Restaurante Filandón – Pescaderías Coruñesas a la brasa

Aunque ya teníamos un artículo en Salivando de este gran restaurante, tras nuestra última visita nos hemos visto obligados a actualizarlo.

Y es que de verdad que si ya desde los inicios el restaurante Filandón era una maravilla, cada vez lo hacen mejor. Para mí, es uno de los restaurantes más recomendables de Madrid. Lo tiene todo. Decoración, servicio, carta, calidad, buena relación calidad precio… lo único que le puede fallar es la ubicación pero creo que eso incluso le da más encanto. Bueno, y el hecho de que el sitio es tan bueno y a la gente le gusta tanto que tienes que reservar si o si. Aunque vayas entre semana, puede que si no has reservado te tengas que dar la vuelta. Y eso que el sitio es inmenso.

Restaurante Filandón - Sala acristalada de fumadores
Restaurante Filandón – Sala acristalada de fumadores

Hemos ido ya varias veces y en ocasiones muy diferentes. Cenas en pareja, comidas con amigos e incluso celebraciones familiares de unas 20 personas. En todas las ocasiones todo el mundo ha salida encantado y con ganas de volver.

De lo que hemos probado,como entrantes pues casi siempre cae media ración de salmón y de jamón ibérico con pan de cristal. También muy recomendables las almejas de carril o las croquetas de carabineros. Si vamos con hambre, alguna vez nos hemos atrevido a pedrir un tartar como entrante. Entre el de atún y el de ternera… yo me quedo con el último.

Restaurante Filandón - Salmón ahumado casero
Restaurante Filandón – Salmón ahumado casero

Restaurante Filandón - Media ración de jamón ibérico con pan de cristal
Restaurante Filandón – Media ración de jamón ibérico con pan de cristal

Respecto a los vinos, pues tienes una buena carta con precios bastante ajustados. Además, tienes varias referencias en formato de media botella.

Restaurante Filandón - Enfriador de vino blanco
Restaurante Filandón – Enfriador de vino blanco

De plato principal, mi favorito es la chuleta de vaca vieja y el lenguado Evaristo. Eso sí, si tienen pescado del día suelo pedir ese. He probado lubinas salvajes y Virreis que eran una auténtica joya. De la chuleta de vaca vieja os pongo doble ración de foto.

Restaurante Filandón - Chuleta de vaca vieja 1
Restaurante Filandón – Chuleta de vaca vieja 1

Restaurante Filandón - Chuleta de Vaca Vieja 2
Restaurante Filandón – Chuleta de Vaca Vieja 2

Restaurante Filandón - Virrey
Restaurante Filandón – Virrey

Y de postre, pues si hay torrijas con helado no te lo pienses. Son geniales. Eso sí, de este sitio no te puedes ir sin haberte tomado una buena copa. Las preparan muy bien y se está la mar de a gusto. Además, para los fumadores tienen una terraza acristalada que está acondicionada de maravilla. Lo dicho que están en todo.

Restaurante Filandón - Torrija con helado
Restaurante Filandón – Torrija con helado

Precio: Aproximadamente 50€ por persona.

Valoraciones: Y como podéis ver las valoraciones son estupendas.
Google Maps: 4,3 sobre 5. 17 reseñas.
Yelp: 5 sobre 5. 3 opiniones
Trip Advisor: 4 sobre 5. 180 reseñas.
11870: 4,5 sobre 5 con 182 opiniones.

Ubicación:

Restaurante Slow – Comer buenas mollejas en Montecarmelo, SÍ es posible

2013-09-08 13.21.48

Bueno bueno bueno! Pero que alegría me he llevado al visitar el restaurante Slow en el barrio de Montecarmelo. Y es que Slow se desmarca del resto de la oferta en el barrio, con una cocina basada en el producto de mercado preparado al momento y cuidando la presentación.

La verdad es que lo que hemos probado nos ha sorprendido muy gratamente. La carta es muy variada y con un diseño chulo. Las primeras hojas son de tapas y después vienen platos más elaborados. Respecto a las tapas, puedes pedir una degustación de 3, 6, 9 ó 12 tapas o pedirlas de forma indivual. Si es degustación cada tapa sale a unos 3€ y si las pides individuales son más caras pero también traen más cantidad. Nosotros estamos pidiendo un degustación de 3 tapas y uno de sus platos principales para cenar y la verdad es que está bien de cantidad.

