Restaurante Gele – Visita obligada en Santander

Cuando empezamos a pedir referencias de restaurantes buenos en Santander, uno de los primeros que nos dijeron fue el Restaurante Gele. Nos lo presentaron como todo un clasicazo en el que se come de maravilla y, sobre todo, que nunca falla. Tras nuestra visita no podemos estar más de acuerdo.

El local es amplio, con una gran zona de barra por lo que siempre está muy animado. El servicio es muy bueno y os recomendamos que os dejéis recomendar totalmente por ellos. En platos del día y sobre todo en cantidades. Aquí sus medías raciones son más que generosas.

Todo lo que pedimos fueron sugerencias del camarero. Nos dijeron que eran las especialidades de la casa y no lo pensamos dos veces.

Arrancamos con una ensalada de bonito y cebolla confitada. Media ración. Realmente buena.

restaurante gele ensalda de bonito
Restaurante Gele – Ensalada de bonito

Pero si hay un entrante de obligado cumplimiento, ese es el pudding templado de centollo. Rico rico rico hasta decir basta. Muy sabroso. No confundir con un pastel de cabracho. Éste, como os decía, es templado y tiene una textura diferente. Además de su sabor claro. Ah, esto también es media ración.

restaurante gele pudding centollo
Restaurante Gele – Pudding de centollo

Pasamos al siguiente plato. Bonito a la calabresa. De órdago. Un bonito jugoso y un acompañamiento de fritada de tomate y pimientos. Platazo.

restaurante gele bonito
Restaurante Gele – Bonito a la calabresa

Por último, el machote al horno con patatas panadera. El machote es como llaman en Cantabria al pargo. Así que no os digo nada. Un pescado de diez. Aquí lo preparan de maravilla. Al horno para que quede jugoso y te lo presentan en lomos. Una auténtica delicia. Lo que veis también es media ración emplatada.

restaurante gele machote pargo
Restaurante Gele – Machote al horno

Todo fue tan bien, que de postre volvimos a preguntarle al camarero por su favorito. Nos dió una alegría con la tarta de queso que veis a continuación.

restaurante gele tarta de queso
Restaurante Gele – Tarta de queso

Ah! Y respecto a la bebida. Empezamos con cervezas y continuamos con vinos por copas que nos fueron sugiriendo ellos. Lo dicho, hay que dejarse llevar que se disfruta el doble.

Precio: Unos 30€ por persona. Muy muy recomendable.

Accesibilidad: Casi perfecto. Para entrar a la zona de barra tienes un par de escalones que es el único escollo que vas a tener que salvar. Como te puedes imaginar, te van a ayudar en todo lo que necesitas.

Esto es nuevo, si queréis dejadnos feedback… pues os lo agradecemos de antemano.

Y aquí os dejamos un formulario para lo que se os ocurra.

La Tasqueria de Javi Estevez – #SomosCasqueros

Pero qué alegría de sitio. En la Tasquería de Javi Estevez son capaces de echarle imaginación y hacer de la casquería una opción muy atractiva para todos los públicos. Todo lo que probamos fueron platos llenos de sabor gracias a platos preparados con mucho mimo y mucho arte.

El Local

El local está entre el Palacio de los Deportes y El Retiro. Un local con muy buena decoración. Desenfadada para darle ese toque deTasca informal. Cambina mesas altas y bajas, con una pequeña zona de barra en la que también puedes comer. Sólo le falta estar adaptado para minusválidos.

Lo que comimos

La carta es muy extensa a lo que hay que añadir un par de platos del día. Os dejamos el link para que le echéis un vistazo.

De parte de la casa te traen un primer aperitivo que en nuestro caso consistió en una lengua embuchada muy buena.

la tasqueria aperitivo
La Tasquería – Aperitivo – Lengua embuchada

Lo primero con lo que arrancamos nuestra comanda fue con sus croquetas de ropavieja y panko. Es una croqueta como ellos dicen «al revés». Con la bechamel sin mezclar con el compango. La sirven en un vaso de sidra y te la comes con cucharilla.

la tasqueria croqueta
La Tasquería – Croqueta

Seguimos con una ensalada estupenda con encurtidos y un fiambre de lengua estupendo.

