La Tasqueria de Javi Estevez – #SomosCasqueros

Pero qué alegría de sitio. En la Tasquería de Javi Estevez son capaces de echarle imaginación y hacer de la casquería una opción muy atractiva para todos los públicos. Todo lo que probamos fueron platos llenos de sabor gracias a platos preparados con mucho mimo y mucho arte.

El Local

El local está entre el Palacio de los Deportes y El Retiro. Un local con muy buena decoración. Desenfadada para darle ese toque deTasca informal. Cambina mesas altas y bajas, con una pequeña zona de barra en la que también puedes comer. Sólo le falta estar adaptado para minusválidos.

Lo que comimos

La carta es muy extensa a lo que hay que añadir un par de platos del día. Os dejamos el link para que le echéis un vistazo.

De parte de la casa te traen un primer aperitivo que en nuestro caso consistió en una lengua embuchada muy buena.

la tasqueria aperitivo
La Tasquería – Aperitivo – Lengua embuchada

Lo primero con lo que arrancamos nuestra comanda fue con sus croquetas de ropavieja y panko. Es una croqueta como ellos dicen “al revés”. Con la bechamel sin mezclar con el compango. La sirven en un vaso de sidra y te la comes con cucharilla.

la tasqueria croqueta
La Tasquería – Croqueta

Seguimos con una ensalada estupenda con encurtidos y un fiambre de lengua estupendo.

la tasqueria ensalada
La Tasqueria – Ensalada

Pasamos a la coca de sardina ahumada con sofrito y ajoblanco. Una tapa que es una maravilla. No dejéis de pedirla.

la tasqueria sardina ahumada
La Tasquería – Coca de sardina ahumada, sofrito y ajoblanco

Ya pasamos a los platos calientes. Y todo siguió igual de bien. Empezamos con los rabitos de cochino con anguila. Un guisazo muy sabroso que contrasta con el sabor de la anguila ahumada. Una delicia.

la tasqueria rabo de cochino
La Tasquería – Rabitos de cochino co angula

El siguiente plato estaba fuera de carta. Según te lo ofrecen, a poco curioso que seas, no vas a poder decir que no. Una fidegua con mejillones, coliflor y tendones de ternera. Esto último hace que sea super meloso.

la tasqueria fidegua de tendones
La Tasquería – Fidegua de tendones

Pero reservo para el final lo mejorcito de lo que me ha pasado este mes. gastronomicamente hablando, claro. Unos callos con más arte que todo el Reina Sofia. Este sí que es un plato de obligado cumplimiento.

la tasqueria callos
La Tasqueria – Callos a la madrileña

Precio

A la Tasquería fuimos un día de calor, con nuestro hijo de 3 años, que da gusto verle comer, y bebiendo copas de vino y cervezas salimos por 80€ en total.

Huerta de Carabaña – Jorge Juan

Más que encantados hemos salido de nuestra primera visita a Huerta de Carabaña. Un restaurante de la siempre animada calle Jorge Juan en el que de primeras te vas a encontrar dos ambientes de aspecto muy diferente, pero que basan su cocina en una materia prima excelente.

Un restaurante de alta categoría, con platos sofisticados y un salón realmente elegante. A la que se accede por Lagasca 32. Y una zona más informal con una carta más corta y con raciones y platos más sencillos. A la que se accede por Jorge Juan 18. Nosotros fuimos a la parte más informal y disfrutamos de lo lindo. Con un servicio muy atento y realmente amables.

Aperitivos de la casa

Éramos 6 y comenzamos con un par de aperitivos de parte de la casa. Una crema de chirivia, dulce y sabrosa, y una croqueta suave que era una delicia.

Entrantes variados

Después pasamos a una ensaladilla rusa buena buena de verdad. De esas que te comías un par de raciones de una sentada. También pedimos hummus. Un gran acierto. Un plato muy bien presentado, sabrosísimo y con un toque diferente que merece mucho la pena. Y también al centro, unas alcachofas fritas. Buenas, pero no imprescindibles.

Huerta de Carabaña - Ensaladilla rusa
Huerta de Carabaña – Ensaladilla rusa
Huerta de Carabaña - Alcachofas fritas
Huerta de Carabaña – Alcachofas fritas
Huerta de Carabaña - Hummus
Huerta de Carabaña – Hummus

Carta Cava de vinos

Tras unas primeras cervezas de aperitivo, pasamos a los vinos. En Huerta de Carabaña no tienen carta de vinos. Son mucho más cucos y lo que hacen es que te “encierran” en su estupenda cava de vinos para que elijas. Esto es muy muy goloso. Como podéis ver, cada botella lleva su precio con tiza. Nosotros nos decantamos por un par de botellas de ese estupendo Pintia 2011 que tenéis en la foto. Muy destacable el precio de los vinos. El Pintia que veis a 38€ en su restaurante en Uvinum, por ejemplo, está a 30,5€ más gastos de envío. No hace falta que es un vinazo que está para llorar de bueno. Así sí que se puede tomar vino de calidad. Olé por Huerta de Carabaña.

