Restaurante Piñera, cocina de mercado y honesta

Bueno, pues por fin he conocido el Piñera, y ya me tocaba porque vivo muy cerca y estoy harto de pasar por delante… La verdad es que desde fuera no te esperas la calidad que contiene.

Piñera nace hace cinco años de la mano de dos hermanos Marrón, naturales de Piñera (Asturias) con la colaboración del gran Benjamín Urdiaín, el chef navarro que consiguió en 1987 la tercera estrella michelín para Zalacaín, el primero en conseguirlo de España. Hasta hace poco también destacaba su servicio gracias a Jorge Dávila, que fue premiado michas veces como mejor jefe de sala en Piñera. El restaurante Piñera fue según los premios Metrópoli el mejor restaurante de 2009, que fue cuando abrió sus puertas.

Pero basta de nombres y reconocimientos, vayamos a lo importante. Piñera tiene un par de comedores amplios y luminosos. Su decoración es algo extraña y para mí un poco fea, pero tampoco es intrusiva. Su cocina es de mercado, con el mejor producto que encuentran y según ellos, una cocina honesta, sin subterfugios, e intentando destacar siempre la materia prima.

comedor
comedor

De aperitivo pedimos una cervecita y nos trajeron unas aceitunas gordales aliñadas que cayeron en breves instantes de lo buenas que estaban, de modo que tuvieron que traernos una segunda ración. Empezar así, sin lugar a tiempo ocioso es de buena mesa. También nos trajeron el pan que luego fueron reponiendo durante toda la comida, ya que había cuatro diferentes (aceitunas, tomate, blanco e integral) y fuimos probando todos. De vino nos trajeron la carta que es extensísima, y a destacar la parte de champagnes. Pedimos un Artadi 2010 (28€) que resultó perfecto para la ocasión.

Aceitunas
Aceitunas

Como digo, es importante que te tengan entretenido mientras esperas la comida, porque si no la gente se desespera. En Piñera se portaron bien y nos trajeron dos miniaperitivos para ir calentando. Uno fue un vasito de crema de boletus, muy sabroso, y el otro una cucharita de salmón marinado. Gracias!

Aperitivos
Aperitivos

De comer, aprovechando que las raciones no son pequeñas, pedimos todo para compartir entre dos: dos primeros y dos segundos. Amablemente se ofrecieron a traernos todo ya dividido en dos y emplatado, para no tener que andar peleándonos por la comida, que queda feo. Por eso tened en cuenta en las fotos que son todas de medias raciones.

El primer primero fueron las alcachofas con almejas y porrusalda ligera… Ahí ya nos dimos cuenta de que la calidad de la cocina era algo espectacular. Las alcachofas en su punto perfecto, consistentes pero no duras, sin hebra ninguna; las almejas sabrosas, frescas, de buen tamaño, y todo ligado con una crema ligerita de puerro exquisita.

Alcachofas con almejas
Alcachofas con almejas

El segundo primero fueron chipirones encebollados y tuétano. Sencillo, delicioso, perfecto. Creo que podéis ver en la foto que el punto del chipirón es perfecto, la fritura del calamar igual, finísima, y lo que nos remató en este caso fue el tuétano, que está debajo pero hay bastante, y según lo más juntando con lo demás, hace que el sabor general del plato sea sublime.

Chipirones encebollados
Chipirones encebollados

Llegamos a los segundos. El primero de ellos fue merluza de pincho, con calabacín, aceituna negra y salsa de lima. Para mí este fue el plato rey de la noche, porque la merluza estaba que se salía, de fresca, de blanca, de bien hecha, de todo. Además el contrapunto de la aceituna (que parecía soja) y la lima, un poco ácida nos sorprendió y nos encantó.

Merluza a la lima
Merluza a la lima

Y finalmente el plato que todo el mundo alaba de esta casa, y no es para menos: Steak Tartare al gusto, con patatas soufflé. Lo pedimos picantito, que nos gusta a los dos y la verdad es que lo bordaron. Para mí lo mejor es la carne, que se puede ver en el color y en el corte que es de primerísima calidad; y desde luego el aliño también es buenísimo, porque es abundante y liga fenomenal. De acompañamiento unas tostadas de pan y las patatas, que te las comes sin enterarte de ser tan ligeras.

