Casa José – Aranjuez

Casa José es el restaurante con más solera de Aranjuez. Defienden una estrella Michelín desde hace tiempo y eso siempre es una garantía. Una sala rústica, con techos altos y poca capacidad, es el entorno en el que vas a poder disfrutar de excelentes platos de cocina tradicional renovada. Donde sobre todo destaca una materia prima de primera.

Esta reseña es una breve pincelada para que veáis cuatro platos de este restaurante. Disponen de menú degustación, pero en nuestra visita optamos por probar varias cosas de su carta. Ya volveremos a probar el menú completo. Lo que probamos, estaba estupendo.

Arrancamos con unas ostras gratinadas deliciosas. Excelente producto y preparación.

Ostras
Casa José – Ostras

 

Continuamos con unas alcachofas con salsa de erizo. Un pequeño snack lleno de sabor y super tierno.

casa jose alcachofas con erizo
Casa José – Alcachofas con erizo

Después pasamos a un entrante realmente bueno. Unas excelentes espinacas con mollejas. Una delicia de mezcla de sabores intensos. Muy recomendable.

espinacas con mollejas
Casa José – Espinacas con mollejas

 

Por último, un rodaballo que tenían fuera de carta y que estaba de órdago. En su punto de cocción. Muy jugoso y con un sabor excelente.

Rodaballo
Casa José – Rodaballo

Y chimpún. Como os decía, esta es una reseña breve para que con 4 fotos tengáis una pincelada de lo que es este sitiazo. Ahora que viene el buen tiempo, haced una escapada a Aranjuez que lo vais a disfrutar.

Huerta de Carabaña – Jorge Juan

Más que encantados hemos salido de nuestra primera visita a Huerta de Carabaña. Un restaurante de la siempre animada calle Jorge Juan en el que de primeras te vas a encontrar dos ambientes de aspecto muy diferente, pero que basan su cocina en una materia prima excelente.

Un restaurante de alta categoría, con platos sofisticados y un salón realmente elegante. A la que se accede por Lagasca 32. Y una zona más informal con una carta más corta y con raciones y platos más sencillos. A la que se accede por Jorge Juan 18. Nosotros fuimos a la parte más informal y disfrutamos de lo lindo. Con un servicio muy atento y realmente amables.

Aperitivos de la casa

Éramos 6 y comenzamos con un par de aperitivos de parte de la casa. Una crema de chirivia, dulce y sabrosa, y una croqueta suave que era una delicia.

Entrantes variados

Después pasamos a una ensaladilla rusa buena buena de verdad. De esas que te comías un par de raciones de una sentada. También pedimos hummus. Un gran acierto. Un plato muy bien presentado, sabrosísimo y con un toque diferente que merece mucho la pena. Y también al centro, unas alcachofas fritas. Buenas, pero no imprescindibles.

Huerta de Carabaña - Ensaladilla rusa
Huerta de Carabaña – Ensaladilla rusa
Huerta de Carabaña - Alcachofas fritas
Huerta de Carabaña – Alcachofas fritas
Huerta de Carabaña - Hummus
Huerta de Carabaña – Hummus

Carta Cava de vinos

Tras unas primeras cervezas de aperitivo, pasamos a los vinos. En Huerta de Carabaña no tienen carta de vinos. Son mucho más cucos y lo que hacen es que te “encierran” en su estupenda cava de vinos para que elijas. Esto es muy muy goloso. Como podéis ver, cada botella lleva su precio con tiza. Nosotros nos decantamos por un par de botellas de ese estupendo Pintia 2011 que tenéis en la foto. Muy destacable el precio de los vinos. El Pintia que veis a 38€ en su restaurante en Uvinum, por ejemplo, está a 30,5€ más gastos de envío. No hace falta que es un vinazo que está para llorar de bueno. Así sí que se puede tomar vino de calidad. Olé por Huerta de Carabaña.

Huerta Carabaña - Cava de vinos
Huerta Carabaña – Cava de vinos

Momento Carabinero

Lo que os traemos a continuación fue la triunfada de la noche. Mi amigo Paco dijo que quería carabineros y el resto nos “sacrificamos” por darle el capricho. El primer detalle es que en carta la ración era por unidad, y nos sirvieron dos por persona. Sin cambiar el precio. Decían que esta vez no eran tan grandes como otras veces. Vale que no eran carabineros tamaño torpedo, pero estaban de fábula y por 12 € la ración merece muchísimo la pena.

