Restaurante La Chimenea Guadarrama – Croquetas, carne de buey y mucho encanto

¿Qué te vas a encontrar en el Restaurante La Chimenea Guadarrama?

Un restaurante clásico de la sierra Norte de Madrid de esos en los que sabes que vas a comer de maravilla desde que entras por la puerta. Manteles a cuadros blancos y rojos, salón con chimenea y pocas mesas. De hecho, en fin de semana tenéis que reservar con antelación.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Salón
¿Qué comimos?
Pues fuimos seis personas. Pedimos varios entrantes y después carne de buey para todos. Empezamos con los aperitivos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Chorizo frito
El siguiente es una de las estrellas de la casa. Las croquetas. Pedimos 3 de jamón y 3 de queso. Muy buenas las dos. Tened en cuenta que son de buen tamaño y contundentes. Os recomiendo que pidáis una croqueta por cada dos para poder probar más cosas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Croquetas de jamón y croquetas de queso
Pero el entrante que más nos gustó fueron unas anchoas al horno que estaban de maravilla. Muy recomendables y las priorizaría antes que las croquetas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Anchoas al horno
También probamos un revuelto de morcilla sabroso y generoso.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Revuelto de morcilla
Y por último, media ración de callos. Que nunca están de más. Picantes y muy buenos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Callos a la madrileña
Estos fueron los entrantes que compartimos antes del plato principal. Carne de buey para todos. Una carne realmente buena y bien preparada. Para ponérselo difícil, pedimos diferentes puntos y los clavaron todos. Unos cracks de la parrilla. Os dejo diferentes fotos de los entrecotes que disfrutamos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecotte muy hecho

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecote de buey (punto medio)

la chimenea guadarrama
La Chimenea – La Chimenea – Entrecotte de buey (poco hecho)
Y de postre, pues una tarta de queso y una crema catalana casera muy buenas. Sobre todo la última.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Tarta de queso

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Crema catalana
Conclusión

Un sitiazo en toda regla en la sierra de Madrid. No dudéis en hacerles una visita porque merece realmente la pena. Eso sí, como os decía al principio, reservad con antelación.

Barbillon Oyster – La Terraza más animada de Valdemarin (Aravaca)

¿Qué es Barbillon Oyster?
Barbillon Oyster es de los restaurantes más concurridos de Valdemarin. Tienen una terraza estupenda tanto en invierno como en verano, y junto con una muy buena carta y servicio, hacen que sea complicado encontrar mesa por la noche o durante el fin de semana.

¿Qué se come?
Cocina de mercado de muy buena calidad. Ahora os cuento lo que probamos en nuestra última visita, pero os anticipo que es de esos sitios en los que a la hora de pedir te cuesta decidirte. Y de los que te vas con ganas de volver para probar más cosas.

Empezamos por un pulpo a la gallega muy bueno. Tierno, sabroso y bien presentado.

barbillon oyster pulpo a la gallega
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (presentado)

Barbillon oyster pulpo
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (preparado)

Después pasamos a media ración de ensaladilla rusa. Ligera y suave.

barbillon oyster ensaldilla rusa
Barbillon Oyster – Ensaladilla rusa

Tras la ensaladilla, pasamos a un platazo de callos como la copa de un pino. Estupendos callos con su buen toque picante. Un platazo del que disfrutas el doble los días de frío y con el sol entrando por las vidrieras.

barbillon oyster callos
Barbillon Oyster – Callos

Para terminar, pedimos el steak tartare. Un buen steak tartare, picado fino y con el aliño en su punto.

barbillon oyster steak tartare
Barbillon Oyster – Steak tartare

Era día laborable y ya habíamos comido bastante. Así que nos fuimos sin probar su excelente tarta árabe. Si váis y os apetece acabar con un buen dulce, no dejéis de probarla.

¿Qué tal de precio?
Todo lo que os he enseñado lo pedimos para compartir dos personas. Con vino por copas salimos a unos 25€ por persona. Esta claro que la zona no es barata, pero me parece un buen precio por lo bien que comimos.

Restaurante Juan Mari San Pedro del Pinatar

¿Qué es el Restaurante Juan Mari?
Este restaurante situado en San Pedro del Pinatar (Murcia) es un restaurante clásico y elegante al que se viene a disfrutar de una cocina de mercado con algún toque de innovación. Todo con una materia prima y un servicio estupendo. En un local acogedor perfecto para cenas tranquilas en pareja. La verdad es que es de los restaurantes con más categoría que conocemos por la zona. Es de los pocos incluidos en la guía Michelín. Ésta ha sido nuestra primera visita pero seguro que no la última.

¿Qué se come?
Te vas a encontrar con una carta variada en la que te va a costar decidirte. Para dos personas, nosotros pedimos dos entrantes para compartir, un plato principal por persona y un postre a compartir y cenamos de maravilla.

