El Urogallo Principe Pio

Hola de nuevo, hoy os hablamos del restaurante El Urogallo – Principe Pio. Una de las terrazas más concurridas en cualquiera de sus restaurantes. Es uno de esos sitios en los que comes de maravilla, a buen precio y con muy buen servicio. De ahí que siempre estén hasta arriba.

Nuestra última visita fue a la terraza del local que tienen en Principe Pio. Tienen una terraza estupenda en la que las mesas están separadas en pequeños reservados. Está genial. Eso sí, no están habilitadas para minusválidos.

Os cuento lo que comimos en una cena ligera. Esta vez descartamos el cachopo, que es uno de sus platos estrella y os aseguro que está buenísimo. Pero la ración es realmente contundente y preferimos probar otras cosas.

El Urogallo Principe Pio - Vinoteca
El Urogallo Principe Pio – Vinoteca
El Urogallo Principe Pio - Aperitivo
El Urogallo Principe Pio – Aperitivo

Pues arrancamos con unas croquetas. La ración son 10 croquetazas y nosotros pedimos 5 de jamón y 5 de Cabrales. Las de jamón muy buenas, pero las de Cabrales las tenéis que probar si o si. Nos encantaron. Las alargadas son las de jamón. Las bolonchas las de Cabrales.

El Urogallo Principe Pio - Croquetas de Jamón y Cabrales
El Urogallo Principe Pio – Croquetas de Jamón y Cabrales

Seguimos con su ensaladilla con “carabineros”. Está muy buena pero no es de los platos que considero tan tan indispensables como el pulpo.

El Urogallo Principe Pio - Pulpo a la brasa
El Urogallo Principe Pio – Pulpo a la brasa

Como os decía, nos dejamos el cachopo porque queríamos probar el rape con langostinos. Podéis ver que en la foto que tiene una pinta estupenda. Pues mejor sabe. Nos gustó mucho a todos, incluyendo los enanos.

El Urogallo Principe Pio - Rape con langostinos
El Urogallo Principe Pio – Rape con langostinos

De postre, su tarta de queso. Es un clásico que no falla. Pedimos también torrijas y merecen la pena. Generosas de ron y con helado de queso Philadelphia. Las raciones de ambos postres son muy generosas. Creo que lo ideal es compartirlos entre dos o tres personas.

El Urogallo Principe Pio - Tarta de Queso
El Urogallo Principe Pio – Tarta de Queso

Conclusión: Un sitios genial para ir con amigos o familia. Raciones generosas perfectas para compartir. Vas a comer de maravilla, a buen precio y con una variedad que te asegura que todo el mundo va a encontrar algo que le encante.

Huerta de Carabaña – Jorge Juan

Más que encantados hemos salido de nuestra primera visita a Huerta de Carabaña. Un restaurante de la siempre animada calle Jorge Juan en el que de primeras te vas a encontrar dos ambientes de aspecto muy diferente, pero que basan su cocina en una materia prima excelente.

Un restaurante de alta categoría, con platos sofisticados y un salón realmente elegante. A la que se accede por Lagasca 32. Y una zona más informal con una carta más corta y con raciones y platos más sencillos. A la que se accede por Jorge Juan 18. Nosotros fuimos a la parte más informal y disfrutamos de lo lindo. Con un servicio muy atento y realmente amables.

Aperitivos de la casa

Éramos 6 y comenzamos con un par de aperitivos de parte de la casa. Una crema de chirivia, dulce y sabrosa, y una croqueta suave que era una delicia.

Entrantes variados

Después pasamos a una ensaladilla rusa buena buena de verdad. De esas que te comías un par de raciones de una sentada. También pedimos hummus. Un gran acierto. Un plato muy bien presentado, sabrosísimo y con un toque diferente que merece mucho la pena. Y también al centro, unas alcachofas fritas. Buenas, pero no imprescindibles.

