Restaurante Petit Comite – Estupenda cocina en Chueca

petit-comite-bg-01

Petit Comite – Entrada al Restaurante – Foto del propietario

Hola a todos!

Hoy os presento un restaurante que elegimos para una celebración familiar. El sitio se llama Petit Comité y se encuentra en la calle Reina. Esta calle es una pequeña paralela a Gran Vía, en la parte de Chueca, en la que además podéis encontrar varios restaurantes japoneses. El restaurante es amplio con mesas bastante separadas, que te permite tener bastante intimidad y no haces amigos mientras cenas. Nos resultó un sitio agradable por el local y por el servicio, que es realmente atento y nos sirvieron de maravilla.

Comenzamos con el aperitivo por parte de la casa. En este caso eran unos saquitos de masa quebrada rellenos de queso, y para decorar, granada y algas. La granada y el queso era algo espectacular. Un comienzo extraordinario que no me habría importado repetir. 😉

IMG_4571

Petit Comite – Saquito de queso con Granada 

Los entrantes que pedimos fueron dos:

Vieiras Braseadas: tengo que confesar que antes las vieiras ni las probaba. Y ahora donde me las ofrecen las pido sin dudarlo. En este caso nos las sirvieron en su punto. La carne estaba en su punto y el caviar de wasabi, bolas verdes, y el paté de aceitunas negras, bolas negras, no os podéis ni imaginar lo que rico estaba. En la ración vienen cuatro vieiras.

IMG_4573

Petit Comite – Vieiras braseadas sobre muselina de coliflor ahumada, tirabeques y huevas de pez volador 

Huevo Poche: El plato estrella de la casa. Tiene una base de foie y hongos con el huevo a baja temperatura y con patatas paja de acompañamiento. Todo un lujo de ingredientes que al mezclarlos ganan un montón. Este plato te lo sirven de forma individual y traen una mesa auxiliar con diferentes salsas y aliños para que elijas la que más te gusta. Desde mi humilde opinión, el plato está perfecto y no es necesario añadirle nada.

IMG_4574

Petit Comite – Huevo poche sobre crema de foie con duxelle de hongos y patata paja

Respecto a la bebida, pedimos un vino blanco del Penedés estupendo. Muy fresco, suave y afrutado. Se llama Gramona y no lo había probado nunca. Entraba realmente bien y es de esos vinos que te quedas con el nombre para volver a pedirlos si tienes ocasión.

IMG_4579

Petit Comite – Gramona – Penedés

Una vez acabados los estupendos entrantes, nos trajeron los segundos platos que tampoco nos decepcionaron:

Fideuá tostada con foie y confit de Pato: ESPECTACULAR! Un plato muy original y realmente intenso y sabroso. A priori este plato puede asustar por la cantidad de ingredientes pero os aseguro que la mezcla hace que sea un platazo estupendo. A mí por lo menos me encantó. En el centro tenéis una lámina de foie fresco que estaba en su punto. Y la fideuá es muy parecida a la que tomamos en Sagunto de los fideos en punta que os recomendé anteriormente, Arrozal Alfonso. En la fideuá te encontraba trocitos de confit, todo un lujo porque le daba un muy buen sabor. Si eres como yo, y te encanta el pato, este plato te va a enamorar.

IMG_4578

Petit Comite – Fideuá tostada de confit de pato y alcachofas con foie rustico y ali-oli de miel

Lomo de Corvina al Horno: La corvina estaba rica y la verdad es que al horno queda muy suave y sabrosa. Y la verdad es que con el toque del chipirón y el puerro quedaba un salteado muy curioso y sabroso. Muy recomendable. Y bastante más ligero que el anterior claro.

IMG_4575

Petit Comite – Lomo de corvina al horno con chipirones salteados y ragout de puerro

Solomillo: El solomillo estaba en su punto. Bien hecho por fuera y rosadito por dentro. Acompañado de una salsa, también de foie, que acompañaba muy bien al solomillo. Y las patatas fritas en formato “adoquín”, también muy buenas.