Antes de nada, pan tradicional con aceite.

juan mari san pedro pan
Restaurante Juan Mari – Pan con aceite

Comenzamos con un tartar de salmón, que sirven en una cama de tomate y algas. Un plato ligero y bueno, muy recomendable para comenzar una cena.

juan mari san pedro tartar de salmon
Restaurante Juan Mari – Tartar de salmón

Pero si te gustan los sabores intensos, el entrate que no puedes dejar de pedir es la ensalada de pimientos asados con bacalao y alioli. Realmente buena.

juan mari san pedro ensalada
Restaurante Juan Mari – Ensalada de pimientos

Uno de los platos principales que tomamos fue el entrecote de ternera con salsa de mostaza Dijón. La carne estaba estupenda. Muy buena categoría, tierna, sabrosa y preparada en su punto. La salsa está suave pero os recomiendo pedirla en un cuenco para que la añadáis la cantidad a vuestro gusto.

juan mari san pedro entrecote
Restaurante Juan Mari – Entrecote de ternera

El otro plato principal que probamos fue la lubina al horno con verduras. Es un plato muy suave y jugoso muy recomendable para quién quiera tomar algo más ligero.

juan mari san pedro lubina
Restaurante Juan Mari – Lubina

Por último, la tarta casera de queso. Otra maravilla muy bien presentada.

juan mari san pedro tarta de queso
Restaurante Juan Mari – Tarta de queso

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pagamos unos 35€ por persona tomado varias copas de vino por persona más los aperitivos y café. Considero que la relación calidad precio es muy positiva.

La Bodegueta Provença – Tapas y Platillos en el barrio de L’Eixample Barcelona

¿Qué es La Bodegueta Provença?

Es un restaurante / bar de tapas en el que tienes una gran variedad de platillos y raciones para acompañar con unas buenas cervezas. Es un sitio perfecto para una cena informal con amigos

¿Que se come?
Pues cosas tan tan ricas como las que os muestro a continuación. Tapas tradicionales muy buenas y muy bien rematadas.

Comenzamos con sus Patatas la Bodegueta. Una salsa propia con un sabor intenso, parecido a las bravas, pero sin picar ni una pizca. Son una tapa obligada si visitas La Bodegueta Provenza.

la bodegueta de provença patatas
La Bodegueta de Provença – Patatas La Bodegueta

También pedimos un revuelto de gulas y langostinos que nos encantó. Un plato sencillo pero de esos que cuando lo hacen bien, son toda una delicia.

la bodegueta de provença revuelto gulas
La Bodegueta de Provença – Revuelto de gulas y langostinos

El siguiente son las alcachofas fritas. También muy buenas. En este plato y en los boquerones a la andaluza el rebozado es el justo y necesario. Nada pesado ni aceitoso.

la bodegueta de provença tapas
La Bodegueta de Provença – Tapas

Y todo esto iba acompañado, como no puede ser de otra manera, por un pan con tumaca muy bueno.

la bodegueta de provença pan tumaca
La Bodegueta de Provença – Pan tumaca

También es muy recomendable que probéis su excelente sardina ahumada. Buenos filetes en su punto perfecto de maduración.

la bodegueta de provença sardina ahumada
La Bodegueta de Provença – Sardina ahumada

Por último, los mejillones al vapor y los boquerones a la andaluza. Unos mejillones sabrosos y unos boquerones ligeros y suaves.

la bodegueta de provença mejillones
La Bodegueta de Provença – Mejillones

la bodegueta de provença boquerones
La Bodegueta de Provença – Boquerones

¿Qué tal la relación calidad precio?
Pues pagamos unos 25€ por persona, acompañando todo esto con unas cuantas cervezas y cafés. La verdad es que todo lo que comimos estaba realmente bueno y os recomendamos mucho que les hagáis una visita.

Casa Hortensia – El mejor asturiano de Madrid para comidas en grupo

¿Qué es el restaurante Casa Hortensia?

Este restaurante es nuestra primera opción cuando se trata de recomendar un sitio de cocina tradicional para una comida de grupo. Un local amplio, ubicado entre Malasaña y Chueca, con buena relación calidad precio y del que todo el mundo va a salir contento.

¿Qué se bebe?
Sidra, sidra, sidra y sidra. Y después barra libre de chupitos y buenos copazos. Bueno también tenéis carta de vinos pero vamos que aquí se viene a disfrutar del zumo de manzana.

¿Qué se come?
Pues aquí llegamos a lo importante. Casa Hortensia es un sitio excelente para tomar comida tradicional. La carta es bastante extensa y tenéis gran variedad para elegir. Tened cuidado con las cantidades porque aquí son realmente generosos. Yo os recomiendo el siguiente menú para cuatro personas.

Al sentaros en la mesa os vais a encontrar con un plato de un queso azul excelente. Comer en este sitio es una carrera de fondo así que comenzad tranquilos y no os cebéis con el aperitivo.

Un plato fundamental es el pulpo a la gallega. Para mi, uno de los mejores pulpos de Madrid. Siempre tierno y preparado en su punto.

casa hortensia pulpo
Casa Hortensia – Pulpo a la gallega

Os recomiendo que si vais a comer, después del pulpo os pidáis algún guiso de la casa. Unas fabes con almejas o directamente una fabada. Pedir ración para uno y tomadla para compartir. Con eso tenéis de sobra.