Huerta de Carabaña - Carabineros 1
Huerta de Carabaña – Carabineros 1

Mar y montaña

Todos los platos los pedimos a compartir, menos los carabineros. La verdad que por el tamaño de las raciones y lo bueno que está todo, es muy buena opción. El siguiente plato fue un mero de órdago. Excelente materia prima, tratada con mimo y bien presentada. El mero estaba simplemente extraordinario.

Huerta de Carabaña - Mero a la plancha
Huerta de Carabaña – Mero a la plancha

Por último, la mayor delicia del mundo mundial. Sus callos con pata y morro. Como nos gustan! Si no fuese por los callos, estoy seguro que habría muchos más veganos en este mundo.

Un guisazo suave, sabroso, con unos callos tiernos y el compango justo. Y con un poco de cebollino por encima. Que a todo le queda bien. Toda una obra de arte que no podéis dejar de probar.

Huerta de Carabaña - Callos, pata y morro
Huerta de Carabaña – Callos, pata y morro

 

Postres y copas

Pedimos dos postres a compartir. Arroz con leche y pannacota de melocotón. Muy original la presentación del arroz con leche. Y estupendo sabor. La panacotta estaba estupenda. Fresca y con una textura deliciosa.

Huerta de Carabaña - Arroz con leche
Huerta de Carabaña – Arroz con leche
Huerta de carabaña - Pannacota
Huerta de carabaña – Pannacota

Acabamos con un par de copas de las buenas. Buena selección de whiskeys. Probamos el Knockando 12 años y nos convenció. Para mi gusto, más barato y mejor que el Black Label.

Huerta de Carabaña - Whiskazo
Huerta de Carabaña – Whiskazo

Conclusión: Por menos de 45 € por persona, nos dimos el homenaje que os he contado. Me parece una relación calidad precio excelente. Y más por la ubicación del local. Nos verán en breve de nuevo por su restaurante seguro.

La Bodegueta Provença – Tapas y Platillos en el barrio de L’Eixample Barcelona

¿Qué es La Bodegueta Provença?

Es un restaurante / bar de tapas en el que tienes una gran variedad de platillos y raciones para acompañar con unas buenas cervezas. Es un sitio perfecto para una cena informal con amigos

¿Que se come?
Pues cosas tan tan ricas como las que os muestro a continuación. Tapas tradicionales muy buenas y muy bien rematadas.

Comenzamos con sus Patatas la Bodegueta. Una salsa propia con un sabor intenso, parecido a las bravas, pero sin picar ni una pizca. Son una tapa obligada si visitas La Bodegueta Provenza.

la bodegueta de provença patatas
La Bodegueta de Provença – Patatas La Bodegueta

También pedimos un revuelto de gulas y langostinos que nos encantó. Un plato sencillo pero de esos que cuando lo hacen bien, son toda una delicia.

la bodegueta de provença revuelto gulas
La Bodegueta de Provença – Revuelto de gulas y langostinos

El siguiente son las alcachofas fritas. También muy buenas. En este plato y en los boquerones a la andaluza el rebozado es el justo y necesario. Nada pesado ni aceitoso.

la bodegueta de provença tapas
La Bodegueta de Provença – Tapas

Y todo esto iba acompañado, como no puede ser de otra manera, por un pan con tumaca muy bueno.

la bodegueta de provença pan tumaca
La Bodegueta de Provença – Pan tumaca

También es muy recomendable que probéis su excelente sardina ahumada. Buenos filetes en su punto perfecto de maduración.

la bodegueta de provença sardina ahumada
La Bodegueta de Provença – Sardina ahumada

Por último, los mejillones al vapor y los boquerones a la andaluza. Unos mejillones sabrosos y unos boquerones ligeros y suaves.

la bodegueta de provença mejillones
La Bodegueta de Provença – Mejillones

la bodegueta de provença boquerones
La Bodegueta de Provença – Boquerones

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pues pagamos unos 25€ por persona, acompañando todo esto con unas cuantas cervezas y cafés. La verdad es que todo lo que comimos estaba realmente bueno y os recomendamos mucho que les hagáis una visita.

La Viña (Donostia), esto sí que es una tarta de queso

Bueno, después de unas semanas de descanso vamos a volver al lío, que es lo suyo. Antes de volver a Madrid haremos un paseo por los cuatro puntos cardinales de la península… Hoy toca San Sebastián, Donostia, donde cenamos en Navidad en una de las tascas de la parte vieja donde mejor se come: La Viña.

