Traça (Oporto), para no fallar

Hace tiempo que quería hacer una pequeña reseña sobre este sitio de Oporto que yo siempre pienso que es de traca, pero en realidad es Traça (polilla)… Normalmente cuando alguien viene a Oporto y ya conocen los platos más típicos y les quieres llevar a un sitio en que se coma bien, a buen precio y por el centro, el Traça es tu lugar.

foto del comedor (portovivo)
foto del comedor (portovivo)

El tamaño del sitio no es muy grande, por lo que conviene reservar, si bien cuando nosotros hemos ido muchas veces en horario español (más tardío que el portugués), ya se había liberado alguna mesa.

La decoración del Traça es agradable, con muebles clásicos y azulejos variados. La carta es tradicional pero apetecible, no es el típico menú portugués, sino algo mucho más “ibérico” como ellos lo definen.

El tamaño de los platos es portugués, es decir, grande. Se puede pedir uno por cabeza y algo ligero para compartir o muchas cosas para compartir. Nosotros ese día pedimos de primero el foie caramelizado con manzana (15€), uno de los mejores platos. Como podéis ver las lascas de foie son muy abundantes y la calidad es bastante buena. La manzana va a tiras por debajo.

Foie con manzana
Foie con manzana

De segundos tienen variedad de arroces, carnes y pescados. Yo casi siempre pido carne porque la ternera que ponen es de la mejor de Oporto. Ese día pedimos arroz con gambas en salsa. La verdad es que no fue lo mejor, pero las gambas estaban buenas y eran hermosas.

arroz gambas tamboril?
gambas con arroz

Yo tomé risotto ese día. No es el típico italiano pero estaba muy sabroso y en su punto. Encima llevaba morcilla que hacía una mezcla curiosa y rica.

arroz
risotto con morcilla

En cualquier caso lo mejor del Traça es la carne de ternera, en su punto perfecto y sabrosa. Entrecot de ternera con patatas nunca falla!

xRNE
xRNE

Los postres como ahora veréis no se quedan atrás para nada. Ese es un sitio que merece que siempre te dejes un poco de hambre para el final. Una de las cosas que nos encantan es que siempre tienen un crumble de fruta que va cambiando. Muchas veces es manzana o pera, pero el mejor de todos si lo pilláis es el de mango!!

Yo ese día pedí la tarta de galleta (bolo de bolacha), que es mi postre favorito de Oporto. Mirad esas capas tan bien hechas.

Bolo de bolacha
Bolo de bolacha

El segundo postre fue la tarta fría de tres chocolates. Con su galleta al final, otro triunfazo.

Tarta tres chocolates
Tarta tres chocolates

En conclusión rápida. Si estáis por el centro o por la Ribera, dejaros caer, llamando antes si podéis. Pedid y probad cualquier cosa de la carta, que saldréis contentos y con una cuenta comedida. Tienen buenos vinos por copas y también botellas a buen precio. Un sitio sin fanfarria pero de los de volver.

Precio: 20-25€

Web: restaurantetraca.com

Ficha Google+: N/A

Localización:

Taberna Laredo, lo que tiene el esmero

Hace unas semanas estuvimos cenando en Taberna Laredo, o Laredo simplemente , en el que es ya el tercer local que abren los hermanos Laredo, que empezaron en 1993 con esto de dar de comer a la gente.

Laredo se caracteriza por un producto de máxima calidad y de temporada, y el máximo esmero en la mesa. El nuevo local tiene una gran barra, tanto en dimensiones como en calidad, y yo creo que me llamó más la barra que el propio comedor donde cenamos. Habrá que volver a probarla.

Nos sirvieron un aperitivo de patatas fritas y un mejillones de llorar de ricos. Mientras los tomábamos con una cañita íbamos ojeando la carta.

20130709-075920.jpg
Aperitivo

Lo primero que probamos fueron estos pinchos de lomos de anchoa y de sardina ahumada, con tomate y burrata. Si esto no son unos buenos filetes no sé lo que son. Qué luzajo de canapés.

