La Posada de la Villa – Dos cuartos delanteros por favor

Hay que ver las sorpresas que te llevas en esta vida. La de veces que había oido que este sitio estaba muy bien, pero yo hacía oídos sordos porque lo consideraba para guiris y para de contar. Pero la cuestión es que me sorprendió para bien y la vista es totalmente recomendable.

El sitio esta en la cava baja en un edificio antiguo cn varias plantas. Nosotros estuvimos en la segunda y esta bastante agradable. Esta claro que el restaurante es una antigua posada con horno de asar por lo que esta claro q es de corte tradicional. Pero las mesas son espaciosas y no hay aglomeraciones.

La comida sencillamente genial. Ibamos buscando cordero y vaya si lo encontramos. Fuimos 4 personas y encargamos dos cuartos de cordero. Ademas pedimos la cebolla del posadero y morcilla de burgos. La cebello es rebozada y frita. Estaba buena pero creo q la proxima vez probaremos otra cosa. La morcilla tambien biena pero vamos q es morcilla d burgos simplemente. Buena pero simplemente morcilla. Eso si, nos sacaron unas croquetas para para probarlas y estaban realmente buenas.

Pero vamos q ahi llego el cordero y cn una pinta estupenda. Y yo creo q mejor intentar q te den cuarto delantero em vez de trasero. Y es que las costillas y la paletilla estan exquisitas. No tiene ni q decir q el cordero es suave y sabroso. Nada de sabor a cordero viejo y bueno de verdad. La cosa q dimos buena cuebta del cordero y de la ensalada y de un par de botellas del vino de la casa. El cual era un poco duro para mi gusto, aunq cn el cordero entraba de maravilla.

Y por ultimo, pedimos un variado de postres. La tarta de queso y la leche frita estaban estupendas.

En resumen nos dimos un buen homenaje para celebrar el cumple d Carol y el sitio estuvo a la altura. Y ademas no nos pareció del todo caro para ser, sin lugar a dudas, uno dlos mejores corderos que hemos comido. Habra q volver y probar el cocido.

Restaurante Tras’Os Montes y Trasomontano – BACALAO de lujo en el norte de Madrid

Estos dos restaurantes del norte de Madrid (Tras Os Montes en Mirasierra y Trasomontano en Montecarmelo) son de visita obligada si te gusta el bacalao y andas por Madrid. Tienen más platos a parte de los de bacalao pero la verdad es que ni me he plantado pedir algo que no fuese bacalao en este sitio.

En total creo que habré visitado este restaurante unas 4 o 5 veces y siempre ha estado genial. De hecho tienes una extraña sensación porque el bacalao siempre me parece que está mejor que la última visita realizada.

El menú consta de más de diez preparaciones diferentes de bacalao típicas portuguesas. Éstas las podéis consultar en su página web. pero vamos que os las pongo a continuación para que vayáis abriendo boca y os pongo algún comentario sobre las que hemos probado. si vas con hambre, lo ideal es pedir tres platos diferentes a compartir. Con eso y un postre comes o cenas de maravilla.

Ensalada de bacalao (tomate, bacalao crudo macerado con aceite de oliva). Pedir este plato es IMPRESCINDIBLE. Siempre que he ido lo he pedido como entrante y es realmente espectacular. Es obligado mojar sopas.

Bacalao dorado (revuelto de huevo, bacalao y patata paja). También buenísimo y de los que solemos pedir. El huevo y las patatas le gustan a todo el mundo y con el bacalao están de muerte.

Bacalao Minhota (con sofrito de cebolla, tomate y pimiento).

Bacalao a la nata (gratinado al horno, 50% bechamel y 50% nata).

Hojaldre de bacalao con salsa de pimientos

Bacalao Alentejano (con hongos boletus edulis y gambones) Muy bueno. La salsa es un poco fuerte para mi gusto y desvirtua un pelín al bacalao.

Delicias de bacalao (trocitos de bacalao rebozado)

Bacalao a la brasa (lomo de bacalao a la barbacoa con sofrito de ajo y cebolla). Este junto con la ensalada son obligados!! Soy poco de salsas y este es tu tronco de bacalao en estado puro con unas patatas y cebolla pochadas y para de contar. Os dejo una foto… aunque tiene mejor pinta en persona.

Bacalao Fragateiro (bacalao confitado con marisco)

Bacalao Trasmontano (rebozado con patatas pochadas con azafrán). Este no le he probado pero le tengo ganas!!

