Rincon del Alba Manzanares El Real – Cocina marinera en la sierra de Madrid

¿Qué es el restaurante Rincon del Alba?
Es un restaurante situado en Manzanares El Real con vistas al Embalse de Manzanares o de Santillana donde se disfruta de una cocina marinera de calidad en una terraza genial para las noches de verano. El local de este restaurante es lo más tradicional y sencillo que te puedas imaginar. Con un ambiente y trato familiar. Es un sitio genial para comidas en familia.

¿Qué se come en Rincon del Alba?
Principalmente pescados y mariscos. También tienen carnes, pero nada más entrar te vas a encontrar una trainera con el género que te va a a convencer al 100%.

Además de la carta, tienes la opción de pedir dos menús degustación. Uno de 36€ por persona y otro de 45€. Nosotros nos fuimos al de 45€ y es todo un banquete.

Comenzamos con unos entrantes realmente buenos al centro de la mesa. Jamón ibérico de bellota bien cortado, gamba blanca a la plancha de muy buen calibre y excelente sabor y unas tortillitas de camarones muy buenas.

rincon del alba manzanares el real jamon
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Jamón Ibérico

 

gambas plancha rincon del alba manzanares el real
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Gambas plancha

 

rincon del alba manzanares del real tortillitas
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Tortillitas de camarones

Después pasamos a una Cigala a la plancha que era una verdadera delicia. Preparada es su punto con su costra de sal. Una cigala por cabeza que disfrutas de principio a fin.

cigalas plancha
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Cigalas a la plancha

 

marisco rincon del alba manzanares el real
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Cigalas a la plancha

A continuación el plato principal. Puedes elegir cualquiera de los pescados que tienen del día y alguna carne. Nosotros optamos por una corvina y por atún rojo a la plancha. La corvina me pareció excelente. De esos pescados que disfrutas gracias de cabo a rabo. Muy muy recomendable. El atún también muy bueno. Lo preparan en su punto dejándolo realmente jugoso. Pero si tengo que elegir… me quedo con la corvina.

atun rincon del alba
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Atún rojo a la placha

 

pescado rincon del alba
Rincón del Alba (Manzanares El Real) – Corvina a la plancha

Y por último un plato variado de postres caseros. Genial para acompañar con un buén café. Además, este sitio es de los que te dejan disfrutar de la sobremesa sin ningún tipo de prisa. Los chupitos de la casa los ponen ellos y la verdad que después es difícil resistirse a pedir una copa.

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pues al final con bebidas sales a unos 60€ por persona, pero muy muy bien pagados.

Restaurante 99 Sushi Bar – El restaurante japonés al que no te cansas de ir

¿Qué es 99 Sushi bar?
Es uno de los restaurantes japoneses de los que más os hemos hablado en Salivando.com. Como os contamos en esta reseña hay tres en Madrid y todos comparten que son sitios elegantes y donde la materia prima es excelente. En esta reseña os cuento brevemente nuestra última visita al 99 Sushi Bar que hay en la Plaza Estafeta en La Moraleja.

¿Qué se come en 99 Sushi bar?
Estupenda cocina japonesa con algún pequeño guiño nacional.

Comenzamos con un par de aperitivos de parte de la casa. Edamame y un guiso con diferentes pescados macerados con salsa teriyaki.

99 sushi bar pulpo
99 Sushi Bar – Aperitivo Guiso Pulpo

99 sushi bar edamame
99 Sushi Bar – Edamame

Después pasamos al sashimi variado. Dos cortes por persona de salmón, toro, atún, chicharro, vieira, gamba y gunkan de rodaballo y huevas.

99 sushi bar sashimi
99 Sushi Bar – Sashimi variado

El siguiente plato es para mi uno de sus platos estrella. La tempura de langostino tigre. Un sabor estupendo acompañado con una salsa ligeramente picante.

99 sushi bar tempura
99 Sushi Bar – Tempura de langostino tigre

Y pasamos a algo que considero imprescindible si visitais 99 Sushi Bar. Son sus niguiris y os recomiendo que como mínimo os pidáis dos. En nuestro caso disfrutamos de un niguiri de anchoa y niguiri de steak tartar con huevo de cordorniz que fueron magníficos.