Huerta de Carabaña - Ensaladilla rusa
Huerta de Carabaña – Ensaladilla rusa

Huerta de Carabaña - Alcachofas fritas
Huerta de Carabaña – Alcachofas fritas

Huerta de Carabaña - Hummus
Huerta de Carabaña – Hummus

Carta Cava de vinos

Tras unas primeras cervezas de aperitivo, pasamos a los vinos. En Huerta de Carabaña no tienen carta de vinos. Son mucho más cucos y lo que hacen es que te “encierran” en su estupenda cava de vinos para que elijas. Esto es muy muy goloso. Como podéis ver, cada botella lleva su precio con tiza. Nosotros nos decantamos por un par de botellas de ese estupendo Pintia 2011 que tenéis en la foto. Muy destacable el precio de los vinos. El Pintia que veis a 38€ en su restaurante en Uvinum, por ejemplo, está a 30,5€ más gastos de envío. No hace falta que es un vinazo que está para llorar de bueno. Así sí que se puede tomar vino de calidad. Olé por Huerta de Carabaña.

Huerta Carabaña - Cava de vinos
Huerta Carabaña – Cava de vinos

Momento Carabinero

Lo que os traemos a continuación fue la triunfada de la noche. Mi amigo Paco dijo que quería carabineros y el resto nos “sacrificamos” por darle el capricho. El primer detalle es que en carta la ración era por unidad, y nos sirvieron dos por persona. Sin cambiar el precio. Decían que esta vez no eran tan grandes como otras veces. Vale que no eran carabineros tamaño torpedo, pero estaban de fábula y por 12 € la ración merece muchísimo la pena.

Huerta de Carabaña - Carabineros 1
Huerta de Carabaña – Carabineros 1

Mar y montaña

Todos los platos los pedimos a compartir, menos los carabineros. La verdad que por el tamaño de las raciones y lo bueno que está todo, es muy buena opción. El siguiente plato fue un mero de órdago. Excelente materia prima, tratada con mimo y bien presentada. El mero estaba simplemente extraordinario.

Huerta de Carabaña - Mero a la plancha
Huerta de Carabaña – Mero a la plancha

Por último, la mayor delicia del mundo mundial. Sus callos con pata y morro. Como nos gustan! Si no fuese por los callos, estoy seguro que habría muchos más veganos en este mundo.

Un guisazo suave, sabroso, con unos callos tiernos y el compango justo. Y con un poco de cebollino por encima. Que a todo le queda bien. Toda una obra de arte que no podéis dejar de probar.

Huerta de Carabaña - Callos, pata y morro
Huerta de Carabaña – Callos, pata y morro

 

Postres y copas

Pedimos dos postres a compartir. Arroz con leche y pannacota de melocotón. Muy original la presentación del arroz con leche. Y estupendo sabor. La panacotta estaba estupenda. Fresca y con una textura deliciosa.

Huerta de Carabaña - Arroz con leche
Huerta de Carabaña – Arroz con leche

Huerta de carabaña - Pannacota
Huerta de carabaña – Pannacota

Acabamos con un par de copas de las buenas. Buena selección de whiskeys. Probamos el Knockando 12 años y nos convenció. Para mi gusto, más barato y mejor que el Black Label.

Huerta de Carabaña - Whiskazo
Huerta de Carabaña – Whiskazo

Conclusión: Por menos de 45 € por persona, nos dimos el homenaje que os he contado. Me parece una relación calidad precio excelente. Y más por la ubicación del local. Nos verán en breve de nuevo por su restaurante seguro.

Restaurante La Chimenea Guadarrama – Croquetas, carne de buey y mucho encanto

¿Qué te vas a encontrar en el Restaurante La Chimenea Guadarrama?

Un restaurante clásico de la sierra Norte de Madrid de esos en los que sabes que vas a comer de maravilla desde que entras por la puerta. Manteles a cuadros blancos y rojos, salón con chimenea y pocas mesas. De hecho, en fin de semana tenéis que reservar con antelación.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Salón
¿Qué comimos?
Pues fuimos seis personas. Pedimos varios entrantes y después carne de buey para todos. Empezamos con los aperitivos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Chorizo frito
El siguiente es una de las estrellas de la casa. Las croquetas. Pedimos 3 de jamón y 3 de queso. Muy buenas las dos. Tened en cuenta que son de buen tamaño y contundentes. Os recomiendo que pidáis una croqueta por cada dos para poder probar más cosas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Croquetas de jamón y croquetas de queso
Pero el entrante que más nos gustó fueron unas anchoas al horno que estaban de maravilla. Muy recomendables y las priorizaría antes que las croquetas.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Anchoas al horno
También probamos un revuelto de morcilla sabroso y generoso.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Revuelto de morcilla
Y por último, media ración de callos. Que nunca están de más. Picantes y muy buenos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Callos a la madrileña
Estos fueron los entrantes que compartimos antes del plato principal. Carne de buey para todos. Una carne realmente buena y bien preparada. Para ponérselo difícil, pedimos diferentes puntos y los clavaron todos. Unos cracks de la parrilla. Os dejo diferentes fotos de los entrecotes que disfrutamos.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecotte muy hecho

