Restaurante Bacira – Hay que conocerlo!

¿Qué es el Restaurante Bacira?

Ellos se definen como restaurante de fusión asiática y mediterránea. Yo los defino como un sitiazo genial de los que tienes que conocer en Madrid. Un local chulo, un servicio muy agradable y una carta muy variada. Lo tiene todo para que disfrutes de una cena genial. Ahora os enseñamos lo que comimos, pero os recomiendo que le echéis un ojo a su web.

¿Qué comimos?

Comenzamos con un par de cócteles para abrir boca. Un pisco sour de fruta de la pasión y un Bloody Mary. Los muy recomendables. SOre todo el pisco sour para amantes de los cócteles más dulces y suaves.

Los cócteles los acompañamos con un salmorejo de remolacha excelente. Sabroso, suave y fresco.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Salmorejo de remolacha

Comenzamos con los entrantes. El primero, una ensaladilla rusa muy especial. Con ají amarillo y tobiko, pero lo que mejor le queda es un carpaccio de gambas que es todo un puntazo.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Ensaladilla rusa

Pasamos a un par de entrantes frescos y geniales. El primero, sardina ahumada con ajo blanco de coco, higos, uvas y PX. Platazo. Mezcla de sabores salados y dulces.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Sardina ahumada

Y el segundo, el esturión ahumado con huevas de mujol y lemon grass. Fresco y con unos toque ácidos geniales.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Esturión ahumado

Todos los platos que os estoy enseñando los compartimos entre dos. O sea que no os asustéis por las cantidades.

Cambiamos de tercio a platos más asiáticos. El primero fue el tiradito de dorada con vieiras y salsa huancaína.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Tiradito de dorada

Y después una par de niguiris. El de anchoa con guacamole y uno que tenían fuera de carta de anguila. Para mi gusto mucho mejor el deanguila. Sabrosón.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Niguiri de anguila

Como plato principal, pedimos otra de las sugerencias del día. Un socarrat con carrillera y carabinero. Estaba tan bueno como suena. Espectacular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De postre, pedimos la tarta al whisky. Presentación genial y un postrazo de 10.

restaurante bacira madrid
Restaurante Bacira – Tarta al whisky

¿Qué tal de precio?
Todo lo anterior, con un vinazo de unos 20€, nos salió a unos 55€ por persona. Estamos desando volver!

Restaurante Lobbo – Para no fallar en tu primera cita

Lobbo_fachada

Ver un correo de la grande, única y verdaderá Ana Moya de Food Storming en tu bandeja de entrada es siempre motivo de alegría. Y más, si llevabas tanto tiempo sin ir a uno de sus famosos #gastrolios. Los gastrolios son eventos con blogueros en los que algún restaurante nos muestra sus novedades en la carta, pero sobre todo, en los que siempre te lo pasas genial.

En este caso, el anfitrión era el Restaurante Lobbo que nos presentaron su restaurante como una alternativa estupenda para una primera cita. Y es que en esto, gracias al Tindle, Meetic y demás, hay mucho mucho mercado. Tras nuestra experiencia, la verdad es que estoy de acuerdo en que este sitio es muy buena opción para una cita con una persona de la que conozcas bien poco. El sitio está chulo, el servicio es muy bueno, tienes gran variedad de vinos y copas a buen precio (cosa fundamental) y la comida está estupenda y sobre todo buscando presentarla de forma original y desenfada para que la cita fluya como debe. Es un sitio en el que vas sobre seguro y te puede garantizar que no la vas a tener un gatillazo gastronómico que supone pifiarla a las primeras de cambio.

En nuestra primera visita, que podéis ver en este enlace, fuimos con unos cuantos amigos y nos encantaron sobre todo los platos principales, destacando unos chipirones a la plancha estupendos y un chuletón como Dios manda. Pero claro, en este caso la cosa es diferente. Tomarte un chuletón en tu primera cita puede que no te parezca muy buena idea, así que en este post nos vamos a centrar más en los aperitivos y entradas que probamos. Que seguro que son una mejor opción.