Bacalao al queijo da Serra

Bacalao Espiritual (estofado con chalota y zanahoria con claras de huevo gratinado con queso – de encargo) También muy bueno y merece la pena probarlo.

Os dejo un artículo de Vanitatis en el que hablaban del restaurante.

Y buscando un poco de información en wikipedia sobre este sabroso pescado sorprende el hecho de que haya ejemplares que lleguen a medir hasta casi dos metros y pesar 100kg. Lo que es menos sorprendente es que el origen etimológico del nombre proceda del esukera, bakailao, y es que esta claro que en lo que es en gastronomía… los vascos van por delante.

Aquí os dejo un link al blog del gran David de Jorge en el que recomienda una casa de bacalao en Legutiano que debe ser la leche, Bacalao Giraldo. Madre mía que ganas de ir ya al País Vasco a comer de verdad y curarme del espanto gastronómico que me ha supuesto el viaje a Australia.

Restaurante Miyama – chawanmushi y sukiyaki

Vaaaamos con otro japo madrileño.
Esta vez os hablo del Miyama que es un japo que esta en el mismo Paseo de la Castellana. Había leido buenas criticas y fuimos un dia al tran tran.

Tampoco me puedo extender mucho porque pedimos dos cosas. Eso sí, estas se salieron un poco del sota, caballo, rey de los japos. Lo que pedimos fue chawanmushi y sukiyaki. Ahora os explico un poco cada cosa pero… La verdad que la visita mereció la pena sólo por probarlas.

El chawanmushi, como podéis ver en wikipedia, es una natilla de huevo acompañado de verduras. No la he probado en otro sitio y la verdad es que está muy buena.

Por otro lado tenemos el sukiyaki que viene a ser la version japonesa de nuestro cocido. Por lo que nos conto el camarero hay dos versiones la de Tokio y la de Kioto. El plato realmente es cocer vegetales y carne en una mezcla de soja y sake. Una especie de fundee en la que todo lo que saques de la cazuela lo pasas por huevo batido y para dentro.

Con estas dos cosas y un par de cañas… te metes una buena cena.

Restaurante Viavelez – qué CALLOS y qué CARRILLERA

Últimamente cuando quedo con los colegas a los que les gusta comer de verdad, no se me ocurre otro sitio mejor para quedar que en Viavelez.

La principal razón es lo buenas que están las raciones pero también que el vino tiene buenos precios.

Respecto a la comida, yo destaria los callos y las carrilleras de ternera. No se donde lei que los callos eran de los mejores de Madrid y, por lo menos a mi son de los que más me gustan. Y sólo por estos merece una visita.

Y las carrilleras estofadas… pues tres cuartos de lo mismo! Tiernas y jugosas y sobre um parmentier buenísimo de patata que le va como anillo al dedo.

Además de los dos platos obligatorios también es muy recomendable la cebolla rellena de bonito, la patata con tuetano y los chipirones. Y por supuesto, puedes pedir también cualquier plato del restaurante. Como la última vez que fui que pedimos las patatas a la importancia. Muy buenas también.

La bodega es amplia y siempre tienen una buena selección de vinos por copas. La última vez pedimos el tres picos de Borsao (22 €). Muy bueno. Y el verdejo bueno de José Pariente a 19€.

Actualización julio 2012. Tras las últimas visitas que hemos echo a este gran sitio os dejo un par de fotillos más.

viavelez_sard.jpg
Ensalada de sardinas con pimientos rojos asados
Steak tartar en Viavelez con diferentes mantequillas
Carrillera con parmentier. La especialidad de la casa

Asador El Molino (Algete) – Cochinillo Express

Buenos días,

Para empezar bien la semana os dejo un post breve pero que recomiendo muy útil. Y es que, este restaurante es uno de esos sitios que te puede resolver la papeleta, cómo me pasó a mí, de levantarte un domingo a las 13, con un hambre voraz y sin tener nada en el frigo.

El Asador El Molino tiene varios establecimientos (Algete, Rosales, Infanta Mercedes…). Yo estuve en el de Algete y es de los más cómodo. Ningún problema para llegar, ni para aparcar, el restaurante muy amplio y con gente pero sin ningún tipo de agobios (cómo puedes sufrir en sitios como el Salas cualquier domingo. Que sólo llegar a la mesa ya es una aventura). Es de esos salones cálidos en inviernos y frescos en verano que abre el apetito nada más entrar por la puerta.