Después pasamos a los dos platos obligatorios que tenéis que pedir. La merluza a la romana y la carne fileteada. Y si tenéis que elegir entre uno de ellos. Priorizad la merluza. De verdad que es una gozada por jugosa y saborsa. De las mejores que he probado.

casa hortensia merluza
Casa Hortensia – Merluza a la romana

La carne también es de categoría. Muy buena. Carne roja de ternera filteada para que te la calientes en una plancha de barro que te van cambiando según se enfría. Tengo que reconocer que se lía parda cuando se juntan un par de mesas calentando carne a la vez. Por eso, como os comentaba, este es un sitio realmente bueno para cenas o comidas informales.

casa hortensia carne
Casa Hortensia – Carne roja

Por último, los postres. Las natillas son de obligado cumplimiento. Por delante del arroz con leche. Eso sí, si os atrevéis con los dos, no os van a defraudar.

casa hortensia arroz con leche
Casa Hortensia – Arroz con leche

¿Qué tal la relación calidad precio?
Todas las veces que he ido he pagado entre 30-35€. La verdad que para el homenaje que te metes está de maravilla.

Entrada original de Diciembre de 2012

Hace dos domingos pude disfrutar de una comida de esas memorables, tanto por la calidad de ella como por la compañía. Fuimos cuatro: Carol y Gallego, Carmen y yo, a Casa Hortensia, situada en una segunda planta de la calle Farmacia en la zona de Fuencarral. En el mismo edificio está el Centro Asturiano de Madrid, con una sidrería de la misma casa del restaurante en la planta tercera. Ir en coche es complicado en fin de semana, por lo que os recomiendo el transporte público o un paseíto. Nosotros íbamos después al teatro a Embajadores, por lo que nos pillaba mal.

salón
salón y barra

Al llegar hicimos un poco de tiempo en la barra, con unas cañitas que nos acompañaron con un platito de un buen chorizo picante y pan. Cuando pasamos a la mesa nos encontramos con una ración de cabrales y dos roscas de pan. Tanto el pan como el cabrales están buenos a rabiar y te darán ganas de rebañar (excelente complemento uno de otro), pero ojo porque no son invitación (10€ el cabrales y 5,5€ la rosca).

plato de cabrales
plato de cabrales

La carta es bastante sencilla, con sus entrantes, carnes pescados y especialidades asturianas. Teníamos claro que una fabada tenía que caer, y después no nos decidíamos del todo si optar por carne o pescado. De forma que pedimos un poco de cada. Es importante dejarse aconsejar por los camareros en cuanto a la cantidad, ya que de lo contrario hay gran peligro de pasarse de calle. Nosotros pedimos de cada plato una sola ración para compartir los cuatro, ya os digo que nos sobró comida.

Empezamos la comida con un poco de verdurita, unas alcachofitas con jamón en taquitos. Estaban súper buenas y el jamón les daba el toque perfecto. Yo soy más de las alcachofas un poco más grandes (Siempre me acuerdo las del magnífico Pimiento Verde), pero estas me parecieron magníficas.

alcachofitas con jamón
alcachofitas con jamón

Tras los entrantes, llegó la ración de fabes con almejas. Como veis la ración es un buen perolo bien cargado de fabes y abundancia en almejas. Pudimos servirnos los cuatro y repetir un poco. Me parecieron exquisitas y muy muy suaves, como debe ser.

toma fabes con almejas
toma fabes con almejas

Como primer segundo llegó la ración de merluza a la romana. Podéis ver en la foto que hay pescado para aburrir, acompañado con unas patatitas fritas. Si os gusta la merluza no dejéis de pedirla porque estaba fresca fresca y con las lascas enteritas y esponjosas. Todo un acierto.

merluza abundante y deliciosa
merluza abundante y deliciosa

Por último llegó el chuletón. Un kilo de carne limpia y fileteada, junto con un plato caliente para hacerla y otro lleno de más patatas para acompañarla. Yo siempre digo que la carne como está buena de verdad es hecha en la propia parrilla, de forma que quede caliente pero poco hecha. Cuando la haces a la piedra, o al plato caliente, tiende a quedar hecha por fuera y cruda por dentro (y lo que es peor, fría), si no tienes cuidado. En cualquier caso la carne estaba de primera, y me gustó que la filetearan un poco gordita, de forma que podías controlar que la carne no se hiciera demasiado en el plato. Al final, a pesar de que lo intentamos con todo nuestro hambre y voluntad, nos sobraron unos filetes, que amablemente nos prepararon para llevar.

chuleta buena, bien roja
chuleta buena, bien roja

De postre pedí yo unas natillas, que devoramos aún sin hambre, porque no te puedes ir de un asturiano sin probar los postres de leche. Como digo, las natillas eran una ración enorme y estaban deliciosas, con un toquecito muy leve de canela dentro (no el típico mogollón espolvoreado por encima). Junto con el postre, los respectivos cafés y chupitos de la casa (pacharán, orujo blanco y hierbas a discreción).

natillas de ración doble
natillas de ración doble

La comida fue un disfrute total. Primero por la calidad de la comida. Segundo por la cantidad de la comida. Tercero por el servicio, amable, simpático y atento. Y por último, por la grata sorpresa de la cuenta que fue menor de los esperado.

Es un sitio recomendado para ir sobre todo a comer, o a cenar si dispones luego de tiempo para hacer la digestión. Ideal para comidas de grupo o para celebraciones familiares.

Web: http://www.casahortensia.com/

Precio: 33€ por persona

Restaurante Lobbo – Para no fallar en tu primera cita

Lobbo_fachada

Ver un correo de la grande, única y verdaderá Ana Moya de Food Storming en tu bandeja de entrada es siempre motivo de alegría. Y más, si llevabas tanto tiempo sin ir a uno de sus famosos #gastrolios. Los gastrolios son eventos con blogueros en los que algún restaurante nos muestra sus novedades en la carta, pero sobre todo, en los que siempre te lo pasas genial.

