Pericote de Tanos – Carne de machorra

Uno de los atractivos de muchos restaurantes en Cantabria son sus excelentes vistas. A verdes praderas, a la costa, en casonas de varios siglos… Pero también hay sitios como el Pericote. Pegado a la carretera en un pueblo de interior Tanos, cerca de Torrelavega. Pero como será de bueno que todo el mundo lo recomienda y es una de las visitas obligadas que téneis que hacer si andáis por la zona. Están especializados en carne, vinos y gintonics. Así que lo tienen todo para que disfrutes de principio a fin.

Y dentro de las carnes que tienen. En el Pericote de Tanos es de los pocos sitios en los que puedes encontrar carne de vaca MACHORRA. En este link podéis ver que la vaca machorra está buenísima porque nunca ha sido fecundada. Esto hace que tenga mayor infiltración de grasa que es lo que le da gracia a la carnaza.

Respecto al local, aunque os haya dicho que está pegado a una carretera, está bien decorado. Los dueños son gente jovén que llevan el negocio con alegría y arte.

En nuestra visita comenzamos por un aperitivo que ya empezamos a acompañar con un buen vino de la tierra. Picos de Cabariezo. Las bódegas están en Liébana y lo elaboran con mencía y un poco de sirac. Nos lo recomendaron ellos y fue todo un acierto.

pericote tanos vino
Pericote – Picos de Cabariezo

Seguimos con un steak tartare para compartir. Un entrante genial. Muy muy bueno, fresco y bien aderezado.

pericote tanos steak tartare
Pericote – Steak Tartare

Y con esto nos fuimos al plato fuerte de la comida. Un par de entrecotes de nuestra recién conocida vaca machorra. Treméndamente buenos. Un delicia gracias a ese extra de grasa que se nota desde que metes cuchillo.

pericote tanos entrecote machorra
Pericote – Entrecote de Machorra

Por último, una tarta de queso también estupenda y que os recomendamos muchísimo.

pericote tarta queso
Pericote – Tarta de queso

Accesible: Totalmente. Puedes acceder tanto a la terraza como al salón. El baño está en la misma planta.

Precio: Unos 40€ por persona

Kabuki Presidente Carmona – Festival veraniego

¿Que es el restaurante Kabuki Presidente Carmona?

Es uno de los dos restaurante de Kabuki que podemos disfrutar en Madrid. En Kabuki Presidente Carmona tienes un local mucho más íntimo que el Kabuki de Velázquez. Así que la atención es totalmente personalizada y lo hace mucho más divertido y recomendable.

¿Qué comimos?

Chelo, la jefe de sala, nos confeccionó un menú degustación sencillamente extraordinario. Nos dimos el mayor homenaje de niguiris de nuestra vida acompañados de un par de entrantes estupendos. De veras que os recomiendo que si vais a visitar el Kabuki, os imprimáis este post y se lo deis al llegar. Que disfrutéis todo lo que disfrutamos nosotros. Todo esto lo acompañamos de un Cava Rimarts, que también nos recomendó Chelo y que estaba estupendo.

Comenzamos con una cerveza Ámbar y con un aperitivo de atún y sésamo negro.

Kabuki
Kabuki Presidente Carmona – Aperitivo de atún y sésamo negro

El siguiente entrante fueron unas ostras con pimienta y salsa ponzu. Un aliño estupendo que le dan más potencia, si cabe, a unas ostras muy sabrosas.

Kabuki ostras
Kabuki Presidente Carmona – Ostra con pimienta y ponzu

Pasamos a un sashimi de pez lorito. El pez lorito es uno de los más cotizados en la gastronomía española y es muy raro encontrarlo en restaurantes fuera de Baleares o la costa. Esto no es que lo digo yo, es que podéis leerlo ene este artículo de las gastronotas de Capel. Un pescado con un sabor definido y ligero. La presentación del plato es sensacional. Se aprovecha todo. De hecho tras el sashimi, completaron el plato con unos niguiris de su piel frita. Una auténtica delicia.

Kabuki lorito 1
Kabuki Presidente Carmona – Sashimi de pez lorito

Kabuki lorito 2
Kabuki Presidente Carmona – Sashimi de pez lorito

Kabuki niguiri lorito
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de piel de pez lorito

Otra de las sugerencias del día que nos hizo Chelo fue el tataki de bonito con corugas y huevas de mujol. Los tres elementos son por sí solos son argumento más que suficiente suficiente para que no dejes pasar este platazo. El resultado es una “ensalada” de auténtico lujo. Muy recomendable. Este plato y el siguiente Ankino son los dos únicos que elegimos de todo el menú.

Kabuki tataki de bonito
Kabuki Presidente Carmona – Tataki de bonito con corugas y huevas de mujol

Y de platazo en platazo. El siguiente fue el ankino o higado de rape al vapor. Excelente! Que cosa más buena, de verdad. Sabor intenso, textura delicada. Servido con cebolleta tierna y salsa ponzu. Toda una delicia que no debéis dejar de probar.

Kabuki ankino 1
Kabuki Presidente Carmona – Ankino

Kabuki ankino 2
Kabuki Presidente Carmona – Ankino

Pero si hay un plato imprescindible en esta santa casa, es el tartar de toro. Chelo nos trajo media ración que fue suficiente para disfrutar de un plato único.

