Asador Casa Juan – El templo

Hacía mucho que no íbamos al asador Casa Juan y lo echábamos de menos. Este mega asador futbolero que es una de las visitas obligadas si viene gente de fuera de Madrid. Siempre hasta arriba gracias a su super generoso menú degustación. Es de los mejores sitios para celebraciones en grupo.

En nuestra última visita, no pedimos el menú degustación. Fuimos a cenar, íbamos con nuestro hijo de 3 años y y tenemos una edad. Pedimos carne y un par de raciones y salimos la mar de contentos. Os cuento brevemente lo que comimos para que os hagáis una idea de lo que puede ser una visita de mínimos a este gran sitiazo.

Nada más sentarte te sirven su estupenda chistorra y su paté de hongos.

casa juan chistorra
Asador Casa Juan – Chistorra
casa juan aperitivos
Asador Casa Juan – Aperitivos de la casa

Nosotros pedimos un par de entrantes para abrir boca. Media ración de gambas a la plancha y media ración de jamón.

casa juan jamon
Asador Casa Juan – Media ración de jamón
casa juan gambas
Asador Casa Juan – Media ración de gambas plancha

Y de aquí ya pasamos a la carne. Chuletón fileteado. Muy buena carne para que te la hagas a la plancha en la mesa. Como os podéis imaginar, en cuanto un par de mesas se ponen a asar carne, se forma un atmósfera carnívora que no hay sistema de ventilación que pueda con ella.

asador casa juan carne roja
Asador Casa Juan – Carne roja
casa juan plancha
Asador Casa Juan – Plancha

Pero en Casa Juan otro de los momentazos es el postre. Te inundan la mesa de azúcar del bueno (sorbete de limón al cava, bombones, tajas, nueces caramelizadas, chupitos, porrón de moscatel…). Muerte por diabetes. Y encima nosotros habíamos pedido una tarta de queso para completar.

casa juan tarta de queso
Casa Juan – Tarta de queso

 

 

Vaca Nostra – Hacía falta un sitio así en Madrid

images

El otro día visitamos el restaurante Vaca Nostra. Yo lo había visto al pasar por delante y me llamó la atención, pero no fue hasta que vimos el post de Profundidad de Campo que me decidí a ir, y con las expectativas muy altas.

Vaca Nostra es el nuevo restaurante de Juan Pozuelo, el rey de la carne. Comenzó sus andadas con la magnífica carnicería Raza Nostra, aunque luego se ha hecho famoso gracias a sus Hamburguesa Nostra, que ya se venden en muchos mercados de calidad, algunas grandes superficies y cada vez tiene abiertos más restaurantes Hamburguesa Nostra con el formato de barra alrededor de la plancha.

Vaca Nostra se aleja bastante de lo que conocemos en Hamburguesa Nostra, ya que aunque el atractivo se basa en carne de buenísima calidad, el nivel del restaurante es cien veces mayor, y el precio también está en otro nivel.

Lo primero que llama la atención del restaurante es la exposición de carnes que tienen ante la cocina. Además la cámara de maduración de la carne tiene paredes transparentes, por lo que puedes ver todo el producto de golpe, e impresiona, de cantidad y calidad.

foto de madridalacarta
foto de madridalacarta

A cenar fuimos tres personas con buen apetito: Miguel, Sergio y yo. Empezamos la sesión con una buena Alhambra 1925, una de mis cervezas favoritas. Ahora ya se encuentra fácilmente en Madrid, pero “antiguamente” no perdía una oportunidad de cuando iba a Granada para pedirla. Como veis vino con un aperitivito de pan (del obrador Madre Hizo Pan) y cazuelita de albóndigas a la madriñeña. Ricas!

Aperitivo de albóndigas madrileña, pan
Aperitivo de albóndigas madrileña, pan

De entrantes había bastante donde elegir, y todo con buena pinta (mucha verdura, burrata, foie a la brasa, ensalada…). Tienen también una sección de chacinas varias, con butifarras, chistorras, morcilla y otros embutidos de ibérico de bellota que nos llamaron mucho también. Nos decantamos por una butifarra de trufa que nos pareció muy rica, de las mejores que he probado. A mis acompañantes no les conquistó, quizá en comparación con lo que vino después, pero a mí la butifarra siempre me ha gustado mucho. Ahora en Raza Nostra han sacado una verdera variedad de butifarras con diferentes sabores.

