Restaurante Hispano (Murcia)

El Restaurante Hispano es uno de los clásicos de Murcia. Y lo será siendo durante muchísimo tiempo gracias a que saben renovarse sin prisa pero sin pausa. Y es lo que te vas a encontrar nada más entrar por la puerta. Un local renovado hace un par de años y una carta en la que no falta ni un clasicazo de la gran cocina murciana.

Así que arrancamos con lo que disfrutamos en nuestra última visita.

Marineras y aperitivos. Donde vayas en Murcia, no se puede empezar de otra manera que no sea con una marinera.

hispano murcia marineras
Restaurante Hispano – Marineras y aperitivos

Buñuelos de bacalao. Riquísimo. Un bocado sabroso que no puedes dejar de probar.

hispano murcia bocaitos de bacalao
Restaurante Hispano – Buñuelos de bacalao

Sashimi de salmón. Con soja y sal de San Pedro del Pinatar. Un plato que se sale de lo tradicional pero que también está muy bueno. Aquí la materia prima se cuida muchísimo.

hispano murcia salmon
Restaurante Hispano – Sashimi de salmón con soja y sal de San Pedro del Pinatar

Ensalada murciana. Ésta es una ensalada murciana un pelín diferente a las más tradicionales. Está buenísima. Con un aceite y un tomate de categoría.

hispano murcia ensalada murciana
El Hispano – Ensalada murciana

Mero con pisto. Sensacional. Aquí ya nos ponemos más serios. Un platazo estupendo. El mero jugoso y sabroso. Acompañado de un pisto que es una pasada.

hispano murcia mero
Restaurante Hispano – Mero

Manitas de cerdo gratinadas con jamón de Jabugo. Todavía se me saltan las lagrimas. Qué cosa más rica. Me lo recomendó expresamente el cocinero y fue todo un acierto. Plato contundente que te va a dejar satisfecho para un par de días.

hispano murcia manitas
Restaurante Hispano – Manitas de cerdo gratinadas con Jabugo

Carro de postres. Fieles a la tradición, los postres se presentan en carro. Nosotros probamos un merengue de 10.

hispano murcia postres
Restaurante Hispano – Carro de postres
hispano murcia merengue
Restaurante Hispano – Soufflé

Precio: Unos 45€ por persona. Muy bien pagados.

Accesible: Totalmente accesible. Rampa en la entrada, ni un escalón en el local y baño habilitado. Chapó.

Restaurante Gele – Visita obligada en Santander

Cuando empezamos a pedir referencias de restaurantes buenos en Santander, uno de los primeros que nos dijeron fue el Restaurante Gele. Nos lo presentaron como todo un clasicazo en el que se come de maravilla y, sobre todo, que nunca falla. Tras nuestra visita no podemos estar más de acuerdo.

El local es amplio, con una gran zona de barra por lo que siempre está muy animado. El servicio es muy bueno y os recomendamos que os dejéis recomendar totalmente por ellos. En platos del día y sobre todo en cantidades. Aquí sus medías raciones son más que generosas.

Todo lo que pedimos fueron sugerencias del camarero. Nos dijeron que eran las especialidades de la casa y no lo pensamos dos veces.

Arrancamos con una ensalada de bonito y cebolla confitada. Media ración. Realmente buena.

restaurante gele ensalda de bonito
Restaurante Gele – Ensalada de bonito

Pero si hay un entrante de obligado cumplimiento, ese es el pudding templado de centollo. Rico rico rico hasta decir basta. Muy sabroso. No confundir con un pastel de cabracho. Éste, como os decía, es templado y tiene una textura diferente. Además de su sabor claro. Ah, esto también es media ración.

restaurante gele pudding centollo
Restaurante Gele – Pudding de centollo

Pasamos al siguiente plato. Bonito a la calabresa. De órdago. Un bonito jugoso y un acompañamiento de fritada de tomate y pimientos. Platazo.

restaurante gele bonito
Restaurante Gele – Bonito a la calabresa

Por último, el machote al horno con patatas panadera. El machote es como llaman en Cantabria al pargo. Así que no os digo nada. Un pescado de diez. Aquí lo preparan de maravilla. Al horno para que quede jugoso y te lo presentan en lomos. Una auténtica delicia. Lo que veis también es media ración emplatada.

restaurante gele machote pargo
Restaurante Gele – Machote al horno

Todo fue tan bien, que de postre volvimos a preguntarle al camarero por su favorito. Nos dió una alegría con la tarta de queso que veis a continuación.

restaurante gele tarta de queso
Restaurante Gele – Tarta de queso

Ah! Y respecto a la bebida. Empezamos con cervezas y continuamos con vinos por copas que nos fueron sugiriendo ellos. Lo dicho, hay que dejarse llevar que se disfruta el doble.