En este caso, el anfitrión era el Restaurante Lobbo que nos presentaron su restaurante como una alternativa estupenda para una primera cita. Y es que en esto, gracias al Tindle, Meetic y demás, hay mucho mucho mercado. Tras nuestra experiencia, la verdad es que estoy de acuerdo en que este sitio es muy buena opción para una cita con una persona de la que conozcas bien poco. El sitio está chulo, el servicio es muy bueno, tienes gran variedad de vinos y copas a buen precio (cosa fundamental) y la comida está estupenda y sobre todo buscando presentarla de forma original y desenfada para que la cita fluya como debe. Es un sitio en el que vas sobre seguro y te puede garantizar que no la vas a tener un gatillazo gastronómico que supone pifiarla a las primeras de cambio.

En nuestra primera visita, que podéis ver en este enlace, fuimos con unos cuantos amigos y nos encantaron sobre todo los platos principales, destacando unos chipirones a la plancha estupendos y un chuletón como Dios manda. Pero claro, en este caso la cosa es diferente. Tomarte un chuletón en tu primera cita puede que no te parezca muy buena idea, así que en este post nos vamos a centrar más en los aperitivos y entradas que probamos. Que seguro que son una mejor opción.

Ahora os mostramos todo en detalle pero a modo de resumen, de todo lo que probamos destacaría las croquetas, el pulpo, el milhojas de foie, el steak tartare y la tarta árabe.

Empezamos con unas croquetas de chipirón con alioli de su tinta que son elegantes, originales y bien suaves. La verdad es que nos gustaron mucho a todos.

Lobbo Croquetas Chipiron
Restaurante Lobbo – Croquetas de chipirón

El siguiente aperitivo fueron las piruletas de langostinos. Muy buena presentación y sabor. Como detalle traen un pequeño difusor con soja, para que puedas aliñar los langostinos. Eso sí, hacedlo contra el plato porque podéis liarla parda.

Lobbo Piruletas Langostinos
Restaurante Lobbo – Piruletas de Langostinos

Como os decíamos, en el restaurante Lobbo tienen una carta muy variada y en la que puedes encontrar platos tradicionales 100%, tradicionales renovados e incluso algún plato con un toque asiático. El siguiente entrante fue uno de en los que nos estamos especializando últimamente, el pulpo a la brasa. En este caso viene acompañado de patata con pimentón y espinacas fritas. Lo que viene a ser un pulpo a la gallega renovado. Muy sabroso y bien presentado, que te va a sorprender gratamente.

Lobbo pulpo brasa pimentón
Restaurante Lobbo – Pulpo a la brasa con patata con pimentón y espinacas fritas

Del pulpo gallego al wok asiático. El Wok de verduras con gambón al teriyaki es un plato muy sabroso y relativamente ligero. Me gustó bastante porque el punto de teriyaki era moderado. Hay veces que el teriyaki es tan potente que te da igual comer solomillo que calabacín, te va a saber a lo mismo.

Lobbo wok verduras
Wok de verduras con gambón al teriyaki

El siguiente plato es otro de esos platos divertidos y muy buenos. Es el rissoto con boletus, trufa y parmesano. Como podéis ver, el parmesano viene en bloque y puedes utilizar el mini-rallador tan apañado que te prestan. El risotto llama la atención por estar menos cargado de nata que los risottos que conozco. Con esto tienes un plato más ligero y muy sabroso.

Lobbo risotto trufa parmesano
Restaurante Lobbo – Risotto de boletus, trufa y parmesano

Antes de continuar con el resto de platos, me gustaría destacar la su carta de vinos. Variada y con las referencias que más están de moda. Nosotros cenamos con blancos y tintos del vino Habla del Silencio. Muy bueno. Pero vamos que tenéis una amplia variedad y a buenos precios.

Lobbo bodega vista
Restaurante Lobbo – Bodega Vista

Uno de los platos que más me gustó fue el milhojas de foie, sobre todo porque creo que la proporción y combinación de foie con el resto de ingredientes es perfecta. Disfrutas del foie pero sin que sea empalagoso.

Lobbo milhojas foie
Restaurante Lobbo – Milhojas de foie

Y de aquí pasamos a un par de platos de carne muy recomendables. Las mini-hamburguesas y el steak tartare. Las mini-hamburguesas son perfectas como aperitivo, sobre todo si en vez de una cita es una quedada con varios amigos. Pese a su reducido tamaño están jugosas y son un bocado estupendo. El steak tartare está realmente bueno. Lo preparan al momento con cariño, dedicación y muuucha profesionalidad. A mí me encantó. Eso sí, os recomiendo pedirlo suave, sobre todo para si os la estéis jugando en una primera cita.