Butifarra de trufa
Butifarra de trufa

El otro entrante fue el huevo a baja temperatura con parmentier de trufa. Fue una triunfada de plato. Quizá para tres supo a poco, pero lo disfrutamos muchísimo. Va el huevo sobre la crema de patata y trufa, y con ese pan magnífico que nos pusieron nos liamos a untar como descosidos hasta que no quedó nada.

Huevo pochado en parmentier
Huevo pochado en parmentier

Y ahora viene lo importante. Vaca Nostra es un restaurante de carne, y allí se va a comer carne, a menos que tengas una razón muy justificada para lo contrario. De la vaca puedes elegir bastantes cortes: chuletón, solomillo y entrecot principalmente; pero luego también puedes probar el T-bone, el rib-eye, presa, carrillera, hamburguesa o tartare. Para los tres primeros platos también puedes elegir la raza de la carne: Fleckvieh-Simmental (raza suiza), Rubia Gallega y buey de Parda Alpina, de precios ascendentes.

Nosotros nos dejamos aconsejar por el camarero, muy servicial, y nos pedimos un chuletón de buen tamaño para los tres (1670g) de la intermedia, una Rubia Gallega. Antes de nada ved la imagen y llorad.

1670g de chuletón gallego
1670g de chuletón gallego

He comido mucha chuleta en mi vida y creo que nunca había visto nada igual. Un espectáculo de color y sabor, perfectamente en su punto. Realmente para llorar del gusto. Todas las carnes vienen acompañadas de patatas fritas y cebolletas, y una ensalada muy rica y bien aliñada. La carne sola está exquisita, pero bien acompañada es un manjar de dioses.

Patatas fritas
Patatas fritas y cebolletas a la brasa
Ensalada fresca
Ensalada de hojas

No quiero dejar de comentar que además de estas vacas se puede probar carne de Waygu y de Angus Black, así como lomo de cerdo y varios cortes de cordero, y algún pescado para el que lo eche de menos.

De postre, un par de cosas para compartir: arroz con leche (con coco y piña caramelizada) y la torrija de brioche (sobre toffee de vainilla y café).

Arroz con leche y piña
Arroz con leche con coco y piña

Ambas cosas muy recomendables y muy cuidadas, pero al lado del platazo de carne que tomamos, cualquier cosa palidece.

Torrija
Torrija de brioche

De vino pedimos para Sergio y para mí una botellita de 50cl de Arrocal 2011 Ribera del Duero, que nos pareció muy correcta y bien de precio.

Conclusión: Si os gusta la carne no dejéis de venir. Ahorrad si hace falta, pero tenéis que conocer la carne de este sitio, porque dudo mucho que haya muchos sitios parecidos a este en España. Yo ya estoy deseando volver.

Precio: 60€ con vino y copa

Ficha Google+

Web: vacanostra.com

Apuntes de la visita de Gallego

Después del reseñón que ha hecho Borja, poco tengo que decir. Coincido en todo lo que os ha contado. Es un sitiazo y merece la pena ahorrar para ir a disfrutar de su carne. Tened por seguro que la relación calidad precio es muy buena. Con un servicio muy atento y que te asesoran perfectamente para elegir el corte y cantidad de carne.

El local está muy bien, pero el espacio entre mesas es reducido. Un poco más de holgura se agradecería. Aunque bueno, con el exitazo que están teniendo o meten las mesas con calzador o tendrían una lista de espera de meses.

Brevemente, os cuento lo que tomamos Carol y yo en nuestra visita. Empezamos también con el aperitivo de albóndigas a la madrileña de parte de la casa. Muy muy buenas. Suaves y muy buen plato para niños.

Aperitivo de albóndigas a la madrileña
Aperitivo de albóndigas a la madrileña

El primer entrante que tomamos fue el salmorejo. Como habéis podido apreciar, en Vaca Nostra el principal handicap es una materia prima excelente y preparada de forma sencilla. En el caso del salmorejo, además se permiten un punto de innovación, con un suero cristalino, que acompaña al salmorejo, a modo de cóctel. Muy original y muy muy bueno.