la tasqueria ensalada
La Tasqueria – Ensalada

Pasamos a la coca de sardina ahumada con sofrito y ajoblanco. Una tapa que es una maravilla. No dejéis de pedirla.

la tasqueria sardina ahumada
La Tasquería – Coca de sardina ahumada, sofrito y ajoblanco

Ya pasamos a los platos calientes. Y todo siguió igual de bien. Empezamos con los rabitos de cochino con anguila. Un guisazo muy sabroso que contrasta con el sabor de la anguila ahumada. Una delicia.

la tasqueria rabo de cochino
La Tasquería – Rabitos de cochino co angula

El siguiente plato estaba fuera de carta. Según te lo ofrecen, a poco curioso que seas, no vas a poder decir que no. Una fidegua con mejillones, coliflor y tendones de ternera. Esto último hace que sea super meloso.

la tasqueria fidegua de tendones
La Tasquería – Fidegua de tendones

Pero reservo para el final lo mejorcito de lo que me ha pasado este mes. gastronomicamente hablando, claro. Unos callos con más arte que todo el Reina Sofia. Este sí que es un plato de obligado cumplimiento.

la tasqueria callos
La Tasqueria – Callos a la madrileña

Precio

A la Tasquería fuimos un día de calor, con nuestro hijo de 3 años, que da gusto verle comer, y bebiendo copas de vino y cervezas salimos por 80€ en total.

Asador Casa Juan – El templo

Hacía mucho que no íbamos al asador Casa Juan y lo echábamos de menos. Este mega asador futbolero que es una de las visitas obligadas si viene gente de fuera de Madrid. Siempre hasta arriba gracias a su super generoso menú degustación. Es de los mejores sitios para celebraciones en grupo.

En nuestra última visita, no pedimos el menú degustación. Fuimos a cenar, íbamos con nuestro hijo de 3 años y y tenemos una edad. Pedimos carne y un par de raciones y salimos la mar de contentos. Os cuento brevemente lo que comimos para que os hagáis una idea de lo que puede ser una visita de mínimos a este gran sitiazo.

Nada más sentarte te sirven su estupenda chistorra y su paté de hongos.

casa juan chistorra
Asador Casa Juan – Chistorra
casa juan aperitivos
Asador Casa Juan – Aperitivos de la casa

Nosotros pedimos un par de entrantes para abrir boca. Media ración de gambas a la plancha y media ración de jamón.

casa juan jamon
Asador Casa Juan – Media ración de jamón
casa juan gambas
Asador Casa Juan – Media ración de gambas plancha

Y de aquí ya pasamos a la carne. Chuletón fileteado. Muy buena carne para que te la hagas a la plancha en la mesa. Como os podéis imaginar, en cuanto un par de mesas se ponen a asar carne, se forma un atmósfera carnívora que no hay sistema de ventilación que pueda con ella.

asador casa juan carne roja
Asador Casa Juan – Carne roja
casa juan plancha
Asador Casa Juan – Plancha

Pero en Casa Juan otro de los momentazos es el postre. Te inundan la mesa de azúcar del bueno (sorbete de limón al cava, bombones, tajas, nueces caramelizadas, chupitos, porrón de moscatel…). Muerte por diabetes. Y encima nosotros habíamos pedido una tarta de queso para completar.

casa juan tarta de queso
Casa Juan – Tarta de queso

 

 

Mama Rosa – Sitiazo en Matadero Madrid

Ojo al sitiazo! El restaurante Mama Rosa es un restaurante genial de influencia italo-argentina. Tienen una carta bastante variada en la que no faltan platos de pasta, carnes a la brasa y un tiramisú para llorar de bueno.

Está ubicado muy cerca del Matadero de Madrid y es un local relativamente pequeño, por lo que es necesario reservar si te quieres asegurar un hueco. Al entrar por la puerta te vas a encontrar un local sencillo y acogedor, en el que destaca su gran barra, mucha luz natural y muy buen ambiente.

mama rosa barra
Mama Rosa – Barra

La carta es variada, tanto en comida como en vinos y cerveza. Tienen una marca de cervezas manchegas, de Alcázar de San Juan ni más ni menos, que se llaman Salvaje y que están realmente buenas. La carta de vinos es corta pero con diferentes Denominaciones de Origen y con muy buena relación calidad precio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasemos a la comida. Fuimos seis personas y pedimos todo a compartir. Muy recomendable para vuestra primera visita. Vais a ver el festín que nos dimos por menos de 25€ por persona.