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Entrecote de buey (punto medio)

la chimenea guadarrama
La Chimenea – La Chimenea – Entrecotte de buey (poco hecho)
Y de postre, pues una tarta de queso y una crema catalana casera muy buenas. Sobre todo la última.

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Tarta de queso

la chimenea guadarrama
La Chimenea – Crema catalana
Conclusión

Un sitiazo en toda regla en la sierra de Madrid. No dudéis en hacerles una visita porque merece realmente la pena. Eso sí, como os decía al principio, reservad con antelación.

Lateral, pinchos modernos

logo_lateral_mini

Hoy quería hablaros de Lateral, aprovechando la apertura hace unos meses de su último restaurante en Castellana 89, cerca del local que les vio nacer en el lateral de la Castellana. Lateral es una cadena de restaurantes que abrieron su primer local en 1997 en Castellana 132, y aunque este cerró, han abierto otros seis desde entonces.

Sus restaurantes se caracterizan por una carta moderna de pinchos y productos frescos, un ambiente agradable y distendido, precios ajustados y el no poder reservar mesa.

Comedor principal (foto blog revisioninterior)
Comedor principal (foto blog revisioninterior)

Lo que sin duda hay que destacar del nuevo Lateral de Castellana 89, en AZCA, es su local, que es magnífico: amplio, decorado de forma acogedora y muy limpia, muy muy luminoso gracias a sus amplios ventanales, y con techos muy altos. Tiene además parte de la cristalera que cuando hace bueno se puede abrir al exterior y unirla con la terraza de verano, y por último tiene fuera una terraza calefactada, para comer en invierno.

Perspectiva de la mesa
Perspectiva de la mesa

Como se puede ver en la foto de la mesa, la comida típica en un lateral es de picoteo y pinchos, pero con su toque moderno. La carta básicamente se divide en pinchos, raciones y ensaladas, con precios de algo más de 3€ los primeros y algo menos de 7€ el resto, en general. Ese día éramos 3 y pedimos 3 o 4 cosas cada uno. No me voy a enrollar mucho ya que los platos son muy simples, y os dejo con las fotos.

Probamos la ensalada de queso y nueces, que como se ve en la foto, tienen más importancia los complementos que lo verde, lo cual mucha gente agradece.

Ensalada de
Ensalada de nueces y queso azul

Yo probé los minicreps de setas. Estaban buenos, pero aportan poco, y quizá estarían mejor fríos.

Crepes de
Crepes de setas

Para compartir pedimos la ración de croquetas de gambas. Fritura excelente, y buena la bechamel y el sabor.

Croquetas de
Croquetas de gambas

También para mí pedí el pincho de tortilla, que es bien hermoso, y la hace muy poco, como a mí me gusta. Si tengo que sacarle algún fallo es que podrían templarla un poco y quizá ponerle menos cebolla.

Tortilla
Tortilla

Esta foto es de otro día, que les quedó mucho mejor.

Tortilla
Tortilla

El siguiente plato fue de los mejores, Solomillo con foie. Vale 4,15€ pero merece la pena.

Tostas de
Tostas de solomillo con foie

Las minihamburguesas también son de los pinchos favoritos.

Mini hamburguesas
Mini hamburguesas

Este, de Nigiri de buey prometía, pero lo cierto es que la lámina de carne es tan fina que sobre el arroz apenas se nota.

Nigiri de
Nigiri de buey

Las dos últimas fotos fueron de otra visita de Gallego, pero podéis ver que también tienen muy buena pinta.