Suero de salmorejo
Suero de salmorejo

Pero lo importante es que el salmorejo lo hacen con tomates de huerta y es realmente sabroso. El servicio es tal que primero te presentan la guarnición con huevo, patata, jamón y cebollino, y después te sirven el salmorejo. Muy suave. Un entrante muy recomendable por ser diferente y muy bueno.

2013-05-11 15.42.31

Guarnición y salmorejo
Guarnición y salmorejo

Después tomamos media ración de jamón ibérico de bellota. Jamón en su punto y plato bien vestido.

Media ración de jamón ibérico
Media ración de jamón ibérico

Y de ahí a “nuestra carne”. Nosotros no optamos por el chuletón, sino por un par de entrecotes de ternera rubia gallega. Carne limpia de unos 450 gr cada pieza. Primero, te presentan las piezas en crudo para que des tu visto bueno. La foto no es una maravilla pero aquí tenéis el antes. Escasísima grasa y un color sobresaliente.

Entrecotes de rubia gallega en crudo
Entrecotes de rubia gallega en crudo

Y si el antes era prometedor, el resultado es aún mejor. Un maravilla de carne. Así que cogimos la herramienta y a disfrutar al 100%. La guarnición de patatas con cebolleta y ensalada de brotes verdes, es muy buena y no es justo prestarle tan poca atención. Pero es que el principal protagonista es toda una estrella que eclipsa al resto.

La herramienta
La herramienta
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes

Y todo esto acompañado con un buen vino del Priorat que nos recomendó la sumiller. Realmente agradable y atenta. Como todo el equipo.

Restaurante Lobbo – Otro sitio chulo para disfrutar cenando con amigos!

Lo dicho, si buscas un sitio para una comida o cena de amigos, el Restaurante Lobbo es muy buena alternativa. En la web podéis ver que la decoración es elegante en tonos oscuros, con poca luz y donde destaca una pared que es una vitrina iluminada con botellas de todos los tipos. Nada más sentarte ya te da ganas de pedirte una copa. Además, el local dispone de una amplia zona de barra que es perfecta para unas cañitas antes de cenar. O unas copas de sobremesa si vas a comer.

Eso sí, la única pega respecto a la distribución del local, es que si estás cenando y quieres ir al baño, tienes que atravesar el bar, que suele estar bastante lleno, y bajar unas escalera. Para después encontrarte con un baño pequeño y que tienes que esperar. Estaría genial si habilitasen un baño en la zona de restaurante.

Fuimos a cenar unos cuantos amigos y todos salimos muuuy contentos. Pedimos 6 entrantes para diez personas y un plato princippl por persona y la verdad es que la cantidad era más que suficiente. Algunos también pidieron postre pero yo, que soporte todo la cena con la vidriera de botellas delante, sólo podía pensar en un buen cubata.

La carta la podéis consultar íntegramente en este link. Muy variada y con opciones para todo el mundo. Sobre todo los entrantes. Además, tienes ensaladas, tartares, carnes y pescados. Eso sí, como os cuento a continuación, creo que hay mucha diferencia entre los entrantes, que me parecieron buenos, y los principales que me parecieron mucho mejores y un pelín más cuidada la presentación.

Nosotros comenzamos con las croquetas de chipirones en su tinta. Estaban buenas pero eran pequeñas y les faltaba definición. El segundo entrante fue el timbal de boletus con huevo y langostinos. Muy muy bueno. Los boletus sabrosos y la mezcla con el langostino y el huevo realmente buena. Son como unos huevos rotos de lujo porque en vez de patatas, estás tomando boletus.

Y de ahí pasamos al wok de verduras con langostinos. También muy bueno. Las verduras estaban en su punto y la salsa muy buena. Venía también con anacardos. El bocado de empapar los langostinos con el jugo del wok de verduras está realmente bueno.

Tras los entrantes pasamos a los segundos. Cosa rica. El primero que apareció por la mesa fue el steak tartare. Muy buena pinta y muy buena presentación. No lo caté pero los que lo pidieron dejaron el plato limpísimo.

Steak tartare

Un platazo que me pareció muy muy recomendable son los chipirones a la plancha. Buenos chipirones. Sabrosos y de buen tamaño. Ración muy generosa, saludable y apetecible.