Este sitio lleva muchísimos años ofreciendo el mejor producto tradicional sin distracciones ni tonterías. Su carta es muy sencilla y su producto el mejor. Tiene un comedor relativamente pequeño y una barra tampoco demasiado grande, pero repleta de buenos pinchos y vinos. Nosotros este día no cenamos en exceso, ya que llevábamos, como siempre, un buen historial de comilonas esos días.

Empezamos con el aperitivo de la casa, un cono de queso crema y anchoa. Puede parecer raro o empalagoso, pero tiene un punto tremendamente bueno, gracias al contrapunto de lo cremoso del queso con lo salado de la anchoa. El pincho, de hecho, tiene algún premio reciente.

Cono de queso con anchoa
Cono de queso con anchoa

También para el centro pedimos un pincho de tortilla de la barra. Vino un poco rota, pero nos dio igual. El punto y el sabor no tenían pero, totalmente perfectos, así que cayó en dos momentos.

Tortilla de patata
Tortilla de patata

Yo tomé de segundo unas alcachofas frescas, que ya veis que tienen una pinta brutal. Asadas, con un poco de aceite y acompañadas con buen jamón y un huevo escalfado. Pura delicia.

Alcachofas frescas
Alcachofas frescas

Mi hermana pidió el chipirón a la plancha. Abundante, viene ya bien cortado y el punto y el sabor de nuevo perfectos. Ya veis que el plato viene sin distracciones. Buen producto y ya está.

Chipirón a la plancha
Chipirón a la plancha

Mi hermano se tomó un entrecott con patatas. Punto perfecto y las patatas tremendamente buenas y bien fritas. Si las cosas están buenas, por qué complicarlas?

Entrecott
Entrecott

Y de postre, la reina de la casa, la tarta de queso al horno, por la que es famosa La Viña, a pesar de que todo lo demás que tiene, en realidad es igual de bueno en comparación.

Tartas de queso (foto de Tripadvisor)

Podéis ver que no es una tarta de queso estilo NY Cheesecake, sino más bien tirando a la quesada, sin mermelada por encima y sin galleta por debajo. Al corte ya veis que es muy jugosa, nada en comparación con otras quesadas que son entre bizcocho y pudin. Y el sabor… es de otro mundo. Ese punto cremoso, dulce y algo tostado… A mí me flipa. Iría allí todos los días si viviera cerca. La ración además es generosa, y ya veis que con 2 raciones comen cuatro sin problema, y no simplemente probando un par de cucharadas.

Tarta de queso (media porción)
Tarta de queso (media porción)

De beber tomamos cerveza y agua. Como veis fue una cena sencilla pero no pudo ser mejor. Son estas veces en las que te das cuenta de que cuando las cosas son buenas y se hacen bien, no hace falta demasiada complicación en la elaboración ni buscar la quinta derivada fusión… Y estas cenas son, además, bastante más ligeras que otras.

Precio: 25€

Web: N/A

Ficha Google+

Localización:

 

 

 

Restaurante TreZe – Cocina de mercado tan buena como cuentan

descarga

Tras todas las recomendaciones que se han realizado del restaurante TreZe, incluída la que ya hizo aquí Gallego, teníamos que ir a probarlo. Y fuimos por el cumple de mi padre, que es todo un gourmet y no le puedo llevar a cualquier sitio. Y como os cuento en este post, salimos encantadisimos!

El sitio es de ambiente íntimo y familiar, por lo que si vais a ser un grupo grande reservar con antelación. En este caso elegimos a la carta con varios entrantes, cinco principales, postres y copas. Vamos que no nos privamos de nada! 😉

Como aperitivo de la casa, nos pusieron pez mantequilla con caviar de wasabi. Muy rico el aperitivo y sorprendente el toque explosivo y adictivo del wasabi, que acompaña perfectamente al pescado.
IMG_4086

TreZe – Pez Mantequilla

El servicio de pan muy rico y con variedad.
IMG_4085

Como entrantes, pedimos al centro para compartir entre todos los siguientes platos.

Alcachofas: Excelente sabor y textura original. Estaban ahumadas y consiguen darle el equilibrio perfecto al sabor del ahumado y el de las alcachofas. La verdad que este es uno de los platos que hay que probar si visitas el Restaurante TreZe.