Empezamos con un ejemplo de tres tapas. El primero es el pulpo braseado sobre puré de patatas. Realmente bueno. Sabroso y con unos toppings de almendras que quedan genial. Los tallarines de calabacines son otra de las tapas que os recomendamos. Son tiras de calabacín muy bien preparadas y presentadas. Con pesto y piñones en abundancia. Y en el centro, las croquetas. Las puedes pedir de jamón o de boletus. Nosotros pedimos de jamón y la verdad es que están buenas pero si visitáis el restaurante Slow consideramos que hay otros platos que deberías probar antes que las croquetas.

Pulpo braseado, croquetas de jamón y tallarines de calabacín - Slow Montecarmelo
Pulpo braseado, croquetas de jamón y tallarines de calabacín – Slow Montecarmelo

Otra tapa curiosa es el queso frito sobre puré de calabaza y membrillo. Al puré de calabaza le daría un poquito más de intensidad. Pero vamos que el queso frito es el protagonista de esta tapa y la verdad es que lo dejan en su punto.

Queso frito sobre puré de calabaza y membrillo - Restaurante Slow Montecarmelo
Queso frito sobre puré de calabaza y membrillo – Restaurante Slow Montecarmelo

Y una de las mejores sorpresas que nos hemos llevado ha sido el risotto verde. Buenísimo. De espinacas y acompañado de trigueros y una lámina de jamón tostado. Una tapa obligatoria.

Risotto verde - Restaurante Slow Montecarmelo
Risotto verde – Restaurante Slow Montecarmelo

Respecto al servicio, los camareros son muy agradables. Son atentos, rápidos e incluso si les haces alguna coña, tienen respuesta y dan juego. La primera vez que fuimos, el camarero que nos atendió nos dijo que en nuestra próxima visita, teníamos que pedir los calamares verdes fritos. Que eran de sus platos favoritos. Le hicimos caso y, desde entonces, siempre que vamos los pedimos. Calamares rebozados y encebollados. Muy muy buenos. Ésta sí que es de las tapas que tenéis que probar.

Calamares verdes fritos - Restaurante Slow Montecarmelo
Calamares verdes fritos – Restaurante Slow Montecarmelo

Otras tapas que hemos probado son la cazuelita con pisto, huevo y jamón que está muy buena y es generosa en cantidad. Y también otra de morcilla que nos ha convencido menos.

Y pasando a los platos principales, pues comenzamos con un tartar de atún rojo que está estupendo. Fresco y con sabor. Muy bien preparado y con un acompañamiento que le da un toque suave pero sin matar el sabor del atún.

Tartar de atún - Restaurante Slow Montecarmelo
Tartar de atún – Restaurante Slow Montecarmelo

Si te apatece más algo de carne ligera, a veces tienen fuera de carta un carpaccio de ternera muy recomendable. Aderezo potente y bien de queso. Es poca cantidad así que lo podéis tomar casi que como una tapa. No dudéis en pediros algún principal más, como el tataki que viene a continuación.

Carpaccio de ternera - Restaurante Slow Montecarmelo
Carpaccio de ternera – Restaurante Slow Montecarmelo

El tataki de atún es otro de los platos que merecen mucho la pena. El atún que utilizan es bueno y sabroso. Tanto el tartar como el tataki, lo bordan. Si tengo que elegir entre ambos me quedaría con el tataki por ese toque de plancha que lo deja tan bueno.

Tataki de atún - Restaurante Slow Montecarmelo
Tataki de atún – Restaurante Slow Montecarmelo

Para finalizar os presentamos dos platos más contundentes. El primero es la carrillera al vino tinto acompañada de puré de patatas. Soy un amante de la carrillera. Me encanta su textura gelatinosa y su sabor. Y la verdad que la que probamos se perdía un poco en el guiso de vino. Es muy buen plato y por supuesto que está bueno, pero creo que rebajaría un poco el acompañamiento y daría más importancia a la carrillera.

