La Parrilla del Barril – Barrio de las Letras

En pleno Barrio de las Letras nos encontramos este restaurante del Grupo Oter. La Parrilla del Barril. Aquí se viene a disfrutar de una materia prima de primera categoría preparada a las brasa. Que siempre sabe mucho mejor. Y no sólo carnes y pescados. También verduras como las alcachofas.

Pequeño, coqueto y con una fachada realmente discreta. Local de una única sala gestionada por un gran jefe de sala (Antonio Muñoz). Es estrecho pero todo está en una misma planta y tienen baño accesible.

Empezamos con un apetivo de la casa. Unextraodinario puré de verduras. Nuestro hijo de 6 años pidió repetir. Y media ración que pedimos de ensaladilla. Eso nunca pueda faltar.

La Parrilla del Barril - Aperitivo de la casa
La Parrilla del Barril – Aperitivo de la casa
La Parrilla del Barril - Media de ensaladilla
La Parrilla del Barril – Media de ensaladilla

Después disfrutamos de otra de las recomendaciones que nos hicieron. Sus alcachofas a la parrila. Muy sabrosas y ligeras. Y, sobre todo, un preambulo estupendo para el sobresaliente pulpo a la parrilla. Qué cosa más rica.

La Parrilla del Barril - Alcachofa a la parrilla
La Parrilla del Barril – Alcachofa a la parrilla
La Parrilla del Barril - Pulpo a la parrilla
La Parrilla del Barril – Pulpo a la parrilla

De ahí pasamos a los platos principales. Delicias de merluza para el muchacho y rodaballo salvaje para los afortunados. Un excelente rodaballo acompañado de una guarnición que no sabes como pero acabas comiendotela entera. Como el rodaballo salvaje. Espectacular.

La Parrilla del Barril - Delicias de pixin
La Parrilla del Barril – Delicias de merluza
Parrilla del Barril - Rodaballo salvaje a la parrilla
Parrilla del Barril – Rodaballo salvaje a la parrilla
Parrilla del Barril - Rodaballo salvaje a la parrilla 2
Parrilla del Barril – Rodaballo salvaje a la parrilla 2

Y por último, postre, café y copa para cerrar una comida agradecida de verdad. De postre la tarta de limón es una genial opción.

Parrilla del Barril - Tarta de limón
Parrilla del Barril – Tarta de limón

Conclusión: Este pequeño homenaje los disfrutamos por unos 60€ por persona. La calidad precio es realmente buena. Volveremos a menudo por el trato y la cocina.

Piscomar – Un peruano de barrio «superapañao»

Cuando vi que abrían un restaurante peruano (Piscomar by Jhosef Arias) en una calle estrecha entre la Puerta de Toledo y Pirámides, me dije… no dura seis meses ni de coña. Y de esto hace casi dos años. Así que el otro día fui con mis padres a conocerlo, y después de lo bien que comimos todo me empezó a encajar.

De primeras tienen un local pequeño pero muy bien atendido. Es necesario que hagáis reserva incluso para comer entre semana. Con un menú del mediodía a buen precio, diferente y con platos generosos.

Nosotros pedimos a la carta, por ser la primera vez, pero en breve vamos a probar ese menú del día. Comenzamos con Cusqueña rubia y larger. Es la Mahou peruana que no debéis dejar de probar.

El primero de los platos fue una pulpo braseado riquísimo. Fuimos con hambre y lo cogimos con mucha gana, pero de veras que merece la pena. Mirad qué pinta!


Después, causita limeña. Es un clásico de la cocina peruana que no podíamos dejar de probar. Muy buena. Para el que no la conozca, mi padre la definió como una ensaladilla sin mezclar. Y es lo que es! Eso sí, con su ají amarillo y acompañado de la sala de aceituna peruana Botija. Una delicia.


Todo estaba estupendo pero quedaba por llevar el mejor plato de la comida. Su seco de cordero a la norteña. Una maravilla. Un plato criollo que es puro sabor. Un guisazo sabroso en el que el cordero está tan bueno como el acompañamiento. En definitiva, un platazo que por 14€ merece muchísimo la pena.

Por último un postrecito original y muy rico. Su cheesecake. Muy muy buena y recomendable.

Conclusión

Si te gusta la cocina peruana, no dejes de visitar este coqueto restaurante porque merece mucho la pena. Lo que desde fuera parece poca cosa, te sorprende muy gratamente por su cocina. Con un servicio atento y con muchísimas ganas de agradar.

