Pericote de Tanos – Carne de machorra

Uno de los atractivos de muchos restaurantes en Cantabria son sus excelentes vistas. A verdes praderas, a la costa, en casonas de varios siglos… Pero también hay sitios como el Pericote. Pegado a la carretera en un pueblo de interior Tanos, cerca de Torrelavega. Pero como será de bueno que todo el mundo lo recomienda y es una de las visitas obligadas que téneis que hacer si andáis por la zona. Están especializados en carne, vinos y gintonics. Así que lo tienen todo para que disfrutes de principio a fin.

Y dentro de las carnes que tienen. En el Pericote de Tanos es de los pocos sitios en los que puedes encontrar carne de vaca MACHORRA. En este link podéis ver que la vaca machorra está buenísima porque nunca ha sido fecundada. Esto hace que tenga mayor infiltración de grasa que es lo que le da gracia a la carnaza.

Respecto al local, aunque os haya dicho que está pegado a una carretera, está bien decorado. Los dueños son gente jovén que llevan el negocio con alegría y arte.

En nuestra visita comenzamos por un aperitivo que ya empezamos a acompañar con un buen vino de la tierra. Picos de Cabariezo. Las bódegas están en Liébana y lo elaboran con mencía y un poco de sirac. Nos lo recomendaron ellos y fue todo un acierto.

pericote tanos vino
Pericote – Picos de Cabariezo

Seguimos con un steak tartare para compartir. Un entrante genial. Muy muy bueno, fresco y bien aderezado.

pericote tanos steak tartare
Pericote – Steak Tartare

Y con esto nos fuimos al plato fuerte de la comida. Un par de entrecotes de nuestra recién conocida vaca machorra. Treméndamente buenos. Un delicia gracias a ese extra de grasa que se nota desde que metes cuchillo.

pericote tanos entrecote machorra
Pericote – Entrecote de Machorra

Por último, una tarta de queso también estupenda y que os recomendamos muchísimo.

pericote tarta queso
Pericote – Tarta de queso

Accesible: Totalmente. Puedes acceder tanto a la terraza como al salón. El baño está en la misma planta.

Precio: Unos 40€ por persona

Mama Rosa – Sitiazo en Matadero Madrid

Ojo al sitiazo! El restaurante Mama Rosa es un restaurante genial de influencia italo-argentina. Tienen una carta bastante variada en la que no faltan platos de pasta, carnes a la brasa y un tiramisú para llorar de bueno.

Está ubicado muy cerca del Matadero de Madrid y es un local relativamente pequeño, por lo que es necesario reservar si te quieres asegurar un hueco. Al entrar por la puerta te vas a encontrar un local sencillo y acogedor, en el que destaca su gran barra, mucha luz natural y muy buen ambiente.

mama rosa barra
Mama Rosa – Barra

La carta es variada, tanto en comida como en vinos y cerveza. Tienen una marca de cervezas manchegas, de Alcázar de San Juan ni más ni menos, que se llaman Salvaje y que están realmente buenas. La carta de vinos es corta pero con diferentes Denominaciones de Origen y con muy buena relación calidad precio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasemos a la comida. Fuimos seis personas y pedimos todo a compartir. Muy recomendable para vuestra primera visita. Vais a ver el festín que nos dimos por menos de 25€ por persona.

Comenzamos con un pan recién horneado con su dip de queso y cebollino. Cuidado que te vas a comer el pan sin darte cuenta.

mama rosa dip de cebollino
Mama Rosa – Dip de cebollino

 

Como entrantes pedimos una provolone, verduras asadas y una quiché de salmón. Vais a ver la pintaza que tienen los tres platos. Estaban realmente buenos. No dejéis de probarlos.

mama rosa provoleta
Mama Rosa – Provolone
mama rosa quiche salmon
Mamá Rosa – Quiché de Salmón
mama rosa verduras asadas
Mamá Rosa – Verduras asadas