Kabuki tartar 1
Kabuki Presidente Carmona – Tartar de toro

Kabuki tartar 2
Kabuki Presidente Carmona – Tartar de toro

Y comenzamos con el festival de niguiris veraniegos. Un total de 12 deliciosos niguiris que disfrutas de principio a fin. Empezamos con dos niguiris 100% marinos y mediterráneos. El niguiri de espardeña y el niguiri de sepionet. Sabrosísimos y realmente peculiares.

Kabuki espardeña
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de espardeña

Kabuki sepionet
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de Sepionet

El siguiente fue el niguiri más espectacular de toda la cena. Dos gambas rojas de Denia de calibre y sabor exquisito. Sin lugar a dudas este es uno de los mejores niguiris que he probado. Por favor, no dejéis de probarlo.

Kabuki gamba roja 1
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Kabuki gamba roja 2
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Kabuki gamba roja 1
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Vamos a por el cuarto niguiri. El de parrochita ahumada. Sabor y textura inigualables. Cosa rica y fina. Es la primera vez que pruebo un niguiri de boquerón y hay que patentarlo. Los espetos están buenos pero esto no se queda atrás para nada.

Kabuki parrocha
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de parrocha ahumada

Y llegan dos niguiris más. De toro. Estos por ser más conocidos , no dejan de estar ealmente buenos. Está claro que en Kabuki clavan los niguiris tradicionales. Y en los que innovan, lo hacen de maravilla.

Kabuki
Kabuki Presidente Carmona –

Kabuki toro
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de toro

Os estoy contando niguiri a niguiri pero merece la pena que os muestre alguna foto de como traen las bandejas. Con varios niguiris que se te hace la boca agua. Todo un espectáculo.

Kabuki bandeja
Kabuki Presidente Carmona – Bandeja de niguiris

El siguiente niguiri ya es más convencional. Niguiri de boletus con huevo de codorniz. Bomba de sabor con el boletus y la trufa junto con la untosidad de una buena yema de huevo. Una delicia de las que te hacen adicto a restaurantes japoneses.

Kabuki trufa
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de boletus y huevo de codorniz

No podían faltar niguiris carnívoros. Aquí venimos con el de hamburguesa. Más sabrosa imposible. Hecha en su punto y con una salsa de tomate estupenda.

Kabuki hamburguesa
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de hamburguesa

Otro clasicazo, el niguiri de pez mantequilla con trufa. Tan bueno como la pinta que tiene. Lo único malo que tiene probar este niguiri es que toooodos los niguiris de pez mantequilla que pruebes a partir de ahora, los vas a comparar con este. Y ya te digo yo que van a salir perdiendo.

Kabuki pez mantequilla
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de pez mantequilla

Bueno, ya sólo nos quedan tres. Pero qué tres. Como es lógico se guardan lo mejor para el final. Así que comenzamos con la traca final. Está claro que os recomendamos que pidáis los siguientes tres niguiris en cualquier circunstancia.

El primero es el de steak tartar. Potencia pura. Muy intenso y con un sabor de 10. No está muy picante así que los amantes del tabasco… pedidlo más cargado que el que hacen por defecto.

Kabuki steak tartare
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de Steak tartare

Ahora el de anguila. Excepcional. La textura de la anguila es única y este niguiri tiene un sabor estupendo. También un niguiri simple pero de nivelón. Difícil encontrar uno de su nivel.

Kabuki anguila
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de anguila

Y el último, de verdad, es el super niguiri de tuétano. Para mi, ninguno como este. Bueno, junto con el de gamba roja. Si os gusta el tuétano, esto es el mayor chute en vena que te puedes meter. En nuestra próxima visita, lo pediremos pero ya le diré a Chelo que no se lo guarde para el final. Que lo saque al principio porque si no el resto me va a saber a poco.

Kabuki tuetano
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de tuétano

Por fin llegamos a los postres. Aquí ya sí que teníamos poca consciencia para parar de comer. Probamos la panacotta de Matcha y el Doriyaki de tofu. Los dos muy buenos, pero lo que sí que nos claro es que nos quedamos con el segundo. Un bizcocho suave y ligero acompañado de un helado muy muy bueno.

Kabuki panacotta
Kabuki Presidente Carmona – Panacotta de Matcha

Kabuki doriyaki
Kabuki Presidente Carmona – Doriyaki de tofu

Conclusión:
El restaurante Kabuki Presidente Carmona es de los restaurantes que hay que visitar una vez en la vida. En este homenaje, salimos a unos 120€ por persona. Tiene que ser una ocasión especial pero de veras que vais sobre seguro.

Barbillon Oyster – La Terraza más animada de Valdemarin (Aravaca)

¿Qué es Barbillon Oyster?
Barbillon Oyster es de los restaurantes más concurridos de Valdemarin. Tienen una terraza estupenda tanto en invierno como en verano, y junto con una muy buena carta y servicio, hacen que sea complicado encontrar mesa por la noche o durante el fin de semana.

¿Qué se come?
Cocina de mercado de muy buena calidad. Ahora os cuento lo que probamos en nuestra última visita, pero os anticipo que es de esos sitios en los que a la hora de pedir te cuesta decidirte. Y de los que te vas con ganas de volver para probar más cosas.

