Samm, socarrat para todos

Primera visita: Agosto 2013

Este fin de semana estuvimos disfrutando del final del verano en uno de los mejores sitios donde tomar arroz en Madrid. Samm lleva abierto 40 años bajo la dirección de Vicente, experto cocinero de arroces donde los haya.

Samm está en una calle tranquila de Chamartín y goza de una estupendísima terraza cubierta y un interior algo menos espléndido. Está justo al lado de un parque donde pueden jugar los niños si se aburren de la comida.

La especialidad de Samm son los arroces al senyoret, de pescado y limpios para que no haya que pelar nada con las manos. Otros arroces que hacen son de verduras y de pollo, conejo y verduras. Normalmente, o al menos los fines de semana tienes que reservar el arroz que vayas a tomar por la mañana o cuando hagas la reserva por adelantado. Esto les permite prever la cantidad de arroces que tienen que preparar y tenerlos listos para el momento de la comida.

Una vez resuelto el plato por anticipado, pedimos un par de entrantes para compartir. El primero fue la ensaladilla rusa, que es casi tan famosa como sus arroces. Es una ensaladilla con mucho huevo y atún, lo que le da un toque saladito, pero magnífico. Sin parecerse mucho a la mayoría de ensaladillas que me encantan, la de Samm está también en mi panteón particular. El otro entrante fueron boquerones fritos. También una pasada: perfectamente fritos y tan sabrosos que no necesitan limón. Aunque no los pedimos os recomendamos también los calamares fritos, o si hay valor, las gambas.

20130903-002107.jpg
Ensaladilla

El arroz que pedimos fue senyoret para 6. Es posible que pidiendo para 5 hubiera bastado, pero lo cierto es que después de repetir todos al menos un par de veces conseguimos terminarla porque estaba tremenda. En Samm hacen los arroces en grandes paelleras y muy planitas, para que el arroz se haga perfectamente y se forme socarrat por todas partes. Si os gusta el socarrat os vais a hartar, incluso en el arroz de pescado! Pedimos que nos pusiera un cuenquito de alioli que me encanta, y estaba buenísimo, sabroso pero no demasiado fuerte. De beber estuvimos toda la comida con cerveza, coca cola y agua-

20130903-002113.jpg
Arroz senyoret
20130903-002118.jpg
Rico socarrat

De postre yo pedí el flan casero, pero tengo que decir a pesar de la pinta que tiene, no me gustó demasiado. El caramelo estaba muy fuerte y el flan en sí tampoco me entusiasmaba. Otros pidieron sorbete de limón batido con cava que sí estaba súper rico y refrescante. Fue muy ganador.

20130903-002125.jpg
Flan casero

Tras los postres un cafetillo y una agradable sobremesa. Lo cierto es que Samm es un sitio que tiene pinta de restaurante de batalla cuando llegas, pero rápidamente te das cuenta de que en él todo es calidad. El servicio a veces es un poco descuidado si tienen mucha gente, pero no se lo tengáis en cuenta, porque al menos la comida la hacen con todo el amor del mundo. Los precios, para mi gusto, están un poco altos, pero la verdad es que en Madrid si quieres tomar un buen arroz lo tienes que pagar.

Segunda visita: Noviembre 2013

Y tras la buena experiencia de Borja, un día de noviembre le hemos hecho otra visita a Samm. Y acompañados de todo un elenco de expertos. Con el 1, nuestra querida y archiconocida Ana Moya de Food Storming; con el 2 el gran Jose CEO de Feltman’s Hot Dog, un sitio que nos encantó; con el 3 el único e inigualable Antón Astray, Comunity Manager de Google+ Local.

Nos dimos un señor homenaje del que os voy a contar poco y enseñar mucho. Empezamos con un plato obligatorio de ensaladilla, que ventilamos rapidamente y Antón no dudo en pedir otro. La ensaladilla está buenísima pero es diferente a la que suelen servir en los bares. Y es que los ingredientes no están muy ligados. La patata cocida, la mayonesa y el atún van cada uno por su lado. Independientemente de esto, la ensaladilla está buenísima.