Carrilleras al vino tinto - Restaurante Slow Montecarmelo
Carrilleras al vino tinto – Restaurante Slow Montecarmelo

Y por último, el plato que más nos ha gustado. Las mollejas con boletus y su torrezno. Un platazo que nos ha encantado. Mollejas perfectamente limpias y de sabor definido pero suave. En un guiso con los boletus que hace que sea toda una delicia. No te cansas de alternar entre molleja y boletus. Y además, con un torrezno encima de esos que sabes que lapidan los esfuerzos realizados en dos o tres días de deporte. Pero que una vez que lo pruebas, te das cuenta que merece la pena comérselo si o si.

Mollejas con boletus y torrezno - Restaurante Slow Montecarmelo
Mollejas con boletus y torrezno – Restaurante Slow Montecarmelo

El apartado de los postres lo dejamos pendiente para próximas actualizaciones. Con lo que solemos pedir nos vamos siempre satisfechos. En la siguiente visita intentaremos hacer un «esfuerzo».

Conclusión: Una alegría. Un sitio que da un pasito adelante y ofrece una comida más elaborada y con mejor producto que la mayoría de los sitios del barrio de Montecarmelo. Resumiendo las recos que os hemos hecho, en una primera visita yendo en pareja pediría: Una degustación de tres tapas (ellos lo llaman quarter) con calamares verdes fritos, pulpo braseado y risotto verde. Y unas mollejas. Si preferís algo más light, me iría a un tataki de atún. Si vais con hambre y pedís el tataki a lo mejor os parece poco. Así que probad alguno de los postres y nos contáis que tal.

Precio: 15€ por persona

Web: http://www.slowmadrid.es

Ubicación:

Cervezas la Virgen, delicia artesanal y madrileña

cervezas-la-virgen-logo

Buenas, después de unas semanas ocupados con otros menesteres, como ver toda la cartelera de cine para ganar la porra de los Oscars, volvemos a las andadas. Hoy quería hablaros de una nueva cerveza artesana producida en Madrid que se suma a otras tantas que han surgido en la región, pero que a mi gusto destaca sobre la mayoría por su presentación y su calidad.

Cervezas la Virgen nace en 2011 de la mano de emprendedores, entre ellos Estanis Carenzo y Pablo Giudice, responsables de dos de los restaurantes más punteros de Madrid como son Chifa y Sudestada. Yo personalmente descubrí esta cerveza hace unas semanas comiendo en el propio Chifa y me fascinó, por lo que decidí investigar más sobre el tema.

tap room
tap room

La producción de la cerveza la realizan en una pequeña fábrica que tienen en el polígono Európolis de Las Rozas, que según cuentan, aunque todavía no tienen amortizada la inversión, ya están necesitando duplicar la fábrica debido a la fuerte demanda que están teniendo. La fábrica abre al público jueves, viernes y sábado y funciona como bar – tap room donde puedes probar de primera mano sus cervezas, acompañadas de varios aperitivos. Tentador a más no poder, decidí pasarme por allí un jueves después del trabajo.

Instalaciones de la fábrica (foto de la web)
Instalaciones de la fábrica (foto de la web)

La cerveza que fabrican sigue los métodos tradicionales y sostenibles. Son cervezas frescas, sin filtrar y sin pasteurizar. Hay que tenerlo en cuenta si compras botellas para tomar en casa porque el periodo de caducidad es de unos 2 meses. Según dicen en su propia web todas las maquinas se calientan con biomasa (hueso de aceituna), el grano usado alimenta al ganado local , el lúpulo abona su huerta, y el agua caliente sobrante se reutiliza para las siguientes cocciones.También a tener en cuenta que tienen poco gas comparadas con otras cervezas, pero también en parte por eso inflan menos.

Actualmente fabrican tres variedades de cerveza, muy diferenciadas: Madrid Lager, Jamonera y Negra. Según aparece en su web están preparando una cuarta variedad llamada Estacional. Paso a comentar cada una de ellas, con las fotos que tomamos el día de marras.