Huerta Carabaña - Cava de vinos
Huerta Carabaña – Cava de vinos

Momento Carabinero

Lo que os traemos a continuación fue la triunfada de la noche. Mi amigo Paco dijo que quería carabineros y el resto nos “sacrificamos” por darle el capricho. El primer detalle es que en carta la ración era por unidad, y nos sirvieron dos por persona. Sin cambiar el precio. Decían que esta vez no eran tan grandes como otras veces. Vale que no eran carabineros tamaño torpedo, pero estaban de fábula y por 12 € la ración merece muchísimo la pena.

Huerta de Carabaña - Carabineros 1
Huerta de Carabaña – Carabineros 1

Mar y montaña

Todos los platos los pedimos a compartir, menos los carabineros. La verdad que por el tamaño de las raciones y lo bueno que está todo, es muy buena opción. El siguiente plato fue un mero de órdago. Excelente materia prima, tratada con mimo y bien presentada. El mero estaba simplemente extraordinario.

Huerta de Carabaña - Mero a la plancha
Huerta de Carabaña – Mero a la plancha

Por último, la mayor delicia del mundo mundial. Sus callos con pata y morro. Como nos gustan! Si no fuese por los callos, estoy seguro que habría muchos más veganos en este mundo.

Un guisazo suave, sabroso, con unos callos tiernos y el compango justo. Y con un poco de cebollino por encima. Que a todo le queda bien. Toda una obra de arte que no podéis dejar de probar.

Huerta de Carabaña - Callos, pata y morro
Huerta de Carabaña – Callos, pata y morro

 

Postres y copas

Pedimos dos postres a compartir. Arroz con leche y pannacota de melocotón. Muy original la presentación del arroz con leche. Y estupendo sabor. La panacotta estaba estupenda. Fresca y con una textura deliciosa.

Huerta de Carabaña - Arroz con leche
Huerta de Carabaña – Arroz con leche
Huerta de carabaña - Pannacota
Huerta de carabaña – Pannacota

Acabamos con un par de copas de las buenas. Buena selección de whiskeys. Probamos el Knockando 12 años y nos convenció. Para mi gusto, más barato y mejor que el Black Label.

Huerta de Carabaña - Whiskazo
Huerta de Carabaña – Whiskazo

Conclusión: Por menos de 45 € por persona, nos dimos el homenaje que os he contado. Me parece una relación calidad precio excelente. Y más por la ubicación del local. Nos verán en breve de nuevo por su restaurante seguro.

Restaurante Cuenllas – Excelente barra de canapés

El restaurante Cuenllas es todo un clásico del barrio de Argüelles. Situado al principio de la calle Ferraz, justo pegado al Templo de Debod, llevan desde 1939 sirviendo delicatessen en mesa y en tienda.

Pero no os creáis que es un sitio anclado en la cocina tradicional. Todo lo contrarío. En su barra puedes disfrutar de unos canapés de mercado realmente sorprendentes.

Comenzamos por la ensaladilla rusa. Aquí si que respetan los cánones más ortodoxos de la ensaladilla rusa a la madrileña. Guisantes, zanahoria y unas gambas excelentes.

cuenllas ensaladilla rusa
Restaurante Cuenllas – Ensaladilla Rusa

Pasamos a una ensalada de arenque ahumado con remolacha, queso, manzana… aderezada con una salsa de miel y mostaza. Muy muy potente, sabrosa y original.
cuenllas arenque

Restaurante Cuenllas – Ensalada de arenque

A continuación, la sorpresa más grata de nuestra visita. Sus canapés. El primero es el de pez mantequilla con huevo revuelto. Una pasada. El segundo es de tuétano asado con alcaparras. También excelente.

cuenllas pez mantequilla
Restaurante Cuenllas – Canapé de pez mantequilla sobre huevo revuelto
cuenllas canapés
Restaurante Cuenllas – Canapés

Por último, algo caliente para acabar con un almuerzo extraordinario. Pedimos media ración de callos y nos supieron a gloria.

cuenllas callos
Restaurante Cuenllas – Callos a la madrileña

Conclusión: Una de las mejores barras de Madrid y de las menos conocidas. Nosotros volveremos pronto para seguir probando sus canapés y el resto de la carta. Aquí os dejamos su web para que vayáis viendo su carta.