Restaurante Samm - Ensaladilla Rusa
Restaurante Samm – Ensaladilla Rusa
Restaurante Samm - Ensaladailla rusa
Restaurante Samm – Ensaladailla rusa

El siguiente entrante fue todo un lujazo. Unas gambas rojas a la plancha de esas que te hacen olvidar lo que cuestan. Merecen la pena si o si.

Restaurante Samm - Gamba roja de Denia
Restaurante Samm – Gamba roja

Restaurante Samm - Gamba Roja a la plancha
Restaurante Samm – Gamba Roja a la plancha

Restaurante Samm - Gamba roja a la plancha
Restaurante Samm – Gamba roja a la plancha

Y como último entrante, unas mollejas al ajillo. Una joya. Mollejas de sabor buenísimo. Nada fuerte. También de categoría.

Restaurante Samm - Mollejas
Restaurante Samm – Mollejas

Y como plato principal, esta vez pedimos la paella valenciana. Como habéis visto arriba, Borja ya había probado el arroz senyoret y le encantó. Pues esta paella está a la altura. Con pollo, verduras y sobre todo mucho sabor. El arroz en su punto y con un sofrito suave. Nada que ver con esos arroces que se te repiten durante el resto del día.

Restaurante Samm - Paella valenciana
Restaurante Samm – Paella valenciana

Restaurante Samm - Paella valenciana
Restaurante Samm – Paella valenciana

Así que nada, espero que con la reseña de este par de visitas os hayamos convencido al 100%.

Precio: 40€

Ficha Google+

Web: restaurantesamm.com

Ubicación:

Restaurante Arce – Iñaki Camba es el genio de la lámpara

restaurante_arce

El restaurante Arce es uno de esos sitios que si no has visitado, te lo tienes que apuntar en tu lista de sitios a conocer y darle prioridad máxima. Un restaurante en el que al sentarte a comer, te vas a sentir como debió hacerlo Aladino al frotar la lámpara. Y es que cuando estés tomándote el aparitivo, va a aparecer Iñaki Camba, el genio de la lámpara, para concederte los deseos gastronómicos que te plazcan.

Iñaki Camba te recibe en la puerta del local vestido de faena y te lleva a tu mesa. Más tarde se pasará y empezará con su primera pregunta para confeccionarte el menú a medida. «¿Venimos con gana, apetito o hambre?». El objetivo, como es lógico, es medir la longitud del menú. Además en sus preguntas imprime una pausa sosegadora que te va tranquilizando, después del estrés que supone aparcar por la zona. La siguiente pregunta ya va orientada a elegir el plato principal. A base de preguntas sobre la materia, la guarnición y la preparación confeccionas el plato que te vas a tomar. Y del principal a los entrantes, y de los entrantes a los aperitivos. Pero por mucho que os cuente, es imposible reproducir este proceso de elaboración del menú y si no lo conocéis… pues como os decía, lo tenéis que poner en los primeros puestos de vuestra lista de deberes culinarios.

Antes de nada os dejo unas fotos de la fachada del local, que si vas por Augusto Figueroa te lo puedes pasar por alto. Y de la sala, que tiene diferentes alturas, decoración clásica y la verdad es que es muy agradable.

Fachada (foto de minube.com)
Fachada (foto de minube.com)

Sala (foto de restaurantearce.com)
Sala (foto de restaurantearce.com)

Pasando a lo que tomamos de menú, empezamos con unos ahumados caseros de mar y monte. Podéis diferenciar el salmón, el pulpo, el bacalao y también el carpaccio de carnes. Todo con un aceite excepcional. Un entrante fresco y ligero para empezar a salivar.