IMG_4577

Petit Comite – Solomillo de ternera de Guadarrama con salsa de foie, patata red Pontiac y mini verduras 

Para terminar pedimos tres postres muy diferentes pero todos realmente buenos.

Creme Brulee: El postre favorito de mi padre. Le encanta y está todo hecho un experto. Y en este caso le encantó. No dejó nada. Estaba suave y dulce. Muy buena elección para los amantes de los postres tradicionales.

IMG_4582

Petit Comite – Creme brulee con frutos del bosque y menta fresca

Tarta Fina de Manzana: Mi preferida. Calentita, recién hecha, toda una delicia. Una de las mejores que he probado y, aunque tardan su tiempo en prepararla, merece la pena esperar.

IMG_4581

Petit Comite – Tarta fina de manzana tibia con helado de vainilla

Souffle de Chocolate: RICO, RICO, RICO. Si eres de los que no te puedes acostar sin haber tomado tu dosis diaria de chocolate, este es tu plato. Textura suave y ligera.

IMG_4580

Petit Comite – Souffle de chocolate con helado de violeta y pistacho verde

Por último, también contaros que el servicio es muy amable y hacen todo lo posible por agradar y que pases una cena estupenda. Fuimos a celebrar el cumpleaños de mi madre y nos trajeron una tarta con su vela encendida correspondiente.

Hasta aquí lo que fue esta cena. Espero que se os haya hecho la boca agua y que visitéis pronto Petit Comité. Seguro que no os va a defraudar.

Os dejo la cuenta. En este caso salimos a unos 50€ por persona, incluyendo un 30% de descuento en los platos de carta. Pero es que íbamos de celebración y podéis ver que un par de copas también cayeron.

IMG_4583

Petit Comite – Factura 

Dirección: Calle Reina, 15, 28004 Madrid

Sitio Web: http://restaurante-petitcomite.com

Teléfono: 915 21 75 52

Ubicación:

New York Burger – Yo soy de Rockefeller Center, y tu?

20130529_145053

El miércoles 29 de mayo tuvimos la suerte de asistir al primer encuentro Hamburguesero Bloguero que tuvo lugar en New York Burger. Lo organizaron Hugo y María de Hamburguesas en Madrid, la web de referencia para hamburgueseros madrileños. Y es que aparte de la información de las hamburgueserías tenéis información de sorteos y curiosidades relacionadas con el mundo “hamburguesil”. Así que si os gustan las burguers tenéis que seguir su blog si o si.

A este evento también asistieron dos grandes del mundo blogger. Por un lado Luisete, el autor de profundidad.net, donde podéis encontrar reseñas de hamburgueserías con fotos espectaculares. Bueno, eso y mucho más porque no hay blog más variado en toda la red. Por el otro, Antón, que gracias a su labor desde Google Plus Local es el culpable de que nos hayamos conocido y que, gracias a su apoyo, cada vez se estén montando eventos muy originales relacionados con la gastronomía en Madrid. Os recomendamos encarecidamente que les sigáis en Google Plus, donde son un referente, para estar al día de las novedades. Aquí os dejamos el link a sus perfiles: Luisete y Antón.

Y con las presentaciones hechas, comenzamos a contaros nuestra visita a New York Burger. New York Burger empezó sus andadas hace ya cuatro años, y para nosotros es uno de los precursores de esta era post-Alfredo’s de grandes hamburguesas de calidad que estamos viviendo ahora. Ellos decidieron apostar por este modelo de restaurante antes de que comenzara el boom actual, al que muchos están decidiendo apuntarse sin aportar gran cosa.

Visitamos el local de General Yagüe 5, que remodelaron hace poco y ha ganado muchísimo en estética. Ahora es un local mucho más sofisticado y elegante, lejos de la estética más pop o juvenil anterior, gracias a la aportación de la interiorista Sandra Tarruella, conocida por ejemplo por los restaurantes del Grupo Tragaluz. Os dejamos un par de fotos.

