Cenador de Amós – Santander

El https://www.cenadordeamos.com/iniciorestaurante Cenador de Amós es el sitio de más categoría que tienes en todo Cantabria. Dos estrellas Michelín lo certifican. Como os podéis imaginar aquí se come de maravilla, en un sitio precioso y con un servicio muy profesional.

Pero además, a nosotros nos sorprendió porque puedes ir con tus hijos y el trato es lo más cercano y cariñoso que te puedas imaginar. Éste creo que es el punto que los diferencia y que hace que os recomendemos encarecidamente que les hagáis una visita. Con la familia al completo se disfruta el doble.

El restaurante se ubica Villaverde de Pontones en una casona cántabra del siglo XVIII. Techos altos, muchísima luz y decoración sencilla con muebles rústicos. Mesas espaciosas y bien separadas.

Arrancamos con el menú Esencia.

Snack de anchoa. Comenzamos con un estupendo snack para abrir boca.

cenador de amos anchoa
Cenador de Amós – Snack de anchoa

Snack de tortilla de patatas. Increíblemente bueno. Crujiente y con la tortilla melosa. No he probado algo que partiendo de algo tan tradicional como nuestra tortilla, consiga un snack tan original y sabroso.

cenador de amos tortilla
Cenador de Amós – Snack de tortilla de patatas

Buñuelo de bacalao. Mi hijo se comió el suyo y cuando me descuidé el mío. Le encantaron. Esponjosos y suaves. Realmente buenos.

cenador de amos bacalao
Cenador de Amós – Buñuelo de bacalao

Snack de foie y manzana. Buenísimo. Crujiente y ligero.

cenador de amos snack
Cenador de Amós – Snack

Ensalada César. Muy original y fresca. Para comer con las manos.

cenador de amos ensalada cesar
Cenador de Amós – Ensalada de César

Durante toda la comida estuvimos disfrutando de un txacolí de Bodegas Itsasmendi. Concretamente Itsasmendi Nº7. Buenísimo.

Perfecto de foie sobre bizcocho de aceituna negra. Este plato es la portada de nuestro post. Exquisito. Para nosotros, entre los 3 mejores platos del menú.

cenador de amos foie
Cenador de Amós – Perfecto de foie

Anchoa del Cantábrico, panacota y achicoria. Os dejamos una galeriad e fotos porque es imposible retratarlo con una instantánea. Un gustazo de plato con una materia prima muy top

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Timbal de huevo y magano. El magano es un pequeño calamar de temporada que aparece en las bahías cántabras. En este link del Diario Montañés os lo explican de maravilla. Un platazo lleno de sabor y con productos tradicionales.

cenador de amos magano
Cenador de Amós – Timbal de huevo y magamo

Machote y vinagreta de tomate. Otro de los platazos de la comida. Un espectáculo de pescado preparado en su punto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lomo de vaca y salsifi asado. Pero si nos tenemos que quedar con un plato… el lomo de vaca es el elegido. Realmente bueno.

cenador de amos vaca
Cenador de Amós – Lomo de vaca

Cítrico, yogur y eucalipto. Ya comenzamos con los postres. Primero uno cítrico para resetear el paladar y después una batalla de chocolate que es una pasada.

cenador de amos citricos
Cenador de Amós – Postre cítricos

Texturas de chocolate y helado de café. El plato más completo de chocolate que he visto jamás. Diferentes texturas. Mucha cantidad pero a poco goloso que seas te lo vas a acabar.

cenador de amos chocolate
Cenador de Amós – Texturas de chocolate con helado de café

Menú infantil. Como os podéis imaginar, para los niños hay un menú más adecuado. De los primeros snacks sí que les sirven pero llegado el momento les traen un estupendo plato con croquetas, solomillo de ternera y patatas. Con las corquetas de jamón se te saltan las lágrimas de lo buenas que están. El solomillo en su punto.

cenador de amos infantil
Cenador de Amós – Menú infantil

Precio. El menú que nosotros disfrutamos es el Menú Esencia. Su precio es de 92€ por persona. El menú infantil del enano fueron 35€. Una relación calidad precio estupenda.

Accesible: Excepto por un escalón que hay para subir al baño, el resto sin problemas.

D’Stage Madrid

Sin duda, D’Stage es uno de los mejores restaurantes de Madrid. Que además cada día va a más. Esta es nuestra segunda visita. De la primera salimos encantados. De la última totalmente rendidos a sus pies.

Un local de aspecto industrial realmente chulo. Un servicio joven, profesional y muy atento. Y por encima de todo, un menú degustación que es un puro viaje de placer. A destacar lo bueno que nos estuvo todo y la presentación y servicio tan original de todo. Y eso que elegimos el menú más corto de los tres que tienen actualmente.

dstage coctel
D’Stage – Cocktails

No me enrollo más. Os cuento lo bien qué comimos con su menú corto DTASTE (12 pasos).

Aaaarrancamos con un aperitivo muy sabroso. Su boquerón presumido. Un boquerón rebozado sobre alga. Presentado sobre bandeja de espejo.

dstage boqueron
D’Stage – Boquerón presumido

México lindo. Calavera total. Un jugo de tomate michelado con un pequeño snack suave y bueno.

dstage mexico
D’Stage – México
dstage calavera
D’Stage – México calavera

Tomate con garum. Un plato que viene de los mismísimos romanos. Un preparado de pescado que acompañan de tomates marinados. Muy buen contraste. Todo servido sobre una cerámica congelada. Otro plato llamativo y sabroso.

dstage tomate garum
D’Stage – Tomate Garum
dstage servicio
D’Stage – Servicio

Tuétanos de ciervo asados con navajas en escabeche. El túetano está de moda y en D’Stage siempre van un paso por delante. Estos tuétanos de ciervo son más suaves que los de vaca. La navaja le da su toque pero pasa un pelín desapercibida. Otra vez con una puesta en escena genial.

dstage tuetano
D’Stage – Tuétano de ciervo con navaja escabechada
dstage ciervo
D’Stage – Tuétano de ciervo

Cigala con ajo y kombu. Aquí la cosa se pone más seria. Una cigala con una tempura muy especial. Un bocado delicioso que te dejará con muchas ganas de repetir.

dstage cigala
D’Stage – Cigala, ajo y kombu
dstage cigala kombu
D’Stage – Cigala con ajo y kombu

Morcilla de Beasain, puerro joven y ceniza. Aquí es donde uno empieza a jugar. El plato lo presentan con la morcilla en trozos. Al echar el caldo, te van a pedir que lo vayas agitando suavemente para que deshaga. Con esto te quedará la mezcla que veis en la foto. La morcilla esta buenísima. Y el plato queda con un toque ahumado estupendo.

dstage morcilla
D’Stage – Morcilla de Beasain, puerro joven y ceniza

Crispy Pork bun. Éste fue uno de los platos más sabroso de toda la noche. Un panecillo bun buenísimo que hay que mojar en un guiso de cerdo. Una vez empapado, lo rebozamos sobre una cortezas de cerdo cortada en pequeños dados. Está de muerte.

dstage crispy pork
D’Stage – Crispy Pork Bun

Salmonete curado en salmuera de cebolla roja fermentada. Y del más potente al más elegante. Una delicia de pescado.

dstage salmonete
D’Stage – Salmonete curado

dstage salmonete fermentado
D’Stage – Salmonete fermentado en salmuera

Y con este plato finiquita el menú antes de los postres. El cordero con cogollo, kombu y piparra. Un guiso que presentan en capas. Lo rematan con la piel del cordero crujiente en el que, no se aprecia muy bien, pero han estampado el nobre de D’Stage. Super jugoso y muy bueno.

dstage navaja
D’Stage – Navaja albaceteña
dstage cordero
D’Stage – Cordero, cogollo y piparra
dstage cogollo
D’Stage – Cordero, cogollo y kombu

Comenzamos con los dos postres que incluye el menú degustación corto. El primero es un super-refrescante polo de sandia y remolacha fermentada. Con la mezcla del sabor de la remolacha queda realmente curioso y bueno. Lo sirven sobre un cubo de hielo macizo. Más frío no puede estar.

dstage polo sandia
D’Stage – Polo de sandia y remolacha fermentada

Y por último, un postre realmente espectacular. El algodón de maíz con panchineta de zanahoria. Aquí hay que utilizar el algodón para coger la panchineta. Ya os digo que tanto el algodón como la panchineta están realmente buenos.

