Lakasa – El restaurante de César Martín

El restaurante Lakasa, del cocinero César Martín, es lo que se viene a conocer como… un triunfazo de sitio. Es una apuesta segura que además tiene una excelente relación calidad precio. En su web ya te avisan “El lugar donde quieres volver”. Y ya os digo yo que sí.

Un local elegante y muy práctico. Techos altos, muy buena decoración, zona de barra, terraza tanto de barra como de restaurante. Ubicada en un pleno Cahmberí pero aislada de todo el bullicio de la calle Ponzano. Totalmente adaptado para personas con movilidad reducida.

lakasa carta
Lakasa – Carta

Servicio supercercano y profesional empezando por el propio César. Con una carta variada que acompañan con sugerencias de temporada. Como dicen ellos… “siempre atendiendo la oferta del mercado”. Mantienen su formato de Lakasa original de ofrecer casi todo por medias raciones. Con steak tartare sólo viernes y sábados comida y solomillo Wellington sólo los sábados al mediodía.

No me enrollo más. Queda claro que aquí se viene a sentarse y disfrutar. Nosotros es lo que hicimos y salimos encantados. Ahora os muestro lo que comimos. Todos los platos son medias raciones.

Comenzamos con un aperitivo con el que acompañamos las cervezas de recién llegar. Salmón ahumado. Cojonudo.

lakasa aperitivo salmon
Lakasa – Salmón ahumado

Fiambre de callos con pipas de calabaza. Ojo. Este plato fue un capricho mío, que acabó devorando mi mujer. Hay que probarlos.

lakasa fiambre callos
Lakasa – Fiambre de callos

Valtosca V’15. Vinazo de Jumilla. Viva Murcia. Muy recomendable.

lakasa valtosca
Lakasa – Valtosca Jumilla

Tantaratelo de bonito con tomate y cherry. El cherry bueno, el tarantelo de bonito jugoso y rico, pero el tomate frito que acompaña al tantarelo… excepcional. Platazo de temporada que no podéis dejar escapar.

lakasa tantarelo de bonito
Lakasa – Tantarelo de bonito

Coca de verduras. Recomendación muy acertada de César para tocar todos los palos en nuestra cena. Verduras en su punto, sabrosas acompañadas de una masa fina y crujiente.

lakasa coca de verduras
Lakasa – Coca de verduras

Raya velouté con miso. De cabeza. Si os gusta la raya, sabréis apreciar lo que es un buen producto y bien preparado. La raya, a la mantequilla negra está muy buena pero de las cosas buenas que tienes en Lakasa son preparaciones diferentes bordadas como si llevasen toda la vida haciéndolas.

lakasa raya
Lakasa – Raya Velouté

Revolconas Adolfo con mollejas, setas y papada. Visitad Lakasa aunque sólo sea para probar este plato. Revolconas nivel Marathon. Y las mollejas están para hacerse un bocata con ellas. Os dejo tres fotos para que las admiréis desde todos los perfiles.

lakasa herramienta
Lakasa – Herramienta
lakasa mollejas
Lakasa – Revolconas Adolfo con Mollejas
lakasa revolconas
Lakasa – Revolconas y mollejas
lakasa mollejitas
Lakasa – Mollejas Stand Alone

Tarta de queso. Colofón perfecto. Una tarta de queso que sorprendentemente… sabe a queso.

lakasa tarta de queso
Lakasa – Tarta de queso
lakasa queso
Lakasa – Tarta de queso
lakasa tarta
Lakasa – Tarta de queso

Precio: Lo que sí que es sorprendente es que te metas una cena de primerísimo orden, con vino, por 45€. Que está claro que es dinero, pero es de lejos de los mejores sitios por relación calidad precio. Y más por esta zona.

Accesible: Totalmente accesible. Rampa para acceder al local y después todo en una planta.

Si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Beker 6 – De lo mejor del Barrio de Salamanca

El restaurante Beker 6 nos ha encantado. Así de simple. Ha pasado a nuestra lista de Tops para ir en pareja o en cena de negocios. Un sitio muy elegante, acogedor y en el que se disfruta de una comida excelente.

beker6 salon
Beker 6 – Salón comedor

Os contamos brevemente lo que probamos en nuestra primera visita. Que os garantizo que no será la última.

Comenzamos con los aperitivos que nos sacaron por parte de la casa. Unos encurtidos agridulces y unas crudités muy buenas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después pasamos al Mutabal. Esa pasta de berenjena asada acompañada de granada que tanto nos gusta. La de Beker 6 está de impresión.

beker6 mutabal
Beker 6 – Mutabal

También como entrante, unas sardinas ahumadas de categoría. En las fotos podéis ver la pintaza que tienen.

beker6 sardinas aumadas
Beker 6 – Sardinar ahumadas

El servicio de pan también es algo que cuidan muchísimo. Más de 7 u 8 variedades a cada cuál más apetecible.