IMG_4088

Restaurante TreZe – Alcachofas

Lasaña de liebre: Aunque a priori no te guste la caza… te aconsejaría que la probases. De verdad. La textura es suave y fina, nada que ver con algún sabor más violento que se suele asociar a la caza. Un bocado extraordinario.
IMG_4089

Restaurante TreZe – Lasaña de Liebre

Foie: Emplatado sobre una cama de pan de naranja amarga. El foie estaba muy bueno y el acompañamiento me pareció muy original y sabroso.
IMG_4087

Restaurante TreZe – Foie

Huevo a baja temperatura (plato solidario): Fue todo un espectáculo que vamos a intentar mostraros con tres imágenes diferentes. Venía en un plato con una cúpula de cristal que estaba llena de humo blanco, al abrirlo salió un olor ahumado muy rico y en el centro un huevo como escalfado con setas. Muy vistoso pero sobre todo rico rico rico.
IMG_4090

IMG_4092

IMG_4093

Restaurante TreZe – Huevo a baja temperatura

Los principales fueron, uno para cada uno 😉

Pluma de Ibérico: La presentación me sorprendió gratamente. Muy chula y original. La carne estaba en su punto, jugosa, tierna y rosita por dentro pero sin soltar ni una pizca de sangre. La salsa BBQ que la acompañaba, una de las mejores que he probado en mucho tiempo. Picantita y dulce. Grandiosa.

IMG_4098

Restaurante TreZe – Pluma de Ibérico

Albóndigas de Ciervo: Tiernas, ricas y en una ración razonable. El sabor suave pero definido. Al igual que la lasaña de liebre.

IMG_4094

Restaurante TreZe – Albóndigas de Ciervo

Bacalao: Desalado en su punto, tierno y jugoso.
IMG_4097

Restaurante TreZe – Bacalao

Rape: Una pieza de lomo muy muy buena y un gran acierto a la hora de combinar los sabores de la guarnición y el pescado. Plato muy recomendable.

IMG_4095

Restaurante TreZe – Rape

Y por último, los postres.

Créme brulée: Suave y con mucha azúcar quemada por encima. Presentación diferente y curiosa.

IMG_4100

TreZe – Créme brulée

Mousse de coco y helado de mango: El helado nos resultó más sabroso que la mousse. Pero vamos, que estaban muy ricos y la combinación era muy buena.

IMG_4103

Restaurante TreZe – Mousse de coco

Respecto a las copas, lo más sorprendente fue el hielo aromatizado. Como observareis en la foto, es un señor hielo redondo con cáscara de limón o naranja. Le aporta un montón de aroma a la copa.

2013-10-29 23.34.19

TreZe – copas

Restaurante TreZe – Un restaurante de 10 en una zona con muchas alternativas

images

Y yo que estaba un poco depresivo porque la Semana Santa de 2013 la íbamos a pasar en Madrid! Pero al final me estoy alegrando porque mejor no se nos puede estar dando. Y es que estamos aprovechando para visitar sitios a los que les teníamos muchas ganas desde hace tiempo y nos estamos llevando una alegría detrás de otra.

Uno de los sitios que hemos visitado es el Restaurante TreZe. Un pequeño restaurante en la calle San Bernardino que abrió hace dos años y medio. Bueno, pequeño en tamaño, porque en el resto de aspectos es un gran sitio. Y esto tiene aun más mérito por la juventud del equipo.

Además está en una zona con un montón de alternativas. Tienes cerca los cines de Princesa (Renoir y Golem), el centro cultural Conde Duque y si lo que quieres es ir de compras pues os recomendamos las tiendas del principio de la calle Conde Duque. Polar (Conde Duque 5) y la tienda de su hermana que está por encima llegan toda la vida y tienen cosas chulísimas a las que es difícil resistirse. Sobre todo en rebajas. Mint Marché también está bien. También tienes opciones para después de la cena o comida. A escasos metros tenéis el Jardín Secreto de toda la vida o el Mür Café recientemente abierto. Y si os gusta el Rock y el futbolín, como a mi, pues pasaros a tomar algo por La Leyenda Rock Bar (San Bernardino 8). Está claro que habrá que hacer un Gastroplan por la zona. Pero bueno pasemos a hablaros del restaurante.

Empecemos con una fotos del local. Aunque podéis ver más, y mejores, en su web. La sala de arriba tiene varias mesas de hasta 5 o 6 comensales, pero para grupos más numerosos tienen un salón abovedado abajo muy elegante y perfectamente acondicionado.

Sala principal
Sala principal

Nosotros fuimos un día de diario y la verdad que tenían un menú de mediodía por 13€ con muy buena pinta. Pero como estábamos comenzando las vacaciones… nos fuimos a por el menú degustación. Empezamos con una cerveza, unas buenas aceitunas arbequinas, unos cacahuetes dulces y el aperitivo por parte de la casa. Un espectacular arenque en salmuera con hueva de salmón y tomate cherry. Una salmuera suave y un arenque realmente bueno. Un comienzo muy bueno.