20130529_145043

20130529_164348

Fachada e interior del local de New York Burguer
Fachada e interior del local de New York Burger

Comenzamos con unas cervezas. Podéis ver en el link a su carta, tienen una buena y amplia selección de cervezas. Todos nos decantamos por la Samuel Adams, de un sabor intenso.

Samuel Adams bien fresca!
Samuel Adams bien fresca!

Y con la cerveza servida, empezaron a llegar los entrantes. Comenzamos con unos nachos como Dios manda. Generosos de toppings. No faltaban los frijoles, el guacamole, el queso fundido y el pico de gallo. También traía pechuga de pollo desmigada por lo que son realmente unos nachos completísimos e ideales para compartir.

Nachos con frijoles, guacomole, queso y pollo.
Nachos con frijoles, guacomole, queso y pollo.

El siguiente entrante era un combo con alitas de pollo, aros de cebolla, jalapeños y fingers de queso con sus correspondientes salsas. Es obligado compartirlo mínimo entre tres. Me parecieron muy buenas la alitas. En su punto y muy sabrosas.

Combo brutal!! Para ir haciendo boca
Combo brutal!! Para ir haciendo boca

Y en la segunda tanda las cosas se empezaron a poner más serias con carnes a la brasa. Arrancamos con unas costillas de cerdo barbacoa excelentes. Muy buena materia prima y preparadas en su punto. La verdad es que las costillas tenían muuucha carne y muy jugosa. Si te las pides como plato principal vas a disfrutar de lo lindo. Y las patatas fritas de la guarnición, de primera. Podéis pedir patatas fritas o la patata asada.

Costillas barbacoa
Costillas barbacoa

Y a continuación, os dejo una foto por la que os pido perdón de antemano. La foto, con el plato empezado y las salsas de fondo, no es digna de este sitio, pero el objetivo de ponerla es que veáis que las costillas tienen una relación carne – grasa – hueso muy muy positiva. Y como os decía jugosa al 100%.

Prueba del excelente ratio carne - hueso - grasa
Prueba del excelente ratio carne – hueso – grasa

Otra delicia que probamos fue el solomillo de vaca rubia gallega. Están incluyendo este plato de carne recientemente y han apostado por carne de primera. Sin complicaciones y como no podía ser de otra manera. Sabrosa y riquísima! Y es que lo que está claro es que en New York Burger tienen alternativas para ese amigo tiquismiquis que te dice que no quiere hamburguesa. Incluso para el que no come pan, tienen la hamburguesa al plato. Su carne picada de primera con salsas.

Solomillo a la brasa
Solomillo a la brasa

Hasta aquí habéis visto que el homenaje ya empezaba a ser bastante serio. Los entrantes que probamos estaban realmente buenos y todos son muy muy recomendables. Pero es que ahora llegan las hamburguesas, que son la joya de la casa.
En New York Burger, las hamburguesas tienen nombre de calles, barrios e iconos de Nueva York. Esto da mucho juego porque van desde el Bronx hasta Fith Avenue pasando por Chinatown, Little Italy, Queens, etc.

Una de las hamburguesas con más éxito es la Bronx. Lleva queso cheddar, bacon y cebolla, pero creo que el ingrediente fundamental por el que la gente tiene tanto interés es su guacamole.

Otra de las hamburguesas que pedimos fue la Queens. Esta es la hamburguesa con bacon y una salsa barbacoa que está realmente buena. Si buscáis una hamburguesa más conservadora esta es la vuestra.

Queens Burguer - Bacon, cheddar y salsa barbacoa
Queens Burger – Bacon, cheddar y salsa barbacoa

Y para los que quieran probar algo diferente y único les recomiendo la Rockefeller Center. Fue mi elección en este evento y es que el Rockefeller Center es mi debilidad neoyorkina. No me canso de subir al Top of the Rock. Para mi, la mejor vista de New York. Pero opté por esta hamburguesa para probar la salsa de pimienta. Acompañada de queso Havarti. Pedí la de 350 gr y la verdad es que después de los entrantes… me costó acabarla.