Comenzamos con un pan recién horneado con su dip de queso y cebollino. Cuidado que te vas a comer el pan sin darte cuenta.

mama rosa dip de cebollino
Mama Rosa – Dip de cebollino

 

Como entrantes pedimos una provolone, verduras asadas y una quiché de salmón. Vais a ver la pintaza que tienen los tres platos. Estaban realmente buenos. No dejéis de probarlos.

mama rosa provoleta
Mama Rosa – Provolone
mama rosa quiche salmon
Mamá Rosa – Quiché de Salmón
mama rosa verduras asadas
Mamá Rosa – Verduras asadas

Pasamos a dos platazos de carne. El entrecote y su excelente milanesa. El entrecote en su punto acompañado de unas patatas con su aliño de ajo y perejil buenísimas. No vas a compartir. Y la milanesa, que fue de los platos que más nos gustó. Una base de milanesa con queso, tomate, jamón y rúcula por encima. Lo dicho, una delicia.

mama rosa Entrecote
Mamá Rosa – Entrecote
mama rosa milanesa
Mama Rosa – Milanesa

Y por último sus postres. No podéis dejar de pedir su tiramisú. Un maravilla. Las tarta de queso y el bombón helado con frambuesa también estaban buenísimos. Pero irse de Mama Rosa sin probar su tiramisú, es un delito.

mama rosa tiramisu
Mamá Rosa – Tiramisú
mama rosa bombón frambuesa
Mamá Rosa – Bombón de frambuesa
mama rosa tarta de queso
Mamá Rosa – Tarta de queso

Casa José – Aranjuez

Casa José es el restaurante con más solera de Aranjuez. Defienden una estrella Michelín desde hace tiempo y eso siempre es una garantía. Una sala rústica, con techos altos y poca capacidad, es el entorno en el que vas a poder disfrutar de excelentes platos de cocina tradicional renovada. Donde sobre todo destaca una materia prima de primera.

Esta reseña es una breve pincelada para que veáis cuatro platos de este restaurante. Disponen de menú degustación, pero en nuestra visita optamos por probar varias cosas de su carta. Ya volveremos a probar el menú completo. Lo que probamos, estaba estupendo.

Arrancamos con unas ostras gratinadas deliciosas. Excelente producto y preparación.

Ostras
Casa José – Ostras

 

Continuamos con unas alcachofas con salsa de erizo. Un pequeño snack lleno de sabor y super tierno.

casa jose alcachofas con erizo
Casa José – Alcachofas con erizo

Después pasamos a un entrante realmente bueno. Unas excelentes espinacas con mollejas. Una delicia de mezcla de sabores intensos. Muy recomendable.

espinacas con mollejas
Casa José – Espinacas con mollejas

 

Por último, un rodaballo que tenían fuera de carta y que estaba de órdago. En su punto de cocción. Muy jugoso y con un sabor excelente.

Rodaballo
Casa José – Rodaballo

Y chimpún. Como os decía, esta es una reseña breve para que con 4 fotos tengáis una pincelada de lo que es este sitiazo. Ahora que viene el buen tiempo, haced una escapada a Aranjuez que lo vais a disfrutar.

Surtopía – Excelente cocina andaluza en el barrio de Salamanca

Menudo crack que está hecho José Calleja. Lleva más de 5 años comandando el restaurante Surtopía y va a toda vela. Con un equipo jovén se ha hecho un huecazo en el barrio de Salamanca a base de mucho trabajo y, sobre todo, mucho arte.

En nuestra última visita disfrutamos de lo lindo con un menú degustación con muy buena relación calidad precio. Déjense aconsejar por José y prepárense para disfrutar de lo lindo.

Comenzamos con tres aperitivos de la casa. Bloody Mary, croqueta y manteca colorá. Para mojar pan. Tres cositas muy breves y buenas para empezar a abrir boca.

Continuamos el paseo con su sardina marinada en fino, con tartar de tomate y espinaca. Un entrante que se merece un premio.