Chipironazos a la plancha

Y por último el lomo de buey. Realmente bueno. Preparado perfectamente. Plancha por fuera y caliente por dentro con ese color rojo que te hace salivar de verdad. Muy recomendable para el día que tienes antojo de carne y no eres muy de salsas.

Lomo de buey. Para 2. Acompañado de patatas y pimientos

Otros principales que pidieron y que a todo el mundo gustaron fue el solomillo con salsa al Oporto y el rodaballo.

Y todo esto, bien acompañado con unas cuantas botellas de La Bruja Avería. Vino de Cadalso realmente bueno y sorprendente. Además, iba muy bien con todos los platos.

Y de ahí a los postres, sólo probé la Lula’s cake con mermelada de higos y estaba de lujo. Es muy parecida a una tarta de queso. Realmente buena.

Conclusión, un sitiazo muy recomendable para ir con amigos a cenar. Siempre va a estar muy animado, los camareros son muy atentos y sobre todo, se come de maravilla. El precio ronda los 35€ – 40€ yendo a tutiplen. Supongo que en Navidades estará hasta arriba pero yo lo tendré muy en cuenta para los eventos que so nos vienen encima.

Restaurante La Leñera – Otra sitio de los buenos en la calle Hernani

El Restaurante La Leñera es otro de los restaurantes que te permiten darte una alegría durante la semana en la zona de Nuevos Ministerios. Situado en la calle Hernani y muy próximo a El Quinto Vino o el Asador Guetaria. Pertenece al Grupo Oter y eso ya es una garantía. La verdad es que sólo he ido una vez a comer en la barra,cuando dicen que lo mejor son las carnes. Pero me ha gustado tanto que me he decidido a hacer una primera entrada que ya iré actualizando.

Pues lo dicho, me senté en la barra y me pedí una buena caña. De aperitivo me pusieron unas patatas con torreznos. Muy buenos.

Cañita bien tirada para empeza

Lo primero que me tomé fue media ración de uno de los guisos del día. Las pochas con almejas y txangurro. Buena pocha, muy buena almeja y el toque del txangurro hacen un plato realmente bueno.

Pochas con almejas y txangurro

Y para terminar, que después había que trabajar, una tosta de solomillo con pimientos de piquillo confitados. Exquisita y generosa. La tosta cuesta 8€ pero de verdad que merece la pena. Solomillo en su punto y con unos pimientos confitados excepcionales. Tengo que volver a probar algún plato de carne más serio, aunque la tosta me pareció estupenda.

Tosta de solomillo de 10!!

Y con esto y un bizcoho… de vuelta al curro.

Conclusión, merece mucha la pena pasarse a tomar una caña y picar cualquier cosa. Tostas con muy buena pinta. Volveré muy pronto.

Recomendable, para jefazos y gente de buen comer que curren por la zona de Azca.

Menú de domingo 2 – Con amigos – Ensaladilla, tortilla con mejillón, crema de calabaza con emperador y chuletón con piquillo

Pues otro de los fines de semana buenos que nos hemos dedicado a preparar una comida con amigos. Esta vez éramos siete y al gran Juan le había prometido un par de chuletones para pasar la tarde.

Empezamos con un pequeño aperitivo de ensaladilla rusa. Cada uno hace la ensaladilla a su manera y yo hago una diferente cada día. Esta vez le puse dos patatas, dos zanahorias, media cebolleta, pescadilla, langostinos, cebollino, una granada, y mayonesa. Para prepararla, siempre mejor de un día para otro, cocemos las patatas y las zanahorias. Yo soy de cocerla bastante para que después se deshaga al mezclarlo. Ahora la cuestión es ir mezclando todo. Picamos la cebolleta y el cebollino y la añadimos. Cocemos la pescadilla, la limpiamos y añadimos la carne a la ensaladilla. Los langostinos pelados y partidos en trozos pequeños también al bol! Un poco de mayonesa, y bien de aceite y sal y removemos bastante hasta tener la ensaladilla que más nos convenza. Bueno y un poco de ketchup tampoco le viene mal. Las servimos con una ramita de perejil y en pequeñas raciones, que después viene el chuletón.

Tapita de ensaladilla

Después pasamos a otro pequeño aperitivo: La tortilla de patatas con mejillón en escabeche. En este caso a la tortilla le eché un chorrito de PX y la verdad que le da un muy buen toque. El escabeche del mejillón pues un escabeche normal pero sin olvidar el clavo y utilizando el caldo de la cocción de los mejillones. Los mejillones, los mejores de este año. Grandes y buenísimos! Los compré en la pescadería Las Conchas del Mercado de Chamartín y la verdad es que son de categoría.