Restaurante De la Riva – Gastronomía y servicio de toda la vida

¿Qué es el restaurante De la Riva?
Si eres madrileño y todavía no sabes responder a esta pregunta, sólo te recomiendo una cosa. Que te dejes de buscar la última novedad foodie de nuestra ciudad y te pares a conocer los estaurantes que llevan más de 30 años trabajando en nuestra ciudad. Que si han sobrevivido será por algo. Y un gran ejemplo es el restaurante De la Riva. La falta de posicionamiento Seo la suplen con producto, arte y servicio.

¿Qué se come en De la Riva?
Recetas de toda la vida. Preparadas a la perfección y con materías primas de primera. Os cuento lo que comimos, pero ya os anticipo que os traigo un zancarrón de los que hacen época.

Comenzamos con su ensaladilla rusa. Tradicional y estupenda.

de la riva ensaldilla
Restaurante De La Riva – Ensaladilla Rusa

Después unos mejillones con una salsa picante. Mejillones muy sabrosos y de buen tamaño.

de la riva emjillones
Restaurante De La Riva –

También muy buenas las almejas. En su punto. Nada secas. Acompañadas de una arroz blanco con cayena que le iba muy bien.

de la riva almejas
Restaurante De La Riva – Almejas

En De la Riva suelen tener un guiso del día. Y lo puedes pedir como entrante a compartir. En nuestro caso fueron unas patatas con costillas adobadas.

de la riva patatas con costillas
Restaurante De La Riva – Patatas con costillas

Y ahora ya pasamos a cosas más serias. El siguiente entrante es un verdadero lujo. Sesos de cordero rebozados. Un manjar que en De la Riva preparan a la perfección. Muy muy recomendable.

de la riva sesos de cordero
Restaurante De La Riva – Sesos de cordero

Por último, sus callos. Como os podéis imaginar, en un restaurante con este señorío, los callos no se descuidan. Unos callos de órdago que tenéis que pedir para compartir.

de la riva callos
Callos

Pasamos a los segundos, os presento dos pescados muy buenos. Congrio en salsa verde, que es una de sus recetas más clásiscas, y la ventresca. Muy buena materia prima preparada de forma tradicional.

de la riva congrio
Restaurante De La Riva – Congrio
de la riva ventresca
Restaurante De La Riva – Ventresca

Pero si hay que quedarse con un pescado, yo os recomendaría sus excelentes sardinas asadas. Las presentan limpias con sus lomos. La sardina es una delicia y aquí se disfrutan al máximo.

de la riva
Sardinas asadas

Por último, la estrella de esta casa. El zancarrón. Guiso de morcillo de ternera. Hecho con calma. Gracias a la paciencia, consiguen una carne extremadamente tierna y sabrosa. Buscando información, acabo de ver que es una receta típica del País Vasco. Aupa! Un plato que justifica la visita.

de la riva zancarron
Restaurante De La Riva – Zancarrón

Restaurante La Chimenea Guadarrama – Croquetas, carne de buey y mucho encanto

¿Qué te vas a encontrar en el Restaurante La Chimenea Guadarrama?

Un restaurante clásico de la sierra Norte de Madrid de esos en los que sabes que vas a comer de maravilla desde que entras por la puerta. Manteles a cuadros blancos y rojos, salón con chimenea y pocas mesas. De hecho, en fin de semana tenéis que reservar con antelación.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Salón
¿Qué comimos?
Pues fuimos seis personas. Pedimos varios entrantes y después carne de buey para todos. Empezamos con los aperitivos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Chorizo frito
El siguiente es una de las estrellas de la casa. Las croquetas. Pedimos 3 de jamón y 3 de queso. Muy buenas las dos. Tened en cuenta que son de buen tamaño y contundentes. Os recomiendo que pidáis una croqueta por cada dos para poder probar más cosas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Croquetas de jamón y croquetas de queso
Pero el entrante que más nos gustó fueron unas anchoas al horno que estaban de maravilla. Muy recomendables y las priorizaría antes que las croquetas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Anchoas al horno
También probamos un revuelto de morcilla sabroso y generoso.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Revuelto de morcilla
Y por último, media ración de callos. Que nunca están de más. Picantes y muy buenos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Callos a la madrileña
Estos fueron los entrantes que compartimos antes del plato principal. Carne de buey para todos. Una carne realmente buena y bien preparada. Para ponérselo difícil, pedimos diferentes puntos y los clavaron todos. Unos cracks de la parrilla. Os dejo diferentes fotos de los entrecotes que disfrutamos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecotte muy hecho

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecote de buey (punto medio)

la chimenea guadarrama
La Chimenea – La Chimenea – Entrecotte de buey (poco hecho)
Y de postre, pues una tarta de queso y una crema catalana casera muy buenas. Sobre todo la última.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Tarta de queso

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Crema catalana
Conclusión

Un sitiazo en toda regla en la sierra de Madrid. No dudéis en hacerles una visita porque merece realmente la pena. Eso sí, como os decía al principio, reservad con antelación.