20130709-075956.jpg

Después las alcachofas salteadas con cigalas. Otro espectáculo de plato, sencillo pero bordado.

20130709-080009.jpg

El último entrante fue la ensalada templada de burrata, tomate, aguacate y cigalas. Repetimos algunos ingredientes pero mereció la pena! Entre cinco la verdad es que tocamos a poco y nos dio mucha pena.

20130730-234723.jpg

De vino pedimos un Remelluri reserva 2007, un rioja tremendo. Entramos con los platos. Como veis no abusamos demasiado de los entrantes porque luego pedimos muy bien los segundos y remataremos con postres.

Yo pedí un entrecot de vaca vieja, de buena familia. La carne de primerísima calidad y verdadero sabor a carne, que me encanta. Para mí el lomo alto es la mejor parte de la carne, sobre todo si es una buena vaca. Acompañado de patatas fritas y pimientos, qué más puede pedir uno?

20130730-234752.jpg

20130730-234803.jpg

Probamos también los chipirones a la plancha, con ajito, cebolla confitada y un alioli de almendra. Ya podéis ver en la foto la pintaza que tenían. Cuando he dicho que en esta Taberna pueden fardar de producto no iba en broma.

20130730-234815.jpg

Por último el tartare de atún rojo que fue otra maravilla. Bien aliñado y acompañado de huevas y algas, que rematan el sabor.

20130730-234829.jpg

Con un buen postre rematamos la jugada…. Yo pedí un flan de queso espectacular. A mí me apasiona todo lo que lleve leche, y si es cremosito aún más. Este no os lo podéis perder. Otros que pedimos fueron helados variados y una tarta.

20130730-234857.jpg

20130730-234911.jpg

20130730-234920.jpg

Típico sitio redondo: buen servicio, buena cocina y el mejor producto. La carta no es demasiado larga en segundos platos pero sí muy amplia en entrantes y raciones para compartir. Algo me dice que la barra tiene que ser espectacular así que, como ya he dicho, esperamos hacer segunda entrega.

Precio: en torno a los 50€

Ficha Google+

Web: tabernalaredo.com

Harvard & Co., hamburgesa de presa ibérica!

(post original de septiembre 2012, actualizado varias veces)

Diciembre 2012

Hola. En Diciembre volví a este estupendo sitio, que para mí sigue siendo la mejor opción dentro del centro comercial de los cines de Manoteras. Esta vez pedimos una hamburguesa clásica (con tu queso y bacon) de ternera blonda de Aquitania pequeña, y mi amigo Jaime una pequeña de boletus.

Hamburguesa clásica de blonda con ensalada
Hamburguesa clásica de blonda con ensalada

La carne de blonda de Aquitania estaba buena, pero no me pareció especial. Quizá un día con mucha hambre y poca vergüenza pida una de cada para comparar. O media y media…

Hamburguesa de boletus
Hamburguesa de boletus

La de boletus como veis tiene una pintaza y si os gustan la setas es una opción muy buena. Merece mucho la pena, y viene también con cebollita.

Aprovecho para actualizar el post con la web y el número de teléfono, que creo que hay gente que estaba buscando. El problema es que al principio no tenían activa la web.

Web y teléfono: harvardandco.es – 91 3832995 o 625955492

Precio: 11,5€

—-

Septiembre 2012

El martes estuve cenando rápidamente en el Harvard & Co., uno de los nuevos locales del resurgir del centro comercial del Cine Manoteras, tras el cierre de todos cuando la compra del cine por Cinesa, por motivos no totalmente esclarecidos.

Harvard está al fondo de la galería y desde lejos da la sensación de una mezcla entre pub y salón de estar, con paredes verdes, butacas y estanterías llenas de libros. Además de un par de mesas bajas con sofás tienes unas cuantas mesas pequeñas para cenar.

