuros y es bastante resultón. También podéis seguir el blog de este restaurante o seguirlos en twitter en @R_lakasa.

(borja) El estilo del sitio es parecido al del Puerto Lagasca, en el sentido de que puedes pedir medias raciones de cualquier plato, incluidos los postres, aunque la cocina es más de mercado si cabe. Tienes la carta, ya de por sí muy apetecible y original, y luego te traen una hojita con 8-10 platos de temporada o incluso del día, los cuales yo creo que hay que aprovechar y probar, ya que no sabes si la próxima vez tendrás esa oportunidad. Otra singularidad encomiable es que tienes también unos 10 vinos diferentes por copas, de todos los colores y regiones, y a un precio estupendo! Yo opté por una caña grande al llegar para quitar la sed, una copa de Paco y Lola (2,90€), ese albariño tan simpático, con los mejillones y luego pasé junto con el resto de la mesa a Condado de Haza 2008, ribera del grupo Pesquera, estupendo y con muy buen precio (18€), del cual cayeron dos botellas y media.

(gallego) Durante la cena del sábado probamos el Ribera de Duero “de la casa”, Terrible 2010. Aunque el nombre eche un poco para atrás, el precio no estaba mal (16€) y la verdad que el vino está bueno. Un poco fuerte para mi gusto pero nos vino genial para acompañar la hamburguesa y las carrilleras de cerdo con curry.

(borja) Nosotros fuimos cinco a comer por el día de la madre y pedimos para compartir los espárragos blancos de navarra a la plancha, la ensalada mixta de la casa, media de croquetas de calçots con romesco, media de cecina de waigu y una de mejillones al vapor con vino blanco y cebolla. A destacar sin duda los mejillones (haced barquitos!!) y las croquetas, hechas con leche de oveja. La cecina también me sorprendió porque estaba mucho más blandita de lo que es normal, y el sabor enorme.

(gallego) En la cena que nos dimos el sábado, también éramos cinco pero comimos muy poco. De hecho al llegar a casa tuve que recenar!! Para compartir pedimos las croquetas, los espárragos, el risotto de boletus y foie gras y la pizza de mojo picón. De los entrantes destacaría las croquetas (que son un must!!) y el risotto.

(borja) De segundo yo tomé dos medias raciones, para aprovechar la variedad. Primero media de tagliatelle con torreznillos y luego media de solomillo Wellington. La pasta estaba fresquísima y aldente. Solo recomendable para viciosos de la panceta! El solomillo fue algo espectacular, creo que lo mejor de la comida. Me parece que es un plato que preparó César exclusivamente para ese día e incluso iba él mesa por mesa con un carrito, tenedor de trinchar y cuchillo afilado en mano, sirviéndolo a los comensales. Nunca he probado uno tan rojito y jugoso y la cebolla caramelizada que lo acompañaba estaba de lujo.

Otros platos que probamos en la mesa fueron la raya desespinada al vino tinto, la hamburguesa de carne de la sierra de Guadarrama cortada a cuchillo, imprescinble y sabrosísima, con un punto extremadamente perfecto, y las vieiras, también buenísimas, aunque ese día no las pudieron acompañar de pez mantequilla, cosas del directo.

(gallego) En la cena del sábado, además de la hamburguesa pedimos las carrilleras de cerdo. Y a mí me gustaron incluso más que la hamburguesa y si te pones a comparar hasta más que las de su vecino el Sudestada!

(borja) De postre yo tomé la panacotta de pimienta de Sechuan, aunque la estrella fue sin duda la crema catalana, desbordante.

(borja) Para terminad aprovechad y hacedlo con una buena copita. Yo lo hice con un Beefeater-schweppes (8€), aunque por algo más tienes cócteles más exclusivos. (gallego) El sábado le dimos a los gyns de Xoriguer (ginebra mallorquina) y al Belvedere (13€) una pena que no tengan Grey Goose.

A destacar por último el servicio; todos los camareros estupendos y muy atentos, con César como gran director. Aunque tardaron un poquito más de la cuenta en tomarnos la comanda, luego la velocidad en traerla lo compensó con creces.

Precio: 25€ cena, 40€ comida, más la copa, dependiendo de la gula del momento.

Web: http://lakasa.es/

Yo sin duda volveré todo lo que pueda, porque me impresionó la calidad y la variedad, y me encanta poder probar cosas nuevas en cada visita.