Restaurante Clos Madrid – Vuelta a las andadas

Hola a todos,

Tras mucho tiempo de parada en el blog, vamos a volver a las andadas con nuestras recomendaciones de restaurantes.

Y no es porque no hayamos conocidos sitiados increíbles en estos casi dos años de parón. Es que hemos estado más centrados en otros proyectos como Gastroplan y ahora que ya están puestos en marcha… podemos volver a los orígenes con nuestro Salivando.com.

Volvemos que un sitio espectacular que visitamos hace poco en Madrid. Restaurante Clos Madrid. Elegante y con un menú degustación espectacular. Me extraña lo poco que se conoce este sitiazo.

Clos madrid carta
Restaurante Clos Madrid – Carta

Comenzamos con los cuatro primeros aperitivos.

Clos madrid oso
Restaurante Clos Madrid – El oso y el madroño
Clos madrid aperitivos
Restaurante Clos Madrid – soldadito de pavia, oreja y papada ibérica
Clos madrid vinos
Restaurante Clos Madrid – Vinos

A continuación, jurel curado en su escabeche. Estupendo para empezar a hacer guantes.

Después uno de los platos fuertes del menú. El carabinero. No os podéis ir sin probarlo.

Pasamos al último pescado. El bonito con tomate.

Y la carne. Un cochinillo excelente con una salsa de ibéricos que está una barbaridad de buena.

Restaurante Clos Madrid - Cochinillo power
Restaurante Clos Madrid – Cochinillo power

Los postres son espectaculares. Tres postres totalmente diferentes y realmente buenos. El primero refrescante al extremo. El segundo, una sorpresón. Un postre con guisante suena raro pero de veras que está de muerte. Y por último unas natillas que son la bomba y les encantará a los más golosones.

Clos madrid postre
Restaurante Clos Madrid – Nieve de melón, apio y albahaca

Restaurante clos madrid pannacota

Restaurante Clos Madrid – Pannacota de guisante lágrima
Clos madrid natillas
Restaurante Clos Madrid – Natillas madrileñas

Dónde: Restaurante Clos. Calle Raimundo Fernández Villaverde. Madrid

Cuánto: Entre 100€ y 125€

Con quién: Muy recomendable para ir en pareja. O compromisos de trabajo en los que no puedas arriesgar. Sitio muy elegante y con muy buen servicio.

Restaurante Gele – Visita obligada en Santander

Cuando empezamos a pedir referencias de restaurantes buenos en Santander, uno de los primeros que nos dijeron fue el Restaurante Gele. Nos lo presentaron como todo un clasicazo en el que se come de maravilla y, sobre todo, que nunca falla. Tras nuestra visita no podemos estar más de acuerdo.

El local es amplio, con una gran zona de barra por lo que siempre está muy animado. El servicio es muy bueno y os recomendamos que os dejéis recomendar totalmente por ellos. En platos del día y sobre todo en cantidades. Aquí sus medías raciones son más que generosas.

Todo lo que pedimos fueron sugerencias del camarero. Nos dijeron que eran las especialidades de la casa y no lo pensamos dos veces.

Arrancamos con una ensalada de bonito y cebolla confitada. Media ración. Realmente buena.

restaurante gele ensalda de bonito
Restaurante Gele – Ensalada de bonito

Pero si hay un entrante de obligado cumplimiento, ese es el pudding templado de centollo. Rico rico rico hasta decir basta. Muy sabroso. No confundir con un pastel de cabracho. Éste, como os decía, es templado y tiene una textura diferente. Además de su sabor claro. Ah, esto también es media ración.

restaurante gele pudding centollo
Restaurante Gele – Pudding de centollo

Pasamos al siguiente plato. Bonito a la calabresa. De órdago. Un bonito jugoso y un acompañamiento de fritada de tomate y pimientos. Platazo.

restaurante gele bonito
Restaurante Gele – Bonito a la calabresa

Por último, el machote al horno con patatas panadera. El machote es como llaman en Cantabria al pargo. Así que no os digo nada. Un pescado de diez. Aquí lo preparan de maravilla. Al horno para que quede jugoso y te lo presentan en lomos. Una auténtica delicia. Lo que veis también es media ración emplatada.

restaurante gele machote pargo
Restaurante Gele – Machote al horno

Todo fue tan bien, que de postre volvimos a preguntarle al camarero por su favorito. Nos dió una alegría con la tarta de queso que veis a continuación.

restaurante gele tarta de queso
Restaurante Gele – Tarta de queso

Ah! Y respecto a la bebida. Empezamos con cervezas y continuamos con vinos por copas que nos fueron sugiriendo ellos. Lo dicho, hay que dejarse llevar que se disfruta el doble.

Precio: Unos 30€ por persona. Muy muy recomendable.

Accesibilidad: Casi perfecto. Para entrar a la zona de barra tienes un par de escalones que es el único escollo que vas a tener que salvar. Como te puedes imaginar, te van a ayudar en todo lo que necesitas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Cenas Salivando: La Gastroteca de Santiago

Hola a todos,

En su día hicimos una promo pero… no quitamos el post para qué veáis lo bien que se come en La Gastroteca de Santiago.