DStage maiz
D’Stage – Maíz y panchineta de zanahoria
dstage algodon
D’Stage – Algodón de maíz

Con el postre anterior, pone un broche de oro a una cena con todas las de la ley. Tiene dos estrellas Michelin pero eso es lo de menos. Hay sitios que también las tienen y después de haberlos visitado no pienso volver. Como os decía, para nosotros D’Stage es de los mejores restaurantes de Madrid. No se puede ir todos los días pero si te puedes permitir una cena de 100€ por persona, mejor gastados que en D’Stage no se me ocurre ningún sitio.

Accesible: Lo único que le falla. Tiene un escalón para entrar y el baño se encuentra en la planta de abajo.

Precio: El menú más corto son 90€ por persona. Veis que para cenar es más que suficiente. Con esto, la bebida (aperitivos y botella de cava) y el café sales a unos 110€ por persona.

Casa José – Aranjuez

Casa José es el restaurante con más solera de Aranjuez. Defienden una estrella Michelín desde hace tiempo y eso siempre es una garantía. Una sala rústica, con techos altos y poca capacidad, es el entorno en el que vas a poder disfrutar de excelentes platos de cocina tradicional renovada. Donde sobre todo destaca una materia prima de primera.

Esta reseña es una breve pincelada para que veáis cuatro platos de este restaurante. Disponen de menú degustación, pero en nuestra visita optamos por probar varias cosas de su carta. Ya volveremos a probar el menú completo. Lo que probamos, estaba estupendo.

Arrancamos con unas ostras gratinadas deliciosas. Excelente producto y preparación.

Ostras
Casa José – Ostras

 

Continuamos con unas alcachofas con salsa de erizo. Un pequeño snack lleno de sabor y super tierno.

casa jose alcachofas con erizo
Casa José – Alcachofas con erizo

Después pasamos a un entrante realmente bueno. Unas excelentes espinacas con mollejas. Una delicia de mezcla de sabores intensos. Muy recomendable.

espinacas con mollejas
Casa José – Espinacas con mollejas

 

Por último, un rodaballo que tenían fuera de carta y que estaba de órdago. En su punto de cocción. Muy jugoso y con un sabor excelente.

Rodaballo
Casa José – Rodaballo

Y chimpún. Como os decía, esta es una reseña breve para que con 4 fotos tengáis una pincelada de lo que es este sitiazo. Ahora que viene el buen tiempo, haced una escapada a Aranjuez que lo vais a disfrutar.

Kabuki Presidente Carmona – Festival veraniego

¿Que es el restaurante Kabuki Presidente Carmona?

Es uno de los dos restaurante de Kabuki que podemos disfrutar en Madrid. En Kabuki Presidente Carmona tienes un local mucho más íntimo que el Kabuki de Velázquez. Así que la atención es totalmente personalizada y lo hace mucho más divertido y recomendable.

¿Qué comimos?

Chelo, la jefe de sala, nos confeccionó un menú degustación sencillamente extraordinario. Nos dimos el mayor homenaje de niguiris de nuestra vida acompañados de un par de entrantes estupendos. De veras que os recomiendo que si vais a visitar el Kabuki, os imprimáis este post y se lo deis al llegar. Que disfrutéis todo lo que disfrutamos nosotros. Todo esto lo acompañamos de un Cava Rimarts, que también nos recomendó Chelo y que estaba estupendo.

Comenzamos con una cerveza Ámbar y con un aperitivo de atún y sésamo negro.

Kabuki
Kabuki Presidente Carmona – Aperitivo de atún y sésamo negro

El siguiente entrante fueron unas ostras con pimienta y salsa ponzu. Un aliño estupendo que le dan más potencia, si cabe, a unas ostras muy sabrosas.

Kabuki ostras
Kabuki Presidente Carmona – Ostra con pimienta y ponzu

Pasamos a un sashimi de pez lorito. El pez lorito es uno de los más cotizados en la gastronomía española y es muy raro encontrarlo en restaurantes fuera de Baleares o la costa. Esto no es que lo digo yo, es que podéis leerlo ene este artículo de las gastronotas de Capel. Un pescado con un sabor definido y ligero. La presentación del plato es sensacional. Se aprovecha todo. De hecho tras el sashimi, completaron el plato con unos niguiris de su piel frita. Una auténtica delicia.

Kabuki lorito 1
Kabuki Presidente Carmona – Sashimi de pez lorito

Kabuki lorito 2
Kabuki Presidente Carmona – Sashimi de pez lorito

Kabuki niguiri lorito
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de piel de pez lorito

Otra de las sugerencias del día que nos hizo Chelo fue el tataki de bonito con corugas y huevas de mujol. Los tres elementos son por sí solos son argumento más que suficiente suficiente para que no dejes pasar este platazo. El resultado es una “ensalada” de auténtico lujo. Muy recomendable. Este plato y el siguiente Ankino son los dos únicos que elegimos de todo el menú.

Kabuki tataki de bonito
Kabuki Presidente Carmona – Tataki de bonito con corugas y huevas de mujol

Y de platazo en platazo. El siguiente fue el ankino o higado de rape al vapor. Excelente! Que cosa más buena, de verdad. Sabor intenso, textura delicada. Servido con cebolleta tierna y salsa ponzu. Toda una delicia que no debéis dejar de probar.

Kabuki ankino 1
Kabuki Presidente Carmona – Ankino

Kabuki ankino 2
Kabuki Presidente Carmona – Ankino

Pero si hay un plato imprescindible en esta santa casa, es el tartar de toro. Chelo nos trajo media ración que fue suficiente para disfrutar de un plato único.

Kabuki tartar 1
Kabuki Presidente Carmona – Tartar de toro

Kabuki tartar 2
Kabuki Presidente Carmona – Tartar de toro

Y comenzamos con el festival de niguiris veraniegos. Un total de 12 deliciosos niguiris que disfrutas de principio a fin. Empezamos con dos niguiris 100% marinos y mediterráneos. El niguiri de espardeña y el niguiri de sepionet. Sabrosísimos y realmente peculiares.

Kabuki espardeña
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de espardeña

Kabuki sepionet
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de Sepionet

El siguiente fue el niguiri más espectacular de toda la cena. Dos gambas rojas de Denia de calibre y sabor exquisito. Sin lugar a dudas este es uno de los mejores niguiris que he probado. Por favor, no dejéis de probarlo.

Kabuki gamba roja 1
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Kabuki gamba roja 2
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Kabuki gamba roja 1
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de gamba roja

Vamos a por el cuarto niguiri. El de parrochita ahumada. Sabor y textura inigualables. Cosa rica y fina. Es la primera vez que pruebo un niguiri de boquerón y hay que patentarlo. Los espetos están buenos pero esto no se queda atrás para nada.

Kabuki parrocha
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de parrocha ahumada

Y llegan dos niguiris más. De toro. Estos por ser más conocidos , no dejan de estar ealmente buenos. Está claro que en Kabuki clavan los niguiris tradicionales. Y en los que innovan, lo hacen de maravilla.

Kabuki
Kabuki Presidente Carmona –

Kabuki toro
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de toro

Os estoy contando niguiri a niguiri pero merece la pena que os muestre alguna foto de como traen las bandejas. Con varios niguiris que se te hace la boca agua. Todo un espectáculo.

Kabuki bandeja
Kabuki Presidente Carmona – Bandeja de niguiris

El siguiente niguiri ya es más convencional. Niguiri de boletus con huevo de codorniz. Bomba de sabor con el boletus y la trufa junto con la untosidad de una buena yema de huevo. Una delicia de las que te hacen adicto a restaurantes japoneses.

Kabuki trufa
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de boletus y huevo de codorniz

No podían faltar niguiris carnívoros. Aquí venimos con el de hamburguesa. Más sabrosa imposible. Hecha en su punto y con una salsa de tomate estupenda.

Kabuki hamburguesa
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de hamburguesa

Otro clasicazo, el niguiri de pez mantequilla con trufa. Tan bueno como la pinta que tiene. Lo único malo que tiene probar este niguiri es que toooodos los niguiris de pez mantequilla que pruebes a partir de ahora, los vas a comparar con este. Y ya te digo yo que van a salir perdiendo.