Es importante destacar la calidad de la carne. Realmente buena y preparada al punto perfecto. Hecha por fuera y cruda por dentro. Sabrosa y jugosa a más no poder. Además, puedes elegir entre varios acompañamientos. Yo me decanté por la ensalada de col.
20130529_155506

Rockefeller Center - Salsa de pimienta y queso havarti
Rockefeller Center – Salsa de pimienta y queso havarti

Y por último, el carrusel de postres. Probamos cuatro tartas estupendas. Si tengo que elegir, me quedo con la tarta de queso con dulce de leche y con el Pecan Cake (nueces y helado de vainilla).

Tarta de chocolate
Tarta de chocolate

Pecan Pie (nueces  caramelizadas)
Pecan Pie (nueces caramelizadas)
Tarta de queso con dulce de leche
Tarta de queso con dulce de leche
Carrot cake.
Carrot cake.

Conclusión: Una hamburguesería como la copa de un pino. Cuidan al máximo su producto estrella, la hamburguesa, de la que además tienen una gran variedad. Después de la primera visita te dan ganas de volver lo antes posible a probar el resto. Por favor, no dejéis de probar la Rockefeller Center. Yo ya soy muy muy fan. Y respecto a los entrantes, pues como habéis visto no se andan con contemplaciones y ofrecen entrantes contundentes y muy buenos.

Web:  newyorkburger.es

Ficha Google+

Mapa:

El Chozo (Pto. de Sta. María), un rincón de calidad

El último sitio de los que estuve en Navidad fue el Chozo, situado en la hípica de Vistahermosa y perteneciente al Club Social de Golf de Vistahermosa (Vistahermosa, para quien no lo conozca, es una gran urbanización dentro del término del Puerto de Santa María, Cádiz), junto con los restaurantes y bares del Buzo a pie de playa y la Casa Grande, junto al golf. Actualmente los tres espacios de restauración están gestionados por José María Pemán y familia, quienes llevan en el negocio de la restauración muchísimos años.

El Chozo está situado en un lugar muy agradable y sin ruidos, entre las pistas hípicas y las de futbito. Como su nombre indica, el edificio es un chozo con tejado de brezo, donde se encuentra el bar, al que se añadió hace unos años un anexo que sirve de comedor restaurante. El comedor es un espacio acristalado muy luminoso y muy agradable para comer.

El día que fuimos empezamos con unos aperitivos mientras llegaba el grueso de la familia en las mesas del bar. Unas cañitas de Cruzcampo muy bien tiradas, una copita de fino Tio Pepe bien frío, unas aceitunas deliciosas que no puedes parar de comer y unas patatas locales artesanas de bolsa de las buenas de verdad. Finas finas, con fritas con aceite del bueno y bien saladitas.

Cañita y aceitunas
Cañita y aceitunas

También pedimos una ración de jamón serrano y una de ensaladilla, que les queda deliciosa, con gambitas y bien dispuesta de mayonesa. Buenísimos también los picos de Jerez, y por último unos calamares a la romana deliciosos. Perfectamente fritos como solo saben en esta tierra y con un rebozado de harina finísimo.

Jamón y ensaladilla
Jamón y ensaladilla

Una vez ya todos sentados pedimos unas raciones de gambas y langostinos cocidos. Perfectamente frescos y blanquitos. Una delicia siempre que se puede.

Gambas y langostinos
Gambas y langostinos

También probamos el Txangurro de la casa, que es un centollo ya preparado con toda la carne del cuerpo y las patas dentro del caparazón y preparado con una salsa súper rica. Lo único que nos gustó menos es que le ponen pimentón, que normalmente no lleva. Creo que la próxima vez lo pediremos sin, ya que nos pareció que le quita su verdadero sabor.