Steak tartare
Steak tartare

Terminamos muy bien de cantidad, pero un postre no hace daño a nadie, así que decidimos probar algo. Las recomendaciones de la casa fueron las crepes suzette y la tarta de manzana, que llevan en la carta cinco años sin cambiarlas, pero por llevar la contraria pedí la creme brulée con frambuesas. He de decir que estaba muy rica, pero que no era la mejor que he probado (como las de Francia no estaba, lo siento) y por tanto no me pareció tan especial como el resto de la cena. Quizá para otra vez les hago caso y pido las crepes!

Creme brulee
Creme brulee

Tras el postre nos trajeron unos petit fours ricos y nos fuimos a tomar la copa a otro sitio de la zona, pero si os apetece tomarla con la sobremesa os lo recomiendo también, pues tienen un buen carro, bien surtido.

En conclusión, Piñera hace honor a su fama conseguida en poco tiempo, aunque también es cierto que no ha conseguido todavía hacerse un nombre entre los que no siguen el mundillo gastronómico, y desde luego no tiene nada que envidiar a sus vascos vecinos con los que compite.

Lo que sí noté y es algo que deberían mejorar, es que el nuevo servicio no me resultó nada acogedor. Fue correcto, sin nada raro pero para un sitio como este, con sus precios y calidad, entiendes que por parte del maitre y el sumiller, hace falta algo más que te haga sentir como en casa, no como un extraño… Quizá al haberme hecho expectativas de que la fama de Jorge Dávila hubiera dejado rastro por eso me decepcionó un poco este aspecto. En cualquier caso los camareros fueron atentos, precisos y rápidos, por lo que de su función no me puedo quejar.

Precio: 50€ (incluido 30% de descuento clubkviar)

Web: restaurantepinera.com

Ficha Google+

Localización:

 

 

 

Don Lisander, pizzas increíbles

El sábado pasado estuvimos en Don Lisander, un italiano discreto situado en Infanta Mercedes 17.

Fui por recomendación del blog de Matoses en un artículo sobre los mejores italianos de Madrid, de los cuales conocía varios, y la verdad es que este hace honor a su fama de unas de las mejores (si no directamente las mejores) pizzas de Madrid.

Probamos la pizza de tartufo (trufa y huevo), la diavola (pepperoni) y la de prosciuto e funghi (jamón y champiñones). Estaban todas buenísimas, con el punto perfecto y la masa es una pasada, finísima y suavísima. Creo que la que más me gustó fue la de prosciuto e funghi, lo cual es muy sorprendente porque nunca la pido por ser muy sosa, pero os aseguro que el jamón que le ponen aquí es fantástico.

De entrante pedimos una burrata (con tomate seco y salsa picante) que estaba también estupenda, aunque a diferencia de las pizzas, puedes encontrar otras igual de buenas por ahí.

El servicio bien, aunque tampoco nada del otro mundo. Algo raro fue que nos trajeron una de las pizzas antes de la burrata y la otra después.

En total nos salió por 30€/cabeza, aunque la verdad es que pedimos demasiado y la pizza de trufa es cara. También tomamos una botella de rosado para dos. Yo creo que puedes cenar por 15€ si no buscas darte un banquete sin mucho problema.

Actualización: Hoy he vuelto con mi padre y hemos compartido dos pizzas, increíbles como siempre, pero hemos probado también la pasta (tagliatelle bolognesa y ravioli de patate y speck con curri), que está muy buena y con muy buen punto, pero no llegan al nivel de las pizzas. También probamos para picar la mortadella italiana, que me encanta.

Actualización 26 de junio de 2012 by Gallego: fuimos el otro día y Carol se ha quedado enamorada de las pizzas y eso que tampoco es que sea la fan nº 1 de la pasta. Probamos la tartufo que es para volverse chalado (os dejo una foto) y la de prosciuto con funghi, más estándar pero también buena. La masa es fina y crujiente y las pizzas no son nada pesadas. Muy buena. Os dejo una foto y tened en cuenta que se puede pedir media pizza de un tipo y media de otro. Nosotros no lo sabíamos y la verdad que tienen una gran variedad y es la mejor manera de probarlas. De entrante pedimos el carpaccio de carne y también estaba bueno pero… las pizzas están sencillamente genial.