La carta es relativamente larga para un sitio de hamburguesas y hay bastante originalidad en ellla, lo cual es complicado hoy en día con el boom hamburguesero que vivimos. Tienes lo primero una serie de entrantes y ensaladas y como platos principales las hamburguesas, que se dividen en normales (a elegir buey o ternera; 160 o 230g), blonda de aquitania, de pollo, y de presa ibérica. Todas las hamburguesas se sirven con patatas fritas.

Yo pedí un doble de Mahou para beber (que vino con tapita) y una Serranita de presa ibérica, que viene con jamón, pimientos verdes fritos, cebolla a la plancha y queso manchego semicurado. Me picó la curiosidad probar la blonda de aquitania, que es una vaca de este porte, pero será la próxima vez. De esta misma carne puedes pedir también tartare, solomillo, entrecot y empanado. Para la hamburguesa elegí pan de mollete, por la otra opción, el pan de molde me parece mucho peor, y no me equivoqué.

Debo decir que la hamburguesa de presa ibérica estaba espectacular. El tamaño (200g) perfecto y el punto acojonante. Carne rosita y jugosa, caliente y súper sabrosa. El aderezo del resto de ingredientes completaba del todo la hamburguesa. Mi amigo Jaime pidió una de buey y también estaba espectacular por lo que me dijo.

De postre no pedimos nada pero tienes los típicos postres americanos de rigor a 5-6€. Otro gracia del sitio es que tiene menú del día por 10,8€.

Precio: 13€

—-

Octubre 2012

Ayer volví a ir al Harvard y pedí una hamburguesa de Blonda de Aquitania, pero no sé si por ser domingo o por qué, pero se les había agotado, así que al final pedí una de Steak Tartare de 230g de buey. La verdad es que no me gustó demasiado, porque no era ni hamburguesa ni tartare. La carne era buena, sí, pero no dejaba de ser carne cruda y fría por dentro y un poco hecha por fuera, y sin estar muy aliñada, además de que el pan apagaba el sabor que tenía. Decididamente es mejor pedir hamburguesas normales o bien tomarte un tartare como tal, en otro sitio.

 

Web y teléfono: harvardandco.es – 91 3832995 o 625955492

Julio 2013

El Harvard se ha convertido en uno de nuestros favoritos, y desde luego es lo mejor que hay en Manoteras.

Recientemente volvimos y probé un par de cosas que no conocía: fingers de queso y el entrecot.

20130728-235532.jpg

20130728-235546.jpg

Los fingers eran de cheddar y me gustaron mucho más que los normales de mozzarella. La salsa de frambuesa les daba un toque muy rico además.

El entrecot me sorprendió por su tamaño siendo el precio 16€. La carne estaba muy rica, y las patatas que lo acompañaban me encantan, pero la lástima fue que lo pedí al punto y estaba muy muy hecho. El plato además estaba a mil grados por lo que hizo que se hiciera más todavía. Nota mental: pedirla poco hecha, que parece que el punto de la hamburguesa lo manejan, pero el de la carne no!
La carne venía con un bollo calentito, pero no aporta mucho tampoco.

Vaca Nostra – Hacía falta un sitio así en Madrid

images

El otro día visitamos el restaurante Vaca Nostra. Yo lo había visto al pasar por delante y me llamó la atención, pero no fue hasta que vimos el post de Profundidad de Campo que me decidí a ir, y con las expectativas muy altas.

Vaca Nostra es el nuevo restaurante de Juan Pozuelo, el rey de la carne. Comenzó sus andadas con la magnífica carnicería Raza Nostra, aunque luego se ha hecho famoso gracias a sus Hamburguesa Nostra, que ya se venden en muchos mercados de calidad, algunas grandes superficies y cada vez tiene abiertos más restaurantes Hamburguesa Nostra con el formato de barra alrededor de la plancha.

Vaca Nostra se aleja bastante de lo que conocemos en Hamburguesa Nostra, ya que aunque el atractivo se basa en carne de buenísima calidad, el nivel del restaurante es cien veces mayor, y el precio también está en otro nivel.