Precio: Unos 30€ por persona. Muy muy recomendable.

Accesibilidad: Casi perfecto. Para entrar a la zona de barra tienes un par de escalones que es el único escollo que vas a tener que salvar. Como te puedes imaginar, te van a ayudar en todo lo que necesitas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

Le Pain Quotidien, desayuno placer

Le Pain Quotidien es uno de mis sitios favoritos para desayunar por todo el mundo. Lo descubrí hace unos años en París cuando iba allí de vez en cuando por trabajo, y casi siempre que podíamos íbamos allí a desayunar para tomar fuerzas antes de la reunión. Pensaba que era de allí, pero luego descubrí que era belga (y de hecho se fundó mucho antes, en 1990). Posteriormente he estado también varias veces en uno que hay en Londres cerca de St Paul’s, y recientemente, con la apertura de uno muy cerca de mi casa en Madrid, decidimos ir un día a desayunar en plan brunch. En Madrid lleva ya cerca de dos años funcionando, sobre todo por el centro, aunque poco a poco van apareciendo más por otros barrios.

logo

Le Pain Quotidien es principalmente una panadería y pastelería que trata de volver a los orígenes, a las cosas bien hechas, con ingredientes de verdad. Casi todos los alimentos que usan o venden son lo que llamamos hoy en día orgánicos, ecológicos y sanos, combinado además con el mayor esmero en la elaboración por lo que todo está muy rico. Además los locales son característicamente muy acogedores, con mucha madera, muy abiertos y luminosos y siempre con una o varias mesas corridas donde sentarte a desayunar, muchas veces compartiéndola con gente que no conoces.

pain

Su especialidad, como digo, es el pan. Lo tienen blanco, negro, y con todo tipo de cereales. Lo puedes pedir para llevar o para comer allí. También la pastelería es una delicia: cruasanes, napolitanas (pain-au-chocolat), scones, pastelillos, de la máxima calidad. La pastelería debo decir que la que ofrecen en España no es tan buena ni tan variada como la que he probado en Francia o Inglaterra, lo que por otro lado es normal. Además de esto puedes tomar un café orgánico muy rico, zumos naturales, infusiones propias, huevos orgánicos, fruta fresca del día, y para comer o la hora del brunch, algunos platos más suculentos pero igualmente sanos como ensaladas, quiches o tortillas.

panes

También está genial del sitio que hace de almacenillo, y puedes comprar todo para llevar: aceite, sal, mermeladas, compotas, tés, la propia vajilla…

Para mí uno de los imprescindibles de Le Pain es la Cesta del Pan (6€). Es una cesta de varias rebanadas de panes variados, pensada para dos personas. Debo advertir que el pan nunca lo tuestan en este sitio, pero realmente no hace falta, por lo bueno que está. Mi favoritos son el pan blanco chapata y la flauta, con cereales y pasas. Otra de las gracias del restaurante son las mermeladas, que están distribuidas por las mesas y tienes que ir buscando cuál coger. Son todas tremendamente buenas, así que yo normalmente pruebo todas las que pillo (fresa, frambuesa, 4 frutos rojos, ruibarbo, albaricoque, naranja, ciruela, etc). También hay distribuidas cremas de cacao tipo nocilla/nutella, de tres tipos: negra, blanca y parda. Probadlas y volveréis a vuestra infancia. Una pasada.

Cesta del pan y scone de avena
Cesta del pan y scone de avena

También me encanta el café con leche de Le Pain, servido un un tazón enorme si asas, te recordará a Heidi seguro. El otro día desayunando pedimos a medias una cesta, como veis, sendos cafés y Carmen pidió un scone de avena (2,5€) con queso fresco batido. El scone está bastante mejor el de Londres, pero también estaba rico.

Huevos benedict
Huevos benedict

Yo pedí también unos huevos Benedict (8,3€), que ellos llaman benedictinos en España. Es la forma en la que más me gusta tomarlos, y siempre que voy a Londres o Nueva York lo hago, pero aquí en Madrid los podéis tomar muy buenos en varios sitios. En este caso estaban muy buenos, con la salsa holandesa riquísima, aunque el punto de los huevos no estaba logrado 100%. Un poco demasiado hechos.

En conclusión, es un sitio genial para desayunar y empezar el día con buen pie. Yo lo recomiendo para cualquier mañana tonta de fin de semana que tengáis, lo agradeceréis, y si veis alguno por el extranjero, con más razón. Haréis turismo con el estómago alegre. También quiero decir que me llevé una pequeña decepción en el Le Pain Quotidien de Madrid, porque aunque sigue siendo un sitio especial, no llega a la altura de los otros que había visitado. El servicio fue lento y desordenado; los baños pequeños y sin el encanto que tienen en otras ciudades, hay escasez de mermeladas en las mesas… No sé; nada de eso quita que sea uno de mis sitios favoritos para desayunar, pero creo que tienen que mejorar.