Kabuki pez mantequilla
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de pez mantequilla

Bueno, ya sólo nos quedan tres. Pero qué tres. Como es lógico se guardan lo mejor para el final. Así que comenzamos con la traca final. Está claro que os recomendamos que pidáis los siguientes tres niguiris en cualquier circunstancia.

El primero es el de steak tartar. Potencia pura. Muy intenso y con un sabor de 10. No está muy picante así que los amantes del tabasco… pedidlo más cargado que el que hacen por defecto.

Kabuki steak tartare
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de Steak tartare

Ahora el de anguila. Excepcional. La textura de la anguila es única y este niguiri tiene un sabor estupendo. También un niguiri simple pero de nivelón. Difícil encontrar uno de su nivel.

Kabuki anguila
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de anguila

Y el último, de verdad, es el super niguiri de tuétano. Para mi, ninguno como este. Bueno, junto con el de gamba roja. Si os gusta el tuétano, esto es el mayor chute en vena que te puedes meter. En nuestra próxima visita, lo pediremos pero ya le diré a Chelo que no se lo guarde para el final. Que lo saque al principio porque si no el resto me va a saber a poco.

Kabuki tuetano
Kabuki Presidente Carmona – Niguiri de tuétano

Por fin llegamos a los postres. Aquí ya sí que teníamos poca consciencia para parar de comer. Probamos la panacotta de Matcha y el Doriyaki de tofu. Los dos muy buenos, pero lo que sí que nos claro es que nos quedamos con el segundo. Un bizcocho suave y ligero acompañado de un helado muy muy bueno.

Kabuki panacotta
Kabuki Presidente Carmona – Panacotta de Matcha

Kabuki doriyaki
Kabuki Presidente Carmona – Doriyaki de tofu

Conclusión:
El restaurante Kabuki Presidente Carmona es de los restaurantes que hay que visitar una vez en la vida. En este homenaje, salimos a unos 120€ por persona. Tiene que ser una ocasión especial pero de veras que vais sobre seguro.

Restaurante La Finca Elche – Excelente experiencia en el restaurante de Susi Diaz

¿Qué es La Finca de Susi Díaz?

El Restaurante La Finca en Elche es una de las paradas obligatorias si visitas esta zona de Alicante. La chef, Susi Díaz es bastante mediatica ya que dirige el programa Proteína Marina en Canal Cocina y tras recibir una estrella Michelín en 2006 son bastantes los que opinan que su restaurante es el mejor de toda la provincia de Alicante. La verdad que de los que he probado hasta ahora es de los que más me han gustado, si bien en esta entrada damos un par de consejos a considerar sobre alguno de los platos que comimos.

El sitio está en las afueras de Elche y es de esos en los que nada más aparcar, ves lo bien montado y cuidado que tiene todo y el sitio te empieza a entrar por los ojos. Y ya cuando entras a la casa y sala pues es el remate. Mezclando madera, piedra y amplias sillas y sofás.

finca susi diaz dcoracion
La Finca – Decoración interior
finca susi diaz bodega
La Finca – Bodega

¿Qué se come?
Respecto a la carta, hay dos opciones de menú. Un menú degustación completo y otro menú en el que tú incluyes los platos que más te apetecen. Elegimos este último ya que te permite elegir dos entradas (servirán media ración de cada una), un plato principal y un postre. Además, también te sirven los snacks y aperitivos. La carta de entrantes me pareció bastante extensa y muy variada. Predomina la oferta de pescados sobre la de carne. Como es lógico.

finca susi diaz carta
La Finca – Carta

Entrando en faena, os describo y muestro lo que comimos. Os anticipo que la comida fue estupenda que fue de menos a mas. Los snacks y aperitivos me dejaron un poco indiferente y de ahí hasta unos postres sublimes.

Los snacks fueron unas chips caseras con bolsa customizada del restaurante y un rulo de morcilla con cebolla frita. La verdad es que las chips eran más unos doritos que unas patatas y no me parecieron nada fuera de serie. El rulo de morcilla si que estaba muy bueno, presentado en un soporte muy curioso. Es un bocado pequeño pero intenso y estupendo.

finca susi diaz doritos
La Finca – Doritos de Susi Diaz
finca susi diaz rulo morcilla
La Finca – Rulito de morcilla y cebolla

El siguiente apertivo fue un pimiento dulce casero con atún en salazón y galleta de hierbas de su huerto. El pimiento estaba muy bueno y el sabor del atún era genial. Un salazón suave muy bueno. El sabor de la galleta me pareció un poco estridente y mataba el sabor de las hierbas. También podéis ver que en La Finca cuidan la vajilla a más no poder.

la finca susi diaz galletas
La Finca – Pepinillos y galleta de hierbas

Y de aquí pasamos a los entrantes que elegimos de la carta. La primera tanda consistió en un carpaccio de atún con hígado de oca y unas espardeñas con verduras. Aquí os pongo un link para el que no sepa que son las espardeñas.

finca susi diaz carpaccio
La Finca – Carpaccio con núcleo de miscuit de hígado de oca

El carpaccio de atún estaba muy bueno pero va bastante cargado de mi-cuit de hígado de oca que es un sabor mucho más contundente y arrasa cualquier rastro del frescor del carpaccio. El plato esta muy bueno pero recomiendo comerse los ingredientes por separado.

finca susi diaz espardeñas
La Finca – Espardeñas deluxe

Las espardeñas jugosas y muy buenas y muy bien acompañadas con las lechugas y verduras que le daban un toque muy fresco. Muy buena opción para días calurosos.

También a destacar el aceite de Alicante que nos sirvieron acompañado con sal de Susi Diaz y sal del Himalaya. Curiosos y muy bueno.

En la siguiente ronda de entrantes pedimos un carpaccio de vieiras con trufa blanca que olía y sabía de maravilla. Realmente bueno. Nosotros pedimos la gamba blanca con paletilla ibérica. Cómo podéis ver en la foto, el plato era de fácil elaboración y el bocado de la gamba blanca con la paletilla es exquisito.

finca susi diaz vieiras
La Finca – Carpaccio de vieiras
susi diaz gamba
La Finca – Gamba blanca con paletilla de Joselito

A partir de los cuatro entrantes que probamos, yo recomendaría empezar con la gamba con paletilla y después pedir el carpaccio de vieiras.

Y de aquí el paso a los platos principales. Cada uno pedimos un cosa y allá que vamos con las observaciones y fotos correspondientes.

Arroz cremoso con rape y cigalas: Espectacular. El que más me gustó de todos. De sabor potente. La presentación muy buena.

finca susi diaz arroz
La Finca – Plato estrella. Arroz con rape y cigalas

La lubina con sopa miso: También muy buena. Más suave. Un lujo de materia prima preparada de forma magistral y poco convencional.

susi diaz finca lubina
La Ficna – Lubina con pistachos y salsa de miso

El lomo de ternera con aroma de trufa negra: Acojona nada más llegar. Carte cortada sobre un soporte muy chulo. Eso sí, al estar la piedra templada tirando a fría y el lomo laminado… esta permanece poco tiempo caliente y mejor no entretenerse mucho. Yo me lié demasiado charlando y los últimos trozos me los comí fríos. Una pena.

finca susi diaz ternera
La Finca – Lomo de ternera

El bacalao frito con las 5 salsas: Muy bueno también y de las salsas me gustaron especialmente la de curry y la de arenques. Eso sí, todos en la mesa estuvimos de acuerdo en que este plato debería ser más un entrante que un principal. Por cantidad y diferencia con el resto de platos principales. El plato está fenomenal y recomiendo pedirlo como entrante a compartir.

susi diaz bacalao
La Finca – Bacalao con 5 salsas

Y de aquí a los postres. Magníficos. Uno de los mejores momentos de la comida. Y yo no soy muy de postres. Las fotos lo dicen todo. Los quesos muy buenos. Manchego curado, Stilton… y cada acompañado con mermeladas o pan de higo. Muy buena la mezcla.

finca susi diaz chocolate
La Finca – Planeta de chocolate!!
finca susi diaz postre
La Finca – Postre
finca susi diaz torrija
La Finca – Torrija
finca susi diaz quesos
La Finca – Quesos

Y por último una foto del azucarero más elegante que he visto en mucho tiempo.

la finca azucar
La Finca – Azucarero deluxe

Conclusión, sitio espectacular y buen restaurante de cocina de autor con diferentes niveles ya tienes algunos platos más sofisticados y otros más convencionales y en los que prima la materia prima. Los snacks y aperitivos un poco flojos pero lo compensa con creces los platos principales.