Empezamos por un pulpo a la gallega muy bueno. Tierno, sabroso y bien presentado.

barbillon oyster pulpo a la gallega
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (presentado)

Barbillon oyster pulpo
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (preparado)

Después pasamos a media ración de ensaladilla rusa. Ligera y suave.

barbillon oyster ensaldilla rusa
Barbillon Oyster – Ensaladilla rusa

Tras la ensaladilla, pasamos a un platazo de callos como la copa de un pino. Estupendos callos con su buen toque picante. Un platazo del que disfrutas el doble los días de frío y con el sol entrando por las vidrieras.

barbillon oyster callos
Barbillon Oyster – Callos

Para terminar, pedimos el steak tartare. Un buen steak tartare, picado fino y con el aliño en su punto.

barbillon oyster steak tartare
Barbillon Oyster – Steak tartare

Era día laborable y ya habíamos comido bastante. Así que nos fuimos sin probar su excelente tarta árabe. Si váis y os apetece acabar con un buen dulce, no dejéis de probarla.

¿Qué tal de precio?
Todo lo que os he enseñado lo pedimos para compartir dos personas. Con vino por copas salimos a unos 25€ por persona. Esta claro que la zona no es barata, pero me parece un buen precio por lo bien que comimos.

Restaurante Tandem Madrid – El mejor Steak tartare del barrio de las letras

¿Qué es el restaurante Tandem?

Es uno de esos nuevos restaurantes que gustan a todo el mundo y que tienes que conocer. En pleno barrio de las letras, el restaurante Tandem, te ofrece na cocina estupenda en un local realmente vistos. Su carta es bastante variada a la que hay que sumar 5 o 6 platos del día que son muy buena opción.

¿Qué se come en el restaurante Tandem?
Platazos llenos de sabor y de carácter. Y muy variados. Así que pese a que tenga estética de informal, no dudes en ir con la familia o incluso para un compromiso de trabajo. Eso sí, reserva con antelación que el local es realmente pequeño.

Nosotros comenzamos con unas tostas estupendas de tartar de chicharro con aguacate, lima y cilantro. Era uno de los platos del día. Una opción genial para acompañar a la primera Alhambra 1925. Esa verde que bien fría es inigualable.

tandem madrid
Restaurante Tandem – Tartar de chicharro con aguacate, lima y cilantro

El siguiente plato fue su ceviche de pescado y marisco. Un plato fresco y muy bueno. Es uno de sus platos más conocidos, aunque sinceramente el steak tartare me pareció infinitamente mejor. Pero lo bueno es que als raciones son moderadas y por qué elegir cuando te puedes pedir los dos sin problema.

tandem madrid ceviche
Restaurante Tandem – Ceviche

Del ceviche al plato estrella de la comida. El steak tartare. Rico rico rico! Me encantó el aliño. Pedimos media ración. Por favor no cometáis el mismo error y pedirla entera.

tandem madrid steak tartare
Restaurante Tandem – Steak Tartare

Como os decía, la estética del local es bastante informal, llámalo Hipster si quieres, pero aquí se comen cosas tan serías como el siguiente plato. Mollejas de ternera con chipirones encebollados. Casquería fina acompañada de unos chipirones sabrosos.

tandem madrid mollejas
Restaurante Tandem – Mollejas de ternera con chipirones encebollados

Y por último, acabamos con una recomendación que llevábamos debajo del brazo. El bocadillo bao bao. Un pan chino lechoso y vaporizado relleno de carne de cerdo bien especiada.

tandem madrid bao bao
Restaurante Tandem – Bao Bao

Esta vez no nos fuimos sin pedir postre. Probamos su tarta de queso con un toque de roquefort. El toque de queso azul es muy sutil y hace que sea una tarta única que merece la pena probar.

tandem madrid tarta de queso
Restaurante Tandem – Tarta de queso con roquefort

¿Qué tal la relación calidad precio?
Fuimos dos personas y con los platos que os he contado salimos realmente satisfechos por la cantidad. De hecho creo que prescindiría del ceviche y volvería a pedir lo mismo. Con los platos anteriores, más 3 o 4 cervezas, un par de copas de vino y café, salimos por 40€ por persona.

La Casa de Quiros Madrid – Cocina tradicional en la Plaza de Estafeta

¿Qué es La Casa de Quiros?
Es un restaurante del grupo La Máquina ubicado en la Plaza de la Estafeta de La Moraleja. Es el hermano pequeño de La Máquina de La Moraleja y es muy buena opción si buscas una terraza más tranquila y sin las complicaciones del inmenso local en el que está La Máquina.

¿Qué se come?
Marisco, pescado, carne… tienes un amplia variedad en la que seguro que encuentras algo apetecible. Nosotros nos decantamos por clasicazos que bordan en La Casa de Quirós.
Comenzamos con unas coquinas estupendas.

Después pasamos a una ración de gamba blanca de Huelva a la plancha. Nunca falla.

casa de quiros gamba
Casa de Quirós – Gamba blanca a la plancha

Tras los entrantes, su estupenda merluza a la romana. Muy buena. Tierna y realmente sabrosa.

casa de quiros merluza
Casa de Quirós – Merluza a la romana

También probamos su steak tartare. Muy bueno y un complemento genial a la merluza a la romana.

casa de quiros steak tartare
Casa de Quirós – Steak tartare

Todo esto lo disfrutamos con una botella de El Regajal. Uno de los vinos de Madrid más conocidos gracias a su estupenda relación calidad precio.

Por último, una tarta de queso casera. No es la mejor tarta de queso del mundo pero es más que correcta y merece la pena probarla.

casa de quiros tarta de queso
Casa de Quirós – Tarta de queso

¿Qué tal la relación calidad precio?
El precio de la cena para dos personas rondó los 110€. La verdad es que no nos privamos de nada. Teniendo en cuenta que tomamos cervezas y cafés creo que la relación calidad precio es positiva.

