La Cuadrilla Montecarmelo – Un Asturiano muy bien puesto

Qué tal llévais este caluroso mes de julio? Nosotros bastante bien gracias a restaurantes como La Cuadrilla en Montecarmelo. Un restaurante asturiano en el que se come de maravilla. Platos tradicionales y alguno más actual que están realmente buenos. Y todo en un local muy cómodo, accesible y bien decorado. Echad un ojo a su web para que os hagáis una idea.

En este artíclo os mostramos alguno de los platos que hemos probado en nuestras visitas a La Cuadrilla, que en el último mes pueden haber sido tres o cuatro fácilmente. La carta es muy variada y todo lo que hemos probado nos ha estado de muy bueno en adelante. Pero aquí se viene a comer cachopo y algo más. Porque su plato estrella es de los mejores que he probado en Madrid.

Pero para ir de menos a más, comenzamos con un entrante que siempre pedimos. La ensalada de tomate con burrata, rúcula y pesto. Muy fresco, sabroso y ligero.

La Cuadrilla Montecarmelo - Ensalada de tomate, burrata, rucula y pesto
La Cuadrilla Montecarmelo – Ensalada de tomate, burrata, rucula y pesto

Otro entrante que nunca falla son las croquetas. Las tienen variadas: jamón, compango y cabrales. Y están todas igual de buenas. Si queréis algo más ligero, os recomiendo los espárragos trigueros con parmesano. Bien aliañados con aceite de oliva, pimienta y sal gorda. Sabroso y digestivo.

La Cuadrilla Montecarmelo - Espárragos con parmesano
La Cuadrilla Montecarmelo – Espárragos con parmesano

Para estos días calurosos, antes del entrar a por el cachopo solemos pedir un tartar. Tienes tartar de atún rojo aderezado con soja y un toque de wasabi. Muy sabroso y uno de los platos favoritos de mi mujer.

La Cuadrilla Montecarmelo - Tartar de atun
La Cuadrilla Montecarmelo – Tartar de atún

O también os podéis decantar por el steak tartare, que a mí sinceramente me gusta mucho más. Muy bien preparado y aliñado. Con pan de cristal. Una delicia. Las cantidades son moderadas. Que se agradece porque son platos contundentes y si no… serían incomplatibles con su cachopo.

La Cuadrilla Montecarmelo - Steak Tartare
La Cuadrilla Montecarmelo – Steak Tartare

Y llegamos a la joya de la corona. Su CACHOPO. Tenéis el tradicional, que es el que nosotros solemos pedir, o el de cecina y queso de La Peral. El de cecina os lo recomiendo mucho, pero para la segunda visita. El cachopo tradicional está realmente bueno. Una carne estupenda, con jamón y queso en abundancia. Bien hecho y sin exceso de empanado ni aceite. Eso sí, son bastante grandes. Para compartir entre tres personas normales o dos como nosotros.

La Cuadrilla Montecarmelo - Cachopo
La Cuadrilla Montecarmelo – Cachopo

Y la verdad es que nosotros no solemos llegar a los postres. Pero sí a las copas. El ambiente del local dentro y en su terraza de fuera da pie a una buena sobremesa.

Conclusión: Uno de los mejores sitios de la zona norte para cenar con amigos. Por el local, servicio y su carta variada. Probar el cachopo es obligatorio. Y os recomendamos acompañarlo de la ensalada de tomate y el steak tartare.

Precio: unos 35€ por persona.

La Gastro-Croquetería de Chema – Menú degustación Tapas Selectas en su Atelier

GastroCroqueteria Chema -local5
Desde que probé su croqueta de cocido tenía ganas de volver a la Gastro-Croquetería de Chema Soler pero a probar alguno de sus menús degustación. Me habían comentado que merecían muchísimo la pena y que la relación calidad precio (26€ por persona) era realmente buena. Y la verdad que se quedaron cortos. El sitio está genial en todos los sentidos. Local chulo y bien ubicado, servicio excelente y comida y vinos estupendos con, como os decía, una relación calidad precio genial. Aquí os contamos en qué consistió el menú, pero estamos deseando volver para centrarnos al 100% en probar su oferta exclusiva en croquetas.