beker6 servicio de pan
Beker 6 – Servicio de pan

Y pasamos a los platos principales. Dos platazos como la copa de un pino que justifican la visita por sí solos. El primero es su raya a la menier. Era fuera de carta porque dependen de si tienen género o no. Si os lo ofrecen, no lo dudéis ni un segundo. Lo dicho, una raya excepcional.

beker6 raya
Beker 6 – Raya a la menier

El otro plato no se quedaba atrás. Una paletilla de cordero asada con cous oous y cebolla que es una de las especialidades de Beker 6. Un platazo de 10.

beker6 paletilla
Beker 6 – Paletilla de cordero

De postre, nos dejamos aconsejar y pedimos una mousse de chocolate exquisita. Si os gusta el chocolate, no dejéis de pedirlo. La mousse de por sí está muy muy buena, pero acompañada de un Macallan mejor.

beker6 chocholate
Beker 6 – Mousse de chocolate
beker6 macallan
Beker 6 – Macallan

Precio. Salimos por unos 50€ por persona. Muy buena relación calidad precio. Con unos camareros muy agradables y profesionales. Volveremos en breve.

Accesibilidad. Para acceder al salón interior, hay que subir unas 6 o 7 escaleras. Los camareros te van a ayudar en todo lo que puedan. Una vez subidas no hay problema. El baño está en la misma planta. Eso sí, también tiene un par de mesas en la terraza que son perfectamente accesible.

La Tasquita de Enfrente – Ensaladilla rusa, callos y a dejarse llevar

2013-03-09 17.37.07

El restaurante La Tasquita de Enfrente es un establecimiento de alta cocina tradicional y de mercado. Se encuentra en la calle Ballesta, a dos pasos de Callao, en pleno corazón de Madrid.

En este link podeis encontrar la historia de La Tasquita de Enfrente. Esta es la segunda generación y esperemos que haya muchas más porque es todo un referente en dos de los platos que más nos apasionan: la ensaladilla rusa y los callos.

El restaurante es relativamente pequeño y es necesario reservar para asegurarse una mesa. La decoración esta genial. Se nota que la han realizado poco a poco incorporando elementos a su ritmo. La estantería de la entrada es una verdadera joya de la sabiduría gastronómica.

Biblioteca!
Biblioteca!

Empezamos en la barra probando una de las mejores ensaladillas rusas de Madrid. Así lo han dicho los expertos y nosotros dimos fe. Realmente buena. Eso sí, habíamos leído que alguna vez la acompañan de carne de erizo de mar. Eso tiene que ser todo un lujazo.

Ensaladilla rusa con Modelo de grigo
Ensaladilla rusa con Modelo de grifo

De ahí pasamos al salón. Poca iluminación y con mesas ocupadas sobre todo por parejas. Y cuadros chulos con motivos gastronómicos y dedicatorias.

Paredes del salón interior
Paredes del salón interior

Y vayamos ya a lo serio. Al sentarnos nos sirvieron otro aperitivo de parte de la casa: Revuelto de morcilla con calabaza. Muy bueno. En el pueblo de mi padre, Almadén, hacen la mejor morcilla de calabaza que probarás nunca. En la Tasquita sirven el revuelto que no es los mismo pero se le da un aire y está realmente buena.

Revuelto de morcilla con calabaza
Revuelto de morcilla con calabaza

Y de ahí fuimos directos al primero de los entrante con un tartar de tomate con anchoas. Las anchoas son de tamaño extraordinario y de sabor estupendo. De las mejores que hemos probado. Y el tartar de tomate sorprendente. Muy suave y agradable. Recomiendo no juntarlo con la anchoa y disfrutarlo por separado, porque ésta le quita protagonismo.

Anchoa con tartar de tomate y brotes
Anchoa con tartar de tomate y brotes

El siguiente plato parece hecho especialmente para mi familia. Borrajas y habitas de primera con un refrito de ajos, jamón y guindilla. Excelente. El picor es intenso pero el sabor va a la par. Si no os gusta el picante pedir que no utilicen la guindilla pero ya os digo que os perdéis lo mejor. Las borrajas excepcionales.

Borrajas y habitas con jamón
Borrajas y habitas con jamón

Tras los entrantes, pasamos a los platos principales. Realmente extraordinarios los dos y de antemano pido disculpas porque las fotos no les hacen justicia. Era tal el estado de excitación por hincarle el diente que descuidé la iluminación. Empezamos por uno de los platos franquicia de La Tasquita de Enfrente, la raya a la mantequilla negra. Me encanta el toque de las alcaparras con su vinagre. Muy buena.

Raya a la mantequilla negra
Raya a la mantequilla negra

La raya era para Carol porque yo me decanté por la lamprea estofada. Este año dos lampreas que he probado a cada cual mejor. Una aquí y otra en Casa Adriano que os contaré en breve. Antes de comer, Juanjo me estuvo enseñando fotos de las lampreas vivas y su preparación. Todo un lujo. Y el plato pues sencillamente exquisito. La carne de la lamprea jugosa y llena de sabor. La verdad es que si os gusta la lamprea, no dudéis de probarla y después me contáis. En La Tasquita de Enfrente te sirven de acompañamiento una mousse que hacen con el estofado que es ya la releche.