Y respecto a lo importante, la comida, pues la verdad es que nos gustó mucho. De aperitivo nos pusieron un vaso de caldo que nos sentó genial porque fuimos en uno de esos días de frío polar de este invierno, después seguimos con una ensalada de pimientos asados con ventresca de bonito y anchoas, realmente buena. Además, con el pan con aceite bueno que te ponen, pues entra sola. Y de ahí, al cochinillo asado que sencillamente estaba espectacular. Tierno y jugoso. Bien dorado y acompañado con unas patatas que son de obligado cumplimiento.

De postre pedimos una tarta de queso, tb simple y buena. Lo anterior más cervezas, botella de Tondonia y cafés… pues por unos 35 – 40 € por cabeza. Realmente, nos pareció que mereció mucho la pena. Y de ahí, a vegetar lo que quedaba de domingo!

Programa Comer y Cantar – Abraham García + Carlos Santos

Aquí os dejo un link al podcast del programa Comer y Cantar de RNE. Este programa lo presenta María Torres y se emite los domingos de 13 a 13:30 y cuenta entre sus colaboradores a Abraham García que siempre lleva alguna receta. Escucharle hablar, siempre merece la pena porque se enrolla y se lía como ninguno y no sabes con lo que va a salir. En este programa presenta una receta sencilla de un potaje. El programa consta de dos partes. La primera la dedican a la receta y la segunda a recomendaciones de zonas y restaurantes. En este caso Carlos Salas está en la zona de Guarromán recibiendo la cuchara de palo. Es muy interesante la historia e la zona, cuyos primeros colonos fueron… alemanes!! Además, recomienda un par de restaurantes que habrá que visitar cuando pasemos por la zona. Bueno sin más, os dejo el link al programa.

Restaurante TARTAN – Muy buena comida en algo parecido al Abercrombie

Si os soy sinceros… tenía muy bajas expectativas de este restaurante cuando entré por la puerta. Lo había elegido mi colega Bugui (fiable 100%) pero desde que ví la página web tan currada y los comentarios en google (en los que alguno decía que las raciones eran escasas)… empecé a acordarme de malas experiencias que he tenido en restaurantes de esa zona (por ejemplo Inari) o de restaurantes tipo El Tomaté, que están bien pero que personalmente no son mis preferidos. Pues lo dicho, cuando entramos por la puerta con la fachada tan currada, las macetitas tan bien puestas, los camareros tan fashion con sus pajaritas y uniforme de tartán… me puse a temblar. Pero vamos, cómo veréis a continuación, nada más lejos de la realidad. Y es que el restaurante TARTAN es una gran opción para cenar en pareja o con amigos.

Lo primero es que nos sentaron en una mesa central en la planta de abajo en la que estábamos amplios y muy cómodos (si vais especificad que os sienten ahí), nos pusieron unas buena cerveza y una tapita de sobrasada realmente buena. Cuando nos trajeron la carta… maaadre mía que cantidad de platos. Por favor, reduzcan unos cuantos platos, o hagan una descripción menos detallada, que así una tarda una eternidad y media. Eso sí, con lo chulo que está el sitio… se deberían currar más la presentación de la carta. Creo que por ser originales no han elegido la mejor opción. La que sí que me moló fue la carta de vinos. Sencilla, como debe ser.

De entrantes elegimos las empanadillas y el crujiente de magret de pato crujiente con manzana y queso azul. Las empanadillas estaban buenas pero pueden ser prescindibles, pero el magret estaba EXCELENTE!! La mezcla con la manzana y el queso Stilton quedaba muy bien y la presentación del plato en forma de milhojas de hojaldre estaba muy conseguida.

De segundos seguimos con las buenas sensaciones, probamos el salmón semi-ahumado, el taco de lomo bajo y la panceta marinada con chicharrones. Lo primero es que los tres platos me gustaron muchísimo. El salmón, lo caté menos, pero era una especie de medio sashimi y a Carol le gustó mucho. Además, iba acompañado de guisantes y cubiertos con washabi y con una salsa de soja por lo que te ibas a lo japo y lo japo es el sashimi. Lo que sí que disfruté por igual fue el taco de lomo bajo y la panceta marinada, y no sabría con cual quedarme porque de verdad que estaban realmente buenos. El lomo estaba tierno y muy bueno, pero es que además venía acompañado con un arroz con piñones y bacon y una salsa originaria de un restaurante de suiza (la salsa en su correspondiente recipiente y no por encima del lomo como se ve en la foto). Y por otro lado, la panceta marinada con chicharrones y puré de fabada sinceramente me sorprendió por ser un plato contundente de verdad. Además, diferente, porque no había probado algo parecido ni de lejos… vamos que estaba muy muy bueno y me da ganas de volver mañana. Si te gusta probar cosas nuevas pide la panceta, si eres más clasicote dale al taco de lomo bajo que vas sobre seguro.