Lo primero que llama la atención del restaurante es la exposición de carnes que tienen ante la cocina. Además la cámara de maduración de la carne tiene paredes transparentes, por lo que puedes ver todo el producto de golpe, e impresiona, de cantidad y calidad.

foto de madridalacarta
foto de madridalacarta

A cenar fuimos tres personas con buen apetito: Miguel, Sergio y yo. Empezamos la sesión con una buena Alhambra 1925, una de mis cervezas favoritas. Ahora ya se encuentra fácilmente en Madrid, pero “antiguamente” no perdía una oportunidad de cuando iba a Granada para pedirla. Como veis vino con un aperitivito de pan (del obrador Madre Hizo Pan) y cazuelita de albóndigas a la madriñeña. Ricas!

Aperitivo de albóndigas madrileña, pan
Aperitivo de albóndigas madrileña, pan

De entrantes había bastante donde elegir, y todo con buena pinta (mucha verdura, burrata, foie a la brasa, ensalada…). Tienen también una sección de chacinas varias, con butifarras, chistorras, morcilla y otros embutidos de ibérico de bellota que nos llamaron mucho también. Nos decantamos por una butifarra de trufa que nos pareció muy rica, de las mejores que he probado. A mis acompañantes no les conquistó, quizá en comparación con lo que vino después, pero a mí la butifarra siempre me ha gustado mucho. Ahora en Raza Nostra han sacado una verdera variedad de butifarras con diferentes sabores.

Butifarra de trufa
Butifarra de trufa

El otro entrante fue el huevo a baja temperatura con parmentier de trufa. Fue una triunfada de plato. Quizá para tres supo a poco, pero lo disfrutamos muchísimo. Va el huevo sobre la crema de patata y trufa, y con ese pan magnífico que nos pusieron nos liamos a untar como descosidos hasta que no quedó nada.

Huevo pochado en parmentier
Huevo pochado en parmentier

Y ahora viene lo importante. Vaca Nostra es un restaurante de carne, y allí se va a comer carne, a menos que tengas una razón muy justificada para lo contrario. De la vaca puedes elegir bastantes cortes: chuletón, solomillo y entrecot principalmente; pero luego también puedes probar el T-bone, el rib-eye, presa, carrillera, hamburguesa o tartare. Para los tres primeros platos también puedes elegir la raza de la carne: Fleckvieh-Simmental (raza suiza), Rubia Gallega y buey de Parda Alpina, de precios ascendentes.

Nosotros nos dejamos aconsejar por el camarero, muy servicial, y nos pedimos un chuletón de buen tamaño para los tres (1670g) de la intermedia, una Rubia Gallega. Antes de nada ved la imagen y llorad.

1670g de chuletón gallego
1670g de chuletón gallego

He comido mucha chuleta en mi vida y creo que nunca había visto nada igual. Un espectáculo de color y sabor, perfectamente en su punto. Realmente para llorar del gusto. Todas las carnes vienen acompañadas de patatas fritas y cebolletas, y una ensalada muy rica y bien aliñada. La carne sola está exquisita, pero bien acompañada es un manjar de dioses.

Patatas fritas
Patatas fritas y cebolletas a la brasa
Ensalada fresca
Ensalada de hojas

No quiero dejar de comentar que además de estas vacas se puede probar carne de Waygu y de Angus Black, así como lomo de cerdo y varios cortes de cordero, y algún pescado para el que lo eche de menos.

De postre, un par de cosas para compartir: arroz con leche (con coco y piña caramelizada) y la torrija de brioche (sobre toffee de vainilla y café).

Arroz con leche y piña
Arroz con leche con coco y piña

Ambas cosas muy recomendables y muy cuidadas, pero al lado del platazo de carne que tomamos, cualquier cosa palidece.

Torrija
Torrija de brioche

De vino pedimos para Sergio y para mí una botellita de 50cl de Arrocal 2011 Ribera del Duero, que nos pareció muy correcta y bien de precio.