Barbillon Oyster – La Terraza más animada de Valdemarin (Aravaca)

¿Qué es Barbillon Oyster?
Barbillon Oyster es de los restaurantes más concurridos de Valdemarin. Tienen una terraza estupenda tanto en invierno como en verano, y junto con una muy buena carta y servicio, hacen que sea complicado encontrar mesa por la noche o durante el fin de semana.

¿Qué se come?
Cocina de mercado de muy buena calidad. Ahora os cuento lo que probamos en nuestra última visita, pero os anticipo que es de esos sitios en los que a la hora de pedir te cuesta decidirte. Y de los que te vas con ganas de volver para probar más cosas.

Empezamos por un pulpo a la gallega muy bueno. Tierno, sabroso y bien presentado.

barbillon oyster pulpo a la gallega
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (presentado)

Barbillon oyster pulpo
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (preparado)

Después pasamos a media ración de ensaladilla rusa. Ligera y suave.

barbillon oyster ensaldilla rusa
Barbillon Oyster – Ensaladilla rusa

Tras la ensaladilla, pasamos a un platazo de callos como la copa de un pino. Estupendos callos con su buen toque picante. Un platazo del que disfrutas el doble los días de frío y con el sol entrando por las vidrieras.

barbillon oyster callos
Barbillon Oyster – Callos

Para terminar, pedimos el steak tartare. Un buen steak tartare, picado fino y con el aliño en su punto.

barbillon oyster steak tartare
Barbillon Oyster – Steak tartare

Era día laborable y ya habíamos comido bastante. Así que nos fuimos sin probar su excelente tarta árabe. Si váis y os apetece acabar con un buen dulce, no dejéis de probarla.

¿Qué tal de precio?
Todo lo que os he enseñado lo pedimos para compartir dos personas. Con vino por copas salimos a unos 25€ por persona. Esta claro que la zona no es barata, pero me parece un buen precio por lo bien que comimos.

La Charca Taberna – Cachopo Power

DSCF2844

Muy buenas a todos,

el otro día tuvimos la oportunidad de ir a conocer La Charca Taberna. El nuevo local que han abierto los mismos dueños del gran Asgaya y el “siempre hasta la bola” Horreo Asturiano. En este caso han cambiado de zona y esta taberna está situada muy cerca de la Plaza de España, exactamente en Juan Álvarez Mendizaval 7. Es una opción estupenda si tras un paseo por el Templo de Debod te apetecen unas buenas cañas y sobre todo, una buena ración de comida de primera. También tenéis cerca todos los cines de la Plaza de los Cubos así que si tenéis alguna película pendiente, podéis matar dos pájaros de un tiro.

En La Charca os vais a encontrar con una cocina de verdad. Platos tradicionales con materias primas estupendas y preparados con mucho mucho oficio. Y como vais a poder ver, generosos en cantidad. Es uno de esos sitios a los que vas a poner cualquier excusa para pasarte a tomar algo. Y es que es muy bueno para ir con amigos, con la familia, con tu pareja… ya sea a tomarte algo en la barra o a darte un buen homenaje. En la visita que les hicimos Borja y yo, salimos enamorados de los callos y el cachopo, y también nos gustó mucho el bacalao y las patatas con foie, trufa y huevo. Pero vamos que os animamos a que le echéis un ojo a los fotos para que juzguéis por vosotros mismos.

La Charca Taberna - Fachada
La Charca Taberna – Fachada

Al entrar en La Charca, nos encontramos con una zona de barra amplia y bastante chula. Tienes 3 ó 4 mesas altas que son perfectas si vas en pareja. Dentro de la zona de barra, destacan los mostradores con raciones con tan buena pinta como los boquerones y el bacalao. La verdad es que si no hubiésemos quedado en sentarnos a comer en serio, nos habríamos quedado en la barra tan ricamente.

La Charca Taberna - Mesas altas en la zona de barra
La Charca Taberna – Mesas altas en la zona de barra

La Charca Taberna - Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca Taberna – Boquerones en vinagre en el mostrador de la barra
La Charca - Bandeja sublime de bacalao al pil pil
La Charca – Bandeja sublime de bacalao al pil pil

Tras una primera caña en la barra, pasamos al salón interior que aunque tiene unas 10-12 mesas, os avisamos que se llena en poco tiempo. Y es que su oferta es realmente buena. Nosotros fuimos a comer un día entre semana y tienen un menú por unos 13€ que tiene un pinta estupenda y que triunfa entre los currantes del barrio.

La carta del restaurante es una auténtica joya. Tienes entrantes muy variados y apetecibles pero también tienes arroces, ensaladas, pescados, carnes, cuchara, sartenes… de todo y bien de precio. Y la misma sensación tuvimos con la carta de vinos. Bastante variada y con precios un par de euros más baratos en algunas referencias que conocemos bien. Nosotros tomamos un Luis Cañas crianza 2010 para no arriesgar.