Ahora os mostramos todo en detalle pero a modo de resumen, de todo lo que probamos destacaría las croquetas, el pulpo, el milhojas de foie, el steak tartare y la tarta árabe.

Empezamos con unas croquetas de chipirón con alioli de su tinta que son elegantes, originales y bien suaves. La verdad es que nos gustaron mucho a todos.

Lobbo Croquetas Chipiron
Restaurante Lobbo – Croquetas de chipirón

El siguiente aperitivo fueron las piruletas de langostinos. Muy buena presentación y sabor. Como detalle traen un pequeño difusor con soja, para que puedas aliñar los langostinos. Eso sí, hacedlo contra el plato porque podéis liarla parda.

Lobbo Piruletas Langostinos
Restaurante Lobbo – Piruletas de Langostinos

Como os decíamos, en el restaurante Lobbo tienen una carta muy variada y en la que puedes encontrar platos tradicionales 100%, tradicionales renovados e incluso algún plato con un toque asiático. El siguiente entrante fue uno de en los que nos estamos especializando últimamente, el pulpo a la brasa. En este caso viene acompañado de patata con pimentón y espinacas fritas. Lo que viene a ser un pulpo a la gallega renovado. Muy sabroso y bien presentado, que te va a sorprender gratamente.

Lobbo pulpo brasa pimentón
Restaurante Lobbo – Pulpo a la brasa con patata con pimentón y espinacas fritas

Del pulpo gallego al wok asiático. El Wok de verduras con gambón al teriyaki es un plato muy sabroso y relativamente ligero. Me gustó bastante porque el punto de teriyaki era moderado. Hay veces que el teriyaki es tan potente que te da igual comer solomillo que calabacín, te va a saber a lo mismo.

Lobbo wok verduras
Wok de verduras con gambón al teriyaki

El siguiente plato es otro de esos platos divertidos y muy buenos. Es el rissoto con boletus, trufa y parmesano. Como podéis ver, el parmesano viene en bloque y puedes utilizar el mini-rallador tan apañado que te prestan. El risotto llama la atención por estar menos cargado de nata que los risottos que conozco. Con esto tienes un plato más ligero y muy sabroso.

Lobbo risotto trufa parmesano
Restaurante Lobbo – Risotto de boletus, trufa y parmesano

Antes de continuar con el resto de platos, me gustaría destacar la su carta de vinos. Variada y con las referencias que más están de moda. Nosotros cenamos con blancos y tintos del vino Habla del Silencio. Muy bueno. Pero vamos que tenéis una amplia variedad y a buenos precios.

Lobbo bodega vista
Restaurante Lobbo – Bodega Vista

Uno de los platos que más me gustó fue el milhojas de foie, sobre todo porque creo que la proporción y combinación de foie con el resto de ingredientes es perfecta. Disfrutas del foie pero sin que sea empalagoso.

Lobbo milhojas foie
Restaurante Lobbo – Milhojas de foie

Y de aquí pasamos a un par de platos de carne muy recomendables. Las mini-hamburguesas y el steak tartare. Las mini-hamburguesas son perfectas como aperitivo, sobre todo si en vez de una cita es una quedada con varios amigos. Pese a su reducido tamaño están jugosas y son un bocado estupendo. El steak tartare está realmente bueno. Lo preparan al momento con cariño, dedicación y muuucha profesionalidad. A mí me encantó. Eso sí, os recomiendo pedirlo suave, sobre todo para si os la estéis jugando en una primera cita.

Lobbo mini hamburguesas
Restauante Lobbo – Mini hamburguesas

Lobbo steak tartare
Restaurante Lobbo – Steak tartare

Por último, un par de postres muy diferentes. El primero es una mousse de yogur con purés de frutos rojos y melocotón, presentada en formato de pasta de dientes. Muy recomendable si la cosa va viento en popa. El segundo es una tarta árabe de toffee con crujiente de almendras. Un postre muy bueno y un más conservador por si te ves falto de confianza.

lobbo mousse de yogur
Restaurante Lobbo – Mousse de yogur con puré de frutas

Lobbo tarta árabe
Restaurante Lobbo – Tarta árabe

Como no podía ser de otra manera, acabamos la cena con unas copas servidas a la perfección. El mueble bar ocupa toda una pared y tienen infinidad de referencias. Debido al tamaño e iluminación del mueble bar, es inevitable que a mitad de la comida le eches un ojo de refilón y te hagas la pregunta de… ¿Por qué tengo que esperar asta el final de la cena para pedirme una copa?. Esta vez me contuve porque era un evento y si pedía una copa podía abrir la caja de Pandora, pero no prometo nada para la próxima :-D.