Ensalada de pato

Rabo de toro deshuesado

En resumen: No estamos hablando del restaurante más rompedor de Madrid, pero en Lateral hacen las cosas bien, y en su justo precio. Tanto para ir a comer entre semana o como para ir a cenar un día con pareja o amigos, es un sitio moderno y agradable, y donde además se come bien. Si quieres picar un par de cosas siempre tienes cosas apetecibles, y si quieres comer más cantidad, basta con elegir muchos platos. También está muy bien para ir a tomar una copa o un mojito afterwork, ya que en el de AZCA montan una barra muy chula.

Web: lateral.com

Precio: 15-20€

Cafetería HD, hamburguesería vintage con clase y maestría.

El sitio de hoy es uno de esos sitios que tiene un toque especial que lo hace diferente dentro un mercado muy copado. Cafetería HD, del grupo La Musa, es una mezcla de bar de barrio vintage con una hamburguesería y bar de copas fashion. Y todo eso a un precio estupendo.

Fachada (foto de )
Fachada (foto de cocinerovocacional)

Como digo, sus dueños cogieron un bar de la zona de Argüelles, con su barra clásica de chapa y su terraza con sillas y mesa metálica de toda la vida, lo arreglaron un poquito, le pusieron un sofá y a correr. En la carta sigue habiendo desayunos como tostadas, pulguitas, huevos o bollería, y luego su especialidad para comer o cenar son sus hamburguesas pero también tienen ensaladas y sandwiches. Un sandwich vale 4€ y la hamburguesa normal 7€, por lo que podéis ver que los precios son muy normalitos.

comedor (foto de)
comedor (foto de tripadvisor)

El servicio es muy bueno y de noche ponen mantel de tela, lo cual se agradece. Suele estar muy lleno, pero si vas de 1 a 3 personas, es posible comer en la barra sin tener reserva, si esperas un poco. También ayuda que abren hasta muy tarde, por lo que puedes cenar tarde, y luego prolongar tomando copas allí mismo, ya que sirven los mejores gintonics con “perfect serve” y más baratos que en muchos bares de Madrid.

ddd
Pickles fritos

Nosotros el otro día pedimos para picar unos pickles fritos con ketchup. Realmente baratos y recomendables. Tienen bastantes otros entrantes ricos para compartir como los Ignacios (nachos), croquetas o dips de mozarella.

Hamburguesa
Grandburger

Como hamburguesa pedimos dos Grandburgers, que son absolutamente deliciosas: carne de primera de buey (150g), punto perfecto, pan de cerveza negra, queso cheddar crujiente, bacon, cebolla frita y un poco de lechuga. Tremenda.

Hamburguesa
Hamburguesa

Ese día no pedimos postre, pero los tienes ricos y variados: tartas, flan de queso, brownie, gofres, helados, panna cotta, etc, a unos 5€ de media.

En resumen, el HD es un sitio para ir en plan informal con quien quieras: tu pareja, amigos, familia. Puedes comer rápido y bien o quedarte tranquilamente a charlar y echar unas copas. Siempre apetece volver.

Web: grupolamusa.com/cafeteria-hd

Precio: 20€ con cerveza y gintonic

 

Casa Goyo (Alcocer, Guadalajara): A LO GRANDE

La entrada de hoy es un poco peculiar, porque el sitio lo merece. Las fotos son de hace un par de años, pero es que Casa Goyo, en Alcocer (Guadalajara) es un sitio mítico.

Casa Goyo

Se tarda en llegar una horita en coche desde Madrid, pero realmente merece la pena, y de paso puedes aprovechar para echar el día por la zona. Goyo es famoso principalmente por el tamaño de sus platos, de proporciones monumentales y desmesuradas. Parte de la gracia de la comida es la sorpresa al llegar el plato, aunque hayas ido a comer allí cien veces. Es muy normal que no calcules bien y te salga la comida por las orejas, pero no te preocupes porque lo que sobra te lo preparan para llevar.

Aquel día pedimos de entrantes las croquetas, que como veis son de comer en unos cuantos bocados. Por dentro la bechamel está muy rica, no demasiado espesa y con jamoncito.