99 sushi bar niguiri anchoa
99 Sushi Bar – Niguiri Anchoa

99 sushi bar niguiri steak tartar
99 Sushi Bar – Niguiri Steak Tartare

Otra especialidad son los makis. Aquí eché de menos algún maki más original de los que tienen en carta. Esta vez pedimos un maki de ventresca que estaba realmente bueno. Mirad la pintaza que tiene.

99 sushi bar maki ventresca
99 Sushi Bar – Maki Ventresca

Por último, su tarta de queso. A mi personalmente me encanta. Por su buen sabor y por ser diferente al resto por esa base de galleta que lleva.

99 sushi bar tarta de queso
99 Sushi Bar – Tarta de queso

¿Que tal la relación calidad precio?
Pues hombre este sitio barato no es. Salimos a unos 70€ por persona pero a todo lo que comimos, que fue bastante cantidad y nos podríamos haber ahorrado alguno de los platos, hay que sumarle una botella de Viñas del Vero y una copa al terminar la cena. Por lo tanto, la relación calidad precio me parece positiva.

Restaurante Du Liban – Un libanés sencillamente espectacular

DSCF1257_logo

Pero espectacular de verdad! En esta entrada os vamos a mostrar las fotos de nuestra visita al Restaurante Du Liban. Hemos intentado que os hagáis una idea de este pedazo de sitio pero la verdad es que os recomendamos que os metáis en su web (www.dulibanrestaurants.com) que tiene mejores fotos del local y toda la carta con precios.

Este restaurante se encuentra en la Plaza de la Estafeta de Alcobendas y seguro que esta primavera-verano va a estar complicado conseguir mesa en la terraza. Porque además de una comida libanesa realmente buena, tienen una amplia carta de coctelería. Ten seguro que si vas a cenar… te vas a liar.

Hemos ido un par de veces, así que actualizamos la entrada original de abril de 2013 con las fotos de nuestra última visita en septiembre de 2013.

Septiembre 2013

En esta visita fuimos a comer y nos sentamos en la amplia terraza que tienen. Que además, está perfectamente acondicionada para días en los que el tiempo no acompañe al 100% con grandes cristaleras correderas. Además, no cierran en todo el día por lo que si vas a comer puedes alargar la sobremesa.

Esta vez nos decantamos por uno de los menús degustación que tienen. De primeras ya nos avisaron que la cantidad de los menús estaban pensados para 3 o 4 personas. Así que nos recomendaron que de los 8 platos eligiéramos alguno y nos lo ponían para llevar. Elegimos los platos fríos y la verdad es que es todo un puntazo porque lo preparan de lujo.

Y antes de nada también muy a destacar el servicio. Amable, servicial y sabiendo explicar muy bien la carta. Que en un restaurante como este, en el que estás probando cosas nuevas y diferentes, es muy importante.

Comenzamos con los aperitivos. Unas crudites con salsa de yogur y unos encurtidos realmente buenos. Volvimos a pedir el Rattle Snake (cóctel sin alcohol) y probamos la cerveza libanesa. Sin mucho gas y suave.

Restaurante Du Liban - Rattle Snake
Restaurante Du Liban – Rattle Snake
Restaurante Du Liban - Cerveza libanesa
Restaurante Du Liban – Cerveza libanesa
Restaurante Du Liban - aperitivos
Restaurante Du Liban – aperitivos

Y aquí os presentamos los entrantes calientes del menú de degustación. El que más nos gustó fue el falafel. Muy bueno. Eso sí, llena de verdad. Con uno de estos cubres las necesidades nutriticionales diarias seguro. Y el que más nos sorprendió fue en Sfiha.

Restaurante Du Liban - Falafel
Restaurante Du Liban – Falafel

 

Restaurante Du Liban - Kebbeh Meklieb
Restaurante Du Liban – Kebbeh Meklieb
Restaurante Du Liban - Sfiha
Restaurante Du Liban – Sfiha
Restuarante Du Liban - Za'atr
Restuarante Du Liban – Za’atr

Y como plato principal, las brochetas. Acompañadas por cebolletas a la parrilla, ali oli y un arroz estupendo. Las brochetas están muy buenas. Marinadas y realmente buenas.