Así que nada señores, espero que con este post conozcáis un poco mejor la oferta de este pedazo de restaurante y os animéis a hacerles una visita porque merece la pena.

Precio: Pes yo creo que pidiendo un par de entrantes, principal y postre a compartir puedes salir por unos 30€.

Ubicación:

Restaurante Du Liban – Un libanés sencillamente espectacular

DSCF1257_logo

Pero espectacular de verdad! En esta entrada os vamos a mostrar las fotos de nuestra visita al Restaurante Du Liban. Hemos intentado que os hagáis una idea de este pedazo de sitio pero la verdad es que os recomendamos que os metáis en su web (www.dulibanrestaurants.com) que tiene mejores fotos del local y toda la carta con precios.

Este restaurante se encuentra en la Plaza de la Estafeta de Alcobendas y seguro que esta primavera-verano va a estar complicado conseguir mesa en la terraza. Porque además de una comida libanesa realmente buena, tienen una amplia carta de coctelería. Ten seguro que si vas a cenar… te vas a liar.

Hemos ido un par de veces, así que actualizamos la entrada original de abril de 2013 con las fotos de nuestra última visita en septiembre de 2013.

Septiembre 2013

En esta visita fuimos a comer y nos sentamos en la amplia terraza que tienen. Que además, está perfectamente acondicionada para días en los que el tiempo no acompañe al 100% con grandes cristaleras correderas. Además, no cierran en todo el día por lo que si vas a comer puedes alargar la sobremesa.

Esta vez nos decantamos por uno de los menús degustación que tienen. De primeras ya nos avisaron que la cantidad de los menús estaban pensados para 3 o 4 personas. Así que nos recomendaron que de los 8 platos eligiéramos alguno y nos lo ponían para llevar. Elegimos los platos fríos y la verdad es que es todo un puntazo porque lo preparan de lujo.

Y antes de nada también muy a destacar el servicio. Amable, servicial y sabiendo explicar muy bien la carta. Que en un restaurante como este, en el que estás probando cosas nuevas y diferentes, es muy importante.

Comenzamos con los aperitivos. Unas crudites con salsa de yogur y unos encurtidos realmente buenos. Volvimos a pedir el Rattle Snake (cóctel sin alcohol) y probamos la cerveza libanesa. Sin mucho gas y suave.

Restaurante Du Liban - Rattle Snake
Restaurante Du Liban – Rattle Snake
Restaurante Du Liban - Cerveza libanesa
Restaurante Du Liban – Cerveza libanesa
Restaurante Du Liban - aperitivos
Restaurante Du Liban – aperitivos

Y aquí os presentamos los entrantes calientes del menú de degustación. El que más nos gustó fue el falafel. Muy bueno. Eso sí, llena de verdad. Con uno de estos cubres las necesidades nutriticionales diarias seguro. Y el que más nos sorprendió fue en Sfiha.

Restaurante Du Liban - Falafel
Restaurante Du Liban – Falafel

 

Restaurante Du Liban - Kebbeh Meklieb
Restaurante Du Liban – Kebbeh Meklieb
Restaurante Du Liban - Sfiha
Restaurante Du Liban – Sfiha
Restuarante Du Liban - Za'atr
Restuarante Du Liban – Za’atr

Y como plato principal, las brochetas. Acompañadas por cebolletas a la parrilla, ali oli y un arroz estupendo. Las brochetas están muy buenas. Marinadas y realmente buenas.

Restaurante Du Liba - Plato de brochetas
Restaurante Du Liba – Plato de brochetas
Restaurante Du Liban - Arroz
Restaurante Du Liban – Arroz
Restaurante Du Liban - Brochetas a la parrilla
Restaurante Du Liban – Brochetas a la parrilla

Y para terminar, unos postres variados realmente buenos y el té moruno.