Croquetas
Croquetas

Otro entrante mítico son las migas, con huevos fritos con uvas. La ración da para muchos así que id con hambre.

Migas con huevos
Migas con huevos

De segundo están riquísimo el gran entrecot, el solomillo o las chuletas, pero lo que la mayoría de la gente pide porque es un impresionante es el San Jacobo, el plato más caro de la carta porque da para que coman dos pueblos enteros. Tiene el tamaño de un cuaderno y como dos dedos de grosor. Si lo cortas ves con son varios filetes de ternera blanquita muy rica, mucho jamón y mucho mucho queso. Es una pasada como nunca habéis probado, y además es gigantesco y al tener queso llena muchísimo.

San Jacobo
San Jacobo

De postre el flan es lo de la foto. Sí, si pides un flan te ponen eso, aunque sea para uno. Buenísimo.

Flan casero
Flan casero

El otro postre que pedimos me encantó. Son cinco cisnes de hojaldre de tamaño progresivamente menor, rellenos de nata montada súper rica. Densa densa y muy dulce, como a mí me encanta.

Hojaldres con nata
Hojaldres con nata

Tras los postres un café y copitas de la casa. Lo normal es que no puedas moverte en media hora o más, debido a la inevitable comilona.

Licores
Licores

Recomiendo después pasaros por el embalse de Buendía si hace bueno, y disfrutar del sol y el paisaje, y si os lleváis bañador, daros un baño!

Pantano de Buendía
Pantano de Buendía

Para más fotos, echad un ojo al link de google. Los fines de semana se llena hasta arriba, así que llamad con varios días de antelación para reservar.

Precio: 35€

 

Restaurante Lakasa de Cesar Martín – Cocina de mercado con una relación calidad precio excelente

Segunda Visita – Noviembre 2012

Esta es la segunda visita al Restaurante Lakasa. Esta vez fuimos un día de diario al mediodía y daba gusto ver que el local, que no es pequeño, estaba hasta arriba. Y es que realmente lo que Cesar Martín prepara está genial. Y a todo el mundo le gusta. La variedad de la karta es realmente amplia. Tienen medias raciones de casi todos sus platos, lo que permite compartir varios platos y probar toooooodo lo que puedas. Y es que la verdad que de lo que hemos probado hasta el momento todo nos ha gustado mucho. Además de la carta, también tienen platos del día, en función del mercado, y estos suelen ser los más recomendables.

Y por encima de todo, es muy destacable el servicio. Muy atentos y sobre todo muy entusiastas. Esto se contagia y hace que la experiencia tenga más probabilidad de ser muy satisfactoria. Además, se cuidan todos los detalles. Por ejemplo el pan con mantequilla.

Pan con mantequilla

En nuestra última visita, pedimos cuatro medias raciones diferentes. Empezamos con unas setas variadas con queso. Las setas eran trompetillas de la muerte, boletus y alguna variedad más. La verdad es que estaban realmente buenas.

Setas con láminas de queso

Después pasamos a los mejillones de Bouchot encebollados. Nos comentaron que estos mejillones crecen alrededor de un palo. Como os decía anteriormente la atención es un punto destacable y siempre están dispuestos a darte explicaciones sobre el plato, origen de ingredientes, etc. Los mejillones son pequeños, te los comes como pipas, y realmente sabrosos. Y el caldo de vino con la cebolla está para mojar pan.

Mejillones Bouchot encebollados

El siguiente plato fue el buey bourguignon. Guisazo de carne de buey con zanahorias y vino que lo dejan haciendo a fuego lento durante toda la noche. Jugos y la carne tierna. De lujo.

Boeuf bourguignon – realmente bueno

Por último, otro guiso bueno, el de liebre con níscalos. También muy bueno y servido en una mini cazuela muuuuy chula.

Guiso de liebre y níscalos

Conclusión, un sitio en el que me van a ver bastante. Excelente en su conjunto. Decoración, atención, comida y sobre todo variedad en su oferta gastronómica.Y con una relación calidad precio muy buena. Recomendable para todos los públicos. Y no excluyo a nadie. De niños a abuelos.