Restaurante Malabar (Lima) – Totalmente salvaje e increiblemente elegante

logoMalabar

Ahora que la cocina peruana está tan de moda, no sólo en Madrid sino también en el resto del mundo, aproveché una visita de trabajo a Perú para empaparme de su excelente gastronomía. Y la verdad es que he vuelto encantado y con muchísimas ganas de volver, pero esta vez sólo de turismo. Hoy os hablo de un restaurante de lujo pero os anticipo que haré reseñas de sitios más de andar por casa que me parecieron geniales. Tienen materias primas buenísimas y le sacan un montón de partido con sus ceviches, tiraditos, causas, etc. Y todo acompañado de sus piscos, chiclanos, cusqueñas y chichas. Mucha variedad y sobre todo una cultura gastronómica inmensa.

El restaurante Malabar lo dirige Pedro Miguel Schiaffino, un chef formado entre New York e Italia, y totalmente enfocado al producto autóctono y en especial a la selva amazónica. Actualemnte ocupa el séptimo lugar en la lista de los 50 mejores restaurantes de Sudamérica. Así que estáis ante un restaurante top top, que es un auténtico lujo y no defrauda en absoluto.

Al entrar te topas con un local muy elegante en el que lo primero que te encuentras es una barra de madera con una coctelería impresionante. Pisco sours y/o chiclanos son de obligado cumplimiento. Cualquier aperitivo es una delicia y te prepara para una cena excelente. La cocina es de una personalidad extraordinaria. Platos trabajadísimos con una calidad brutal que te sumergen en la selva peruana. La presentación es elegante y exquisita. El servicio es atento, presentan los platos en detalle y son propensos a comentar los mismos.

En nuestra visita comenzamos con un pisco sour tradicional y un chiclano de anis. El pisco estaba muy bueno pero me quedo con el chiclano. Muy fresco, realmente bueno y casi más peligroso que el pisco. Lo acompañan de quesillo fresco y unas buenas aceitunas.

Ya en la mesa, mientras leíamos la carta, nos trajeron un primer aperitivo muy vistoso. Unas patatas mimetizadas con piedras y una especia de castaña cocida en una vaina. Buenos aperitivos con sabores neutros y que ayudan a empezar a hacer boca.

Restaurante Malabar - Piedras de patata
Restaurante Malabar – Piedras de patata

Muy a mi pesar, elegimos el menú de 5 platos frente al completo de 11. Pero lo completamos con un plato de la carta que a la postre fue de los que más me gustaron, el arroz de conchas con tuétano de res que os mostraré al final. Mientras discutiamos, fuimos dando cuenta del estupendo

Restaurante Malabar - Servicio de pan
Restaurante Malabar – Servicio de pan
servicio de pan con mantequilla salada.

Y empezamos con el queso de castaña acompañado de flores y tomate confitado. Buen entrante con mucho sabor y color. Una tónica de todos sus platos es una presentación muy elegante y muy alegre. Colores vivos y emplatado perfecto.

Restaurante Malabar - Queso de castaña
Restaurante Malabar – Queso de castaña

Respecto a la bodega, pues tienen una carta amplísima con referencias internacionales. Tomamos un Santa Elena chileno que estaba estupendo. Carmenere varietal de sabor intenso y color violeta.

El siguiente plato fue un pulpo excelente. Jugoso, tierno y acompañado de algas variadas o lechugas de mar. Una delicia de plato.

Restaurante Malabar - Pulpo
Restaurante Malabar – Pulpo

A continuación, paiché en ají negro. El paiché es un pez de tamaño descomunal del Amazonas. Su carne es tierna y de muy buen sabor. El guiso de ají negro con el que lo acompañan es potente y da mucha intensidad al plato.

Restaurante Malabar - Paiché en ají negro
Restaurante Malabar – Paiché en ají negro

Y siguiendo los cánones, del pescado a la carne. En este caso, cordero con piedras del camino. Una carne de sabor excelente acompañada de patata, remolachas y acelga roja. La carne destacaba por encima del resto pero también hay que mencionar las remolachas.

Restaurante Malabar - Cordero con piedras del camino
Restaurante Malabar – Cordero con piedras del camino

Y como colofón, el arroz de conchas con tuétano de res y espuma de yuzu. Una mezcla perfecta de sabores muy intensos. Fue el plato más arriesgado y el que más me gusto. El arroz es una maravilla y os recomiendo que no os vayáis sin probarlo.

Restaurante Malabar - Arroz de concha con tuétano de res y yuzu
Restaurante Malabar – Arroz de concha con tuétano de res y yuzu

De postre, el copuazo, que es una especia de cacao amazónico, pepino melón y gelatina de miel de la selva. Un sabor global muy diferente a lo que estoy acostumbrado. Si acaso el pepino melón es lo que más puedo asociar a esos melones de piel de sapo que nos comemos en verano. Un postre ni dulce ni cítrico que sorprende.

Restaurante Malabar - Copuazu, pepino melón y gelatina de miel selvática
Restaurante Malabar – Copuazu, pepino melón y gelatina de miel selvática

Notas:
Google maps: 4,4 sobre 5. 5 opiniones. Link.
Tripadvisor: 4 sobre 5. 196 opiniones. Link.
Foursquare: 8 sobre 10. 782 check-ins. Link.

Precio: 70 euros por persona.

Ubicación:

DiverXO, hay un antes y un después

Llevaba mucho tiempo queriendo escribir este post, ya que hace unas pocas semanas, después de varios intentos, estuvimos comiendo en el DiverXO,al que le tenía muchas ganas, sobre todo porque todo el mundo habla tan bien de él, y hay tanto misterio alrededor que tenía creada una gran expectación. Y no fue para menos!!

LOGO ALTA RESOLUCION DIVERXO_0

Gallego ya hizo en su día una magnífica comparativa con otro de los grandes sitios jóvenes de Madrid, que es el Club Allard, pero yo todavía no lo había conocido, y creo que se merece un artículo en exclusiva. DiverXO es, como todos conoceréis, el restaurante de David Muñoz, quien, en su afán de reivindicación madrileña, se ha cambiado recientemente el nombre al de Dabiz. Dabiz inició su aprendizaje en restaurantes como Balzac o Viridiana, y después estuvo tiempo en Londres donde perfeccionó el toque asiático.

El nombre del restaurante hace alusión a la gran diversidad de su cocina, que toma elementos de todas partes. La parte XO viene de la historia de David en china, donde la salsa XO es omnipresente en cualquier cocina. XO a su vez hace referencia a la denominación eXtra Old de los buenos coñacs.

xo_sauce

El restaurante se encuentra en una tranquila calle de Tetuán y el comedor es muy agradable, luminoso y pacífico. Si acaso lo único inquietante son los cerdos voladores y las aleteantes mariposas que lo habitan.

20130903-002258.jpg

La verdad es que me estuve debatiendo mucho sobre cómo hacer este artículo, porque para mí una de las mejores cosas de esta experiencia fue el no saber qué esperarme y con qué nos iban a sorprender. Por tanto, de verdad, si tenéis pensado ir al DiverXO, dejad de leer.

.

.

.

No veáis las fotos.

.

.

.

.

Abandonad el artículo.

.

.

.

.

Fuera.

.

.

.

.

Si por el contrario vuestra curiosidad no tiene límites y queréis saber en qué consiste una experiencia DiverXO, adelante. Dentro de poco os arrepentiréis y desearéis volver a creer que los reyes son los padres.

En DiverXO solo se puede comer de menú degustación, y debe ser el mismo para toda la mesa. Hasta hace poco había tres menús, pero actualmente lo han dejado en dos: el normal y el grande. Muy a pesar, éramos una mesa de cuatro y nos daba miedo pasarnos y pedimos el menú normal, que son 7 platos, más entrante, más alguna cosita más. El grande me parece que tiene 3 platos más. Nosotros estuvimos 3h30 comiendo en total, y no nos sobró. Para el menú grande hace falta una hora más, aprox. Al empezar te lo dicen, y doy fe: en DiverXO los platos no son de medio bocado, son de 2 o 3 bocados. Es decir, que al ser 7 platos no puede ser una bestialidad cada uno, pero tampoco es una minucia que te deja con ganas; cada plato de da tiempo a saborearlo en varias porciones, y exprimirle cada gota de sabor, olor y textura.