Ahumados caseros de Mar y Monte
Ahumados caseros de Mar y Monte

De ahí, a la gamba roja espalmada sobre corugas. Bueno espalmada, esparracada o esparruchada, como queráis decirlo. La cuestión es que la gamba roja está aplastada y la hacen estilo tortillita de camarones. Está realmente buena y con las corugas es un aperitivo excepcional.
2013-04-13 15.55.13

Tortillita de gamba roja espalmada con corugas
Tortillita de gamba roja espalmada con corugas

El siguiente entrante también fue fabuloso, la ensalada de habitas con carne de cangrejo. También con alguna coruga que se había escapado del plato anterior. Las habas tiernas y sabrosas, y la carne de cangrejo que le da un toque diferente pero sin quitar sabor ni relevancia a las habas. El aliño llevaba un toque cítrico suave que contrastaba genial con el resto.

Habas tiernas con carne de cangrejo
Habas tiernas con carne de cangrejo

Y el siguiente entrante, lo pedimos por separado. Por un lado unos perrechicos realmente deliciosos. De pequeño tamaño pero sabrosos. Y por otro lado uno de los platos que más me gustaron, el arroz con caracoles. Un arroz de sabor excelente, potenciado por los caracoles. Nos encantó y seguramente lo vuelva a pedir en mi próxima visita.

Perrechicos
Perrechicos

Arroz con caracoles
Arroz con caracoles

Y de aquí pasamos al plato principal. Nos decantamos por un ceviche de pescados azules y por un ragut de corzo. El ceviche de caballa muy bueno. Con generosa verdura y el toque ácido justo que permite saborear todos los ingredientes del plato.

Ceviche de pescados azules
Ceviche de pescados azules

El ragut de corzo es una joya. Un estofado de sabor estupendo y el corzo sabroso y tierno.

Ragout de Corzo
Ragut de Corzo

Después de una comida como la anterior, no solemos pedir postres, pero de verdad que esta vez estábamos tan a gusto y nos estaba gustando tanto lo que estábamos probando que optamos por probar un par. El primero, el arroz con leche. No es la preparación tradicional. Es una variante sólida que se presenta en forma de tarta. Muy bueno aunque soy más fan del original.

Arroz con leche
Arroz con leche

Y después, la torrija de pan de roscón de reyes. Una maravilla. Una torrija diferente pero realmente de lujo que os recomiendo pedir para acompañar el café. En este caso sí que me gusta más la torrija de Iñaki Camba que la torrija tradicional.

Torrija de pan de roscón de reyes
Torrija de pan de roscón de reyes

Y por último, el café y los minardises caseros. También muy buenos.
2013-04-13 17.11.13

Café y minardises caseros
Café y minardises caseros

Conclusión, ahora tengo hasta remordimientos porque este restaurante es un sitiazo que hay que conocer y hemos tardado demasiado en tener una reseña en Salivando. Una comida enfocada totalmente en el producto, con elaboraciones tradicionales y alguna variante con el toque personal de Iñaki. Es altamente recomendable este restaurante por su cocina, pero la atención de Iñaki y de su equipo, hace que la experiencia sea totalmente única y que la visita pase a ser obligada. De lo que tomamos, tenéis que probar el arroz con caracoles y la torrija. Pero vamos que habéis podido ver que el resto también es de categoría.

Web: http://www.restaurantearce.com

Precio: 58€ por persona con el club kviar

Ubicación:

El Rincón de Jaén – Siempre a tope!

logo

Un sitio realmente bueno para quedar con los amigos y disfrutar tanto en la barra, en los barriles o en una mesa. Hay un total de 5 sedes en Madrid y más que seguirán abriendo porque están siempre hasta arriba. En su página web tenéis las direcciones de sus locales y la información de toda su oferta gastronómica pero sin precios. En mi opinión la relación cantidad-calidad-precio es muy buena. No vas a encontrar productos de primerísisma calidad, pero lo que preparan está bueno, bien de precio y por eso está siempre hasta arriba.

Nosotros optamos por sentarnos en una mesa y empezamos con unas cervezas acompañadas de un plato de almendras fritas, unas banderillas y un poco de queso y chorizo. Buena tapa si llegas con hambre.