Taco de lomo bajo

El vinazo correspondiente fue una botella de L’Equilibrista de 2009 de DO Cataluña. Un pelín afrutado de más para mi gusto pero que entraba genial. La botella nos salió por 19€, 6€ más de su precio en internet (link a vinissimus).

Y de ahí pasamos a los postres. En la carta bíblica que os contaba al principio, venía su correspondiente carta de quesos con un sinfín de referencias. Pedimos que nos pusieran un surtido variado con una copita de vino dulce y… la verdad es que 1) no nos explicaron que queso era cada uno y 2) los quesos estaban buenos pero no había nada sorprendente ni memorable. O sea que creo que es prescindible. Eso sí, el vino dulce no estaba mal bien de precio. También pedimos una tarta de zanahoria qestaba ok.

Lo dicho, un sitio muy bueno y que ha sido una grata sorpresa, sobre todo por los segundos platos. Es una buena elección tanto para cenas en pareja como con amigos y el precio pues ronda entre los 50€… tan a tutiplén cómo os he contado. Merece la pena conocerlo y no te vas a arrepentir.

Shikku Izakaya – restaurante japonés de diseño en Doctor Fleming

Segunda visita en octubre de 2012

Tras la buena experiencia de la primera visita, volvimos a ir pero esta vez a comer en fin de semana. La primera impresión es que el ambiente es muy diferente. Mucho más tranquilo y por lo tanto más cómodo. Nos sentamos en la barra y pudimos disfrutar de los sushimanes casi exclusivamente para nosotros. Así que a disfrutar.

Antes de nada quiero destacar el trato casi inmejorable que siempre hemos tenido en este sitio. En nuestra primera visita ya Hugo nos atendió genial y en esta última, no estaba él, pero más de lo mismo. Por ejemplo, se me ocurrió comentar que a mi mujer le encanta el nabo rallado, en plan para tempura, y no dudaron en servirnos un cuenco de nabo al momento. Un detallazo hombre.

Empezamos con una cerveza y nos sacaron como aperitivo una crema de setas muy buenas.

Crema de setas de aperitivo

La carta es bastante variada y la podéis consultar, con precios incluídos, aquí. Podéis ver que es bastante extensa pero vamos que hay un apartado que es el de Estilo Shikku y es sobre el que hay que centrarse.

Empezamos con un sushi de lubina breaseada con mantequilla de ponzu. Muy bueno.

Sushi de lubina braseada

El siguiente entrante fue el tataki de atún con aguacate y salsa kaba-Yaki. Muy buena presentación y sabroso sabroso.

Tataki de atún

En carta hay algunos niguiris que sorprenden al leerlos. Y el que nos sirvieron a continuación era uno de ellos. Sushi de cortezas de waygu.

Sushi de cortezas de waygu

Tras los primeros entrantes pasamos a un plato más contudente: el Maki Hot de bacalao negro. Los maki hot son makis pero con un poco de tempura, así que están templados. Y el bacalao negro es una de las especialidades de Shikku. Las veces anteriores que he estado allí siempre lo he pedido y la verdad es que si es tu primera visita recomiendo pedir el plato de bacalao negro sin más. Esta vez pedimos el maki hot y la verdad que la pinta es estupenda y el sabor del bacalao negro se hace notar, de forma más atenuada esta claro, pero muy bien acompañado.

Maki hot de bacalao negro

Después del maki hot, nos sacaron unas brochetas de espárragos con atún seco. Era un aperitivo antes del sukiyaki de cordero que fue el plato estrella de la visita.

Espárragos con salsa kaba-yaki y atún seco

Y ya pasamos al sukiyaki. Como ya os decía, este sitio es bastante elegante y no esperéis un sukiyaki tradicional de estos que te ponen la plancha caliente, tu olla, sake y soja y te lo vas haciendo tú, como por ejemplo en Miyama. En este caso ya te lo traen preparado y sólo te tienes que preocupar en disfrutarlo. Muy muy bueno. Sabor contundente buenísimo entre el cordero y las setas, que mayoritariamente eran shiitake. Y como no con su tofu y sus noodels. Riquísimo!!