La Charca Taberna  - Vino Luis Cañas Crianza 2010
La Charca Taberna – Vino Luis Cañas Crianza 2010

Además, mientras nos decidíamos qué narices íbamos a pedir de todos esos manjares, nos trajeron un platito generoso del salpicón de langostinos y pulpo que habíamos visto en la barra. Se ve que nos habían visto ponerle ojitos a la bandeja y tuvieron el detalle de satisfacer los deseos de nuestra gula. El salpicón estaba estupendo.

La Charca Taberna - Salpicón de mariscos
La Charca Taberna – Salpicón de mariscos

Bueno, y tras un buen rato de deliberación, decidimos qué comer. Ya os aviso que nos calentamos bastante y pedimos comida de sobra. Con la mitad de raciones comen dos personas normales.
Empezamos con unas croquetas de jamón y de pescado. Estaban buenas pero soy más fan de las croquetas con más bechamel y menos rebozado. Las dos croquetas estaban muy buenas pero me quedo con las de jamón.

La Charca Taberna - Croquetas de jamón y pescado
La Charca Taberna – Croquetas de jamón y pescado

El siguiente plato fueron las patatas con foie, trufa negra y huevo escalfado. Un 10 de plato. Las patatas estaban excelentes. Para mí, lo mejor del plato. Y es que si el resto de ingredientes le aporta mucho sabor, ya os digo yo que las patatas, con la yema de huevo y el buen aceite con el que las riegan, merecen la pena por sí solas. Y cuando enganchas un trozo de foie, pues ya ni te digo.

La Charca Taberna  - Patatas con foie, trufa y huevo escalfado
La Charca Taberna – Patatas con foie, trufa y huevo escalfado

De este par de buenos entrantes, pasamos a dos platos de cuchara que pedimos por medias raciones. Y menos mal porque las cantidades son generosas. El primero de ellos unos callos que fueron de lo mejor de la comida. Muy buenos y se ve que los hacen con toda la paciencia del mundo, porque callos, compango y guiso están ligados a la perfección. Realmente buenos y si vais a la barra no dejéis de pedir una cazuela para probarlos.

La Charca Taberna - Callos
La Charca Taberna – Callos

El otro guiso fueron las verdinas con almejas y mejillones. También muy buenas pero yo me quedo con los callos. Eso sí, es un guiso más suave y de muy buen sabor. Además de los mejillones y almejas incluyen trozos de atún que están muy buenos. Si no os atrevéis con los callos, esta es una alternativa estupenda.

La Charca Taberna - Verdinas con almejas y mejillones
La Charca Taberna – Verdinas con almejas y mejillones

Hasta aquí, la cosa iba de maravilla pero lo mejor estaba por llegar. Pedimos un pescado y una carne a compartir y la elección no pudo ser mejor. Comenzamos con un bacalao al pil pil de esos que gustan a los mayores. Perfectamente desalado pero sabroso e intenso. Acompañado de pimientos asados estupendos que junto con el sabor del pil pil hacen que este plato sea de primera división. Los amantes del bacalao, no deben dejar pasar esta oportunidad y tenéis que ir a probarlo.

La Charca Taberna - Bacalao al pil pil con pimientos
La Charca Taberna – Bacalao al pil pil con pimientos

Y para rematar la faena, la joya de la corona asturiana, el cachopo. Brutal. Jugoso a más no poder y con un sabor buenísimo. Sólo de acordarme se me hace la boca agua. Finas capas de ternera y jamón con un relleno de queso estupendo. Es de esos platos que si lo pillas con hambre lo devoras de lo bueno que está, pero es que aunque estés medio lleno también te lo vas a acabar. Una delicia que además es de grandes dimensiones. Con un cachopo comes de sobra. Creo que lo mejor es pedirlo para compartir y así probáis el resto de cosas.

La Charca Taberna - Cachopo Power
La Charca Taberna – Cachopo Power

La Charca Taberna  - Cachopo Power en detalle
La Charca Taberna – Cachopo Power en detalle

Y tras este atracón, no podíamos irnos sin probar algo dulce. El arroz con leche es de obligado cumplimiento. Muy bueno y con su buena costra quemada. El arroz para los más convencionales. Pero si quieres probar algo diferente y muy muy bueno, no te pierdas su flan de naranja. Está estupendo. De ambos postres pedimos media ración.

La Charca Taberna - Arroz con leche
La Charca Taberna – Arroz con leche

La Charca Taberna - Flan de naranja
La Charca Taberna – Flan de naranja

Como habéis podido ver, aquí se come de verdad. En La Charca se preocupan porque comas platos de calidad y muy cuidados. Y eso se nota de principio a fin. Y es que cuando ya te crees que todo ha acabado, se presentan con un orujo con orejones y nueces que está de vicio. Vamos, para echar la tarde entera.