Primera Visita – Mayo 2012

Hoy la entrada es sobre un sitio relativamente nuevo y lo comentaremos por duplicado, ya que tanto Gallego como yo (BorjaEugui) estuvimos este fin de semana.

Lakasa abrió el enero en Raimundo Fernández Villaverde y su creador se llama César Martín (aquí os dejamos un link a su biografía), que os recibirá y os atenderá estupendamente con su delantal de guerra. El local está decorado en tonos oscuros y es bastante resultón. También podéis seguir el blog de este restaurante o seguirlos en twitter en @R_lakasa.

(borja) El estilo del sitio es parecido al del Puerto Lagasca, en el sentido de que puedes pedir medias raciones de cualquier plato, incluidos los postres, aunque la cocina es más de mercado si cabe. Tienes la carta, ya de por sí muy apetecible y original, y luego te traen una hojita con 8-10 platos de temporada o incluso del día, los cuales yo creo que hay que aprovechar y probar, ya que no sabes si la próxima vez tendrás esa oportunidad. Otra singularidad encomiable es que tienes también unos 10 vinos diferentes por copas, de todos los colores y regiones, y a un precio estupendo! Yo opté por una caña grande al llegar para quitar la sed, una copa de Paco y Lola (2,90€), ese albariño tan simpático, con los mejillones y luego pasé junto con el resto de la mesa a Condado de Haza 2008, ribera del grupo Pesquera, estupendo y con muy buen precio (18€), del cual cayeron dos botellas y media.

(gallego) Durante la cena del sábado probamos el Ribera de Duero “de la casa”, Terrible 2010. Aunque el nombre eche un poco para atrás, el precio no estaba mal (16€) y la verdad que el vino está bueno. Un poco fuerte para mi gusto pero nos vino genial para acompañar la hamburguesa y las carrilleras de cerdo con curry.

(borja) Nosotros fuimos cinco a comer por el día de la madre y pedimos para compartir los espárragos blancos de navarra a la plancha, la ensalada mixta de la casa, media de croquetas de calçots con romesco, media de cecina de waigu y una de mejillones al vapor con vino blanco y cebolla. A destacar sin duda los mejillones (haced barquitos!!) y las croquetas, hechas con leche de oveja. La cecina también me sorprendió porque estaba mucho más blandita de lo que es normal, y el sabor enorme.

(gallego) En la cena que nos dimos el sábado, también éramos cinco pero comimos muy poco. De hecho al llegar a casa tuve que recenar!! Para compartir pedimos las croquetas, los espárragos, el risotto de boletus y foie gras y la pizza de mojo picón. De los entrantes destacaría las croquetas (que son un must!!) y el risotto.

(borja) De segundo yo tomé dos medias raciones, para aprovechar la variedad. Primero media de tagliatelle con torreznillos y luego media de solomillo Wellington. La pasta estaba fresquísima y aldente. Solo recomendable para viciosos de la panceta! El solomillo fue algo espectacular, creo que lo mejor de la comida. Me parece que es un plato que preparó César exclusivamente para ese día e incluso iba él mesa por mesa con un carrito, tenedor de trinchar y cuchillo afilado en mano, sirviéndolo a los comensales. Nunca he probado uno tan rojito y jugoso y la cebolla caramelizada que lo acompañaba estaba de lujo.

Otros platos que probamos en la mesa fueron la raya desespinada al vino tinto, la hamburguesa de carne de la sierra de Guadarrama cortada a cuchillo, imprescinble y sabrosísima, con un punto extremadamente perfecto, y las vieiras, también buenísimas, aunque ese día no las pudieron acompañar de pez mantequilla, cosas del directo.

(gallego) En la cena del sábado, además de la hamburguesa pedimos las carrilleras de cerdo. Y a mí me gustaron incluso más que la hamburguesa y si te pones a comparar hasta más que las de su vecino el Sudestada!

(borja) De postre yo tomé la panacotta de pimienta de Sechuan, aunque la estrella fue sin duda la crema catalana, desbordante.

(borja) Para terminad aprovechad y hacedlo con una buena copita. Yo lo hice con un Beefeater-schweppes (8€), aunque por algo más tienes cócteles más exclusivos. (gallego) El sábado le dimos a los gyns de Xoriguer (ginebra mallorquina) y al Belvedere (13€) una pena que no tengan Grey Goose.