Restaurante Du Liba - Plato de brochetas
Restaurante Du Liba – Plato de brochetas
Restaurante Du Liban - Arroz
Restaurante Du Liban – Arroz
Restaurante Du Liban - Brochetas a la parrilla
Restaurante Du Liban – Brochetas a la parrilla

Y para terminar, unos postres variados realmente buenos y el té moruno.

Restaurante Du Liban - Postres
Restaurante Du Liban – Postres
Restaurante Du Liban - Té moruno
Restaurante Du Liban – Té moruno

Y aquí os dejamos con la visita de anterior que hicimos donde probamos los entrantes fríos que esta última vez nos llevamos a casa. A destacar muchísimo el excelente Mouttabal.

Abril 2013

Empezamos a contaros para que veáis la buena pinta que tiene. Primero con una foto de la barra y el bloody mary y el rattlesnake (naranja, limón, orgeat, miel y especias) con los que empezamos la cena.
2013-03-29 21.52.48

Bloody Mary y RattleSnake
Bloody Mary y RattleSnake

Los cócteles venían acompañados de una aperitivo de parte de la casa realmente bueno. Crudités, encurtidos y crema de yogur. Hay que tener cuidado si te pilla con hambre porque al sentarte te sirven también un pan extraordinario y como te descuides… ya sales cenado sólo con el aperitivo.

Servicio de pan
Servicio de pan

 

Aperitivo con crudités y encurtidos
Aperitivo con crudités y encurtidos

También hay que destacar el servicio. Por atento y por recomendarnos de maravilla lo que tenías que probar ya que era nuestra primera visita al local. Empezamos con cuatro entrantes realmente buenos. Os presentamos cada uno de ellos.

Tabbouleh: ensalada de perejil, tomate, trigo y un toque cítrico
Tabbouleh: ensalada de perejil, tomate, trigo y un toque cítrico

 

Fattayer Snabeg: empanadillas con espinacas y piñones
Fattayer Snabeg: empanadillas con espinacas y piñones
Hommous: puré de garbanzosc on Tahina y limón
Hommous: puré de garbanzos con Tahina y limón

 

Mouttabal: puré de berenjena al grill con sésamo y granada
Mouttabal: puré de berenjena al grill con sésamo y granada

 

Conjunto de los cuatro entrantes
Conjunto de los cuatro entrantes

La verdad es que los entrantes estaban realmente buenos. El que más nos gustó fue el mouttabal. Sabor a berenjena, parrilla y el toque fresco de la granada. El hommous también estupendo y la próxima vez lo pediremos acompañados de cordero.

Como plato principal pedimos el shawarma djaj, pechuga de pollo marinada y acompañada de crema de ajo. Realmente bueno. El pollo lo hacen a la parrilla de carbón y junto con el marinado hacen que esté realmente sabroso.

Shawarma djaj: pechaga de pollo marinada y hecha a la parrilla de carbón.
Shawarma djaj: pechaga de pollo marinada y hecha a la parrilla de carbón.

Y por último pedimos el Kenafe que es la tarta de queso caliente con pistachos. A nosotros nos encanta la tarta de queso y esta es diferentes. Está muy buena pero eso sí, va acompañada de sirope. Si te gusta el dulce no dudes en pedirla.

Kenafe: tarta de queso caliente
Kenafe: tarta de queso caliente con pistacho

Conclusión, una visita obligada si vives en la zona norte y buscas una cena animada y con un cocina diferente como es la libanesa. Eso sí, si queréis ir a cenar durante el fin de semana… reservad YA vuestra mesa. O hacedlo con mucha antelación sobre todo si queréis terraza. Seguro que será uno de esos sitios que está en todas las listas de terrazas en Madrid que se publican cuando empieza el buen tiempo.

Web: http://www.dulibanrestaurants.com
Precio: 40€ cena completa (entrantes, principal, postre, vino y café) + 10€ por los cócteles

The Garden 2112, un jardín thai

Ayer comí con unos amigos en The Garden 2112, aprovechando los últimos estertores de agosto. The Garden es un restaurante del mismo grupo que el difunto Thai Gardens, que cerró en 2011 pero llevaba muchos años siendo uno de los pricipales referentes de comida asiática en Madrid. Sus dueños tienen otros restaurantes en España y en el mundo, y en este caso han decidido volver a probar la misma apuesta que el antiguo “garden”: comida tailandesa auténtica en un entorno especialmente diseñado para sentirte a tus anchas. En este caso la ventaja es que al no estar tan metido en el centro la paz es aún mayor, y para ellos el alquiler seguro que también es mejor.