Cenas Salivando: La Gastroteca de Santiago

Hola a todos,

En su día hicimos una promo pero… no quitamos el post para qué veáis lo bien que se come en La Gastroteca de Santiago.

Aquí venimos con una nueva iniciativa. La idea es realmente simple y apetitosa. Como a nosotros nos gusta. Os cuento.

Hace unos meses conocimos el restaurante / taller La Gastroteca de Santiago. Nos encantó y así os lo contamos en esta reseña.

Sabéis que nuestro objetivo con Salivando es contaros los sitios que hemos visitado y que nos han gustado para animaros a que les hagáis una visita. Pero en este caso, queremos ir un paso más allá y os animamos a que lo hagáis un día determinado y con un menú especial. Es lo que vamos a llamar las Cenas Salivando.

En esta ocasión, desde La Gastroteca de Santiago han hecho un menú gastronómico para los seguidores de Salivando que sólo se podrá disfrutar la noche del jueves 23 de julio.

Ahora os presento el menú y si os interesa lo único que tenéis que hacer es llamar a La Gastroteca de Santiago (91 548 07 07) y hacer vuestra reserva indicando que queréis morir de placer degustando el Menú Salivando. El menú incluye maridaje para que vayáis a mesa puesta y nos os tengáis que preocupar ni de la elección del vino.

Así que es una ocasión única y estupenda para conozcáis este restaurante que a nosotros nos ha encantado. Bueno a nosotros y a todo el que los conoce porque las valoraciones en internet son excelentes.

El Menú Salivando es el siguiente:

  • Aperitivos de rilletes de cerdo y pato. Las rilletes son un paté blando francés realmente bueno. Al centro.
  • la gastroteca de santiago rillete
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Rillete de pato y cerdo
  • Carpaccio de carabineros con salsa de tomate de árbol. Al centro. Maridado con una copa de manzanilla.
  • la gastroteca de santiago carpaccio de carabineros
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Carpaccio de carabinero

    la gastroteca de santiago manzanilla
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Manzanilla

  • Entrante de Agnolotti rellenos de parmesano y trufa con salsa de coliflor. También al centro. Los agnolottis son parecidos a los raviolis. Pasta casera de categoría con ingredientes de lujo. Maridado con una copa de Brezo, D.O Bierzo, con Godello y Doña Blanca.

  • la gastroteca de santiaco vino blanco
    La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Vino Blanco

  • Un principal por persona a elegir entre:
    • Bonito braseado con pipirrana y mejillón en tempura. El bonito está en plena temporada así que no hay mejor momento para probarlo. Maridado con una copa de Le bosc blanc, AOC. Côtes du Roussillon, macabeo, garnacha gris y vermentino, o
    • la gastroteca de santiago bonito
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Bonito con pipirrana
    • Steak Tartare de lomo de buey gallego. Maridado con una copa de Nus del Terrer D.O Tarragona, garnacha peluda.

    • la gastroteca de santiago garnacha vino tinto
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Vino Tinto
  • Un postre al centro a elegir entre:
    • Biscuit (helado casero) de jalva de pipas de girasol, o
    • la gastroteca de santiago biscuit
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Biscuit casero
    • Lingote de chocolate relleno de crema de vainilla y de café. Este postre lo catamos en nuestra visita y es una verdadera pasada.
    • la gastroteca de santiago lingote de chocolate
      La Gastroteca de Santaigo – Menú Salivando – Lingote de chocolate
  • Pan, agua y café incluido.
  • El precio es de 50 euros por persona IVA incluido.  Señores, no es barato pero de verdad que merece la pena. La relación calidad precio de este menú es muy buena.

Nosotros no nos perdemos este menú ni de broma, así que allí estaremos. Espero que os animéis y que nos veamos por allí. Si tenéis cualquier duda, preguntadnos con un comentario sobre este post, a hola@salivando.com o a La Gastroteca de Santiago directamente.

Un abrazo a todos y que aproveche!

Restaurant Gaonnuri – Un restaurante coreano en Times Square

¿Qué es el restaurant Gaonnuri?
Gaonnuri es el restaurante top del distrito coreano de Nueva York. Está pegado a Times Square por lo que es muy muy buena opción si estas de turismo y te quieres dar un buen homenaje. Un ático elegante y exclusivo con unas vistas estupendas gracias a sus grandes ventanales. Es necesario reservar con antelación y os recomiendo que solicitéis una mesa cerca de los ventanales y que tenga barbacoa.

¿Qué se come?
Pues tienes dos opciones en la carta. O ir directamente al menú degustación (105$) o elegir de manera convencial. Nosotros optamos por la segunda opción y creo que fue un acierto. Nos salió más barato, cenamos bastante cantidad y el precio no se nos fue de las manos.