A destacar por último el servicio; todos los camareros estupendos y muy atentos, con César como gran director. Aunque tardaron un poquito más de la cuenta en tomarnos la comanda, luego la velocidad en traerla lo compensó con creces.

Precio: 25€ cena, 40€ comida, más la copa, dependiendo de la gula del momento.

Web: http://lakasa.es/

Yo sin duda volveré todo lo que pueda, porque me impresionó la calidad y la variedad, y me encanta poder probar cosas nuevas en cada visita.

Taberna Puerto Lagasca – Medias raciones buenísimas y muy variadas

Segunda visita – Octubre 2012

Otro de los sitios que hemos vuelto a visitar recientemente ha sido la Taberna Puerto Lagasca. Un sitio al que vas con la intención de picar algo y sales dándote cuenta que has comido como Dios manda. La fachada es pequeña, y entras por una escaleras que da a la zona de barra donde hay varias mesas altas para un máximo de cuatro personas. Al fondo hay un salón con más mesas así que también hay espacio para grupos más numerosos pero es necesario reservar con antelación.

Bueno pues nada más sentarte, con la cerveza te ponen un buen aperitivo de tomate y albahaca.

Aperitivo de tomate y albahaca

En la carta se pueden encontrar entrantes y platos principales muy variados y todos basados en una cocina de mercado. Lo que hemos probado son todos platos con poca elaboración pero con buenas materias primas y, sobre todo, muy bien preparados. La sencillez es una de las mejores cualidades de este sitio.

Empezamos con unos filetes de sardinas ahumados con escalibada. Era media ración y entran tres lomos de sardinas. Muy buenas y sobre una cama de salmorejo suave.

Lomos de sardina ahumados

Éstos los acompañamos con una ensalada de tomate con melva, que venía acompañada de lechuga morada. Buenísima la melva y buena ración para ser media. El tomate sí que me pareció un poco más soso.

Tomate con melva

Tras las dos primeras entradas pasamos a unas berenjenas fritas con miel de palma que nos encantaron. Las berenjenas las cortan muy finas, el rebozado es ligero y la miel de palma está buenísima. Lo acompañan con un poquito de salmorejo bueno también y suave. Muy buenas.

Berenjenas con miel de palma

Como han visto, las “medias raciones” anteriores no son pequeñas y para dos personas están más que bien. Para terminar pedimos el lomo de cebón. Carne jugosa. En su punto y con unas patatas fritas muy finas. Plato sencillo, sabroso y muy bueno.

Lomo de cebón

Y con esto, un café y poco más acabamos una comida rápida y muy agradable. El servicio es correcto y muy atento.

Conclusión, este sitio es un as en la manga. Buena variedad de platos en un sitio muy agradable y bien atendido. Y sobre todo, con una relación calidad precio muy alta y varorable.

Recomendable, por las razones anteriores, para ir con la familia, con los amigos o en pareja. Y tanto a comer como a cenar. Da gusto estar en un sitio y ver que la gente sale del restaurante haciendo una reserva para el día anterior. Eso es que se van encantados y el dueño puede estar contento. Eso sí, la próxima vez probaremos la Taberna Los Gallos para ver si cambia mucho la carta.

Primera visita – Mayo de 2012

Una entrada rápida para destacar un sitio al que entramos a cenar el otro día de casualidad y salimos más que satisfechos.

La taberna-restaurantes se llama Puerto Lagasca y está en la misma calle Lagasca número 81. La verdad que puedes pasar por la puerta sin darte cuenta que hay un restaurante porque la fachada es bastante pequeña. Pero vimos que había gente y entramos a ver si había mesa. Estaba lleno pero nos pusieron en una mesa alta en la zona de la barra. Creo que dentro hay un salón más grande pero la verdad es que ni pasamos a mirar.

De primeras, camarero majete y la carta molaba bastante porque había una buena variedad de platos y de la mayoría se puede pedir medias raciones. Así que nos decantamos por las medias raciones para probar un poquillo y pedimos lo siguiente.