El restaurante está montado en una casa de Arturo Soria con su enorme jardín, sus dos piscinas, e incluso una pequeña casa de verano en la otra parte del jardín. Tiene un comedor interior, una terraza cubierta y muchas mesas repartidas por el propio jardín para cenar en la gloria siempre y cuando el tiempo lo permita. En la casa del jardín tienen montado The Garden House, que creo que es una mezcla entre local de venta de antigüedades y decoración thai, mezclado con la opción de poder montar cenas privadas también.

Comedor en el jardín (foto de telva.com)
Comedor en el jardín (foto de telva.com)

La carta es abundante pero no excesiva, con sus entrantes, ensaladas, curries y varios platos de pescado, marisco, carnes, etc. Nos ofrecieron de entrada el menú degustación (36€ sin bebida) pero nos pareció excesivo en cantidad para el momento y preguntamos por el menú de verano. Nos trajeron entonces el menú express (1 primero+1 segundo + bedida y postre por 15€) y el menú del día, que fue el que pedimos (un surtido de primeros + 1 segundo a elegir + bebida, postre y cóctel). De beber pedimos cervezas y agua.

De primero podías pedir un surtido de ensaladas o el surtido The Garden ,que nos llamó más. Consistía en cuatro piezas por persona: kai satee (la clásica brocheta de pollo marinado, leche coco, y salsa de cacahuete), poh pia tad (rollitos de primavera thai), khung mouan (colas de langostino envueltas en tallarines fritos), y pan sib (unas especie de samosas con turmérico  y carne). Lo mejor las samosas y los rollitos!

20130828-192107.jpg
Surtido The Garden

De segundo pedimos cuatro cosas diferentes, un curry amarillo con langostinos (phat ta ya), una ternera salteada (isaan north island), un curry verde y un curry rojo. Todos los segundos llevaban un cuenco de arroz blanco aromatizado con jazmín al lado.

El curry verde (chai rai) estaba buenísimo, probablemente lo mejor de la mesa. El curry está hecho con chili verde, albahaca, berenjena, y llevaba además tiras de pollo. Estaba buenísimo y picaba, pero en su justa medida.

20130828-192113.jpg
Curry verde

Yo tomé krung theep, que era un curry rojo de magret de pato súper bueno de sabor y con su picantito en su punto. Esta semana le estoy cogiendo el tranquillo al curry rojo! Además del pato llevaba piña, tomatitos, lichis y uvas negras. La base del curry rojo son los pimientos chilis rojos.

20130828-192119.jpg
Curry rojo

Después de los segundos nos trajeron un pequeño cóctel (que en teoría era de aperitivo…) de mango colada. Muy rico!

20130828-192125.jpg
Mango colada

Y de postre un flan de coco con piña. Súper bueno el flan! Yo pienso que llevaba queso porque estaba muy untuoso. No tenía nada que envidiar a los españoles, aunque quizá era un poco pequeño.

20130828-192130.jpg
Flan

En general un sitio muy muy agradable, muy bien de calidad-precio si vas de menú, y el servicio pues bastante bueno para lo que puedes esperar en estos casos. La espina que me queda es que no sé a cuento de qué es el 2112!

Precio: 30€ (mediodía)

Ficha Google+

Web: thegarden2112.com

 

 

The Yeatman (Oporto), los ingleses saben montar las cosas

The-Yeatman-logo-web

El otro día nos decidimos a probar The Yeatman, casi un desconocido para los habitantes de Oporto, y es un crimen, siendo el único restaurante de la ciudad con una estrella Michelin, y, según descubrimos, las mejores vistas de todo Oporto.

20130815-110444.jpg
Vistas desde la mesa

The Yeatman es parte del hotel del mismo nombre, situado en la parte sur del río Duero y por tanto realmente parte de Vila Nova de Gaia. Tiene una situación privilegiada en lo alto de la colina, justo al lado de las bodegas Taylor’s, que son el estandarte de la compañía a la que también pertenece el hotel: The Fladgate Partnership. El hotel lleva abierto desde 2010 y surgió con la idea de ser el mejor hotel de la zona, con todos los lujos posibles y en la mejor ubicación. Merece la pena dar una vuelta por él porque es casi un palacio. El nombre lo toma de la familia que dirigió la compañía durante muchos años, asociada con Taylor y Fladgate, y es un antiguo nombre del inglés normando del siglo XI que significa guardián (gatekeeper; yeat = gate). El chef del hotel se llama Ricardo Costa, muy renombrado en Portugal.