La Charca Taberna - Orujo de melocotones
La Charca Taberna – Orujo de melocotones

Por desgracia íbamos con un poco de prisa y no nos pudimos parar a tomar una copa, pero como podéis ver, el mueble bar lo tienen bien surtido.

La Charca Taberna - Mueble bar
La Charca Taberna – Mueble bar

Ubicación:


Ver

Restaurante La Cabaña de Soto (del Real) – Culto al cerdo y mucho más

Menudo sitiazo que visitamos el otro día en Soto del Real. Especial para hacerse una escapada en un día soleado. Respiras aire puro, que ensancha el estómago, y después te das un buen homenaje. En nuestra última escapada fuimos al restaurante La Cabaña de Soto por recomendación del gran Antonio, un excelente conocedor de la zona y que disfruta comiendo de verdad.

Además en el restaurante La Cabaña de Soto, están rindiendo culto al cerdo hasta el mes de marzo y tienen un montón de platos tradicionales buenísimos y a precios estupendos (6€ los entrantes y en torno a 10€ los principales). Así que es la excusa perfecta para ir a conocerles.

Comenzamos con una buena cerveza, unos aceitunas aliñadas y un aperitivo de brandada de bacalao que estaba buenísimo. Una brandada suave y sabrosa que anticipaba una comida en la que bordan las recetas tradicionales pero cuidando que no sean platos pesados.

Restaurante La Cabaña de Soto - Aperitivo de brandada de bacalao
Restaurante La Cabaña de Soto – Aperitivo de brandada de bacalao

Entre los entrantes de la carta normal y los de las jornadas del cerdo tienes una gran selección donde elegir. Y todo con muy buena pinta. Nosotros nos decantamos por unas patatas revolconas con torreznos y unos huevos revueltos con picadillo de matanza. Ambos platos muy muy buenos y a 6€ unas raciones muy generosas. Los huevos revueltos estaban sencillamente extraordinarios. Unos huevos muy buenos y un picadillo sabroso pero sin ser muy cargante. Las revolconas también estaban muy buenas. Con unos torreznos que eran una delicia.

Restaurante La Cabaña de Soto - Huevos revueltos con picadillo de matanza
Restaurante La Cabaña de Soto – Huevos revueltos con picadillo de matanza
Restaurante La Cabaña de Soto - Patatas revolconas con torreznos
Restaurante La Cabaña de Soto – Patatas revolconas con torreznos

Y también como entrante nos pedimos media racioncita de callos a la madrileña. Pura delicia. Una de las especialidades de la casa y que no podíamos dejar de probar. Y la verdad que están deliciosos. Unos callos suaves y realmente sabrosos que os recomendamos al 100%. Incluso no descartéis pedir la ración completa como plato principal porque os aseguro que están tan suaves que no se te van a repetir.

Restaurante La Cabaña de Soto - Callos
Restaurante La Cabaña de Soto – Callos

Y como plato principal, lomo de buey gallego a la brasa. Carne preparada en su punto y con muy muy buen sabor. Acompañada de pimientos asados, patatas asadas con alioli y tres sales diferentes. Está muy bien presentado, pero vamos que lo importante es el sabor de la carne y os aseguro que está estupenda.

Restaurante La Cabaña de Soto - Lomo de buey gallego
Restaurante La Cabaña de Soto – Lomo de buey gallego

De postre, pedimos tatín de manzana con helado de vainilla. No es una tarta de manzana fina pero la verdad es que casi que la prefiero así. Manzana asada con el toque del helado. Un postrazo ideal para acompañar con un buen café.

Restaurante La Cabaña - Tarta de manzana con helado
Restaurante La Cabaña – Tarta de manzana con helado

Conclusión: Ir a comer a este restaurante es la excusa perfecta subir a la sierra. Y si además, tienen las jornadas del cerdo, pues te garantizo que vas a comer de lujo por un precio bastante bueno. Si te gustan los callos, no dejes de probarlos. Son muy muy buenos. Los huevos rotos con picadillo de matanza también están genial. Y por 6€ la ración es para pedirse un par. Una para comer y otra para llevar. La carne la preparan muy bien. Además, es un sitio bien puesto y con muy buen servicio por lo que es muy buena opción para ir con la familia. Le va a gustar hasta a tu suegro.

Precio: 36 € por persona con cervezas y botella de vino de la casa (Coto de Hayas de D.O. Campo de Borja).

Web: La Cabaña de Soto

Puntuación en Google Local: 4,4 sobre 5.