Seguimos con un plato que mezcla tradición andaluza con un toque diferente. La carne mechá con helado de tres pimientos. Rico rico rico.

Y aquí no se para. Lo siguiente fueron sus calamarcitos sucios en aceite de manzanilla. Con esa cebolla cruda que le aporta sabor. Como podéis ver, son medias raciones, muy diferentes y realmente buenas.

El siguiente platazo fue un tataki de tiburón en adobo con piriñaca de zanahoria, también adobada. Una delicia. Fresco, con sabor más ligero que los anteriores. El aliño de zanahoria le va como anillo al dedo.

Ahora viene el que más me gustó de la cena. Corvina de caña con pil pil de manzanilla. Pura delicia. Un pilpil trabado y sabrosísimo. Y la corvina en su punto. Muy jugosa.

El ultimo plato del menú fue un platazo como la copa de un pino. Un taco de rabo de toro guisado que también es un todo un triunfo. Textura tierna y sabor muy muy potente.

Y aquí os dejamos el postrazo con el que acabamos el menú.

Por último, os dejamos la carta completa por si le queréis echar un ojo. Podéis ver que hay medias raciones de casi todo. no obstante, como os decía al principio, os recomiendo que os dejéis aconsejar, que lo hacen de maravilla, y a disfrutar.

 

Piscomar – Un peruano de barrio «superapañao»

Cuando vi que abrían un restaurante peruano (Piscomar by Jhosef Arias) en una calle estrecha entre la Puerta de Toledo y Pirámides, me dije… no dura seis meses ni de coña. Y de esto hace casi dos años. Así que el otro día fui con mis padres a conocerlo, y después de lo bien que comimos todo me empezó a encajar.

De primeras tienen un local pequeño pero muy bien atendido. Es necesario que hagáis reserva incluso para comer entre semana. Con un menú del mediodía a buen precio, diferente y con platos generosos.

Nosotros pedimos a la carta, por ser la primera vez, pero en breve vamos a probar ese menú del día. Comenzamos con Cusqueña rubia y larger. Es la Mahou peruana que no debéis dejar de probar.

El primero de los platos fue una pulpo braseado riquísimo. Fuimos con hambre y lo cogimos con mucha gana, pero de veras que merece la pena. Mirad qué pinta!


Después, causita limeña. Es un clásico de la cocina peruana que no podíamos dejar de probar. Muy buena. Para el que no la conozca, mi padre la definió como una ensaladilla sin mezclar. Y es lo que es! Eso sí, con su ají amarillo y acompañado de la sala de aceituna peruana Botija. Una delicia.


Todo estaba estupendo pero quedaba por llevar el mejor plato de la comida. Su seco de cordero a la norteña. Una maravilla. Un plato criollo que es puro sabor. Un guisazo sabroso en el que el cordero está tan bueno como el acompañamiento. En definitiva, un platazo que por 14€ merece muchísimo la pena.

Por último un postrecito original y muy rico. Su cheesecake. Muy muy buena y recomendable.

Conclusión

Si te gusta la cocina peruana, no dejes de visitar este coqueto restaurante porque merece mucho la pena. Lo que desde fuera parece poca cosa, te sorprende muy gratamente por su cocina. Con un servicio atento y con muchísimas ganas de agradar.

Restaurante De la Riva – Gastronomía y servicio de toda la vida

¿Qué es el restaurante De la Riva?
Si eres madrileño y todavía no sabes responder a esta pregunta, sólo te recomiendo una cosa. Que te dejes de buscar la última novedad foodie de nuestra ciudad y te pares a conocer los estaurantes que llevan más de 30 años trabajando en nuestra ciudad. Que si han sobrevivido será por algo. Y un gran ejemplo es el restaurante De la Riva. La falta de posicionamiento Seo la suplen con producto, arte y servicio.

¿Qué se come en De la Riva?
Recetas de toda la vida. Preparadas a la perfección y con materías primas de primera. Os cuento lo que comimos, pero ya os anticipo que os traigo un zancarrón de los que hacen época.