Comenzamos por el plato de apertivos variados Gaon Platter. Muy variado y todo bastante bueno. Sobre todo los Yukhoe (albóndigas de steak tartare de ternera) y unas tortillas de bacalao muy buenas.

gaonnuri appetizers complete
Restaurante Gaonnuri – Plato completo de aperitivos

gaonnuri appetizers
Restaurante Gaonnuri – resto de aperitivos, panceta, kimchi

gaonnuri beef
Restaurante Gaonnuri – Yukhoe

gaonnuri cod
Restaurante Gaonnuri – Tortilla de bacalao

Este plato de aperitivos lo acompañamos de unas gyozas muy buenas.

gaonnuri gyozas
Restaurante Gaonnuri – Gyozas

Y pasamos al plato principal. Cuatro cortes de ternera diferentes (Seng Galbi, Marinated Galbi, Ribeye y Beef Rib Finger) para hacer en una especie de barbacoa que tienes en la mesa. Todo acompañado de una suculenta variedad de entrantes. La verdad es que para una primera visita es muy recomendable pedirse este combo por la variedad que tiene. Ademas, la carne es de categoría y la barbacoa es lo suficientemente suave como para que le cojas el tranquillo rápido y te sea muy fácil dejar la carne al punto que desees.

gaonnuri ribeye
Restaurante Gaonnuri – Ribeye

gaonnuri meat
Restaurante Gaonnuri – Plato de carne

Respecto a la bebida, pues como en todo Nueva York, cara. Nosotros compramos una botella en una vinoteca cercana y la llevamos. En el restaurante no te ponen ningún problema. Simplemente te cobran 25$ por el descorche y se quedan tan anchos. Aun así la opción de llevarte tu propio vino es muy muy recomendable.

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pagamos unos 80$ por persona, por lo que teniendo en cuenta el local, la ubicación y lo que tomamos me parece que es una relación calidad precio más que aceptable.

Restaurante Lobbo – Para no fallar en tu primera cita

Lobbo_fachada

Ver un correo de la grande, única y verdaderá Ana Moya de Food Storming en tu bandeja de entrada es siempre motivo de alegría. Y más, si llevabas tanto tiempo sin ir a uno de sus famosos #gastrolios. Los gastrolios son eventos con blogueros en los que algún restaurante nos muestra sus novedades en la carta, pero sobre todo, en los que siempre te lo pasas genial.

En este caso, el anfitrión era el Restaurante Lobbo que nos presentaron su restaurante como una alternativa estupenda para una primera cita. Y es que en esto, gracias al Tindle, Meetic y demás, hay mucho mucho mercado. Tras nuestra experiencia, la verdad es que estoy de acuerdo en que este sitio es muy buena opción para una cita con una persona de la que conozcas bien poco. El sitio está chulo, el servicio es muy bueno, tienes gran variedad de vinos y copas a buen precio (cosa fundamental) y la comida está estupenda y sobre todo buscando presentarla de forma original y desenfada para que la cita fluya como debe. Es un sitio en el que vas sobre seguro y te puede garantizar que no la vas a tener un gatillazo gastronómico que supone pifiarla a las primeras de cambio.

En nuestra primera visita, que podéis ver en este enlace, fuimos con unos cuantos amigos y nos encantaron sobre todo los platos principales, destacando unos chipirones a la plancha estupendos y un chuletón como Dios manda. Pero claro, en este caso la cosa es diferente. Tomarte un chuletón en tu primera cita puede que no te parezca muy buena idea, así que en este post nos vamos a centrar más en los aperitivos y entradas que probamos. Que seguro que son una mejor opción.

Ahora os mostramos todo en detalle pero a modo de resumen, de todo lo que probamos destacaría las croquetas, el pulpo, el milhojas de foie, el steak tartare y la tarta árabe.

Empezamos con unas croquetas de chipirón con alioli de su tinta que son elegantes, originales y bien suaves. La verdad es que nos gustaron mucho a todos.

Lobbo Croquetas Chipiron
Restaurante Lobbo – Croquetas de chipirón

El siguiente aperitivo fueron las piruletas de langostinos. Muy buena presentación y sabor. Como detalle traen un pequeño difusor con soja, para que puedas aliñar los langostinos. Eso sí, hacedlo contra el plato porque podéis liarla parda.

Lobbo Piruletas Langostinos
Restaurante Lobbo – Piruletas de Langostinos

Como os decíamos, en el restaurante Lobbo tienen una carta muy variada y en la que puedes encontrar platos tradicionales 100%, tradicionales renovados e incluso algún plato con un toque asiático. El siguiente entrante fue uno de en los que nos estamos especializando últimamente, el pulpo a la brasa. En este caso viene acompañado de patata con pimentón y espinacas fritas. Lo que viene a ser un pulpo a la gallega renovado. Muy sabroso y bien presentado, que te va a sorprender gratamente.

Lobbo pulpo brasa pimentón
Restaurante Lobbo – Pulpo a la brasa con patata con pimentón y espinacas fritas

Del pulpo gallego al wok asiático. El Wok de verduras con gambón al teriyaki es un plato muy sabroso y relativamente ligero. Me gustó bastante porque el punto de teriyaki era moderado. Hay veces que el teriyaki es tan potente que te da igual comer solomillo que calabacín, te va a saber a lo mismo.

Lobbo wok verduras
Wok de verduras con gambón al teriyaki

El siguiente plato es otro de esos platos divertidos y muy buenos. Es el rissoto con boletus, trufa y parmesano. Como podéis ver, el parmesano viene en bloque y puedes utilizar el mini-rallador tan apañado que te prestan. El risotto llama la atención por estar menos cargado de nata que los risottos que conozco. Con esto tienes un plato más ligero y muy sabroso.