De beber empezamos con unas Alhambra 1925, que son de las mejores cervezas que te puedes echar al cuerpo en Madrid. Más tarde continuamos con un vino blanco, albariño de 2010: Caves Velhas. Os lo cuento ya porque luego vamos a entrar en modo psicopatía gastronómica y pararse para el vino va a ser complicado.

Empezamos con el primer lienzo. David presenta sus platos como si fueran arte. Cada uno es un lienzo en el que la estética y el sabor están fundido en un único elemento. Muchos llevan a demás la firma del autor: Dabiz. El primero se titulaba Olivas de Tokyo. Dulce y Umami. Este espectacular plato-aperitivo se mantendrá en la mesa durante toda la comida, y servirá de entremés entre plato y plato, como entrentenimiento y para cortar sabores. No sé si recordáis que hace unos años apareció un quinto sabor nuevo, que tenía un nombre raro; fue el umami, que vino de Japón, y que en occidente duró poco como teoría. Su nombre significa sabroso y teóricamente es distinto a los otros cuatro en cuanto a su estimulación de las papilas gustativas.

El plato consiste en una mega bandeja repleta de edamame (las judías japonesas), con gotas cítrícas y con sabor a aceituna. Una pasada.

20130903-002309.jpg

El segundo plato se llamaba: Yodados. Acidulce. Escabechados. Grasa Marina. Y es un plato en dos tiempos. Según lo sirven tiene esta pinta:

20130903-002317.jpg

Ya veis que no es fácil descifrar los nombres de los platos, ni aunque los veas. Lo primero que hay que tomarse es la crema de pochas que te sirven en medio coco abierto. Lo de yodados viene claramente porque tanto en el coco como en el marisco es un elemento que abunda. La sopa está tremenda, con un sabor sublime, y dentro llevaba un par de berberechos. Nos dio la tentación de rascar la carne del coco con la cuchara, pero la verdad es que no aportaba mucho, ya que la carne esta reblandecida y realmente ya había aportado su toque de sabor a la sopa.

Cuando te terminas la sopa llega el segundo tiempo y te sirven una sardina escabechada y la terminan con una espuma que debía ser wasabi o algas y unos minichanquetes como topping. Alrededor hay charquitos de salsa de mejillón y unas burbujas de color blanco a base de grasa de pescado y sepia o algo así, ya no recuerdo. Tomando este plato, que era pequeño pero reunía como diez ingredientes distintos a la vez ya nos dimos cuenta de que de verdad estábamos en otro mundo. La sardina estaba impresionante, y según la mezclabas con una u otra cosa, mejoraba sin parar.

20130903-002323.jpg

Tercer plato: Untuosidades máximas. Picante Vegetal.

Este fue uno de nuestros platos favoritos. La base eran unas kokotxas de merluza de una suavidad, un sabor, y lo que es más importante, una untuosidad, absolutas. Sobre las kokotxas un pil pil de foie que nos dejó locos, y encima lleva setas, lima y un poco de rábano picante, que combinaba como no podríais imaginar. Este plato ya nos dejó extasiados, y convencidos de que en DiverXO no todo es preparación e imagen, sino que tienen también un producto y un punto a la hora de prepararlo de quitarte el sombrero.

20130903-002331.jpg

Al cuarto plato le teníamos muchas ganas por el nombre, y tampoco nos defraudó: Hannibal Lecter. Agridulce. Punzante e Intenso. Consistía en un dimsum de pato con espuma de zanahoria y mini-zanahorias, todo salpicado de una sangre agridulce muy especial.

20130903-002338.jpg

Para rematar la lección de casquería y desmembramientos, el plato iba acompañado de estas tres lenguas de pato trinchadas. Qué ricas! Y qué sorpresa! Sabían como a mollejas de ternera.

20130903-002345.jpg

El quinto plato: “Porn Food”. Potencia Salina Dulce. ¿Caviar?

Igualmente venía en dos partes, lo que se podía intuir porque el plato/lienzo estaba cortado en dos como si fuera un puzzle de dos piezas, y solo te servían la segunda pieza cuando te habías comido la primera.

Primero cogen y te ponen un carabinero de primera, pelado y retocado con pan de gambas. Algo como esto no te lo tomas en cualquier lado, y cuando puedes ya sabes que ese producto se paga.

20130903-002351.jpg

Pues bien, luego llegan y te ponen la segunda parte: unos lomos de salmonete que bañan en la cabeza del carabinero, que ya sabéis que tienen líquido y sabor para aburrir. Porno es sorber una cabeza de carabinero hasta que piedad. El supuesto caviar es vegetal, tomburi, las semillas de un arbusto asiático.

20130903-002357.jpg

Y con el sexto plato, seguimos con el pescado: De Celeiro a Bangkok pasando por “La Vera”. Ahumado de Brasa. Yema líquida.

Como podéis ver parece que este plato ha sido un accidente, pero nada más lejos. Aquí el ingrediente clave es la merluza, muy muy poco hecha, pero tan buena y tan sabrosa que cualquier melindre se olvida. Va salpicada con un curry ahumado y huevo de faisán. Para rebañar un pan esponjoso verde que no recuerdo muy bien de qué era…

20130903-002404.jpg

Y llegó el séptimo y último plato, que además era nuevo y estaba en pruebas: “Pollo como Mantequilla”, Pistilos Amarillos, Anguila y Pata Negra.

Bueno, este plato en realidad a mí me parecieron tres miniplatos. El primero fue una especie de dimsum de pollo que realmente es tan suave y jugoso que se deshace en la boca como si fuera mantequilla. Sobre él una galleta de piel de pescado.

20130903-002411.jpg

La segunda parte es una sopa de sémola y granos de mostaza, con trozos de crestas de gallo. Estaba rico, y las crestas le daban un sabor buenísimo, a pesar de que todos pensábamos que eran setas, pero nos pareció el plato menos rico de todos.

20130903-002417.jpg

La última parte fue otro pequeño dimsum que a mí fue otra de las cosas que más me gustó de todo, porque el sabor… te hacía teletransportarte a otro mundo. Entre dos láminas crujientes carne de perdiz, y sobre ella un trozo de anguila ahumada. Nunca han combinado tan bien caza y pescado.

20130903-002423.jpg

Y por último el plato final y postre, aunque no completamente dulce: Mmmmm.. Mostaza, Salada, Dulce y Choco Blanco.

No a todos los de la mesa les gustó tanto pero a mí me pareció una pasada la mezcla de dulce, salado, mostaza con chocolate… Cremoso y original a más no poder. La parte principal del postre es ponzu de pomelo y miso, pero verás que junto a ello hay una pelota de chocolate blanco que te prohíben tocar. Al poco llega el camarero, la coge y la estalla contra el plato, revelando un interior de mostaza de forma espectacular.

20130903-002430.jpg

Como resumen rápido, ir al DiverXO es una experiencia en todos los sentidos. Cada detalle, cada momento, cada bocado está pensado para que te apasione y te divierta. El servicio es tremendo, perfectamente entrenado y puntual, y el producto y la cocina compiten en calidad a unos niveles que se salen de escala. El precio está claro que no es una ganga y no es para ir todos los días, pero si lo comparas con otros restaurantes de nivel parecido está fenomenal.

Precio: 125€

Web: diverxo.com

Ficha Google+

Localización:

.

Quique Dacosta – de Denia al cielo!

images

Lo malo de ir a un sitio con las expectativas muy altas es que rara vez suelen cumplirse. Pues el restaurante Quique Dacosta es uno de esos sitios raros. Por mucho que te cuenten… ni te imaginas lo que te vas a encontrar.

Como intro, pues sólo decir que al restaurante de Quique Dacosta este año le han dado la tercera estrella Michelín. Actualmente en España, sólo hay siete restaurantes con tres estrellas Michelín. Así que está en lo más alto. Para quien quiera conocer más sobre la trayectoria de Quique Dacosta, en wikipedia tenéis una breve biografía. Además, en la red podéis encontrar infinidad de buenas recomendaciones y artículos en blogs nacionales e internacionales. Para no aburriros con enlaces y referencias, vamos a remangarnos y a entrar poco a poco en materia.