El local está dividido en dos zonas: La Factoría de Tapas y el Atelier. Las dos zonas están muy bien decoradas si bien la factoría de tapas es un poco más desenfadada y más colorida mientras que la zona de Atelier es más formal y neutra.

Gastro-Croquetería de Chema - Zona Factoría
Gastro-Croquetería de Chema – Zona Factoría

GastroCroquetería de Chema - Zona Factoría de Tapas
GastroCroquetería de Chema – Zona Factoría de Tapas

GastroCroquetería de Chema - Zona Factoría de Tapas
GastroCroquetería de Chema – Zona Factoría de Tapas

GastroCroquetería de Chema - Zona Atelier
GastroCroquetería de Chema – Zona Atelier

Como os decía la carta de vinos es variada y original. Proponen que elijas el vino según el tipo de evento que estés celebrando o tu perfil. Los vinos están bien de precio y son referencias que se salen un poco de lo normal.

GastroCroquetería de Chema - Carta de vinos
GastroCroquetería de Chema – Carta de vinos

Y comencemos con el menú de Tapas Selectas. El aperitivo fue una brandada de bacalao con quisquilla, un guiso de tomate y salicornia, que es el pequeño espárrago que podéis apreciar arriba. Un aperitivo muy elaborado y rico en el que la quisquilla y la brandada se complementaban muy bien.

GastroCroquetería de Chema - Aperitivo de brandada de bacalao con quisquilla
GastroCroquetería de Chema – Aperitivo de brandada de bacalao con quisquilla

La primera de las tapas fue una de las mejores. El ravioli de huevas de trucha con crema de espárrago blanco e Idiazabal y tacos de salmón ahumado. El ravioli es una delicia y la crema es realmente sabrosa . Para nosotros fue uno de los mejores platos de la cena.

GastroCroquetería de Chema - Ravioli de trucha con crema de espárrago e Idiazabal
GastroCroquetería de Chema – Ravioli de trucha con crema de espárrago e Idiazabal

El siguiente plato fue el turrón de foie con espuma de almendra frita y confitura de higos. También muy bueno. Destacando la suavidad del foie, lo bien acompañado que estaba con la espuma de almendra y la moderada cantidad del plato.

GastroCroquetería de Chema - Turrón de foie con espuma de almendra frita
GastroCroquetería de Chema – Turrón de foie con espuma de almendra frita

Del foie pasamos al boletus. Este plato era una royal de boletus acompañada de su croqueta y láminas de parmesano. La royal estaba exquisita. Muy sabrosa y fina. Y la croqueta, pues de maravilla. Es la especialidad de la casa. Masa perfecta y sabor suave. Realmente buena.

GastroCroquetería de Chema - Royal de boletus
GastroCroquetería de Chema – Royal de boletus

Llegado este momento, ya dimos el salto a dos platos de carne más contundentes. Comenzamos con una especie de raviolis de rabo de toro que estaban de muerte. Los acompañan con un tomate seco que le da un toque chulo de color y de sabor. Y por encima de todo, el jugo del rabo de toro. Denso y sabroso. Vamos, para haberle echado unos fideos y ya está. Eso sí, por penerle algún pero al plato, el punto de la pasta del ravioli en sí me pareció un pelín duro. Pero vamos, una tontería.

La Gastro-Croquetería de Chema - Raviolis de rabo de toro con tomate seco
La Gastro-Croquetería de Chema – Raviolis de rabo de toro con tomate seco

Y ya para finalizar con el menú, la presa de jabalí cocida a baja temperatura en su jugo y con unos brotes de brocolí. Una delicia. Una carne estuepnda. Con un sabor suave y muy elegante, sin una pizca de grasa. Y la verdad que el toque de hacer a baja temperatura hace que disfrutes de esta carne de primera al 100%.