El restaurante abre todos los días y puede organizar cenas privadas y degustaciones de vinos. Normalmente ofrece tres menús degustación que rondan los 70-110€ si no me han informado mal, pero los domingos tienen un menú de mediodía más ajustado pero igual de cuidado y delicioso. Sale por 45€ más bebidas. Como hacía un domingo excepcional comimos en la terraza, bajo una elegante sombrilla y refrescados por la ligera brisa que llega del mar.

20130815-110431.jpg
Vista de la terraza

Empezamos el almuerzo con un aperitivo: oporto blanco seco: Taylor’s Chip Dry. Servido en una copa finísima y helado, una auténtica pasada de vino, me encantó. Es mucho menos dulce que los oportos blancos normales y resulta perfecto de aperitivo. Lo acompañamos de una amplísima selección de panes, mantequilla para untar muy rica y un buen aceite de oliva.

Al poco nos pusieron también un bocadito de pescado con soja, mayonesa de wasabi y caviar.

20130815-110456.jpg
Aperitivo goloso
20130815-110505.jpg
Pequeño aperitivo

El menú consistía en un entrante a elegir entre cuatro y un segundo de entre siete. Carmen pidió de primero los huevos, que venían rotos, con espárragos, presunto jamón y caviar. Súper buenos. Una versión de lujo de nuestros huevos rotos, y el jamón bastante bueno, para ser presunto.

20130815-110514.jpg
Ovos

Yo pedí un primero bastante menos generoso en cantidad (silbando me quedé), pero estaba muy bueno también. Eran dos pequeños ravioli de buey de mar mezclado con melón, carpaccio vegetal y unas burbujas de mozzarella molecular (!). Venían también dos camarones de regalo. También como complemento me trajeron una copa de balón con un agüita con una rodaja, que olía a gambas como si se hubieran lavado las manos en ella… Resulta que era el consomé frío de crustáceos y lima, pensado para que lo degustaras junto con el plato. No estaba malo, pero tampoco me acabó de convencer y el olor no era atractivo.

20130815-110524.jpg
Sapateira & Melao

En los segundos ya me empecé a sentir mucho más cómodo. Chuletón dee novillo a la brasa con migas de setas, polenta cremosa y salsa bearnesa. Una locura de bueno. La carne venía fuera del plato, en una cazuela caliente, y daba casi para dos raciones (la foto solo muestra una). Si os gusta la carne poco hecha hay que decirlo, pero para mí estaba perfecta, ligeramente rosita y muy sabrosa.

La carta de vinos del restaurante es un lujazo, gracias a que el hotel tiene también un Wine Club, que organiza todo tipo de eventos, e incluso promociona muchos vinos nuevos. La carta tiene una amplísima variedad de todos los precios, y csai todos los puedes pedir por botellas o por copas. Carmen tomó un blanco: Oboé y yo tinto: irMAOS. Ambos magníficos.

20130815-110545.jpg
Novilho

Carmen quiso probar la pasta casera al pesto. Muchas veces pedir pasta en el sitio no adecuado es un error tremendo, pero en este caso estaba magnífica. Salteada con alcachofas, legumbres y tomate seco, y con una salsa de pesto espumosa muy muy suave. Por encima un toque de lascas de parmesano.

20130815-110552.jpg
Pasta Caseira

Y llegamos a los postres. Si alguno se ha quedado con hambre hasta este momento, no hay problema, porque llega un carro entero de ellos.

20130815-110603.jpg
Carrinho de Sobremesas
20130815-110609.jpg
Queso, leite creme con fresas y nata, pao de lo

Carmen eligió un Pao de Lo muy bueno, casi totalmente líquido y con canela, un poco de queso con pan de nueces y unas natillas con fruta y natas. Yo elegió el pudding, que era como un tocino de cielo muy dulce, y el tiramisú. Realmente compartimos casi todo. Un festín.