Comenzamos describiendo el local del restaurante. Tiene mucha luz y transmite sencillez a la vez que elegancia. Es un sitio elegante y sofisticado, como corresponde a su categoría, con ciertos aspectos rústicos como el techo de viga vista o el edificio de cal blanca que le dan un toque sencillo y campechano que te da muy buen rollo y relaja.

Foto de Ignorancia Gastronómica
Foto de Ignorancia Gastronómica
Fotos de la terraza
Fotos de la terraza

Al llegar, comienzas con los snacks en la zona de terraza. Eliges el sitio disponible que más te plazca y te acomodas antes de que te traigan el welcome pack. Es la primera vez que veo algo así y me parece una idea de 10. Consiste en una carpeta con los menús en un sobre, una intro curradísima del restaurante y su equipo, y tu libreta para tomar notas. Vamos que no te vas a aburrir. Chapó!!

Welcome pack - Foto 1 de 4
Welcome pack – Foto 1 de 4
Welcome pack - Foto 2 de 4
Welcome pack – Foto 2 de 4
Welcome pack - Foto 3 de 4
Welcome pack – Foto 3 de 4
Welcome pack - Foto 4 de 4
Welcome pack – Foto 4 de 4

Y aproximándonos ya al momento de la verdad, sólo mencionar que en el restaurante de Quique Dacosta, hay dos menús degustación. El primero es Universo Local donde vas a encontrar los platos más representativos de la trayectoria del restaurante. El segundo es Made in the Moon y está confeccionado con las novedades del 2013. Al ser nuestra primera visita, nos decantamos por el primero y ahora os vamos a intentar contar las sensaciones irrepetibles que nos dejó a lo largo de sus 6 actos (Snacks, Mesa de Salazones, Tapas, Nuestra mesa, Postres, y La Caja Mágica).

Así que tras los preliminares, ataros los machos porque aquí comenzamos con el carrusel. Son muuuuuchos platos y muchas fotos por lo que voy a intentar ser breve para que esto no se haga eterno. Vaya por delante que el nivel medio de los platos nos pareció de la leche.  Brutal. Sin lugar a dudas es uno de los mejores restaurantes que conocemos, si no el mejor. Aunque está claro que  algunos platos nos dejaron con la boca más abierta que otros.

1º Acto: Snacks

Comenzamos los snacks con el gin tonic de manzana acompañado de la rosa de pétalos comestibles.  El gin tonic es una auténtica maravilla. Fresco y con mucho sabor para resetear y preparar el paladar para lo que se te viene encima. Visualmente, la rosa estaba perfectamente conseguida y es realmente una pena “deshojarla” pero al probarla se te van los remordimientos. Fresca y de sabor neutro, que complementa genial al gin tonic.

Copa de cava y gin tonic de manzana
Copa de cava y gin tonic de manzana

Tras romper el hielo, pasamos a un plato basado en las hojas y ceps de plantas del lugar. Lleva raíces de ceps (marrón en el centro), hoja seca de maiz, hoja de hierbas en escabeche (hoja verde central), hoja de kalachoe con perlas de maracuyá (hojas verdes de los laterales) y hoja de endivia con muselina de naranja (en la parte anterior y posterior del conjunto central). Sí, todo eso viene en el plato y es una mezcla de sabores y texturas divertida y sorprendente.

Raices de ceps, hoja seca de maíz, endivia con muselina de naranja, hoja de kalanchoe con perlas de maracuyá
Raices de ceps, hoja seca de maíz, endivia con muselina de naranja, hoja de kalachoe con perlas de maracuyá

El plato anterior era curioso y servía como anticipo a los siguientes snacks que eran a cada cual más espectacular y extraordinario.

Conjunto de Snacks Extraordinarios
Conjunto de Snacks de Órdago

Empezamos con el Raïm del Pastor. Una raíz autóctona con muy buen sabor y realmente curiosa.

Raïm del pastor
Raïm del pastor

El segundo de los tres snacks es el tomate encurtido y el tomate seco encurtido. Presentación chulísima y realmente buenos.

Tomate encurtido en seco
Tomate encurtido

Y dejamos para el final el que más nos gustó de los tres. Las piedras de parmesano. Y es que nos pareció genial por la originalidad, la presentación y sobre todo el sabor. Este snack lo tenéis que probar obligatoriamente. De las piedras que veis sólo son comestibles dos de ellas. Hay que andarse con ojo antes de hincar el diente.

Piedras de parmesano
Piedras de parmesano

Y como colofón del primer acto, otro snack para quitarse el sombrero. El liquen. Delicioso y ante sala perfecta para pasar al salón con ganas, incluso ansia, e ilusión por continuar con más dentro.

Liquen
Liquen

Antes de comenzar con el segundo acto, os comentamos nuestra impresión del salón. Éste no destaca por sus dimensiones. Techos bajos y mesas relativamente pequeñas y sin mantel. Con un aire informal que se completa con mobiliario minimalista y figuras modernas de Lladró por todo el salón. Una en cada mesa y más grandes por diferentes espacios de la sala.

Techos de viga vista
Techos de viga vista
Bodega vista
Bodega vista
Figuras de Lladró en cada mesa
Figuras de Lladró en cada mesa

2º Acto: Mesa de Salazones
Comenzamos con una foto del conjunto de platos que componen la mesa de salazones y después entramos más en detalle.

Mesa de salazones
Mesa de salazones

Empezamos con los salazones de bonito, mujol y pulpo seco. Muy buenos. En especial el pulpo seco.

Salazones (bonito, mujol y pulpo seco)
Salazones (bonito, mujol y pulpo seco)

Venían acompañados por unas cebolletas frescas encurtidas, me encantaron, y por un papel de salvado de cereales. Una lámina fina pero realmente sabrosa. Estupendos ambos acompañamientos y sobre todo el contraste entre los dos.

Cebolletas frescas encurtidas
Cebolletas frescas encurtidas
Papel de salvado de cereales
Papel de salvado de cereales

Y por último, el sobrecito de higo. Te metes el sobre tal cual en la boca y es puro higo. Supongo que estará deshidratado. Sabor muy definido para cerrar los salazones y la cebolleta encurtida.

Higo
Higo

A todo esto, ya habíamos comenzado con un vinazo en toda regla. Una botella de Abel Mendoza selección especial que el sumiller nos dijo que cuadraba perfectamente con el menú que habíamos pedido. La verdad es que el vino estaba estupendo y el servicio fue impecable. Midiendo perfectamente los tiempos. Cosa que en una comida tan larga es muy difícil y muy importante.

Y antes de comenzar con el tercer acto, nos trajeron tres aperitivos de parte de la casa que no entraban en el menú Universo Local y sí en el Made in the Moon. Y es muy de agradecer porque el pesto fue uno de los bocados que más nos gustaron de toda la comida. Este conjunto lo completaban unas navajas de órdago y un aperitivo de fresa con vinagre.

Aperitivo fuera de la carta - Pesto
Aperitivo fuera de la carta – Pesto
Aperitivo fuera del menú - Navajas
Aperitivo fuera del menú – Navajas
Aperitivo fuera del menú - Turrón de fresas vinagre y rosas
Aperitivo fuera del menú – Turrón de fresas vinagre y rosas

3º Acto: Tapas
La cosa iba de maravilla y cada vez más y más seria. Ahora venían las tapas. Ya con la primera, María 2012, me dieron en la línea de flotación. Y es que me encantan los bloody maries y la versión Quique Dacosta no se me va a olvidar. Es una especie de “cápsula” que te metes de una en la boca y que una vez dentro se deshace. Una auténtica delicia acompañada de su trozo de apio fresco.

María 2012
María 2012

A la par que el Bloody Mary sirven la Rocapedra. Un filete de pescado de la zona en plan sashimi. Fresco y muy sabroso. Además la hoja verde, que es autóctona, también se come y es lo más parecido al wasabi que me he echado a la boca.

Rompepedra 2012
Rompepedra 2012

Y en esta mano también tenemos el nido de golodrina. Una esfera de huevo con trufa deliciosa. Para comerse uno detrás de otro.

Nido de golondrinas 2010
Nido de golondrinas 2010

Y en otro vuelco diferente, nos sirvieron esta sofisticadísima tarta de manzana. Sabor ácido y bocado muy refrescante. Se agradece a estas alturas de los entrantes.