Lamprea exquisita
Lamprea exquisita

Y para rematar! Una ración de callos. De los mejores de Madrid. Incluidos en la lista de José Carlos Capel. Si hay que describirlos con una palabra yo utilizaría… potentes! Son generosos en pimentón y lacón y el sabor es único. Y todo bien regado con un Urtun reserva 2005. Un Rioja también potente que le va de lujo.

Callos a la madrileña
Callos a la madrileña

Y de postre, tiramisú. Recomiendan mucho las torrijas, pero ya eran casi las 17 de la tarde y se les habían acabado. Así que probamos el tiramisú y no se como están las torrijas pero el tiramisú está de 10. Mira que soy poco de dulce pero realmente recomendable. Y esta foto sí que es digna del plato!

Tiramisú de 10
Tiramisú de 10

Conclusión: Un sitio referente en Madrid por sus callos y su ensaladilla en Madrid y es que son realmente excepcionales. Pero es que todo lo que preparan está muy bien elaborado y con materias primas de primera calidad. Eso sí, el precio del homenaje se nos fue de las manos, pero como podéis haber observado no nos privamos de nada y nos forzamos de más. Pero disfrutamos de verdad y los callos fueron un capricho de esos que nunca te arrepientes de darte. Con un poquito de mesura la cuenta puede ser más asequible.

Recomendable para ir a dejarse llevar y a disfrutar con gente de mucha confianza. Vas a perder los papeles con las salsas y mejor que todo quede en familia.

Web: http://latasquitadeenfrente.com/

Precio: 70€ por afortunado que disfrute del banquete

Restaurante Rafa – Un clásico de lujo

Uno de los propósitos culinarios para lo que nos queda de 2012 y el 2013 es explorar una de las zonas más castizas de Madrid. Es la zona de Ibiza (desde O’Donell hasta Alcalde Sainz de Baranda). Tenemos una serie de restaurantes localizados, todos con valoraciones muy buenas, y ya nos hemos puesto manos a la obra. Empezamos por el restaurante Rafa y me temo que el listón lo ha dejado muy muy alto.

El Restaurante Rafa es de estos restaurantes tradicionales que desde que entras por la puerta ya sabes que te van a tratar genial y vas a comer mejor. Desde el aparcacoches hasta el maitre te atienden de maravilla. Al entrar, te encuentras con una zona de barra que tiene muy buena pinta. La verdad que nos habíamos tomado un par de cañas antes de llegar. La próxima vez me reservaré para tomarme la primera allí y tantear las tapas que se marchan.

Una vez sentados, una cervecita con unas aceitunas y a decidir. La carta es muy extensa. Alrededor de 10 entrantes diferentes, más 7 u 8 carnes y otros tantos pescados. Más las sugerencias del día y los mariscos. Así que hay variedad para todos los gustos. Respecto a la carta de vinos, pues también con bastantes referencias y con medias botellas. Nosotros nos decantamos por algo clásico. una botellita de Arzuaga.

Empezamos con unos Camarones de O’Grove realmente exquisitos. La verdad es que nos gustan mucho y estos estaban de maravilla. Muy sabrosos.

Camarones de O’Grove de lujo

De ahí a un plato que me encantó: El salpicón de bogavante. si mi familia se porta bien, me lo curro para Navidad. Muy muy bueno. El salpicón con buen aceite, cebolla, pimiento y generoso de crustáceo. Vamos que me encantó.

Salpicón de bogavante

Ya pasando a los principales, probamos la raya a la mantequilla negra y, por sugerencia expresa del camarero, la costilla de ternera con salsa agridulce. La raya me pareció realmente buena. Acompañada con unas alcaparras secas. Un plato muy recomendable y para repetir la próxima vez que vayamos.

Raya a la mantequilla. Muy recomendable.

Y después la costilla de ternera. Como es lógico, la sala agridulce es la antítesis total a la del chino. Una salsa de carne bien buena con un toque dulce que la hace más suave. La costilla muy buena aunque me faltó un poco más de carne en la ración, para quedarme satisfecho al 100%. Menos mal que tuve que ayudar a Carol con su raya. La carne la acompañan con unas patatas panadera muy buenas y que con la salsa ligan fenomenal. Pero no me gustó que me las cobraran a parte. Eran 2€ pero siempre mejor incluirlas en el precio del plato en carta.

Costilla de ternera en salsa agridulce

Y por último pedimos la tarta de manzana con crocanti. Estaba muy buena pero es dispensable y la próximavez probaremos otro postre… o pasaremos a las copas directamente.

Conclusión, uno de los clásicos que hay que conocer si o si. Servicio correctísimo y mucha variedad en la carta. No es barato pero la relación calidad precio es positiva y merece mucho la pena. El salpicón de bogavante y la raya platos muy recomendables.

Recomendable, o mejor dicho sitio perfecto, si vas con personas que valoren lo tradicional tanto en servicio como en la cocina. Y si les gusta el marisco y el pescado mejor. Y con el Retiro al lado para dar después una vuelta.