La primera de ellas es la Madrid Lager. La lager es como sabéis un tipo de cerveza con un color clásicamente dorado y se diferencia de la ale en que fermenta a baja temperatura en el fondo del tanque. El sabor es suave y sorprendentemente intenso. Tiene 5,2%.

Madrid Lager (foto de la web)
Madrid Lager (foto de la web)

Es una cerveza que entra sola y es la compañera perfecta para una tarde de tapeo o para refrescar la boca. Con cada consumición, en el tap room, te ponen una tapita de encurtidos, aceitunas o patatas fritas, que entran solas. Con ello pedimos para hacer estómago un perrito que ellos llaman El Perrito Perfecto (~5€), aunque en algunos artículos he visto que se referían a él como Perrito Estanis o Perrito Sudestada porque supuestamente es una creación del chef de Sudestada. Como podéis ver tiene una pinta tremenda: el pan es de centeno, muy sabroso, la salchicha gordita y de primera calidad, y lo calientan en una especia de sandwichera enorme justo después de ponerle un lonchón de queso encima que se derrite y se queda entre crujiente y derretido; para rematar algunas especies espolvoreadas y un trozo de pepinillo en vinagre muy rico. Mostaza, mayonesa y ketchup a tu gusto.

Lager y Un Perrito Perfecto
Lager y Un Perrito Perfecto

La siguiente cerveza es la Jamonera, una ale mucho más sabrosa y fuerte de sabor, con un color más cobrizo, pero igualmente atractivo. Tiene 5% de alcohol y para mí es la mejor de todas las que ofrecen, si bien es más pesada para tomarla sola.

Jamonera (foto de la web)
Jamonera (foto de la web)

Como bien indica su nombre, es perfecta para tomarla con un buen plato de jamón. En el tap room no son tontos y ofrecen raciones de jamón bien hermosas (10€) para disfrutar junto con su cerveza jamonera. Un lujazo! La verdad es que el jamón no es ibérico de bellota, pero se defiende bastante bien. En vuestra casa podéis elegir el mejor jamón sin miedo, que la cerveza Jamonera os aseguro que estará a la altura.

Jamonera y plato de jamón
Jamonera y plato de jamón

La última de la colección es la Negra, una cerveza de 6,4% extraordinariamente sabrosa, pero al igual que todas, nada fuerte, nada amarga, el sabor perfecto. Esta negra es muy muy densa, casi parece melaza y no es de extrañar que en el Chifa te la ofrezcan como postre. Tiene unos regustos a café y a chocolate que no os dejarán indiferentes.

Negra (foto de la web)
Negra (foto de la web)

En el tap room nosotros la tomamos con un segundo perrito para cenar la noche e irnos a casa bien servidos. Un plan excelente. Podéis ver en la espuma que es una cerveza densa e intensa.

Negra y nuevo perrito perfecto
Negra y nuevo perrito perfecto

En el tap room además de poder comer o picar con cervezas de barril (la negra es de botella), también te venden botellas y cajas de cerveza para llevar a precio reducido. Nosotros nos llevamos un pack de 24 entre dos, con un poco de cada variedad por 36€ (a 1,5€ el tercio). La lager y quizá la jamonera también la venden en botellas grandes de 75cl, muy adecuadas para banquetes y celebraciones. Estas cervezas son perfectamente válidas para cenar, ya que su sabor y suavidad acompañan muy bien tanto pescados y comida oriental (lager) como carnes (jamonera).

Web: cervezaslavirgen.com

Precio 40€ (24€ por el festín y 18€ por doce tercios para casa).

Os recomendamos leer esta entrevista de la página esderaiz.com

Salazones y Ahumados Garre – Anda pijo HUEVA!

La fábrica de salazones y ahumados Garre, con tienda de venta al público, se encuentra en San Pedro del Pinatar, ese pueblo todavía murciano pero ya muy pegado a Alicante. La tienda es una barra sin fin, donde exponen todos sus productos envasados al vacío y con diferentes pesos y tamaños. También tienen una sección con conservas de selección. Por su situación y calidad, hay que hacerle una visita sobre todo si se va de vacaciones por la zona, como es mi caso. Y es que la hueva, es el acompañamiento perfecto para ese aperitivo al subir de la playa.