Aperitivo de la casa
Aperitivo de la casa

Fuimos cuatro personas y pedimos una ensalada de tomate y ventresca para empezar. El tomate bueno pero ninguna maravilla. La ventresca sí que me gustó más. También pedimos media ración de adobo y de calamares. Estaba bueno.

El siguiente plato si que nos gustó mucho más. Los chipirones a la plancha. Los sirven con unas patatas panadera. Y están realmente buenos.

Chipirones plancha
Chipirones plancha

Y por último, un entrecotte trinchado al centro que estaba muy bueno. Simple y sin complicaciones.

Entrecotte trinchado
Entrecotte trinchado

No pedimos postre, pero también como invitación de la casa te sacan un sorbete de limón y cava que sienta de maravilla.

Conclusión, un muy buen sitio para ir con amigos que sean de buen comer. Pero además que la cena no sea muy cara. Buena materia prima, raciones generosas y recetas tradicionales.

Precio: 25 €
Web: http://www.elrincondejaen.es

Restaurante la Era, jóvenes aspiraciones

La semana pasada decidí probar un nuevo restaurante que ha aparecido en mi barrio donde antes estaba el Vino Tinto, en Infanta Mercedes 103, cerca de Segis y Juan. Fuimos a cenar cuatro personas. A los dos días fueron Gallego y Carol, y por eso hay dos calidades de fotos y algunos platos de Gallego intercalados. Lamento la calidad de mis fotos pero ese día solo tenía mi antiguo y pobre iPhone encima. Estoy recaudando para un iPhone 5 y poder hacer fotos de verdad. Así que si queréis contribuir mandadme un mensaje! jeje.

logo

El local conserva parte del recubrimiento de madera de las paredes, pero por lo demás ha sido totalmente remodelado, logrando un ambiente mucho más cálido y elegante y con un ambiente relacionado con el trigo y las eras. Dispone de 8 mesas medianas y reservado.  Parece que la propuesta, un poco arriesgada, es la de cuatro jóvenes que aspiran a llegar a lo alto de Madrid, con una cocina «de siempre al gusto de hoy», mezclando tradición y novedad. Por ahora según nos contaron entre semana tienen vidilla gracias a las oficinas y juzgados de la zona, pero por las noches entre semana languidece. Yo espero que gracias a la promoción y el boca a boca tengan más éxito que otros que les precedieron en el mismo local.

foto de la web

La carta se compone de una larga lista de entrantes, un par de guisos, cuatro pescados y cuatro carnes, que a veces complementan con ofertas fuera de carta. Una buena elección es el menú degustación que incluye aperitivo, dos entrantes, media de pescado, media de carne y postre, todo a elegir, con agua, vino e IVA por 50€.

Nada más llegar pedimos una caña y directamente el vino de la casa, La Planta de 2011, un ribera de Bodegas Arzuaga barato pero resultón, del que cayeron un par de botellas. Ellos a su vez nos obsequiaron con una espléndida degustación de un aceite de oliva cordobés excepcional y de primera prensa, Rincón de la Subbética, galardonado en 2012 con el premio al mejor aceite de oliva según WBOO. Brutalmente bueno y suave. Para mojar: pan de cristal.

Jamón ibérico
Jamón ibérico

De entrantes pedimos una ración de jamón ibérico de bellota con pan de cristal y tomate rallado. A pesar de que en mi vida he comido muchísimo jamón de la mejor calidad, este me sorprendió. Buenísimo y sudando un poquito y con un brillo que decía cómeme!

El otro entrante que pedimos fue la terrina de foie mi-cuit al torchon con confitura de zanahorias, gelée de Castadiva y uvas al vino tinto. Todo acompañado de unas tostaditas de pan de pasas. El foie era espectacular, muy suave y en su punto de temperatura, no totalmente duro. Cualquiera de los tres complementos dulces le daba además un toque de contraste que le venía genial, aunque solo también estaba delicioso.