Conclusión: Si os gusta la carne no dejéis de venir. Ahorrad si hace falta, pero tenéis que conocer la carne de este sitio, porque dudo mucho que haya muchos sitios parecidos a este en España. Yo ya estoy deseando volver.

Precio: 60€ con vino y copa

Ficha Google+

Web: vacanostra.com

Apuntes de la visita de Gallego

Después del reseñón que ha hecho Borja, poco tengo que decir. Coincido en todo lo que os ha contado. Es un sitiazo y merece la pena ahorrar para ir a disfrutar de su carne. Tened por seguro que la relación calidad precio es muy buena. Con un servicio muy atento y que te asesoran perfectamente para elegir el corte y cantidad de carne.

El local está muy bien, pero el espacio entre mesas es reducido. Un poco más de holgura se agradecería. Aunque bueno, con el exitazo que están teniendo o meten las mesas con calzador o tendrían una lista de espera de meses.

Brevemente, os cuento lo que tomamos Carol y yo en nuestra visita. Empezamos también con el aperitivo de albóndigas a la madrileña de parte de la casa. Muy muy buenas. Suaves y muy buen plato para niños.

Aperitivo de albóndigas a la madrileña
Aperitivo de albóndigas a la madrileña

El primer entrante que tomamos fue el salmorejo. Como habéis podido apreciar, en Vaca Nostra el principal handicap es una materia prima excelente y preparada de forma sencilla. En el caso del salmorejo, además se permiten un punto de innovación, con un suero cristalino, que acompaña al salmorejo, a modo de cóctel. Muy original y muy muy bueno.

Suero de salmorejo
Suero de salmorejo

Pero lo importante es que el salmorejo lo hacen con tomates de huerta y es realmente sabroso. El servicio es tal que primero te presentan la guarnición con huevo, patata, jamón y cebollino, y después te sirven el salmorejo. Muy suave. Un entrante muy recomendable por ser diferente y muy bueno.

2013-05-11 15.42.31

Guarnición y salmorejo
Guarnición y salmorejo

Después tomamos media ración de jamón ibérico de bellota. Jamón en su punto y plato bien vestido.

Media ración de jamón ibérico
Media ración de jamón ibérico

Y de ahí a “nuestra carne”. Nosotros no optamos por el chuletón, sino por un par de entrecotes de ternera rubia gallega. Carne limpia de unos 450 gr cada pieza. Primero, te presentan las piezas en crudo para que des tu visto bueno. La foto no es una maravilla pero aquí tenéis el antes. Escasísima grasa y un color sobresaliente.

Entrecotes de rubia gallega en crudo
Entrecotes de rubia gallega en crudo

Y si el antes era prometedor, el resultado es aún mejor. Un maravilla de carne. Así que cogimos la herramienta y a disfrutar al 100%. La guarnición de patatas con cebolleta y ensalada de brotes verdes, es muy buena y no es justo prestarle tan poca atención. Pero es que el principal protagonista es toda una estrella que eclipsa al resto.

La herramienta
La herramienta
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Entrecote de Rubia Gallega emplatado
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes
Guarnición de patatas con cebolleta asado y ensalda de brotes verdes

Y todo esto acompañado con un buen vino del Priorat que nos recomendó la sumiller. Realmente agradable y atenta. Como todo el equipo.

La Poutre – Semana Santa Gastronómica en París – Parte III

la-poutre

La tercera entrega, trata de un restaurante un tanto peculiar. Está por la zona de la primera entrega, Montmartre. Una de las zonas más turísticas que no te puedes perder. Con el barrio de los pintores, la iglesia de Basílica del Sacré Coeur y, como no, el Moulin Rouge.

Dato importante a tener en cuenta: Existe un funicular para subir a la Basílica, por si al ver la cantidad de escalones os echáis para atrás, aunque sería una pena. Como diría mi padre, si no has visto la Basílica es como si un hubieras ido a Paris! Por lo que os recomiendo hacer la foto desde abajo (justo al lado de la entrada al funicular) que es ESPECTACULAR y luego decidís:  los intrépidos por las escaleras y los más conservadores por el trenecito… jejeje.