Es importante destacar que todos los productos son elaborados artesanalmente y sólo llevan un único conservante: la sal marina de las salinas de San Pedro del Pinatar. Por lo que su calidad está asegurada.

Bueno, ya entrando en materia vamos a empezar por lo mejor de lo mejor: la hueva de caballa. Después os cuento del resto pero de verdad que la hueva de caballa es para volverse loco. Es más tierna que el resto de las huevas pero sobre todo, es mucho más sabrosa.

Oro negro

Después pasamos a la hueva de atún. No la había probado nunca y la verdad es que me sorprendió bastante. El tejido de la hueva es duro hasta el punto que cuesta cortarlo. Pero el contenido de la hueva en si, pasa a ser una especie de polvillo que se te deshace en la boca. Muy muy sabroso.

De ahí pasamos a la hueva por excelencia: la hueva de mujol. El mujol es un pez simpático. De cabeza pequeña, ojos saltones y buenos lomos. Su hueva, es de lo mejorcito que puedes tomar con unas almendras y la verdad es que es más suave y gusta a todo el mundo. Y claro, también venden el acompañamiento perfecto para los salazones. Las almendras fritas con sal. Las de la marca Auro son las que tiene que ser! Bien fritas y con sal gorda. Alguna amarga también me ha caído pero se perdona!

Otra de las huevas que hemos probado es la de maruca. Esta hueva es de un rojo intenso, cómo podéis ver en la foto, y está buena pero me parece más salada que el resto de las huevas. Si se va a preparar un plato de huevas variadas siempre es muy resultón por ese color intenso. Además, su carne es de un tono amarillento por lo que en estas fechas de Eurocopa… te queda un corte rojoigualda de lo más patrótico!!

Hueva nacional!

Bueno dejando ya las diferentes clases de huevas, también os recomiendo probar los lomos de bonito en salazón. Muy muy bueno y natural. El lomo de bonito está tierno y muy sabroso. Un plato acompañado de un poco de queso curado y chorreón de aceite crudo queda espectacular. Y que decir de otra de las especialidades: la mojama. Con su punto de sal. Muy buena y nada seca. Perfecta para ese plato con almendras y hueva de mujol.

Lo dicho, que os recomiendo una visita a todos los que este verano paséis por San Pedro del Pinatar para disfrutar de los productos de la zona de verdad.

Conservas La Fonda del Prado

Hoooola de nuevo. Por variar un poco el tema y no sólo hablar de restaurantes, esta vez os escribo sobre una marca de conservas de las que ayer probamos unas perdices en escabeche realmente buenas. La perdiz estaba tierna y jugosa y el escabeche estaba suave de vinagre y no le quitaba para nada sabor a la perdiz. Además, la lata contiene una perdiz con su escabeche, no trae verduras como otras marcas. Así que es simplemente abrir, dejar reposar un poco el producto y a continuación comerte la perdiz y no parar de echar sopas hasta que se acabe el escabeche.

La empresa conservera se llama La Fonda del Prado y si entráis en la web podéis ver la amplia gama de conservas que tienen y sobre todo que se puede comprar en la web. Eso sí, el precio de la perdiz en escabeche en la web y en el mercado era 1€ de diferencia.

La compramos en la pollería Ángel, que está en el Mercado de Chamartín, cómo podéis ver en el link. Es donde siempre compramos los huevos, que también son espectaculares. Huevos de verdad que casi no me caben en la huevera del frigo.

La verdad es que además de las perdices también tenían otras conservas con muy buena pinta. De escabeches tienen perdiz, faisan, pintada y carrilleras de ternera. Además, tienen otras conservas como pimientos rellenos o alubias con Faisán. En la web tenéis todo bien presentado.

Respecto a restaurantes en los que hemos probado perdices pues nos gustó bastante en Gasset 75 y en Balzac.

Recientemente también hemos probado el faisán en escabeche y en la misma línea que la perdiz. Mucha carne y muy bueno el escabeche. Lo preparamos con unas patatas fritas y para de contar. Y el escabeche sobrante, para aliñar ensaladas.