Aceitunas arbequina
Aceitunas arbequina

Arenque en salmuera. Aperitivo de la casa.
Arenque en salmuera. Aperitivo de la casa.

El menú degustación consiste en dos entrantes, un pescado, una carne y el postre. El primero de los entrantes fue la crema de nécoras con su txangurro y crangrejo blando. La crema muy sabrosa, la base del txangurro un acierto y los cangrejos blandos el toque original. Con un toque crujiente que le da otra textura a la crema.

Crema de nécoras con su base de txangurro y cangrejo blando
Crema de nécoras con su base de txangurro y cangrejo blando

De ahí pasamos a uno de nuestros platos fetiche de esta temporada: las alcachofas. Este año las probamos en todos los sitios. En el Oter Epicure, en La Castela y como no en Ananías… allí donde vamos las catamos. Y las de TreZe, la verdad es que están estupendas. Las confitan, las hacen a la brasa y además la sirven completas, quedando muy tiernas y guardando ese amargor que a nosotros nos gusta tanto. Un plato sano y sabroso.

Alcachofas TreZe. Tiernas y muy buenas.
Alcachofas TreZe. Tiernas y muy buenas.

Respecto al servicio de pan, tienen el blanco de toda la vida, el de aceitunas negras y el de cereales. Lo acompañan de aceite de arbequina 100% potente.

Servicio de pan y aceite
Servicio de pan y aceite

La carta de vinos tiene buenas referencias como el Abadia de Retuerta, creo que del 2003. Todo un vinazo. También tienen una selección de vinos por copas. Así que, hay para todos los gustos y medidas.

Y siguiendo con el menú, pasamos al bacalao noruego, skrei, con hummus y un poco de ensalada tártara. Fue el plato que más nos gustó. El Bacalao sabroso y preparado al punto, para que quede jugoso pero con la piel crujiente. Excelente.

Skrei sobre hummus con brandada
Skrei sobre hummus con brandada

Tras el excelente pescado, otro platazo. Los medallones de rabo de ternera con puré de patatas, zanahoria especiada y su jugo. Como os podéis imaginar los medallones están hechos con la carne deshuesada y limpia de grasa del rabo de ternera.

Medallones de rabo de ternera con puré de patata y zanahoria especiada
Medallones de rabo de ternera con puré de patata y zanahoria especiada

Como habéis visto, tanto el pescado como la carne del menú degustación nos encantaron. El postre fue una semiesfera de chocolate, rellena con una mousse y bizcocho, acompañada de helado de mandarina. Un postre muy chocolatero pero también fresco por el helado de mandarina.

Semiesfera de chocolate con helado de mandarina
Semiesfera de chocolate con helado de mandarina

Y por último, un café acompañado de unas galletas de mantequilla muy buenas y unas gominolas de mango exquisitas. Como podéis ver un lujazo hasta el final.

Café y minardises
Café y minardises

Conclusión, un restaurante que nos ha gustado mucho y que recomendamos conocer. Bien sea con el menú diario o si hay algo que celebrar… el menú degustación. Sitio muy recomendable para ir en pareja. La relación calidad precio nos pareció muy buena, así como el servicio y el local.
Web: http://www.trezerestaurante.com
Precio: 40€ por persona el menú degustación y bebida a parte.

Casa Ananías – El valor de la experiencia y del servicio

descarga (1)

Casa Ananías es uno de mis restaurantes preferidos en Madrid. La primera vez que fui, fue hace unos 7 u 8 años y desde entonces no he dejado de visitarlo con la frecuencia que he podido. Es una casa tradicional de comidas en la que la carta te la sabes casi de memoria, más las especialidades según la temporada de mercado. Mantel y servilleta de tela.

Antes que nada hay destacar el servicio de este restaurante. Larga experiencia y gran profesionalidad. En el tiempo que llevo visitando este restaurante juraría que los camareros son los mismos. Eso es muy buena señal. Al igual que los camareros, la verdad es que hay algunos clientes que también son fijos. Y siempre que vas te los encuentras. Otra buena señal.

La decoración es muy castiza con dos salones diferenciados. Uno a la entrada con mesas de marmol y azulejo azul y otro salón al fondo más grande. El salón de entrada está cargado de motivos taurinos que le dan un aire muy cañí. Sí te gusta la tauromaquia, te recomiendo que te tomes tu tiempo viendo fotos porque lo vas a disfrutar.