Lobbo mini hamburguesas
Restauante Lobbo – Mini hamburguesas

Lobbo steak tartare
Restaurante Lobbo – Steak tartare

Por último, un par de postres muy diferentes. El primero es una mousse de yogur con purés de frutos rojos y melocotón, presentada en formato de pasta de dientes. Muy recomendable si la cosa va viento en popa. El segundo es una tarta árabe de toffee con crujiente de almendras. Un postre muy bueno y un más conservador por si te ves falto de confianza.

lobbo mousse de yogur
Restaurante Lobbo – Mousse de yogur con puré de frutas

Lobbo tarta árabe
Restaurante Lobbo – Tarta árabe

Como no podía ser de otra manera, acabamos la cena con unas copas servidas a la perfección. El mueble bar ocupa toda una pared y tienen infinidad de referencias. Debido al tamaño e iluminación del mueble bar, es inevitable que a mitad de la comida le eches un ojo de refilón y te hagas la pregunta de… ¿Por qué tengo que esperar asta el final de la cena para pedirme una copa?. Esta vez me contuve porque era un evento y si pedía una copa podía abrir la caja de Pandora, pero no prometo nada para la próxima :-D.

Así que nada señores, espero que con este post conozcáis un poco mejor la oferta de este pedazo de restaurante y os animéis a hacerles una visita porque merece la pena.

Precio: Pes yo creo que pidiendo un par de entrantes, principal y postre a compartir puedes salir por unos 30€.

Ubicación:

La Charca Taberna – Cachopo Power

DSCF2844

Muy buenas a todos,

el otro día tuvimos la oportunidad de ir a conocer La Charca Taberna. El nuevo local que han abierto los mismos dueños del gran Asgaya y el «siempre hasta la bola» Horreo Asturiano. En este caso han cambiado de zona y esta taberna está situada muy cerca de la Plaza de España, exactamente en Juan Álvarez Mendizaval 7. Es una opción estupenda si tras un paseo por el Templo de Debod te apetecen unas buenas cañas y sobre todo, una buena ración de comida de primera. También tenéis cerca todos los cines de la Plaza de los Cubos así que si tenéis alguna película pendiente, podéis matar dos pájaros de un tiro.

En La Charca os vais a encontrar con una cocina de verdad. Platos tradicionales con materias primas estupendas y preparados con mucho mucho oficio. Y como vais a poder ver, generosos en cantidad. Es uno de esos sitios a los que vas a poner cualquier excusa para pasarte a tomar algo. Y es que es muy bueno para ir con amigos, con la familia, con tu pareja… ya sea a tomarte algo en la barra o a darte un buen homenaje. En la visita que les hicimos Borja y yo, salimos enamorados de los callos y el cachopo, y también nos gustó mucho el bacalao y las patatas con foie, trufa y huevo. Pero vamos que os animamos a que le echéis un ojo a los fotos para que juzguéis por vosotros mismos.

La Charca Taberna - Fachada
La Charca Taberna – Fachada

Al entrar en La Charca, nos encontramos con una zona de barra amplia y bastante chula. Tienes 3 ó 4 mesas altas que son perfectas si vas en pareja. Dentro de la zona de barra, destacan los mostradores con raciones con tan buena pinta como los boquerones y el bacalao. La verdad es que si no hubiésemos quedado en sentarnos a comer en serio, nos habríamos quedado en la barra tan ricamente.

La Charca Taberna - Mesas altas en la zona de barra
La Charca Taberna – Mesas altas en la zona de barra

La Charca Taberna - Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca Taberna – Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca - Bandeja sublime de bacalao al pil pil
La Charca – Bandeja sublime de bacalao al pil pil

Tras una primera caña en la barra, pasamos al salón interior que aunque tiene unas 10-12 mesas, os avisamos que se llena en poco tiempo. Y es que su oferta es realmente buena. Nosotros fuimos a comer un día entre semana y tienen un menú por unos 13€ que tiene un pinta estupenda y que triunfa entre los currantes del barrio.

La carta del restaurante es una auténtica joya. Tienes entrantes muy variados y apetecibles pero también tienes arroces, ensaladas, pescados, carnes, cuchara, sartenes… de todo y bien de precio. Y la misma sensación tuvimos con la carta de vinos. Bastante variada y con precios un par de euros más baratos en algunas referencias que conocemos bien. Nosotros tomamos un Luis Cañas crianza 2010 para no arriesgar.

La Charca Taberna  - Vino Luis Cañas Crianza 2010
La Charca Taberna – Vino Luis Cañas Crianza 2010

Además, mientras nos decidíamos qué narices íbamos a pedir de todos esos manjares, nos trajeron un platito generoso del salpicón de langostinos y pulpo que habíamos visto en la barra. Se ve que nos habían visto ponerle ojitos a la bandeja y tuvieron el detalle de satisfacer los deseos de nuestra gula. El salpicón estaba estupendo.

La Charca Taberna - Salpicón de mariscos
La Charca Taberna – Salpicón de mariscos

Bueno, y tras un buen rato de deliberación, decidimos qué comer. Ya os aviso que nos calentamos bastante y pedimos comida de sobra. Con la mitad de raciones comen dos personas normales.
Empezamos con unas croquetas de jamón y de pescado. Estaban buenas pero soy más fan de las croquetas con más bechamel y menos rebozado. Las dos croquetas estaban muy buenas pero me quedo con las de jamón.

La Charca Taberna - Croquetas de jamón y pescado
La Charca Taberna – Croquetas de jamón y pescado

El siguiente plato fueron las patatas con foie, trufa negra y huevo escalfado. Un 10 de plato. Las patatas estaban excelentes. Para mí, lo mejor del plato. Y es que si el resto de ingredientes le aporta mucho sabor, ya os digo yo que las patatas, con la yema de huevo y el buen aceite con el que las riegan, merecen la pena por sí solas. Y cuando enganchas un trozo de foie, pues ya ni te digo.