Restaurante Du Liban - Postres
Restaurante Du Liban – Postres
Restaurante Du Liban - Té moruno
Restaurante Du Liban – Té moruno

Y aquí os dejamos con la visita de anterior que hicimos donde probamos los entrantes fríos que esta última vez nos llevamos a casa. A destacar muchísimo el excelente Mouttabal.

Abril 2013

Empezamos a contaros para que veáis la buena pinta que tiene. Primero con una foto de la barra y el bloody mary y el rattlesnake (naranja, limón, orgeat, miel y especias) con los que empezamos la cena.
2013-03-29 21.52.48

Bloody Mary y RattleSnake
Bloody Mary y RattleSnake

Los cócteles venían acompañados de una aperitivo de parte de la casa realmente bueno. Crudités, encurtidos y crema de yogur. Hay que tener cuidado si te pilla con hambre porque al sentarte te sirven también un pan extraordinario y como te descuides… ya sales cenado sólo con el aperitivo.

Servicio de pan
Servicio de pan

 

Aperitivo con crudités y encurtidos
Aperitivo con crudités y encurtidos

También hay que destacar el servicio. Por atento y por recomendarnos de maravilla lo que tenías que probar ya que era nuestra primera visita al local. Empezamos con cuatro entrantes realmente buenos. Os presentamos cada uno de ellos.

Tabbouleh: ensalada de perejil, tomate, trigo y un toque cítrico
Tabbouleh: ensalada de perejil, tomate, trigo y un toque cítrico

 

Fattayer Snabeg: empanadillas con espinacas y piñones
Fattayer Snabeg: empanadillas con espinacas y piñones
Hommous: puré de garbanzosc on Tahina y limón
Hommous: puré de garbanzos con Tahina y limón

 

Mouttabal: puré de berenjena al grill con sésamo y granada
Mouttabal: puré de berenjena al grill con sésamo y granada

 

Conjunto de los cuatro entrantes
Conjunto de los cuatro entrantes

La verdad es que los entrantes estaban realmente buenos. El que más nos gustó fue el mouttabal. Sabor a berenjena, parrilla y el toque fresco de la granada. El hommous también estupendo y la próxima vez lo pediremos acompañados de cordero.

Como plato principal pedimos el shawarma djaj, pechuga de pollo marinada y acompañada de crema de ajo. Realmente bueno. El pollo lo hacen a la parrilla de carbón y junto con el marinado hacen que esté realmente sabroso.

Shawarma djaj: pechaga de pollo marinada y hecha a la parrilla de carbón.
Shawarma djaj: pechaga de pollo marinada y hecha a la parrilla de carbón.

Y por último pedimos el Kenafe que es la tarta de queso caliente con pistachos. A nosotros nos encanta la tarta de queso y esta es diferentes. Está muy buena pero eso sí, va acompañada de sirope. Si te gusta el dulce no dudes en pedirla.

Kenafe: tarta de queso caliente
Kenafe: tarta de queso caliente con pistacho

Conclusión, una visita obligada si vives en la zona norte y buscas una cena animada y con un cocina diferente como es la libanesa. Eso sí, si queréis ir a cenar durante el fin de semana… reservad YA vuestra mesa. O hacedlo con mucha antelación sobre todo si queréis terraza. Seguro que será uno de esos sitios que está en todas las listas de terrazas en Madrid que se publican cuando empieza el buen tiempo.

Web: http://www.dulibanrestaurants.com
Precio: 40€ cena completa (entrantes, principal, postre, vino y café) + 10€ por los cócteles

Restaurante Álbora – Antiguo Sula con nuevos timones

Álbora es de los sitios que hacen que la zona de Jorge Juan esté siempre tan animada. El cambio de Sula a Álbora ha sido reciente pero creo que debido a la buena fama de los nuevos “comandantes”, Jorge Dávila, premio milésime 2012 al mejor jefe de sala y ex de Piñera, y José María Marrón, anteriormente en Balzac donde me sirvió la mejor perdiz que he probado, ya hay bastante artículos sobre el sitio en los que destacan todas sus virtudes. Entre ellos está el artículo de Carlos Maribona en ABC en el que podéis encontrar una amplia descripción del local y de la carta. Respecto al local anterior de Sula han mantenido la línea de decoración pero han hecho diáfana la planta de abajo y le van a sacar mucho más provecho.