La PIZZA TARTUFO de Don Lisander – Única y Verdadera

Nueva actualización julio 2013:

Hemos pedido pizza para todos, yo una calzone y mi hermano 4 formaggi y fragola (cebolla caramelizada y bacon). Mi padre y mi hermana fragola y prosciutto y funghi.

De entrante cayó un carpaccio de bresaola, que a mí me ha gustado mucho. Realmente no es carpaccio, sino bresaola cortada muy fina con rúcula y parmesano. Le hemos echado un poco de aceite por encima y de lujo. Más barato además que el carpaccio normal.

20130724-230848.jpg

20130724-230859.jpg

La calzone farcito (rellena) es una pasada, creo que mi calzone favorita, porque la masa está en su punto justo y el interior tremendamente jugoso, con huevo y su jamón que es un escándalo de bueno en este sitio.

20130724-230913.jpg

El resto de pizzas buenísimas como siempre, aunque la de 4 quesos es muy pesada si no eres un gran enamorado. La fragola siempre triunfa porque el bacon le da un sabor súper rico a la cebolla caramelizada.

De postres tiramisu y cannolosiciliano. Yo he tomado el cannolo y me ha parecido riquísimo. Es una crema con ricotta dentro de un tubo de hojaldre durito, espolvoreado en azúcar. Un éxito.

20130724-235050.jpg

20130724-235058.jpg

Don Lisaner siempre triunfa, y sus pizzas no bajan el nivel. Lo único malo es que el servicio estos días de verano se queda un poco corto y si estás en la terraza te encuentras un poco abandonado. Además han tenido algún fallo como quedarse sin agua fría (nos pusieron hielos a cambio), pero bueno, todo sea por la pizzas. Ya por quejarnos, me parece un poco alto el sobrecoste (12%) que le meten a la terraza, ya que es calurosa y nada glamurosa en realidad.

Precio: 25€

Según nos comentan, han abierto una nueva trattoria en Bretón de los Herreros llamada Manzoni… Hay que probarla!

Maria Minor – Un bar en una Iglesia o una Iglesia reconvertida en bar …

exterior

En esta nueva entrada, os voy a hablar de un sitio un poco mas cercano y accesible para visitar, no esta en España pero si en la U.E. , concretamente en THE NETHERLANDS (Países Bajos u holanda)  hay un vídeo bastante divertido en you tube contando cosas típicas de los holandeses, os lo recomiendo, es en ingles y hablan un poco rápido… pero nada se escucha 3 veces y todo listo!!!

Como ya habéis leído en el titulo del post,  la gran particularidad de este lugar y su principal atracción, es que es una iglesia reconvertida en bar, debe ser que la poca afluencia de feligreses hizo modernizar el lugar!!!  Aquí os pongo unas fotos del interior puesto que merece la pena visitarlo si alguna vez pasáis por UTRECHT.

Interior1   Interior2

Interior del restaurante – Maria Minor

Está bien situado ya que está al lado de la salida de la estación-centro comercial de Utrecht, aunque parezca raro es así por un lado empieza la estación de trenes de larga distancia, buses, tram y cercanías y por el otro sales a través de un centro comercial. Bueno al tema que me lio y os cuento mi vida, el caso que el restaurante como bien se puede ver en la siguiente imagen se llama MARIA – MINOR.

exterior1

Entrada al restaurante

En este caso fui a comer un poco tarde, pero para esta gente era como la cena directamente, el sitio es bastante conocido por lo que siempre está lleno. La barra es imposible y si no se va un grupo muy grande de gente te puedes sentar en la mesa, lo único que se tiene que consumir algo de comida, es un sitio agradable y bullicioso pero se puede hablar con tranquilidad y sin dar voces.

En este caso solo pedimos tres platos como ya os comento entramos tarde y no queríamos comer demasiado.