Barbillon Oyster – La Terraza más animada de Valdemarin (Aravaca)

¿Qué es Barbillon Oyster?
Barbillon Oyster es de los restaurantes más concurridos de Valdemarin. Tienen una terraza estupenda tanto en invierno como en verano, y junto con una muy buena carta y servicio, hacen que sea complicado encontrar mesa por la noche o durante el fin de semana.

¿Qué se come?
Cocina de mercado de muy buena calidad. Ahora os cuento lo que probamos en nuestra última visita, pero os anticipo que es de esos sitios en los que a la hora de pedir te cuesta decidirte. Y de los que te vas con ganas de volver para probar más cosas.

Empezamos por un pulpo a la gallega muy bueno. Tierno, sabroso y bien presentado.

barbillon oyster pulpo a la gallega
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (presentado)

Barbillon oyster pulpo
Barbillon Oyster – Pulpo a la gallega (preparado)

Después pasamos a media ración de ensaladilla rusa. Ligera y suave.

barbillon oyster ensaldilla rusa
Barbillon Oyster – Ensaladilla rusa

Tras la ensaladilla, pasamos a un platazo de callos como la copa de un pino. Estupendos callos con su buen toque picante. Un platazo del que disfrutas el doble los días de frío y con el sol entrando por las vidrieras.

barbillon oyster callos
Barbillon Oyster – Callos

Para terminar, pedimos el steak tartare. Un buen steak tartare, picado fino y con el aliño en su punto.

barbillon oyster steak tartare
Barbillon Oyster – Steak tartare

Era día laborable y ya habíamos comido bastante. Así que nos fuimos sin probar su excelente tarta árabe. Si váis y os apetece acabar con un buen dulce, no dejéis de probarla.

¿Qué tal de precio?
Todo lo que os he enseñado lo pedimos para compartir dos personas. Con vino por copas salimos a unos 25€ por persona. Esta claro que la zona no es barata, pero me parece un buen precio por lo bien que comimos.

Restaurante Lobbo – Para no fallar en tu primera cita

Lobbo_fachada

Ver un correo de la grande, única y verdaderá Ana Moya de Food Storming en tu bandeja de entrada es siempre motivo de alegría. Y más, si llevabas tanto tiempo sin ir a uno de sus famosos #gastrolios. Los gastrolios son eventos con blogueros en los que algún restaurante nos muestra sus novedades en la carta, pero sobre todo, en los que siempre te lo pasas genial.

En este caso, el anfitrión era el Restaurante Lobbo que nos presentaron su restaurante como una alternativa estupenda para una primera cita. Y es que en esto, gracias al Tindle, Meetic y demás, hay mucho mucho mercado. Tras nuestra experiencia, la verdad es que estoy de acuerdo en que este sitio es muy buena opción para una cita con una persona de la que conozcas bien poco. El sitio está chulo, el servicio es muy bueno, tienes gran variedad de vinos y copas a buen precio (cosa fundamental) y la comida está estupenda y sobre todo buscando presentarla de forma original y desenfada para que la cita fluya como debe. Es un sitio en el que vas sobre seguro y te puede garantizar que no la vas a tener un gatillazo gastronómico que supone pifiarla a las primeras de cambio.

En nuestra primera visita, que podéis ver en este enlace, fuimos con unos cuantos amigos y nos encantaron sobre todo los platos principales, destacando unos chipirones a la plancha estupendos y un chuletón como Dios manda. Pero claro, en este caso la cosa es diferente. Tomarte un chuletón en tu primera cita puede que no te parezca muy buena idea, así que en este post nos vamos a centrar más en los aperitivos y entradas que probamos. Que seguro que son una mejor opción.

Ahora os mostramos todo en detalle pero a modo de resumen, de todo lo que probamos destacaría las croquetas, el pulpo, el milhojas de foie, el steak tartare y la tarta árabe.

Empezamos con unas croquetas de chipirón con alioli de su tinta que son elegantes, originales y bien suaves. La verdad es que nos gustaron mucho a todos.

Lobbo Croquetas Chipiron
Restaurante Lobbo – Croquetas de chipirón

El siguiente aperitivo fueron las piruletas de langostinos. Muy buena presentación y sabor. Como detalle traen un pequeño difusor con soja, para que puedas aliñar los langostinos. Eso sí, hacedlo contra el plato porque podéis liarla parda.