Tarta de manzana 2012
Tarta de manzana 2012

Y a la tarta la acompaña una empanadilla de remolacha y cangrejo. Muy buena. Suave sabor a remolacha. Y otra presentación realmente lograda. Como podéis ver, muchos plato vienen casi que en equilibrio sobre piedras. Los camareros podrían valer de equilibristas en el Circo del Sol porque todo llega en su sitio a la mesa.

Empanadilla de remolacha y cangrejo 2012
Empanadilla de remolacha y cangrejo 2012

Y la última entrega de este acto, consistía en una de las novedades de 2013, el taco mediterráneo. Parece simplote, pero es uno de los platos que más nos gustaron. Un taco sabrosísimo. Acompañado de una coca de dacsa que también estaba de maravilla. Con esto acaban el tercer acto con el nivel ya por las nubes. Y queda lo mejor.

Taco Mediterráneo 2013
Taco Mediterráneo 2013
Coca de Dacsa 2011
Coca de Dacsa 2011

4º Acto: Nuestra Mesa
Este acto es el principal y comienza con un plato que te deja boquiabierto. El agua de los tomates secos. Y es que cómo podéis ver, así de primeras, el contenido del plato es blanco. Pero el sabor a tomate es de lo más intenso que os podáis imaginar. Y la textura, totalmente diferente. Nunca has comido tomate de esta manera y por cosas como ésta son por las que merece la pena la visita.

El agua de los tomates secos 2011
El agua de los tomates secos 2011

El siguiente, pues otro platazo de palabras mayores. El cubalibre de foie gras con escarcha de limón y rúcula. Una pasada. Mezcla la potencia del foie con el dulzor de la capa de arriba de cubalibre. Y acompañado de un brioche excepcional.

Cubalibre de foie gras 2001
Cubalibre de foie gras 2001

Pero llegados a este punto, sirven el que sin duda es el plato más espectacular del menú: Bruma. Y lo llevan preparando desde 2003. Un plato de verduras preparadas con hidrógeno que crea la bruma que da nombre al plato. Os dejo la secuencia porque lo mejor del plato es cómo vas descubriendo el contenido poco a poco. A parte de que las verduras están en su punto y realmente buenas. Todo un espectáculo.

Bruma 2003 - Foto 1 de 6
Bruma 2003 – Foto 1 de 6
Bruma 2003 - Foto 2 de 6
Bruma 2003 – Foto 2 de 6
Bruma 2003 - Foto 3 de 6
Bruma 2003 – Foto 3 de 6
Bruma 2003 - Foto 4 de 6
Bruma 2003 – Foto 4 de 6
Bruma 2003 - Foto 5 de 6
Bruma 2003 – Foto 5 de 6
Bruma 2003 - Foto 6 de 6
Bruma 2003 – Foto 6 de 6

Y ya metidos en la traca final, es el turno de la gamba roja de Dénia hervida acompañada del Té de bledas. La presentación en plan regalo de alta joyería es tremenda. Y el té de bledas es una infusión de los liquídos del marisco realmente bueno. De un sabor muy definido y potente. Las gambas rojas están sencillamente de lujo.

Presentación - Gamba roja de Dénia
Presentación – Gamba roja de Dénia
Gamba roja de Dénia hervida
Gamba roja de Dénia hervida
Té de bledas
Té de bledas

El siguiente platazo fue los Salmonetes con incrustaciones de sus interiores al eucalipto. Lomos de salmonete jugosos a más no poder, sobre una hoja de eucalipto que le da una aroma extraordinario. Presentados en un papel, que los mantiene en su punto perfecto.

Presentación - Salmoneta al eucalipto 2011
Presentación – Salmoneta al eucalipto 2011
Salmonete al eucalipto 2011
Salmonete al eucalipto 2011

Y por último, para dar estocazo al acto, al menú y a nosotros mismos, el arroz sénia cenizas. Brutal. Otro plato para no olvidar y totalmente indescriptible, irrepetible e imposible de mejorar.

Arroz sénia cenizas 2008
Arroz sénia cenizas 2008

5º Acto: Postres
Bueno pues el primero de los postres era el Campo de cítricos. Plato chulo chulo y muy bueno. Ácido y fresco para rebajar lo que llevas hasta el momento.

Campo de cítricos 2005
Campo de cítricos 2005
Detalle - Campo de cítricos
Detalle – Campo de cítricos

Y el segundo y último, Leche es un postre ligero con leche en diferentes texturas. Sabroso y nada empalagoso.

Leche 2009
Leche 2009

Y sí, aquí acaban los postres. Y no os podéis imaginar de que manera agradecí que este acto fuese relativamente corto. La cantidad del menú es realmente generosa y con lo tomado hasta el momento era más que suficiente.

6º Acto: La Caja Mágica
Y como última sorpresa, la Caja Mágica. Una caja chula de madera rellena con virutas comestibles, creo, y que esconde tres delicias. Crocante de almendra, trufa al ron y la pepita de oro.

La Caja Mágica
La Caja Mágica

Conclusión: Pues yo creo que ya está todo dicho! Un restaurante que bien merece la pena planificar un viaje a Dénia o unas vacaciones enteras. Y si estás por la zona, y tienes posibilidad de acercarte… pues no te lo pienses dos veces. Eso sí, intentad reservar con tiempo que estaba hasta arriba.

Web: www.quiquedacosta.es

Perfil de Google Local

Ubicación:

Ver Salivando Mapa en un mapa más grande

Restaurante Chirón – Cocina tradicional actualizada con el máximo respeto

images_chi

Pero qué bien comimos!! Llevábamos tiempo con ganas de hacer otra escapada a alguno de los excelentes restaurantes que tenemos en el sur de Madrid. Y tas ver la reseña de dpicoteo centramos el objetivo en el Restaurante Chirón. Tras una ojeada a las buenas críticas y a su web, muy buena por elegante y con mucha información pero bien ordenada, nos decidimos a ir un caluroso día de verano.

Así que nos fuimos para Valdemoro a ver que tal comíamos.  Y no se nos dio nada mal. Eso sí cuando llegas a la calle en la que está ya te das cuenta que vas a comer de lujo. Porque si con ese emplazamiento le han dado una estrella Michelín es que por dentro es la leche.

A la sala del restaurante se accede por una escalera. Esta es de las pocas pegas, por no decir la única, que le puedo poner. Y es que no tienen ascensor y el acceso para minusvalidos está muy complicado. Nada más subir las escaleras te encuentras un salón diáfano, amplio y tranquilo. En el que destaca la bodega acristalada, el aparador de madera central bajo una claraboya con una gran vidriera que es la imagen de esta casa.

Así que empecemos a salivar con las fotos de su Menú Degustación Clásicos. También puedes elegir el Menú Gastronómico, que es más extenso, pero nosotros nos decantamos por este sobre todo para probar el bacalao y el cochinillo. Y es que como veréis, sólo por esto merece la pena visitar este restaurante.

Arrancamos con unos snacks sencillos, sabrosos y prefectos para acompañar con una cerveza. Unas buenas almendras fritas y unos chips de plátano y batata.

Snacks de cartucho de almendras y chips de batata y plátano
Snacks de cartucho de almendras y chips de batata y plátano

Y sin contemplaciones, seguimos con un potente aperitivo del día, el “potito” de revuelto de morcilla. Estupendo. Un sabor muy tradicional y muy limpio y definido, presentado de forma elegante.

Potito de morcilla
“Potito” de morcilla

Respecto a los vinos, comentaros que para presentar su carta, se han montado una aplicación para tablet que es una pasada. Mucha información, con una presentación completísima de cada referencia. Nos comentaron que le siguen dando vueltas a cómo completarla con más información. En el restaurante Chirón, son inconformistas a más no poder.

Carta de vinos 2.0
Carta de vinos 2.0

Y siguiendo con el menú degustación Clásicos de Chirón, pues tenemos una terrina de foie con manzana, perdiz y queso. El foie es un clásico de los menús degustación y siempre es curioso ver como lo presentan. En este caso, el queso y la perdiz suavizan un poco la potencia del foie pero tampoco es que consigan destacar mucho. Es muy buen plato, pero si tuviese que cambiar alguno del menú, sería este.