En este caso muestro dos platos primero que son:

  •  Ensalada con queso de cabra frito: Esta ensalada la he probado muchas veces pero en cuestión del queso es la que mas me ha gustado, en este caso iba empanado pero era muy suave el empanado y el queso estaba muy cremoso, lo único que le faltaba algo mas de aliño, quizás con algún sabor o algo mas fuerte para contrarrestar el  sabor tan fuerte del queso.
  • Carpaccio: Estaba ESPECTACULAR era de jamón de la zona y era muy rico, tenía una salsa muy rica con pepinillos que daban un toque diferente y refrescante.
  • El pan es una de las especialidades de este país, tienes de todas clases, olores, sabores… eso sí siempre acompañado con algo, cremas para untar, mantequilla, salsas…

plato1

Ensalada de Queso de Cabra y Carpaccio

  • Costillas de cerdo: En este caso estaban aderezadas con cerveza, por ese motivo las pedimos, pero nos desilusionó, teníamos otras expectativas sobre ellas… no estaban malas y el sabor era diferente, pero tampoco nos supo a mucha cerveza, era más una mezcla de diferentes hortalizas. Lo mas destacable era que estaban muy tiernas, parecían mantequilla estaban muy bien cocinadas.

plato2

Costillas a la cerveza

Para beber pedimos una cerveza típica en este caso “Juputer” el precio no es muy caro o por lo menos comparado con Madrid no nos lo pareció, lo que se podía denominar como doble nos costó 3.5€ y en Madrid hemos llegado a pagar 5€ por uno…

El precio de la comida fueron unos 35€/persona, por regla general en Utrecht son muy caros los restaurantes (según a los sitios a los que estas acostumbrado a ir) pero en este caso no nos lo pareció, sitio agradable para comer/cenar o para tomar cervezas, tienen una gran variedad y la mayoría son del país. Es aconsejable reservar.

Dirección: Achter Clarenburg 6a 3511 JJ  UTRECHT

Email de contacto: utrecht@cafe-olivier.be

Restaurante Lakasa de Cesar Martín – Cocina de mercado con una relación calidad precio excelente

Segunda Visita – Noviembre 2012

Esta es la segunda visita al Restaurante Lakasa. Esta vez fuimos un día de diario al mediodía y daba gusto ver que el local, que no es pequeño, estaba hasta arriba. Y es que realmente lo que Cesar Martín prepara está genial. Y a todo el mundo le gusta. La variedad de la karta es realmente amplia. Tienen medias raciones de casi todos sus platos, lo que permite compartir varios platos y probar toooooodo lo que puedas. Y es que la verdad que de lo que hemos probado hasta el momento todo nos ha gustado mucho. Además de la carta, también tienen platos del día, en función del mercado, y estos suelen ser los más recomendables.

Y por encima de todo, es muy destacable el servicio. Muy atentos y sobre todo muy entusiastas. Esto se contagia y hace que la experiencia tenga más probabilidad de ser muy satisfactoria. Además, se cuidan todos los detalles. Por ejemplo el pan con mantequilla.

Pan con mantequilla

En nuestra última visita, pedimos cuatro medias raciones diferentes. Empezamos con unas setas variadas con queso. Las setas eran trompetillas de la muerte, boletus y alguna variedad más. La verdad es que estaban realmente buenas.

Setas con láminas de queso

Después pasamos a los mejillones de Bouchot encebollados. Nos comentaron que estos mejillones crecen alrededor de un palo. Como os decía anteriormente la atención es un punto destacable y siempre están dispuestos a darte explicaciones sobre el plato, origen de ingredientes, etc. Los mejillones son pequeños, te los comes como pipas, y realmente sabrosos. Y el caldo de vino con la cebolla está para mojar pan.

Mejillones Bouchot encebollados

El siguiente plato fue el buey bourguignon. Guisazo de carne de buey con zanahorias y vino que lo dejan haciendo a fuego lento durante toda la noche. Jugos y la carne tierna. De lujo.

Boeuf bourguignon – realmente bueno

Por último, otro guiso bueno, el de liebre con níscalos. También muy bueno y servido en una mini cazuela muuuuy chula.

Guiso de liebre y níscalos

Conclusión, un sitio en el que me van a ver bastante. Excelente en su conjunto. Decoración, atención, comida y sobre todo variedad en su oferta gastronómica.Y con una relación calidad precio muy buena. Recomendable para todos los públicos. Y no excluyo a nadie. De niños a abuelos.

Primera Visita – Mayo 2012

Hoy la entrada es sobre un sitio relativamente nuevo y lo comentaremos por duplicado, ya que tanto Gallego como yo (BorjaEugui) estuvimos este fin de semana.