La Charca Taberna  - Patatas con foie, trufa y huevo escalfado
La Charca Taberna – Patatas con foie, trufa y huevo escalfado

De este par de buenos entrantes, pasamos a dos platos de cuchara que pedimos por medias raciones. Y menos mal porque las cantidades son generosas. El primero de ellos unos callos que fueron de lo mejor de la comida. Muy buenos y se ve que los hacen con toda la paciencia del mundo, porque callos, compango y guiso están ligados a la perfección. Realmente buenos y si vais a la barra no dejéis de pedir una cazuela para probarlos.

La Charca Taberna - Callos
La Charca Taberna – Callos

El otro guiso fueron las verdinas con almejas y mejillones. También muy buenas pero yo me quedo con los callos. Eso sí, es un guiso más suave y de muy buen sabor. Además de los mejillones y almejas incluyen trozos de atún que están muy buenos. Si no os atrevéis con los callos, esta es una alternativa estupenda.

La Charca Taberna - Verdinas con almejas y mejillones
La Charca Taberna – Verdinas con almejas y mejillones

Hasta aquí, la cosa iba de maravilla pero lo mejor estaba por llegar. Pedimos un pescado y una carne a compartir y la elección no pudo ser mejor. Comenzamos con un bacalao al pil pil de esos que gustan a los mayores. Perfectamente desalado pero sabroso e intenso. Acompañado de pimientos asados estupendos que junto con el sabor del pil pil hacen que este plato sea de primera división. Los amantes del bacalao, no deben dejar pasar esta oportunidad y tenéis que ir a probarlo.

La Charca Taberna - Bacalao al pil pil con pimientos
La Charca Taberna – Bacalao al pil pil con pimientos

Y para rematar la faena, la joya de la corona asturiana, el cachopo. Brutal. Jugoso a más no poder y con un sabor buenísimo. Sólo de acordarme se me hace la boca agua. Finas capas de ternera y jamón con un relleno de queso estupendo. Es de esos platos que si lo pillas con hambre lo devoras de lo bueno que está, pero es que aunque estés medio lleno también te lo vas a acabar. Una delicia que además es de grandes dimensiones. Con un cachopo comes de sobra. Creo que lo mejor es pedirlo para compartir y así probáis el resto de cosas.

La Charca Taberna - Cachopo Power
La Charca Taberna – Cachopo Power

La Charca Taberna  - Cachopo Power en detalle
La Charca Taberna – Cachopo Power en detalle

Y tras este atracón, no podíamos irnos sin probar algo dulce. El arroz con leche es de obligado cumplimiento. Muy bueno y con su buena costra quemada. El arroz para los más convencionales. Pero si quieres probar algo diferente y muy muy bueno, no te pierdas su flan de naranja. Está estupendo. De ambos postres pedimos media ración.

La Charca Taberna - Arroz con leche
La Charca Taberna – Arroz con leche

La Charca Taberna - Flan de naranja
La Charca Taberna – Flan de naranja

Como habéis podido ver, aquí se come de verdad. En La Charca se preocupan porque comas platos de calidad y muy cuidados. Y eso se nota de principio a fin. Y es que cuando ya te crees que todo ha acabado, se presentan con un orujo con orejones y nueces que está de vicio. Vamos, para echar la tarde entera.

La Charca Taberna - Orujo de melocotones
La Charca Taberna – Orujo de melocotones

Por desgracia íbamos con un poco de prisa y no nos pudimos parar a tomar una copa, pero como podéis ver, el mueble bar lo tienen bien surtido.

La Charca Taberna - Mueble bar
La Charca Taberna – Mueble bar

Ubicación:


Ver

Gastroplan 5 #SalvaTabernas 3 – Conociendo los mejores bares de Prosperidad y Cruz del Rayo

gastroplan_logo_3

Hola de nuevo a todos,

Aquí venimos con la crónica de la última ruta #SalvaTabernas que organizamos desde Gastroplan con Google Local Madrid. Como siempre, lo pasamos de maravilla. Pero eso es fácil cuando se está en buena compañía y visitando los mejores bares y tabernas de Madrid.

Lo primero que queremos hacer es dar las gracias a Luisete de profundidad.net y a Patricia de Google Local Madrid por las fotazos que nos han pasado para que las utilicemos en la entrada. Son todo un lujo. Chicos, muchísimas gracias de verdad!

Y comenzamos con la ruta #SalvaTabernas. En este caso, el punto de encuentro fue la Plaza de Prosperidad, y desde allí bajamos por la calle Lopez de Hoyos hasta el número 98 donde encontramos la ilustre Casa Emilio. Abierto en la década de 1940. Está perfectamente conservada. Con un montón de detalles antiguos como un dispensador de bicarbonato arcaico, la bomba para dar presión al sel del vermú e infinidad de recuerdos que se nota que han ido formando parte poco a poco del local. Y ante todo, está la figura de Don Emilio. Hijo del fundador y regente actual de la taberna.

Aquí disfrutamos de unas cañas bien tiradas y un vermú con sel de reglamento. De picar, probamos un chorizo de Boñar que era cosa fina. Y como plato estrella, unas raciones de matrimonio. Su boquerón en vinagre con su buena anchoa. En Casa Emilio también podéis disfrutar de una muy buena variedad de conservas.