20130815-110615.jpg
Pudin y tiramisú

Para terminar la comida nos trajeron unos pocos mignardises y unos cafés, que nos tomamos más a gusto que un arbusto.

20130815-110625.jpg
Mignardises

Como veis el hotel entero es espectacular. El sitio donde quedarse en Oporto si puedes elegir. En resumen: puede que no sea el sitio más típico ni turístico de Oporto, pero si queréis ir a comer bien, con un servicio de 10, en un lugar casi idílico de lo agradable y unas vistas de escándalo. daos un paseo por the Yeatman cuando vayáis. Aviso: llegar en coche puede ser complicado, por lo laberíntico. Para llegar hay carteles, pero para salir conviene llevar el GPS!

20130815-110635.jpg
Vista del hotel

Precio: 57€

Ficha Google+

Web: the-yeatman-hotel.com

Pepa, sin qüenco


pepa

Hace unos días estuve cenando en Pepa, el nuevo restaurante de Pepa Muñoz, que hasta ahora conocíamos por su restaurante El Qüenco de Pepa, en la cercana Henri Dunant. Pepa creó su propio Qüenco hace años, escindiéndose del original de su madre (El Qüenco, Alberto Alcocer). Otros hermanos Muñoz han hechos sus propios pinitos (Menta y Canela de Aurora y su marido; Por fin de Pepe) y los que no, han pasado todos por la cocina del Qüenco. Pepa es un restaurante en la tranquila calle de Juan Ramón Jiménez, zona que esconde muchos otros restaurantes de calidad. El local es amplio y moderno, con una terraza aceptable. Nosotros fuimos una noche calurosa por lo que optamos mejor por una mesa alta del interior.

20130802-163353.jpg
Interior del local, bodega

La cocina de Pepa se caracteriza en ambos restaurantes por su buena verdura, de las huertas que tienen en Ávila y las mejores carnes y pescados, siempre compradas en origen y traidas desde Cantabria, Ávila o Galicia. En el caso del nuevo “Pepa”, la estrella de la carta son sus extraordinarios tomates, de su propia huerta y utilizando semillas recuperadas de una generación a otra durante 50 años. Esto hace que los tomates sean de los de calidad, enormes, sabrosos y todo pulpa, de los que no verás en casi ninguna otra parte de España o del mundo. En la foto podéis ver unos pintones que tenían expuestos en una mesa mientras que se ponían maduros como para servirlos.

20130802-163404.jpg
Tomates pintones

Empezamos por un ligero aperitivo, sencillo pero excelente: una cañita bien tirada, taquitos de queso con picos y una coca suave de queso, y un platito de aceitunas, aparentemente picual,  tan bien aliñadas que repetimos del mismo tres veces.

20130802-163257.jpg
Aperitivo

De vino ordenamos una botella de blanco: Gran Feudo chardonnay. Un gran acierto a muy buen precio, bien frío y en cubitera.

Como primer entrante, el plato fuerte de la casa: tomate en rodajas. Creo que se aprecia en la foto que el tomate es espectacular. Todo carne y sabor y descomunal de tamaño. Nosotros pedimos una ración únicamente con flor de sal y aceite picual (11€), porque no necesita más, pero ofrecen otras raciones con cebolleta y ventresca o anchoas, o bien con burrata fresca del día, por 16-20€, según.

20130802-163305.jpg
Tomate con sal y aceite

El segundo entrante fue un antojo, porque para dos el tomate ya casi nos dejó listo de papeles, del tamaño que tienen las buenas raciones aquí. A mí es que me encanta pedir ensaladilla rusa, sobre todo en verano y me cuesta privarme. Pedí media ración (8€) pero ya veis que el tamaño  es sobrado. Una de las mejores que he probado, con todo el sabor del mundo, su huevo y su gamba troceada, y la proporción perfecta de mayonesa.

20130802-163313.jpg
Ensaladilla

Otros entrantes con buena pinta que vimos en la carta: jamón ibérico con tomate y pan de cristal, callos de Ávila, anchoa frita o croquetas caseras.

De segundos la carta se divide en verduras, concha, pescados y carne. La verdad es que hay mucho donde elegir y creo que no hay nada malo. Mi padre pidió media ración de acelgas rellenas de chipirones al ajillo. Un gran triunfo de Pepa es la de apuntarse a la nueva moda de ofrecer en casi todos sus platos tanto raciones como medias raciones, lo que permite acomodarse, al hambre, al bolsillo o a las flexibilidad. Estas acelgas estaban estupendas y el chipirón de dentro picadito y muy rico.