Lobbo Piruletas Langostinos
Restaurante Lobbo – Piruletas de Langostinos

Como os decíamos, en el restaurante Lobbo tienen una carta muy variada y en la que puedes encontrar platos tradicionales 100%, tradicionales renovados e incluso algún plato con un toque asiático. El siguiente entrante fue uno de en los que nos estamos especializando últimamente, el pulpo a la brasa. En este caso viene acompañado de patata con pimentón y espinacas fritas. Lo que viene a ser un pulpo a la gallega renovado. Muy sabroso y bien presentado, que te va a sorprender gratamente.

Lobbo pulpo brasa pimentón
Restaurante Lobbo – Pulpo a la brasa con patata con pimentón y espinacas fritas

Del pulpo gallego al wok asiático. El Wok de verduras con gambón al teriyaki es un plato muy sabroso y relativamente ligero. Me gustó bastante porque el punto de teriyaki era moderado. Hay veces que el teriyaki es tan potente que te da igual comer solomillo que calabacín, te va a saber a lo mismo.

Lobbo wok verduras
Wok de verduras con gambón al teriyaki

El siguiente plato es otro de esos platos divertidos y muy buenos. Es el rissoto con boletus, trufa y parmesano. Como podéis ver, el parmesano viene en bloque y puedes utilizar el mini-rallador tan apañado que te prestan. El risotto llama la atención por estar menos cargado de nata que los risottos que conozco. Con esto tienes un plato más ligero y muy sabroso.

Lobbo risotto trufa parmesano
Restaurante Lobbo – Risotto de boletus, trufa y parmesano

Antes de continuar con el resto de platos, me gustaría destacar la su carta de vinos. Variada y con las referencias que más están de moda. Nosotros cenamos con blancos y tintos del vino Habla del Silencio. Muy bueno. Pero vamos que tenéis una amplia variedad y a buenos precios.

Lobbo bodega vista
Restaurante Lobbo – Bodega Vista

Uno de los platos que más me gustó fue el milhojas de foie, sobre todo porque creo que la proporción y combinación de foie con el resto de ingredientes es perfecta. Disfrutas del foie pero sin que sea empalagoso.

Lobbo milhojas foie
Restaurante Lobbo – Milhojas de foie

Y de aquí pasamos a un par de platos de carne muy recomendables. Las mini-hamburguesas y el steak tartare. Las mini-hamburguesas son perfectas como aperitivo, sobre todo si en vez de una cita es una quedada con varios amigos. Pese a su reducido tamaño están jugosas y son un bocado estupendo. El steak tartare está realmente bueno. Lo preparan al momento con cariño, dedicación y muuucha profesionalidad. A mí me encantó. Eso sí, os recomiendo pedirlo suave, sobre todo para si os la estéis jugando en una primera cita.

Lobbo mini hamburguesas
Restauante Lobbo – Mini hamburguesas

Lobbo steak tartare
Restaurante Lobbo – Steak tartare

Por último, un par de postres muy diferentes. El primero es una mousse de yogur con purés de frutos rojos y melocotón, presentada en formato de pasta de dientes. Muy recomendable si la cosa va viento en popa. El segundo es una tarta árabe de toffee con crujiente de almendras. Un postre muy bueno y un más conservador por si te ves falto de confianza.

lobbo mousse de yogur
Restaurante Lobbo – Mousse de yogur con puré de frutas

Lobbo tarta árabe
Restaurante Lobbo – Tarta árabe

Como no podía ser de otra manera, acabamos la cena con unas copas servidas a la perfección. El mueble bar ocupa toda una pared y tienen infinidad de referencias. Debido al tamaño e iluminación del mueble bar, es inevitable que a mitad de la comida le eches un ojo de refilón y te hagas la pregunta de… ¿Por qué tengo que esperar asta el final de la cena para pedirme una copa?. Esta vez me contuve porque era un evento y si pedía una copa podía abrir la caja de Pandora, pero no prometo nada para la próxima :-D.

Así que nada señores, espero que con este post conozcáis un poco mejor la oferta de este pedazo de restaurante y os animéis a hacerles una visita porque merece la pena.

Precio: Pes yo creo que pidiendo un par de entrantes, principal y postre a compartir puedes salir por unos 30€.