Lakasa abrió el enero en Raimundo Fernández Villaverde y su creador se llama César Martín (aquí os dejamos un link a su biografía), que os recibirá y os atenderá estupendamente con su delantal de guerra. El local está decorado en tonos oscuros y es bastante resultón. También podéis seguir el blog de este restaurante o seguirlos en twitter en @R_lakasa.

(borja) El estilo del sitio es parecido al del Puerto Lagasca, en el sentido de que puedes pedir medias raciones de cualquier plato, incluidos los postres, aunque la cocina es más de mercado si cabe. Tienes la carta, ya de por sí muy apetecible y original, y luego te traen una hojita con 8-10 platos de temporada o incluso del día, los cuales yo creo que hay que aprovechar y probar, ya que no sabes si la próxima vez tendrás esa oportunidad. Otra singularidad encomiable es que tienes también unos 10 vinos diferentes por copas, de todos los colores y regiones, y a un precio estupendo! Yo opté por una caña grande al llegar para quitar la sed, una copa de Paco y Lola (2,90€), ese albariño tan simpático, con los mejillones y luego pasé junto con el resto de la mesa a Condado de Haza 2008, ribera del grupo Pesquera, estupendo y con muy buen precio (18€), del cual cayeron dos botellas y media.

(gallego) Durante la cena del sábado probamos el Ribera de Duero “de la casa”, Terrible 2010. Aunque el nombre eche un poco para atrás, el precio no estaba mal (16€) y la verdad que el vino está bueno. Un poco fuerte para mi gusto pero nos vino genial para acompañar la hamburguesa y las carrilleras de cerdo con curry.

(borja) Nosotros fuimos cinco a comer por el día de la madre y pedimos para compartir los espárragos blancos de navarra a la plancha, la ensalada mixta de la casa, media de croquetas de calçots con romesco, media de cecina de waigu y una de mejillones al vapor con vino blanco y cebolla. A destacar sin duda los mejillones (haced barquitos!!) y las croquetas, hechas con leche de oveja. La cecina también me sorprendió porque estaba mucho más blandita de lo que es normal, y el sabor enorme.

(gallego) En la cena que nos dimos el sábado, también éramos cinco pero comimos muy poco. De hecho al llegar a casa tuve que recenar!! Para compartir pedimos las croquetas, los espárragos, el risotto de boletus y foie gras y la pizza de mojo picón. De los entrantes destacaría las croquetas (que son un must!!) y el risotto.

(borja) De segundo yo tomé dos medias raciones, para aprovechar la variedad. Primero media de tagliatelle con torreznillos y luego media de solomillo Wellington. La pasta estaba fresquísima y aldente. Solo recomendable para viciosos de la panceta! El solomillo fue algo espectacular, creo que lo mejor de la comida. Me parece que es un plato que preparó César exclusivamente para ese día e incluso iba él mesa por mesa con un carrito, tenedor de trinchar y cuchillo afilado en mano, sirviéndolo a los comensales. Nunca he probado uno tan rojito y jugoso y la cebolla caramelizada que lo acompañaba estaba de lujo.

Otros platos que probamos en la mesa fueron la raya desespinada al vino tinto, la hamburguesa de carne de la sierra de Guadarrama cortada a cuchillo, imprescinble y sabrosísima, con un punto extremadamente perfecto, y las vieiras, también buenísimas, aunque ese día no las pudieron acompañar de pez mantequilla, cosas del directo.

(gallego) En la cena del sábado, además de la hamburguesa pedimos las carrilleras de cerdo. Y a mí me gustaron incluso más que la hamburguesa y si te pones a comparar hasta más que las de su vecino el Sudestada!

(borja) De postre yo tomé la panacotta de pimienta de Sechuan, aunque la estrella fue sin duda la crema catalana, desbordante.

(borja) Para terminad aprovechad y hacedlo con una buena copita. Yo lo hice con un Beefeater-schweppes (8€), aunque por algo más tienes cócteles más exclusivos. (gallego) El sábado le dimos a los gyns de Xoriguer (ginebra mallorquina) y al Belvedere (13€) una pena que no tengan Grey Goose.

A destacar por último el servicio; todos los camareros estupendos y muy atentos, con César como gran director. Aunque tardaron un poquito más de la cuenta en tomarnos la comanda, luego la velocidad en traerla lo compensó con creces.