Después de este paréntesis de información turística, vamos a lo que nos interesa: COMER BIEN! El local en cuestión se llama ” La Poutre”. La primera impresión es la que cuenta y, en este caso, fue bastante mala. No por el local, sino por el olor que había dentro. El olor era muy característico aunque en un principio no sabíamos a que nos recordaba. De todas maneras, le dimos una oportunidad. No se puede juzgar a un restaurante sólo por su olor. Y es que en el momento en el que ojeamos la carta entendimos el olor. Estábamos en un sitio típico en el que se servían fondue!! Por eso el olor tan raro y fuerte era por el queso!! 

entradaPoutre

Puerta de entrada

Como en todas las entregas, seremos seis comensales, los cuales se dividen en un menú y el resto a la carta. Al ser un sitio típico de fondue ya sabéis cual fue el primer entrante.

Fondue, aviso al navegante,  en muchas ocasiones las fondues que te sirven suelen ser mínimo para dos. En este caso a pesar de ser 6, tuvimos más que suficiente para probarla y dejarnos con un exquisito sabor de boca.En mi caso era la primera vez que la comía y me sorprendió gratamente. Nos la trajeron acompañada por un cesto de pan (cortado en cuadrados más o menos grandes), pepinillos y cebolletas y, lo más sorprendente, patata hervida. Una sorpresa para los que ya habían probado antes una fondue. El toque de la patata era muy bueno, y os puedo decir que me gusto más que con el pan.

Había otro tipo de fondue. Era la fondue de carne. Ésta no la pedimos, puesto que  pensábamos que iba a ser demasiado queso. Pero cuál fue nuestra sorpresa, al darnos cuenta que no llevaba queso!! Esto lo sé, no porque sea adivina, sino porque lo vimos en la mesa de los clientes de al lado. Era un recipiente parecido al que se muestra en la foto, pero en este caso estaba lleno de mantequilla o aceite hirviendo. Luego traían el plato con carne y, ala, ya está la fondue. Creo que también sería un buen entrante a elegir. Por salirse un poco fuera de lo normal.

2013-03-29 22.25.51

Fondue

Foie gras, en comparación con el que probamos en “Cafe Le Depart Saint Michel“, éste me gusto más. En ambos casos estaba un tanto frío y no era fácil de untar. Pero el sabor era muy rico.  Yo creo que con haberlo dejado cortado unos minutos más en la cocina, sin traerlo a la mesa, habría estado en su punto para servir y comer.

2013-03-29 22.23.13

Foie gras

Ensalada de tomate, en este caso era uno de los entrantes que te ofrecía el menú. A pesar de ser para una sola persona, me pareció un poco escasa. No se si por las dimensiones del plato. Suponía que traería más cantidad. Aunque fuese de lechuga. Estaba buena, aunque la mayonesa no le terminó de cuadrar mucho al que la pidió.

2013-03-29 22.23.18

Ensalada de tomate

Una vez comentados los entrantes, pasaré a comentaros los principales. 

Confit de pato: Hay una gran diferencia entre confit y magret. Me la guardo para próximas entregas para manteneros intrigados. No sé porqué, pero el pato es una de mis pasiones. Así que no soy muy crítica con él. En este caso, era confit frito. De sabor estaba muy rico y muy jugoso, pero la carne estaba un poco seca. En mi opinión, le faltaba un poco de salsa a un lado, para que cada uno se sirviese a su gusto.

2013-03-29 22.57.47

Confit de pato

Dorada: No es un plato fijo de la carta, puesto que era el pescado del día. En este caso el aspecto de la dorada a la parrilla era espectacular y tenía un buen tamaño. Fue la mejor elección de la comida. Su sabor era muy bueno y venía acompañado con arroz basmantí. La presentación era simple, pero es que no necesitaba más.