Milhoja de foie con manzana y anguila
Milhoja de foie con manzana y anguila

Entre entrantes y principales, tenemos una de las joyas del menú y del restaurante, el arroz socarrat con vieira y alioli. Excelente en todos los sentidos: arroz prefecto en sabor y textura, presentación elegante y la vieira que es una maravilla por lo jugosa que está y su sabor caraterístico. El conjunto del plato lo rematan con un alioli suave perfecto.
DSCF0412DSCF0417

Arroz Socarrat con Vieira. Maravilloso!
Arroz Socarrat con Vieira. Maravilloso!

Y todavía estábamos hablando del arroz cuando llegaron uno de los platos que gustan nada más escuchar el nombre: taco de bacalao en salsa tradicional de sus callos y brandada. Lo de los callos de bacalao es un producto que espero que vaya ganando más protagonismo en nuestros restaurantes. Me parece un producto estrella gracias a su viscosidad y sabor. En este caso los preparan con la receta tradicional de los callos de cerdo, es decir un buen guiso con su compango. El resultado es un platazo que encaja perfectamente con la idea que nos hemos llevado del restaurante Chirón. Cocina de mercado tradicional, con ligeros toques para actualizar la misma pero respetando al máximo el producto y la preparación.

Taco de bacalao en salsa tradicional de sus callos
Taco de bacalao en salsa tradicional de sus callos

Y como colofón de los platos principales, uno de los platos de referencia del restaurante Chirón. El cochinillo asado. Buenísimo y en una cantidad muy proporcionada. Carne jugosa y corteza crujiente. Sólo con recordarlo empiezo a salivar. Buenísimo. El mejor punto final que le podían dar al menú degustación.

Cochinillo asado de categoría
Cochinillo asado de categoría

También merece mención especial el postre. Un brioche acompañanado de helado de café y toffe. El brioche esponjoso y muy bueno y el café y toffe con sus sabores muy marcados y sin empalagar en ningún momento.

Bricho xxx
Brioche con helado de café y toffe

Y para acabar un buen café con sus minardises originales. La piruleta de almendras, sus trufas amargas y sus gominolas.

Minardises
Minardises

Conclusión: Un excelente restaurante que bien merece los reconocimientos que le están realizando. Su cocina tradicional es indiscutible y el plus de su buena presentación, bodega y trabajo de sala hacen que sea un restaurante de mucha categoría. Aunque esté a un paseo de Madrid, daréis por bueno el viaje.

Precio: Menú Degustación Clásicos 48 € sin IVA

Ubicación:

The Yeatman (Oporto), los ingleses saben montar las cosas

The-Yeatman-logo-web

El otro día nos decidimos a probar The Yeatman, casi un desconocido para los habitantes de Oporto, y es un crimen, siendo el único restaurante de la ciudad con una estrella Michelin, y, según descubrimos, las mejores vistas de todo Oporto.

20130815-110444.jpg
Vistas desde la mesa

The Yeatman es parte del hotel del mismo nombre, situado en la parte sur del río Duero y por tanto realmente parte de Vila Nova de Gaia. Tiene una situación privilegiada en lo alto de la colina, justo al lado de las bodegas Taylor’s, que son el estandarte de la compañía a la que también pertenece el hotel: The Fladgate Partnership. El hotel lleva abierto desde 2010 y surgió con la idea de ser el mejor hotel de la zona, con todos los lujos posibles y en la mejor ubicación. Merece la pena dar una vuelta por él porque es casi un palacio. El nombre lo toma de la familia que dirigió la compañía durante muchos años, asociada con Taylor y Fladgate, y es un antiguo nombre del inglés normando del siglo XI que significa guardián (gatekeeper; yeat = gate). El chef del hotel se llama Ricardo Costa, muy renombrado en Portugal.

El restaurante abre todos los días y puede organizar cenas privadas y degustaciones de vinos. Normalmente ofrece tres menús degustación que rondan los 70-110€ si no me han informado mal, pero los domingos tienen un menú de mediodía más ajustado pero igual de cuidado y delicioso. Sale por 45€ más bebidas. Como hacía un domingo excepcional comimos en la terraza, bajo una elegante sombrilla y refrescados por la ligera brisa que llega del mar.

20130815-110431.jpg
Vista de la terraza

Empezamos el almuerzo con un aperitivo: oporto blanco seco: Taylor’s Chip Dry. Servido en una copa finísima y helado, una auténtica pasada de vino, me encantó. Es mucho menos dulce que los oportos blancos normales y resulta perfecto de aperitivo. Lo acompañamos de una amplísima selección de panes, mantequilla para untar muy rica y un buen aceite de oliva.

Al poco nos pusieron también un bocadito de pescado con soja, mayonesa de wasabi y caviar.

20130815-110456.jpg
Aperitivo goloso
20130815-110505.jpg
Pequeño aperitivo

El menú consistía en un entrante a elegir entre cuatro y un segundo de entre siete. Carmen pidió de primero los huevos, que venían rotos, con espárragos, presunto jamón y caviar. Súper buenos. Una versión de lujo de nuestros huevos rotos, y el jamón bastante bueno, para ser presunto.

20130815-110514.jpg
Ovos

Yo pedí un primero bastante menos generoso en cantidad (silbando me quedé), pero estaba muy bueno también. Eran dos pequeños ravioli de buey de mar mezclado con melón, carpaccio vegetal y unas burbujas de mozzarella molecular (!). Venían también dos camarones de regalo. También como complemento me trajeron una copa de balón con un agüita con una rodaja, que olía a gambas como si se hubieran lavado las manos en ella… Resulta que era el consomé frío de crustáceos y lima, pensado para que lo degustaras junto con el plato. No estaba malo, pero tampoco me acabó de convencer y el olor no era atractivo.

20130815-110524.jpg
Sapateira & Melao

En los segundos ya me empecé a sentir mucho más cómodo. Chuletón dee novillo a la brasa con migas de setas, polenta cremosa y salsa bearnesa. Una locura de bueno. La carne venía fuera del plato, en una cazuela caliente, y daba casi para dos raciones (la foto solo muestra una). Si os gusta la carne poco hecha hay que decirlo, pero para mí estaba perfecta, ligeramente rosita y muy sabrosa.

La carta de vinos del restaurante es un lujazo, gracias a que el hotel tiene también un Wine Club, que organiza todo tipo de eventos, e incluso promociona muchos vinos nuevos. La carta tiene una amplísima variedad de todos los precios, y csai todos los puedes pedir por botellas o por copas. Carmen tomó un blanco: Oboé y yo tinto: irMAOS. Ambos magníficos.

20130815-110545.jpg
Novilho

Carmen quiso probar la pasta casera al pesto. Muchas veces pedir pasta en el sitio no adecuado es un error tremendo, pero en este caso estaba magnífica. Salteada con alcachofas, legumbres y tomate seco, y con una salsa de pesto espumosa muy muy suave. Por encima un toque de lascas de parmesano.

20130815-110552.jpg
Pasta Caseira

Y llegamos a los postres. Si alguno se ha quedado con hambre hasta este momento, no hay problema, porque llega un carro entero de ellos.

20130815-110603.jpg
Carrinho de Sobremesas
20130815-110609.jpg
Queso, leite creme con fresas y nata, pao de lo

Carmen eligió un Pao de Lo muy bueno, casi totalmente líquido y con canela, un poco de queso con pan de nueces y unas natillas con fruta y natas. Yo elegió el pudding, que era como un tocino de cielo muy dulce, y el tiramisú. Realmente compartimos casi todo. Un festín.

20130815-110615.jpg
Pudin y tiramisú

Para terminar la comida nos trajeron unos pocos mignardises y unos cafés, que nos tomamos más a gusto que un arbusto.

20130815-110625.jpg
Mignardises

Como veis el hotel entero es espectacular. El sitio donde quedarse en Oporto si puedes elegir. En resumen: puede que no sea el sitio más típico ni turístico de Oporto, pero si queréis ir a comer bien, con un servicio de 10, en un lugar casi idílico de lo agradable y unas vistas de escándalo. daos un paseo por the Yeatman cuando vayáis. Aviso: llegar en coche puede ser complicado, por lo laberíntico. Para llegar hay carteles, pero para salir conviene llevar el GPS!

20130815-110635.jpg
Vista del hotel

Precio: 57€

Ficha Google+

Web: the-yeatman-hotel.com