Lobbo risotto trufa parmesano
Restaurante Lobbo – Risotto de boletus, trufa y parmesano

Antes de continuar con el resto de platos, me gustaría destacar la su carta de vinos. Variada y con las referencias que más están de moda. Nosotros cenamos con blancos y tintos del vino Habla del Silencio. Muy bueno. Pero vamos que tenéis una amplia variedad y a buenos precios.

Lobbo bodega vista
Restaurante Lobbo – Bodega Vista

Uno de los platos que más me gustó fue el milhojas de foie, sobre todo porque creo que la proporción y combinación de foie con el resto de ingredientes es perfecta. Disfrutas del foie pero sin que sea empalagoso.

Lobbo milhojas foie
Restaurante Lobbo – Milhojas de foie

Y de aquí pasamos a un par de platos de carne muy recomendables. Las mini-hamburguesas y el steak tartare. Las mini-hamburguesas son perfectas como aperitivo, sobre todo si en vez de una cita es una quedada con varios amigos. Pese a su reducido tamaño están jugosas y son un bocado estupendo. El steak tartare está realmente bueno. Lo preparan al momento con cariño, dedicación y muuucha profesionalidad. A mí me encantó. Eso sí, os recomiendo pedirlo suave, sobre todo para si os la estéis jugando en una primera cita.

Lobbo mini hamburguesas
Restauante Lobbo – Mini hamburguesas

Lobbo steak tartare
Restaurante Lobbo – Steak tartare

Por último, un par de postres muy diferentes. El primero es una mousse de yogur con purés de frutos rojos y melocotón, presentada en formato de pasta de dientes. Muy recomendable si la cosa va viento en popa. El segundo es una tarta árabe de toffee con crujiente de almendras. Un postre muy bueno y un más conservador por si te ves falto de confianza.

lobbo mousse de yogur
Restaurante Lobbo – Mousse de yogur con puré de frutas

Lobbo tarta árabe
Restaurante Lobbo – Tarta árabe

Como no podía ser de otra manera, acabamos la cena con unas copas servidas a la perfección. El mueble bar ocupa toda una pared y tienen infinidad de referencias. Debido al tamaño e iluminación del mueble bar, es inevitable que a mitad de la comida le eches un ojo de refilón y te hagas la pregunta de… ¿Por qué tengo que esperar asta el final de la cena para pedirme una copa?. Esta vez me contuve porque era un evento y si pedía una copa podía abrir la caja de Pandora, pero no prometo nada para la próxima :-D.

Así que nada señores, espero que con este post conozcáis un poco mejor la oferta de este pedazo de restaurante y os animéis a hacerles una visita porque merece la pena.

Precio: Pes yo creo que pidiendo un par de entrantes, principal y postre a compartir puedes salir por unos 30€.

Ubicación:

Restaurante Piñera, cocina de mercado y honesta

Bueno, pues por fin he conocido el Piñera, y ya me tocaba porque vivo muy cerca y estoy harto de pasar por delante… La verdad es que desde fuera no te esperas la calidad que contiene.

Piñera nace hace cinco años de la mano de dos hermanos Marrón, naturales de Piñera (Asturias) con la colaboración del gran Benjamín Urdiaín, el chef navarro que consiguió en 1987 la tercera estrella michelín para Zalacaín, el primero en conseguirlo de España. Hasta hace poco también destacaba su servicio gracias a Jorge Dávila, que fue premiado michas veces como mejor jefe de sala en Piñera. El restaurante Piñera fue según los premios Metrópoli el mejor restaurante de 2009, que fue cuando abrió sus puertas.

Pero basta de nombres y reconocimientos, vayamos a lo importante. Piñera tiene un par de comedores amplios y luminosos. Su decoración es algo extraña y para mí un poco fea, pero tampoco es intrusiva. Su cocina es de mercado, con el mejor producto que encuentran y según ellos, una cocina honesta, sin subterfugios, e intentando destacar siempre la materia prima.

comedor
comedor

De aperitivo pedimos una cervecita y nos trajeron unas aceitunas gordales aliñadas que cayeron en breves instantes de lo buenas que estaban, de modo que tuvieron que traernos una segunda ración. Empezar así, sin lugar a tiempo ocioso es de buena mesa. También nos trajeron el pan que luego fueron reponiendo durante toda la comida, ya que había cuatro diferentes (aceitunas, tomate, blanco e integral) y fuimos probando todos. De vino nos trajeron la carta que es extensísima, y a destacar la parte de champagnes. Pedimos un Artadi 2010 (28€) que resultó perfecto para la ocasión.

Aceitunas
Aceitunas

Como digo, es importante que te tengan entretenido mientras esperas la comida, porque si no la gente se desespera. En Piñera se portaron bien y nos trajeron dos miniaperitivos para ir calentando. Uno fue un vasito de crema de boletus, muy sabroso, y el otro una cucharita de salmón marinado. Gracias!

Aperitivos
Aperitivos

De comer, aprovechando que las raciones no son pequeñas, pedimos todo para compartir entre dos: dos primeros y dos segundos. Amablemente se ofrecieron a traernos todo ya dividido en dos y emplatado, para no tener que andar peleándonos por la comida, que queda feo. Por eso tened en cuenta en las fotos que son todas de medias raciones.

El primer primero fueron las alcachofas con almejas y porrusalda ligera… Ahí ya nos dimos cuenta de que la calidad de la cocina era algo espectacular. Las alcachofas en su punto perfecto, consistentes pero no duras, sin hebra ninguna; las almejas sabrosas, frescas, de buen tamaño, y todo ligado con una crema ligerita de puerro exquisita.