Pasamos a dos platazos de carne. El entrecote y su excelente milanesa. El entrecote en su punto acompañado de unas patatas con su aliño de ajo y perejil buenísimas. No vas a compartir. Y la milanesa, que fue de los platos que más nos gustó. Una base de milanesa con queso, tomate, jamón y rúcula por encima. Lo dicho, una delicia.

mama rosa Entrecote
Mamá Rosa – Entrecote
mama rosa milanesa
Mama Rosa – Milanesa

Y por último sus postres. No podéis dejar de pedir su tiramisú. Un maravilla. Las tarta de queso y el bombón helado con frambuesa también estaban buenísimos. Pero irse de Mama Rosa sin probar su tiramisú, es un delito.

mama rosa tiramisu
Mamá Rosa – Tiramisú
mama rosa bombón frambuesa
Mamá Rosa – Bombón de frambuesa
mama rosa tarta de queso
Mamá Rosa – Tarta de queso

Restaurante Juan Mari San Pedro del Pinatar

¿Qué es el Restaurante Juan Mari?
Este restaurante situado en San Pedro del Pinatar (Murcia) es un restaurante clásico y elegante al que se viene a disfrutar de una cocina de mercado con algún toque de innovación. Todo con una materia prima y un servicio estupendo. En un local acogedor perfecto para cenas tranquilas en pareja. La verdad es que es de los restaurantes con más categoría que conocemos por la zona. Es de los pocos incluidos en la guía Michelín. Ésta ha sido nuestra primera visita pero seguro que no la última.

¿Qué se come?
Te vas a encontrar con una carta variada en la que te va a costar decidirte. Para dos personas, nosotros pedimos dos entrantes para compartir, un plato principal por persona y un postre a compartir y cenamos de maravilla.

Antes de nada, pan tradicional con aceite.

juan mari san pedro pan
Restaurante Juan Mari – Pan con aceite

Comenzamos con un tartar de salmón, que sirven en una cama de tomate y algas. Un plato ligero y bueno, muy recomendable para comenzar una cena.

juan mari san pedro tartar de salmon
Restaurante Juan Mari – Tartar de salmón

Pero si te gustan los sabores intensos, el entrate que no puedes dejar de pedir es la ensalada de pimientos asados con bacalao y alioli. Realmente buena.

juan mari san pedro ensalada
Restaurante Juan Mari – Ensalada de pimientos

Uno de los platos principales que tomamos fue el entrecote de ternera con salsa de mostaza Dijón. La carne estaba estupenda. Muy buena categoría, tierna, sabrosa y preparada en su punto. La salsa está suave pero os recomiendo pedirla en un cuenco para que la añadáis la cantidad a vuestro gusto.

juan mari san pedro entrecote
Restaurante Juan Mari – Entrecote de ternera

El otro plato principal que probamos fue la lubina al horno con verduras. Es un plato muy suave y jugoso muy recomendable para quién quiera tomar algo más ligero.

juan mari san pedro lubina
Restaurante Juan Mari – Lubina

Por último, la tarta casera de queso. Otra maravilla muy bien presentada.

juan mari san pedro tarta de queso
Restaurante Juan Mari – Tarta de queso

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pagamos unos 35€ por persona tomado varias copas de vino por persona más los aperitivos y café. Considero que la relación calidad precio es muy positiva.

El Chozo (Pto. de Sta. María), un rincón de calidad

El último sitio de los que estuve en Navidad fue el Chozo, situado en la hípica de Vistahermosa y perteneciente al Club Social de Golf de Vistahermosa (Vistahermosa, para quien no lo conozca, es una gran urbanización dentro del término del Puerto de Santa María, Cádiz), junto con los restaurantes y bares del Buzo a pie de playa y la Casa Grande, junto al golf. Actualmente los tres espacios de restauración están gestionados por José María Pemán y familia, quienes llevan en el negocio de la restauración muchísimos años.