A noviembre de 2012 hemos tenido la suerte de ir dos veces, una al restaurante y otra a la barra, y a continuación os contamos ambas experiencias. Empezando por la más reciente.

Segunda visita – Noviembre 2012 – En la barra

Tras la primera visita al restaurante, que podéis ver más abajo, esta vez nos quedamos en la barra. Y os cuento brevemente.

Empezamos con unos tomates con ventresca realmente buenos. Cuando la materia prima es buena no hace falta hacer nada más. Sólo hay que presentarla tan bien como esta.

Tomate con ventresca

También probamos las brochetas de presa ibérica. Muy buenas y con una espuma de patata y un tomate cherry que le dan su buen toque.

Brochetitas de presa

Y terminamos con media de chipirones encebollados. Realmente espectaculares. Chipirones tiernos y muy jugosos con el sofrito del encebollado. Una delicia.

Chipirones encebollados. Espectaculares

De postre, la torrija con helado. Repetimos después de nuestra primera visita. Deliciosa. Con esto y una copilla pasamos un muy buen rato. La gente de la barra muy maja y muy atentos. Al igual que Jorge Davila. Siempre muy pendiente y asegurándose que la gente se vaya satisfecha.

Conclusión, una barra a la que acudiremos bastantes veces. Ya no sólo por la comida y la atención del servicio que es excelente si no también porque el local es amplio y se está realmente a gusto.

Primera visita – Octubre 2012- En restaurante

Pero dejemos la vaina y vayamos al grano. Empezamos la cena con una cerveza que vino acompañada de una aperitivo de la casa muy bueno. Un gazpacho con sandia y con huevas de salmón.

Para cenar nos decantamos por compartir tres platos, yo quería cuatro pero José María muy sabiamente me paró los pies. Empezamos con la ensalada con txangurro, láminas de bacalao y brotes de lechuga. Nos trajeron el plato de la siguiente foto. Es un tottus revolutum total. Por capas tenemos una primera de patata, después la lechuga, después txangurro, lo blanco es el bacalao y arriba pues los brotes de lechuga. Y la base tampoco venía despoblada con tomates y crema. Estaba todo buenísimo pero me resulto que había demasiadas cosas en muy poco espacio. Pero vamos que ya lo avisaban en la carta.

Ensalada de txangurro et al

De ahí pasamos a un arroz caldoso con pulpo y moluscos. Aquí la cosa si que estaba más clara y los sabores muy suaves pero deliciosos. Las finas láminas de pulpo son una delicia.

Arroz cremoso de pulpo y moluscos

El siguiente plato, pues es el que hay que pedir si o si al visitar este sitio. Las kokotxas de bacalao al pil-pil con mejillones. El día de antes había visto una foto en twitter hecha por Ignacio Medina y fue por lo que reservé mesa para el día siguiente. Os mi foto pero de verdad que no hace justicia al plato. La hice de lejos y se aprecín poco el buen tamaño de las kokotxas y los mejillones.

Ración de kokotxas con mejillones.

Después de las kokotxas, creíamos que las sorpresas habían acabado pero estábamos muy equivocados. Mientras deciciamos el postre, nos pusieron también un “aperitivo de postre”. Un chupito de sorbete muy bueno y que se agradece.

De postre pedimos la torrija con helado y la verdad que lo recomiendo casi con la misma intensidad que las kokotxas. Muy buenas y con una copa en la mano habrían estado mejor.

Conclusión, merece la pena sólo por las kokotxas pero es mucho más. Materia prima buena y excelente preparación. Generosos con aperitivos y servicio muy atento y amable.

Recomendable, para ir de cañas, vinos o copas con los amigos a la barra de abajo. O para una cena más homenaje con amigos en los salones de arriba. Si es en el reservado mejor.