Ubicación:

Casa Adriano – Santiaguiños y lamprea en el barrio de Tetuán

(Entrada actualizada con segunda visita)

 

2ª visita octubre 2013 – Borja

Yo estuve comiendo el otro día con mi madre y hermano y la verdad es que nos encantó desde el primer momento hasta el fin. La comida es de una calidad impresionante, la carta completa y variada, y el servicio lo mejor de todo: muy simpático, muy profesional y muy atento. Paso a poneros la galería de fotos y luego comento un poco las novedades.

Bígaros de aperitivo
Bígaros de aperitivo
Percebes de los gordos
Percebes de los gordos
Navajas
Navajas
Empanada de vieiras
Empanada de vieiras
Buey de mar
Buey de mar
Callos con garbanzos
Callos con garbanzos
Postres
Postres

Bueno, pues como podéis ver empezamos con los bígaros que nos pusieron junto con la cerveza como aperitivo. También de la casa nos pusieron un salpicón pequeñito y una tacita de caldo caliente por cabeza ya que hacía frío. De beber primero Estrella Galicia y de vino dos botellas de albariño Villa del Corpus (17€) que estaba muy muy bueno.

Pedimos un poco precipitadamente, pensando en completar con algo más pero finalmente dado el tamaño de las raciones fue más que suficiente. De marisco tomamos percebes de los gordos (120€/kg, los normales salen a la mitad), navajas plancha y un buey de mar. Para completar un poco de empanada de vieiras y los callos.

Los percebes, como se pueden ver, de los mejores que he probado, recién cocidos y jugosos y sabrosos como no los hay igual. Las navajas igualmente estaban en su punto perfecto, con todo el sabor del mundo y jugosas pero para nada crudas. El buey, de buen tamaño también estaba de muerte. La empanada me flipó, muy muy suelta y repleta de relleno. Y los callos tremendos, abuela, nos pusimos las botas y de un tamaño estupendo para el precio.

De postre pedimos la fillora, que estaba brutal, un poco crujiente por fuera, la leche frita, que también me gustó mucho, aunque también las he probado mejores, y la tarta de orujo que realmente no me gustó mucho, pero porque sabía úinicamente a orujo, que no me gusta… De todos ellos yo me quedaba con la filloa sin duda.

Luego de la casa nos pusieron los consabidos licores de la casa y a correr.

Precio: 63€

Ficha Google+

Localización:

1ª visita marzo 2013 – Gallego

Qué alegría te da cuando descubres un sitio de estos en los que la comida se disfruta de verdad. Nadie me había hablado de él pero lo había visto un par de veces en Google Local, donde las valoraciones son realmente buenas. Y ahora ya tienen la mía como una más.

El restaurante Casa Adriano es un restaurante gallego en el que los mariscos son de muy buena calidad. Tres veces por semana los compran en Galicia y se los traen para Madrid. Y como buenos gallegos, en temporada preparan la lamprea del río Arbo y no nos resistimos a probarla.

Lo primero de todo es avisar de dos aspectos a tener en cuenta. El primero que si vais en fin de semana hay que reservar. Y es que se pone hasta arriba. Y el segundo es que no tienen pago con tarjeta. Así que hay que ir con dinero en metálico. Disponen de aparcacoches.

Y tras la información de servicio vayamos a lo importante. Empezamos con un par de fotos de la zona de barra. Donde de tapa nos sacaron unos bígaros realmente buenos. Eso es una tapa de lujo y lo demás es tontería.

Vitrina de la fachada
Vitrina de la fachada
Bígaros de tapa
Bígaros de tapa
Primer plano de los bígaros
Primer plano de los bígaros

La comida fue muy sencilla. Empezamos con un poquito de marisco y después pasamos a la lamprea. De marisco estaban muy buenas las nécoras y los percebes. De lujo las cigalas y realmente excelentes los santiaguiños. Una delicia.

All together
All together
Primer plano de los Santiaguiños
Primer plano de los Santiaguiños
Nécoras y Santiaguiños
Nécoras y Santiaguiños
Percebes y cigalas
Percebes y cigalas
Cigalas y Santiaguiños
Cigalas y Santiaguiños

Y de ahí pasamos a la lamprea. Este “parásito” es toda una joya. La carne es de una textura excelente y por supuesto de un sabor que a nosotros nos encanta. La preparan en su jugo y la sirven junto a la manzana asada. Y todo esto regado de un buen ribeiro que entraba sólo pese al frío de la calle.

Lamprea en su jugo
Lamprea en su jugo
Manazana asada de acompañamiento
Manazana asada para acompañar la lamprea

Y de postre… pues no podía seer otro cosa que una filloa. Canutillo fino relleno de buena crema. Muy recomendable. La tarta de queso nos convenció menos.