Ubicación:

El Babero, un comedor agradable

Hola, hoy hemos comido muy cerca del trabajo, en el Babero. Lo teníamos apuntado como uno de los sitios buenos de las Tablas y he decidido probar suerte. También estoy probando a escribir desde el editor del móvil para ver si saco rápido algunos artículos más cortitos.

El babero es un sitio bastante elegante y de cocina de mercado, muy formal en apariencias pero con una carta más informal de lo que esperas. El servicio no está mal pero un poco desaliñado, y no excesivamente rápido.

Para beber una cerveza rica, una copa de vino y agua. De entrantes han caído pimientos de cristal, pulpo a la brasa y ensaladilla de ventresca.

20130723-004341.jpg

20130723-004428.jpg

20130723-004438.jpg

Los pimientos muy ricos pero no eran más que eso, pimientos rojos con lascas de sal crujiente. Un poco de ventresca les habría subido el ánimo, u la verdad es que por 20€ es de esperar. El pulpo muy bueno, a mi me pareció o mejor que probé, entre jugoso y crujiente por fuera en algunas partes. Y la ensaladilla buena, con buen aceite pero mucha patata. Se podía pedir con caviar de trufa en lugar de ventresca.

De segundo Álvaro y Juan Carlos han pedido las albóndigas y yo chuletillas de cordero.

20130723-004724.jpg

20130723-004735.jpg

Ambas cosas realmente buenas, las albóndigas eran albóndigas pero de carne estupenda y una salsa magnífica. Las chuletitas presentadas casi estilo fast food listas para comer y con un paquete de patatas. Me encantaron, muy sabrosas y jugosas. No tomamos postre, aunque sí café.

En conjunto el sitio bueno pero no espectacular y muy caro para comer entre semana. Esperarías que haya algún menú para comer lo mismo por la mirad casi. De noche pues bueno, casi todo cabe.

Precio: casi 50€

Ficha Google+

Web: elbabero.es

La Taverne du Pecheur – Nochevieja en Isla de Pascua

logoPascua 

Esta entrada es también de la Isla de Pascua o como ellos le llamaban “El ombligo del mundo” yo creo que esta un poquito alejada del mundo…

A este restaurante fuimos el día 31 de Diciembre a celebrar Nochevieja  no puedo presentaros fotos de todos los platos puesto que no tengo…

En este caso era un sitio más caro y según el dueño el mejor de la isla, tenía razón pero la verdad que el dueño era un tanto pedante, en este caso entramos a cenar a las 8 de la noche y salimos cerca de las 11:30… y no estuvimos todas esas horas comiendo ni mucho menos… entre los segundos y el postre tardaron en servirnos si exagerar unas 2 horas, pero como ya comenté es algo típico de la isla.

El restaurante se llamaba La taverne du pecheur está justo en la parte contraria, a la orilla de la misma bahía que HAKA HONU, las vistas y la puesta de sol inigualables…

Bebidas

En este caso se pidió vino, agua, coronita y Ron Matusalén. No fueron bebidas típicas por lo que no hay nada que mencionar.

Entrantes

De los entrantes tampoco tengo imágenes pero fueron espectaculares. Se pidió:

–          Paté de Fua: en este caso al ser un restaurante con dueño francés el paté no podía faltar y la verdad que estaba muy rico.

–          Ensalada de centollo: una mezcla muy rica con tomate seco.

–          Pulpo a la plancha: más que a la plancha era a la parrilla con una base de crema de patatas que parecía como unas natillas.

Principales

Era el otro pescado típico de la zona, por lo que me explicaron quería parecerse a la lubina, la verdad que los comentarios de la gente que lo probaron era que la carne era muy tierna y con un sabor muy rico.

  lubina  Pescado de la zona

– Por si no era suficiente con el pateé de los entrantes, pedí confit de pato, estaba ESPECTACULAR creo que es el mejor que he probado en mucho tiempo, era una mezcla de texturas muy buenas, la batata que aparece estaba dulce y tenia una salsa de naranja amarga que daba un buen gusto.

pato

Confit de pato

-Los dos siguientes platos son de atún con dos salsas diferentes, como ya comenté era el pescado que mas abundaba y todo llevaba algo de atún, esta primera foto la salsa era alioli y la segunda pimienta.

atun      atun2

Atunes con diferentes salsas

Postres

Por último tenemos los postres, de esta parte casi no me acuerdo de que pedimos, lo único que recuerdo fue una tarta de manzana, nada que mencionar de ella puesto que estaba fría y era mucha masa y poca manzana, una copa de helado que el hombre nos dio una disertación sobre helado y sorbete que el helado era el del McDonald y el servia sorbete… ya os dije que era un tanto pedante… Pero en este caso el sorbete era artesano de fruta fresca muy muy rico.