Comenzamos con su ensaladilla rusa. Tradicional y estupenda.

de la riva ensaldilla
Restaurante De La Riva – Ensaladilla Rusa

Después unos mejillones con una salsa picante. Mejillones muy sabrosos y de buen tamaño.

de la riva emjillones
Restaurante De La Riva –

También muy buenas las almejas. En su punto. Nada secas. Acompañadas de una arroz blanco con cayena que le iba muy bien.

de la riva almejas
Restaurante De La Riva – Almejas

En De la Riva suelen tener un guiso del día. Y lo puedes pedir como entrante a compartir. En nuestro caso fueron unas patatas con costillas adobadas.

de la riva patatas con costillas
Restaurante De La Riva – Patatas con costillas

Y ahora ya pasamos a cosas más serias. El siguiente entrante es un verdadero lujo. Sesos de cordero rebozados. Un manjar que en De la Riva preparan a la perfección. Muy muy recomendable.

de la riva sesos de cordero
Restaurante De La Riva – Sesos de cordero

Por último, sus callos. Como os podéis imaginar, en un restaurante con este señorío, los callos no se descuidan. Unos callos de órdago que tenéis que pedir para compartir.

de la riva callos
Callos

Pasamos a los segundos, os presento dos pescados muy buenos. Congrio en salsa verde, que es una de sus recetas más clásiscas, y la ventresca. Muy buena materia prima preparada de forma tradicional.

de la riva congrio
Restaurante De La Riva – Congrio
de la riva ventresca
Restaurante De La Riva – Ventresca

Pero si hay que quedarse con un pescado, yo os recomendaría sus excelentes sardinas asadas. Las presentan limpias con sus lomos. La sardina es una delicia y aquí se disfrutan al máximo.

de la riva
Sardinas asadas

Por último, la estrella de esta casa. El zancarrón. Guiso de morcillo de ternera. Hecho con calma. Gracias a la paciencia, consiguen una carne extremadamente tierna y sabrosa. Buscando información, acabo de ver que es una receta típica del País Vasco. Aupa! Un plato que justifica la visita.

de la riva zancarron
Restaurante De La Riva – Zancarrón

El Faro de Cadiz – Almejas guisadas

¿Por qué tienes que visitar El Faro de Cadiz?
Es uno de los restaurantes de referencia en toda la provincia de Cádiz. Con más de cincuenta años de tradición, es uno de los sitios de bandera que no puedes dejar de visitar. Ya sea en la barra o en el restaurante. Un restaurante elegante con un servicio cercano y muy profesional. Os dejo un enlace a un artículo con más info. Yo paso a contaros lo que disfrutamos en la última cena.

¿Qué comimos en El Faro de Cádiz?
Nos dimos una cena a base de picoteo variado estupenda. Acabando con un platazo como las almejas guisadas con espinacas. Ellas solas justifican la visita.

Para abrir boca un par de aperitivos de la casa. Unas patatas aliñadas de categoría. Aceite y aliño extraordinario. Y una tapida de solomillo aliñado que era cosa fina.

el faro patatas aliñadas
El Faro de Cadiz – Patatas aliñadas
el faro aperitivo
El Faro de Cadiz – Aperitivo de la casa

Comenzamos con un tartar de atún rojo de almadraba con huevas de trucha. Buenísimo. Muy sabroso y una carne melosa estupenda.

el faro de cadiz tartar de atun
El Faro de Cadiz – Tartar de atún con huevas de trucha

El siguiente plato fue una tosta de sardina ahumada con cebolla roja caramelizada y aguacate. Rico, rico, rico. Contraste de sabores potentes de los que se disfruta.

el faro tosta de sardina
El Faro de Cadiz – Media tosta de sardina ahumada con cebolla roja confitada y aguacate

Después pasamos a las pavías de bacalao. Un bocado muy bueno. Un bacalao sabroso con un rebozado de primera. Lo acompañan con una mostaza que está bien probarla por curiosear, pero que en mi opinión es redundante. Las pavías están estupendas por sí solas.

el faro pavias
El Faro de Cadiz – Pavías de bacalao con mostaza

Y seguimos con dos platillos que también son de obligado cumplimiento. Sus archiconocidas tortillitas de camarones. Generosas en camarones y con la harina justa y necesaria. Son toda una obra de arte que hay que pedir. Por otro lado, unas ortiguillas (o Anemonia Sulcata) rebozadas. Esencia de mar pura y dura que en mi opinión es toda una delicia. Hay que pedirlas en sitios de confianza y este, sin duda, es uno de ellos.