El siguiente plato ya empezó a ser más serio. Pusimos un entrante de crema de calabaza con emperador con teriyaki. Un poco raro pero de verdad que está de lujo. Lo fundamental es que el emperador sea de calidad extra. El plato pierde toda la gracia si el emperador no está jugoso. Y aunque alguno me podrá decir que el teriyaki se lo puede cargar… todo lo contrario.

Crema de calabaza con emperador en salsa teriyaki

Ya con el primer golpe de hambre saciado pasamos a preparar los chuletones. Bueno la verdad es que mientras nos comíamos el último entrante dejamos a la plancha una manita de chuletillas de cordero lechal para rellenar el hueco y que los estómagos no se cerrasen. Las chuletillas, mira que ya van caras en estas fechas, pero la verdad es que estaban muy buenas.

Esta vez la carne la compramos en la Carnicería Siñeriz, en la planta -1 del mercado de Chamartín. Están especializados en carnes asturianas, y la verdad es que últimamente lo compro todo aquí. La semana pasada compramos todo lo necesario para el cocido y la verdad que desde el morcillo hasta los huesos de vaca que nos pusieron (con su buen tuétano) todo muy bueno. Y las chuletillas también son muy recomendables. El precio del kilo de chuletón de buey era de 18€ con hueso y 19€ sin él, así que optamos por el sin hueso. Los chuletones eran bastante magros con buena relación de carne y grasa como podéis ver en las fotos. Otra buena carnicería en el mismo mercado es La Carnicoteca, donde también hemos comprado algún que otro chuletón, aunque esta última es más cara, precio del chuletón a 22€/Kg.

Los chuletones los preparamos de la forma más sencilla. Sin ningún aditivo en forma de especias aromáticas, ni mantequilla. Primero por la sartén y después un ratito al horno para calentar la bien toda la carne. Bueno lo primero es que los sacamos unas tres horas antes del frigo para que se fuesen atemperando. Después a la sartén con un chorrito de aceite virgen y unos 4 minutos por cada lado. De ahí al horno que teníamos precalentado a 200º. Como podéis ver en la foto, en la bandeja de abajo pusimos unos pimientos de piquillo con un chorreón de aceite. Los pimientos se van a ir cocinando con el jugo que caiga del chuletón y eso es toda una delicia.

Horno trabajando!!

Pasados unos 15 minutos, sacamos el chuletón, trinchamos y le echamos sal gorda. Y el resultado estupendo. Carne roja, tierna y de sabor exquisito. Y acompañado de los pimientos pues ya no te digo.

Chuletón final. Buenísimo

Tras devorar chuletones y pimientos, ya pasamos a los cafés y para rematar un bizcocho de zanahoria con nueces que trajo Adela y un par de copas tranquilamente para rebajar, una de las recompensas de organizarlo en tu casa.

Orense – Ribera Sacra – Por Dios que carne!!

A ver si soy capaz de trasladaros el pedazo de fin de semana que pasamos por Orense. La verdad es que me he extendido bastante pero os recomiendo que aunque no os queráis leer la chapa… por lo menos vez las fotos para que os hagáis una idea de los manjares de la zona y os animéis a ir para allá.

De primeras ya pintaba bien porque fuimos a una boda de un amigo que se casaba en el Parador Monasterio de Santo Estevo. La bomba de sitio. Una pasada pero es muy recomendable llegar de día, que la carretera para llegar desde Orense es de aupa.

Llegamos al Parador con la hora justa para cenar y con un hambre de la leche así que nos bajamos al restaurante y cuando empezamos a ver el nivel de los platos que se marchaban, la cosa nos empezó a gustar mucho. De entrante pedimos un pulpo a la parrilla buenísimo de sabor aunque alguna parte era un poco más fibrosa. Pero realmente bueno. Y el pan… pues de diferentes tipo a cada cual mejor. Ahí os dejo un par de fotos.

Pulpazo a la parrilla
“Degustación” de pan gallego!

Y cómo estábamos fuertes, pues yo me pedí un poquito de cordero asado y Carol solomillo de ternera con setas. Ambos espectaculares.