Changurro
Changurro

Aunque no tengo fotos también pedimos para picar entre todos unas raciones de “chanquetes” rebozados, muy buenos, y otras de salmonetes pequeñitos, que es de los pescados fritos que más me gustan, por su textura durita y su enorme sabor.

De segundo yo pedí un rape al pan frito, una forma de prepararlo muy típica del Puerto y que sabe genial, con su salsa con ajo, vino, pimienta, laurel… y el pan frito. Además el rape estaba exquisito y muy fresco.

Rape al pan frito
Rape al pan frito

Varios de los niños pidieron solomillo con patatas fritas. Como podéis ver en la foto es bastante hermoso, pero en realidad luego el sabor no lo es tanto, pues no tenemos muy claro que sea solomillo de verdad, quizá un redondo. Siempre es difícil tomar carne roja buena en esta parte, pero normalmente si vas a un entrecot o algo similar, es más fácil salir contento. Otros segunos que probamos fueron el bacalao al pilpil (magnífico), la corvina o el lenguadito de ración.

Durante la comida, por cierto, pedimos un par de vinos tintos, un Cune reserva 2004, que es uno que nunca falla, y luego un Marqués de Arienzo crianza 2008, ya que del primero solo había un par de botellas.

Solomillo con patatas
Solomillo con patatas

De postre pedimos para probar entre varios un poco de tarta imperial, tan típica de Cádiz y tan deliciosa con su almendra y su sabor de mantequilla. La buena es la que tiene muchísimas láminas finitas, aunque es difícil o imposible de encontrar estos días.

En resumen, el Chozo es un sitio genial para comer en familia cualquier día, pero sobre todo esos fines de semana que te apetece comer bien y relajadamente. El servicio es muy bueno y siempre bajo la dirección atenta y amable de Pepe hijo, quien cogió el timón del restaurante el año pasado. La única pega esta vez fue quizá que los segundos tardaron bastante en llegar, aunque la excusa pudo ser que éramos 12 comensales. Para cualquia que viva por la zona, es una de las mejores opciones sin duda.

Web: —

Precio: 40€

Casa Pablo (Aranjuez): Comer Bien.

Otra entrada rápida, de estas navidades. El día de Reyes andábamos por la zona de Aranjuez y decidimos ir allí a comer. Íbamos sin reserva, así que al final acabamos en Casa Pablo, que sabes que antes o después allí te dan de comer, y bien. Casa Pablo es un clásico del centro de Aranjuez y lleva abierto desde 1941. Yo mismo de pequeño he podido ir con mis padres decenas de veces y lo recuerdo con mucho cariño.

Mítica barra
Mítica barra

Nada más entrar te encuentras con la barra, que es un monumento castizo y da gusto ir allí y tomarte unos refrigerios o unas tapas. Mientras esperábamos que nos dieran mesa, nos tomamos una caña y un vermú, con los que nos sirvieron unas aceitunas amargas de las gordas buenísimas. Además para hacer boca pedimos una ración de boquerones en vinagre, ya que a los dos nos encantan los encurtidos, los escabeches y los sabores avinagrados. La ración de boquerones fue brutal, muy generosa y de unos boquerones que dan gusto, bien gorditos y de carne muy blanca.

Boquerones en vinagre
Boquerones en vinagre

Ya cuando se liberó una mesa subimos al comedor de arriba, que es inmenso. Tienen otro abajo, más pequeño. La decoración del sitio es muy clásica y acogedora, con mucha madera oscura.

Lo cierto es que andábamos muy cansados y cuando nos sentamos eran ya pasadas las cuatro y al final no teníamos demasiada hambre, así que simplemente pedimos un plato cada uno y nos fuimos a echar la siesta. Carmen se pidió un pisto con escabeche de bonito (9€). Podéis ver qué rico, abundante y muy sabroso, con un toque de virutas de verduras encima.