Alcachofas con almejas
Alcachofas con almejas

El segundo primero fueron chipirones encebollados y tuétano. Sencillo, delicioso, perfecto. Creo que podéis ver en la foto que el punto del chipirón es perfecto, la fritura del calamar igual, finísima, y lo que nos remató en este caso fue el tuétano, que está debajo pero hay bastante, y según lo más juntando con lo demás, hace que el sabor general del plato sea sublime.

Chipirones encebollados
Chipirones encebollados

Llegamos a los segundos. El primero de ellos fue merluza de pincho, con calabacín, aceituna negra y salsa de lima. Para mí este fue el plato rey de la noche, porque la merluza estaba que se salía, de fresca, de blanca, de bien hecha, de todo. Además el contrapunto de la aceituna (que parecía soja) y la lima, un poco ácida nos sorprendió y nos encantó.

Merluza a la lima
Merluza a la lima

Y finalmente el plato que todo el mundo alaba de esta casa, y no es para menos: Steak Tartare al gusto, con patatas soufflé. Lo pedimos picantito, que nos gusta a los dos y la verdad es que lo bordaron. Para mí lo mejor es la carne, que se puede ver en el color y en el corte que es de primerísima calidad; y desde luego el aliño también es buenísimo, porque es abundante y liga fenomenal. De acompañamiento unas tostadas de pan y las patatas, que te las comes sin enterarte de ser tan ligeras.

Steak tartare
Steak tartare

Terminamos muy bien de cantidad, pero un postre no hace daño a nadie, así que decidimos probar algo. Las recomendaciones de la casa fueron las crepes suzette y la tarta de manzana, que llevan en la carta cinco años sin cambiarlas, pero por llevar la contraria pedí la creme brulée con frambuesas. He de decir que estaba muy rica, pero que no era la mejor que he probado (como las de Francia no estaba, lo siento) y por tanto no me pareció tan especial como el resto de la cena. Quizá para otra vez les hago caso y pido las crepes!

Creme brulee
Creme brulee

Tras el postre nos trajeron unos petit fours ricos y nos fuimos a tomar la copa a otro sitio de la zona, pero si os apetece tomarla con la sobremesa os lo recomiendo también, pues tienen un buen carro, bien surtido.

En conclusión, Piñera hace honor a su fama conseguida en poco tiempo, aunque también es cierto que no ha conseguido todavía hacerse un nombre entre los que no siguen el mundillo gastronómico, y desde luego no tiene nada que envidiar a sus vascos vecinos con los que compite.

Lo que sí noté y es algo que deberían mejorar, es que el nuevo servicio no me resultó nada acogedor. Fue correcto, sin nada raro pero para un sitio como este, con sus precios y calidad, entiendes que por parte del maitre y el sumiller, hace falta algo más que te haga sentir como en casa, no como un extraño… Quizá al haberme hecho expectativas de que la fama de Jorge Dávila hubiera dejado rastro por eso me decepcionó un poco este aspecto. En cualquier caso los camareros fueron atentos, precisos y rápidos, por lo que de su función no me puedo quejar.

Precio: 50€ (incluido 30% de descuento clubkviar)

Web: restaurantepinera.com

Ficha Google+

Localización:

 

 

 

Restaurante IO (Iñaki Oyarbide) – Pochas estupendas y espectacular barra en el Bernabeu

Noviembre 2013

Más de un año después de la visita de Borja, que podéis leer más abajo, actualizamos la reseña del Restaurante IO. Un sitio elegante cerca del Santiago Bernabeu en el que tienes una de las mejores barras de Madrid. Y esto no lo digo yo, sino que es un premio que le han otorgado los amigos de Mahou. Pero vamos que no sólo tiene barra. Y es que la diversidad de ambientes es una de las ventajas de este local. Tenéis la sala convencional, la zona de barra con algunas mesas altas, una amplia terraza y un salón privado.

Restaurante IO - Zona de barra
Restaurante IO – Zona de barra

En nuestra visita estuvimos en la barra, donde Jorge nos atendió y asesoró de maravilla. Comenzamos con unos rollitos de vieira con careta ibérica. Realmente bueno. Te lo comes con las manos y lo disfrutas como un enano. Es un bocado muy fresco pero con el sabor de la vieira muy definido. Una de las cosas a probar si visitáis este restaurante.

Restaurante IO - Rollito de vieira con careta ibérica
Restaurante IO – Rollito de vieira con careta ibérica

Continuamos con un tiradito de pez mantequilla. Venía aderezado con trufa, con cebolla morada picada y con escamas secas. La verdad que esto último le da un toque original pero en sabor es muy neutro. Pero vamos que no hace falta aportar mucho porque el plato está de 10. El pescado fresquísimo y la mezcla de los ingredientes es realmente buena.

Restaurante IO - Tiradito de pez mantequilla
Restaurante IO – Tiradito de pez mantequilla

A la vez, habíamos pedido pan de cristal. Un pan muy bueno con tomate. No estaba mal pero es prescindible en una primera visita.

Y pasamos a platos más serios. El primero es un bacalao al ajo arriero con huevo que es de las cosas más ricas que he probado últimamente. Me encanta el bacalao y aquí lo hacen de maravilla. De verdad que es todo un platazo que da por buena la visita.

Restaurante IO - Bacalao al ajo arriero
Restaurante IO – Bacalao al ajo arriero

A continuación, un risotto de boletus para inagurar la temporada de setas. También estaba buenísimo. Sabroso y suave. Entraba sólo.