Fachada de Casa Ananías
Fachada de Casa Ananías
Sala de Ananias
Sala de Ananias

Pasando a la carta, yo lo que os recomiendo es que os dejéis aconsejar por Antonio, que seguramente será el que os tome nota. Si vamos con la familia o con amigos, solemos pedir dos o tres entrantes a compartir y un principal por persona.

Uno de los entrantes que más pedimos son las alcachofas con jamón. Muy buenas y un entrante bien sano.

Alcachofas con jamón
Alcachofas con jamón

Si hay setas, os recomiendo que probéis la que más os gusten. El otro día pedimos unos níscalos muy buenos y unas llanegas con una salsa de tomate y piñones espectaculares.

Excelentes níscalos
Excelentes níscalos

Llanegas con salsa de tomate y piñones
Llanegas con salsa de tomate y piñones

También son muy recomendables los guisos de la casa que alguna vez hemos pedido de entrantes. Un guiso realmente bueno es el de garbanzos con langostinos. Sabroso y reconfortante.

Garbanzos con langostinos. Plato empezado.
Garbanzos con langostinos. Plato empezado.

Otros entrantes que nos han gustado mucho son las setas rebozadas, los huevos rotos con picadillo y también los callos! Si vas con frío, pídete una sopa de cocido que te va a arreglar el cuerpo.

Y pasando a los principales, si te gusta el rabo de toro o las carrilleras estofadas no dudes en pedirlas. El cordero asado también está muy bueno. Aquí os dejo una foto de la paletilla que me comí el otro día. La traen de Burgos y está realmente bueno.

Paletilla de cordero asada.
Paletilla de cordero asada.

Y si quieres carne pues siempre tienes el entrecotte, como el de la siguiente foto. Pero a mi me parece que el rabo de toro o novillo merece más la pena.

Entrecotte
Entrecotte

Y por otro lado, tienes los pescados. La merluza, al horno o a la gallega, el bacalao con tomate o, cuando hay, la ventresca. Muy buena. También tenéis los chipirones en su tinta tradicionales, rodaballo y un rape frío alangostado.

Merluza al horno
Merluza al horno

Y si eres goloso déjate un hueco para los postres. La mousse de yogur con frambuesas y la crema catalana están muy buenas. Y la milhoja de crema, la tarta de queso y si eres valiente, el ponche segoviano. Éste último es uno de mis favoritos.

Conclusión, una casa de comidas de toda la vida en la que encontrarás muy buena materia prima, preparaciones tradicionales, y un servicio muy profesional que te va ayudar a que lo disfrutes de verdad. La relación calida precio me parece muy buena. Eso sí, si buscas cocina sofisticada… huye.

Recomendado, muy bueno para ir con la familia o con amigos. O con tu pareja el día que queráis comer como en casa. También tienen menú del día a unos 13 euros que me parece una genial oportunidad para conocer este restaurante.

Web: http://www.casa-ananias.com/website/global/g_inicio.html
Precio: 35-40€

Noviembre 2010- Restaurante Ananias – Un lujo de producto y de servicio

El restaurante Ananias es un sitio un restaurante tradicional, lleva allí desde 1939, con una gran variedad de platos de temporada y donde siempre sales satisfecho. Además, el servicio es muy atento y entre tanto plato apetitoso lo mejor es dejarse aconsejar por ellos. En el link de google podéis ver la localización y como todas las opiniones son muy buenas.

Platos: de entrantes los que más nos gustan son los huevos estrellados y las alcachofas y setas en temporada. Respecto a los segundos, para nuestro gusto lo mejor son los pescados y los guisos. A Carol le encanta la ventresca de bonito y el rodaballo a la gallega y yo creo que en ese sitio he comido uno de los mejores callos con garbanzos y las fabes tb están muy buenas. De postre, lo que más solemos pedir es la mouse de yogur y la crema catalana.

Ambiente: como os decía antes es un sitio clásico, de ambiente taurino, donde la mayoría son matrimonios mayores y familias del barrio. Está genial para ir con la familia o algún día a cenar el plan tranquilo.

Precio: pues con lo estándar de 2 entrantes, 2 segundos, cervezas, vinos y postres puedes rondar los 35 – 40€ por cabeza.

Os dejo impresa la factura de una visita reciente que hicimos con Alon, Bugui, Carol, Paco, Tania y… Jaime de 3 meses ya.
Factura_Ananias_Artistas_ICAI