Precio: 25€ cena, 40€ comida, más la copa, dependiendo de la gula del momento.

Web: http://lakasa.es/

Yo sin duda volveré todo lo que pueda, porque me impresionó la calidad y la variedad, y me encanta poder probar cosas nuevas en cada visita.

Restaurante Rafa – Un clásico de lujo

Uno de los propósitos culinarios para lo que nos queda de 2012 y el 2013 es explorar una de las zonas más castizas de Madrid. Es la zona de Ibiza (desde O’Donell hasta Alcalde Sainz de Baranda). Tenemos una serie de restaurantes localizados, todos con valoraciones muy buenas, y ya nos hemos puesto manos a la obra. Empezamos por el restaurante Rafa y me temo que el listón lo ha dejado muy muy alto.

El Restaurante Rafa es de estos restaurantes tradicionales que desde que entras por la puerta ya sabes que te van a tratar genial y vas a comer mejor. Desde el aparcacoches hasta el maitre te atienden de maravilla. Al entrar, te encuentras con una zona de barra que tiene muy buena pinta. La verdad que nos habíamos tomado un par de cañas antes de llegar. La próxima vez me reservaré para tomarme la primera allí y tantear las tapas que se marchan.

Una vez sentados, una cervecita con unas aceitunas y a decidir. La carta es muy extensa. Alrededor de 10 entrantes diferentes, más 7 u 8 carnes y otros tantos pescados. Más las sugerencias del día y los mariscos. Así que hay variedad para todos los gustos. Respecto a la carta de vinos, pues también con bastantes referencias y con medias botellas. Nosotros nos decantamos por algo clásico. una botellita de Arzuaga.

Empezamos con unos Camarones de O’Grove realmente exquisitos. La verdad es que nos gustan mucho y estos estaban de maravilla. Muy sabrosos.

Camarones de O’Grove de lujo

De ahí a un plato que me encantó: El salpicón de bogavante. si mi familia se porta bien, me lo curro para Navidad. Muy muy bueno. El salpicón con buen aceite, cebolla, pimiento y generoso de crustáceo. Vamos que me encantó.

Salpicón de bogavante

Ya pasando a los principales, probamos la raya a la mantequilla negra y, por sugerencia expresa del camarero, la costilla de ternera con salsa agridulce. La raya me pareció realmente buena. Acompañada con unas alcaparras secas. Un plato muy recomendable y para repetir la próxima vez que vayamos.

Raya a la mantequilla. Muy recomendable.

Y después la costilla de ternera. Como es lógico, la sala agridulce es la antítesis total a la del chino. Una salsa de carne bien buena con un toque dulce que la hace más suave. La costilla muy buena aunque me faltó un poco más de carne en la ración, para quedarme satisfecho al 100%. Menos mal que tuve que ayudar a Carol con su raya. La carne la acompañan con unas patatas panadera muy buenas y que con la salsa ligan fenomenal. Pero no me gustó que me las cobraran a parte. Eran 2€ pero siempre mejor incluirlas en el precio del plato en carta.

Costilla de ternera en salsa agridulce

Y por último pedimos la tarta de manzana con crocanti. Estaba muy buena pero es dispensable y la próximavez probaremos otro postre… o pasaremos a las copas directamente.

Conclusión, uno de los clásicos que hay que conocer si o si. Servicio correctísimo y mucha variedad en la carta. No es barato pero la relación calidad precio es positiva y merece mucho la pena. El salpicón de bogavante y la raya platos muy recomendables.

Recomendable, o mejor dicho sitio perfecto, si vas con personas que valoren lo tradicional tanto en servicio como en la cocina. Y si les gusta el marisco y el pescado mejor. Y con el Retiro al lado para dar después una vuelta.

Del Frisco’s, fear no man (NYC)

Qué tal, amigos viajeros, para aquellos que vayáis a visitar NY en algún momento os dedico esta entrada para que podáis disfrutar de la mejor carne y el mejor ambiente.