Restaurante IO - Risotto de boletus
Restaurante IO – Risotto de boletus

Y acabamos la comida, con uno de los postres del año. Su tarta de arroz. Una delicia. Un sabor estupendo y nada cargante. Acompañada con un poco de dulce de leche. Muy muy recomendable. Y el postre lo acompañamos con una copa que para ser el sitio que es, me pareció que estaba bien de precio. Era copa premium (Grey Goose) y su precio es de 10,5€. En sitios por el estilo, esta copa ronda los 13-14€.

Restaurante IO - Tarta de arroz
Restaurante IO – Tarta de arroz

Conclusión: Una barra de lujo que hay que conocer. Por elegancia y sobre todo por producto y preparación. Para una primera visita no os perdáis los rollitos de vieira, el bacalao ajo arriero y su tarta de arroz. Nos encantó.

Precio:

Restaurante IO - Cuenta
Restaurante IO – Cuenta

Ubicación:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

Octubre 2012

El domingo estuve en el restaurante IO, las iniciales de su dueño y chef Iñaki Oyarbide, responsable del antiguo Príncipe de Viana y uno de los hijos del fundador de Zalacaín. El restaurante está situado en una calle tranquila muy cerca del Bernabeu e intenta combinar tradición con modernidad. La verdad es que el resultado no me acabó de convencer, pero quizá porque el servicio no estuvo totalmente a la altura y el día era bastante desapacible, pero la calidad de la comida sí estuvo bastante bien.

Como digo el día era bastante lluvioso y tuvimos que quedarnos en la terraza ya que dentro estaba completo. La terraza es por supuesto cubierta y cerrada por sus cuatro lados, pero al tener las puertas abiertas, entraba fresquillo que no se compensaba con el calor de las setas.

La carta es corta, pero me resultó poco amigable, ya que está dividida en Siempre, Lo Nuestro, Iñakis y Del Mundo. La mayoría de entrantes están en Siempre, pero el resto de cosas es un poco mezcla y se diferencian por el estilo, pero no por el contenido. Con lo cual hay carnes en las tres categorías, ensaladas ídem, etc. Tienes que empollarte la carta entera antes de elegir. Lo que está bien de la carta es que tienes medias raciones, con lo que puedes pedir y probar más cosas. Eso sí, las raciones no son muy amplias de modo que las medias raciones a veces daban un poco de pena.

Nosotros empezamos la comida con unas cervezas y un vermú, que nos trajeron con un mini gazpacho de aperitivo. De entrantes pedimos primero unas croquetas mixtas (de jamón y bacalao), que venían con una salsilla muy rica para mojar. Las croquetas estaban genial, pero se me hacían muy chicas. También trajeron con ello pan de cristal con tomate picado y sal. Bastante rico, pero no es algo especial. Pedimos de estos dos raciones porque si no no tocábamos a nada. De vino pedimos dos botellas del vino de la casa, un Dios Ares crianza 2009, un vino resultón a buen precio (12,75€)

Además de esto añadimos a los entrantes unas chistorrillas que vienen acompañadas de un poco de puré de patatas con hierbas y unos pimientos fritos. Muy ricas, pero de nuevo la cantidad por lo que cobran (8€) era escasa.

La estrella de la comida llegó entonces. Pedimos las pochas frescas guisadas, que vienen con verduras y también un toque de panceta y jamón que le dan un toque brutal. Muy muy sabrosas y súper suaves, sin ninguna piel. Lo mejor para estos días de otoño. Lo que eché de menos fue la habilidad del maitre y que en lugar de un plato escaso que trajo para todos al medio, que no trajera un poco más de cantidad y nos sirviera a cada uno unas cucharadas en un platito hondo, como nos hicieron el día anterior con las verdinas en Asgaya.

De plato la verdad es que me costó decidirme, porque tampoco había nada que me llamara en exceso, y al final me decanté por el secreto ibérico con vinagreta de agua, y creo que fue un acierto. Vienen unos cuantos lonchones de buen secreto y un cuenquito de vinagreta tailandesa donde mojarlos. Fiesta de sabores.

Otros platos que pidió mi familia fueron la merluza (rica pero escasita), el tártaro de atún rojo con tuétano (rico pero le faltaba guacamole o algo que ayudara a ligar), el tiradito de pez mantequilla (muy rico pero muy ligero), o la ensalada de judías verdes con ostras fritas y bacon (muy poco recomendable, al final son judías juliana frías y sin gracia, y unas ostras rebozadas que no aportan mucho).

pez mantequilla

El postre, por otro lado fue estupendo al menos y nos quitó un par de decepciones. Probamos la crema de queso con sorbete de mango, un espectáculo de sabor y untuosidad, en copa, y también la tarta tatin con crema inglesa, que estaba igual de buena. Como regalo nos pusieron unos petit fours realmente ricos, tres por cabeza!

En general, como he dicho la comida muy buena pero el servicio mejorable, y he visto maitres más amables. Me sentó un poco mal por último que nos cobraran el 8% de suplemento de terraza un día que hacía frío, estaba lloviendo y habíamos pedido que nos cambiaran al interior pero que estaba lleno. Creo que si vuelvo lo haré en plan de picoteo en su amplia zona de barra ya que para eso quizá sí estén más preparados.

Web: http://www.restauranteio.com/

Precio: 44€