Casa Emilio - Barra Interior
Casa Emilio – Barra Interior
Casa Emilio - Chorizo de Boñar
Casa Emilio – Chorizo de Boñar
Casa Emilio - Canapé de Matrimonio (boquerón y anchoa)
Casa Emilio – Canapé de Matrimonio (boquerón y anchoa)

Y de Casa Emilio a Joyma (Suero de Quiñones 7) uno de los descubrimientos de la ruta. El bar que Jose y María inaguraron hace casi 30 años es el bar de barrio por definición. María, asturiana, está al mando de la cocina y hace una Tortilla de Patatas que para mi es de las mejores que he probado en Madrid. Y si con la tortilla no te ha convencido, pues espérate al lacón que también es espectacular. Lo compra crudo y ella lo asa y lo deja jugoso a más no poder. Un manjar. Está abierto todo el día y es el refugio de los vecinos y currantes del barrio. Te recomendamos encarecidamente que lo visites. Cerveza siempre fría y tintos de verano con su chispazo de vermú, que fue la sensación de la ruta.

Bar Joyma - Fachada
Bar Joyma – Fachada
Bar Joyma - Tortilla de patatas
Bar Joyma – Tortilla de patatas
Bar Joyma - Lacón casero
Bar Joyma – Lacón casero
Joyma - Tinto de verano con vermú
Joyma – Tinto de verano con vermú – Foto de Patricia
Bar Joyma - Disfrutando de  sus croquetas
Bar Joyma – Disfrutando de sus croquetas
Joyma - Croquetas de jamón
Joyma – Croquetas de jamón – Foto de Patricia

En nuestra tercera parada ya nos adentramos en la calle Gabriel Lobo, perteneciente a Cruz del Rayo. El primer sitio que visitamos en esta calle fue Bienmesabe. Como os podéis imaginar es un sitio de comida andaluza en el que probamos su extraordinario salmorejo y, como no, el bienmesabe. Bienmesabe es un sitio bien montado. La verdad es que se sale bastante de nuestro concepto de taberna, lleva abierto poco más de cuatro años, pero de verdad que merece la pena hacerle una visita. Una buena zona de barra, con mesitas altas al fondo. Además de un salón, aislado de la zona de barra para eventos más formales. El servicio es muy bueno y sobre todo generoso, ya que no pararon de sacar tapas de categoría el tiempo que estuvimos allí.

Bienmesabe - Salmorejo
Bienmesabe – Salmorejo
Bienmesabe - Patatas Alioli
Bienmesabe – Patatas Alioli
Bienmesabe - Bienmesabe
Bienmesabe – Bienmesabe
Bienmesabe - Salmorejo
Bienmesabe – Salmorejo – Foto de Patricia

Y por último, todo un sitiazo como el Bar Alonso. En Salivando, Borja ya escribió este artículo tras su primera visita. Lo recomendaba encarecidamente y podemos dar fe de que no exageraba para nada. El bar Alonso es de esos sitios en los que se disfruta de una buena cerveza, una excelente comida y buena conversación con quien vayas o con cualquiera de los camareros. Buena gente. Muy simpáticos pero sobre todo grandísimos profesionales. Hacen unas bravas, unos callos y unos calamares que son una maravilla.

Bar Alonso - Fachada
Bar Alonso – Fachada
Bar Alonso - Las mejores Bravas de Madrid
Bar Alonso – Las mejores Bravas de Madrid
Bar Alonso - Unos callos de muerte
Bar Alonso – Unos callos de muerte
Bar Alonso - Calamares tiernísimos
Bar Alonso – Calamares tiernísimos
Bar Alonso
Bar Alonso – Foto de Patricia
Bar Alonso - Tapas variadas
Bar Alonso – Tapas variadas – Foto de Patricia

Y por último, una foto que es toda una joya. Las reglas del cañeo en Bar Alonso. Esto es para tatuarselo en el pecho.

Bar Alonso - Reglas del tapeo
Bar Alonso – Reglas del tapeo

Pues esta fue nuestra tercera ruta #SalvaTabernas por Madrid de la mano de los amigos de Google Local Madrid. Como siempre, os recomendamos que les sigáis ya sea en su cuenta de Google Plus o en Twitter. Y es que los eventos públicos que montan son siempre originales, didácticos y muy muy profesionales.

Un abrazo a todos y no dudéis en visitar las tabernas de la ruta que son patrimonio cañí y no podemos perderlas. Y si os gustan, valorarlas en los links que os hemos dejado de Google Local para que ganen relevancia y estén por delante de Sureñas, Montaditos y Gambrinus varios.

Ruta:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

Restaurante Fuku – Cocina japonesa de calidad y buen precio

2013-05-02 00.27.01

El restaurante Fuku es otro de los excelentes restaurantes japoneses de los que podemos disfrutar en Madrid. Lo visitamos recientemente y nos gustó mucho. El local y el servicio es muy bueno, pero por lo que realmente nos parece muy recomendable es por la relación calidad precio. Las raciones que probamos nos parecieron muy buenas, raciones generosas y a buen precio. Pero bueno, nada mejor que mostrároslo con imágenes.

Empezamos con una cerveza y un maki de aperitivo muy bueno.