1.- Taco de atún en escabeche con pimientos asados. Escabeche suave y bastante bueno.
2.- Ensaladilla rusa con lagostinos. Estaba bien aunque demasiada mayonesa para mi gusto. Eso sí, no se puede comparar con las del Oter Epicure, que además de langostinos va bastante cargada de merluza y está muy cerca del Puerto Lagasca.
3.- De ahí pasamos al 1ª de los segundos platos. Era una especie de carpaccio pero la carne estaba cocina y presentada en tiras finas. Venía acompañada de su rúcula y queso.
4.- De la carne fina… a la carne gruesa. Carne roja fileteada con piquillo asado. También pedimos media ración y nos trajeron medio entrecotte muy apañado para el precio que tiene.

De postres… el camarero nos “obligó” a que pidiéramos el tartín de manzana. La verdad es que soy muy cateto para los postres y… sólo pido tartín o tarta de queso. Este estaba bueno pero para mi es prescindible.

De vino, pedimos el de la casa y nos trajeron una botellita de Beronia Crianza a 15€. Nos supo muy bueno y nos entró muy bien. Esto, unos cafés y unos chupitos y salimos por 62 euretes. Es un sitio cojonudo para una cea informal con amigos antes de salir.

Os dejo una fotillo de la entrada para que no se os pase de largo!! Tampoco es que sea muy buena pero para que vayáis sobre aviso.

El Luca – Picoteo de lujo en frente del matadero

Hace unos cuantos meses vi una entrada en el blog de David de Jorge de el Restaurante El Luca y ya tenía ganas yo de ir para allá. Os recomiendo que entreis en estos links donde podéis ver fotos decentes del sitio y no las fotos góticas estas que os pongo yo. Lo primero es que está estratégicamente situado en frente del antiguo matadero de Madrid, que ahora es un espacio cultural con una oferta muy amplia.

Así que el otro día fuimos para allá a tomar una caña y ver que tal estaba. Lo primero es que tiene una buena terraza estupenda para el verano y que además los camareros la atienden fenomenal y son bastante rápidos en atenderte y servirte. Empezamos con unas cervezas y ya empezaron las buenas sensaciones porque nos trajeron una tapa bien generoso. Unas “tajás” de embutido que no se si era chorizo blanco o butifarra pero que estaba bien buena.

Íbamos tres y de picoteo pedimos tres platos. Empezamos con unas croquetas de boletus. Son croquetas de buen calibre con una bechamel ligera de sabor suave. O sea una croqueta buena que no se hace mazacote. Aunque sinceramente, allí donde esté una croqueta de jamón o de cocido… que se quiten el resto. Hasta las de carabineros del Filandón. Cómo podéis ver la ración por 8 euros es generosa.

Croquetas a oscuras!

De ahí al plato que eligió mi hermana, la ensaladita de rigor de escarola con salmón ahumado y mostaza. Pues fresca y el toque de mostaza nada intrusivo y muy tolerable. Y también bien de cantidad.

Ensalada fresca con su toque de mostaza

Y el plato principal: el McLuca de buey con cebolla confitada. En la primera visita es obligatorio pedirlo. y es que además antes de que nos tomasen nota por cada mesa que pasaban la gente iba pidiendo McLucas como el que pide la vez en el mercado. La hamburguesa está realmente sabrosa y buena. Es la antítesis del cartón que te comes en el burguer.

McLuca para todos
.

Y de postre… el camarero nos recomendó el coulant de chocolate con frutos rojos. Estaba bueno pero… yo no soy de postre y encima me cayó un goterón de chocolate en mi camiseta blanca del samurai, así que me jodió bastante. Pero como premio de consolación nos pusieron un “chupito” de crema de orujo bien fresco y bueno.

Chupito campeón!

Por último, por si con lo que os he contado no estáis convencidos del todo, os dejo el link a la carta que tienen en su página web para que veais las exquisiteces que se gastan y que seguro que están muy bien preparadas.

Conclusión, un sitio fenomenal al que volveré a tomarme el McLuca y a probar el resto de cosas de la carta que tienen una pinta estupenda (vease carrillera estafada con puré trufado). Además, el precio me pareció genial. Los tres platos más postre más 5 tercios de cerveza y dos cañas sin… 42€. Menos de 15 por cabeza. Muy competitivo.