Web y twitter: lepainquotidien.es – @le_pain_q_es

Precio: 11€

Restaurante Rafa – Un clásico de lujo

Uno de los propósitos culinarios para lo que nos queda de 2012 y el 2013 es explorar una de las zonas más castizas de Madrid. Es la zona de Ibiza (desde O’Donell hasta Alcalde Sainz de Baranda). Tenemos una serie de restaurantes localizados, todos con valoraciones muy buenas, y ya nos hemos puesto manos a la obra. Empezamos por el restaurante Rafa y me temo que el listón lo ha dejado muy muy alto.

El Restaurante Rafa es de estos restaurantes tradicionales que desde que entras por la puerta ya sabes que te van a tratar genial y vas a comer mejor. Desde el aparcacoches hasta el maitre te atienden de maravilla. Al entrar, te encuentras con una zona de barra que tiene muy buena pinta. La verdad que nos habíamos tomado un par de cañas antes de llegar. La próxima vez me reservaré para tomarme la primera allí y tantear las tapas que se marchan.

Una vez sentados, una cervecita con unas aceitunas y a decidir. La carta es muy extensa. Alrededor de 10 entrantes diferentes, más 7 u 8 carnes y otros tantos pescados. Más las sugerencias del día y los mariscos. Así que hay variedad para todos los gustos. Respecto a la carta de vinos, pues también con bastantes referencias y con medias botellas. Nosotros nos decantamos por algo clásico. una botellita de Arzuaga.

Empezamos con unos Camarones de O’Grove realmente exquisitos. La verdad es que nos gustan mucho y estos estaban de maravilla. Muy sabrosos.

Camarones de O’Grove de lujo

De ahí a un plato que me encantó: El salpicón de bogavante. si mi familia se porta bien, me lo curro para Navidad. Muy muy bueno. El salpicón con buen aceite, cebolla, pimiento y generoso de crustáceo. Vamos que me encantó.

Salpicón de bogavante

Ya pasando a los principales, probamos la raya a la mantequilla negra y, por sugerencia expresa del camarero, la costilla de ternera con salsa agridulce. La raya me pareció realmente buena. Acompañada con unas alcaparras secas. Un plato muy recomendable y para repetir la próxima vez que vayamos.

Raya a la mantequilla. Muy recomendable.

Y después la costilla de ternera. Como es lógico, la sala agridulce es la antítesis total a la del chino. Una salsa de carne bien buena con un toque dulce que la hace más suave. La costilla muy buena aunque me faltó un poco más de carne en la ración, para quedarme satisfecho al 100%. Menos mal que tuve que ayudar a Carol con su raya. La carne la acompañan con unas patatas panadera muy buenas y que con la salsa ligan fenomenal. Pero no me gustó que me las cobraran a parte. Eran 2€ pero siempre mejor incluirlas en el precio del plato en carta.

Costilla de ternera en salsa agridulce

Y por último pedimos la tarta de manzana con crocanti. Estaba muy buena pero es dispensable y la próximavez probaremos otro postre… o pasaremos a las copas directamente.

Conclusión, uno de los clásicos que hay que conocer si o si. Servicio correctísimo y mucha variedad en la carta. No es barato pero la relación calidad precio es positiva y merece mucho la pena. El salpicón de bogavante y la raya platos muy recomendables.

Recomendable, o mejor dicho sitio perfecto, si vas con personas que valoren lo tradicional tanto en servicio como en la cocina. Y si les gusta el marisco y el pescado mejor. Y con el Retiro al lado para dar después una vuelta.

Restaurante Norte y Sur – La mejor plancha de Madrid

Pues eso, al restaurante Norte y Sur hay que ir y no pedir ni la carta. Que te digan lo que tengan bueno del día y que te lo pongan a la plancha. Ya está. Así de sencillo.

Fuimos un día con los compañeros de trabajo y os cuento rápidamente lo que comimos. Empezamos con unos erizos y unas ostras.

Erizo de mar fresco

De ahí a unos langostinos plancha que vista la foto no es necesario decir nada más.

Langostinazos plancha

Y después un poquito de carne bien acompañada. Lomo alto con boletus plancha. Rico rico rico.

2012-10-04-14-40-221.jpg
Carne excepcional!
Boletus sabrosos. Carne pura.

Y sin más. Un café y más contentos que un arbusto. Volveremos seguro.