Del  Frisco’s NY está situado en el 1221 Avenue of the Americas, en el bajo del edificio McGraw-Hill, muy cerca de Rockefeller Center. El local es uno de esos bajos espectaculares de NY con techos de unos 8 metros de altura, lo que permite distribuir el comedor en dos alturas, creando un ambientes animado frente a la barra y otro más tranquilo arriba. La decoración es lujosa pero discreta y luce sobre la barra el lema del local: Do the right and fear no man.

Barra y altura del local

Una de las cosas a destacar de este sitio es el servicio. Muy elegante, atento y a veces hasta divertido en su forma de presentar la carta.

He estado en Del Frisco’s tanto para cenar, como para comer o para tomar una copa afterwork. A mediodía no hay problemas para sentarte, pero para cenar asegúrate de llamar antes y reservar. El local es enorme pero en NY la gente abunda siempre.

En esta última visita íbamos a comer algo relativamente rápido para luego ir de compras.
Lo primero que te traen, como es costumbre en NY es un vaso de agua helada del grifo, que te rellenarán con afán toda la comida. Nosotros pedimos para beber cerveza, una tipo Munich muy sabrosa llamada Abita. Si lo que buscas es un buen vino, tienen una estupenda cava climatizada y una magnífica carta de vinos. Eso sí, cuidado con lo que pides. Una copa de vino californiano ronda los 15$ y una de rioja los 33$.

Para que no te aburras ponen de aperitivo un pan blandito casi como brioche aunque no dulce y un tarro de mantequilla batida, buenísima. No puedes parar de untar!

Para comer tomé un steak sandwich acojonante. Enorme, jugoso, sabroso, tierno y con el punto perfecto. Va en pan ciabatta y con cebolla y tomates asados. Mis compañeros pidieron la Prime Burger, hamburguesa enrome con carne de primera calidad. Impresionante también.

Steak sandwich

Como acompañante los gnochis de king crab (centolla) que están deliciosos, con un sabor muy intenso, si bien son muy contundentes.

En esta ocasión no tomamos postre sino únicamente un café latte. Una de las cosas que me hacen gracia de EEUU es que te ponen 4 tipos diferentes de sacarina, no sea que no tengan la que a ti te gusta! Qué país.

Esta comida nos salió por 40$ por cabeza, ya que fue relativamente light. El sándwich son 19$ y la hamburguesa 16$, pero la cerveza son 9$ y el café 5$. Además hay que tener en cuenta el 18% de propina.

En otra ocasión estuvimos cenando y tomé el Double Eagle Steak, que es uno de los filetazos más grandes y jugosos que he tomado nunca, si bien el precio es mucho más alto. En cualquier caso, si lo que quieres es la mejor carne, es aquí donde tienes que ir.

También es muy recomendable la barra, tanto afterwork como ya por la noche. Camareros/as muy atentos y una estupenda colección de cócteles. A destacar los tarros enormes que tienen en la barra rellenos de vodka y rodajas de piña.

Como nota final añadir que el Del Frisco’s original está en Dallas desde hace 20 años y que ahora cuentan con 9 restaurantes en EEUU.
Página web: http://delfriscos.com/

Roka, apuesta segura en Londres

Buenas, me llamo Borja Eugui (Bugui) y voy a ayudar a Gallego con este blog suyo de restaurantes y comida, que espero que os sirva para conocer los mejores sitios.

Hoy hablaré de ROKA, uno de los japoneses de moda en Londres que se ha convertido en un clásico. He ido las últimas tres veces que estado en Londres este año y cada vez he salido más contento.

Está muy bien situado en el barrio de Fitzrovia, juto al norte del Soho, en 37 Charlotte St. Si os quedáis a dormir en el Meliá White House, que por otro lado recomiendo, está a 10 minutos andando. Otra de las grandes ventajas de este restaurante es que os dejarán sentaros hasta las 23h, que para Londres es muy tarde y en casi ningún lugar te aceptan. El ambiente es impecable, lleno de gente guapa y es recomendable tanto para comer solo en la barra, con pareja o en grupo.

El restaurante es japonés fusión y está basado en cocina robatayaki (parrilla) pero tiene también delicioso sushi y sashimi, magníficos postres y una buena carta de bebidas. La decoración es muy agradable, destacando su cocina abierta al público con una enorme parrilla en el centro y una impresionante barra de sushi hecha de madera artesanal rodeándola. Tiene también mesas para dos personas y otras redondas para grupos medianos.