20130802-163320.jpg
Acelgas con chipirones (a la familia)

Yo tomé el atún rojo a la plancha, en su punto, con salmorejo. Qué buenísimo el atún. Tamaño generoso y perfectamente hecho. El sabor del salmorejo le da un toque interesante, aunque como viene en un recipiente aparte, no estás obligado a tomarlo si no quieres. Te ponen también soja que le va también muy bien. Yo probé incluso a mojarlo en ambas salsas, logrando un sabor interesante. Aunque yo creo que como mejor estaba era solo!

20130802-163331.jpg
Atún con salmorejo

Y como colofón final, un requesón con nata y miel para chuparse los dedos. El requesón nada pesado, casi como mousse. Magnífica preparación que nos encantó.

20130802-163342.jpg
Requesón con nata y miel

La cena la terminamos con un par de gintonics de Beefeater con tónica, preparados con el mejor esmero y en una copa de balón de calidad y con una rodaja de corteza de limón verde. Un aroma que alimentaba. Me encantó, uno de los mejores gintonics del verano.

Como resumen: Pepa lleva ya bastantes años triunfando en la mesa y en la cocina, y este nuevo local no es sino otro pequeño trampolín hacia el éxito. No me cabe duda de que se puede convertir en uno de los clásicos de la zona. Quiero resaltar el servicio, que es educado a más no poder y sabe muy bien lo que hace: chapó.

Precio: 50€ más copa

Ficha Google+ (antiguo local del Olivo)

Web: pepa.com.es

Cafetería HD, hamburguesería vintage con clase y maestría.

El sitio de hoy es uno de esos sitios que tiene un toque especial que lo hace diferente dentro un mercado muy copado. Cafetería HD, del grupo La Musa, es una mezcla de bar de barrio vintage con una hamburguesería y bar de copas fashion. Y todo eso a un precio estupendo.

Fachada (foto de )
Fachada (foto de cocinerovocacional)

Como digo, sus dueños cogieron un bar de la zona de Argüelles, con su barra clásica de chapa y su terraza con sillas y mesa metálica de toda la vida, lo arreglaron un poquito, le pusieron un sofá y a correr. En la carta sigue habiendo desayunos como tostadas, pulguitas, huevos o bollería, y luego su especialidad para comer o cenar son sus hamburguesas pero también tienen ensaladas y sandwiches. Un sandwich vale 4€ y la hamburguesa normal 7€, por lo que podéis ver que los precios son muy normalitos.

comedor (foto de)
comedor (foto de tripadvisor)

El servicio es muy bueno y de noche ponen mantel de tela, lo cual se agradece. Suele estar muy lleno, pero si vas de 1 a 3 personas, es posible comer en la barra sin tener reserva, si esperas un poco. También ayuda que abren hasta muy tarde, por lo que puedes cenar tarde, y luego prolongar tomando copas allí mismo, ya que sirven los mejores gintonics con “perfect serve” y más baratos que en muchos bares de Madrid.

ddd
Pickles fritos

Nosotros el otro día pedimos para picar unos pickles fritos con ketchup. Realmente baratos y recomendables. Tienen bastantes otros entrantes ricos para compartir como los Ignacios (nachos), croquetas o dips de mozarella.

Hamburguesa
Grandburger

Como hamburguesa pedimos dos Grandburgers, que son absolutamente deliciosas: carne de primera de buey (150g), punto perfecto, pan de cerveza negra, queso cheddar crujiente, bacon, cebolla frita y un poco de lechuga. Tremenda.

Hamburguesa
Hamburguesa

Ese día no pedimos postre, pero los tienes ricos y variados: tartas, flan de queso, brownie, gofres, helados, panna cotta, etc, a unos 5€ de media.

En resumen, el HD es un sitio para ir en plan informal con quien quieras: tu pareja, amigos, familia. Puedes comer rápido y bien o quedarte tranquilamente a charlar y echar unas copas. Siempre apetece volver.

Web: grupolamusa.com/cafeteria-hd

Precio: 20€ con cerveza y gintonic