Terrina de foie mi-cuit
Terrina de foie mi-cuit

(Gallego me cuenta que probó los pimientos de Lodosa confitados con mucho cariño. A baja temperatura y durante 8 horas. Muy sabrosos y acompañados con un aceite muy bueno infusionado con tomillo. Los pidieron de entrante pero como acompañamiento de una buena carne roja no tienen competencia)

Pimientos de Lodosa
Pimientos de Lodosa

Tras los entrantes nos pusieron otro pequeño complemento que va a cuenta de la casa, o viene incluido en el cubierto, como se quiera ver. Una minihamburguesa de atún con salsa de tomate y verduritas. Pequeña pero rica, aunque tampoco especialmente maravillosa. También justo antes de los segundos sirven un cortante de sabores de la casa que consiste en una copa de cava valenciano, El Miracle Brut.

Hamburguesita de atún
Hamburguesita de atún

De segundo yo pedí el rabo de toro estofado con puré de patata trabado con verduras y paté de tuétano. El rabo ya deshuesado estaba muy rico, si bien le eché de menos un poco más de salsa. El kennel de puré de patatas con verduras súper bueno, pero se me hizo escaso. Creo que si le pusieran algo de salsa o más puré el plato mejoraría mucho.

Rabo de toro estofado
Rabo de toro estofado

Mi hermano pidió de segundo el huevo poché con ragout de setas y crema de patata trufada. Como podéis ver tiene una pinta estupenda, aunque al mezclarlo del todo al final se quedó un poco aguachirri. Creo que es mejor comerlo sin mezclarlo tanto. El sabor de la trufa genial.

Huevo poché con ragout de setas
Huevo poché con ragout de setas

También probamos el lenguado meunière con enokis y ajo asado. Es solo medio lenguado, pero estaba muy muy rico y bien preparado. Los enoki son unas setas alargadas japonesas que podéis ver la foto bajo la cebolla. Mi madre probó las vieiras a la plancha con cigalas y miel de sus cabezas. Un plato un poco escaso como segundo pero magnífico entrante, súper sabroso!

Lenguado Meuniere
Lenguado Meuniere

(Gallego pidió un plato realmente bueno, el bacalao al club ranero estilo La Era. Bacalao acompañado con pilpil de verduras y su brandada. Como podéis ver, la ración es un buen lomo de bacalao, tierno y jugoso al que se le saltan las lascas a poco que presiones. El punto de desalado no es total y es que lo traen de una desaladora artesanal de Guipúzcoa y le dan un toque estupendo. El pilpil suave y rico)

Bacalao club ranero
Bacalao club ranero

De postre pedimos un tiramisú algo especial, pues tiene debajo un trocito de bizcochito tapado por dos bolas de helado de tiramisú, con una salsa muy rica, chololate y lágrimas de fruto rojo, y una galleta crujiente. Me encantó, debo reconocerlo.

Postre de tiramisú
Postre de tiramisú

Junto con el postre un par de tejas caseras extremedamente finas y muy adictivas. Te pones y no puedes parar, y acompañar cualquiera de los postres. De postre pedimos un par de cafés y vimos que tenían un carrito de bebidas bien surtido, pero por una vez lo dejamos escapar.

Teja casera
Teja casera

(De postre Gallego pedió tatín de manzana golden horneada con helado de vainilla de Tahití todo elaborado por ellos y muy bueno. La manzana golden dulce pero nada empalagosa y la mezcla con el helado hace un postre completísimo.)

fff
Tatín de manzana golden

Como podéis ver el sitio tiene una pinta estupenda. El precio es medio-alto, pero bastante ajustado para lo que ofrecen, sobre todo teniendo en cuenta que hay un montón de cosas que «no te cobran». Ves que la calidad del producto es excelente, la elaboración bastante buena, y muchas ganas y buen servicio, por lo que yo creo que si tienen un poco de suerte les pude ir bien. Animaos a probarlo y nos contáis qué os parece.

Web y twitter: laerarestaurante.com – @laerarestaurant

Precio: 40€