Lo mejor es empezar la cena con uno de los cócteles de la carta. Yo tomé la última vez un Pear Suppai buenísimo, aunque el mojito también es a destacar. Para continuar os recomiendo una cerveza Kirin o vino blanco.

Lo mejor de este sitio es pedir muchos platos para compartir. Sirven rapidísimo y probaréis gran variedad de cosas. En mi última visita éramos 5 y pedimos en torno a 12 platos más postre.

Empezamos con dos variedades de tempura: verduras y anguila. La verdura impecable pero normal. La de anguila, con una salsa naranja para mojar estaba estupenda. Seguimos con un bacalao en carpaccio marinado con miso de yuzu, y unas gyozas de ternera y gengibre que pido siempre y son exquisitas.

Después llegaron tres variedades de maki, cada cual mejor. Una era de salmón y espárrago, otra de atún picante y la mejor es la de cangrejo de caparazón blando. Delicioso y muy sabroso!

Para terminar, los platos fuertes de robata: Berenjena asada con soja y gengibre, Costillas glaseadas con anacardos, y Solomillo loncheado, todo ello acompañado con un poco gohan (arroz blanco). El mejor plato sin duda es el solomillo, uno de los mejores que tomaréis en vuestra vida. Es pequeño y viene poco hecho y loncheado muy fino, con una salsa agridulce-picante para mojar; brutal. Las costillas también están buenísimas. La carne muy jugosa, mucho mejores que las que tomaréis en los típicos sitios americanos de España.

Por último los postres. He probado casi todos y no hay ninguno que no merezca la pena. El último fue un helado de sésamo verde con mini-macaroons de cereza muy sorprendente. En la carta de postres encontraréis con qué bebida acompañar cada uno de ellos. Yo opté por un shochu de cereza, un licor japonés hecho con patata, tipo schnapps. Como curiosidad hay una de las paredes del restaurante que está decorada con tarros de shochu.

El precio de una cena de este calibre ronda las 55 libras, entre comida, bebida y un 12,5% de propina. Creedme que merece la pena.

Si después de la cena os quedáis con ganas os recomiendo bajar al Shochu Lounge, un bar de copas que hay debajo del restaurante muy divertido. A destacar también el ROKA Canary Wharf, abierto en la zona de rascacielos de londres que se llena a diario de ejecutivos y financieros.

Página web: http://bit.ly/xIYC2A

Restaurante Casa Juan

Hacer un blog de restaurantes y bares de Madrid y no hablar del Casa Juan… es como que le falta algo
Eso si, es muy dificil empezar a hablar de un sitio como este. En el que personalmente he disfrutado como un enano de buenas cenas y mejor compañía.
Voy a empezar advirtiendo q para ir a este sitio hay q cumplir dos requisitos 1) tener mucha hambre (yo recomiendo ayunar el dia de antes) y 2) tener experiencia en bodas, bautizos y comuniones y medir bien los tiempos. Una vez fuí con un chico q se comió todo el pan y el plato d chistorra nada mas llegar. Yo le adverti q se relajase q le quedaba mucho por degustar. No me hizo caso y al quinto entrante estaba blanco como un palomo y sudando frío.
El sitio. aqui os dejo el link de google y como podéis ver es el tipico asador cn paredes hasta arriba de fotos y camisetas de futbolistas y artistas varios. El restaurante es muy muy amplio, tiene tres plantas y la capacidad debe rondar las 200 personas. Aun asi en fechas clave como en navidades, se llena y es imposible encontrar mesa. Y esq este sitio xa cenas de grupo es de los mejores. Comida generosa a precio fijo. Aunque la calidad de los productos en estas fechas se ve deteriorada.

Entrando a valorar lo importante, la comida, lo primero es destacar que aunq tengan una carta más q extensa, allí hay q ir a comer alguno de los menus degustación. Al final vas a salir pagando lo mismo y cn los menus pruebas unos 10 entrantes, un pescado, carne y postre de la casa. actualmente hay 3 menus qvan de 45 a 55 euros. las ultimas veces que he ido hemos pedido el de 55 más q nada porq de pescado tienes rape.
Lo dicho, un sitio para ir con colegas, mientras más bestias más contentos saldrán, y disfrutar de un banquete digno de Asterix y Obleix.