Sukiyaki de cordero

La verdad es que quedamos más que satisfechos con la cantidad que pedimos y de postre lo mejor era un té verde. Además, en este sitio el té verde es de los buenos y muy recomendables.

Té verde de verdad!

Conclusión, un restaurante japonés muy bueno y donde tienes una amplia oferta de platos especiales que te permiten degustar platos nuevos. Todo de calidad muy buena y servicio estupendo. Gente maja y muy agradable.

Recomendado sobre todo para cenas de amigos o en pareja que le guste la comida japonesa y sobre todo que la valoren, porque el precio no va a ser barato. Y digo cenas porque además cuentan con zona de copas y con un coctelero profesional estupendo. En esta segunda visita, al ser a la hora de la comida no pedimos nada. Pero en nuestra primera visita quedamos encantados.

Primera visita en febrero de 2012

El otro día Carol me dijo que visto en la revista Telva un artículo sobre este sitio y ahí que fuimos a cenar. La verdad es que lo tiene todo para ser un sitio de sablazo. Buena zona, japo bien puesto y en el artículo lo catalogan como “La taberna japonesa más chic de Madrid”. Y la verdad es que después de lo que comimos no me pareció tan caro.

El sitio estaba hasta arriba y nos tuvimos que sentar en la barra. Esto fue toda una suerte porque uno de los sushiman, Hugo creo, es un tío majete de los de verdad, nos dejamos aconsejar al 100% por él y nos atendió genial.

Empezamos con una tira de lubina bastante buena (pero puede ser prescindible) y de ahí pasamos a darnos una primera mano de Niguiris. Todos los niguiris llevan un toque diferente de lo convencional así que merece la pena probarlos. Nos gustaron especialmente el de pez limón, huevo de codorniz, el de tira de asado y el de foei. La foto es del niguiri de pez limón.

De ahí pasamos al plato “franquicia” del sitio que es el bacalao negro. Si vais, este lo tenéis que pedir obligatoriamente.

Por último, nos tomamos una copilla. Carol pidió un cocktel que sirven de gvine con manzana y kiwi que por lo visto ha ganado algún premio que otro.

Lo dicho, que estuvo genial y… que una suerte lo de que te sienten en la barra con un tío tan majo atendiéndote. Carol le preguntó por otros restaurantes japos en Madrid y el tío se sinceró y dijo que como el Naomi… pocos. Volveremos seguro.

Conservas La Fonda del Prado

Hoooola de nuevo. Por variar un poco el tema y no sólo hablar de restaurantes, esta vez os escribo sobre una marca de conservas de las que ayer probamos unas perdices en escabeche realmente buenas. La perdiz estaba tierna y jugosa y el escabeche estaba suave de vinagre y no le quitaba para nada sabor a la perdiz. Además, la lata contiene una perdiz con su escabeche, no trae verduras como otras marcas. Así que es simplemente abrir, dejar reposar un poco el producto y a continuación comerte la perdiz y no parar de echar sopas hasta que se acabe el escabeche.

La empresa conservera se llama La Fonda del Prado y si entráis en la web podéis ver la amplia gama de conservas que tienen y sobre todo que se puede comprar en la web. Eso sí, el precio de la perdiz en escabeche en la web y en el mercado era 1€ de diferencia.

La compramos en la pollería Ángel, que está en el Mercado de Chamartín, cómo podéis ver en el link. Es donde siempre compramos los huevos, que también son espectaculares. Huevos de verdad que casi no me caben en la huevera del frigo.

La verdad es que además de las perdices también tenían otras conservas con muy buena pinta. De escabeches tienen perdiz, faisan, pintada y carrilleras de ternera. Además, tienen otras conservas como pimientos rellenos o alubias con Faisán. En la web tenéis todo bien presentado.

Respecto a restaurantes en los que hemos probado perdices pues nos gustó bastante en Gasset 75 y en Balzac.

Recientemente también hemos probado el faisán en escabeche y en la misma línea que la perdiz. Mucha carne y muy bueno el escabeche. Lo preparamos con unas patatas fritas y para de contar. Y el escabeche sobrante, para aliñar ensaladas.

Entrevista a Iñaki Camba – Placeres mundanos

Gracias a esto de los podcast, el otro día escuche una entrevista bastante curiosa a Iñaki Camba, cocinero de Casa Arce. La verdad que el sitio me lo han recomendado y desde que escuché la entrevista tengo ganas de ir. Por ahora os dejo el link de RNE y a ver si hay suerte y dentro de poco actualizo la entrada.