–          Creeps: tampoco les dieron una buena nota.

creeps

creeps

Oter Epicure – Elegancia y buena materia prima

images

Si trabajas, vives o frecuentas el Barrio de Salamanca, tienes que conocer este establecimiento del Grupo Oter. El Oter Epicure es un sitio elegante y con una cocina en la que juntan materias primas de muy buena calidad y elaboraciones sencillas y agradables. El coste va a la par pero en nuestra opinión la relación calidad precio es positiva.

Pero independientemente de cual sea tu presupuesto, te animamos a que lo visites aunque sólo sea para tomarte una buena caña en la zona de barra, acompañada de una ración de la ensaladilla rusa clásica con merluza. O también puedes hacer un picoteo más serio en las mesas altas con taburetes. Que la verdad es que son nuestra preferidas para ir en paeja. Pero en nuestra última visita, decidimos sentarnos a cenar y la verdad es que salimos muy satisfechos.

Empezamos con un aperitivo de parte de la casa realmente bueno. Un guiso de pulpo que entraba de maravilla con la buena cerveza que nos estábamos tomando. Sabor excelente y la verdad es que merece la pena pedir media ración para probarlo.

Cerveza y aceitunas
Cerveza y aceitunas

Aperitivo de guiso de pulpo
Aperitivo de guiso de pulpo

De ahí pasamos a la ensaladilla rusa con merluza. Esta ensaladilla es una de nuestras favoritas por la zona. Buena ensaladilla y el toque de la merluza le da ese plus de calidad.

Ensaladilla rusa con merluza.
Ensaladilla rusa con merluza.

Continuamos con otro de los clásicos de Oter Epicure, las alcachofas al horno. Como os decía al principio, el producto es de primera calidad pero es que además las preparan de lujo. Muy tiernas. Si os gustan las alcachofas es obligatorio que las pidáis para probarlas.

Alcachofas al horno
Alcachofas al horno

Ya a estas alturas nos habíamos pasado al vino. La bodega del Oter Epicure también es muy destacable por su variedad y precio. También puedes pedir vinos por copas.

Como plato principal nos recomendaron el mero sobre tomate confitado y aceite de albahaca. Cada vez pedimos con más frecuencia este pescado. Y es que bien preparado es una delicia. Y en este caso, estaba de lujo con el acompañamiento suave.

Mero sobre tomate confitado y aceite de albahaca
Mero sobre tomate confitado y aceite de albahaca

De postre pedimos el tatín de manzana con helado de vianilla de Tahití. Otro clásico de la casa que es muy recomendable. El tatín no es muy fino y la verdad que se agradece porque está esponjoso y con un sabor extraordinario.

Tatín de manzana con helado de vainilla de Tahití
Tatín de manzana con helado de vainilla de Tahití

Y para terminar un café acompañado de las tejas de almendra tradicionales.

Tejas de almendra
Tejas de almendra

Conclusión: Un sitio de garantía al que puedes ir tanto en pareja como si tienes algún compromiso con el que quieras ir sobre seguro. El servicio es muy correcto y la cocida es de mucha calidad. En otras visitas, hemos probado el risotto, el pulpo a la brasa y el changurro y también estás realmente buenos.

web: http://www.oterepicure.com
Precio: 40-45€ por persona

Orense – Ribera Sacra – Por Dios que carne!!

A ver si soy capaz de trasladaros el pedazo de fin de semana que pasamos por Orense. La verdad es que me he extendido bastante pero os recomiendo que aunque no os queráis leer la chapa… por lo menos vez las fotos para que os hagáis una idea de los manjares de la zona y os animéis a ir para allá.

De primeras ya pintaba bien porque fuimos a una boda de un amigo que se casaba en el Parador Monasterio de Santo Estevo. La bomba de sitio. Una pasada pero es muy recomendable llegar de día, que la carretera para llegar desde Orense es de aupa.