2013-03-29 22.58.18

Dorada

Chuletillas de cordero: El punto en Francia parece que es un poco más crudo que en España. En este caso tuvimos que pedir que nos pasaran las chuletas un poco más. Las chuletas eran de cordero viejo, con un sabor más fuerte que las de lechal, que la verdad es que nos gustó.

2013-03-29 22.58.13

Chuletillas de cordero

Espaguetis: Unos espaguetis boloñesa correctos.

2013-03-29 22.58.04Espaguetis

Entrecot: El filete, estaba jugoso y tierno. Rosado por dentro y no soltaba ni gota de sangre. Estaba PERFECTO.

2013-03-29 22.57.59

Entrecot

Para beber pedimos cervezas y agua. Aquí si que pagamos el precio de ser turista, 6 € por cerveza.

El precio por persona fue de 46€. La relación calidad/precio fue buena. El precio del menú era de unos 17-20 €.

Conclusión: No tener en cuenta la primera impresión, siempre ir un poco más lejos y si al final de la experiencia, sigues pensando que la primera impresión es la que cuenta, con no volver es suficiente!

Dirección: 10 Rue Trois Freres, 75018 Paris, France (Montmartre)

********************

*** Cosa curiosa ***

********************

Para terminar, quisiera comentar un artilugio que nos llamo la atención al sentarnos a la mesa… vosotros veréis directamente la imagen con todo puesto.

Bueno, pues al sentarnos a la mesa encontramos una lámpara (como si fuera un calefactor, de resistencia) y enfrente de la lámpara una pieza metálica en la cual, que servía de soporte. Pero realmente, no sabíamos que era. Nos fuimos del restaurante con la duda, pero dando una vuelta por otro barrio la vimos otra vez. Era otro tipo de Fondue!! Pero que en este caso se ponía medio queso enfrente de la lámpara y esta derretía el queso que caería sobre un plato.  Sistema curioso para derretir queso!! He intentado buscar el nombre … pero no lo he conseguido 😦 seguiré intentándolo.

queso

Casa Goyo (Alcocer, Guadalajara): A LO GRANDE

La entrada de hoy es un poco peculiar, porque el sitio lo merece. Las fotos son de hace un par de años, pero es que Casa Goyo, en Alcocer (Guadalajara) es un sitio mítico.

Casa Goyo

Se tarda en llegar una horita en coche desde Madrid, pero realmente merece la pena, y de paso puedes aprovechar para echar el día por la zona. Goyo es famoso principalmente por el tamaño de sus platos, de proporciones monumentales y desmesuradas. Parte de la gracia de la comida es la sorpresa al llegar el plato, aunque hayas ido a comer allí cien veces. Es muy normal que no calcules bien y te salga la comida por las orejas, pero no te preocupes porque lo que sobra te lo preparan para llevar.

Aquel día pedimos de entrantes las croquetas, que como veis son de comer en unos cuantos bocados. Por dentro la bechamel está muy rica, no demasiado espesa y con jamoncito.

Croquetas
Croquetas

Otro entrante mítico son las migas, con huevos fritos con uvas. La ración da para muchos así que id con hambre.

Migas con huevos
Migas con huevos

De segundo están riquísimo el gran entrecot, el solomillo o las chuletas, pero lo que la mayoría de la gente pide porque es un impresionante es el San Jacobo, el plato más caro de la carta porque da para que coman dos pueblos enteros. Tiene el tamaño de un cuaderno y como dos dedos de grosor. Si lo cortas ves con son varios filetes de ternera blanquita muy rica, mucho jamón y mucho mucho queso. Es una pasada como nunca habéis probado, y además es gigantesco y al tener queso llena muchísimo.

San Jacobo
San Jacobo

De postre el flan es lo de la foto. Sí, si pides un flan te ponen eso, aunque sea para uno. Buenísimo.

Flan casero
Flan casero

El otro postre que pedimos me encantó. Son cinco cisnes de hojaldre de tamaño progresivamente menor, rellenos de nata montada súper rica. Densa densa y muy dulce, como a mí me encanta.