GastroCroquetería de Chema -  Presa de jabalí a baja temperatura
GastroCroquetería de Chema – Presa de jabalí a baja temperatura

Bueno habéis podido ver que aquí todo es cosa rica. Y como no podía ser de otra manera, el postre no se queda atrás. Realmente bueno y original. Es el postre que presentó en el Concurso Cocinero del Año – 2014. Una crema de enebro con un helado de curry, que es de los helados más buenos que he probado, algodones de chocolate blanco y tamarindo. Una pasada.

La gastro-Croquetería de Chema - Poste
La gastro-Croquetería de Chema – Poste

Así que nada. Espero que os animéis a conocer este sitiazo que de verdad que merece la pena. Y si no os fiáis de mi, que es bastante lógico, aquí os dejo un resumen de las valoraciones.
Google Maps: 4,2 sobre 5 con 17 opiniones.
Yelp: 5 sobre 5 de 2 reseñas
Tripadvisor: 4,5 sobre 5 de 83 reseñas.

Precio: 26€ del menú más 20€ de la botella de vino.

Ubicación:

Restaurante El Apartamento – La Guinda en Ventura de la Vega

DSCF2397

La calle Ventura de la Vega está genial. Es un muy buen recurso si visitas Madrid, quieres comer cerca del centro y no tienes realmente claro que clase de comida te apetece. Tienes desde restaurantes de comida tradicional como Hylogui, hasta vegetarianos como Artemisa , la Arrocería Marina e incluso el restaurante peruano El Inti de Oro. Así que independientemente de lo que te apetezca comer, ve directamente a esta calle en la que la variedad de restaurantes es realmente buena y por narices vas a encontrar algo que te cuadre.

Y si lo que buscas es cocina casera realmente buena, en un sitio chulo, recién estrenado y con buen servicio, pues tienes que visitar el restaurante El Apartamento. Si eres madrileño, este es de los sitios que tienes que conocer porque es un restaurante comodín por si vienen visitas y quieres quedar realmente bien. Es comida casera un pelín renovada para darle personalidad. Aquí os dejamos su carta con los precios, para que os hagáis una mejor idea.

Restaurante El Apartamento - Fachada
Restaurante El Apartamento – Fachada

Y sin más, nos metemos en materia. Comenzamos con unos entrantes a compartir entre 5 personas. El primero son una ración de sus estupendas croquetas. Nos las habían recomendado tanto Ana de Food Storming como Jose de Feltman’s Hot Dogs y la verdad es que están buenísimas. Probamos las de temporada que a fecha de hoy son las de bacalao con pimientos de piquillo. Realmente buenas de sabor, textura fina y de tamaño asequible. La ración completa son 10 croquetas pero puedes pedir media. Las Croquetas El Apartamento, que es como las encontrarás en la carta, hay que probarlas si o si.

Restaurante El Apartamento - Croquetas
Restaurante El Apartamento – Croquetas

A la vez, probamos su ensaladilla rusa con carpaccio de pulpo. También estupenda. Es una ensaladilla que se sale ligeramente de lo tradicional porque trae alcaparras y creemos que un ligero toque de mostaza. Y claro con el toque de lujo del pulpo que es lo que realmente le aporta valor. Por ponerle alguna pega, la ensaladilla la sirvieron un poco más fría de lo que a mi me gusta.

Restaurante El Apartamento - Ensaladilla Rusa
Restaurante El Apartamento – Ensaladilla Rusa

Y como último entrante, un guisito a compartir. Unos callazos de categoría. Extraordinarios. Fue de lo que más me gustó de la comida. Mi padre también les dio su visto bueno y él es bastante más exigente que yo. Unos callos a la madrileña que hay que pedir obligatoriamente.