Llegamos al Parador con la hora justa para cenar y con un hambre de la leche así que nos bajamos al restaurante y cuando empezamos a ver el nivel de los platos que se marchaban, la cosa nos empezó a gustar mucho. De entrante pedimos un pulpo a la parrilla buenísimo de sabor aunque alguna parte era un poco más fibrosa. Pero realmente bueno. Y el pan… pues de diferentes tipo a cada cual mejor. Ahí os dejo un par de fotos.

Pulpazo a la parrilla

«Degustación» de pan gallego!

Y cómo estábamos fuertes, pues yo me pedí un poquito de cordero asado y Carol solomillo de ternera con setas. Ambos espectaculares.

Cordero asado. Un poco fuerte para cenar pero todo es ponerse.

Solomillo de ternera a la parrilla. En su punto. Pura mantequilla.

Y todo acompañado de una buena ensalada que se agradece. Sobre todo si tiene esta pinta.

Ensalada fresca fresca

Y por último un filloón con helado de castañas. Esto si que no nos lo pudimos acabar.

Filloón de perfil

Después de este homenaje, durmimos como niños y al día siguiente nos levantamos y nos cogimos el coche para ver los miradores al Sil de la Ribera Sacra, que hacía un día estupendo. Carreteras por las que da gusto conducir. Os dejo un par de fotos.

Carretera de las buenas. Y día perfecto.

Mirador del Sil

Monasterios medievales

Y después del último monasterio, ya teníamos hambre y nos metimos, de coña, en un sitio espectacular. Se llama A Mirada Maxica y es de flipar. El sitio está más o menos por la zona de este link. La carta sencilla, unos cuantos entrantes con productos de la zona como las castañas y después carnes y pescados. Preguntamos por el chuletón y nos dijerón que eran de 1,500 gr. y que estaban muy buenos. Así que encargamos uno y lo acompañamos con una ensaladita y para de contar. Aquí os dejo una ristra de fotos para que apreciéis la magnitud del amigo.

Increible!! Tómese como referencia el tercio de estrella de fondo.

Poquito a poco. Pim pam, toma Lacasitos!!

Y esa buena patata gallega que no falte!

Requiem por un sueño.

Os dejo un par de fotos de la parrilla donde los preparan y otro chuletón para que veáis que son fieles a su garantia de que te vas a comer un buen chuletón.

A la parrilla!!

Marchando otro escalope

Y de ahí, a dormir una siestaza para dejar trabajar al estómago y coger fuerzas para la boda.

La boda realmente increible. Si te vas a casar busca cualquier excusa para hacerlo en este sitio. Emplazamiento ideal y comida espectacular. Y además, bastante bien de cantidad nada realmente exagerado.

Sitiazo

Y a la mañana siguiente, otro día de tiempo espectacular que lo celebramos desayunando una cerveza y una tapita de pulpo de pulpeira típica típica.

Pulpeiros

Una razón más para no volver a Madrid. 4 euros la media de pulpo.

Conclusión, fin de semana para recordar por siempre jamás!!

Virú, un peruano pegando fuerte

Hace ya varias semanas decidí probar el Virú, para ver a qué viene tanto furor por los restaurantes peruanos en Madrid. El restaurante está situado en una esquina un poco rara del barrio de Salamanca, en un local un poco gafado, pero esperemos que se rompa la racha.  Virú lo presenta Kiko Ceballos, ex-chef de Astrid y Gastón, un clásico peruano de la ciudad.

Fuimos a cenar cuatro y comenzamos la cena con Pisco Sours para todos y un pequeño aperitivo que te ponen. De entrantes probamos el ceviche clásico (corvina), el pulpo brasero y el tiradito Asia-Perú. Todo estaba excelente pero para mí lo mejor fue el pulpo.

De segundo yo tomé Pez Mantequilla, y es de los pescados más deliciosos que he probado en mi vida. Gordo, jugoso y con una costra durita y picante que me encantó. Otros pidieron el Solomillo y la Raya, pero creedme que no estaban tan buenos.

De postre, elegimos tres al azar y todos estaban geniales, sin excepción. La cena fue acompañada por dos botellas de Muga que es un vino estupendo. La verdad es que salimos muy contentos y si bien el precio es carito, reservad siempre a través del tenedor, para disfrutar de un agradable 40% de descuento.

web: http://www.restauranteviru.com/

precio: 63€/cabeza, copas, postre y vino incluido.