Cordero asado. Un poco fuerte para cenar pero todo es ponerse.

Solomillo de ternera a la parrilla. En su punto. Pura mantequilla.

Y todo acompañado de una buena ensalada que se agradece. Sobre todo si tiene esta pinta.

Ensalada fresca fresca

Y por último un filloón con helado de castañas. Esto si que no nos lo pudimos acabar.

Filloón de perfil

Después de este homenaje, durmimos como niños y al día siguiente nos levantamos y nos cogimos el coche para ver los miradores al Sil de la Ribera Sacra, que hacía un día estupendo. Carreteras por las que da gusto conducir. Os dejo un par de fotos.

Carretera de las buenas. Y día perfecto.

Mirador del Sil
Monasterios medievales

Y después del último monasterio, ya teníamos hambre y nos metimos, de coña, en un sitio espectacular. Se llama A Mirada Maxica y es de flipar. El sitio está más o menos por la zona de este link. La carta sencilla, unos cuantos entrantes con productos de la zona como las castañas y después carnes y pescados. Preguntamos por el chuletón y nos dijerón que eran de 1,500 gr. y que estaban muy buenos. Así que encargamos uno y lo acompañamos con una ensaladita y para de contar. Aquí os dejo una ristra de fotos para que apreciéis la magnitud del amigo.

Increible!! Tómese como referencia el tercio de estrella de fondo.

Poquito a poco. Pim pam, toma Lacasitos!!
Y esa buena patata gallega que no falte!
Requiem por un sueño.

Os dejo un par de fotos de la parrilla donde los preparan y otro chuletón para que veáis que son fieles a su garantia de que te vas a comer un buen chuletón.

A la parrilla!!
Marchando otro escalope

Y de ahí, a dormir una siestaza para dejar trabajar al estómago y coger fuerzas para la boda.

La boda realmente increible. Si te vas a casar busca cualquier excusa para hacerlo en este sitio. Emplazamiento ideal y comida espectacular. Y además, bastante bien de cantidad nada realmente exagerado.

Sitiazo

Y a la mañana siguiente, otro día de tiempo espectacular que lo celebramos desayunando una cerveza y una tapita de pulpo de pulpeira típica típica.

Pulpeiros
Una razón más para no volver a Madrid. 4 euros la media de pulpo.

Conclusión, fin de semana para recordar por siempre jamás!!

Restaurante Casa Juan

Hacer un blog de restaurantes y bares de Madrid y no hablar del Casa Juan… es como que le falta algo
Eso si, es muy dificil empezar a hablar de un sitio como este. En el que personalmente he disfrutado como un enano de buenas cenas y mejor compañía.
Voy a empezar advirtiendo q para ir a este sitio hay q cumplir dos requisitos 1) tener mucha hambre (yo recomiendo ayunar el dia de antes) y 2) tener experiencia en bodas, bautizos y comuniones y medir bien los tiempos. Una vez fuí con un chico q se comió todo el pan y el plato d chistorra nada mas llegar. Yo le adverti q se relajase q le quedaba mucho por degustar. No me hizo caso y al quinto entrante estaba blanco como un palomo y sudando frío.
El sitio. aqui os dejo el link de google y como podéis ver es el tipico asador cn paredes hasta arriba de fotos y camisetas de futbolistas y artistas varios. El restaurante es muy muy amplio, tiene tres plantas y la capacidad debe rondar las 200 personas. Aun asi en fechas clave como en navidades, se llena y es imposible encontrar mesa. Y esq este sitio xa cenas de grupo es de los mejores. Comida generosa a precio fijo. Aunque la calidad de los productos en estas fechas se ve deteriorada.

Entrando a valorar lo importante, la comida, lo primero es destacar que aunq tengan una carta más q extensa, allí hay q ir a comer alguno de los menus degustación. Al final vas a salir pagando lo mismo y cn los menus pruebas unos 10 entrantes, un pescado, carne y postre de la casa. actualmente hay 3 menus qvan de 45 a 55 euros. las ultimas veces que he ido hemos pedido el de 55 más q nada porq de pescado tienes rape.
Lo dicho, un sitio para ir con colegas, mientras más bestias más contentos saldrán, y disfrutar de un banquete digno de Asterix y Obleix.