Pisto con escabeche
Pisto con escabeche

Yo me pedí un solomillo de ternera (24€) porque no me apetecía tomarme un asado ni nada excesivo. Solomillo es algo no suelo pedir porque en general es difícil encontrarte con uno bien preparado. Parece que está de moda poner un buen lonchón de solomillo y servirlo vuelta y vuelta, generalmente medio frío. A mí la carne me gusta poco roja, que no es lo mismo que cruda, y por supuesto siempre caliente. Bien, pues la sorpresa con este solomillo fue mayúscula. De los mejores que he tomado, y sin duda el mejor de los que recuerdo recientemente. Un buen filete, gordo, pero hecho en su punto, rosita y jugoso, y el sabor de otro mundo. Viene acompañado por un pastel de patata y una salsa de nata que le dan un toque muy rico, pero que no necesita para nada.

Solomillo de ternera
Solomillo de ternera

Podéis ver que Casa Pablo es un sitio de los de siempre, con una calidad excelente llevada a todos sus extremos. Me dio mucha pena llegar cansado y sin hambre y siento que le debo una visita en cuanto pueda, porque me quedé con ganas. Casa Pablo siempre se ha caracterizado por su buen producto y un servicio inmejorable. Jamón, embutidos, queso, buenas ensaladas, espárragos, las mejores verduras, de segundo asados, solomillo, chuletillas, entrecot, caza, también buenos pescados y mariscos, y de postre fresas de Aranjuez con nata, nueces con nata, cuajada, flan… Qué buenos recuerdos en este sitio.

Web: casapablo.net

Precio: 29€ (normalmente 40-50€)

Restaurante Lobbo – Otro sitio chulo para disfrutar cenando con amigos!

Lo dicho, si buscas un sitio para una comida o cena de amigos, el Restaurante Lobbo es muy buena alternativa. En la web podéis ver que la decoración es elegante en tonos oscuros, con poca luz y donde destaca una pared que es una vitrina iluminada con botellas de todos los tipos. Nada más sentarte ya te da ganas de pedirte una copa. Además, el local dispone de una amplia zona de barra que es perfecta para unas cañitas antes de cenar. O unas copas de sobremesa si vas a comer.

Eso sí, la única pega respecto a la distribución del local, es que si estás cenando y quieres ir al baño, tienes que atravesar el bar, que suele estar bastante lleno, y bajar unas escalera. Para después encontrarte con un baño pequeño y que tienes que esperar. Estaría genial si habilitasen un baño en la zona de restaurante.

Fuimos a cenar unos cuantos amigos y todos salimos muuuy contentos. Pedimos 6 entrantes para diez personas y un plato princippl por persona y la verdad es que la cantidad era más que suficiente. Algunos también pidieron postre pero yo, que soporte todo la cena con la vidriera de botellas delante, sólo podía pensar en un buen cubata.

La carta la podéis consultar íntegramente en este link. Muy variada y con opciones para todo el mundo. Sobre todo los entrantes. Además, tienes ensaladas, tartares, carnes y pescados. Eso sí, como os cuento a continuación, creo que hay mucha diferencia entre los entrantes, que me parecieron buenos, y los principales que me parecieron mucho mejores y un pelín más cuidada la presentación.

Nosotros comenzamos con las croquetas de chipirones en su tinta. Estaban buenas pero eran pequeñas y les faltaba definición. El segundo entrante fue el timbal de boletus con huevo y langostinos. Muy muy bueno. Los boletus sabrosos y la mezcla con el langostino y el huevo realmente buena. Son como unos huevos rotos de lujo porque en vez de patatas, estás tomando boletus.

Y de ahí pasamos al wok de verduras con langostinos. También muy bueno. Las verduras estaban en su punto y la salsa muy buena. Venía también con anacardos. El bocado de empapar los langostinos con el jugo del wok de verduras está realmente bueno.

Tras los entrantes pasamos a los segundos. Cosa rica. El primero que apareció por la mesa fue el steak tartare. Muy buena pinta y muy buena presentación. No lo caté pero los que lo pidieron dejaron el plato limpísimo.