Restaurante El Apartamento - Callos a la madrileña
Restaurante El Apartamento – Callos a la madrileña

Restaurante El Apartamento - Callos a la madrileña
Restaurante El Apartamento – Callos a la madrileña

Los platos principales os los presento de menor a mayor flipamiento. Pero vamos que todos se dejaban comer con mucho gusto. El primero fue el bacalao con tomate. Muy bueno, con un tomate suave nada ácido, pero no me pareció un plato fundamental para una primera visita. Después el laminado de atún rojo sobre salmorejo. Mezcla original y muy buena opción si quieres comer pescado. Sobre todo si antes le has dado duro a los callos.

Restaurante El Apartamento - Laminado de atún rojo con salmorejo
Restaurante El Apartamento – Laminado de atún rojo con salmorejo

Y ya empezamos con los que me convencieron al 100% y os recomiendo que no dejéis escapar. El primero, el risotto con setas y trufa. Excelente sabor, ración generosa y que rebañas hasta el final está 100% garantizado.

Restaurante El apartamento - Risotto de setas y trufa
Restaurante El apartamento – Risotto de setas y trufa

El siguiente, la perdiz escabechada. Y digo bien con “LA PERDIZ” porque es una pieza entera. Con un escabeche suave y generoso en verduras. Y la perdiz cocida en su punto. En este caso, lo que están garantizadas son las sopas en el escabeche.

Restaurante El Apartamento - Perdiz en escabeche
Restaurante El Apartamento – Perdiz en escabeche

Terminamos con el que para mí, junto con los callos, es un plato imprescindible. La carrillera de ternera glaseada. Copín, copón y copete que cosa más buena. La carrillera tierna, sabrosa y el glaseado hace que sea una delicia. Acompañada de un puré de patatas que le va como anillo al dedo. Lo dicho, pedidlo y ya me contaréis que tal.

Restaurante El Apartamento - Carrilleras glaseadas con puré de patatas
Restaurante El Apartamento – Carrilleras glaseadas con puré de patatas

Y por último pedimos postres, café y alguna copa. Todo a la vez que ya íbamos siendo de los últimos en el restaurante. Los postres que pedimos fueron la torrija con helado, la tarta de tres chocolates y la tarta de queso. Los tres postres muy buenos pero no me parecieron tan destacables como el resto de la comida. Si tengo que elegir entre las tartas… me quedaría con la de queso. La torrija triunfó pero era un pelín pequeña.

Restaurante El Apartamento - Torrija con helado
Restaurante El Apartamento – Torrija con helado

Restaurante El apartamento - Tarta de tres chocolates
Restaurante El apartamento – Tarta de tres chocolates

Restaurante El Apartamento - Tarta de queso
Restaurante El Apartamento – Tarta de queso

Conclusión: Un sitio genial para ir a cenar con amigos. Comida estupenda, local chulo y muy buen servicio. Los callos y las croquetas me parecieron estupendos. La ensaladilla muy buena pero la sirvieron demasiado fría para mi gusto. De los segundos, a destacar las carrilleras de ternera, el risotto y la perdiz en escabeche (que es una perdiz entera). Los postres fueron lo único que me parecieron más normalitos. Os recomiendo pasar a las copas que sí que las ponen de maravilla. Y echar la tarde tranquilamente que el sitio se presta a eso.

Precio: Un poco más de 30 euros por persona.

Ubicación:

Restaurante LAKASA – Cocina de mercado con nombre propio: Cesar Martín

Hoy la entrada es sobre un sitio relativamente nuevo y lo comentaremos por duplicado, ya que tanto Gallego como yo (BorjaEugui) estuvimos este fin de semana.

Lakasa abrió el enero en Raimundo Fernández Villaverde y su creador se llama César Martín (aquí os dejamos un link a su biografía), que os recibirá y os atenderá estupendamente con su delantal de guerra. El local está decorado en tonos oscuros y es bastante resultón. También podéis seguir el blog de este restaurante o seguirlos en twitter en @R_lakasa.