Filloa y tarta de queso
Filloa y tarta de queso

Conclusión: Si eres un gallego en Madrid y sientes la necesidad de darte un homenaje y rememorar la gastronomía y los buenos productos de tu tierra no dudes en ir a Casa Adriano. Y si no eres gallego… pues tienes que ir con más razón a probar las delicias de estas tierras como los santiaguiños y la lamprea.

Precio: 50 € por persona

 

Bar Alonso, ven a disfrutar de esta barra

Artículo actualizado con una segunda entrega.

1º Entrega – Mayo 2013

Hace unas semanas decidí ir a probar una de las barras mejores consideradas de Madrid, la del Bar Alonso, un bar fundado hace más de 50 años por el padre del actual dueño, Julio. La verdad es que ya había estado una vez porque un amigo vive al lado, pero esa vez fue solo para tomar una caña rápida, aunque no me pasó desapercibida la habilidad de Julio para tirar las cañas. En esta segunda visita estuvimos más tiempo y disfrutamos mucho más, pero sin duda habrá que volver.

En el Bar Alonso, cervecería y marisquería, lo que destaca por encima de todo son las cañas y el producto, que es de primera calidad. Y por supuesto el servicio y la amabilidad de Julio.

julito_tirando_una_cana_de_las_mejores_de_madrid_en_el_bar_alonso_5986_570x
Julio (foto de María Carballo)

Hablando del producto, esto es lo que te encuentras en el mostrador de la barra. El mejor marisco de O Grove, más fresco imposible, a un precio genial. Esto no deja de sorprender, porque lo cierto es que no os confundáis, el Bar Alonso es un bar de barrio pequeñito, de estar de pie o en taburete alto y que no acoge a más de 15 personas por tamaño. Para ir al baño, que está en el sótano, hay que pasar por debajo de la barra y atravesar la zona de la cocina! Totalmente entrañable.

Qué buena barra!
Qué buena barra!

Empezamos con unas cañitas y una tapita de ensaladilla, que bordan, y con la cantidad perfecta de mayonesa. Con las cañas además suelen poner siempre algún canapé o tapita que siempre ayuda a encarrilar el cañeo.

Ensaladilla

Después nos fuimos a otro de los clásicos regionales: Las patatas bravas. Unas de las mejores que he probado, porque la patata está en su punto y la salsa muy muy rica.

Bravas
Bravas

Probamos también las croquetas de jamón y changurro. Como veis nos son muy grandes, perfectas para tomarlas de un bocado y tanto la fritura como la bechamel son magníficas.

Croquetas
Croquetas

Para terminar la cena probamos los callos, que me parecieron una pasada: generosos, grandecitos y en su punto, y la salsa buena buena de verdad.  Para pedirlos cada vez.

Callos
Callos

La verdad es que nos quedamos con ganas de pedir más cosas, pero ese día no dio para más. La próxima visita tendremos que probar el magnífico marisco que ofrece y alguno de sus bocatas y molletes, que también son famosos. Y bueno, os dejamos con la última foto de lo que fue el postre: unos gintonics bien puestos pero sin tonterías.

Copitas
Copitas

Ficha Google+

2ª Entrega Octubre 2013: Visita con Gallego y Alex

Bar Alonso - Mi próximo tatoo
Bar Alonso – Mi próximo tatoo

Pues como Borja se quedó con ganas de volver. Allá que fuimos hace unas semanas a probar más delicatessens de las que prepara José. La verdad es que estamos bastante flipados con este bar.

Os enseñamos brevemente lo que nos calzamos. Y eso que veníamos de comer en Evboca. Pero lo bueno del bar Alonso es que no cierra a mediodía. Apagan la plancha. Pero del resto, que es bastante, te sirven lo que quieras.

Empezamos con media de ensaladilla y las banderillas y aceitunas que te ponen con la caña.

Bar Alonso - Banderillas y aceitunas
Bar Alonso – Banderillas y aceitunas

 

Bar Alonso - Media de ensaladilla
Bar Alonso – Media de ensaladilla

También probamos unos camarones realmente buenos y muy bien de precio. Aquí te las puedes tomar medianamente tranquilo por el precio.

Bar Alonso - Gambita camarón
Bar Alonso – Gambita camarón

Y antes de entrar en faena unas fotillos en las que se ve que el bar Alonso es territorio Mahou!

Bar Alonso y Mahou - Forever and ever
Bar Alonso y Mahou – Forever and ever

 

Bar Alonso - Bodegón contemporáneo
Bar Alonso – Bodegón contemporáneo

Y antes de las copas, probamos los torreznazos y esos callos que son de los mejores de Madrid.

Bar Alonso - Torreznos
Bar Alonso – Torreznos

 

Bar Alonso - Torreznos
Bar Alonso – Torreznos

 

Bar Alonso - Callos reglamentarios
Bar Alonso – Callos reglamentarios

Hay que seguir viniendo a este sitio religiosamente. Os seguiremos contando.