Hojaldres con nata
Hojaldres con nata

Tras los postres un café y copitas de la casa. Lo normal es que no puedas moverte en media hora o más, debido a la inevitable comilona.

Licores
Licores

Recomiendo después pasaros por el embalse de Buendía si hace bueno, y disfrutar del sol y el paisaje, y si os lleváis bañador, daros un baño!

Pantano de Buendía
Pantano de Buendía

Para más fotos, echad un ojo al link de google. Los fines de semana se llena hasta arriba, así que llamad con varios días de antelación para reservar.

Precio: 35€

 

Casa Pablo (Aranjuez): Comer Bien.

Otra entrada rápida, de estas navidades. El día de Reyes andábamos por la zona de Aranjuez y decidimos ir allí a comer. Íbamos sin reserva, así que al final acabamos en Casa Pablo, que sabes que antes o después allí te dan de comer, y bien. Casa Pablo es un clásico del centro de Aranjuez y lleva abierto desde 1941. Yo mismo de pequeño he podido ir con mis padres decenas de veces y lo recuerdo con mucho cariño.

Mítica barra
Mítica barra

Nada más entrar te encuentras con la barra, que es un monumento castizo y da gusto ir allí y tomarte unos refrigerios o unas tapas. Mientras esperábamos que nos dieran mesa, nos tomamos una caña y un vermú, con los que nos sirvieron unas aceitunas amargas de las gordas buenísimas. Además para hacer boca pedimos una ración de boquerones en vinagre, ya que a los dos nos encantan los encurtidos, los escabeches y los sabores avinagrados. La ración de boquerones fue brutal, muy generosa y de unos boquerones que dan gusto, bien gorditos y de carne muy blanca.

Boquerones en vinagre
Boquerones en vinagre

Ya cuando se liberó una mesa subimos al comedor de arriba, que es inmenso. Tienen otro abajo, más pequeño. La decoración del sitio es muy clásica y acogedora, con mucha madera oscura.

Lo cierto es que andábamos muy cansados y cuando nos sentamos eran ya pasadas las cuatro y al final no teníamos demasiada hambre, así que simplemente pedimos un plato cada uno y nos fuimos a echar la siesta. Carmen se pidió un pisto con escabeche de bonito (9€). Podéis ver qué rico, abundante y muy sabroso, con un toque de virutas de verduras encima.

Pisto con escabeche
Pisto con escabeche

Yo me pedí un solomillo de ternera (24€) porque no me apetecía tomarme un asado ni nada excesivo. Solomillo es algo no suelo pedir porque en general es difícil encontrarte con uno bien preparado. Parece que está de moda poner un buen lonchón de solomillo y servirlo vuelta y vuelta, generalmente medio frío. A mí la carne me gusta poco roja, que no es lo mismo que cruda, y por supuesto siempre caliente. Bien, pues la sorpresa con este solomillo fue mayúscula. De los mejores que he tomado, y sin duda el mejor de los que recuerdo recientemente. Un buen filete, gordo, pero hecho en su punto, rosita y jugoso, y el sabor de otro mundo. Viene acompañado por un pastel de patata y una salsa de nata que le dan un toque muy rico, pero que no necesita para nada.

Solomillo de ternera
Solomillo de ternera

Podéis ver que Casa Pablo es un sitio de los de siempre, con una calidad excelente llevada a todos sus extremos. Me dio mucha pena llegar cansado y sin hambre y siento que le debo una visita en cuanto pueda, porque me quedé con ganas. Casa Pablo siempre se ha caracterizado por su buen producto y un servicio inmejorable. Jamón, embutidos, queso, buenas ensaladas, espárragos, las mejores verduras, de segundo asados, solomillo, chuletillas, entrecot, caza, también buenos pescados y mariscos, y de postre fresas de Aranjuez con nata, nueces con nata, cuajada, flan… Qué buenos recuerdos en este sitio.

Web: casapablo.net

Precio: 29€ (normalmente 40-50€)