(borja) El estilo del sitio es parecido al del Puerto Lagasca, en el sentido de que puedes pedir medias raciones de cualquier plato, incluidos los postres, aunque la cocina es más de mercado si cabe. Tienes la carta, ya de por sí muy apetecible y original, y luego te traen una hojita con 8-10 platos de temporada o incluso del día, los cuales yo creo que hay que aprovechar y probar, ya que no sabes si la próxima vez tendrás esa oportunidad. Otra singularidad encomiable es que tienes también unos 10 vinos diferentes por copas, de todos los colores y regiones, y a un precio estupendo! Yo opté por una caña grande al llegar para quitar la sed, una copa de Paco y Lola (2,90€), ese albariño tan simpático, con los mejillones y luego pasé junto con el resto de la mesa a Condado de Haza 2008, ribera del grupo Pesquera, estupendo y con muy buen precio (18€), del cual cayeron dos botellas y media.

(gallego) Durante la cena del sábado probamos el Ribera de Duero “de la casa”, Terrible 2010. Aunque el nombre eche un poco para atrás, el precio no estaba mal (16€) y la verdad que el vino está bueno. Un poco fuerte para mi gusto pero nos vino genial para acompañar la hamburguesa y las carrilleras de cerdo con curry.

(borja) Nosotros fuimos cinco a comer por el día de la madre y pedimos para compartir los espárragos blancos de navarra a la plancha, la ensalada mixta de la casa, media de croquetas de calçots con romesco, media de cecina de waigu y una de mejillones al vapor con vino blanco y cebolla. A destacar sin duda los mejillones (haced barquitos!!) y las croquetas, hechas con leche de oveja. La cecina también me sorprendió porque estaba mucho más blandita de lo que es normal, y el sabor enorme.

(gallego) En la cena que nos dimos el sábado, también éramos cinco pero comimos muy poco. De hecho al llegar a casa tuve que recenar!! Para compartir pedimos las croquetas, los espárragos, el risotto de boletus y foie gras y la pizza de mojo picón. De los entrantes destacaría las croquetas (que son un must!!) y el risotto.

(borja) De segundo yo tomé dos medias raciones, para aprovechar la variedad. Primero media de tagliatelle con torreznillos y luego media de solomillo Wellington. La pasta estaba fresquísima y aldente. Solo recomendable para viciosos de la panceta! El solomillo fue algo espectacular, creo que lo mejor de la comida. Me parece que es un plato que preparó César exclusivamente para ese día e incluso iba él mesa por mesa con un carrito, tenedor de trinchar y cuchillo afilado en mano, sirviéndolo a los comensales. Nunca he probado uno tan rojito y jugoso y la cebolla caramelizada que lo acompañaba estaba de lujo.

Otros platos que probamos en la mesa fueron la raya desespinada al vino tinto, la hamburguesa de carne de la sierra de Guadarrama cortada a cuchillo, imprescinble y sabrosísima, con un punto extremadamente perfecto, y las vieiras, también buenísimas, aunque ese día no las pudieron acompañar de pez mantequilla, cosas del directo.

(gallego) En la cena del sábado, además de la hamburguesa pedimos las carrilleras de cerdo. Y a mí me gustaron incluso más que la hamburguesa y si te pones a comparar hasta más que las de su vecino el Sudestada!

(borja) De postre yo tomé la panacotta de pimienta de Sechuan, aunque la estrella fue sin duda la crema catalana, desbordante.

(borja) Para terminad aprovechad y hacedlo con una buena copita. Yo lo hice con un Beefeater-schweppes (8€), aunque por algo más tienes cócteles más exclusivos. (gallego) El sábado le dimos a los gyns de Xoriguer (ginebra mallorquina) y al Belvedere (13€) una pena que no tengan Grey Goose.

A destacar por último el servicio; todos los camareros estupendos y muy atentos, con César como gran director. Aunque tardaron un poquito más de la cuenta en tomarnos la comanda, luego la velocidad en traerla lo compensó con creces.

Precio: 25€ cena, 40€ comida, más la copa, dependiendo de la gula del momento.

Web: http://lakasa.es/

Yo sin duda volveré todo lo que pueda, porque me impresionó la calidad y la variedad, y me encanta poder probar cosas nuevas en cada visita.