Steak tartare

Un platazo que me pareció muy muy recomendable son los chipirones a la plancha. Buenos chipirones. Sabrosos y de buen tamaño. Ración muy generosa, saludable y apetecible.

Chipironazos a la plancha

Y por último el lomo de buey. Realmente bueno. Preparado perfectamente. Plancha por fuera y caliente por dentro con ese color rojo que te hace salivar de verdad. Muy recomendable para el día que tienes antojo de carne y no eres muy de salsas.

Lomo de buey. Para 2. Acompañado de patatas y pimientos

Otros principales que pidieron y que a todo el mundo gustaron fue el solomillo con salsa al Oporto y el rodaballo.

Y todo esto, bien acompañado con unas cuantas botellas de La Bruja Avería. Vino de Cadalso realmente bueno y sorprendente. Además, iba muy bien con todos los platos.

Y de ahí a los postres, sólo probé la Lula’s cake con mermelada de higos y estaba de lujo. Es muy parecida a una tarta de queso. Realmente buena.

Conclusión, un sitiazo muy recomendable para ir con amigos a cenar. Siempre va a estar muy animado, los camareros son muy atentos y sobre todo, se come de maravilla. El precio ronda los 35€ – 40€ yendo a tutiplen. Supongo que en Navidades estará hasta arriba pero yo lo tendré muy en cuenta para los eventos que so nos vienen encima.

El Rincón de Luis, carne y verduras en Titulcia

Hace casi un mesecillo estuve con la familia de Carmen celebrando el 40 aniversario de sus padres, y fuimos al Rincón de Luis, un sitio camuflado en Titulcia, un pueblo al sur de Madrid conocido sobre todo por sus ruinas romanas. Nunca había oído hablar de él y me llevé una muy grata sorpresa.

Cuando hace bueno puedes sentarte en unas mesillas que tiene en la puerta, al aire libre, y luego dentro tiene unos comedores que es una pena que no sean muy amplios. Para llegar a ellos tienes que pasar por delante del horno donde ya ves los lechales tostándose por lo que nada más sentarte estás ya salivando.

Comenzamos la comida con una copa de cerveza, aceitunas y un poco de pan con mantequilla. Tienen una amplia carta de vinos que me gustó. Pedimos un Matarromera que resultó estupendo y a buen precio.

Como entrantes pedimos un plato de embutidos y queso, una parrillada variada de verduras, berberechos, mollejas y probablemente lo más delicioso de la comida, foie laminado a la plancha. Los embutidos y el queso de primera calidad, y las verduras estupendísimas, se nota que estamos rodeados de buenas huertas, pero al tener tanta variedad cada cosa sabía a poco. Si vuelvo creo que pediré solo una o dos cosas. Probablemente berenjenas y espárragos.

Los berberechos fueron una locura. Eran los más gordos que he visto en mi vida, y perfectamente hechos, templaditos. Lo único quizá advertir que si a alguien le dan un poco de asquito estos bichos, entonces pedidlos que los hagan un poquito más, aunque no quedarán tan jugosos.

Las mollejas también les quedaron maravillosas, y como digo, lo mejor de todo el foie, cortado en finas láminas y cubierto de aceite y pimienta roja, para tomar con tostaditas. Indescriptible el sabor.

De segundo se puede elegir tanto pescado como carne o asados. Ese día no sé por qué todos nos sentimos carnívoros y acabamos pidiendo bien solomillo, bien churrasco. En ambos casos la carne roja muy buena y muy sabrosa. Los solomillos eran gigantescos y blanditos. Una pasada. El churrasco no era tan suave, claro, pero el tamaño era descomunal, aún mayor y la carne muy muy buena, muy poca grasa.

De postre tarta al whisky y un zumo de naranja con helado de vainilla remataron la jugada. En resumen, un sitio con una materia prima de primera calidad que además saben cocinar con maestría. Los precios son acordes a la calidad, pero sin subirse a la parra.

Web: http://www.elrincondeluis.com/