El Chozo está situado en un lugar muy agradable y sin ruidos, entre las pistas hípicas y las de futbito. Como su nombre indica, el edificio es un chozo con tejado de brezo, donde se encuentra el bar, al que se añadió hace unos años un anexo que sirve de comedor restaurante. El comedor es un espacio acristalado muy luminoso y muy agradable para comer.

El día que fuimos empezamos con unos aperitivos mientras llegaba el grueso de la familia en las mesas del bar. Unas cañitas de Cruzcampo muy bien tiradas, una copita de fino Tio Pepe bien frío, unas aceitunas deliciosas que no puedes parar de comer y unas patatas locales artesanas de bolsa de las buenas de verdad. Finas finas, con fritas con aceite del bueno y bien saladitas.

Cañita y aceitunas
Cañita y aceitunas

También pedimos una ración de jamón serrano y una de ensaladilla, que les queda deliciosa, con gambitas y bien dispuesta de mayonesa. Buenísimos también los picos de Jerez, y por último unos calamares a la romana deliciosos. Perfectamente fritos como solo saben en esta tierra y con un rebozado de harina finísimo.

Jamón y ensaladilla
Jamón y ensaladilla

Una vez ya todos sentados pedimos unas raciones de gambas y langostinos cocidos. Perfectamente frescos y blanquitos. Una delicia siempre que se puede.

Gambas y langostinos
Gambas y langostinos

También probamos el Txangurro de la casa, que es un centollo ya preparado con toda la carne del cuerpo y las patas dentro del caparazón y preparado con una salsa súper rica. Lo único que nos gustó menos es que le ponen pimentón, que normalmente no lleva. Creo que la próxima vez lo pediremos sin, ya que nos pareció que le quita su verdadero sabor.

Changurro
Changurro

Aunque no tengo fotos también pedimos para picar entre todos unas raciones de “chanquetes” rebozados, muy buenos, y otras de salmonetes pequeñitos, que es de los pescados fritos que más me gustan, por su textura durita y su enorme sabor.

De segundo yo pedí un rape al pan frito, una forma de prepararlo muy típica del Puerto y que sabe genial, con su salsa con ajo, vino, pimienta, laurel… y el pan frito. Además el rape estaba exquisito y muy fresco.

Rape al pan frito
Rape al pan frito

Varios de los niños pidieron solomillo con patatas fritas. Como podéis ver en la foto es bastante hermoso, pero en realidad luego el sabor no lo es tanto, pues no tenemos muy claro que sea solomillo de verdad, quizá un redondo. Siempre es difícil tomar carne roja buena en esta parte, pero normalmente si vas a un entrecot o algo similar, es más fácil salir contento. Otros segunos que probamos fueron el bacalao al pilpil (magnífico), la corvina o el lenguadito de ración.

Durante la comida, por cierto, pedimos un par de vinos tintos, un Cune reserva 2004, que es uno que nunca falla, y luego un Marqués de Arienzo crianza 2008, ya que del primero solo había un par de botellas.

Solomillo con patatas
Solomillo con patatas

De postre pedimos para probar entre varios un poco de tarta imperial, tan típica de Cádiz y tan deliciosa con su almendra y su sabor de mantequilla. La buena es la que tiene muchísimas láminas finitas, aunque es difícil o imposible de encontrar estos días.

En resumen, el Chozo es un sitio genial para comer en familia cualquier día, pero sobre todo esos fines de semana que te apetece comer bien y relajadamente. El servicio es muy bueno y siempre bajo la dirección atenta y amable de Pepe hijo, quien cogió el timón del restaurante el año pasado. La única pega esta vez fue quizá que los segundos tardaron bastante en llegar, aunque la excusa pudo ser que éramos 12 comensales. Para cualquia que viva por la zona, es una de las mejores opciones sin duda.

Web: —

Precio: 40€