Cerveza y maki de aperitivo
Cerveza y maki de aperitivo

El primero de los platos fue el sashimi de 3 variedades y 9 cortes… que por cortesía fueron 4 variedades y 10 cortes. Teníamos salmón, palometa, vieira y pez mantequilla con trufa. Realmente buenos y sabrosos los 4. Y cada uno totalmente diferente. El nabo rallado nos encanta y muchos sitios pecan de acompañar el sashimi con un nabo industrial. En este caso el nabo era natural y estaba muy bueno.

Sashimi de salmón, lubina, vieira y pez mantequilla.
Sashimi de salmón, lubina, vieira y pez mantequilla.

El siguiente fue el danzzing maki. Es el maki que tienen con anguila y me encantó. Y es que es generoso en anguila y en aguacate, como podéis ver en la foto. De mis makis favoritos.
2013-05-01 23.28.37

Danzzing maki: aguacate y muuucha anguila
Danzzing maki: aguacate y muuucha anguila

Todo lo que nos estaba gustando hasta el momento, pronto se iba a quedar en nada. Y es que la ventresca de atún con yuzu y setas que venía a continuación… fue el plato ganador de la noche. La ventresca sabrosa y jugosa con un acompañamiento simple. Un plato estupendo y por supuesto muy recomendable.

Ventrsca con yuzu y setas
Ventrsca con yuzu y setas

Y por último pedimos el Yakimeshi, que es un arroz con mariscos que también estaba muy bueno. De este no tenemos foto pero cuando visitéis este restaurantes, si os apetece un arrocito oriental, no dudéis en pedirlo.

De postre pedimos el flan de sésamo y el té verde. Éste último nos gustó mucho.

Flan de sésamo y té verde
Flan de sésamo y té verde

De bebida pedimos Kirin, que la tienen de grifo, y Sapporo. Me quedo con la Kirin,

Cómo os decía al principio, el local está muy bien. Tiene varios ambientes y un salón privado en el que puedes hacer comidas en grupo. Por la noche, tienen servicio de aparcacoches. Que también se agradece mucho.

Conclusión, me remito al párrafo inicial. Pero vamos que si os apatece comida japonesa y no conocéis este sitio, pasaros que os va a gustar.

Web: http://www.fuku.es

Precio: 39 € por persona

Ubicación:

Alduccio, déjate seducir por un italiano con historia

Hace una semanillas volví con mi padre y mis hermanos al restaurante italiano Alduccio, que es uno de los mayores referentes en cocina italiana de Madrid, tanto por su calidad como por su solera, ya que lleva varias décadas frente al Bernabeu, con su estupenda terraza de verano y su interior un poco recargado de fotos con todos los famosos que han pasado por allí durante estos años. Su carta, además, no atiende a modas pasajeras y lleva ofreciendo la misma calidad desde siempre. Tiene además una sección de recomendaciones del chef que sí va cambiando de vez en cuando, con lo que sí encontraréis cierta variación que también es buena.

alduccio_pxl_9ce3d416394a5c9a29756027ff8cb37a
foto de 11870

El servicio es magnífico, con camareros expertos y mesas cómodas con manteles y servilletas de tela. Es un poco más caro que el italiano medio, pero se entiende porque ofrecen calidad. Empezamos con unas cervezas y unas aceitunas y parmesano en lascas como aperitivo. Cómo me gusta ese queso! Tras eso pedimos un Viña Salceda de 2008 para acompañar la comida, y cayeron dos botellas.

Salón (foto 11870)
Salón (foto 11870)

Como primeros pedimos dos pizzas para compartir. Como podéis ver la masa no es de las más finas, pero está estupenda, muy crujiente y sabrosa.

Pizza
Pizza capricciosa

La segunda pizza fue una calzone,  muy sencilla, solo con huevo y jamón de york, pero a la vez mi calzone favorita de Madrid, súper suave.

Pizza calzone
Pizza calzone

De segundo mi hermano pidió unos tortelloni rellenos de calabaza, estupendos y la pasta de la mejor calidad. Mi padre también pidió pasta, unos fetuccine Alduccio, con mantequilla, crema y parmesano. Tan simples como exquisitos.

Tortelloni rellenos
Tortelloni rellenos

Yo ese día quería probar algo nuevo, y me pedí el ossobucco, que me pareció espectacular. Uno de los mejores aciertos de los últimos tiempos. El ossobucco (hueso hueco) es un corte transversal del jarrete de ternera, asado hasta que la carne se queda tiernísima. Cubierto de salsa de tomate, una delicia.

Osobucco
Ossobucco

Mi hermana probó la lasagna napolitana, con salsa de carne, bechamel y mucho parmesano. Estaba muy rica, pero no me parece el fuerte del sitio.

Lasagna
Lasagna

Al llegar al postre estábamos llenísimos, así que nos conformamos con compartir una panna cotta cubierta de chocolate y tras eso un gintonic rico. La panna cotta me gustó mucho, pero no está tan buena como el tiramisú que tienen.

Pana cotta
Panna cotta

En resumen, si buscas un sitio nuevo y fashion, el Alduccio no es para ti, pero si buscas la mejor cocina italiana tradicional y buen servicio, no puedes pasar sin cenar una noche en Alduccio, sobre todo en su terraza cuando hace bueno.

Precio: 38€