Aquí venimos con una nueva iniciativa. La idea es realmente simple y apetitosa. Como a nosotros nos gusta. Os cuento.

Hace unos meses conocimos el restaurante / taller La Gastroteca de Santiago. Nos encantó y así os lo contamos en esta reseña.

Sabéis que nuestro objetivo con Salivando es contaros los sitios que hemos visitado y que nos han gustado para animaros a que les hagáis una visita. Pero en este caso, queremos ir un paso más allá y os animamos a que lo hagáis un día determinado y con un menú especial. Es lo que vamos a llamar las Cenas Salivando.

En esta ocasión, desde La Gastroteca de Santiago han hecho un menú gastronómico para los seguidores de Salivando que sólo se podrá disfrutar la noche del jueves 23 de julio.

Ahora os presento el menú y si os interesa lo único que tenéis que hacer es llamar a La Gastroteca de Santiago (91 548 07 07) y hacer vuestra reserva indicando que queréis morir de placer degustando el Menú Salivando. El menú incluye maridaje para que vayáis a mesa puesta y nos os tengáis que preocupar ni de la elección del vino.

Así que es una ocasión única y estupenda para conozcáis este restaurante que a nosotros nos ha encantado. Bueno a nosotros y a todo el que los conoce porque las valoraciones en internet son excelentes.

El Menú Salivando es el siguiente:

  • Aperitivos de rilletes de cerdo y pato. Las rilletes son un paté blando francés realmente bueno. Al centro.
  • la gastroteca de santiago rillete
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Rillete de pato y cerdo
  • Carpaccio de carabineros con salsa de tomate de árbol. Al centro. Maridado con una copa de manzanilla.
  • la gastroteca de santiago carpaccio de carabineros
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Carpaccio de carabinero

    la gastroteca de santiago manzanilla
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Manzanilla

  • Entrante de Agnolotti rellenos de parmesano y trufa con salsa de coliflor. También al centro. Los agnolottis son parecidos a los raviolis. Pasta casera de categoría con ingredientes de lujo. Maridado con una copa de Brezo, D.O Bierzo, con Godello y Doña Blanca.

  • la gastroteca de santiaco vino blanco
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Vino Blanco

  • Un principal por persona a elegir entre:
    • Bonito braseado con pipirrana y mejillón en tempura. El bonito está en plena temporada así que no hay mejor momento para probarlo. Maridado con una copa de Le bosc blanc, AOC. Côtes du Roussillon, macabeo, garnacha gris y vermentino, o
    • la gastroteca de santiago bonito
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Bonito con pipirrana
    • Steak Tartare de lomo de buey gallego. Maridado con una copa de Nus del Terrer D.O Tarragona, garnacha peluda.

    • la gastroteca de santiago garnacha vino tinto
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Vino Tinto
  • Un postre al centro a elegir entre:
    • Biscuit (helado casero) de jalva de pipas de girasol, o
    • la gastroteca de santiago biscuit
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Biscuit casero
    • Lingote de chocolate relleno de crema de vainilla y de café. Este postre lo catamos en nuestra visita y es una verdadera pasada.
    • la gastroteca de santiago lingote de chocolate
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Lingote de chocolate
  • Pan, agua y café incluido.
  • El precio es de 50 euros por persona IVA incluido.  Señores, no es barato pero de verdad que merece la pena. La relación calidad precio de este menú es muy buena.

Nosotros no nos perdemos este menú ni de broma, así que allí estaremos. Espero que os animéis y que nos veamos por allí. Si tenéis cualquier duda, preguntadnos con un comentario sobre este post, a hola@salivando.com o a La Gastroteca de Santiago directamente.

Un abrazo a todos y que aproveche!

Asador Guetaria – Un sitio para jefazos de verdad

Hace poco hice una visita al Restaurante Asador Guetaria. Es un sitiazo cuya clientela son todos los jefes de las empresas que hay en la zona de Azca. Pero también es asequible para el resto de los mortales porque casi todos sus platos los sirven también en medias raciones por lo que para ir un día a probar, por unos 30€ comes muy bien. Y sobre todo, te tratan como un señor.

Mi primera visita fue en solitario un jueves, que necesitaba comer bien y tranquilamente. Con una cervecita ya me sacaron un aperitivo de calidad. Tu chistorra, buenísima, y un poquito de bonito en escabeche con cebolla.

Aperitivo de calidad

Al ser jueves tenían… callos. Pedí media ración que, cómo podéis ver, supone una tapa generosa. Los callos estaban de muy muy buenos. Sabrosos y suaves. Por los callos mereció la pena la visita.

Media ración de callos nivel pro

El siguiente plato fue media ración de bonito de Bermeo con tomate. Realmente delicioso.

Media ración de Bonito de Bermeo con tomate. Calidad calidad

Y por último, un postre, también en media ración. La tarta de queso. Buena pero un pelín seca para mi gusto. Eso sí, la acompañan de mermeladas y al mezclarla gana mucho.

conclusión, un sitio muy recomendable y con todas las garantías en el que al poder pedir medias raciones te facilitan el ir sólo o en pareja y probar varias cosas sin tener que llenarte hasta arriba.

Recomendado para comidas de negocios o compromisos serios con los que tengas que quedar bien y no te puedas arriesgar.