el faro tortillita de camarones
El Faro de Cadiz – Tortillita de camarones

Llegamos al plato principal. Al pedir la comanda, nos avisaron que tenían unas almejas espectaculares. Y que nos las podían preparar en un guiso tradicional suyo con espinacas y generoso de azafrán. No os podéis imaginar que cosa más buena. Unas almejas de primera en un guiso espectacular. Todo un acierto que no podíamos dejar de compartir.

el faro almejas
El Faro de Cadiz – Guiso de almejas con espinacas

De postre, unas natillas caseras tan buenas como todo lo anterior. Todo un espectáculo para acabar una cena de 10.

el faro natillas
El faro de Cadiz – Natillas

El Campero – La meca del atún rojo

¿Qué es el restaurante El Campero?

Es una visita obligada para todo apasionado de la gastronomía en general o del atún rojo de almadraba en particular. El atún rojo de almadraba es considerado el ibérico del mar, y no es para menos. Está en Barbate (Cadiz) así que es perfecto para cuidarse bien si estás de vacaciones por la zona. Están especializados en atún rojo de almadraba y es impresionante la variedad de entrantes y platos principales que hacen a partir del mismo. Aprovechan cada pieza a más no poder. En el enlace al restaurante, podéis ver que la carta no tiene desperdicio.

Tras nuestra visita considero que es tan destacable el despliegue que hacen del atún de almadraba como el sumiller. Vaya tío más majo. Dedicación y servicio 100%. Nos hice un maridaje con finos para quitarse el sombrero.

Y todo esto en un local modernete y muy luminoso. Es un restaurante de bandera que, como os digo, no podéis perderos.

¿Qué comimos en El Campero de Barbate?

Con la buena pinta que tenía toda la carta, era realmente difícil elegir. Queríamos probarlo todo y tuvimos que pedir ayuda. Nos dejamos guiar al 100% y estuvo de maravilla.

De primeras, un aperitivo de parte de la casa.

el capero aperitivo
El Campero – Aperitivo de la casa

Comenzamos con un carpaccio de atún excelente. Sabroso con y muy bien aderezado. En el cetro sirven un helado de wasabi, curiosón pero de veras que creo que no merece la pena mezclarlo con un carpaccio tan rico.

el campero carpaccio
El Campero – Carpaccio de atún

Del carpaccio, al sashimi de lomo de atún rojo de almadraba. Y es que lo crudo sabe mejor. Os dejo un par de fotos para que veáis el corte tan espectacular que tiene. Bien veteado de grasa.

el campero sashimi 1
El Campero – Sashimi de atún rojo de almadraba
el campero sashimi 2
El Campero – Sashimi de atún rojo de almadraba

El siguiente plato fue el que más nos gustó. Simple pero excelente. Morrillo de atún a la plancha. Sabrosísimo y tierno. Toda una delicia que no debéis dejar de probar.

el campero morrillo
El Campero – Morrillo a la plancha

Como os comentaba antes, todos estos platos, los fuimos disfrutando acompañados de manzanillas, amontillados y por último Palo Cortado de dos zonas diferentes. Una incursión en este tipo de vinos olorosos que para aficionados como nosotros fue todo un disfrute. Lo dicho, dejaros llevar por el sumiller que es un fenómeno.

el campero palo cortado
El Campero – Palo Cortado

Por último, uno de los platos que nos habían recomendado amigos que ya habían visitado el campero. La Facera (carrillera) estofada a baja temperatura acompañada de patata con un salsa ligeramente picante. La carrillera es todo un platazo. Una carne melosa y extremadamente sabrosa. Todo un espéctaculo altísimamente recomendable. Si os gustan los guisos de carne, éste os va a gustar más. Mucho más ligero y con un sabor infinitamente más elegante.

el campero carrillera
El Campero – Facera (carrillera) de atún cocinada a baja temperatura

De postre una panacottta con jalea muy buena. Un postres fresco, saludable y lleno de energía para irte después a algún chiringuito de Barbate o de Zahara de los Atunes a pasar la tarde.

el campero panacotta
El Campero – Panacotta con jalea real